Resultados 1 al 9 de 9
Like Tree3Likes
  • 1 Post By Observador
  • 1 Post By BND
  • 1 Post By planeador

Tema: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

  1. #1
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,546

    Predeterminado ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: 0010604548.jpg 
Visitas: 337 
Tamaño: 93.0 KB 
ID: 20159

    ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Desde 2013 es la mayor potencia comercial del planeta y es inminente que supere a Estados Unidos como la primera economía. Lo que le falta para alcanzar la hegemonía.

    El siglo XX estuvo marcado por la primacía de Estados Unidos, la potencia hegemónica del mundo occidental.
    Además de ser el país con la mayor economía y las Fuerzas Armadas más poderosas, fue el más influyente en términos culturales.

    Pero ese esquema se empezó a resquebrajar en el siglo XXI. En un mundo crecientemente complejo y multilateral, y ante problemas internos cada vez más urgentes, Estados Unidos perdió capacidad y eficacia para incidir en el orden internacional.

    Frente a ese debilitamiento, todos miran a China. La economía del gigante asiático, que no para de crecer desde hace 30 años, ya es la segunda en PIB y próximamente pasará a ser la primera. Sus vínculos con el resto del planeta son cada vez más fluidos, y su influencia, mayor.

    ¿Será posible que en las próximas décadas pueda convertirse en la nueva potencia hegemónica? ¿Cómo sería ese nuevo sistema mundial dominado por un país tan diferente?


    Nombre:  22222.png
Visitas: 656
Tamaño: 71.8 KB

    China, la potencia que no quiere ser

    "Si todo sigue su curso y no se producen grandes problemas, China será una gran potencia económica. Pero en el ámbito cultural existen limitaciones importantes. En Estados Unidos siempre ha existido una vocación mesiánica y reafirmadora de su dominio, pero China no se propone la hegemonía global, sino la conformación de un orden multipolar en el que tenga un papel significativo y de primacía", explica, consultado por Infobae, Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China, con sede en España.

    "Ni los chinos más ambiciosos se plantean convertirse en una potencia hegemónica. Va a ser imposible en el nuevo sistema internacional. Estados Unidos ya no podrá ser lo que fue, y China no puede ni quiere sustituirlo en ese papel.
    Es una gran potencia, tiene grandes ambiciones regionales y le gustaría ser el país central en Asia, pero la perspectiva global se le escapa", dice Fernando Delage, director General de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Madrid y especialista en Asia, en diálogo con Infobae.

    "No es que su cultura sea más débil -continúa Ríos-, sino que su singularidad es tan importante que se necesitarán muchas décadas para que el mundo pudiera conocer a China. Sus axiomas y valores tienen una dimensión profundamente asiática, y por lo tanto, creo que carecen de una visión universal. En cambio, a lo largo del último siglo Estados Unidos ha conformado valores culturales que hoy se asumen como universales".

    La historia china es muy distinta a la de cualquiera de las potencias occidentales, que crecieron de frente al mundo. En cambio, el país asiático vivió la mayor parte de su vida aislado, mirando para adentro.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: 0010115421.jpg 
Visitas: 356 
Tamaño: 62.9 KB 
ID: 20161

    "El gran cambio que se ha producido con la política de reforma -dice Ríos- no es tanto la apertura al mercado como la apertura al exterior de una sociedad y una civilización que ha vivido siglos de espaldas al mundo, creyendo que su civilización era superior a todas las demás. Hoy China se debate sobre cuál es su papel en el mundo desde el punto de vista geopolítico, cuáles son las responsabilidades que tendrá que asumir".

    "Por primera vez en su historia se encuentra ante una situación de dependencia del exterior, porque siempre fue una sociedad muy autosuficiente. Antes de las guerras del opio, en 1840, lo que el emperador Daoguang decía era que no necesitaban nada de nadie porque tenían todo de todo. Entonces las tropas británicas abrieron el mercado chino con sus cañoneras. Esa situación ha cambiado radicalmente, y hoy China necesita del mundo, de su energía y de sus mercados. Por lo tanto, tiene que comprometerse con la gestión de la estabilidad internacional, porque una crisis puede comprometer su desarrollo económico", agrega.

