Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 14
Like Tree27Likes

Tema: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

  1. #1
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,484

    Predeterminado Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: 0011694019.jpg 
Visitas: 601 
Tamaño: 55.1 KB 
ID: 22704

    Con el ascenso de Roca a la presidencia, y desde antes, con su encumbramiento en la jefatura del Ejército, culminaron en el país setenta años de guerra civil entre las provincias y Buenos Aires y se abrió un nuevo ciclo que, bajo el signo de la unidad nacional consolidada, inauguró un largo período de armonía y paz, durante el cual la Argentina vio nacer las instituciones que la afianzaron como una Nación soberana a los ojos del mundo.

    El general Roca, artífice del milagro, venía de realizar exitosamente la Campaña al Desierto, empresa militar aprobada en el Parlamento por la Ley 947 con el fin de extender la frontera con el indio y asegurar el dominio territorial. El fracaso de Adolfo Alsina, expresión garantista del siglo XIX, habilitó a Roca a implementar su proyecto: terminar con la inseguridad por ausencia del Estado en las remotas tierras del sur, donde reinaban los malones que secuestraban mujeres y robaban ganado, y poner coto a las ambiciones chilenas.

    ¿Cómo construyò el roquismo su autoridad frente a las masas que 20 años antes seguían a caudillos de chuza y lanza?


    Ya como Presidente, a partir de 1880, Roca brilló por sus dotes de líder político, jefe de la primera formación partidaria moderna que fue el Partido Autonomista Nacional (PAN), síntesis de nuestras luchas. ¿Cuál fue el origen de este agrupamiento? ¿En dónde hundió las raíces culturales que le dieron identidad y autoridad moral frente a las masas que veinte años antes seguían a caudillos de chuza y lanza?

    Roca se educó en el Colegio de Concepción del Uruguay, obra pedagógica del caudillo entrerriano Justo José de Urquiza, que buscaba con ella formar una elite culta educada en los fundamentos del liberalismo provinciano, de base historicista, conocida como Generación del Paraná, antecedente más inmediato de la que luego sería conocida como Generación del 80.

    Luego de Pavón, donde le tocó pelear del lado de los derrotados, ingresó al ejército triunfante que de a poco se estaba transformando en Ejército Nacional. También combatió en la Guerra del Paraguay y más tarde le tocó vencer, por órdenes del entonces presidente Sarmiento, a Ricardo López Jordán, caudillo insurrecto de Entre Ríos y responsable político del asesinato de Urquiza. Más tarde reprimió el golpe de Estado llevado adelante por el mitrismo en 1874, derrotando a Arredondo en Mendoza. En todas estas acciones militares, Roca se destacó como un oficial disciplinado, respetuoso de las instituciones republicanas, ajeno a las luchas facciosas.

    Los orígenes del PAN hay que buscarlos también en Córdoba. Su concuñado, Miguel Ángel Juárez Celman, tejió los acuerdos políticos con viejos urquicistas y noveles dirigentes con tradiciones federales y unitarias provincianas. Podría decirse, entonces, que los fundamentos culturales del roquismo se hallaron en el provincialismo anti-rosista y anti mitrista. Y esto dio identidad histórico política al PAN, que naturalmente se reconocía en hombres como Artigas, el general Paz o el brigadier Ferré.

    Roca se dispuso a gobernar con todos: "En política no se debe herir inútilmente a nadie"


    Antes de asumir la presidencia, fue preciso vencer el último levantamiento porteño, liderado por el gobernador de Buenos Aires Carlos Tejedor y, desde las sombras, por Bartolomé Mitre. En esas luctuosas jornadas murieron tres mil argentinos cumpliéndose aquellas trágicas palabras de Benjamín Posse que en carta a Roca le dijo:

    "Y puesto que somos una Nación llevaremos a sangre y fuego si fuera necesario nuestro candidato a la Presidencia ¿y los estragos? ¡Qué estragos, carajo! Sobre pavesas se ha de sentar el elegido de los pueblos, si no quedan del país más que pavesas"

    Las presidencias de Roca

    Superado el mal trance, Roca se dispuso a gobernar con todos los argentinos, tendiendo puentes a los derrotados: "En política no se debe herir inútilmente a nadie, ni lanzar palabras irreparables, porque uno no sabe si el enemigo con quien hoy se combate será un amigo mañana", decía.

