Resultados 1 al 5 de 5
Like Tree2Likes
  • 2 Post By BND

Tema: Pérdidas en empresas del Estado

  1. #1
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,490

    Predeterminado Pérdidas en empresas del Estado

    En un año, siete empresas estatizadas perdieron $ 66 mil millones

    Cada año el Correo Argentino genera un rojo operativo acumulativo que como mínimo triplica la deuda que le reclama al Grupo Macri.

    Sólo siete de las empresas y servicios más emblemáticos, reestatizados por el kirchnerismo, tuvieron rojos, el año pasado, por $ 66.000 millones.

    El escándalo político ocasionado por el ahora caído acuerdo entre el Estado nacional y la empresa residual Correo Argentino SA (Casa) volvió a poner sobre la mesa el debate, jamás cerrado del todo, sobre las privatizaciones en la Argentina. Aunque, en rigor, de lo que debería hablarse es del resultado de las “reestatizaciones” efectuadas por el kirchnerismo entre 2003 y, la última, en noviembre de 2015.

    En 34 años de régimen democrático, la clase política, con el consenso de sectores empresariales, reeditó en dos ocasiones un viejo éxito: mantener empresas estatales sumamente deficitarias, luego privatizarlas en busca de mejores resultados operativos que por distintas razones pocas veces llegan, para después volver a estatizarlas y encontrarse, otra vez, con rojos intensos en los balances que terminan pagándose por vía del presupuesto nacional y aportando a un desequilibrio fiscal que se cubre con inflación o con endeudamiento.

    Según la Asociación Argentina de Presupuesto (Asap), 2016 terminó con un déficit fiscal de 430 mil millones de pesos, unos 28 mil millones de dólares a diciembre, que requirieron financiamiento interno y externo. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acaba de prometer que el déficit global caerá a razón de un punto del PBI por año, hasta quedar en 2,3 puntos porcentuales en 2019.
    Si bien el grueso del déficit contiene los gastos que demandan los subsidios energéticos y pagos de servicios de deuda, las empresas y los servicios reestatizados se llevaron una gruesa porción de la torta.


    Si se suman sólo siete de los casos más emblemáticos, el desequilibrio total, que requiere ser cubierto con fondos públicos, fue, en 2016, de 66.040 millones.

    Por caso, el actual Correo Argentino propiedad precaria del Estado, verificó en 2016 un déficit operativo de 2.800 millones de pesos. Ese servicio había sido privatizado en 1997, pero en 2003 Néstor Kirchner lo reestatizó por decreto bajo una figura jurídica endeble que el Congreso de la Nación debería algún día revisar aún si su intención fuese mantenerlo como un activo público.

    Hace 14 años, para relanzar el “éxito” del correo estatal, Kirchner se valió del incumplimiento en el pago de canon por parte del Grupo Macri por 296 millones de pesos/dólares luego pesificados (como sucedió con todos los contratos). A la vez, Socma, la titular del quebrado Correo Argentino SA, le reclama al Estado la friolera de 2.364 millones de pesos por los activos confiscados, dado que la gestión privada había incorporado equipamiento que no le fue devuelto, entre otros argumentos.

    Pero más allá de cómo termine esta pulseada de connotaciones políticas y judiciales, lo cierto es que el Correo mantiene hoy un déficit operativo creciente que saltó tres veces en tres años.

    En números gruesos pierde 7,7 millones de pesos por día, incluyendo fines de semana y feriados. Ya en 2010, perdía 1.200 millones, es decir, triplica la deuda que se le reclama Socma. Esa cifra se repitió y amplió en todos los años sucesivos.

    MIRÁ. Argentina, la que peor administró los fondos jubilatorios

    Se fue a las nubes

    Otro viejo longplay que suena una y otra vez en el giradiscos del Estado es el de Aerolíneas Argentinas. Nunca pasa de moda. La llamada “línea de bandera” –en el mundo ya casi no las hay– perdió 3.800 millones de pesos el año pasado. Esta vez fue Cristina Fernández de Kirchner la que la devolvió a la cuna del presupuesto oficial, en 2008.