    Una de las causas por las que es difícil que pueda convertirse en la potencia dominante en los próximos años es que tiene graves déficits internos. A pesar de tener el poder económico de un país rico, tiene problemas sociales propios de uno pobre.

    "Las principales fragilidades internas de China son los desequilibrios territoriales, las desigualdades sociales, los problemas ambientales y las insuficiencias tecnológicas. Siendo la segunda potencia económica, en términos de desarrollo humano está en el puesto 98 y su renta per capita es de 6.700 dólares, que ni se compara con la de los países más desarrollados", dice Ríos.

    ¿Un mundo a la medida de China?

    "China ha rechazado siempre la intervención en asuntos extranjeros, pero ahora hay un debate sobre cuál debe ser su actitud frente al terrorismo, que ya tiene un impacto muy importante al interior de la sociedad china, y que exige para combatirlo el despliegue de la cooperación internacional. Eso puede llevarlo a niveles de intervención cada vez más intensos", dice Ríos.

    "Pero creo que es una potencia diferente -continúa. Frente al intervencionismo activo que ha caracterizado a la política exterior de Estados Unidos, la de China va a ser mucho más cauta y prudente. Es que su situación interna va a seguir siendo delicada y frágil durante varias décadas. Por eso no puede asumir demasiadas responsabilidades internacionales".

    En noviembre de 2013, el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), máximo órgano del régimen, lanzó un paquete de 200 reformas para cambiar el modelo económico vigente desde hace décadas, por considerarlo en vías de agotamiento. Los cambios apuntan a convertir a China en un verdadero país del primer mundo.

    "El gobierno chino reconoció que para seguir creciendo hay que pasar del modelo de los últimos 30 años, basado en la exportación de productos manufacturados y la inversión de capital extranjero, a uno que tenga a la demanda doméstica como motor del crecimiento. Para eso es necesario estimular el consumo, que ha sido siempre muy escaso, dejar de ser la fábrica del mundo y aumentar de manera acelerada los servicios, avanzando en innovación y en tecnología", explica Delage.

    "Lo complicado es que quieren hacer esas reformas manteniendo la fortaleza del régimen político. Eso significa sostener la censura, el control del discurso ideológico y la estabilidad social, lo que puede resultar difícil", agrega.

    Los desafíos políticos que afronta el PCCh son cada vez más grandes frente a una ciudadanía que cambia velozmente al vincularse con el resto del planeta. Si el proceso de inserción se profundiza, la ausencia de ciertas libertades elementales en cualquier país occidental podría volverse insostenible.

    "Existe un debate -dice Ríos: la necesidad de una profundización democrática y, al mismo tiempo, un temor bastante arraigado a que eso derive en un modelo de corte occidental inaplicable, que conduzca a la inestabilidad. Por eso el pluralismo político está totalmente fuera de agenda".



    A diferencia de lo que consiguió Estados Unidos durante gran parte de su historia, difícilmente China pueda exportar su modelo de sociedad al resto de los países. Su cultura hace que los ciudadanos acepten y demanden cosas que serían impensables en el resto de occidente.

    "La mayor parte de la sociedad china se ha beneficiado de estos años de crecimiento, y no es una sociedad que pueda parecerse a la occidental y que, de manera automática, vaya a exigir mayores derechos políticos. Es una ciudadanía que protesta en la calle, reclama el reconocimiento de derechos civiles, pide explicaciones y exige responsabilidades, pero no pide el voto. La democracia no es un reclamo social en China", resume Delage.

    "No es el individuo el que está en el centro del proceso político. Rigen otros valores, como el respeto a la autoridad, el concepto de grupo y de los intereses de la colectividad por encima de los derechos individuales. Y hay una idea nacionalista y patriota con respecto a lo que es China como civilización, que une extraordinariamente a la población. Étnica y culturalmente es un país muy cohesionando", agrega.

