Resultados 1 al 4 de 4
Like Tree10Likes
  • 7 Post By jalil
  • 3 Post By jalil

Tema: El COAN en Malvinas

  1. #1
    corresponsalII
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,350

    Predeterminado El COAN en Malvinas

    Año 1982 - Medios Aéreos de la Armada Argentina

    Fuente: Instituto Aeronaval.-

    Archivo adjunto 31773

    Algunas reflexiones de lo vivido durante el Conflicto del Atlántico Sur.

    El 2 de abril de ese año el Mundo se sorprendió porque la República Argentina recuperó su soberanía en las islas Malvinas.

    A ello se sumó el día siguiente la recuperación de las islas Georgias del Sur, poniendo así fin a un camino de materialización de la presencia argentina en los espacios insulares australes soberanos iniciado en la Campaña Antártica 1976/77 con la creación de la Base Científica Corbeta Uruguay en la Isla Thule, en las islas Sandwichs del Sur, luego de una corta presencia en los años cincuenta en esas islas, al crear una pequeña Base en ellas.

    Desde los últimos días del mes de marzo, Medios aéreos del Comando de la Aviación Naval pasaron a integrar organizaciones operativas que participaron en la Operación Rosario de recuperación de Malvinas, y en la recuperación de Georgias. El secreto de la operación hizo que muy pocos supieran que tarea iban a realizar hasta la tarde del 1 de abril.

    Hubo sorpresa en el “donde hacer”, pero no en el “como hacer”. El nivel de adiestramiento y las capacidades navales que por entonces se tenía, permitieron la realización de operaciones navales eficaces en tiempo y forma.

    Podemos decir con certeza que no se improvisó nada, las Unidades Aeronavales hicieron lo que debían hacer y para lo cual estaban preparadas según los Planes en vigor fijados por la Armada Argentina emanados de la estrategia militar.

    El mismo 2 de abril se creó la Estación Aeronaval Malvinas, así fue que se destacaron medios y personal del Grupo Aeronaval Insular, que en la Isla de Tierra del Fuego estaba alistado conforme la realidad estratégica del momento con la hermana República de Chile.

    Fue a partir de ese día en que, pasada la alegría del triunfo militar y ante la voluntad expresa por el Reino Unido de recuperar las islas, cosa que no había hecho en la caso de recuperación de las islas Sandwichs del Sur en 1977, que se formularon planes para presentar batalla al enemigo.

    Así fue que todas las Unidades Aeronavales se pusieron en el máximo grado de alistamiento, con el apoyo del Taller Central, los cuatro Arsenales Aeronavales y todas las Bases Aeronavales.

    Esto conllevó a un trabajo constante en todos los niveles de conducción de la Armada Argentina, que a la luz de los planes y necesidades fue buscando y materializando caminos de cooperación y ejecución con las otras FFAA y FFSS, con el apoyo de todo el potencial de la Nación.

    Mucho se hizo a partir de iniciativas personales, pero siempre en el marco orgánico fijado por los respectivos Comandantes.

    El desafío era importante y no había lugar a la improvisación, se debían encontrar soluciones a partir de la Doctrina vigente, adecuándola conforme el adiestramiento, alistamiento y sobre todo a partir de las experiencias y enseñanzas obtenidas de la Crisis con la hermana República de Chile en los años 1977 y 1978.

    Es por eso que la Campaña del Atlántico Sur no fue una aventura, ya que si bien se debía enfrenar una situación desconocida, como lo es toda guerra, se fue al combate a partir de capacidades navales conocidas.

    Sí podemos decir que fue una Campaña épica ya que el heroísmo se manifestó, cada día en cada combatiente que enfrentó la posibilidad de morir con hidalguía superando el miedo.

    El desarrollo de las operaciones se inició alrededor del 25 de marzo, dependiendo de cada Unidad, y finalizaron luego del 20 de junio cuando comenzó el repliegue a sus asientos naturales.

    En ese período hubo dudas y flaquezas, pero las defecciones fueron pocas. La certeza que el juramento de dar la vida por la Patria se podría materializar se debía enfrentar, y así se hizo.

    En la mente de cada combatiente se apilaban diversos sentimientos que en el momento de sentarse en un avión, de repararlo o de alistarlo se transformaría en uno único, cumplir con el deber sin cortapisas.

