Entrevista a Anatoly Isaykin, director general de Rosoboronexport

“Las afirmaciones sobre que el precio de los helicópteros rusos suministrados a Afganistán bajo contrato con Estados Unidos es demasiado alto, son infundadas”



(defensa.com) - La prensa internacional discute activamente noticias en relación a los contratos cerrados por Rosoboronexport con el Departamento de Defensa norteamericano para el suministro de helicópteros Mi-17V-5 a las fuerzas de seguridad afganas. Debates recientes en el Congreso de Estados Unidos demuestran que muchos de sus miembros están al borde de la rebelión contra esas adquisiciones. Anatoly Isaykin habló a la agencia de noticias Interfax-AVN sobre lo que ha provocado tan amarga controversia y por qué la agencia de defensa de esa nación continúa comprando helicópteros rusos, a pesar de la activa oposición de aquellos legisladores.

I-AVN: La prensa estadounidense le culpa de no hablar de la situación de los contraltos firmados con el Departamento de Defensa estadounidense, mantenerse en silencio y ser reacio a hacer comentarios. ¿Es cierto? ¿Qué opina sobre los motivos de la campaña iniciada por los congresistas norteamericanos?

Anatoly Isaykin: La respuesta es más bien simple. Se iniciaron acalorados debates en el Congreso de Estados Unidos por lobbyistas (grupos de presión) defendiendo los intereses de fabricantes norteamericanos, cuyos helicópteros son más caros que los nuestros. A ellos sencillamente no les gusta que el Pentágono comprara helicópteros a Rusia, incluso aunque no fueran para sus propias necesidades, sino para las fuerzas de seguridad afganas. Desearían alterar la situación a favor de compañías estadounidenses. Eso es todo. En cuanto a las acusaciones sobre que guardamos silencio, seguimos la regla de hierro válida para la cooperación militar y técnica con nuestros socios en todas las regiones del mundo: siempre será el país comprador el primero en divulgar información sobre la adquisición de armas y equipamiento militar y ciertos términos de los contratos. Es derecho exclusivo del comprador. Además, actualmente se puede encontrar información sobre el contrato con el Pentágono en Internet, donde se han colgado los correspondientes comunicados de prensa oficiales. Así, el lado ruso no entra en los subsuelos de la información, ni evita los contactos con medios de comunicación. El encuentro con Vd. es una prueba más de ello.

I-AVN: ¿Podría entonces explicar por qué el Pentágono compró helicópteros rusos Mi-17 y no, por ejemplo, “Black Hawk” estadounidenses?

AI: Considero que esta cuestión se debería dirigir mejor a los militares estadounidenses. Como ellos han explicado ya, el Mi-17 es menos caro y más simple de mantener que sus homólogos americanos. Déjeme referirme a una declaración que un representante del Pentágono hizo a la prensa: Habrá una urgente necesidad de dorarse con el Mi-17 en el futuro cercano para un ala aérea creada en Afganistán, ya que este helicóptero es óptimo para llevar a cabo las tareas asignadas a esa unidad. Por otro lado, en opinión de oficiales de alto rango estadounidenses, la adquisición de helicópteros rusos Mi-17 para las fuerzas de seguridad afganas se corresponde con los intereses nacionales de Estados Unidos. Esta adquisición forma parte de un amplio programa de Estados Unidos y de la ISAF (International Security Assistance Forces) diseñado para reforzar las capacidades y potencial de las fuerzas de seguridad nacional afganas. El Pentágono ha declarado repetidamente que los Mi-17 rusos son los más adecuados para las operaciones en Afganistán y los pilotos locales están bien familiarizados con el control de los helicópteros Mil. No hay manera de que serán capaces de dominar rápidamente helicópteros más complejos de Estados Unidos. Por otra parte, las tropas estadounidenses que forman parte de la ISAF están programadas para salir de Afganistán pronto, de acuerdo a reportes de prensa.

I-AVN: Muchos congresistas no están conformes con esos razonamientos. Por otro lado, acusan al lado ruso de sobreprecios en los helicópteros Mi-17, ligando esto a corrupción y dicen que se oponen a que Rosoboronexport se enriquezca con el dinero de los contribuyentes estadounidenses. Además, no les gusta que el Pentágono no haya hecho una licitación para este contrato. ¿Qué puede decirnos sobre esto?

