Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 35
Like Tree17Likes

Tema: Noticias de Sudamérica

  1. #1
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,629

    Predeterminado Noticias de Sudamérica

    Bolivia encara la votación más incierta en la era Evo

    El referéndum del domingo decidirá si se reforma la Constitución para permitir que el presidente se vuelva a presentar en 2020


    Simpatizantes de Evo Morales participan hoy en el cierre de campaña. Martin Alipaz EFE

    EL PAÍS - JAVIER LAFUENTE - La Paz - 18 FEB 2016 - 11:57 CET
    La incertidumbre reina en Bolivia ante el referéndum convocado para este domingo por su presidente, Evo Morales. Los bolivianos decidirán si permiten al líder indígena, el artífice del mayor cambio social que ha vivido el país en la última década, la posibilidad de volver a presentarse a unas elecciones en 2020 y, de ganarlas, postergarse en el poder hasta 2025, año del bicentenario de la independencia del país. El alto porcentaje de indecisos entre el sí y el no, según todos los sondeos, será determinante.

    Morales ha logrado un amplio respaldo en todas las contiendas electorales a las que se ha presentado hasta ahora. Legó al poder en 2006 con el 54% de los votos; dos años después, superó un referéndum revocatorio con el 67% del apoyo; en 2009, tras reformar la Constitución, volvió a ser elegido presidente con el 64% de los sufragios y cinco años después, en octubre de 2014, con el 61%. Las autoridades judiciales consideran que esta última fue la primera reelección de Morales, por lo que la segunda, que de momento no permite la Constitución, sería a partir de 2020.

    Por primera vez, la mayoría de sondeos publicados hasta el pasado domingo, último día permitido por la ley, auguran un empate en el sí y el no y una horquilla de indecisos que oscila entre el 10 y el 15% de los más de seis millones de personas que podrán votar el domingo. En lo que sí coinciden todas las encuestas es en destacar la gestión del Gobierno de Morales. Incluso las que dan una clara mayoría a los partidarios de que Evo no pueda volver a presentarse, reflejan una aprobación del mandatario de más del 60%.

    Después de más de 10 años en el poder, es indudable la transformación que ha sufrido el país. La incorporación a la clase media de un amplio sector de la población y la salida de otro tanto de la pobreza, ha traído un cambio significativo a Bolivia. Un mero paseo por La Paz permite comprobar cómo en el último año y medio se han abierto decenas de nuevos comercios, la construcción de edificios se ha disparado y el teleférico, la gran obra de infraestructura en la capital, funciona sin cesar.

    Sin embargo, la creación de nuevas élites ha traído consigo también un aumento de la corrupción en las instituciones. Además, la sombra del caudillismo, tan propio de la historia de América Latina, ponen en duda la continuidad de Morales en el poder pese a su gestión. A ello hay que sumar que muchos bolivianos que le han respaldado en anteriores ocasiones no están de acuerdo con la forma en que el presidente ha encarado la campaña por este referéndum.

    ‘Con Evo sí tenemos futuro’, el lema utilizado para defender el sí en la votación del domingo, basado en destacar los logros alcanzados, nada tiene que ver con los discursos oficiales de los últimos meses. En vez de resaltar la estabilidad política o el crecimiento económico, que aún se mantiene, Morales y buena parte de su entorno –lo que ha profundizado una división en el Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de gobierno- han recurrido al discurso antineoliberal y antiimperialista para alertar de las consecuencias de una victoria del no.

    Todo ello se ha visto acentuado por un escándalo de tráfico de influencias en el que se ha visto envuelto Morales. Hace dos semanas, Carlos Valverde, conductor de un programa de televisión, mostró ante las cámaras un certificado de nacimiento de un hijo de Morales con Gabriela Zapata en 2007. La madre del niño es gerente comercial de la empresa china CAMC Ingineerig, la principal proveedora del Estado, con contratos por alrededor de 500 millones de dólares. Morales niega que hubiese tráfico de influencias a favor de la CAMC y achaca todo a una conspiración en su contra liderada por Estados Unidos.

    Bolivia encara la votación más incierta en la era Evo | Internacional | EL PAÍS

  2. #2
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,629

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    PERÚ - Las viudas olvidadas del terror


    Las viudas, hijas y hermanas de las víctimas acuden a recordar a sus familiares en frecuentes homenajes. Katherine Goicochea

    EL PAÍS - DIEGO COBO - Ayacucho (Perú) 18 FEB 2016 - 14:15 CET
    — Yo quisiera sus huesitos, nomás.
    Candelaria Pino —mirada profunda, sombrero andino, ojos quemados de llorar— perdió a su esposo en Huamanguilla el 27 de junio de 1983. “Vamos a tomar declaración”, dijo uno de los ocho militares encapuchados que entraron a la casa a las tres de la mañana. Lo agarraron de la espalda; las manos en la nunca. Candelaria le alcanzó los zapatos y la chompa [la chaqueta]. “Hasta este momento no sé nada de su paradero”.

    Filiberto Condori trabajaba en el campo, tenía 32 años y una hija. A Filiberto los militares le dieron tiempo a calzarse los zapatos; la chompa, no.

    “Ocho días después, fue encontrada una persona con la chompa de mi esposo. Estaba en un rincón y, como hacía mucho frío, la agarró —recuerda Candelaria en la vivienda de su hija, una construcción encaramada a los barrios altos de Ayacucho—. Le pregunté dónde estaba él: 'No estaba ahí', me dijo, 'pero como hacía frío me la puse'. Yo le dije que era de mi esposo. Y la recogí”.

    Candelaria remueve la historia de su marido y de la madrugada de aquel 27 de junio. También su búsqueda. “Hemos encontrado cadáveres comidos por los perros, pero jamás han encontrado a mi esposo”, explica con aparente calma.

    Hoy es un día de ventarrones y un ejército de nubes oscurece el mediodía en la ciudad de Ayacucho. Candelaria se sostiene el sombrero y su hija le sugiere resguardarse de la amenaza de tormenta. Las nubes pasan y ella, con un brillo de dolor que parece instalado en sus ojos, cuenta que, con 61 años, su tormenta continúa.