    Las pausas de combate nos acercarían mentalmente a nuestros seres queridos, escucharíamos por radio el apoyo de la Nación Argentina toda, y por qué no en silenciosa oración no pocos se reencontraron con Dios.

    Aparte del alistamiento de los medios materiales se produjeron pases de personal conforme las necesidades operativas lo demandaban en virtud de los niveles de adiestramiento de cada persona en particular. Todas las Unidades se alistaron a cumplir los planes en vigor, la tarea asignada a cada una.

    En el marco de ello y en el máximo grado de alistamiento de la Aviación Naval, la Escuela de Aviación Naval continuó con sus cursos, a un menor grado de intensidad pero conforme su misión principal, formar Oficiales y Suboficiales de la Armada Argentina aptos para integrar su Aviación Naval.

    En pocas carillas decir todo lo sucedido es difícil, y en este quizás desordenado resumen, donde sin duda quedarán vacíos de información, queremos expresar lo realmente vivido que no siempre es conocido y merece serlo.

    El soldado hace la historia pero normalmente no la escribe. El soldado cumple con su deber de servir a la Patria cuando ella lo necesita, normalmente alejado de su Familia. Cumplida su misión no quiere otra cosa que reencontrarse con ella con la sola satisfacción del deber cumplido. Esto último es lo único que busca, no la Gloria personal.

    El historiador escribe la historia pero no sabe de las penalidades y sufrimientos del Soldado. Así, retazos de esa historia pueden quedar olvidados dificultándose así poder conocer la realidad vivida en toda su dimensión.

    De la Campaña del Atlántico Sur, como creemos debe llamarse este período, no Guerra de Malvinas, es mucho más lo que no se sabe que lo que sí se sabe. Aciertos hubieron muchos y errores también, como toda guerra. Uno sólo de estos últimos es suficiente para perderla, como un solo acierto de ganarla.

    No es nuestro propósito hablar de protagonistas sino recordar algunos hechos que hacen que la Nación Argentina sea reconocida por la voluntad de defender su soberanía ante el Reino Unido de Gran Bretaña, Irlanda del Norte, Escocia y Gales apoyado por diferentes Alianzas y Acuerdos internacionales.

    Ello le conllevó ayudas concretas de medios militares, bases de apoyo, Inteligencia, apoyo logístico, redespliegue de Medios militares etc. etc.

    Nuestro País, si bien tuvo apoyos políticos de diversos países en particular Latinoamericanos, en los hechos contó con escasos apoyos materiales, con excepción de los brindados por la hermana República del Perú y algunos otros menores, así fue que combatió en soledad y con firmeza.

    Yendo a algunos hechos, de inmediato se desarrollaron tareas conjuntas con la Fuerza Aérea Argentina que podemos resumir en la materialización de Planes de Vuelo militares para la realización de operaciones aéreas, intercambio de información de Inteligencia, coordinaciones con la Fuerza Aérea Sur, participación de Oficiales de la Armada en vuelos de exploración de largo alcance en sus aviones, la instalación de un radar de control de Área de esa Fuerza en la Base Aeronaval Rio Grande, la materialización de la Defensa Antiaérea junto al Ejército Argentino en Puerto Argentino, intercambio de materiales de diverso porte, uso compartido de Bases, el reabastecimiento en vuelo de unidades aeronavales por parte de aviones C130, el desarrollo de procedimientos conjuntos, el guiado de aviones sobre blancos navales ingleses etc. etc.

    Corolario y máxima materialización de todas estas acciones fueron los ataques al H.M.S. Shefiled, H.M.S Invencible y Atlantic Conveyor. Además hubo una permanente interacción entre las FFAA argentinas en hechos de diaria ejecución en operaciones militares de diverso nivel.

    El resumen del accionar de los Medios de la Armada Argentina en la Campaña del Atlántico Sur, lo podemos sintetizar tomando como referencia el Libro Historia de la Aviación Naval Argentina Tomo III, escrito por el Señor Contralmirante Héctor Albino Martini, quién fuera Comandante del Grupo Aeronaval Insular durante el mencionado Conflicto en los siguientes párrafos.

    Durante el Conflicto se empeñaron 60 aeronaves, de las cuales se perdieron 13, doce de ataque, un helicóptero AI03 en el Crucero A.R.A General Belgrano y en accidentes un helicóptero Sea Linx y un Machi MC32.

    Las aeronaves de la Armada Argentina volaron un total de 6464,5 horas de vuelo.