    Es una verdad indiscutible que Interinvest, la financiera del grupo español Marsans, había causado estragos en la estructura, en la flota y en las rutas de la empresa. Desde el vamos, aquel 3 de septiembre en que el Senado autorizó al Gobierno a proceder con el “rescate”, el Estado asumió una deuda de 890 millones de dólares que había dejado el español Gerardo Díaz Ferrán, condenado y encarcelado por la justicia española por evasión fiscal.

    Pero después de esa experiencia, Aerolíneas y Austral no pararon de perder plata. Dos mil millones en 2009 hasta 3.800 millones el año pasado, lo que supone casi 11 millones por día. La actual gestión procura bajar el rojo a 600 millones en el año, una meta difícil de alcanzar por varios motivos.

    Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) es otra carátula conocida en los anaqueles del recuerdo. En abril de 2012, CFK procedió a expropiar el 51 por ciento que tenía Repsol. Para terminar el vínculo, en 2014, justo cuando el petróleo volaba a los precios más altos de la historia, el ministro Axel Kicillof emitió deuda por 6.150 millones de dólares para pagar la confiscación que, al principio, había dicho que no pagaría.

    Tras cuatro años de operación estatal, YPF concluyó 2016 con un déficit de 31 mil millones de pesos. Para 2017 existe la expectativa de que ese rojo operativo disminuya, lo cual ha envalentonado a los mercados financieros donde los papeles de la petrolera trepan. Normalizarla llevaría unos cinco años, dicen en el Gobierno.

    Aunque sus servicios no alcanzan directamente al interior del país, todos los argentinos aportan con sus impuestos para sostener el déficit de una empresa de servicios de Buenos Aires: Agua y Saneamientos Argentinos (Aysa). Néstor Kirchner echó de la concesión al grupo francés Suez en 2006, luego de haberle mantenido las tarifas congeladas durante tres años. Hace unos días, el Estado le aportó 500 millones de pesos adicionales para que pueda operar, pero su rojo operativo se sitúa en 5.100 millones de pesos.

    Los grandes éxitos del Estado también encuentran un disco simple en Córdoba. Se trata de la rebautizada Fadea, la ex Fábrica Militar de Aviones que en los ’90 Carlos Menem dio en concesión a la norteamericana Lockheed y que CFK colocó en la discoteca pública en marzo de 2009. En 2015, perdió 1.500 millones de pesos pero no consiguió fabricar ninguna aeronave que vuele. Para este 2016, ese desfasaje habría cerrado en 650 millones y se proyectan 250 millones en 2017.

    Cierra la lista un grande de todos los tiempos: en octubre, la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) estimó que para fin de 2016 iba a necesitar subsidios por 20.800 millones sólo para gastos operativos (o sea, sin contar las inversiones, que la Nación financia por cuerda separada).

    Mucha plata en juego para un país cuya batalla principal es sacar de la pobreza al 35 por ciento de sus habitantes.

    Siete casos de empresas y servicios estatizados o reestatizados

    Correo Argentino: Fue reestatizado en noviembre de 2003 por Néstor Kirchner, tras cinco años de gestión del grupo Socma (Macri) que generó millonarios reclamos cruzados. Su déficit operativo de 2016 llegó a 2.800 millones de pesos. Cuenta con unos 16 mil empleados.

    Aysa: Aguas y Saneamiento SA, que sirve sólo al Gran Buenos Aires, requirió en 2016 de $ 5.100 millones de la Nación para cubrir su déficit, aún contabilizando los recursos que aportan las recientes subas tarifarias.

    YPF: El 51 por ciento de las acciones de la petrolera volvieron al Estado en abril de 2012, lo que se presentó como una gesta. Para ello, tiempo después, se le entregaron a Repsol bonos por 6.150 millones de dólares. Terminó el año pasado con pérdidas por 31 mil millones de pesos.

