Aviación naval rusa para el 2016


Nuevos Su-30SM de la Armada rusa (con la cruz de San Andres)

La reanudación de distintos conflictos que se están produciendo en el mundo y el distanciamiento de algunos países parecen querer volver a retrotraernos a los años 60 y 70:
En este sentido Rusia lleva ya varios años intentando volver a recuperar parte de su peso militar en el ámbito mundial y por eso desde hace varios años está empeñada en una importante modernización de todas sus estructuras militares…
Como no podía ser de otra manera, la Armada y su aviación naval también comienza a recibir una importante atención por su componente estratégico y la presencia de Rusia mas allá de sus fronteras….
De acuerdo con las últimas noticias difundidas, el mando supremo de la Armada de Rusia decidió reorganizar y reasignar con nuevas unidades de la aviación a distintos Distritos (flotas), variando el eje de importancia y atención, de acuerdo a las nuevas necesidades estratégicas del país
La más importante fue la del Distrito Militar Occidental, estacionadas en el territorio de la región de Kaliningrado, sede de la la flota del Báltico.
El componente de caza y ataque de Regimiento Naval de Kaliningrado, que se basa en cazas Su-27SM y bombarderos de primera línea Su-24M, tendrá su base principal de operaciones en el aeropuerto de la ciudad de Chernyakhovsk, sede también del segundo regimiento de aviones de transporte y helicópteros. Escuadrones que se reubicarán en el aeropuerto militar de Khabarovsk .
Para remontarnos al inicio de esta nueva estructura organizativa, debemos remontarnos al 2011 (1 de Abril de 2011) en la que parte significativa de la flota de aviones de la Armada de Rusia fue transferido a la Fuerza Aérea.



La Armada siempre ambicionó poseer en su propia flota de la aviación de combate Su-27 e interceptores MiG-31 de largo alcance, dado los pocos cazas Su-33 a bordo de un único portaaviones y no solo quedar limitada a bombarderos supersónicos Tu-22M3, además de una parte significativa de los aviones de ataque Sukhoi Su-24M, además de la aviación naval anti-submarina IL-38 y Tu-142, todos aviones con base en tierra, con la sola excepción de una docena de hidroaviones Be-12 y los correspondientes helicópteros Ka-27 embarcados.
En el momento del colapso de la Unión Soviética en 1991, la aviación naval de la marina de guerra soviética llegó a tener 1700 aviones, incluyendo 372 bombarderos de largo alcance, equipados con misiles de crucero antibuque y 455 helicópteros.
Como resultado de las "reformas" en la Armada, alrededor de 25 Il-38 y 15 Tu-142 en la Flota del Norte fueron retiradas.
La Flota del Báltico perdió todos los cazas de combate. La Flota del Mar Negro en el fondo mantuvo una posición relativamente algo mejor.
Además de los obsoletos hidroaviones Be-12, había conservado 43th regimiento de Asalto de la marina con 18 Sukhoi Su-24, con base en el aeropuerto "guardias" en Crimea. Y el componente de bombarderos de largo alcance Tu-22M3M armados con los más poderosos misiles anti-buque Kh-22M "tempestad".



Como se sabe, la Armada de Rusia en las últimas dos décadas ha pasado por tiempos difíciles. Junto con una flota llevando perdido mas del 50% de su aviación.
Pero la decisión del Ministerio de Defensa de 2011 puso fin a esta indecisión y decidió un ambicioso plan de re equipamiento .
Bastante rápidamente, incorporó o transfirió mas bombarderos de largo alcance que eran más propensos para patrullar sobre el mar, por lo que se fueron incorporando durante este periodo, aproximadamente 40 Tu-22M3 armados con misiles supersónicos de largo alcance Kh-22M con un rango de hasta 400 km y una ojiva de 930 kilos capaz de hundir un portaaviones.
El año pasado, se informó que el Ministerio de Defensa de Rusia tiene la idea bastante avanzada de incorporar una nueva generación de MiG-31BM, para tener un mayor control del espacio aéreo sobre el Ártico, ya que estos combatientes están aptos para ser incorporados y casi ninguno se requiere reconstrucción… El único problema complejo es más o menos adecuar la pista de aterrizaje en el archipiélago.