    El 75% de las víctimas hablaban lenguas indígenas en un país donde únicamente el 16% se ajustaban a ese perfil; el 80% vivían en zonas rurales y más de la mitad eran campesinos

    “Siguen abiertas las heridas. Hemos quedado todos muy afectados, muy traumados. Uno no puede estar tranquilo: siempre me falta mi esposo —continúa una mujer cuyas palabras, a juzgar por la manera de arrastrarlas en el silencio, siguen en carne viva—. Ahora no tenemos adónde ir. Hasta mis nietos dicen: mi papito, ¿dónde está? Mi nietita, que tiene cinco años, me dice que hay que llevarle, mami, a la tumba un corazoncito. Yo me quedo callada, ¿qué voy a decir?”

    Filiberto Condori cometió varios pecados en su vida: tener sangre indígena, hablar quechua, ser agricultor, padre de familia y vivir en el Departamento de Ayacucho, donde se concentran el 40% de las 69.280 víctimas que dejó el terrorismo del país andino entre 1980 y el 2000. Tras la entrega del informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) en el año 2003, además, se comprendieron muchas cosas: su apellido estaba entre los ocho que se repetían con más frecuencia.

    Para llegar a la ciudad de Ayacucho desde Lima hay que atravesar una carretera de 600 kilómetros llamada Los Libertadores, que serpentea por las lomas de los Andes hasta subir hasta los casi 3.000 metros de altura. Para llegar a la verdad, hay que bajar a los infiernos.

    El Partido Comunista de Perú (PCP), conocido popularmente como Sendero Luminoso, había prendido fuego a una urna electoral el día anterior a las elecciones de 1980 en Chuchi, en el Departamento de Ayacucho. Uno de los últimos días de 1982, el gobierno central dio la orden a las Fuerzas Armadas de enfrentar a los grupos subversivos que estaban cometiendo atentados.

    El terror estaba servido.

    Los dos siguientes años al decreto fueron los más sangrientos de la historia de Perú: los asesinatos de Sendero Luminoso y la ofensiva de los aparatos del estado dejaron una factura de 20.000 muertos. El general Luis Cisneros Vizquerra, ministro de Guerra en esos años, no ocultó la vena inhumana del conflicto en una entrevista en septiembre de 1984: “En la guerra no hay derechos humanos”.

    Albino Quicaño es una consecuencia de esas palabras. El toque de queda en Pampa Cangallo, provincia de Cangallo —una de las once de Ayacucho— le pilló en la cama. Aquella mañana Sergia Flores le hizo el desayuno, pero en lugar de servirlo en la cocina, lo llevó al puesto policial.

    “Me dijeron que no estaba allí —se lamenta Sergia—. Yo pensaba que lo iban a detener y lo iban a soltar al día siguiente. El 4 de julio puse la denuncia ante el Fiscal de Huamanga, pero su contestación era: 'Sí, tenemos varios detenidos, pero no sabemos todavía su declaración'. De ahí no sé su paradero”.


    Candelaria Pino perdió a su marido Filiberto. Entraron ocho militares encapuchados a casa y se lo llevaron. Su cuerpo no ha aparecido. Hoy, ella vive con su hija en la ciudad de Ayacucho, capital del departamento del mismo nombre, donde se concentran el 40 % de las víctimas. DIEGO COBO

    Las actuaciones de las Fuerzas Armadas seguían un patrón idéntico: entraban de madrugada a las casas, sacaban a sospechosos de pertenecer al grupo terrorista y se los llevaban. La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) expresó que “aplicaron una estrategia de represión indiscriminada contra la población considerada sospechosa de pertenecer a Sendero Luminoso”. Después encerraban a los presos en los puestos policiales y los retenían por días, los torturaban, los quemaban o los arrojaban desde el aire a lugares remotos. De las víctimas atribuidas a los diferentes agentes del estado, el 60% fue mediante desaparición forzada.

    “Así, inocente, se han llevado a mi esposo. Él no dijo nada, solo preguntaron su nombre. 'Aquí estoy presente, ¿qué pasa con ustedes?' Eso nomás, ha dicho”, relata Sergia, una mujer cuya mirada, sostenida sobre una amplia nariz, lleva impresa el dolor. Su furia, callada y convulsa como un espasmo, es la sed de justicia: y quizá porque hay decenas de senderistas en la cárcel y apenas responsables del Estado, hinca las uñas en las sombras del conflicto. “Sendero Luminoso participaba, pero no como el ejército —opina Sergia—. Sendero Luminoso mataba a dos o tres personas; el ejército se llevaba a 40 o 50 varones. Todos se llevaban ellos”.

    Perú se desangró en su parte masculina: ocho de cada diez víctimas son varones.

    La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), un desfile de audiencias y testimonios que comenzaron en junio del 2001 y dio a luz su informe final dos años, 15.000 testimonios y 9.500 asistentes después, determinó que Sendero Luminoso había sido responsable del 54% de las víctimas.

    “Yo me hubiera preocupado si esta comisión hubiera satisfecho a todos —opina Salvador Lerner, quien fuera presidente de la CVR—, pues eso significaría que no hicimos bien el trabajo”. La CVR nació de la necesidad de profundizar en las causas del conflicto: los rasgos de un país de desigualdades gigantescas. Y las conclusiones son estremecedoras.

    La violencia, que comenzó en las alturas del Perú, fue algo ajeno a las zonas urbanas del país hasta que los atentados y los secuestros sacudieron Lima

    La violencia, que comenzó en las alturas del Perú, fue algo ajeno a las zonas urbanas del país hasta que los atentados y los secuestros sacudieron Lima: los dos coches bomba colocados en el acomodado barrio de Miraflores el 16 de julio de 1992, y que dejó 25 muertos y 200 heridos, elevó a la conciencia ciudadana de que Perú vivía un drama. Para hasta entonces, las masacres y la impunidad ya llevaban acumuladas miles de víctimas. “Pero era gente que al limeño no le importaba que murieran”.