AI: Primero de todo diré que los datos sobre los parámetros de precio sobre esta transacción divulgados por algunos respetables periódicos estadounidenses y congresistas son a menudo incorrectos. Igualmente ocurre con referencias a fuentes no verificadas, cuya competencia en cuestiones de formación de precios de productos para fines militares es inadecuada, por decir lo mínimo. El punto es que, además de la entrega de las aeronaves, los contratos mercantiles también estipulan el suministro de repuestos y de quipos de apoyo en tierra, así como la prestación de apoyo logístico y otros servicios. No está claro como periodistas pueden determinar el precio unitario de un helicóptero sin conocer cómo se ha formado. Sabemos que a veces en los medios de comunicación se compara el costo contractual de los Mi-17 helicópteros suministrados a Afganistán con el presupuesto de programa de compra de una cantidad mucho menor de helicópteros de ataque AH-64D Apache/Longbow estadounidenses, que no son análogos y están diseñados para llevar a cabo diferentes misiones.

En realidad, esas publicaciones son vestigios de la llamada guerra de nervios librada en el mercado de venta de armas. Es también el resultado de las actividades realizadas por los grupos de presión en el Congreso de Estados Unidos. Pero cuando los niveles de precio del helicóptero Mi-17 se comparan con los de sus homólogos, la aeronave rusa se revela con una relación coste-efectividad considerablemente mejor que sus competidores. Se llega a tal conclusión comparando, por ejemplo, el Mi-17 con el UH-60 Black Hawk. El Black Hawk es inferior al Mi-17 en lo que se refiere a capacidad de carga, volumen del compartimento de carga y altitud máxima de vuelo. El Black Hawk lleva dos veces menos de tropas de desembarco que nuestro Mi-17. Pero el precio del helicóptero estadounidense es marcadamente más alto que el del Mi-17V-5. No doy cifras exactas porque los congresistas las conocen bien. Y, a propósito, este capítulo se ha discutido abiertamente en Estados Unidos, aunque no tan francamente. En segundo lugar, Rosoboronexport no se enriquece a costa de los contribuyentes estadounidenses. Comentarios como este no son más que una provocación. Los pagos del contrato firmado con Estados Unidos van a las empresas rusas implicadas en la producción de los helicópteros. Se compone de los salarios de las personas de que desarrollan y fabrican estas aeronaves. Y esto es normal, ¿no?

Comentaré también porque no hubo un concurso. Es verdad: no hubo licitación. Pero este hecho iba a destacar como el acontecimiento más importante en la nueva historia de nuestras relaciones militar-políticas bilaterales. Y le diré porqué: el primer contrato para la entrega a Afganistán de helicópteros de transporte militar Mi-17V-5 se firmó entre JSC Rosoboronexport y el Gobierno de Estados Unidos en mayo de 2011 y era un hito para las autoridades de las dos grandes potencias, Estados Unidos y Rusia, marcando una nueva etapa en las relaciones interestatales. Puede sonar patético, pero difícilmente se puede poner de otra manera: gracias a este contrato las nociones de intereses nacionales comunes, beneficios económicos mutuos y la legitimidad completa de esta transacción interestatal han cobrado una nueva lectura de las relaciones ruso-estadounidenses. Estos son símbolos de una verdadera política destinada a resolver el problema internacional común relacionado con la situación en Afganistán. Muchos congresistas ven esto perfectamente bien. Pero, por algunas razones, se habla de cosas de las que ellos mismos parecen no estar tan seguros.

I-AVN: ¿Qué puede decirnos de las negociaciones con los americanos?

AI: Primero debo precisar que durante todas las conversaciones entre las delegaciones rusa y americana estuvieron representantes del Servicio Federal para la cooperación militar-técnica y el Ministerio de Defensa de Rusia, del Departamento de Defensa y del Gobierno de Estados Unidos. Su participación constantemente subrayó la importancia de este proyecto para ambas partes. En esas conversaciones los parte estadounidenses se mostraron como excelentes negociadores, tenaces y expertos del nivel más alto bien preparados. Cada reunión que hubo fue muy interesante. Demostraron ser excelentes individuos y oficiales extremadamente competentes, que conocían bien no sólo, por así decirlo, el hardware, sino también el valor del dinero y cómo negociar cada centavo. Fue un placer trabajar con ellos desde todos los puntos de vista, incluyendo el puramente profesional. En particular, los americanos estudiaron meticulosamente todos los capítulos de la formación precio sin excepciones, y descompusieron su estructura para cada helicóptero. Discutimos absolutamente todos los parámetros que afectan al coste de cada helicóptero: su producción, seguro, mantenimiento, entrega, entrenamiento de personal, instalación de equipamiento occidental adicional requerido por las tripulaciones afganas, así como otros muchos puntos.

