Resultados 1 al 3 de 3
Like Tree5Likes
  • 2 Post By Teodofredo
  • 2 Post By BND
  • 1 Post By Teodofredo

Tema: Ruanda 20 años después

  1. #1
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    18,040

    Predeterminado Ruanda 20 años después

    Ruanda, a 20 años de uno de los mayores genocidios de la historia.


    Refugiados ruandeses escapan a países vecinos para huir del genocidio. (Foto: F.R.)

    Ruanda, hace 20 años marcada por uno de los peores genocidios de la historia, ha logrado superar su estigma de la mano de un régimen férreo con la disidencia y las libertades, pero artífice del gran crecimiento económico del país. Nada menos que unas 800.000 personas murieron en 1994 en tan sólo cien días en ese pequeño país africano, según las cifras de la ONU . La masacre supuso el exterminio de entre el 20 y el 40% de la población de Ruanda, entonces el país más densamente habitado de África con siete millones de personas.
    El 70% de las víctimas mortales fueron tutsis, asesinados por extremistas hutus tras la muerte del presidente ruandés, Juvenal Habyarimana, cuando el avión en el que viajaba fue derribado el 6 de abril de 1994 poco antes de aterrizar en el aeropuerto de Kigali. El asesinato de Habyarimana (de la etnia hutu), que murió junto al presidente de Burundi, Cyprien Ntaryamira, que lo acompañaba, fue el detonante de la matanza colectiva iniciada por hutus radicales y aún hoy día continúa siendo un misterio.
    Tras el genocidio, en el que también perecieron numerosos hutus moderados, tomó el control del país el Frente Patriótico de Ruanda (RPF), milicia que entonces lideraba el actual presidente, Paul Kagame, a quien una investigación francesa culpó en 2006 de la muerte de Habyarimana, aunque él siempre lo ha negado. Salvador de Ruanda para unos y autoritario represor para otros, Kagame suele concitar elogios por haber estabilizado la nación y logrado cicatrizar una herida tan sangrante. El presidente, un tutsi que creció refugiado en la vecina Uganda, es el creador de la nueva identidad ruandesa, llamada a reconciliar etnias enfrentadas y forjada en las últimas dos décadas sobre pilares legales, judiciales y culturales.

    PERDÓN Y OLVIDO

    Una Comisión de Unidad Nacional y Reconciliación institucionalizó el proceso de perdón y olvido, mientras que tribunales tradicionales conocidos como Gacaca celebraron hasta 2012 más de un millón de juicios contra los acusados de perpetrar todo tipo de crímenes, excepto el de planear el exterminio. Para juzgar a los mayores genocidas, la ONU creó el Tribunal Internacional para Ruanda, con sede en Arusha (Tanzania), que ha procesado a 92 personas por genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, de las que 49 han sido declaradas culpables.
    El régimen de Kagame, en el poder desde el año 2000, también ha impulsado la transición de la economía desde un modelo agrario a otro basado en el sector servicios y el conocimiento. "Ruanda ha logrado un proceso de desarrollo impresionante desde el genocidio y la guerra civil de 1994", subraya el Banco Mundial en su último informe sobre el país, que entre 2001 y 2012 creció en un 8,1 % anual y experimentó una reducción de la pobreza del 14 %, así como una contracción de la desigualdad a partir de 2005.
    BALUARTES La pujante economía ruandesa y la calidad de los servicios públicos, excepcionales en la región de los Grandes Lagos, son los baluartes de Kagame ante una comunidad internacional que rara vez recuerda las sombras de su mandato en el terreno de los derechos humanos. Según organizaciones como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI), el Gobierno amordaza las libertades de expresión y asociación, obstruye a los partidos de la oposición, persigue a organizaciones independientes de la sociedad civil y amenaza a sus críticos.
    El RPF ganó las elecciones parlamentarias del pasado septiembre con el 76% de los votos en unos comicios donde los únicos partidos concurrentes apoyaban abiertamente a la formación de Kagame. El mandatario dominó fácilmente la carrera electoral con algunos de los principales líderes de la oposición en prisión, entre ellos la hutu Victoire Ingabire, de Fuerzas Democráticas Unidas (FDU), acusada de terrorismo y de "negación del genocidio" en el país.
    Pese a las tensiones latentes, Ruanda conmemorará oficialmente el vigésimo aniversario del genocidio el próximo lunes con actos como el encendido de la Antorcha Nacional de Luto, que correrá a cargo del propio Kagame, o una vigilia nocturna en el estadio Amahoro de Kigali, que sirvió de refugio a 12.000 tutsis durante la matanza.