    El silencio se adueñó de las poblaciones más desfavorecidas: el 75% de las víctimas hablaban lenguas indígenas en un país donde únicamente el 16% se ajustaban a ese perfil; el 80% vivían en zonas rurales y más de la mitad de las víctimas eran campesinos. Un conflicto, en fin, que la propia CVR no dudó en expresar: “No fue sentida ni asumida como propia por el resto del país, lo que delata el velado racismo y las actitudes de desprecio en la sociedad peruana”.

    Por eso, Lerner, que ahora habla suavemente en un amplio despacho de la Pontificia Universidad Católica, de la que fue su rector y donde hoy imparte clases de filosofía antigua y medieval, le preguntó al líder de Sendero Luminoso durante las audiencias:

    —¿Por qué usted, que dice haberse levantado contra el orden establecido para reivindicar la vida de los humanos, por qué tenía que matar?

    Abimael Guzmán, apresado nueve años antes en el distrito limeño de Surquillo, respondió: “Había que matar al hombre para que el hombre y la sociedad fueran colocados en el lugar del privilegio”.

    “El hombre no importaba, era una herramienta para una meta, el Estado de nueva democracia. Él repetía las prédicas: que el pueblo era masa, que hacía falta un millón de muertos —explica Lerner en un tono profundo—. Fue una ideología cruel, impenetrable a la crítica, dueña de la verdad donde le importaba poco el ser humano”.

    Bajo tierra, los latigazos ocultos de la violencia: más de 4.600 fosas. Y sobre ella, al menos 150.000 desplazados

    En realidad, lo que desenterró el terrorismo —tanto de Sendero como de Túpac Amaru, que provocó el 1,8% de las víctimas— fueron las raíces profundas del conflicto. Y eso fue lo que reflejó la CVR y que Lerner expresa, aún con la intensidad de unas dimensiones desconocidas, como “la no igualdad entre todos los peruanos en función de su cultura, de su lengua y del lugar que habitaban”.

    Entre las posibilidades que tenía la CVR para ilustrar la pulverización de la identidad indígena y el ensañamiento con su población, eligió la que más podía sacudir a las conciencias urbanas: “Si la proporción de víctimas estimadas para Ayacucho respecto de su población en 1993 fuese la misma en todo el país, el conflicto armado interno habría causado cerca de 1,2 millones de víctimas fatales en todo el Perú, de las cuales aproximadamente 340.000 habrían ocurrido en la ciudad de Lima Metropolitana, el equivalente a la proyección al año 2000 de la población total de los distritos limeños de San Isidro, Miraflores, San Borja y La Molina”.

    Juana Carrión entendió lo que estaba pasando cuando llegó al cuartel de Los Cabitos un mediodía de julio de 1984. Llevaba el almuerzo a su hermano Ricardo.

    — Esta persona ya no está.

    20 años después, durante el mes de septiembre de 2014, la Defensoría del Pueblo organizó una exhibición de prendas halladas en cuartel. Juana identificó la ropa de Ricardo Carrión; su cuerpo, aún no. “Todavía no olvidamos lo que pasó. Todos los días lo recuerdo. ¿Dónde estará mi hermano, dónde estará mi hermano?”, se pregunta en un hilo de voz.

    La tarde que Ricardo salió a retirar dinero del banco, Sendero Luminoso había decretado un paro armado. Apagones, secuestros indiscriminados, asesinatos en la plaza pública. Y una batida de los servicios de inteligencia. “Mi hermano salió la noche del 26 de julio para enviar los fardos con artesanías de la familia, que era comerciante, a Lima. Salió al banco y ya no regresó. Al día siguiente fui a dependencias policiales. También fui al banco a preguntar ya que trabajaba un familiar, y me dijo: 'Sacó su ahorro, su dinero y salió. Pero dentro de un rato había batida de las fuerzas del orden. Seguro que se lo han llevado detenido'. Con un abogado fuimos a la comandancia de los servicios de inteligencia. Nos dijeron que no estaba nada”, relata Juana entre suspiros.

    Los Cabitos es una pesadilla reconvertida en memoria. La CVR averiguó que entre 1983 y 1985, el cuartel fue un centro de torturas, asesinatos y cremaciones. A los 100 cadáveres hallados por los forenses, se añade la estimación de que se pudo aniquilar hasta 500 personas. El Jefe Político Militar de Ayacucho admitió que su residencia estaba instalada allí: un centro de exterminio sobre un secarral hoy conocido como La Hoyada.

    “Sendero Luminoso mataba a dos o tres personas; el ejército se llevaba a 40 o 50 varones”, denuncia Sergia Flores

    “El culpable es Sendero Luminoso —opina Juana, que también perdió a otro hermano—; después, el ejército: Sendero fue al campo concientizó a los campesinos, y empezaron a asesinar a autoridades. Entonces las fuerzas del orden salieron en contra de ellos y de la población, sin investigar bien a los jóvenes, ni a estudiantes, ni a mujeres. A todos en general: como ciegos han detenido y asesinado. Mucho daño han hecho en el campo”. Los casos de sus hermanos siguen impunes: el 60% de las causas están abiertas. El resto, archivadas.

    La CVR —cuyas recomendaciones no son vinculantes— consideró que una parte esencial del proceso de reparación es la justicia. Y remarcó: “No se puede construir un país éticamente sano y políticamente viable sobre los cimientos de la impunidad”.

    Sugerencias que parecen lejanas al cauce de la realidad. “En nuestro país hay una intención de borrar la historia y acompañar este proceso de impunidad —opina Yuber Alarcón, abogado que acompaña a las víctimas y trabajó en la CVR, en una conversación en la sierra peruana—. No han sido implementadas estas políticas de estado debidamente: por desidia de las autoridades, por falta de voluntad política, por no asignar recursos económicos y porque siempre han considerado que este sector de la población no merece la atención de parte del Estado”.