    "Es un planeta distinto -dice Ríos. Muchas de las claves que explican la supervivencia del PCCh tienen que ver con su enorme capacidad de adaptación para combinar la tradición y la cultura china con su proyecto histórico de modernización. El partido se consolida como la primera dinastía orgánica de la historia, y sus funcionarios son unos nuevos mandarines".


    En busca de un lugar en América Latina

    "China no solamente se posiciona como una potencia económica. Su estrategia de ascenso incluye distintos aspectos. También le interesa posicionarse en términos culturales. Basta observar el aumento de los Institutos Confucio en América Latina. Quieren que se aprenda chino mandarín en la región", cuenta a Infobae la politóloga chilena Pamela Aróstica Fernández, que se encuentra haciendo un doctorado en la Universidad de Berlín, con especialización en las relaciones entre China y América Latina.



    "Tiene distintos objetivos. Busca asegurarse la provisión de materias primas, pero también observa a América Latina como un punto geoestratégico, con una ecuación importante de lo que son sus relaciones con Estados Unidos. Actualmente es socio comercial de varios países, pero también uno de sus principales acreedores, por ejemplo, de Venezuela", agrega.

    En una región históricamente marcada por la influencia de Estados Unidos, la presencia creciente de China representa un cambio importante. Las diferencias entre una y otra potencia no son menores.

    "China tiene otra forma de manejar sus relaciones internacionales. Hace mucho énfasis en que quiere una sociedad armoniosa y en que lucha por la paz", dice Fernández.

    Pero que recalque la importancia de la paz y tenga una postura menos intervencionista que las potencias que históricamente tuvieron bajo su égida a Latinoamérica no significa que su accionar sea inofensivo. Las precauciones que deben tomar los países de la región no son menores que antes, sólo son diferentes.

    "Hay que hacer una diferencia importante entre lo que es la retórica china y la práctica. Por ejemplo, en su discurso habla de la cooperación, pero por otra parte reniega de algunos valores considerados universales como la democracia, a la que observa de forma hostil", explica la politóloga.
    "Me parece arriesgado que Venezuela se endeude tanto con China. O que Chile dependa como nunca antes de venderle cobre. Hay que analizar bien cómo se posiciona China", concluye.

    Infobae
    Última edición por BND; 05/07/2014 a las 16:32

  2. #2
    Corresponsal
    Fecha de ingreso
    01 Sep, 11
    Mensajes
    2,887

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Me parece un excelente análisis, si bien discrepo un poco acerca de la cohesión étnica-cultural (las "minorías" chinas representan cosa de 100 millones de personas o más) y de la falta de interés en la democracia pues esta, aunque existiera, probablemente no solo es resultado de miles de años de autocracia sino de que la autocracia actual se ha encargado de extirpar la idea de la democracia por considerarla contraria a los objetivos del régimen.

    Por otro lado, me parece muy interesante cómo los chinos están muy claros acerca de su realidad: USA va a reindustrializarse en los próximos años como consecuencia de varios factores (incremento de los salarios en China, incremento del costo del transporte marítimo hasta USA, reducción de los salarios en USA, desarrollo de nuevos equipos de manufactura automatizada altamente flexible, etc.) y China sufrirá las consecuencias.

    Además, en efecto, China debe desarrollar el interior y elevar el nivel de vida de sus ciudadanos si el régimen quiere paz y tranquilidad (por dentro, sobre todo en las regiones pobres, hay mucha inestabilidad que no sale en los periódicos) y si quiere un modelo sostenible que no se base en la construcción de ciudades fantasma y en la sobreproducción industrial para la exportación.

    Sobre que no sea un país con visión global también disiento: quizá hoy no tenga planes globales específicos pero con toda seguridad tienen planificado adoptar una presencia global dentro de veinte o treinta años.

    Saludos
    Super 6-4 likes this.