    LA CIFRA

    PERSONAS ASESINADAS. Unas 800.000 personas fueron asesinadas en el genocidio de Ruanda entre la noche del 6 abril, sólo horas después de que el presidente Juvenal Habyarimana muriera, y julio de 1994.

    LOS DATOS

    La mayoría de las víctimas eran tutsis. La mayoría de las víctimas fueron tutsis, aunque también fueron exterminados hutus, la etnia a la que pertenecían los autores de la matanza, soldados del Ejército y miembros de la milicia extremista Interahamwe.
    Un millón y medio de ruandeses huyó del país. Las matanzas continuaron hasta principios de julio, cuando más de un millón y medio de ruandeses, sobre todo hutus, huyeron a Zaire (actual República Democrática del Congo), Tanzania y Burundi ante el avance de las fuerzas del FPR, que acabó ocupando Kigali y casi todo el país.
    El este del Congo, en conflicto. La sombra del genocidio de 1994 alcanzó también a la vecina República Democrática del Congo (RDC), que ha sufrido durante décadas un conflicto en el este del país, refugio de hutus que huyeron de Ruanda cuando el RPF llegaba a Kigali.

    Durante el genocidio, el Gobierno de Ruanda puso en marcha un Tribunal Supremo para procesar a más de 55.000 detenidos. El presidente Pasteur Bizimungu pidió que se distinguiera entre quienes planificaron el genocidio.

    Ruanda: 20 años después del genocidio. Diario de Noticias de Alava
    JLV and Solothurn like this.

  2. #2
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,689

    Predeterminado Re: Ruanda 20 años después

    EL LARGO CAMINO A CASA DE LOS "INTERAHAMWE", LOS VERDUGOS DE RUANDA


    Los antiguos promotores del genocidio de Ruanda en 1994 y que huyeron entonces a la República Democrática del Congo se reincorporan ahora a la vida civil en su país de origen.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: interhamwe-reuters--644x362.jpg 
Visitas: 1835 
Tamaño: 68.6 KB 
ID: 17300

    Sus rostros no caben en sí de gozo. Es diciembre de 2011 y los jóvenes Eugene Nsengiyaremye y Theogene Kalisa acaban de recibir, al fin, su graduado en Finanzas y Banca por el prestigioso centro universitario SBF de la capital de Ruanda, Kigali.

    No nos engañemos. El hecho, en sí, apenas es una mera estadística. Aunque no la identidad de los beneficiarios: Nsengiyaremye y Kalisa son ex combatientes de un conflicto -el de la región de los Grandes Lagos- que desde 1998 se ha cobrado la vida de al menos cinco millones de personas.

    Al menos, en su caso, el fusil ha dejado paso a la pluma.

    «Nuestra misión se centra en que los actuales rebeldes ruandeses que combaten en la República Democrática del Congo se incorporen a la vida civil», asegura a ABC Michael Butera, jefe de operaciones de la Comisión de Desmovilización y Reintegración de grupos armados.

    «Desde 2001, hemos logrado repatriar a más de 10.000 ex guerrilleros», reitera.

    El proceso, lo cierto, no resulta del todo sencillo. Tras abandonar las armas, cualquier ex miliciano como Nsengiyaremye o Kalisa realizará un curso de tres meses en Ruanda (dedicado a borrar las heridas psicológicas) para, posteriormente, incorporarse a la vida civil en su país de origen.

    «La base del proceso es el perdón de todas las partes», señala Butera. Aunque, a veces, las sinergias jueguen en contra.

    En la actualidad, la mayor parte de estos rebeldes proceden de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) -un grupo armado formado, en gran parte, por ex miembros de la guerrilla 'Interahamwe', quienes llevaron a cabo el genocidio de Ruanda en 1994 y se refugian ahora en el este del Congo. Una milicia, acusada de orquestar las más cruentas agresiones contra los derechos humanos en la región.