    Bajo tierra, los latigazos ocultos de la violencia: más de 4.600 fosas. Y sobre ella, al menos 150.000 desplazados que, esquivando los modernos edificios de vidrio que brotan en Lima, se adivinan encajados en los cerros que rodean la ciudad.

    Durante los años de violencia, Ayacucho se fue vaciando por las víctimas que se fugaban del terror y hallaron la miseria: quienes se quedaron en las ciudades fueron discriminados; quienes regresaron y se asentaron en la sierra, tuvieron que enfrentarse a litigios de tierra y marginación. Hoy, las regiones más castigadas por la violencia son las más depauperadas de todo el país.

    No es extraño: las secuelas del terror se manifiestan en los techos del Perú. La violencia descabezó a comunidades enteras, con el asesinato de líderes comunales y dirigentes locales. Miles de familias se quedaron sin sus padres, sin sus políticos, pero también sin quienes proveían de recursos al hogar: un drama que condenó a la pobreza perpetua a muchos hijos que se quedaron sin nada. En ese contexto, las mujeres tuvieron que asumir responsabilidades hasta entonces desconocidas y lanzarse a recomponer un país sin sus hijos, sin sus maridos, sin su pasado.

    “Pedimos que den trabajo a nuestros hijos. No encontramos justicia, así no más, hasta hoy. Siquiera un techo propio nos daría el Estado”, se lamenta Candelaria, viuda de Filiberto, y cuyo relato de la violencia se le atasca en la garganta al recordar cómo la Infantería de Marina organizaba paredones en la Plaza de Huamanguilla: “Yo lo vi: vi que fusilaban vendando los ojos a la persona delante de cantidad de personas. Cinco le disparaban: nos obligaban a juntarnos todas las personas”.

    El resquebrajamiento de las comunidades andinas, que robó el porvenir a toda una generación de jóvenes y retorció las relaciones sociales, llevó a la presentación de una serie de reparaciones que no acaba de asumirse por el estado a pesar de que así lo sugirió la CVR.

    “Las recomendaciones que se dieron no han sido implementadas, por lo que hay secuelas que no están siendo atendidas”, denuncia Alarcón ante la indiferencia de un Estado al que acusa de desinflar las expectativas creadas por la CVR, que revisó profundamente los veinte años de conflicto. Entre las formas de reparación que contempla le Ley de Reparaciones y que se despliega en siete programas —desde las simbólicas a la restitución de derechos humanos pasando por el acceso habitacional o a la salud—, el abogado carga contra la desidia: “No ha habido un avance significativo, incluso en aquellas acciones que no involucran recursos económico, sino voluntad política y gestos de perdón y aceptación de lo que pasó en este país. Pero ni siquiera se han dado este tipo de esfuerzos. Incluso hay apoyo de la cooperación internacional para fabricar estos espacios de memoria, que son formas de reparación, y no se ha querido aprovechar”.

    Salvador Lerner, quien tuvo el protagonismo de explorar las dos décadas más siniestras del país (la CVR dijo que en esos años murió más gente que en toda la historia reciente), apunta esa apatía del panorama político: es probable que este año el país esté gobernado por Alan García o Keiko Fujimori. “Nosotros, en la Comisión, no tratamos con hipocresía a ninguno de los dos grupos políticos a los que ambos pertenecen. Dijimos que se cometieron gravísimas violaciones de los derechos humanos y que hubo responsabilidad por parte de Alberto Fujimori y Alan García. Esas personas no miran con simpatía el informe”.

    Bajo el primer mandato de García se cometieron algunas de las matanzas más célebres del período de violencia; Fujimori, padre de la candidata, está condenado a 25 años de prisión.

    “Siempre estamos recordando, siempre, en cualquier momento. Así, cuando conversamos, siempre la mente vuelve a esa misma hora, a ese mismo hogar. Así estamos buscando verdad, la justicia, pero no la alcanzamos todavía. No sabemos qué lindo sería encontrar los archivos para saber quiénes son los culpables”, dice Sergia, una de las mujeres que, tres décadas después de la desaparición de su esposo, sigue luchando con el expediente de Albino Quicaño.

    En mayo de 2011 se abrió juicio oral contra siete altos mandos militares por crímenes contra la humanidad —identificar a los autores materiales es improbable— acusados del asesinato de 54 personas en el cuartel de Los Cabitos solo en 1983. Yuber Alarcón, abogado de algunas de las víctimas, les preguntó:

    —¿Contaban ustedes el paradero de algunas personas que eran detenidas?

    El general Carlos Briceño Zevallos dijo que no había participado, que no recordaba nada. Alarcón insistió al preguntarles por un manual antisubversivo hallado —explica ahora el abogado— en el que se señalaba que “si una persona no va a declarar, hay que eliminar”. Pero los acusados se defendieron: “eliminar” significaba “sacarlos del espacio”.

    “Hay gobernantes que han estado en el período de la violencia y no asumen su responsabilidad. Tratan de pasar página”, argumenta Alarcón, un abogado que, entre otros impedimentos, señala que los jueces y fiscales no han tomado como prueba aquello que las víctimas tenían la capacidad de demostrar: un claro recuerdo, el reconocimiento de los verdugos, los relatos exactos —con los militares encausados incluidos— del momento del secuestro. “No hay pruebas, no hay testigos, no abren juicio —enumera, como una secuencia de la impotencia, Sergia—. Nada: por eso no alcanzamos la justicia”.

    La noche que, en su casa de Pampa Cangallo, entraron buscándolo, mientras los militares agarraban a Albino, le pidió a Sergia que encendiera más velas. 32 años después, centenares de mujeres alumbran un pasado siniestro en cada homenaje del anhelado Santuario de la Memoria de La Hoyada, el lugar exacto donde se aniquilaron cientos de vidas. Ante los mismos retratos de quienes pedían luz, sus viudas siguen encendiendo velas.

    http://elpais.com/elpais/2016/02/17/...14_422638.html
    Última edición por Teodofredo; 18/02/2016 a las 19:13
    JLV likes this.