  3. #3
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,546

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Si de estoy de acuerdo en varias cosas, la cohesión étnica-cultural es a base de mazazos. ¿Y el Tibet?
    Y su proyección a nivel mundial irá creciendo, o mejor dicho ya lo es ¿hoy en día quien no puede tener en cuenta a China?
    Me parece que lo que les falta es poder proyectar ese poder teniendo detrás unas Fuerzas Armadas superiores a las de la actualidad, como lo hacen los EEUU y la OTAN y usan la fuerza en cualquier parte del mundo a su antojo, de la misma manera que antes lo hizo el Imperio Británico.
    Si China lo va a hacer o no, no lo sé, pero, la posesión de una flota muy poderosa es esencial.

    Así se forjó en Imperio Británico, ellos dominaron los mares desde Trafalgar hasta el fin de la Segunda Guerra.
    Lo siguió EEUU, ellos dominan en el mar.
    Y China va en camino a eso. Es el único país que su presupuesto militar supera los 100.000 millones fuera de EEUU
    Y es algo que debemos aprender nosotros, no hay un grandes Fuerzas Armadas, sin una buena economía detrás, salvo que sigamos el camino de Corea del Norte.
    Observador likes this.

  4. #4
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    21 Jul, 12
    Ubicación
    Córdoba
    Mensajes
    2,799

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Soy neófito en este tema, y solo daré mi impresión personal sobre el gigante Chino.

    Para que un país tenga trascendencia mundial se requiere fundamentalmente que sea un centro tecnológico, cuya investigación, desarrollo y logros influyan significativamente en las sociedades que integran nuestro mundo civilizado. Hoy entiendo que los únicos países que tienen a la investigación en todas las materias como cuestión de Estado, son Estados Unidos de Norteamérica y Alemania, como lo fue Inglaterra siglos atrás. Muchos otros países investigan, pero lo hacen sobre determinadas materias y en forma parcializada. Por lo que conozco, China está en la etapa de la ingeniería inversa y con algunos desarrollos propios, pero a mucha distancia de los mencionados países. China hoy es el manufacturero mundial, pero depende en gran medida del comercio con occidente, de allí su debilidad. Es también el principal acreedor de la principal potencia, de allí también su potencialidad pero como contrapartida, su debilidad, ya que debe consolidar a su deudor para evitar su propio quebranto.

    Se puede contar con un extraordinario equipamiento militar, pero como bien lo dijo BND, sin economía que lo respalde y sin ciencia propia, poco podría influir en el mundo. Saludos.
    Observador likes this.

  5. #5
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 10
    Mensajes
    1,356

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    A mi entender China no quiere ser la Primera Potencia Mundial, hay algo que ellos tienen y que por eso no son algunas veces bien interpretados y es el Tiempo, que no corre igual a Occidente (donde todo esta predeterminado).
    Y su verdadero enemigo no es EE.UU, sino Japon.

  6. #6
    Banned
    Fecha de ingreso
    10 Jul, 09
    Ubicación
    Mar del Plata
    Mensajes
    7,655

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Y yo diria que con Japon los chinos tienen un complejo.

  7. #7
    Usuario registrado Avatar de ferdyj77
    Fecha de ingreso
    21 Jul, 12
    Ubicación
    Ciudad Autonoma de Buenos Aires
    Mensajes
    1,367

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    YYY Japon cuando los invadio, no se porto muy bien. Los chinitos quieren sangre nipona..

    Saludos

    Fernando

  8. #8
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,546

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    LOS PROBLEMAS QUE ENFRENTA CHINA


    Hay un proverbio chino milenario que dice “Vence al enemigo sin manchar la espada”. Grandes pensadores clásicos, desde Sun Tzu hasta llegar a Hegel, han tenido interés en reflexionar sobre esta nación y hoy República que se enfrenta a grandes desafíos en medio de enormes contradicciones. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), China sería la primera economía del mundo en el año 2016 si mantiene ciertas reformas.



