La mayoría de los aeropuertos brasileños estan en situación crítica por su capacidad

Nombre:  2076846.jpg
Visitas: 116
Tamaño: 10.9 KB

Un estudio hecho el día 15 pasado, apuntó que el 85 % de los 20 principales aeropuertos brasileños están en una situación crítica o preocupante por el exceso de pasajeros, y 12 de ellos operan por encima del límite de su capacidad.

Aviación Digital - El estatal Instituto de Pesquisa Económica Aplicada (IPEA) divulgó que solo los aeropuertos de las ciudades de Porto Alegre (sur), Salvador (nordeste) y Manaus (norte) funcionan en condiciones "adecuadas".
"El crecimiento de la demanda fue muy significativo en los últimos nueve años y la estructura de las terminales aeroportuarias poco se alteró, provocando estrangulamiento en 17 dos 20 mayores aeropuertos", apuntó el informe.
El estudio señala que las inversiones en los aeropuertos del país han sido inferiores a las necesarias y por eso las terminales atienden un número de pasajeros que está por encima de su capacidad total.
Cita como ejemplo el aeropuerto internacional de Sao Paulo, el mayor del país, que tiene capacidad para atender 24,9 millones de pasajeros por año y en el 2011 recibió 30 millones, lo que significa una tasa de ocupación del 121 %.
Lo mismo ocurre en el aeropuerto de Congonhas, también en la ciudad de Sao Paulo, por el que el año pasado circularon 16,8 millones de pasajeros, es decir 4 millones más de lo que le permite su capacidad, lo que significa una ocupación del 141 %.
El estudio fue elaborado en enero pasado, un mes antes de la concesión a administradores privados de los aeropuertos de Brasilia, Sao Paulo y Campinas.
La situación se torna más preocupante con la proximidad del Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, eventos deportivos en los que aumentará considerablemente el flujo de pasajeros en los aeropuertos, cuyas reformas están todavía en fase inicial en la mayoría de ellos, apuntó el IPEA.
La entidad cuestionó también que sólo el 0,7 % del producto interior bruto (PIB) de Brasil es destinado para el sector de transportes.