  3. #3
    Senior Member
    Fecha de ingreso
    22 Aug, 15
    Mensajes
    2,067

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    Después de más de 10 años en el poder, es indudable la transformación que ha sufrido el país. La incorporación a la clase media de un amplio sector de la población y la salida de otro tanto de la pobreza, ha traído un cambio significativo a Bolivia. Un mero paseo por La Paz permite comprobar cómo en el último año y medio se han abierto decenas de nuevos comercios, la construcción de edificios se ha disparado y el teleférico, la gran obra de infraestructura en la capital, funciona sin cesar.
    Para el primer y segundo teleférico, solo pensaba que era una curiosidad, pensada solo porla particularidad de El Alto, que está a mucho más altura que La Paz. Pero ahora, que hay como 5, recuerdo el libro "las ciudades Invisibles", donde se quejaban de que en occidente las ciudades grandes eran copias una de otra, y me parece que eso de los teleféricos podría darle a La Paz una especie de personalidad propia, una especie de distinción del resto (que casi toda ciudad grande van al metro). Supongo que tendrá ventajas y desventajas como todo. Ojalá hagan unos cuantos más.

    Sobre el referendo, dicen que está reñido. No sé. En todo caso lo conseguido por Evo Morales para Bolivia le garantiza pasar como uno de los mejores presidentes de Bolivia, y tal vez el mejor. Abandonará el gobierno con alta popularidad, hasta ahora.
    PERÚ - Las viudas olvidadas del terror
    Verónika Mendoza buscará a los miles de desaparecidos del periodo de violencia
    La candidata del Frente Amplio manifestó que en un eventual gobierno suyo los familiares de las víctimas de la violencia no estarían solos.
    Verónika Mendoza buscará a los miles de desaparecidos del periodo de violencia | Noticias del Perú | LaRepublica.pe

    La candidata a la presidencia Verónika Mendoza promete buscar unos 15000 desaparecidos en Perú. Es la única candidata que promete tal cosa. Lamentablemente está atrás en las encuestas.

    Las encuestas las lidera el partido de Fujimori, preso por asesinato, y que ahora lidera su hija, que en 5 años como congresista faltó más de 500 veces al congreso.

    **************
    **************
    Ojo: El Partido Comunista peruano (PCP) NO es ni fue nunca Sendero Luminoso. Sendero Luminoso rechazaba al PCP porque había abandonado la vía armada y de fuerza, y el Pcp rechazaba al sendero por armado y etc.

  4. #4
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,629

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    BOLIVIA - VOTACIÓN PARA LA REFORMA CONSTITUCIONAL

    Evo Morales apela a sus logros económicos ante el referéndum en Bolivia

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: 1455901598_934062_1455901759_noticia_normal_recorte1.jpg 
Visitas: 98 
Tamaño: 97.8 KB 
ID: 30914
    Evo Morales, presidente de Bolivia. AIZAR RALDES AFP

    EL PAÍS - JAVIER LAFUENTE - La Paz -19 FEB 2016 - 18:21 CET
    La campaña de Evo Morales para lograr que mañana se apruebe una reforma constitucional que lo habilitaría para postularse por cuarta vez consecutiva en 2019 se ha apoyado principalmente en la marcha de la economía de Bolivia durante los 10 años de su gobierno. Con Evo vamos bien y Evo, garantía de estabilidad económica, lemas favoritos de la propaganda oficialista, intentan reforzar la percepción mayoritaria del progreso de la nación. La clase media, sin embargo, es la que ve con más recelo la posibilidad de que Morales se perpetúe en el poder.

    Es jueves por la tarde y los cafés y restaurantes que rodean la plaza Abaroa, en el barrio de Sopocachi, en La Paz, están repletos. Gente joven en su mayoría aprovecha las últimas horas antes del auto de buen gobierno, es decir, la ley seca que impide el consumo de alcohol dos días antes de una votación electoral. La escena se repite los días previos a poca distancia de allí, en el sur de la ciudad, la zona noble de la capital boliviana, donde los locales de ocio se han colado en cada esquina. En los últimos 10 años las compras en los supermercados han aumentado un 600%. El consumo en restaurantes, un 853%. Es la nueva Bolivia.

    El país andino cuenta con 10,5 millones de habitantes, de los cuales 2,6 millones se incorporaron a la clase media desde la llegada de Evo Morales al poder, en 2006. El PIB per cápita pasó de 1.200 dólares a 3.000 en todo este tiempo. Los discursos diarios que Evo Morales ha dado estos meses estuvieron también alineados al mismo objetivo, por lo que el tópico de los mismos fue comparar la situación de cada área de la economía en 2005, poco antes de que comenzara la gestión gubernamental, y ahora. En este tiempo, el producto interno del país pasó de 8.000 a 33.000 millones de dólares, el crecimiento promedio fue de 5% anual, casi siempre hubo superávit fiscal y comercial, y las reservas de divisas llegaron a una cifra cercana al 50% del PIB, uno de los porcentajes más altos del mundo.

    2,6 millones de personas se incorporaron a la clase media desde la llegada de Evo Morales al poder

    El país recibió una fuerte inyección de dinero por la venta de gas y de minerales, que se usó en los gastos del Estado, sobre todo en grandes obras de infraestructura. Luego, por estos gastos y el constante aumento de salarios, se produjo un extraordinario aumento del consumo interno, el cual haló la construcción de inmuebles, las importaciones y las actividades financieras, gastronómicas y de entretenimiento. El resultado de estos procesos fue un incremento del bienestar social, pero también un encarecimiento de los bienes de manufactura nacional, ramo que, según sus portavoces, es la “cenicienta” del modelo boliviano. En este tiempo la industria ha sido incapaz de sustituir las importaciones, incluso en el área de alimentos, en la que Bolivia solía ser autosuficiente, y se ha tornado aún menos competitiva dentro de los mercados mundiales.