    Según el organismo internacional, el país asiático crecerá 8,5% en 2013 y 8,9% el siguiente año, lo que ayudará a desplazar a Estados Unidos del primer lugar de las potencias, algo que no se veía desde antes de la Segunda Guerra Mundial, en el siglo pasado. Pero la OCDE asegura que Pekín ganaría a Washington solo si realiza algunas reformas como la desregulación de las tasas de interés de los depósitos y la apertura del sector privado de los mercados ahora dominados por las empresas estatales, con el fin de incrementar la competencia y la innovación.

    También, China deberá atender con mayor preocupación la urbanización y el proceso de migraciones del campo a la ciudad.

    Además, de esto, el gran país de Asia, anunció la eliminación de los “campos de reeducación”, que en realidad son campos de trabajos forzados donde se encuentran confinados opositores al régimen comunista. El primer ministro chino, Li Keqiang, manifestó recientemente que los “laogai” serán reformados y podrían ser abolidos antes de que termine el año. Drogadictos, prostitutas y delincuentes menores son enviados a los campos de trabajo forzado donde tienen que “aprender a vivir en sociedad”.

    Pero lo cierto es que estos establecimientos sirven como brazos ejecutores de justicia contra los disidentes al comunismo chino. Según la Organización de Naciones Unidas, los laogais, que nacieron bajo la dictadura de Mao Tse-tung en 1957, albergarían a 190.000 personas.

    El recientemente asumido presidente chino, Xi Jinping, indicó en su primer discurso que quiere un “renacimiento de China” y con ello, también, mejorar y fortalecer aún más las relaciones con Estados Unidos. Los analistas locales sostienen que podrían darse nuevas reformas en la nación de más de 1.300 millones de habitantes.

    ¿Es para celebrar? Sin dudas, China hoy representa el contrapeso de poder de la superpotencia que sigue siendo Estados Unidos. Aún así, enfrenta grandes problemas internos y externos que hacen dudar del discurso oficial. En el país no se respetan las libertades individuales ni los derechos humanos. Varias organizaciones defensoras de los derechos civiles denuncian constantemente al régimen comunista por atentar contra las minorías religiosas, étnicas y políticas. Tampoco hay libertad de expresión y de prensa.

    El Tíbet sigue siendo una espina para la administración comunista que no ha podido atender las demandas de los tibetanos, que reclaman independencia, en su propio país, invadido por los chinos, desde 1959. Además del Tíbet, Taiwán también representa un obstáculo para que China se presente como el líder asiático, puesto que la isla tiene un sistema democrático fuerte, las garantías a los derechos individuales están garantizadas y cuenta con un Índice de Desarrollo Humano muy alto, además del crecimiento económico y el desarrollo. Aún así, Taipei no es reconocido en el concierto de las naciones.

    China tampoco ha podido disuadir a su aliado Corea del Norte, que constantemente amenaza con comenzar una guerra nuclear contra Japón y Corea del Sur. Si Xi Jinping quiere trasformar realmente Asia y el mundo, debe primeramente ocuparse de las altas esferas gubernamentales y reformar el sistema político obsoleto que solo ha brindado represión y miedo a los chinos.

    El enemigo al que debe vencer sin espadas el nuevo gobierno chino no está en el exterior, no se encuentra alrededor, no son los taiwaneses ni los tibetanos, el enemigo es el propio Partido Comunista Chino y sus partidarios que se niegan a democratizar el país más poblado del mundo. Jinping tiene tiempo para reflexionar y mejorar la geopolítica regional con mayor madurez, inteligencia, menos nacionalismo y más apertura y respeto a las libertades.

    http://www.abc.com.py/edicion-impres...na-552893.html

  9. #9
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,546

    Predeterminado Re: ¿Cómo sería un mundo dominado por China?

    Japón juega con fuego frente a un Dragón

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: patrulleras-china-japon--644x362-630x354x80xX-1.jpg 
Visitas: 70 
Tamaño: 46.5 KB 
ID: 20254


    La desesperación hace que cualquier medio, los más crueles e ilegales, justifiquen los propósitos de los poderosos.