    Su obra de gobierno fue gigantesca. La federalización de la Ciudad de Buenos Aires –tan anhelada por muchos y que él hizo efectiva- y el control de la Aduana dieron al Ejecutivo el territorio y el poder que hicieron posible el surgimiento de un Estado verdaderamente nacional. El interior del país se vio beneficiado con esta unidad política que en lo económico se tradujo en la llegada de ingentes inversiones y por el rápido florecimiento de la infraestructura: puentes, canales, ferrocarriles, caminos y, sobre todo, escuelas.

    En 1881, se firman los tratados de límites con Chile que aseguraron definitivamente la autoridad del país sobre la Patagonia y Tierra del Fuego.
    Para gobernar el país, ampliado al doble de su extensión tras la Campaña del Desierto, sanciona la ley 1532 de Territorios Nacionales, creándose las siguientes jurisdicciones: La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chaco, Formosa y Misiones. Hoy, todas ellas son provincias. La ley 1133, de creación de la moneda nacional, garantizó la unificación del mercado interno. Se fundó la ciudad de La Plata, para darle una capital a la provincia de Buenos Aires. Se creó el Municipio de la Capital Federal, volcándose en él un enorme volumen de dinero. De esta manera, la ciudad dejó de ser una aldea de provincia para ser la Capital de la República. La creación del Registro Civil fue otra demostración de que el Estado Nacional extendía su administración a temas tan importantes como los nacimientos, matrimonios y defunciones. Un Estado que se precie de tal no puede desconocer la realidad de su población.

    Otras leyes que dieron origen a otras tantas instituciones imprescindibles en toda Nación moderna y que también debemos a Roca son: la Ley 1804 de creación del Banco Hipotecario Nacional, la Ley 1257 de creación del puerto de Buenos Aires -Puerto Madero- y la Ley 4349 que creó la Caja de Jubilaciones y Pensiones de los agentes de la administración pública, primera ley de previsión social, entre otras.

    La intelectualidad roquista se elevaba por encima de la medianía, apostando a un país moderno y a una educación productiva

    Pero la gran decisión fue, sin duda, la Ley 1420 de Educación común, obligatoria, pública, gratuita y laica, que garantizaba, al mismo tiempo, la libertad de enseñanza en escuelas particulares, con supervisión estatal. Instituyó el Consejo General de Educación, con el objeto de masificar y mejorar la calidad educativa federal. En aquel tiempo solo un tercio de los niños en edad escolar primaria asistían a escuelas. La ley modificó radicalmente esta ecuación.

    De esta manera, la intelectualidad roquista, esto es, la Generación del '80, se elevaba por encima de la medianía apostando a un país moderno y a una educación productiva.

    La segunda presidencia fue también gloriosa. El general Roca contrató a Juan Bialet Massé, para que realizara un informe completo sobre la situación de la clase obrera argentina, las comunidades indígenas y los sectores marginales. Se publicó en 1904 con el título Informe sobre el Estado de las Clases Obreras en el Interior de la República. Esta monumental obra, ordenada y financiada por el Estado, fue el prólogo de una ley de trabajo. El resultado fue un moderno tratado que contemplaba la jornada laboral de ocho horas, la supresión del trabajo nocturno, el sábado inglés, la prohibición del trabajo de menores de catorce años, un salario mínimo para trabajadores del Estado, preaviso, licencia con goce de sueldos, reconocimiento de las organizaciones obreras y -quizá lo más importante- tribunales de trabajo. El proyecto fue rechazado en Senadores y rápidamente olvidado. El país y sus hijos más postergados debieron esperar hasta la llegada de Perón para terminar con estas injusticias.

    Otra Ley indispensable a la consolidación del Estado fue la del servicio militar obligatorio, un instrumento más de inclusión social e integración política para una población todavía heterogénea.

