EL BOOM DE LAS AEROLÍNEAS CHINAS…EN BÚSQUEDA DEL DORADO



Hispaviacion.es - Por Rubén Magán Herrera
Desde la aparición del modelo low cost en el sector de las aerolíneas, allá por los inicios de la década de los setenta (Pacific Western Airlines fue la pionera y posteriormente su heredera Southwest Airlines, EE.UU.), y su desembarco en los principales mercados de la industria aérea, Europa y la región Asia-Pacífico, mucho ha cambiado las condiciones en las que trabajan pilotos y el resto del personal que componen la plantilla de una compañía aérea.

Lejos ya queda, como si de una época remota o casi inexistente se tratase, el momento vivido por muchos profesionales en el que las condiciones de trabajo eran sino ideales, casi, a la vez que justas, en una profesión, la nuestra, que le otorgaba a uno cierto prestigio y reconocimiento social frente a otras profesiones, y en el que las exigencias psicofísicas y de mantenimiento de la aptitud de vuelo tienen poco que ver con otras, sin desmerecer ninguna otra profesión.



Sucesivas crisis económicas, en las últimas décadas, el ataque de las Torres Gemelas, el desplome del precio del petróleo, y la feroz competencia entre las aerolíneas de todo el mundo por dominar sus mercados y no perder clientes, nos han llevado a una situación actual en la que la reestructuración de las grandes compañías aéreas se ha enfocado principalmente en reducir costes operativos, con la creación de filiales low cost, para por un lado combatir contra este nuevo modelo que nació en Estados Unidos y aterrizó con fuerza en Europa de la mano de compañías como Ryanair, Easyjet, Wizz Air, etc…y por otro lado, esa reducción de costes operativos ha afectado de una manera preocupante y podríamos decir, que hasta abusiva, a las condiciones y prestaciones que actualmente pueden disfrutar los pilotos comerciales, y mas concretamente, algunos pilotos en determinadas aerolíneas (regionales, aviación general y algunas grandes aerolíneas auto-denominadas de “clase mundial”).



La presión sobre el colectivo de pilotos lejos de disminuir, ha ido en aumento los últimos años con el cese de operaciones constante de las compañías aéreas más débiles, o por absorción de las más grandes. Recordemos que solo en España han desaparecido no menos de 25 compañías aéreas en los últimos 30 años, ocupando su lugar en nuestros aeropuertos españoles algunas low cost extranjeras que han visto la gran oportunidad de crecimiento en España, un país que en 2015 recibió la visita de 68 millones de turistas, un nuevo máximo histórico.

La consecuencia derivada de este proceso, ha sido que un gran número de profesionales han empezado a mirar a otros mercados, que antaño, no parecían ser tan atractivos cuando el “patio de casa” brillaba con fuerza en pleno auge del sector de la aviación comercial, pero que ahora se vislumbran como la gran oportunidad de recuperar esa calidad de vida perdida, con las prestaciones que realmente merece nuestro colectivo debido al alto rendimiento que las compañías aéreas de hoy, exigen a sus pilotos.

Desde el comienzo de la crisis en España, en 2008, cerca de 2.500.000 españoles, en su mayoría, profesionales altamente cualificados han salido fuera de nuestro país en busca de nuevas oportunidades y mejores condiciones de trabajo. De ellos un gran número han sido pilotos que principalmente han buscado los mercados de Oriente Medio, Asia, y en menor medida Latinoamérica.

CHINA: UN MERCADO EN EXPANSIÓN

En los dos últimos años, el mercado chino se ha posicionado como uno de los que mas profesionales demanda debido al crecimiento acelerado de la industria aérea en el león asiático. Pilotos, personal técnico de mantenimiento, etc…son las profesiones mas demandadas en el sector de las aerolíneas chinas, un mercado que, según los analistas seguirá creciendo durante los próximos 10-15 años.



El boom del transporte aéreo en China se está produciendo fundamentalmente por dos razones:

1º) Actualmente solo el 20% del espacio aéreo chino se utiliza para aviación civil, debido a las restricciones que la aviación militar ejerce sobre ese país. Tanto compañías aéreas locales(China Southern, Air China, China Eastern, etc.)como extranjeras, con acuerdos bilaterales con el gobierno chino, están demandando cada vez más conexiones aéreas entre sus países y China y por lo tanto demandando la liberalización del espacio aéreo que actualmente está expresamente reservado para operaciones militares. (Fuente:Universidad de Aviación Civil de China).

