La valiente muchachada le pasa la brasa a la ministro Garré

En el desgüase institucional vinculado a las Fuerzas Armadas que ocurre desde hace algunos años, la Armada decidió quitarse de encima la formación de la Marina Mercante (un tema realmente estratégico) y que se haga cargo Nilda Garré. A este paso la flota boliviana será un lujo respecto de la argentina.



CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). A más de 3 meses del escandaloso concurso naval para elegir al nuevo director de la Escuela Nacional de Náutica Manuel Belgrano (recordar que el candidato Nº1 tenía una habilitación 'trucha'), luego de más de una docena de impugnaciones y observaciones presentadas por entidades gremiales, centros profesionales y los propios participantes, el director general de Personal Naval, vicealmirante Enrique Olmedo, tomó finalmente una decisión...

Olmedo le giró todas las actuaciones a la subsecretaria de Formación del Ministerio de Defensa, la antropóloga Sabina Frederick, solicitándole que sea ella quien decida sobre la espinosa cuestión.

El análisis del influyente almirante sería muy sencillo: Descubierta la adulteración del legajo de inscripción de uno de los participantes (casualemente, hoy día un funcionario público del Gobierno nacional), y considerando el escaso interés que tienen para la Armada Argentina las escuelas de formación de marinos mercantes, ¿qué mejor que patear la pelota fuera de la cancha naval y dejar que sea Garré quien cargue con el costo politico de los ya inevitables recursos judiciales que se avecinan?

Sabido es, en el ambiente marino, que Garré desea, desde el inicio de su gestión, desprenderse tanto del almirante Jorge Godoy como del vicealmirante Enrique Olmedo, entre otros, pero que la amistad de Olmedo con el ministro Julio De Vido les ha permitido a los del almirantazgo mantenerse en el cargo.

Y esa proeza ocurrió más allá de una docena de escándalos de proporciones que van desde el 'espionaje' en Trelew (Chubut) hasta la adjudicación de la millonaria obra de traslado de las instalaciones de la ex ESMA a Vicente Lopéz -contratación al almirante retirado Basilio Pertiné y su empresa San José, tan famosa en días de Fernando De la Rúa, y sin que esta contara con la habilitación impositiva correspondiente-.

El tema escaló más aún cuando se supo que Pertiné es sindicado por el propio detenido Adolfo Scilingo, quien se reconoció a sí mismo como participante de los vuelos de la muerte.

Considerando que por temas mucho menos escandalosos, en los últimos años el Ejecutivo Nacional removió de sus cargos 2 veces a la cúpula de la Fuerza Aérea (en un caso por la valija con drogas que 2 jóvenes modelos llevaron a España) y que el también allegado al poder -general Roberto Bendini- perdió los favores presidenciales a manos de Garré, la supervivencia de la dupla Godoy-Olmedo (subjefe 'de facto' porque el nominal, vicealmirante Benito Ítalo Rótolo, solamente cumple funciones protocolares tales como su reciente visita a un portaaviones estadounidense), es ya un suceso naval digo de ingresar al libro guiness

Asi las cosas, pocos se atreven a imaginar que el Ministerio de Defensa caiga en la trampa, algunos analistas sostienen que designar a un director de una escuela muy chiquita pero con una irregularidad muy pero muy grande en su legajo y máxime siendo funcionario público K será usado por todo el arco opositor como un bastión del "atropello a las normas" y nadie en Defensa quiere cargar con un costo político por una causa que no vale la pena

Por si faltaba poco, a la judicialización del BCRA de los DNU del Congreso, este oscuro trámite naval terminará llevando a tribunales a la propia Educación.