La Aviación Naval celebró su día


En el marco de la ceremonia en la Base Aeronaval se recordaron la larga trayectoria de la Aviación dentro de la Armada Argentina y sus acciones en combate durante el conflicto del Atlántico Sur.


PUNTA INDIO – El 4 de mayo fue instituido a partir de 1982 como el Día de la Aviación Naval, evocando la fecha en que aviones Super Etendard de la Armada atacaron y hundieron al destructor HMS “Sheffield”, generando un vuelco en las acciones de combate que se desarrollaban para la recuperación de las islas Malvinas e inaugurando prácticas no empleadas hasta la fecha a nivel mundial.

Presidió la ceremonia en la Base Aeronaval Punta Indio el jefe del Estado Mayor General de la Armada, almirante Jorge Omar Godoy, acompañado por el comandante de Operaciones Navales, vicealmirante Carlos Alberto Paz, y el comandante de la Aviación Naval, contralmirante Carlos Rodolfo Machetanz.

El personal militar, civil y docente de la Fuerzas Aeronavales Nº 1, 2 y 3 y del Comando de la Aviación Naval formaron entre los hangares de la Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima y de la Escuela de Aviación Naval.

Las aeronaves --P3B Orion, Tracker, Alouette, Sea King, Mentor, Macchi, B200 y Super Etendard-- escoltaban a sus tripulantes, dando el marco acorde a la ceremonia.

Completaban el cuadro los Veteranos de la Guerra de Malvinas y los retirados de la Aviación Naval, que compartían la emoción del reencuentro con sus camaradas, además de autoridades de las Fuerzas Armadas y de Seguridad e invitados especiales.

Para dar inicio a la ceremonia, el almirante Godoy junto al COOP y al COAN pasaron revista al personal formado. Luego la banda de música de la Armada ejecutó las estrofas del himno nacional que entonaron los presentes.

Homenajes y reconocimientos

El Instituto Newberiano, dependiente de la secretaría de Cultura de la Nación, realizó la imposición de la orden al mérito newberiano a la bandera de guerra del Comando de la Aviación Naval.

El presidente del Instituto, profesor licenciado Salvador Martínez, junto al contralmirante Machetanz procedieron a la imposición, en honor a las acciones en combate del componente aeronaval durante de la gesta de Malvinas.

A continuación, los comandantes de las Escuadras Aeronavales 1 y 2 se incorporaron a la formación con sus respectivos grupos bandera, para recibir los bendecidos pabellones de guerra donados por el Instituto Aeronaval.

El contralmirante (RE) Carlos Ernesto Cal, en nombre del Instituto Aeronaval, expresó que “desde hace 43 años el Instituto sirve de vínculo entre quienes se encuentran en actividad y sus pares que han encontrado el remanso del retiro.”

“Nos mueve un invalorable sentido de camaradería que se prolonga más allá de la actividad, por ello, con genuina emoción el Instituto se complace en donar las banderas de guerra para los comandos de este vital componente de la Armada Argentina”, concluyó.

Los abanderados efectuaron un pasaje de reconocimiento y se incorporaron al lugar de formación.

A continuación, se procedió a la lectura de las efemérides navales relacionadas con la participación de la Aviación Naval en el Conflicto del Atlántico Sur, recordando las acciones que permitieron que nuestro pabellón flameara en las islas Malvinas después de 150 años.

El conflicto de Malvinas se dividió en dos etapas a partir del hundimiento del Sheffield. Cuatro buques hundidos, tres averiados, 34700 toneladas de buques de guerra en el fondo del mar, todo este daño producido con sólo dos aviones de ataque y nueve de adiestramiento, la mayoría con más de veinte años de antigüedad.

Los marinos aviadores que combatieron explorando, transportando y atacando sobre la zona dieron prueba de coraje que pagaron, en algunos casos, con sus vidas.

Inspirados en ello, autoridades y familiares de los fundadores de la Aviación Naval descubrieron el Sitial de Honor, donde se recuerda a los héroes.

El homenaje en palabras

En su alocución, el comandante de la Aviación Naval, contralmirante Carlos Rodolfo Machetanz, destacó que “a lo largo de su historia, la Aviación ha contado con cien modelos de aeronaves, totalizando 1046 entre aviones y helicópteros, y ha protagonizado hechos trascendentes en la historia.”

“Nuestro personal, hombres y mujeres, civiles y militares, hacedores del presente de la Aviación Naval, que miran día a día al futuro con objetivos claros, rinden homenaje a su historia, y contemplan el derrotero trazado”, pronunció.

“Volando con el ancla en el corazón y en las alas, los marinos que vuelan, de cara al inminente centenario de la actividad aeronaval, renovamos nuestro compromiso de la misma esencia que nos formó”, dijo el COAN.

A su turno, el almirante Godoy destacó que es importante recordar las acciones en combate que llevó a cabo la Aviación Naval y su importancia dentro de todas las que desarrolló la Armada, entre fines de mayo y junio de 1982.

“Tenemos que tener presentes el valor, la templanza, el coraje y la determinación de quienes participaron en el conflicto del Atlántico Sur. Las acciones de nuestros hombres son nuestra guía”, expresó el jefe de la Armada.

Por su parte, el comandante de Operaciones Navales, vicealmirante Paz, comentó: “celebro este día formalmente por ser COOP y además por sentirme altamente relacionado con la Aviación Naval ya que por varios años estuve destinado en la Aviación Naval, e incluso he servido en portaviones.”

“Además participé en estudios de reorganización de la Aviación y tuve la fortuna de compartir mucho tiempo con sus miembros, por lo que aprendí a valorarlos y estimarlos, en su capacidad profesional, en su dignidad humana, en su valor y en su honor”, expresó el vicealmirante Paz.

Fuente: Gaceta Marinera