Nace “Airbus Group”, adiós a EADS

Nombre:  untitled.png
Visitas: 2655
Tamaño: 65.6 KB



Los cambios estructurales de EADS han superado, con creces, las especulaciones recogidas en los medios en los últimos días. El comunicado de Tom Enders, CEO de EADS, a sus empleados, pormenoriza y justifica unos cambios de enorme calado, desde el propio nombre del Grupo, que pasa a ser ‘Airbus Group’, desapareciendo la marca EADS, a la creación de nuevas divisiones. El hasta ahora CEO de Cassidian, Bernhard Gerwert, estará al frente de la división de defensa, Defence & Space, que agrupará a Cassidian, Astrium y Airbus Military. Reproducimos a continuación el texto íntegro del comunicado de Enders.



“Estimadas y estimados colegas:

Tras pormenorizados debates durante los últimos meses en el Comité Ejecutivo del Grupo y en el Consejo de Administración, la Evaluación Estratégica ha llegado ahora a una conclusión. Como era de esperar, existen elementos de continuidad con el plan ‘Vision 2020’, pero hay también otros nuevos en los que, precisamente, me centraré en esta misiva. De cualquier manera, no duden de que tras las vacaciones de verano retomaremos los resultados de esta evaluación, de forma más amplia y en diversos foros.

Permítanme resumir nuestras conclusiones en unas pocas frases: el núcleo y la identidad esencial de nuestro Grupo seguirán siendo la aeronáutica y el espacio, que suman más del 95% de nuestras actividades. Airbus, por sí sola, representa casi el 70% de nuestros ingresos. Digámoslo a modo de eslogan: hacemos que las cosas vuelen, ya se trate de aeronaves de alas fijas y rotatorias, de lanzaderas, de misiles, de satélites, tanto en aplicaciones comerciales como de defensa, y abarcando tanto productos ‘puros y duros’ como sus servicios anexos.

Ya no nos esforzaremos en ‘equilibrar’ Airbus y el segmento de actividades comerciales con el sector de defensa. En su lugar, asumimos la fuerza que Airbus aporta a nuestro Grupo y nos enorgullecemos de su éxito. Airbus es y sigue siendo el motor de crecimiento por excelencia del Grupo, nuestro buque insignia a nivel internacional, sin discusión alguna. Al mismo tiempo, nos sentimos orgullosos de ser una de las entidades más importantes del mundo en el sector espacial y de defensa. Queremos ampliar y reforzar ese aspecto, mejorar nuestra competitividad y, allí donde sea posible, hacer que nuestro negocio crezca.

Las decisiones que el Consejo tomó ayer atañen especialmente a la estructura y organización de nuestro Grupo, así como a la marca y el nombre de la empresa. En cuanto a nuestra estructura/organización: Nuestro enfoque ha partido de la constatación de que los presupuestos de nuestros tradicionales clientes institucionales y de defensa –especialmente los de nuestros ‘países sede’– están en recesión o estancados, y estimamos que será así al menos durante lo que queda de esta década.

Asimismo, eso significa que no debemos esperar que vea la luz ningún gran proyecto europeo del tipo del A400M o del Eurofighter durante, al menos, los próximos 10 a 15 años. Y como ya sabemos todos, la exportación a los mercados en crecimiento no es una solución ni fácil ni rápida.

La segunda observación que hemos tenido en cuenta es que nuestra actividad de defensa se encuentra en este momento fragmentada y dispersa por las cuatro Divisiones, lo cual no es precisamente una estructura adecuada en términos de eficiencia, costes o competitividad. De ahí la conclusión de la necesidad de una consolidación interna como condición imprescindible para una mejor competitividad, rentabilidad y crecimiento futuro.

Ayer el Consejo aprobó nuestra propuesta de combinar Airbus Military, Astrium y Cassidian en una División –Defence & Space– con ventas de aproximadamente 14.000 millones de euros y una plantilla de unas 45.000 personas. En cuanto a los requisitos legales debemos dejar claro lo siguiente: en este momento, la decisión del Consejo todavía ha de traducirse en una planificación concreta por parte de la directiva Ejecutiva, lo cual es, a su vez, la base para la información, consulta y negociación con nuestros agentes sociales.

Sólo a través de este procedimiento se podrá traducir la decisión del Consejo en la puesta en práctica de nuestros planes de reorganización. ¿Por qué queremos pues integrar Astrium en las actividades de defensa? Porque existen considerables sinergias –y solapamientos– en las áreas de soluciones de comunicación y servicios, vigilancia y observación de la Tierra, sistemas de seguridad y suministro de equipo de Astrium y de Cassidian.