I-AVN: ¿Por qué el Pentágono se dirigió a Rosoboronexport, si previamente había comprador helicópteros Mil de otros proveedores?

AI: Todo es sencillo: el contrato firmado en 2011 entre Rosoboronexport, la única empresa internacional de Comercio de armas rusa calificada para exportar material de uso militar, y el Gobierno de Estados Unidos, que está siendo ahora implementado satisfactoria y de forma absolutamente legal, no deja oportunidades para retornar a vías no oficiales de compra de helicópteros de tipo Mil por empresas estadounidenses, practicadas antes del 26 de mayo de 2011. Debemos hacer notar que esta vía elegida por los americanos era la única correcta. Esto es cómo debería hacerse la cooperación militar técnica intergubernamental. El contrato en efecto con Estados Unidos se caracteriza por una aproximación civilizada a las ventas militares, así como por la estricta observación de las obligaciones contractuales asumidas y las legislaciones de los ambos países. Previamente, es decir, antes del 26 de mayo de 2011, algunas compañías sin escrúpulos compraron helicópteros civiles a firmas desconocidas, vía cadenas de intermediarios, y entonces los modernizaron en algún sitio de terceros países. Sólo después de esa alegada modernización, los helicópteros se entregaron a sus usuarios finales. Es difícil decir cuánto cuestan al final, pero, después de todo, no es muy importante. Lo transcendente aquí es que esas aeronaves no estaban certificadas y que no recomendaría volar en ellos. Y todavía más, no recomendaría emplearlos en la lucha contra terroristas. Ahora todo está claro, transparente y predecible: las compras de Estados Unidos en Rusia son de productos de alta calidad, los helicópteros de transporte militar Mi-17V-5, los más confiables en el mundo y certificados de acuerdo a todas las reglas de los mercados internacionales de armas. Esto indudablemente proporciona beneficios directos a una serie de plantas de producción: la de helicópteros de Kazan, así como la de Moscú, que desarrolla los helicópteros de tipo Mil, que recibirán dinero sólido bajo los contratos de Estados Unidos.

I-AVN: ¿Cuál es el precio real de un helicóptero Mi-17?

AI: La respuesta a esta cuestión es de la competencia del lado estadounidense. Sólo puedo decir que el Pentágono los compra con un precio muy bueno y ventajoso. Y todas las alegaciones sobre que el precio de los helicópteros rusos es demasiado alto son infundadas. Es una desinformación que más que probablemente está patrocinada, como dije antes, por otras compañías de helicópteros, que desean suministrar sus productos a Afganistán. Tales alegaciones son signos de primera clase de competencia desleal. A ese tipo de argumentos, si es que se les puede llamar así, recurren aquellos que no tienen otros sólidos, lógicos y justificados por los hechos.

I-AVN: ¿Cuántos helicópteros se están suministrando mediante los contratos con Estados Unidos?

AI: Tras la finalización satisfactoria del primer contrato firmado con el Pentágono en mayo de 2011 para la entrega de 21 helicópteros de transporte militar Mi-17V-5, el Gobierno de Estados Unidos y Rosoboronexport en 2012-13 firmaron adicionalmente cierto número de acuerdos para el suministro de otros 42 helicópteros. La entrega de estos comenzará a finales de agosto de 2013 y se completará en 2014. Estos contraltos estipulan que los sistemas de helicópteros se suministrarán en la configuración de transporte militar con casi una docena de items de equipos avanzados occidentales de radionavegación integrados a bordo.

I-AVN: ¿A qué equipos se refiere?

AI: Hablo de equipamiento militar especial hecho en cierto número de países occidentales y por esa razón hasta entonces estaba prohibida su importación en la Federación Rusa. Hemos tenido que realizar grandes volúmenes de trabajos legales para obtener las aprobaciones a todos los niveles posibles para importar estos items especiales en Rusia. Pero no puedo divulgar más detalles técnicos ni matices, pues se trata de secretos comerciales. Sólo puedo añadir que durante la implementación de nuestras obligaciones contractuales hemos practicado una aproximación integrada y efectuado suministros directos de helicópteros de transporte militar multifuncionales rusos dotados con aviónica hecha en el extranjero en la planta de producción, en interés del Departamento de Defensa de Estados Unidos. Esto es una característica muy importante, y probablemente la principal, de este contrato. El contrato también se ha distinguido por el hecho que, tras examiner los procedimientos de confirmación de aeronavegabilidad efectivos en Rusia para los helicópteros Mi-17V-5, los especialistas estadounidenses otorgaron al Ministerio de Defensa ruso en Huntsville (Estados Unidos) un certificado para la aceptación de la garantía de aeronavegabilidad y los procedimientos de mantenimiento con respecto a la tecnología del helicóptero. Estará de acuerdo que esto también significa mucho.

