29/10/2009 | Fuente: AA2000

NUEVO AERP DE SAN LUIS

Aeropuertos Argentina 2000 comenzó las obras de remodelación y ampliación en el Aeropuerto de San Luis con una inversión de 14,5 millones de pesos. Esta obra elevará los estándares de servicios de la terminal al nivel C de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo).

Serán remodelados los 900 metros cuadrados existentes, se ampliará la superficie en 700m2, resultando así una nueva terminal de 1.600m2 totales y totalmente renovada.

El aeropuerto funcionará normalmente durante los diez meses que durarán las obras, que consistirán en la generación de nuevos accesos y egresos con puertas automáticas antipánico y una batería de sanitarios. También tendrá una marquesina destinada al reparo de los pasajeros en el momento de entrada y salida de la terminal ante condiciones climáticas adversas.

Asimismo, la nave principal se despejará completamente obteniendo un hall de mayor amplitud y calidad espacial que facilitará el armado de filas, tanto para el check-in como para el preembarque con el objetivo de mejorar y ordenar la circulación de pasajeros. Los flujos de arribos y partidas estarán separados dentro de la terminal para organizar mejor las operaciones y en la nueva sala de arribos se instalará una nueva cinta carrousell.




Con la remodelación se incorporarán siete mostradores de check-in con nuevas oficinas para las compañías aéreas, un único punto de control fijo de la PSA con máquina de rayos X; una sala de preembarque con una batería de sanitarios completo; una nueva sala VIP con office y baño privado; una sala de retiro de equipajes con sanitarios completos. Además, serán renovadas todas las instalaciones, se instalará aire acondicionado y calefacción.

En cuanto a los exteriores se repavimentará la vialidad de acceso a la terminal y se construirá un estacionamiento para los pasajeros con capacidad para 50 vehículos.

La obra contempla la renovación total de las fachadas del lado tierra construyéndose veredas nuevas y en la fachada de lado aire se emplazarán dos nuevas vialidades de tres metros de ancho para permitir la circulación de los vehículos de carga de equipaje desde y hacia la terminal, facilitando de este modo la operación del aeropuerto.

Se incorporará equipamiento aeroportuario nuevo de última generación y se realizará una señalética corporativa tanto dentro como fuera de la terminal para orientar a los pasajeros y demás usuarios.

Para la realización de estas obras se priorizará el uso de materiales de la zona tales como la piedra San Luis y se buscará que la terminal esté incorporada al paisaje a través de parquizaciones especialmente diseñadas, realizando espejos de agua y materializando espacios completamente vidriados relación directa con el exterior