    Debemos por lo tanto a las dos presidencias de Roca la creación y consolidación del Estado nacional –instituciones y territorio-. A cien años de su muerte, queda claro que su protagonismo marcó un punto de inflexión, un antes y un después en nuestra historia. Dejó atrás la anarquía que caracterizó las primeras décadas de nuestra vida independiente y abrió la puerta a una etapa que, como lo rezaba el lema de su gobierno, fue de "Paz y Administración".

    Infobae
    Lucho1980, mauri, ferdyj77 and 3 others like this.

  2. #2
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,484

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    Esos raros "estatistas" que atacan a Julio Argentino Roca.


    La iconoclasia antirroquista está de moda. Y es promovida desde el propio Gobierno, que, pese al origen sureño de algunos de sus integrantes, considera apropiado fomentar la leyenda negra contra el militar que garantizó la pertenencia al territorio argentino de la vastísima Patagonia, cortando así el riesgo de una mutilación más a lo que debió ser una Nación aun más extensa.

    La trayectoria de Roca no se limita a eso, por otra parte. Aunque el anacrónico revisionismo actual intente estigmatizar su figura y encasillarlo como un exterminador de indios, hace tiempo que la historiografía ha reconocido el papel de Julio Argentino Roca en la construcción del Estado argentino. Y en su nacionalización.

    Roca derrotó definitivamente a la corriente porteña y mitrista –unitaria si se quiere- e impuso la federalización de Buenos Aires –sueño de Juan Bautista Alberdi y tantos otros-, que se convirtió en Capital de todos los argentinos recién en 1880, el año en que él asumió la presidencia. En esa lucha, fue respaldado por hombres de la talla de Carlos Pellegrini, Dardo Rocha, José Hernández -autor del Martín Fierro- y su hermano Rafael, Carlos Guido y Spano, Lucio Mansilla, etcétera. Todos ellos fueron “roquistas”. Y hasta un joven Hipólito Yrigoyen se alineó con el ejecutor de la Campaña del Desierto.


    Pero además fue durante sus dos mandatos presidenciales no consecutivos que se promulgaron las leyes que convirtieron a la Argentina en una Nación moderna homologándola al mundo de entonces: educación pública gratuita, servicio militar obligatorio, registro civil, moneda única, territorios nacionales…

    Roca fue el hombre que hizo efectiva la autoridad del Estado sobre todo el territorio nacional, un rasgo indispensable en la construcción de la Nación.

    ¿Cómo se explica entonces que su figura sea blanco de escarnio por parte de quienes alardean de estatismo y de nacionalismo?

    Es gracioso que el Gobierno, que además se pretende revisionista, desconozca la opinión de muchos exponentes de esa corriente histórica y en particular la de Jorge Abelardo Ramos (1921-1994), de quien la Presidente se dice lectora. Fue justamente este gran historiador y polemista, surgido de la llamada izquierda nacional, quien respondió magistralmente a los críticos de Roca.

    En su obra Revolución y contrarrevolución en la Argentina, Ramos pone la Campaña del Desierto en el contexto de la época, de una Argentina en el umbral de su desarrollo moderno y con fronteras todavía no del todo consolidadas: “Las estancias vivían bajo el constante temor del malón. No había seguridad para los establecimientos de campo. La provincia misma carecía de límites precisos. En sus confines, a una noche de galope, se movía la indiada. (…) Toda la estructura agraria del país en proceso de unificación exigía la eliminación de la frontera móvil nacida en la guerra del indio, la seguridad para los campos, la soberanía efectiva frente a los chilenos, la extensión del capitalismo hasta el Río Negro y los Andes. (…) Las anomalías y fricciones con Chile obedecían en esa época a la presencia de esos pueblos nómades que atravesaban los valles cordilleranos, alimentaban con ganado de malón el comercio chileno del sur y suscitaban cuestiones de cancillería”.


    Y, en referencia a la campaña diseñada por Roca, escribe: “Sería de una exageración deformante concebir otros métodos para la época. Algunos redentoristas del indio del desierto derraman lágrimas de cocodrilo sobre su infortunado destino; pero la ‘exterminación’ del indio fue inferior a la liquidación del gauchaje en las provincias federales. (…) El puritanismo hipócrita de los historiadores pseudo izquierdistas juzgará más tarde ese reparto de tierras como expresión de una política ‘oligárquica’. En realidad, la verdadera oligarquía terrateniente, la de Buenos Aires, ya estaba consolidada desde el régimen enfitéutico de Rivadavia, que Rosas amplió y que legalizaron los gobiernos posteriores”.