    Fútbol para Todos: En 2009, AFA rescindió el contrato para las transmisiones de TV con TyC. El Estado se comprometió a pagar 600 millones al año y recuperarlos con publicidad. Pero en 2016 pagó 1.890 millones. Los gobiernos K usaron el espacio publicitario para propaganda.

    Aerolíneas Argentinas: En septiembre de 2008, el Estado compró Interinvest (propiedad de Marsans) y asumió una millonaria deuda. Fue un coto para militantes de La Cámpora. Llegó a los 12.200 empleados. El año pasado concluyó con un déficit de 3.800 millones de pesos.

    Fadea: El Estado le quitó la concesión a Lockheed en noviembre de 2008. Fue un reducto de militancia y terminó 2015 con un déficit de 1.500 millones de pesos. No salió de allí ningún avión. Para fin de año se estima bajar a una pérdida de 250 millones de pesos.

    Ferrocarriles: En octubre, la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse) estimó que para fin de 2016, su recaudación sólo alcanzaría al 6% de sus gastos totales. Necesitaría subsidios por 20.800 millones. Eso sin contar las inversiones, que la Nación financia aparte.

    Otras estatizaciones. Yacimientos Carboníferos Fiscales (noviembre de 2015), Espacios Radioeléctricos (enero de 2004), Astillero Tandanor (abril de 2007). Lafsa (Líneas Aéreas Federales).


    En un año, siete empresas estatizadas perdieron $ 66 mil millones | Noticias al instante desde LAVOZ.com.ar/ | La Voz
    JLV and RCTAN8 like this.

  2. #2
    corresponsalII
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,350

    Predeterminado Re: Pérdidas en empresas del Estado

    En muchos casos, se trato de preservar fuentes de trabajo, en otros hubo verdaderos abandono de los accionistas privados y el Estado se tuvo que hacer cargo, por tratarse de servicios escenciales o estratégicos, ahora yo me pregunto quien controlaba estas empresas, y en otros pan y circo.-

    No todos los casos son iguales, hay mecanismos en los contatos de concesión que permiten ejecutar las garantías, sin embargo, durante los 90, se autorizaba a las empresas concesionadas o licenciatarias, la reducción del capital social, lo cual fue un mecanismo cuasi delincuencial, pata que los accionistas recuperen rapidamente la inversión. Entonces las garantías, las acciones, se licuaban.-

    Las tarifas se ajustaban a valor del dolar, otra barbaridad, en fin, si hicimos todo mal, ahora hay que pagar los platos rotos.-
    Última edición por jalil; 26/02/2017 a las 14:04

  3. #3
    corresponsalII
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,350

    Predeterminado Re: Pérdidas en empresas del Estado

    Miren lo que paso en Entre Rios:

    La distribuidora eléctrica Edeersa se quedó sin dueños

    Un grupo de abogados resuelve el traspaso de las acciones a los empleados
    Viernes 04 de abril de 2003

    PARANA.- La Empresa Distribuidora de Energía de Entre Ríos (Edeersa), la firma privada de mayor facturación en esta provincia, quedó transitoriamente sin propietarios mientras un grupo de abogados resuelve el traspaso de las acciones que pertenecen a capitales estadounidenses a nombre de los 352 empleados.

    "Los trabajadores no ponen plata, hay una transferencia directa porque PSEG no consiguió compradores. Transfirió sus acciones a los trabajadores con algunos condicionamientos", dijo a LA NACION el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, Sergio Menéndez.

    Apuntó que el actual directorio seguirá gerenciando la firma por cinco años, con el abogado Jaime Barba a la cabeza. También recordó que PSEG mantiene un recurso judicial contra el Estado nacional, por los perjuicios que, según los estadounidenses, les ocasionó la devaluación.

    Cristian Mayor, segundo de Menéndez en el gremio, fue más gráfico: "La empresa está fundida, tomaron préstamos por 80 millones de dólares y no hay quién responda, el tema les explotó en las manos". Public Service Enterprise Group -PSEG-, con sede en Nueva Jersey, abandonó el gerenciamiento y firmó un convenio para entregarla a los trabajadores. Al mismo tiempo, los actuales directivos ratificaron el monto de la deuda con bancos estadounidenses.

