Moscú, 8 de julio, RIA Novosti. Los altos precios del combustible han obligado a 25 líneas aéreas de distintos países a suspender vuelos en el primer semestre del año, comunicó hoy un portavoz de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

"El encarecimiento del combustible afecta sensiblemente a la industria del transporte aéreo y la misma suerte aguarda a algunas otras compañías aéreas", informó.

Entre las líneas aéreas que han suspendido su labor figuran Cameroon Airlines, la estadounidense Frontier Airlines y la británica Silverjet.

La IATA estima que la situación creada podrá traerle pérdidas de entre 2,3 y 6,1 millones de dólares en 2008.