    La oposición reconoce tibiamente los avances de la “década dorada” de Morales, pero los atribuye a los altos precios internacionales de las materias primas que se registraron durante este tiempo. Al mismo tiempo, critica la profundización de la dependencia del país de la extracción de recursos naturales (o “reprimarización”, un fenómeno común a toda Latinoamérica), y considera que el crecimiento de los sectores terciarios que no compiten con el extranjero y el simultáneo retroceso de la industria nacional permiten diagnosticar a Bolivia como una víctima de la “enfermedad holandesa”, un síndrome económico que afecta a las sociedades que reciben súbitamente grandes ingresos que no saben cómo gastar y que terminan despilfarrando en obras faraónicas, importación de productos extranjeros y burbujas inmobiliarias. A la larga, dicen estos economistas, el modelo llevará al país a una crisis parecida a la que hoy vive Venezuela. Esta profecía se ve reforzada por la actual caída del valor del barril de petróleo.

    El ministro de Economía, Luis Arce, aplaudido como autor del “milagro boliviano”, asegura que la crisis sudamericana no afectará el nivel de crecimiento que Bolivia ha estado experimentando. El Gobierno ha estado buscando inversiones extranjeras y contrató un préstamo de 7.000 millones de dólares con China, a fin de sustituir los ingresos que perderá por el menor precio de las exportaciones nacionales de gas a Brasil y Argentina.

    Si es verdad que el referendo boliviano coincide con una inflexión de la historia del país, se explica que los partidarios del sí a la reelección de Morales volteen la mirada hacia el pasado de éxitos, mientras que los partidarios del no se concentren en un futuro que pintan con tonos apocalípticos.

    Evo Morales apela a sus logros económicos ante el referéndum en Bolivia | Internacional | EL PAÍS
    JLV likes this.

  5. #5
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,629

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    Bolivia le dice no a la intención de Evo Morales de buscar otra reelección

    REFERÉNDUM EN BOLIVIA - El resultado final del referéndum da una victoria al no con el 51,30% de los votos frente al 48,70% del sí

    EL PAÍS - JAVIER LAFUENTE - FERNANDO MOLINA - La Paz 24 FEB 2016
    Bolivia le dijo no a la pretensión del presidente Evo Morales de postular por cuarta vez consecutiva a unas elecciones. Después de un recuento que se ha prolongado más de 48 horas, el 51,30% de los bolivianos rechazaron cambiar la Constitución para posibilitar la reelección de Morales en 2019. El sí obtuvo el 48,70%, con el 99,72% de las actas computadas. Así, se mantiene la prohibición de que el presidente sea reelecto al terminar su tercer mandato de cinco años, que obtuvo con una importante mayoría en 2014. Esta es la primera vez que Morales es derrotado en las urnas desde su llegada al poder en 2006.

    La exigua diferencia entre los partidarios de Morales y sus adversarios, que ya aventuraron los sondeos a pie de urna el domingo en la noche -finalmente de 135.000 votos-, evidencia un aumento de la polarización en Bolivia en menos de año y medio, algo que había quedado atrás después de las presidenciales de 2014. El resultado refleja que la buena gestión del presidente, que en una década ha abanderado el mayor cambio social y económico del país en la historia reciente, no es suficiente para paliar el cambio de ánimo de un gran sector de la población, que veía con cierta inquietud las denuncias de corrupción que han asolado últimamente al oficialismo.

    Los casos más sonados fueron los del Fondo Indígena, una institución de cooperación con las comunidades rurales, de la que varios dirigentes sindicales que la conducían, todos ellos del Movimiento al Socialismo (MAS), desviaron alrededor de 30 millones de dólares, según cálculos conservadores. Pero lo más dañino para la imagen del Gobierno fue la ostentación con que estos dirigentes gastaron lo que obtuvieron, ante la mirada enojada de los empobrecidos afiliados.

    Además, por primera vez durante esta campaña los escándalos salpicaron al propio Evo Morales, que tuvo que hacer frente a la campaña más desagradable de su carrera, después de tener que admitir que había tenido un romance y un hijo (que falleció) con Gabriela Zapata, lobista de las empresas chinas que trabajan para el Estado. Aunque el Gobierno se esforzó en tratar de desmentir la existencia de tráfico de influencias, el asunto melló por primera vez de forma directa la imagen de Morales.

    Ante las denuncias, el Gobierno y el propio Morales desplegaron una campaña contra lo que calificaron “guerra sucia” de la oposición con el supuesto apoyo de Estados Unidos. Optar por ese discurso antiimperialista y no incidir en los logros obtenidos y en los planes de futuro fue, para muchos analistas, uno de los errores de la campaña del sí.

    Otro motivo de malestar es el enfriamiento de la economía, que, pese a seguir creciendo, está comenzando a sentir los efectos de la caída del precio internacional del petróleo, ya que Bolivia vive de la exportación de gas a los países vecinos.

    El gran desafío vendrá a partir de ahora. Morales aún tiene cuatro años de Gobierno. El no a la reforma de la Constitución, aunque erosiona el poder de, no implica un rechazo a la continuación de sus políticas que tan buenos resultados le han dado a Bolivia hasta ahora. "Presidente, lo que ha dicho el voto de los bolivianos es que no hay personas imprescindibles, solo hay causas imprescindibles", tuiteó el expresidente Carlos Mesa, que lidera, por petición de Morales, la demanda marítima de Bolivia contra Chile en La Haya.

    Pese a que el presidente ha insistido en que la agenda estaba preparada con vistas a 2025 deberá garantizar los proyectos que haya hasta la finalización de su mandato. “La vida sigue y la lucha continúa”, dijo el mandatario el lunes.

    Además, deberá afrontar su sucesión dentro del Movimiento al Socialismo (MAS), algo que no ha sabido hacer en 10 años que lleva en el poder. Como se vio en las últimas elecciones locales, de mediados del año pasado, cuando el partido oficialista sufrió su primer revés, Bolivia siempre se ha mostrado más evista que masista. “Tenemos líderes jóvenes, con discurso, pero poca experiencia. Hay que buscar quién puede ser un factor de unidad. Ese es el tema”, aseguró a este periódico en una entrevista el pasado sábado.