    Esa deuda fue contraída por los capitales (encabezados por la también firma norteamericana CMS, de Michigan) que compraron la empresa al Estado provincial hace 7 años por 160 millones de dólares. Luego vendieron las acciones a PSEG por 200 millones de dólares, antes de la devaluación de la moneda argentina. Pero los 80 millones de dólares quedaron como deuda de Edeersa, y no de CMS ni de PSEG.

    "PSEG ya se fue; es otra que abandona el barco luego del Crédit Agricole, que dejó el Banco de Entre Ríos", señaló Menéndez. "Las acciones de PSEG se transformaron en un fondo fiduciario bajo custodia de un estudio jurídico de Buenos Aires por cinco años, al término de los cuales, depende de los resultados, la firma quedará definitivamente en manos de los trabajadores", dijo.

    La decisión de los estadounidenses se explicaría en la desventaja que supone mantener las tarifas congeladas, y la frustración de algunas expectativas de expansión que tenían hasta hace dos años. Los intentos de LA NACION por comunicarse con representantes de PSEG no tuvieron éxito.

    Los estadounidenses habían divulgado su interés en posicionarse en la región Litoral y en el centro del país, que incluía la posible compra de las compañías eléctricas de Córdoba y Santa Fe, finalmente no privatizadas. Por otra parte, a raíz de la devaluación no pudieron vender a su compatriota AES el paquete accionario de los activos que comparten en la Argentina, por unos 376 millones de dólares.
    Dificultades con los bonos

    En Entre Ríos, los directivos se habían quejado de las complicaciones que les ocasionó la obligación de recibir pagos de servicios con bonos federales, y el retraso en el canje de esos bonos por pesos para pagar el servicio a Cammesa en Buenos Aires, pero el problema se limitaba a la necesidad de financiamiento porque, aunque tarde, el canje se hacía.

    El nuevo director general de la firma, Jaime Barba, elogió la modalidad adoptada por PSEG para desprenderse de sus acciones. "Es una alternativa innovadora para los problemas que hoy tienen las empresas en la Argentina", dijo, y negó que estos cambios pongan en riesgo el servicio.

    Ayer prefirió no atender a LA NACION, pero la encargada de Relaciones con la Comunidad de Edeersa, Marcela Canalis, explicó que en estos días los trabajadores y directivos "no rinden cuenta a nadie" porque PSEG dejó las acciones en manos de los trabajadores, pero éstos aún no las aceptaron. Aclaró que los 352 trabajadores no se harán cargo de la deuda de 80 millones de dólares.

    Por Daniel Tirso Fiorotto Corresponsal en Entre Ríos

    http://www.lanacion.com.ar/485945-la...edo-sin-duenos

  4. #4
    corresponsalII
    Fecha de ingreso
    24 Apr, 15
    Ubicación
    Santa Fe, Santa Fe
    Mensajes
    3,350

    Predeterminado Re: Pérdidas en empresas del Estado

    Y así se recuperó:

    EL ESTADO TRANSFIRIÓ LOS BIENES DE EDEERSA A ENERSA Y DEFINIÓ EL MONTO DE LA COMPENSACIÓN CORRESPONDIEN
    TE

    PARANÁ, 09 MAR (APF.Digital)
    – El Gobierno, a través del decreto 9189 transfirió los bienes que había incautado a EDEERSA y que se consideran esenciales para el servicio eléctrico hacia la estatal ENERSA • El arquitecto Francisco Taibi confirmó que el monto de la compensación que se le debe dar a la ex – distribuidora privada ya está definido, no así a quién le corresponderá: si al Fideicomiso o a la PSEG • Está listo también el nuevo contrato de concesión que regulará la actividad de ENERSA

    El decreto que establece la transferencia a ENERSA de los bienes del servicio eléctrico que fueron sacados a EDEERSA luego de que ésta perdiera la concesión, fue firmado el 26 de diciembre del 2005, y publicado en el Boletín Oficial el 21 de febrero de año.