    Sus aviones de exploración tuvieron del orden de 200 contactos con el enemigo. Por su parte, los aviones de Sostén Logístico Móvil volaron 2379 horas, transportaron 22756 personas y 2078 toneladas de carga. Asimismo, realizaron 17 vuelos a Puerto Argentino luego de iniciado el bloqueo inglés, pudiendo cumplir su objetivo en más de la mitad de las veces llevando 70 toneladas de carga y transportando 340 personas, a y desde la sitiada Plaza.

    Se alistaron varios Aeródromos de Campaña en la Isla Grande de Tierra del Fuego además de la Estación Aeronaval Rio Gallegos, cerrada por la Armada en 1972, que en poco más de 48 horas estuvo en condiciones de operación diurna y nocturna.

    Las principales operaciones aéreas navales se realizaron desde buques de Superficie como el portaviones A.R.A. 25 de Mayo, el Crucero A.R.A General Belgrano, el Buque Polar A.R.A Bahía Paraíso, el rompehielos A.R.A. Almirante Irizar, los destructores A.R.A Hércules y Santísima Trinidad y otras Unidades. Ello como muestra del concepto de Poder Naval Integral, conformando así las unidades aeronavales los Sistemas de Armas de los buques de superficie de la Flota de Mar.

    Las Bases Aeronavales de Rio Grande, Ushuaia y la Estación Aeronaval Río Gallegos fueron los principales puntos de apoyo en operaciones aéreas navales, tanto hacia las Malvinas como desde ellas.

    La Base Almirante Zar fue asiento de aviones C amberra de la Fuerza Aérea Argentina. Las Bases Aeronavales Comandante Espora, Ezeiza y Punta Indio aumentaron su nivel de actividades sosteniendo y apoyando diversas operaciones navales y de las otras Fuerzas Armadas.

    Buques hundidos por las Unidades Aéreas de la Armada Argentina:

    H.M.S Shefield - 4100 toneladas

    H.M.S Ardent - 3250 toneladas

    Atlantic Conveyor - 26650 toneladas

    TOTAL - 34000 toneladas

    Posible H.M.S Antelope (recibió ataque de la FAA y Aviación Naval) - 3250 toneladas

    Además se impactaron cuatro buques enemigos más, los cuales tuvieron averías de diverso orden.

    Para acciones de ataque se empeñaron 4 aviones Super Etandart, 5 aviones A4Q y 5 MC33 Macchi lo que da un resultado de 2000 toneladas hundidas por avión empeñado. Se perdieron de ellos 8, lo cual significó que por cada avión de ataque perdido se hundieron 4250 toneladas de buques enemigos.

    Estos fríos números pueden no decir mucho si no se los dimensiona en el período de tiempo de poco menos de noventa días, teniendo en cuenta el despliegue previo al 2 de abril y considerando las operaciones aeronavales de sostén logístico que incluyeron el traslado del personal militar capturado por el enemigo y que se concretó iniciado el mes de julio de 1982.

    Ahora bien, ¿podemos decir que todo empezó y terminó entre abril y junio de 1982? La respuesta es no; a la guerra se llega de repente pero la preparación no es inmediata ni la improvisación posible, todo se inició un 11 de febrero de 1916 cuando en el nivel estratégico nacional se decidió que la Armada Argentina poseyera medios aéreos para la realización de operaciones navales eficaces, la estrategia militar, por entonces estrategia naval, definió las capacidades necesarias, los medios para cumplirlos y el nivel de adiestramiento necesario.

    Se fue al combate con los medios humanos y materiales que se tenían, con el nivel de adiestramiento ordenado previo al mismo, y no se improvisó. Ajustes desde ya los hubo, imponderables y falencias doctrinarias también, pero no se partió de cero. No se adquirieron nuevas capacidades navales, se usaron las que se tenía o se mejoraron cuando más.

    Todo lo que pudo ser alistado se alistó.

    Luego del Conflicto las lecciones aprendidas se fueron materializando en las Fuerzas Armadas Argentinas en la medida que los presupuestos militares lo hicieron posible.

    Estas lecciones fueron numerosas y no sólo significaron cambios en nuestra Doctrina y Procedimientos sino en la de la mayoría de las Armadas del Mundo, el mayor peso en el accionar Militar Conjunto fue una de ellas, cuando no la más importante.