En septiembre del año pasado “Gidroaviasalon Gelendzhik” se afirmó un contrato de suministro al Ministerio de Defensa de la Federación Rusa de ocho (8) nuevos aviones anfibios Beriev Be-200. La primera máquina se entregó en 2014 y los últimos llegarán en 2016. Cuatro de ellos son de la variante es el Be-200ES de búsqueda y rescate, las dos siguientes corresponden a la lucha antisubmarina ASW (Be-200ASW) y dos máquinas restantes estarán diseñados para realizar tareas especiales no rebeladas a la prensa (¿¿¿??? se supone de inteligencia) .

Sin embargo que en diciembre del año pasado se supo que la Armada de Rusia se ha negado a financiar el desarrollo del prometedor hidroavión anti-anfibio A-42 de largo alcance.
De acuerdo con los aviadores navales, la velocidad operativa de amerizaje es demasiado grande, por lo que la probabilidad o riesgo de golpe o impacto contra olas es muy grande. Además, dicen, consume una gran cantidad de combustible y es de mantenimiento caro. Sin embargo, lleva un año sin una sola prueba prevista de volar A-42 cuando aún no han finalizado las pruebas, por lo tanto es prematuro hacer análisis sobre la base de los cuales provienen de los comentarios negativos sobre el hidroavión.
Pero el excesivo tiempo transcurrido desde el primer vuelo (diciembre de 1986) hasta la certificación final (2001) atentó contra el futuro del A-42, y un tiempo primordial para mejorar a su oponente, el Tu-214P con nuevos motores PS-90A, y que ya están listos para reemplazar a los veteranos Il-38 y Tu-142. Ya desde 1998, el Ministerio de Defensa había aprobado un proyecto alternativo para la marina basado en aviones Tu-204, base actual del Tu-214P y ese mismo año se comenzó a trabajar con primeros ensayos en Tupolev. Luego, debido a la falta de fondos se congeló el programa y se decidió continuar y terminar de certificar el Beriev Be-42.



Sin embargo los empleados de la empresa "Tupolev" por propia cuenta e iniciativa y en cooperación con los principales contratistas, continuaron trabajando en forma privada en el avión hasta llegar al avión actual… Por ahora y de cualquier manera, no hay una urgencia en incorporar las nuevas máquinas de Tupolev, debido a la reciente modernización de las aeronaves IL-38 en Il-38N, en las que acaban de incorporar nuevos equipos con el sistema de búsqueda y avistamiento "Novella". Puede ser utilizado para detectar objetivos aéreos a distancias de hasta 90 km, y de superficie hasta 320 km. El sistema complementario integrado “Complex” mantiene simultáneamente el control de objetivos bajo el agua hasta 32 kilómetros, por encima del agua, y en las profundidades. El modo de búsqueda submarina, que produce gracias a una variedad de ordenadores, que simultáneamente pueden realizar 3,3 millones de operaciones por segundo. Además, el “Novella" tiene integrado un sistema de control y orientación de armas.
Su capacidad para portar armas es de 8.400 kilos en sus dos bodegas y entre sus armas mas poderosas cuenta con misiles 4 Kh-35U antinaval o 4 ASW APR-2 antisubmarino, torpedos, cargas de profundidad, etc….
El complejo Novella desarrollado por EMZ Myasishcheva, comenzó su desarrollo en la década de los 90 y partir del 2002 ya estaba listo para ser integrado en los B2-42, Y justamente su banco de pruebas fueron dos Il-38 para la Marina, denominados Il-38N.
La modernización de los IL-38 continúa en virtud del contrato firmado en 2010.

Pero otro tema que se sigue con atención es la incorporación de nuevos aviones de combate para reemplazar al obsoleto Su-24 de la mejor manera adecuada… Y las últimas noticias nos indican que ya se trabaja en los nuevos Sukhoi Su-34, que ellos llaman “complejos multifuncionales de aviación”. Ahora que la producción para las necesidades de la Fuerza Aérea parece haber llegado a un equilibrio, con un total ordenado de 124 máquinas, de las cuales 27 son ahora acondicionadas para las necesidades de la marina provisoriamente. Estos aviones demostraron que con su capacidad de hasta 8 toneladas de carga útil se demuestran suficientes para las necesidades navales, ya que hasta ahora sólo en la Fuerza Aérea de Rusia había utilizado toda la gama de armas de precisión de la aviación.