Además, la tecnología de lanzaderas de Astrium supondrá una aportación clave a los misiles y productos a reacción de nuestra futura cartera de defensa. Debido a estas obvias sinergias, junto a las ventajas que supone hacer una aproximación conjunta al mercado, Astrium y Cassidian han intensificado su coordinación en los últimos años. Así que ahora ya estamos listos para dar un paso decisivo hacia delante.

Una segunda cuestión que con seguridad se plantearán no pocos colegas españoles es: ‘¿por qué Airbus Military?’ ‘Tom, ¿acaso no nos integró usted en Airbus a nosotros, la antigua MTAD, hace sólo unos años?’ ‘¿Qué es lo que ha cambiado desde entonces?’

La creación de Airbus Military, a decir verdad, tenía un solo motivo: reencauzar el programa A400M, lo cual precisó de un extenso apoyo técnico y de gestión por parte de Airbus. Funcionó bien. Sin embargo, ahora que ya hemos dejado atrás la principal fase de desarrollo del programa y que ha comenzado la fase de fabricación en serie, se vuelven cada vez más importantes la interfaz con Cassidian en el ámbito de sistemas militares, su introducción y maduración paso a paso, y el apoyo al producto. Como es lógico, debemos poner gran cuidado en que el traspaso de Airbus Military y del A400M a la nueva División ocurra de forma controlada y sin tropiezos. Se lo debemos, en primer e importantísimo lugar, a nuestros clientes. En este sentido, Fabrice Brégier y sus equipos han realizado
una labor excelente al identificar las medidas de apoyo necesari as para llevar a cabo este proceso.

Desde una perspectiva más estratégica, aunar Airbus Military con el ámbito de aviación militar de Cassidian nos permitirá, por primera vez en nuestra historia, construir una sólida unidad de aeronáutica militar que no tendrá rival en Europa. Tendremos una ‘ventanilla única’ para las fuerzas aéreas, con una cartera impresionante que abarca desde aviones de transporte, cisternas y de misión hasta cazas, sistemas UAV y el correspondiente apoyo al producto. Es una base fantástica desde la cual abordar los mercados de exportación y los futuros retos tecnológicos y de producto.

Eurocopter no va a formar parte de la nueva División Defence & Space porque la tecnología de aeronaves de alas rotatorias es muy particular y tenemos la necesidad absoluta de mantener unas fuertes sinergias entre sus productos civiles y militares. En los próximos años, Eurocopter habrá de vérselas con sus propios y específicos retos. Lo que vamos a necesitar en el mercado de defensa, por supuesto, es una estrecha coordinación entre Eurocopter y Defence & Space.

Defence & Space debe consistir en cuatro segmentos de negocio: Military Aircraft; Space Systems; Communication, Intelligence and Security Systems (CIS); y Equipment. Space Systems se corresponderá mayormente con la ‘antigua’ Astrium, excepto la parte de Services y Equipment. CIS consistirá principalmente en las diversas actividades de soluciones y servicios de telecomunicaciones de Astrium y Cassidian, sumando además sus actividades de inteligencia, información y seguridad.

El segmento Equipment comprenderá las actividades de subsistemas y de componentes de Astrium y Cassidian. El ámbito de estos dos últimos segmentos de negocio puede que se vea sometido a ajustes a lo largo de los próximos meses. El Consejo aprobó asimismo ayer mi propuesta para los puestos claves de dirección de la nueva División. Son los siguientes: Bernhard Gerwert será el CEO, Domingo Ureña-Raso dirigirá Military Aircraft, François Auque encabezará Space Systems, Evert Dudok comandará CIS, Thomas Müller liderará Equipment y Julian Whitehead pasará a ser el Director de Finanzas (CFO). Otras funciones
de importancia de la División (RR.HH., Operaciones, Ingeniería, Ventas, etcétera) se irán cubriendo lo antes posible tras la pausa de verano.

Este equipo se adecua perfectamente a las labores que le esperan, aglutinando décadas de experiencia en el sector, reconocidas competencias en reestructuración, una mentalidad de liderazgo sólida y cinco nacionalidades diferentes. Y cuentan con todo mi apoyo y confianza. El nuevo equipo se hará ahora cargo y elaborará en detalle el plan de integración, la estructura y organización de Defence & Space, así como las sinergias de costes y de mercado, al tiempo que conservan sus puestos y responsabilidades actuales. Es de crucial importancia que durante la fase de transición mantengamos el pleno control financiero y de gestión de las actividades afectadas.