    El no a la intención de Evo de modificar la Constitución no trae consigo el sí a una alternativa al presidente boliviano. A partir de ahora, se abre también la batalla en la fragmentada oposición boliviana, que ha visto cómo desde hace 10 años sus participaciones en alguna contienda electoral terminan en una severa derrota. La única característica que les une es el rechazo a la figura del presidente. No hay un bloque homogéneo con un liderazgo visible. Ni los más conservadores, como el expresidente Tuto Quiroga o el tres veces candidato Samuel Doria Medina, ni los progresistas, como el alcalde de la capital, Luis Revilla o el gobernador del departamento de La Paz, Félix Patzi, han sabido canalizar a la oposición. Todos, sin embargo, iniciarán a partir de ahora el camino hacia las presidenciales de 2019.

    Bolivia le dice no a la intención de Evo Morales de buscar otra reelección | Internacional | EL PAÍS
    JLV likes this.

  6. #6
    Usuario registrado Avatar de jalil
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,301

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    Una nota muy interesante escrita por Emir Sader, sobre los fenómenos político sociales de nuestra Sudamerica.-

    EL MUNDO › OPINION
    Líderes populares

    Por Emir Sader

    ¿Brasil, que era el país más desigual del continente más desigual, es un pais mejor, menos injusto, más integrado, que permite que la gente viva mucho mejor ahora o cuando los mercados y las grandes corporaciones privadas mandaban sin contrapunto en el país?

    ¿Ecuador vive el mejor momento de su historia bajo el gobierno de Rafael Correa o cuando era gobernada por las oligarquías representantes de las minorías?

    Esos líderes populares han fortalecido las democracias en esos países, porque han integrado a las grandes mayorías, afirmando sus derechos, legitimando los Estados porque esas mayorías se sienten representadas en esos gobiernos, porque se han producido los períodos de mayor estabilidad y continuidad política bajo el liderazgo de esos dirigentes políticos.

    ¿Qué carácter tienen esos liderazgos populares? El de representar, de forma directa, los anhelos de la gran mayoría de la población, postergada por la política tradicional y sus formas corrompidas de elegir representantes, por el poder del dinero y de los medios privados de los medios de comunicación.

    La derecha sólo logra dirigentes fuertes, que se basan en la fuerza y en la represión, como en los tiempos de las dictaduras. O presidentes con prestigio efímero, basados en planes económicos de corto plazo, promovidos por el marketing de los medios, hasta que caen inevitablemente en desgracia y sus nombres quedan asociados a lo peor de la política.

    Mientras tanto, los líderes populares logran confrontar con los mecanismos corporativos en que la derecha sustenta su poder –Congresos elegidos en base a campañas financiadas con mucha plata, medios de comunicación monopólicos, grandes empresas privadas, entre otros–, para expresar, de forma directa, las necesidades de la masa de la población marginalizada por aquellos mecanismos de poder de la derecha. Por eso ganan tanta proyección, legitimidad, por ello gozan del apoyo popular que ningún líder de la derecha posee.

    Lideres fuertes por el apoyo popular, por la legitimidad de sus gobiernos, hacen más sólidas las democracias y no las dañan. La derecha se empecina en campañas que buscan empañar la imagen de líderes como Evo Morales, Cristina, Lula, Rafael Correa, porque no tiene argumentos de fondo en contra de ellos. Saben que un pueblo sin líderes, sin autoestima, sin sentimiento nacional, es más fácilmente víctima del derrotismo que la derecha quiere imponer a nuestros pueblos y países, y hacer retroceder los logros obtenidos bajo el liderazgo de esos dirigentes en los últimos años.

    http://http://www.pagina12.com.ar/di...016-02-24.html
    Y ahora solo un camino he de caminar, cualquier camino que tenga corazon.
    Atravezando todo su largo sin aliento dejando atraz mil razones en el tiempo.
    Morir queriendo ser libre, encontrar mi lado salvaje, ponerle alas a mi destino,romper los dientes de este engranaje.

  7. #7
    Senior Member
    Fecha de ingreso
    22 Aug, 15
    Mensajes
    2,067

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    La propaganda aprovecha la misma fuerza de la "personalización" de un movimiento, para satanizarlo. Y resulta más fácil atacar a un hombre que a las ideas o sociedad que lo ha elegido.

    Suele decirse que los caudillos son malos, pero esos no conocen la sociología grupal. Sin importar las ideas de un grupo, desde que es grupo tiene un líder. Las ideas complejas de un grupo no sirven para cuñas publicitarias de 20 segundos. Por tanto necesitan símbolos. A veces son los partidos, el símbolo del partido. pero en sur américa, en la década pasada, precisamente los partidos quedaron desacreditados por todo lado. De modo que muchos se presentaban con partidos nuevos, desconocidos. Lo que sí era popular es la cabeza, y por tanto, para la promoción usaron lo más visible. Leyes del mercadeo.

    Ahora, lo malo es cuando la cabeza se distancia del resto del grupo, o el grupo que lo apoyaba se difumina o abandona las ideas originales. n elcaso de Chávez, quedó su partido y seguidores. Dirán que están perdiendo, pero hoy gobiernan e intentan seguir la línea original. Y en cuanto a Evo Morales, queda su partido. No va a la reelección, pero falta mucho para las elecciones. tiempo más que suficiente para buscar y asegurar un grupo sucesor.

  8. #8
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    03 Dec, 15
    Mensajes
    742

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    Cita Iniciado por jalil Ver mensaje
    Una nota muy interesante escrita por Emir Sader, sobre los fenómenos político sociales de nuestra Sudamerica.-

    EL MUNDO › OPINION
    Líderes populares

    Por Emir Sader

    ¿Brasil, que era el país más desigual del continente más desigual, es un pais mejor, menos injusto, más integrado, que permite que la gente viva mucho mejor ahora o cuando los mercados y las grandes corporaciones privadas mandaban sin contrapunto en el país?

    ¿Ecuador vive el mejor momento de su historia bajo el gobierno de Rafael Correa o cuando era gobernada por las oligarquías representantes de las minorías?

