Resultados 1 al 2 de 2
Like Tree2Likes
  • 2 Post By Teodofredo

Tema: Periodistas en zonas de conflicto

  1. #1
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,381

    Predeterminado Periodistas en zonas de conflicto

    DÍA MUNDIAL PARA PONER FIN A LA IMPUNIDAD DE LOS CRÍMENES CONTRA LOS PERIODISTAS

    Cerca de 800 periodistas muertos en una década


    Un fotoperiodista trata de evitar los gases lacrimógenos lanzados por tropas israelíes durante una protesta para pedir la liberación del periodista palestino Omar Nazal. © Mohamad Torokman / Reuters

    EL MUNDO - ROSA MENESES - 01/11/2016 03:01
    Desaparecidos, torturados, tiroteados, secuestrados, encarcelados... Periodistas de todo el mundo pagan un alto precio personal y profesional por su compromiso con la libertad de información. Y es que ejercer el periodismo ha costado la vida a cerca de 800 informadores desde 2006 en todo el mundo. Pero sólo un 7% de esos casos han sido castigados, según datos facilitados por Naciones Unidas.

    Para luchar por que las agresiones a los profesionales de la información no queden sin castigo la ONU instauró el Día Mundial para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra los Periodistas. Un recordatorio que se activa cada 2 de noviembre, desde que en 2013 fueran asesinados los reporteros de Radio France Internacionale Ghislaine Dupont y Claude Verlon, en Mali.

    En España, el caso más simbólico es el del camarógrafo José Couso, asesinado por disparos desde un carro de combate estadounidense contra el Hotel Palestina de Bagdad, en abril de 2003. Esta semana, el Tribunal Supremo ha dado carpetazo definitivo (cerrado) la investigación de su asesinato. Un nuevo revés para que se haga justicia, después de que la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial de marzo de 2014 pusiera fin a la Justicia Universal y obligara al juez de la Audiencia Nacional instructor del caso, Santiago Pedraz, a archivar el proceso.

    La suspensión de la Justicia Universal fue ampliamente criticada por Reporteros Sin Fronteras (RSF), que llamó la atención sobre sus consecuencias. "La suspensión de la Justicia Universal fomenta los crímenes contra los periodistas españoles, al quedar totalmente desprotegidos jurídicamente, en la cobertura de guerras y conflictos", señala a EL MUNDO.es la presidenta de RSF-España, Malén Aznárez.

    En lo que va de 2016, 50 profesionales han sido asesinados en todo el mundo, según el Barómetro que actualiza día a día RSF. Otros 147 periodistas se encuentran encarcelados. Los últimos en engrosar la macabra lista de profesionales en prisión han sido el director del diario opositor turco 'Çumhuriyet', Murat Sabuncu, y otros 11 miembros de su staff, incluyendo miembros del Consejo Editor, columnistas y un caricaturista. Todos fueron detenidos ayer, por supuestamente apoyar el fallido golpe de Estado del 15 de julio.

    La represión que ha puesto en marcha el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, desde la frustrada asonada militar alarma a organizaciones como RSF, que cada año elabora una lista de los llamados Depredadores de la Libertad de Prensa con los peores enemigos de la libertad de información. Precisamente mañana, la ONG publicará la lista actualizada, "en la que lamentablemente hay nuevos protagonistas", adelanta Aznárez.

    En lo que va de 2016, 50 profesionales han sido asesinados en todo el mundo, según el Barómetro que actualiza día a día RSF.
    Otros 147 periodistas se encuentran encarcelados. Los últimos en engrosar la macabra lista de profesionales en prisión han sido el director del diario opositor turco 'Çumhuriyet', Murat Sabuncu, y otros 11 miembros de su staff, incluyendo miembros del Consejo Editor, columnistas y un caricaturista. Todos fueron detenidos ayer, por supuestamente apoyar el fallido golpe de Estado del 15 de julio. La represión que ha puesto en marcha el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, desde la frustrada asonada militar alarma a organizaciones como RSF, que cada año elabora una lista de los llamados Depredadores de la Libertad de Prensa con los peores enemigos de la libertad de información. Precisamente mañana, la ONG publicará la lista actualizada, "en la que lamentablemente hay nuevos protagonistas", adelanta Aznárez.

    "En esa lista figuran desde mandatarios de dictaduras a grupos armados, líderes religiosos, mafias y agencias de Inteligencia de todo el mundo, pero también dirigentes de países que se llaman a sí mismos democráticos, pero que han declarado la guerra abierta a los periodistas y a los medios de comunicación que les resultan molestos", continúa.

    Otra organización de defensa de los que se juegan la vida en todo el mundo para que la sociedad sepa lo que ocurre es el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, en sus siglas en inglés), que acaba de publicar su Índice de Impunidad Global, en el que alinea los países donde los periodistas son blanco de asesinatos y ataques que quedan sin castigo. Según este ránking, el peor país es Somalia -por segundo año consecutivo-, con 24 muertes sin perseguir. Allí, el grupo islamista Al Shabab es sospechoso de la mayoría de asesinatos de miembros de los medios de comunicación. A Turquía le siguen, por este orden, Irak, Siria, Filipinas, Sudán del Sur, México, Afganistán, Pakistán, Brasil y Rusia.
    En América Latina, claramente el ránking de los peores países lo encabezan México en primer lugar, seguido de Brasil.

