Sikorsky y ASESA (Aeroservicios Especializados, S.A. de C.V.) han firmado un acuerdo para el apoyo de la flota de helicópteros Sikorsky UH-60 de México.






Sikorsky monta el Black Hawk en Polonia, pero en el futuro podría hacerlo en México.

Desde mediados de los años noventa, tanto la Fuerza Aérea, como la Marina y la Policía Federal de México han incorporado 21 helicópteros Sikorsky UH-60L y UH-60M Black Hawk, 15 de ellos desde 2007, y al menos dos más se entregarán en 2012 para la Policía Federal, y en septiembre de 2011 el Estado de Jalisco adquirió un S-70i, la más nueva versión civil del Black Hawk.

Ante el incremento de esta flota, usada en gran medida para la lucha contra el narcotráfico, Sikorsky y Aeroservicios Especializados, S.A. de C.V. (ASESA) han firmado un acuerdo de intenciones para analizar futuras oportunidades de negocio conjunto en México. Concretamente la posibilidad de montar y de realizar todo tipo de mantenimiento programado o no, en estos helicópteros.

ASESA, fundada en 1977 es una de las mayores empresas de helicópteros en México y Sudamérica, operando principalmente en el sector de la industria del petróleo y el gas, y con PEMEX, la empresa petrolera de México, como uno de sus mayores clientes.

ASESA cuenta con tres bases de mantenimiento en México: Monterrey, Ciudad de México y Ciudad del Carmen

Flynews