    Finalmente, Ramos exalta el otro gran logro roquista, del que el curiosamente desmemoriado revisionismo de hoy no habla: “La federalización de Buenos Aires amputó a la oligarquía bonaerense la capital usurpada y creó una base nacional de poder. El principal factor centrífugo de la unidad argentina era aniquilado. Esa victoria nacional fue obra de la generación del 80″.

    Ramos murió hace 20 años; para homenajearlo, se acaban de reeditar algunas de sus polémicas. Pero al promover un relato vergonzante sobre el pasado argentino que él en modo alguno habría convalidado, quienes dicen honrar a este intelectual en el fondo lo traicionan. Como traicionan la propia historia del país al contribuir a una “desconstrucción” –palabrita tan de moda hoy en las ciencias sociales- que hasta somete a cuestionamiento los fundamentos de nuestra existencia nacional. Con “patriotas” así…

    Lo que pasa es que la administración de hoy no es estatista en el mismo sentido en el que lo fue la generación roquista. Aquella construyó el Estado, sus instituciones, impulsó la extensión del alcance de su autoridad, su gobierno y sus leyes a todo el territorio nacional, y pacificó el país.

    El oficialismo actual confunde estatismo con manejo arbitrario de los recursos públicos o con gigantismo de la plantilla de funcionarios, entre otras prácticas clientelares, a la vez que deserta de funciones básicas del Estado –educación, seguridad, defensa-.

    Por eso su “estatismo” y su “nacionalismo” son compatibles con el maltrato a instituciones y protagonistas de la etapa fundacional del Estado y la Nación.


    Claudia Peiró (Infobae)
    Lucho1980, mauri, ferdyj77 and 3 others like this.

  3. #3
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,748

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    Lo peor de la izquierda anti-roquista es que ve al indio con ojos de hoy, como una pobre victima indefensa, de perfil bajo y sumiso cuando en aquella època eran quienes ostentaban todo el poder en el sur con sus armas y salvajismo con el que actuaban. Y era el Estado el que debia ir a imponer el orden y proteger a los civiles que alli habitaban. La Patagonia era tierra de nadie o mejor dicho estaba en disputa con los araucanos (a los que hoy llaman Mapuches que empiezan a emplear los mètodos de sus ancestros). Gracias a Roca, Argentina anexò lo que hoy es el 60% de su territorio y en 1904 les pagò a los escoceses por el sector antàrtico que es hoy el territorio antàrtico argentino. Que esta en peligro por la desidia demostrada por los sucesivos gobiernos, hasta 1984 cuando Argentina se preocupaba por su Defensa, los ingleses no mostraron interès por reclamar la Antàrtida, a partir del deterioro del sistema de Defensa Argentino, llevado a cabo por la politica nacional ante la indiferencia de la sociedad, Inglaterra aumentò la presion por el reclamo de soberanìa de la Antàrtida Argentina. Los monumentales logros de Roca pueden ser tirados por la borda en dos dècadas, los no menos monumentales de Sarmiento, es decir la educaciòn de primer nivel que tuvo la Argentina hasta mediados de los 80, ya fueron tirados por la borda. Que buena gente que nos tocò en este tiempo...
    Lucho1980, Guillep, mauri and 4 others like this.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  4. #4
    Banned
    Fecha de ingreso
    10 Jul, 09
    Ubicación
    Mar del Plata
    Mensajes
    7,655

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    Una anecdota personal. Corria 1978/79, en Trenque Lauquen, fui a visitar la Iglesia del lugar, y alli descansan los restos del Gral. Villegas.

    Comente la experiencia, y lo respuesta de algun lugareño fue que se trataba de un asesino de indios.

    Con èsto quiero hacer notar que la cuestion no es solo de ahora, sino que viene de antes, y con esto no justifico que no se reivindique a Roca por su campaña al desierto que permitio que hoy contaramos con la Patagonia.

