La compañía aérea alemana Lufthansa Cargo AG planea usar la ciudad rusa de Krasnoiarsk, en Siberia, como escala en los vuelos entre Europa y Asia, informó hoy Irina Lakusta, portavoz del aeropuerto local.

En lo que va de este mes, la aerolínea alemana ha realizado en plan de prueba seis vuelos de ida y vuelta entre Frankfurt y Tokio, con escala en Krasnoiarsk, y pretende hacer tres más. Representantes de Lufthansa dicen estar contentos tanto con la calidad de la pista de aterrizaje como con el nivel del mantenimiento técnico y la organización del descanso para las tripulaciones, dijo ella.

"A partir de enero próximo, la compañía está dispuesta a volar vía Krasnoiarsk a China, Japón y Corea. Se contempla que habrá 40 vuelos semanales", precisó Lakusta.

La decisión de Lufthansa, según ella, supone un paso importante para transformar a Krasnoiarsk en un importante nudo internacional de transporte.