México tendrá su primera compañía ensambladora de aviones



Flying Spirit Aircraft tuvo conocimiento de que el número de personas dispuestas a adquirir aviones era mayor si el aeroplano estaba listo para volar, es decir, que la empresa ensamblara el avión en su totalidad

El presidente de la empresa, Flying Spirit Aircraft, informó que dicha compañía mexicana recibió la autorización de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) para comercializar aviones construidos en su totalidad, convirtiéndola en la primera firma nacional con esta posibilidad.

Escutia explicó que el pasado 21 de abril la firma mexicana adquirió la certificación para ensamblar el modelo de Avión ligero Sport 2SE, el cual perteneció en un inicio a la empresa estadounidense Quicksilver Aircraft, fundada en 1971, y que en 2012 se concretó la transacción, sin embargó, indicó que para ese entonces Flying Spirit Aircraft sólo tenía la autorización para construir el 49% de la aeronave y que el resto debía ser construido por el comprador.

Luego de realizar un estudio de mercado, la compañía mexicana tuvo conocimiento de que el número de personas dispuestas a adquirir aviones era mayor si el aeroplano estaba listo para volar, es decir, que la empresa ensamblara el avión en su totalidad, señaló el presidente.

Detalló que para logar la aprobación de la FAA tuvieron que pasar unos 15 meses, en los cuales la empresa se dedicó a reforzar el diseño de la aeronave, así como de la planta manufacturera, la cual se ubica en Temecula, California, todo con el apoyo de cinco ingenieros mexicanos expertos en aeronáutica y una compañía de ingeniería estadounidense.

Flying Spirit Aircraft realizará otro estudio de mercado con el fin de averiguar el número de aviones que podrá colocar en el mercado, ya que estos se ensamblan sobre pedido para escuelas de aviación o para fines recreativos, apuntó Escutia, al tiempo que reveló la intención de la firma de obtener el permiso de iniciar el ensamble, a finales de este año o a principios del 2015, de su modelo de avión con cabina cerrada, el GT 500, cuya complejidad es mayor.

A mediano plazo, la compañía tiene varios planes, como dar el salto hacia otros mercados, como el de aeronaves de fumigación y para mapeo, así como trasladar sus operaciones a México.

La ventaja, explicó su presidente, es que los costos son menores que en EU.

Entre las opciones que analizan, están Chihuahua, Nuevo León y Querétaro, donde ya existen clusters aeronáuticos que podrían facilitar su operación, pero también Jalisco, donde se fundó la compañía.

http://economia.terra.com.mx/empresa...ceb0aRCRD.html