    La norma establece que se transfieren a favor de la ENERSA en concepto de “aporte irrevocable de capital y a cuenta de futuros incrementos” todos los bienes que en virtud de resultar esenciales para la prestación del Servicio Público de Energía Eléctrica se encuentran afectados directa o indirectamente al mismo, “ordenándose con tal motivo su inscripción en los registros respectivos con la intervención de la Escribanía Mayor de
    Gobierno”. Hasta ahora, el capital de la compañía estatal era de 12 mil pesos, según se desprende de este decreto.

    En tanto, el titular del EPRE, Francisco Taibi dijo en declaraciones a “El Vespertino” (Radio Rivadavia Paraná) que permanecerán en poder de la empresa provincial “aquellos bienes que son esenciales al servicio”, apuntando que los que no lo son serán devueltos a EDEERSA, que continúa siendo una empresa con vida jurídica pese a la pérdida de la concesión.

    “Se hacen las cuentas de los daños ocasionados por la concesionaria (por EDEERSA) por la interrupción del contrato y de la prestación del servicio y todos los gastos que ello conlleva, como las erogaciones del proceso, y todo esto se deduce de la indemnización que prevé el marco regulatorio”, especificó luego.

    Este punto “es la única oportunidad” que tiene la Provincia de saldar multas, juicios, perjuicios a usuarios y todo tipo de deuda que haya dejado EDEERSA, consignó Taibi.

    El funcionario comentó que por el monto indemnizatorio que se le tiene que entregar a EDEERSA, el EPRE ya emitió su opinión “hace unos meses atrás” y que está siguiendo ahora los “pasos por organismos de control”, aunque no quiso adelantar a qué cifra asciende porque “puede afectar los intereses de la provincia”, y catalogándola además de “estratégica”.

    Consultado sobre a quién se le entregará la compensación correspondiente a EDEERSA, si al Fideicomiso cuestionado legalmente por el Estado o a la compañía norteamerican PSEG (anterior titular de las acciones de la ex – distribuidora) Taibi sentenció: “En este momento los organismos de control, y específicamente la Fiscalía de Estado tienen a su cargo esa definición de altísimo contenido jurídico. El Ente Regulador aportó a todo el proceso lo que se le ha indicado para la valoración de la empresa y los daños”.

    “Esto es un paso más de todo un conjunto de acciones en la que el Estado va a salvaguardar la continuidad del servicio eléctrico”, acotó.

    Finalmente, Taibi adelantó que el decreto en el que se dispuso la salida de EDEERSA como prestadora del servicio “contempla este proceso de transición, que concluye con el nuevo contrato de concesión que es algo que ya está redactado, formalizado y pasando por todos los organismos de control”, puntualizando que éste “está próximo a firmarse”. (APF.Digital)

    EL ESTADO TRANSFIRI? LOS BIENES DE EDEERSA A ENERSA Y DEFINI? EL MONTO DE LA COMPENSACI?N CORRESPONDIENTE | apfdigital.com.ar

  5. #5
    Senior Member
    Fecha de ingreso
    22 Aug, 15
    Mensajes
    2,176

    Predeterminado Re: Pérdidas en empresas del Estado

    El asunto es si la empresa o servicio es importante, y que tanto. El servicio de agua por ejemplo, es demasiado importante para quebrar. Ahora, hay que sacarla del rojo. Si es problema de gerencia, pues que se cambie (supuestamente eso ya se hizo, pero de ser necesario se cambia de nuevo); y si es problema de que el agua es muy cara, pues entonces se ve que tanto puede pagar la población y el resto se subsidia.

    Si una empresa es estratégica, las pérdidas no deberían ser excusa para perderlas o privatizarlas, máxime cuando la experiencia privatizadora se hizo y no dio mejores resultados.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30