    Lo peor que se puede hacer es no reconocer un acierto. Y peor aun es que se de lugar a reivindicaciones indigenistas, mas cuando tienen reclamos territoriales y sesecionistas.

    Se impone la revision y reforma constitucional, para librarnos de tanta "basura" impuesta por el liberalismo de izquierda.
    mauri and Unser1 like this.

  5. #5
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,484

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    ROCA


    Artículo de Nueva Mayoría

    El 19 de octubre de 2014, se cumplió el Centenario del fallecimiento del General Julio A. Roca. Se trata del Presidente que gobernó más tiempo en los dos siglos de historia que lleva la Argentina: fue Presidente dos períodos constitucionales completos de seis años, con dos períodos intermedios de doce años en total. Fue el gran constructor del estado nacional y quien llevó a los hechos los ideales de otro tucumano, que fue Alberdi: podríamos decir que él fue el ideólogo y Roca el hacedor.

    En su primer gobierno (1880-1886) unificó la moneda, concentró el poder militar en el gobierno nacional y sancionó la ley 1420 de educación obligatoria, gratuita y laica.

    Tuvo lugar la mayor inmigración hasta entonces, se multiplicó por varias veces la red de ferrocarriles y también el número de docentes, alumnos y escuelas. Creó el Consejo Nacional de Educación y designó al frente del mismo a Sarmiento y a Avellaneda lo nombró rector de la Universidad de Buenos Aires; limitó el poder de la Iglesia, firmó en 1881 el tratado de límites con Chile por el cual la Patagonia pasó a ser argentina sin discusión.

    En su segunda presidencia (1898-1904) sancionó la ley del servicio militar obligatorio –que en su momento fue una democratización de la prestación militar–, a la vez que sancionó una reforma electoral en base al sistema británico de voto voluntario con elección por circunscripción. Dispuso la presencia soberana de Argentina en la Antártida y envió al Congreso un proyecto de reforma social con un Código del Trabajo –avanzado para su época– y un proyecto para transformar el sistema educativo vinculándolo con el mundo del trabajo. Inició también la ‘diplomacia presidencial’ concertando encuentros y entrevistas con los presidentes de Chile, Brasil y Uruguay (los primeros encuentros de este tipo de la historia); por último, fijó en el plano internacional la doctrina por la cual no se puede exigir el pago de deudas mediante la fuerza a los estados, conocida como ‘Doctrina Drago’.

    Políticamente, Roca, junto con Yrigoyen y Perón, fue uno de los tres grandes líderes políticos de la Argentina que dieron origen a los tres movimientos que gobernaron el país durante décadas: Conservadurismo, Radicalismo y Peronismo.

    Durante la Década Kirchnerista, Roca fue convertido en la ‘bestia negra’ de la historia argentina. Ello ha llevado a que en los manuales de enseñanza de historia argentina del secundario no se mencione que haya sido Presidente, aunque fue quien ejerció el cargo durante más tiempo y siempre en períodos constitucionales. En parte, la campaña contra Roca ha tenido que ver con la ‘desmilitarización de la historia’: que un militar profesional haya sido el gran constructor del estado nacional no encaja con la interpretación de la historia que la divide entre militares golpistas y civiles democráticos.

    Esto no se corresponde a la realidad, donde las cosas han sido mucho más complejas y contradictorias. Este forzamiento de la historia ha llegado a plantear que la campaña para ocupar los territorios fuera del control del Estado nacional es un ‘adelanto o ensayo del genocidio de los años setenta del siglo XX’.

    En cuanto a la política indígena, se cuestiona a Roca en función de afirmaciones erróneas. Lo primero a tener en cuenta es que en la campaña al Río Negro que realiza como Ministro de Guerra en la Presidencia de Avellaneda, se hizo en base a una ley sancionada por el Congreso de la Nación. La campaña fue para someter a las leyes del estado nacional a las tribus que no las aceptaban, unos 10.000 indios, que no reconocían la soberanía del estado nacional. La mayoría de las tribunas había aceptado su inserción en el Estado argentino; incluso la quinta parte de las fuerzas que comandó Roca eran indígenas al mando de sus caciques. En esta campaña murieron 1200 indios de pelea; no hubo exterminio ni aniquilación

    Que parte de los indios sometidos pasaran a formar parte de las Fuerzas Armadas, a trabajar en las estancias o a educarse en las escuelas de la orden salesiana, fueron políticas de inserción laboral y social, lógicas para la época.