    La Campaña del Atlántico Sur es motivo de Estudio en las Escuelas de Guerra muchas Instituciones Armadas del Mundo. Los combatientes que tuvieron el privilegio de participar en ellas, ingleses o argentinos, son demandados por sus pares de todo el Mundo para que cuenten sus experiencias. Así es que se dado un diálogo respetuoso entre ellos, el intercambio epistolar mails,etc.

    Contendientes de ambos bandos de entonces, han integrado las mismas Misiones de Paz bajo el Mandato de las Naciones Unidas, estando unos subordinados a los otros conforme el mencionado instrumento del Derecho Internacional.

    La estrategia nacional, a partir de una Cláusula Transitoria de la Constitución Nacional en el año 1994, ha fijado que las islas Malvinas, Georgias y Sandwichs del Sur así como los espacios marítimos aéreos y marítimos que generen conforme el Derecho Internacional son parte del territorio nacional, según los alcances del mismo.

    En la presentación a la O.N.U. de los límites de la Plataforma Continental, en el año 2009, y conforme al Derecho del Mar, Conferencia de Montego Bay de 1982, nuestro País determinó el límite de la misma a 350 millas náuticas al este de las islas Sandwichs del Sur, es ese al Alfa y Omega de nuestros espacios soberanos.

    Lo realizado por la Armada Argentina toda, y en particular con sus medios aéreos en 1982, fue la consecuencia de un largo camino comenzado en 1916 por la estrategia nacional.

    A cien años de ese hecho recordamos hoy a quienes defendieron la Patria con hidalguía en el Conflicto del Atlántico Sur. La mayoría de ellos ya ha dejado el servicio activo de la Armada Argentina, sin embargo nunca dejarán de pertenecer a ella con orgullo y honor, sean Civiles o militares, estos de todas las jerarquías.

    A los que se fueron y no están en este Mundo, nuestra memoria y permanente homenaje. Tanto ellos como sus Familias, vivieron dando testimonio de su compromiso de dar la vida por la Patria. Su ejemplo debe ser conocido por las nuevas generaciones de argentinos. Procuremos que con nuestra diaria conducta republicana ninguno de haya muerto en vano.

    Ellos junto con los que volvieron dieron testimonio que si los ingleses vendrían a recuperar las islas les iban a presentar combate y así lo hicieron. Debemos procurar conocer toda la historia del Conflicto, para que los que perdieron el orgullo por haber defendido nuestra soberanía hace tantos años lo recuperen.

    La foto tomada en el aeródromo de Puerto Argentino en la primera quincena de abril de 1982, que acompaña estas reflexiones es una muestra de la voluntad de dar batalla.

    Archivo adjunto 31773

    http://http://www.institutoaeronaval...Argentina.html

    Breve comentario: Se que puedo parecer insistente con los distintos threads Malvineros, que publico en estas fechas que coinciden con la recuperación de los Archipiélagos Australes de mano del invasor inglés, recordando aquella Gesta Patriótica, que debería ser parte de todo argentino.-

    Lamento que aunque pasen los años, todavía surgen de las usinas de información, historias que confunden el sentido de la misma, a través de su asociación con maquinaciones políticas del gobierno de facto; o haciendo hincapié en los muchos problemas que surgieron a lo largo del conflicto, que ciertamente caro pagamos con la dolorosa derrota; o mas oprobiosos aún, como la caracterización peyorativa de nuestros jóvenes soldados (mal llamados chicos); o la desacreditación de los oficiales y suboficiales que participaron en la Batalla, a los que muchas veces se los culpa de la derrota.-

    De ahí la importancia de la publicación del Instituto Aeronaval, describiendo con absoluto rigor histórico la participación del COAN en el conflicto. Desde un eterno agradecimiento para aquellos que hacen pública la verdad de la historia. Sin embargo, hay otras tantas publicaciones que siguen pasando desapercibidas para el "gran público".-

    Hoy mas que nunca, cuando pienso en Malvinas, encuentro esa frustración nacional, de la que nadie quiere acordarse, pero todos saben que está. Sus ecos aún se sienten en muchas de nuestras "Patologías Argentinas", la amarga derrota que no se puede superar y de la que no queremos hablar.-

    Esta en nosotros redescubrir Malvinas, y -quizás- nos sea de gran ayuda para recuperar el Orgullo Nacional, tan necesario para sobrellevar los desafíos que enfrenta nuestro País.-

    Saludos, Jalil.-
    Última edición por jalil; 17/04/2016 a las 21:56
    kamidos, sebjos, Lucho1980 and 4 others like this.