    La historia parece repetirse. Siempre ha resultado beneficiosa para la clase política dominante en el mundo esa vieja maniobra de desviar la atención sobre los problemas económicos y sociales que afronta los países, exaltando el chovinismo, excavando las brechas culturales y odios irracionales entre los pueblos, para finalmente terminar con provocar la guerra entre países.

    Es precisamente a esa maniobra a la que nuevamente recurre la clase política dominante en Japón (su decadente burguesía) cuando promueve los sentimientos ultra nacionalistas en el pueblo japonés y provoca a la República Popular China por los territorios en disputa (Las islas Diaoyu, o Senkaku según Japón).

    Hoy Japón experimenta la peor crisis económica de su historia, con el agravante de que no existen salidas posibles a ésta dentro del sistema capitalista. Por otro lado, los gobernantes japoneses creen contar con un "aliado" como EE.UU. (apelando al acuerdo de seguridad mutua) que los apoyarían en su peligroso juego contra un enemigo común. Además, estos saben que a EE.UU., conviene justificar su presencia, ventas de armas y control de la zona. Por estas razones, la provocación se convierte en el acicate de la burguesía japonesa y estadounidense contra el gigante asiático.

    El pasado martes 1 de julio, el primer ministro derechista de Japón, Shinzo Abe, aprobó una resolución (prácticamente una enmienda constitucional, también considerada por muchos como un golpe de Estado) que reinterpreta la Constitución de aquel país por primera vez en casi 70 años. Con ésta se permite que el país nipón pueda tomar iniciativas militares de carácter ofensivo en el extranjero (y no defensivos) e independiente de EE.UU. Algo hasta hace poco imposible.

    Vale recordar que luego de su derrota en la 2da Guerra Mundial, Japón fue obligado por su “aliado” en 1947 en adoptar una Constitución pacifista y a no poseer un ejército propio. Aunque ésta permitía que Japón disponga de Fuerzas de Autodefensas Nacionales (una especie de policía militar), de su “seguridad” se encargaría EE.UU. que ha sembrado al país de varias bases militares, algunas de estas con almacenes de armas nucleares.

    Años atrás, el país del sol naciente había enmendado ésta última disposición constitucional que también prohibía a estas fuerzas participar en misiones en el extranjero. Bajo el control de militares estadounidenses, las “Autodefensas” niponas lograron participar en misiones “para el mantenimiento de la paz” (en realidad misiones de guerra) en África y Afganistán.

    A los efectos reales, Japón cuenta hoy con un ejército propio y con experiencia de combate, también posee una industria armamentista con tecnología importante capaz de competir con el Complejo Militar-Industrial estadounidense y europeo.

    Pero la República Popular China es una potencia económica, militar y nuclear en crecimiento. El actual dirigente chino Xi Jinping ha dado muestras firmes de no dar marcha atrás ante lo que considera como la justas reclamación de su país sobre el Mar de China Oriental y las Islas Diaoyu (Senkaku para Japón), en cuyos subsuelos marinos se esconden importantes riquezas energéticas.

    Japón, apoyado, pero sobre todo instigado por EEUU, está jugando con fuego.

    China mueve todas sus piezas y alianzas en la zona, mientras afianza sus relaciones económicas-militares con la potencia Rusa.

    El Dragón chino sabe muy bien lo que es jugar con fuego. Su boca puede escupir fuego, pero prefiere actuar con particular paciencia sin dejarse tentar por las provocaciones US-niponas. Sin embargo, en los últimos años ha venido aumentado su presupuesto militar hasta alcanzar, según señalan algunos analistas, un gasto de 200 mil millones de dólares.

    El Dragón se ejercita y muestra sus músculos a los provocadores. Meses atrás estableció zonas de defensa aéreas que cubren las islas en reclamación y sus aguas territoriales en disputas con Filipinas, Vietnam, Malasia, etc.

    Cazas y helicópteros

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30