I-AVN: ¿Qué misiles deberán llevar a cabo estos helicópteros en Afganistán, según el usuario?

AI: Tácticamente, hay abundantes misiones, pero hay solo una estratégica: ayudar al pueblo afgano a vivir en paz. Brevemente puedo decir que los helicópteros de transporte militar del tipo Mi-17 rusos son capaces de llevar a cabo misiones de combate y humanitarias, de día y noche, con buenas y adversas condiciones meteorológicas y, si es necesario, lanzar todas las armas disponibles. En general, estos nuevos helicópteros pueden ser correctamente considerados como uno de los símbolos de la industria de helicópteros doméstica. Muchos especialistas en diferentes países reconocen que estos helicópteros son los mejores en su clase, siendo satisfactoriamente operados en más de 70 países en diferentes zonas climáticas. Es también del conocimiento común que los Mi-17 combinan eficientemente avanzadas tecnologías inventadas por diseñadores rusos con amplia experiencia operacional obtenida por sus predecesores en guerras, conflictos locales y operaciones de mantenimiento de la paz. Los helicópteros Mi-17 han heredado características únicas de supervivencia de sus predecesores, que participaron en casi todos los conflictos en la segunda mitad del Siglo XX. Los helicópteros soviéticos se comportaron bien igualmente en Afganistán, donde circulan leyendas sobre su fiabilidad y robustez…

Así que me gustaría enfatizar que el helicóptero Mi-17 no tiene rivales en relación a coste-efectividad. Primero, los helicópteros rusos tienen un precio mucho menor que sus homólogos. Segundo, las capacidades de los Mi-17 los hacen ideales en las Operaciones en las condiciones más complejas de Afganistán. Tercero, está probado que es mucho más fácil entrenar a las tripulaciones afganas en los Mi-17, mantenerlos y así sucesivamente. Por lo tanto, resumiendo la situación, debo decir que la conclusión del contrato de Mi-17 fue la decisión más pragmática, balanceada y la única correcta tomada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y una clara prueba del hecho que nuestros países pueden cooperar para solventar problemas globales, dejando de lado los prejuicios de la Guerra Fría. De hecho, Rusia y Estados Unidos tienen pocos proyectos bilaterales de tal magnitud. Y nadie sabe cuántos proyectos de este tipo habrá en el futuro. Deberíamos de valor mucho un nivel de confianza sin precedentes logrado durante la implementación del contrato de helicópteros.

I-AVN: ¿Quién mantendrá los helicópteros comprados por el Pentágono en Afganistán?

AI: Actualmente la parte rusa ha enviado a la base de la ISAF de Kabul un grupo de especialistas de la factoría de producción de helicópteros para cumplir con las obligaciones de garantía. Subsecuentemente, los helicópteros serán servidos por técnicos afganos. Debería añadir que los especialistas afganos estarán plenamente entrenados con el tiempo, cuando los helicópteros contratados hayan sido entregados. El proceso de entrenamiento está planeado para que las aeronaves no estén paradas en las pistas, sino que vuelen inmediatamente después de su llegada a Afganistán. Tanto más cuando oficiales del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que atendieron a clases en Novosibirsk, valoraron la alta calidad de los especialistas afganos entrenados en Rusia. Estoy absolutamente convencido que una vez que termine el programa de entrenamiento de tres a cuatro meses en Rusia, los especialistas afganos serán capaces de realizar todos los trabajos que se les requiera y los llevarán a cabo eficientemente. No tengo dudas que todos los helicópteros Mi-17V-5 suministrados a Afganistán serán servidos a tiempo y de acuerdo con todos los requerimientos operacionales. Se también con certeza que los helicópteros Mil volarán durante muchos años en los cielos afganos, ayudando a su gente a solventar difíciles problemas y restaurar la vida en paz en el país. Bueno, esto es lo en lo que dos socios estratégicos, Rusia y Estados Unidos, se esfuerzan. Así que, volviendo al punto de partida de nuestra conversación, si algunos en Estados Unidos no están contentos con este contrato intergubernamental de beneficio mutuo, que demuestra el interés de Estados Unidos en tecnologías rusas para Afganistán y, en general, en la cooperación con Rusia en Afganistán, eso ya no es nuestro problema.

Defensa. com - Agencia Interfax

Entrevista a Anatoly Isaykin, director general de Rosoboronexport