  2. #2
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    12 Dec, 08
    Mensajes
    253

    Predeterminado Re: El COAN en Malvinas

    Coincido con ud., Jalil, gracias por compartirlo. Saludos

  3. #3
    corresponsalII
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,350

    Predeterminado Re: El COAN en Malvinas

    Gracias Estimado Kamidos, siempre me acompaño cuando posteo cosas de MLV. Todavía espero que estos temas tengan una mayor repercusión en el foro, pero bueno, todo llegará algún día; cuando la sociedad pueda pensar en MLV sin acomplejarse, cuando MLV sea sinónimo de orgullo y a nuestros hijos les enseñen en la Escuela lo que fue la Batalla de Darwin, el Callejón de las Bombas; el Día mas Negro de la Flota o la heroica defensa del BIM 5 en monte Tumbledown.-

    Saludos, Jalil. Gracias por participar
    kamidos, Navaja-95 and RCTAN8 like this.

  4. #4
    corresponsalII
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,350

    Predeterminado Re: El COAN en Malvinas

    Afirman que buque británico hundido en 1982 era "comercial"

    Se trata del portacontenedor "Atlantic Conveyor" que fue hundido por la Aviación Naval. Los británicos "temían" armar un buque que fuera solo comercial. Sin embargo, dicho buque poseía cantidad de aeronaves y pertrechos, siendo su hundimiento totalmente legal por parte de Argentina...

    El buque mercante británico 'Atlantic Conveyor', que se hundió en la guerra de las Malvinas (1982), estaba desprotegido porque los abogados del Ministerio de Defensa temían que fuese ilegal armar un barco comercial, señala hoy 'The Times'.

    De acuerdo con unos documentos desclasificados y de los que informa hoy el periódico británico, el 'Atlantic Conveyor' no estaba armado ni tenía una fragata equipada con un sistema anti-misiles que le escoltase cuando partió al Atlántico Sur, seis días después de que fuese requisado por Defensa.

    'Había una controversia en el Ministerio de Defensa sobre la decisión de armar o no (el buque) y si una decisión así era legal', indican los documentos.

    Así, tratan de ocultar tonelaje perdido por la aviación argentina, y desacreditar los logros obtenidos. El Atlantic Conveyor era un buque civil, pero fue usado en las islas para llevar aeronaves, y pertrechos con fines bélicos, y además poseía el equipo necesario para construir una pista en tierra malvinense.

    Los británicos alegan que "estaban en la duda de armar un buque comercial", dejando al ataque argentino como imprudente o fuera de lugar. Cuando ellos parece olvidan mencionar, que por ejemplo, el 21 de mayo al desembarcar el grueso de la tropa británica en Malvinas utilizaron el buque hospital Uganda. La aviación argentina no podía disparar contra buques hospitales, ya que ello era ilegal. Aprovechando la situación, los británicos usaron al buque hospital para trasladar a 3.000 hombres que descenderían sin problema alguno en las islas, y en el caso de ser atacados, Gran Bretaña acusaría a la Argentina de ir contra las leyes internacionales por atacar un buque hospital. Ahora resulta, pretenden ser los buenos de la película.

    Además, si el buque fue atacado y carecía de defensa, era porque a esa altura del conflicto(25 de mayo), ya no quedaban muchos buques británicos en pié, ya sea por la gran eficacia de la aviación argentina o por propios problemas mecánicos. Los británcos carecían de buques suficientes para defenderse.

    El 'Atlantic Conveyor', que llevaba helicópteros y aviones de combate al Atlántico Sur, se hundió y murieron doce hombres (cifra oficial sin contar a los chinos de Hong Kong), después de que fuese atacado el 25 de mayo de 1982 por bombarderos Super Etendard equipados con misiles Exocet.

    Fue uno de los ataques más duros que los británicos sufrieron en la guerra de las Malvinas porque el 'Atlantic Conveyor' transportaba cuatro helicópteros Chinook y siete helicópteros Wessex, que hubieran tenido la misión de transportar tropas en las islas.

    Además de los helicópteros, el buque mercante llevaba ocho aviones de combate Sea Harriers y seis aviones de reconocimiento GR3 Harriers, pero que llegaron a ser transportados en el Atlántico Sur a los portaaviones 'HMS Invincible' y 'HMS Hermes' antes del ataque.

    http://http://www.elmalvinense.com/s...007/00506.html

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30