    Miedo y autocensura

    El índice del CPJ calcula el número de crímenes sin resolver en un periodo de 10 años según el porcentaje de población. Según esta organización, el 80% de estos asesinatos ocurrieron en 13 países. Su análisis también revela que, en la pasada década, grupos políticos y organizaciones extremistas -incluyendo al autodenominado Estado Islámico- son sospechosos de perpetrar más del 40% de los asesinatos de reporteros. En un cuarto de los casos para este mismo periodo se considera responsables a gobiernos y miembros de ejércitos regulares.

    El CPJ señala que el 95% de las víctimas son reporteros locales, la mayoría cubriendo casos de corrupción o siguiendo la política de su país. Sólo el 3% del total de estos asesinatos han obtenido justicia, según esta ONG con base en Washington, lo que demuestra que la impunidad es una de las mayores amenazas a la libertad de información. "La impunidad es un crimen contra el ejercicio de la libertad de expresión y los derechos humanos en general. Envalentona a los criminales, constituye una amenaza para el estado de derecho y conduce al miedo y la autocensura. Toda la sociedad la sufre", declaró ayer la directora general de la UNESCO, Irina Bokova.

    "Los periodistas asesinados, desaparecidos, encarcelados, torturados, agredidos o amedrentados son la cara visible de esas violaciones de la libertad de información, la historia con nombre y apellidos de los intentos de imponer un silencio unilateral", reitera Aznárez.

    "Reporteros Sin Fronteras nunca ha dudado en señalar a quiénes están detrás de esos crímenes: quién empuña el cuchillo o la pistola que acaba con la vida de los informadores, quién instiga los asesinatos, quién ordena amordazar a un periodista, o quién decide cerrar un medio. Precisamente para luchar contra la impunidad de estos crímenes, RSF viene reclamando en los últimos años la creación de un Representante Especial en las Naciones Unidas para proteger y defender mejor a los periodistas", añade la presidenta de la Sección Española.

    Cerca de 800 periodistas muertos en una década | Internacional Home | EL MUNDO

  2. #2
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,381

    Predeterminado Re: Periodistas en zonas de conflicto

    El silencio en el periodismo colombiano

    La Fundación para la Libertad de Prensa documenta las difíciles condiciones que afrontan los periodistas en algunas zonas del país

    EL PAÍS - SALLY PALOMINO - Bogotá 1 ENE 2017 - 17:43 CET

    El periodismo sabe mucho más de lo que puede decir y esa frustración que se ve en los periodistas es genuina. En las regiones apartadas del centro de Colombia, en donde dependen de la pauta comercial para alcanzar un salario, en donde arriesgan la vida para poder ejercer la profesión, el silencio a veces se impone.
    Así lo ha registrado la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) en varios informes, con cifras, con testimonios y ahora, con un documental, que intenta mostrar la realidad que se vive en las ciudades y pueblos alejados de las grandes urbes.

    Los silencios del periodismo colombiano recorre las salas de redacción que apenas tienen un par de ordenadores, pequeñas cabinas de radio del Putumayo, Guaviare, Montes de María y el Chocó, en donde un periodista apenas recibe 150 dólares mensuales por su trabajo. “Algunos deben tener varios trabajos para poder sobrevivir y eso limita su labor. También pierden el prestigio, muchas veces, porque no han podido hacer un periodismo más allá de las condiciones que tienen”, dice Jonathan Bock, director del documental, que recordó el caso más reciente de un periodista asesinado con motivo de su trabajo.

    La historia de Flor Alba Núñez, baleada el 10 de septiembre del año 2015, en la puerta de la emisora La Preferida (uno de los tres medios en los que trabajaba) evidencia el difícil camino para lograr justicia. Un año después de su asesinato, que quedó registrado en cámaras, la única persona detenida por el crimen está a punto de salir de la cárcel y las autoridades no han podido dar con el autor intelectual. Su familia no ha recibido reparación.



    “En las regiones, la inseguridad es más latente y las condiciones económicas son precarias. Muchos periodistas tienen que trabajar con las administraciones públicas y eso les quita independencia”, reitera Bock, quien ve como oportunidad para mejorar esas condiciones la implementación del acuerdo de paz que el gobierno firmó con las FARC. No solo porque en Colombia los periodistas han estado en medio de la violencia que por más de 50 años se vivió entre el Estado y la guerrilla, sino además porque podrían mejorar las condiciones de su trabajo.

    “El acuerdo habla de la asignación de la publicidad oficial y de una serie de políticas a favor de los medios comunitarios, que de cualquier forma debe tener acompañamiento. Es una posibilidad sobre todo para quienes están en las regiones”, asegura el director del documental, que destaca que aunque este año no asesinaron a ningún periodista por motivo de su trabajo, las amenazas aumentaron. En el 2015 hubo 77, 23 menos que las registradas durante el 2016. Además, 240 periodistas fueron víctimas de algún tipo de agresión.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: 1483032803_397101_1483033516_sumario_normal_recorte1.jpg 
Visitas: 2 
Tamaño: 247.6 KB 
ID: 35631

    Para Bock, el documental intenta mostrar, una vez más, lo vital que resulta la labor de quienes trabajan en medios de comunicación en las zonas más olvidadas de Colombia. “Este es un país en donde los periodistas han desempeñado un papel importante y definitivo, pero hay condiciones terribles que han desgastado la imagen del periodista heroico que siempre se vio”.

    En 40 años, 153 periodistas fueron asesinados en Colombia. Aunque este año no se registró ningún caso, el olvido y la falta de solidaridad parecen estar actuando en contra de la labor del periodismo, cada vez más presionado a guardar silencio.

    El silencio en el periodismo colombiano | Cultura | EL PAÍS
    JLV and Jhr cronos like this.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30