2º) Una cada vez mas númerosa clase media que está migrando de las zonas rurales a las ciudades, con mayor poder adquisitivo y facilidad para viajar. Según un estudio de la prestigiosa Consultora estratégica McKinsey, más de 300 millones de chinos se han movido de las áreas rurales a la ciudad en los últimos 30 años, y otros 350 millones están de camino. Se espera que para el año 2030 dos tercios de la clase media mundial se localice en la región Asia-Pacífico.



Podriamos añadir, de manera adicional, que el gobierno chino está fomentando el desarrollo del ferrocarril, abaratando el precio de los billetes en desplazamientos cortos y medios, lo que está provocando una “guerra comercial” por ganar clientes entre la industria del ferrocarril y la del transporte aéreo.

AEROLÍNEAS CHINAS: CONDICIONES DE TRABAJO

Con este escenario sobre el tapete, es fácil entender, por que se está empezando a producir una fuga de pilotos hacia el mercado chino, donde la necesidad de estos profesionales empieza a ser un problema debido a la falta de mano de obra en el país. Según Boeing, la demanda prevista de nuevos pilotos y técnicos por región para los próximos 20 años es la siguiente:

Asia-Pacífico – 226.000 pilotos y 238.000 técnicos
Europa – 95.000 pilotos y 101.000 técnicos
Norte América – 95.000 pilotos y 113.000 técnicos
América Latina – 47.000 pilotos y 47.000 técnicos
Oriente Próximo – 60.000 pilotos y 66.000 técnicos
África – 18.000 pilotos y 22.000 técnicos
Rusia y la CEI – 17.000 pilotos y 22.000 técnicos

Las condiciones y tipos de contratos que ofrecen las aerolíneas chinas a los pilotos “expat”, son cada vez más atractivas. Hecho que se suma a la posibilidad en muchos casos, de que algunas compañías ofrezcan una base europea para el piloto con un reverse schedule pattern o RSP, a tan solo dos horas de casa. En este tipo de contrato podemos optar por bases como Amsterdam, Londres, Frankfurt, etc…una oferta difícil de rechazar en el actual escenario. Sueldos que oscilan entre $14.000/mes y $25.000/mes se pueden ver a diario en las ofertas que publican los diferentes brokers aéreos que ofrecen sus servicios en la región Asia-Pacífico.


Nuevo aeropuerto internacional de Pekin

En cuanto a las diferentes bases a las que podemos optar en territorio chino si elegimos un contrato commuting o resident, las compañías chinas nos ofrecen la posibilidad de escoger de entre una lista de grandes ciudades, principalmente en la zona sur y este del país, donde se localizan los grandes centros económicos y sociales del país. Hablamos de ciudades como Pekín, la capital del país, Shangai, Tianjing, Cantón y Shenzen, donde las aerolíneas locales fijan sus hubs de operaciones y planifican la conectividad aérea en un país de más de 1300 millones de habitantes.

Acuerdo de Cooperación entre EASA y la CAAC

Las relaciones diplomáticas entre Europa y China, lejos de retroceder, avanzan a pasos agigantados en el actual escenario de crisis mundial, con la firma de acuerdos marco y convenios bilaterales en materia de economía, empresarial, turismo y cultura(España firmó en 2015 durante el viaje de estado del Presidente Rajoy a China, acuerdos bilaterales comerciales por un valor superior a $4000 millones). Uno de los mas importantes y que contribuye positivamente al desarrollo y crecimiento de la aviación comercial entre ambos actores, ha sido la reciente firma del Aviation Partnership Project (APP) firmado entre la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y la Administración de Aviación Civil de China (CAAC).

Dicho acuerdo de cooperación valorado en unos 10 millones de euros se centra principalmente en las áreas de Seguridad, Aeronavegabilidad y Legislación, entre otras cinco áreas más. Uno de los puntos a destacar y en el que se está trabajando junto con organismos de turismo y agencias de viajes tanto españolas como chinas, es en el aumento de la conectividad aérea entre ambos países.

De momento, a Air China, la primera que ya volaba a nuestro país, le siguen Beijing Capital Airlines, con servicio a Madrid desde Hangzhou y Cathay Pacific, que comenzará la ruta Hong Kong-Madrid el próximo 2 de junio.



Las grandes aerolíneas chinas ya han puesto su objetivo en España. Según datos de Turespaña, el organismo nacional de turismo, se prevé que en 2020 lleguen a España 1.000.000 de turistas chinos, un aumento del flujo de viajeros considerable, teniendo en cuenta que en 2015 nuestro país recibió 300.000, del total de 68,1 millones de turistas que nos visitó.

Quizás estemos siendo testigos del renacimiento de la antigua ruta de la seda..”The Silk Road”…, esta vez por aire…

EL BOOM DE LAS AEROLÍNEAS CHINAS...EN BÚSQUEDA DEL DORADO - Información y Noticias de Aviación | Aviación Comercial