    Es interesante que el Revisionismo Kirchnerista, que cuestiona a Roca como la peor figura de la historia –tan es así que el Ejército no puede participar en ningún acto con memorativo del Centenario de Roca, aunque fue Teniente General y Presidente en dos períodos constitucionales– reivindica a Rosas, quien en su campaña al sur contra los indios dio muerte a 3400 de éstos como él mismo informa, es decir tres veces más que en la campaña de Roca en el mismo territorio. Además, la legislatura bonaerense en 1841 declara a Rosas ‘benemérito de la Patria’ por ‘haber matado 40.000 indios’. Esta información es inexacta, pero muestra la cultura imperante en la época de Rosas: se multiplicó por casi doce la cantidad de indios que había matado para enaltecer su figura.

    Como líder político, Roca puede ser discutible, como lo son Yrigoyen y Perón, pero es en su rol de estadista y en su rol como ‘gran constructor del Estado nacional’, donde su figura debe ser reconocida, más allá de la polémica.



    Título original: ¿Es Roca la bestia negra de la historia argentina?
    ferdyj77, Unser1, JLV and 1 others like this.

  6. #6
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    21 Jul, 12
    Ubicación
    Córdoba
    Mensajes
    2,731

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    No se puede analizar la historia con visión contemporánea, ya que pueden cometerse groseros errores de interpretación.

  7. #7
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    16,966

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    Si es un grave error querer ver, entender o sentir como aquellos argentinos…Porque el entorno, las formas, las necesidades, las ambiciones y las metas de aquellas personas, no eran las mismas que percibe el ciudadano de hoy…Y por mas que se haga un esfuerzo es imposible volver a ver con los mismos ojos que veían aquellos argentinos…Ni siquiera nosotros mismos vemos las cosas de igual manera hoy que hace 20 años atrás… Por eso el tema histórico es tan difícil de analizar y de hacerlo racional…Además es fácil hoy en día verter opiniones sobre el hecho ya consumado y la actual Argentina unida, y no sobre la incertidumbre y la falta de fronteras claras que preocupaban en aquella época…

  8. #8
    Banned
    Fecha de ingreso
    10 Jul, 09
    Ubicación
    Mar del Plata
    Mensajes
    7,655

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    El discurso de la izquierda liberal, es que Julio A. Roca, llevo a cabo la campaña al desierto para satisfacer los intereses y ambiciones de la oligarquia ganadera y terrateniente.

    Lo cual puede ser en parte cierto, mas lo que uno debe reivindicar de tal historia, es la incorporacion definitiva de la Patagonia al territorio Argentino.

  9. #9
    Usuario registrado Avatar de mauri
    Fecha de ingreso
    08 Jun, 11
    Mensajes
    659

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    Sino fuera por Roca la Patagonia posiblemente seria chilena.
    No se que quieren ??

  10. #10
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    11 Jan, 13
    Ubicación
    Gral. San Martin
    Mensajes
    1,146

    Predeterminado Re: Julio A. Roca, el Presidente que cambió la hist. arg.

    tenes razon mauri y el todopoderoso, celestial y fundador de la patria moderna El seria chileno igual que cristina.
    Nunca lo vi a Roca como genocida, en el colegio me lo enseñaron como el presidente que industrializo el pais, recibio los inmigrantes, anecciona la patagonia y unio el pais, en fin como estadista y organizador de la argentina moderna si se puede, solo una vez en el colegio hablaron de el como asesino de indios pero era un profesor de historia kircknerista de la secundaria que le pregunte sobre los lideres montoneros que estan en el gobierno, cambio de tema y despues me dijo que no hacen falta hacer esas preguntas porque no estan en el plan de estudio y es al pedo que los demas sepan eso. Nunca se hablo sobre el ERP y montoneros, creo que hoy todavia no estan incluidos en los temas de estudio.

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30