Prevemos comenzar la fase de información en septiembre, a la que seguirá la consulta y negociación con nuestros agentes sociales en el último trimestre del año. En enero de 2014 planeamos el arranque de la División Defence & Space ‘en fase de formación’, con una estrecha coordinación de gestión entre las presentes organizaciones de Airbus Military, Astrium y Cassidian. Para julio de 2014 pretendemos estar ya oficialmente en marcha, con una organización plenamente integrada, sujeta a un diálogo constructivo y sin tropiezos con nuestros Comités de Empresa.

Durante los próximos 12 meses, la etapa de formación de Defence & Space supondrá un reto para todos los empleados involucrados. Y para algunos de ustedes ésta va a ser la tercera reestructuración en los últimos tres años. Espero que todos sepan ver la ventaja que va a suponer este paso que ahora estamos dando.
Tenemos que actuar con iniciativa y, por así decirlo, no esperar a que el agua nos llegue al cuello. Este cambio nos ayudará a construir un futuro mejor, más competitivo y de más éxito para nuestra empresa y sus empleados. Tenemos que reducir costes, racionalizar aún más nuestras estructuras y, sobre todo, ser más rentables para poder invertir lo suficiente en futuras tecnologías y productos.

Sobre la marca y el nombre de la empresa:

Cambiar el nombre del Grupo EADS no es un tema nuevo en absoluto, es tan antiguo como la propia EADS. Y ahora ha llegado el momento del cambio. La lógica es convincente: el año pasado Airbus aportó casi el 70% de los ingresos del Grupo. Airbus es nuestra marca más reconocida y más atractiva en todo el mundo. Cuando era CEO de Airbus me llamaba poderosamente la atención la fascinación que nuestra marca suscitaba en jóvenes ingenieros de India, China, Estados Unidos y otros lugares.

En cambio, fuera de Europa –o, más concretamente, fuera de nuestros ‘países sede’– el complicado acrónimo EADS nunca ha llegado a ser de uso corriente por parte del público en general. Por tal motivo, el Consejo ha mostrado su acuerdo con mi propuesta (que depende de la aprobación por parte de los accionistas) de cambiar la denominación de la totalidad del Grupo EADS a ‘Airbus Group’, que, a su vez, constará de tres Divisiones: ‘Airbus Defence & Space’; Eurocopter, que se convierte en ‘Airbus Helicopters’; y la Airbus original, que comprende todas las actividades de aviones comerciales de ala fija del Grupo, y que seguirá como hasta ahora.

Me imagino que algunos de ustedes considerarán esta iniciativa una suerte de ‘adquisición hostil’: sea de la gran marca de Airbus por parte de EADS o de las actividades no-Airbus por parte del ‘gigante Airbus’. Para mí, ambas reacciones son comprensibles, pero pierden de vista el punto principal. El cambio de nombre es, simplemente, el siguiente paso lógico (y necesario desde hace tiempo) en nuestro camino hacia una completa ‘normalización’ de nuestra empresa. Acabamos así con nuestra babélica confusión de denominaciones y construimos un Grupo mucho más cohesionado, en el que todos pertenecemos a la misma ‘tribu’. Muy pronto todos vamos a descubrir el valor que este paso aporta a nuestros esfuerzos por mejorar la integración y colaboración entre las Divisiones, e impulsar su internacionalización.

Estimados colegas, me temo que ésta se ha convertido en una carta muy larga. Pero mi intención era darles algo más que unos breves titulares sobre por qué estamos haciendo todo lo que les he contado. Las decisiones del Consejo de Administración y de la directiva tan sólo pueden servir para sentar los cimientos de nuestro éxito. Espero que esta misiva haya aclarado en gran parte nuestra estrategia, porque serán el compromiso, dedicación y profesionalidad de todos ustedes los que realmente la hagan echar a volar.

Mi blog ya está abierto, de modo que espero que podamos iniciar de inmediato el debate sobre la revisión de nuestra estrategia y las decisiones clave que acabo de esbozar. Tenemos una oportunidad de oro para construir un gran futuro para el nuevo ‘Airbus Group’, pero debemos hacerlo juntos.

Así que tengan por seguro que, tras las vacaciones de verano, volveré a ponerme en contacto con ustedes con más información y más oportunidades para el diálogo. Mientras tanto, a todos aquellos que se aprestan a tomar unas vacaciones, que las disfruten”.

Defensa.com