Ofrece diez lucas por derribar avionetas

“Estos artefactos voladores son nocivos para el pueblo de La Rioja, por eso invito a mis coprovincianos a derribarlos, por ejemplo, con un tiro certero de carabina 22”, aseguró el abogado riojano Carlos Del Moral quien, públicamente, ofreció una recompensa de 10 mil pesos a los que derriben un presunto avión “rompetormentas” que opera en la provincia.

En la zona de los Llanos, en el sudeste del territorio riojano, los pobladores denunciaron la existencia de un supuesto aeroplano que dispone de la tecnología necesaria para evitar que se produzcan tormentas y que llueva, y que además contamina el ambiente con yoduro de plata.

El accionar de este artefacto volador “genera graves inconvenientes en la región, de por sí árida y rocosa”, por lo que Del Moral ofreció a través de una emisora local la tentadora recompensa monetaria para quien logre derribarlo.

La propuesta, que podría ser considerada una incitación al delito, apela a una supuesta “legítima defensa” y a la necesidad de “armarse en defensa propia”. El abogado explicó que con la iniciativa apunta a disuadir a los responsables de ese supuesto vuelo “rompetormentas” y no a que efectivamente sea derribado el avión.

El mito del avión “rompetormentas” reaparece en las noticias por temporadas, cuando algunos pobladores incitan a que se suponga la existencia de vuelos capaces de evitar precipitaciones “sembrando” las nubes con yoduro de plata.

Se trata de una práctica que suele realizarse en algunas provincias argentinas y en otros países para que no caiga granizo, porque el yoduro de plata disuelve el hielo y lo convierte en agua; es decir, no evita la lluvia, sino que la provoca de manera líquida, no en forma de “piedras”.

En noviembre de 2007, los pobladores rurales de la localidad de Olta denunciaron que una tormenta “que parecía descomunal” –según la descripción de los lugareños– se disolvió luego del paso de uno de estos aeroplanos. Según los denunciantes, estas avionetas “pertenecen a compañías aseguradoras de Mendoza y San Juan que tienen la misión de disolver el granizo de las tormentas para evitar daños en los sembradíos”.

“Todos estos pueblos ya se han olvidado de la lluvia y por ende este verano nuevamente va escasear el agua en toda el área de influencia, por eso es necesario investigar estas situaciones irregulares”, afirmó Daniel Urbano Vignolles, vecino de Olta.

Por su parte, la Sociedad Rural de San Luis convocó a sus socios a tomar acciones concretas y directas para tratar de solucionar el problema. “Son muchas las denuncias de productores que afirman la existencia de estas aeronaves, por eso queremos que se nos dé una explicación oficial”, aseguró Guillermo Pagano, titular de la organización ruralista puntana.

AVIONES QUE MODIFICAN EL CLIMA.

El yoduro de plata se esparce por medio de avionetas directamente sobre las nubes, en cartuchos similares a una bomba de estruendo, con el objetivo de derretir el granizo y promover precipitaciones líquidas en las zonas donde se requieren lluvias.

Durante 2004, un grupo de productores mendocinos contrató a la empresa estadounidense Weather Modification que por medio de un compuesto químico a base de yoduro de plata intentó crear “núcleos” en las nubes que permitiesen precipitaciones. “Trajeron 20 cartuchos higroscópicos para producir humedad que fueron dispuestos detrás de las alas de un Piper Cheyenne II buscando que las cápsulas se encendieran en el aire cuando la aeronave atravesara las nubes”, relató un ex empleado de la firma.

Esta experiencia trajo controversias en el medio académico mendocino, ya que algunos especialistas afirmaron que se necesitan años para saber si el sistema causó más precipitaciones que las naturales.

La contracara se vive en La Rioja, donde el intendente de Chepes, Claudio Nicolás Saúl, elaboró un documento donde afirma que el yoduro de plata provoca déficit en las lluvias y contaminación de los acuíferos. “La siembra de yoduro de plata fue descartada en Europa porque afecta el régimen de lluvias”, dijo el funcionario comunal y pidió que se investigara la existencia a los aviones “rompetormentas”.

Fuente: Crítica Digital