    Esos líderes populares han fortalecido las democracias en esos países, porque han integrado a las grandes mayorías, afirmando sus derechos, legitimando los Estados porque esas mayorías se sienten representadas en esos gobiernos, porque se han producido los períodos de mayor estabilidad y continuidad política bajo el liderazgo de esos dirigentes políticos.

    ¿Qué carácter tienen esos liderazgos populares? El de representar, de forma directa, los anhelos de la gran mayoría de la población, postergada por la política tradicional y sus formas corrompidas de elegir representantes, por el poder del dinero y de los medios privados de los medios de comunicación.

    La derecha sólo logra dirigentes fuertes, que se basan en la fuerza y en la represión, como en los tiempos de las dictaduras. O presidentes con prestigio efímero, basados en planes económicos de corto plazo, promovidos por el marketing de los medios, hasta que caen inevitablemente en desgracia y sus nombres quedan asociados a lo peor de la política.

    Mientras tanto, los líderes populares logran confrontar con los mecanismos corporativos en que la derecha sustenta su poder –Congresos elegidos en base a campañas financiadas con mucha plata, medios de comunicación monopólicos, grandes empresas privadas, entre otros–, para expresar, de forma directa, las necesidades de la masa de la población marginalizada por aquellos mecanismos de poder de la derecha. Por eso ganan tanta proyección, legitimidad, por ello gozan del apoyo popular que ningún líder de la derecha posee.

    Lideres fuertes por el apoyo popular, por la legitimidad de sus gobiernos, hacen más sólidas las democracias y no las dañan. La derecha se empecina en campañas que buscan empañar la imagen de líderes como Evo Morales, Cristina, Lula, Rafael Correa, porque no tiene argumentos de fondo en contra de ellos. Saben que un pueblo sin líderes, sin autoestima, sin sentimiento nacional, es más fácilmente víctima del derrotismo que la derecha quiere imponer a nuestros pueblos y países, y hacer retroceder los logros obtenidos bajo el liderazgo de esos dirigentes en los últimos años.

    http://http://www.pagina12.com.ar/di...016-02-24.html
    Me parece que en varias cosas le erra feo. Para empezar dice que la gente se siente representada con Dilma y que logro una gran igualdad en el país cuando el nivel de aceptación de su gestión es de un 10%, hubo manifestaciones en todo el país por la desigualdad social y la falta de empleo que causó la crisis económica. Por otro lado esta dejando una mancha enorme que es el escandalo de Petrobras, eso le costo caro en su imagen, tuvo una enorme cantidad de ministros prosesados por corrupción.
    Después dice que los lideres populares an logrado fomentar la democracia, que tienen en común Chavez, Evo, Correa y crstina? Que todos querian la reelección, algunos se eternizaron en el poder y terminaron corrompiendo a otras instituciones como la justicia.
    Otra cosa que tienen en común dichos gobiernos es que, tanto Dilma en Brasil como Maduro en Venezuela y Cristina en Argentina, dejaron sus paises con graves problemas económicos producto de sus pesimas políticos y su idea de populismo barato.
    El caso más conocido por mi es el de Argentina, no hay inclusión social hay un uso descarado de los pobres como herramienta de hacer política a través de punteros políticos que les dan migajas a cambio de sus votos o de viajar hasta un acto. Supuestamente el gobierno de Cristina Kichner fue uno de los que más dinero invirtió en viviendas, como se explica entonces que villas como la "31" se allá triplicado en tamaño? Y eso sin contar las que hay en la provincia de Bs As que más que villas son ciudades, como ouede ser que con tanto dinero que se invirtió en casas los refugios de emergencia hayan crecido? La respuesta es sencilla, se afanaron hasta el último centavo. Casos como el de la Tupac, una asociación que recibió dinero del estado para construir casas a la gente desamparada y que termino yendo a los bolsillos de Milagros Sala, son la viva evidencia de lo que fue el anterior gobierno de "izquierda", la cuestión era sencilla o eras de la Tupac y recibías las migajas que dejaban los de arriba, ibas a sus actos y aplaudias, o no eras de la Tupac y no te daban ni un baso de agua en un día de calor.
    Un caso aislado? No, también la fundación madres recibió 150 millones de pesos para construir viviendas, no se por que se le dio dinero a una ong para hacer el trabajo del estado, y terminó habiendo desvío de fondos, a la AGN no le dejaron ver el contrato.
    Si estos gobiernos populistas fueron tan buenos para Latinoamérica no entiendo por qué razón están terminando todos con gigantescos problemas económicos, obscenas causas de corrupción y dejando tierra arrasada.
    JLV likes this.

  9. #9
    Usuario registrado Avatar de jalil
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,301

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    A Ud le parece que la experiencia neoliberal termino mejor en la Argentina? No digo mas nada
    Y ahora solo un camino he de caminar, cualquier camino que tenga corazon.
    Atravezando todo su largo sin aliento dejando atraz mil razones en el tiempo.
    Morir queriendo ser libre, encontrar mi lado salvaje, ponerle alas a mi destino,romper los dientes de este engranaje.

  10. #10
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    03 Dec, 15
    Mensajes
    742

    Predeterminado Re: Noticias de Sudamérica

    Cita Iniciado por jalil Ver mensaje
    A Ud le parece que la experiencia neoliberal termino mejor en la Argentina? No digo mas nada
    No, de ninguna forma, ni se imagina lo repulsivo que se me hace ver como figuras que ahora dicen ser de izquierda le besaban los pies al turco y votaban las leyes de privatización de Ypf, de hecho la mayor parte del fpv fue menemista y estuvo totalmente de acuerdo con las privatizaciones, Nestor llegó a decir que Mendez era el mejor presidente del país y recibió una buena parte de la torta cuando le regalaron la empresa a los españoles. Más allá de que ellos son los mismos que saquearon el país en el 90, que dicha época sea un caos no quita que estos gobiernos populistas también lo son.
    Al parecer todo se basa en que los 90 fueron lo peor de la historia y eso da derecho a cualquier cosa.
    JLV likes this.

Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30