El Su-34 es ideal para la aviación naval, no hay que olvidar que la versión original tenía previsto producir el Su-32FN - creado especialmente para la acción en el mar.
El avión está literalmente completo de una amplia variedad de ayudas a la navegación, equipos de detección de blancos aéreos, marítimos y terrestres, orientación sobre sus armas en el reconocimiento, la cartografía, la interferencia y la información de inteligencia activa y pasiva, la transferencia de datos seguros en tiempo real, sistemas automatizados por armas aerotransportadas complejas capaces de aplicar los ataques preventivos contra cualquier objetivo, incluyendo de pequeño tamaño, luchar con éxito con los aviones más modernas y lograr la superioridad aérea, guerra contra aviones electrónico, alerta temprana y control aerotransportado, puesto de mando en el aire, para suprimir las defensas aéreas enemigas y atacar a su marina y terrestre objetos sin entrar en la zona de defensa aérea. C
Capaz de transportar una gran variedad de armamento, misiles, cohetes, torpedos, cargas de profundidad, bombas guiadas, colocadas en sus 12 puntos de anclaje. Y entre otras cosas, incluye seis variantes distintas de misiles "aire-superficie" del X-31 (Kh), así como versión supersónica del misil 3M-80EA , versión antibuque del misil "Mosquito" Kh-41 - con un alcance de entre 250 km y 300 kilómetros y con ojiva de alto poder explosivo, capaz de destruir o deshabilitar cualquier buques de guerra, incluido los portaaviones.
En aguas costeras relativamente poco profundas los Su-34 ponen de manifiesto su infalible sistema de búsqueda y detección de naves sumergidas especializado en llevar a cabo las tareas de guerra antisubmarina.
Los bombarderos Su-34 es el más adecuado para el despliegue sobre los mares polares y el teatro del Pacífico, pero una zona de protección cercana al mar la pueden asumir cazas Su y MiG, por eso desde el 2011 había información sobre la orden inminente de incorporación de 12 Su-30SM (versión similar a la de exportación del Su-30MKI producido por la Corporación "Irkut") para reemplazar los obsoletos bombarderos Su-24 en la flota del Mar Negro que no cumplían adecuadamente las tareas de vigilancia y defensa aérea. Sin embargo, no se recibieron estos aviones hasta mediados de 2014.
El Su-30SM son aviones que pueden también cumplir tareas navales ya que pueden utilizar en las batallas en el mar misiles anti-buque Kh-31A, al igual que la tiene el Su-35 y con idéntico motor y su empuje vectorial variable. Su peso total al despegue aumentó a 34000 kg. Pero el peso "extra" no se ha demostrado perjudicial. A la reserva de combustible en los tanques internos le fue agregada 800 kg y se llegó a 10250 kg de capacidad interna, lo que le permite patrullar áreas de más de 4.000 kilómetros, paro aún así tiene la capacidad de reaprovisionarse en vuelo o utilizar depósitos externos.
Gracias a un radar multi-modo de nueva generación idéntico al Su-35 es capaz de batir todo tipo de objetivo "de combate" a una distancia de 180 km, y en el mar hasta 300 km gracias a sus armas de gran alcance. Este radar con un alcance de 350 kilómetros puede seguir automáticamente hasta 20 objetivos y le permite en múltiples canales disparar simultáneamente contra 8 de ellos.



En cuanto al avión de combate embarcado, este año comenzarán a llegar los MiG-29K y MiG-29KUB.
La principal arma anti-buque embarcada también capaz de portar misiles Kh-31ª. Misil que está diseñado para destruir todas las clases de buques de superficie incluyendo destructores de gran tamaño y en condiciones meteorológicas adversas o simples, tanto de día o noche…
El Kh-31A “Kripton” es un misil antibuque de 600 kilos de peso, con una ojiva de 98 kilos de peso y que desarrolla una velocidad de 3.5 a 4 mach dependiendo de las condiciones ambientales.
El Mig-29K es un avión multipropósito de clase más ligera para las operaciones en la zona costera y para ser incluido en operaciones conjuntas a la Fuerza Aérea de los cazas MiG-35 y MiG-35D (doble). Aunque su autonomía de vuelo sin recarga de combustible, es menor y de aproximadamente de 1650 a 1800 km dependiendo de la altitud y del tipo de misión.
El año pasado se adjudicó un contrato para el suministro de 20 MiG-29K y 4 MiG-29KUB embarcados que pretende sustituir al Su-33 en el portaaviones "Almirante Kuznetsov".