    Pese a ello, las heridas son evidentes también en su tropa.

    Para muestra, un botón moral. En 2010, al menos 9.713 ex combatientes desmovilizados fueron inspeccionados por equipos médicos ruandeses (prácticamente la totalidad de la tropa reintegrada hasta esa fecha). De ellos, 2.512 contaban con trastornos severos provocados por los combates; ya fueran paraplejía, grave deterioro cognitivo o ceguera.

    Y todos, con nombre y apellidos: Ferdinand Muhirwa, aquejado de doble amputación de sus miembros. Eugene Muhikira, mutilado de uno de sus brazos.

    Falta de reconocimiento

    No son los únicos: A día de hoy, las estimaciones más realistas establecen que, en la región, operan entre cinco y seis mil rebeldes congoleños (ligados a cerca de 17 milicias), así como tres mil combatientes ruandeses (en su mayoría, del FDLR).

    Sin embargo, como señalan fuentes de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (Monusco) consultadas por este diario, el mayor problema de estas milicias locales es su falta de «reconocimiento» por parte del Gobierno congoleño.

    La situación es simple (o no): Pese a la beligerancia de la zona, el Ejecutivo de Kinshasa no reconoce la existencia de ningún grupo armado local, admitiendo tan solo la presencia de combatientes extranjeros, caso del FDLR, en su territorio (las milicias locales congoleñas son calificadas de «bandidos», no de rebeldes).

    Aunque algunas evidencias sean complicadas de negar. A principios de abril de 2012, decenas de ex combatientes del grupo armado rival tutsi Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo abandonaban las fuerzas estatales para generar un nuevo movimiento denominado M23 (en honor a los acuerdos del 23 de marzo de 2009).

    Por entonces, los rebeldes reconocían que su huida tan solo era debida a las «inhumanas» condiciones de vida que sufrían en el Ejército (donde habían sido integrados conforme a este tratado de paz), así como al impago de salarios. Precisamente, los rebeldes del CNDP (ahora M23) nunca fueron procesados conforme a un programa de desmovilización, sino por un acuerdo especial que les dio una reintegración directa en el Ejército congoleño, sin apenas control.

    «Solo queremos que se respeten los acuerdos de paz. Conforme a éstos, el Gobierno de Kinshasa está obligado a garantizar una amnistía a los presos políticos, la integración de los grupos armados en las fuerzas estatales, proporcionar seguridad a la población tutsi, así como promover el retorno de los refugiados», reconocía entonces a ABC Bertrand Bisimwa, representante del ala política de los rebeldes congoleños. «Nada se ha cumplido», señalaba Bisimwa.

    Finalmente, el grupo armado anunciaría el cese de la violencia a finales del pasado año.

    Espiral de violencia

    Aunque la cuestión no parece ni mucho menos finiquitada.

    Hasta 2009, los milicianos del FDLR fueron los grandes aliados del Ejército congoleño contra las fuerzas de Laurent Nkunda (por entonces líder del CNDP). Y a día de hoy, cuando la milicia tutsi cabalga de nuevo bajo otro nombre, los rebeldes hutus del FDLR podrían ser utilizados como fuerza de choque contra los opositores.

    No en vano, si nos fijamos en las últimas estadísticas de repatriación de ex combatientes (después de la creación de la M23) se ha producido una disminución evidente en el número de miembros.

    Más importante aún será conocer si Ruanda, frente al nuevo escenario, aún está interesada en recibir a nuevos combatientes desmovilizados de las FDLR, ya que su llegada podría aumentar el riesgo de conflicto interno.

    ABC
    JLV and Solothurn like this.

  3. #3
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    18,040

    Predeterminado Re: Ruanda 20 años después

    El trasfondo de todo esto...(aunque eso nunca se dice) son los gobiernos de Europa y muchas empresas (Nokia), que lograban sacar desde el Congo oriental ("tierras sin dueño") a traves de Ruanda y Burundi las famosas "tierras raras" imprescindibles para la fabricación de la alta tecnología actual (computadoras, móviles, etc), miles de gentes que trabajan esclavizados a un dolar por día, cargando en camiones una "tierra" extraña que embarcaban con destino a Europa...
    Observador likes this.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30