El fabricante de dirigibles Airship inaugura sus nuevas instalaciones con proyectos para el Ejército Brasileño



Airship do Brasil (ADB, perteneciente a los grupos Bertolini y Engevix) inauguró en São Carlos sus nuevas instalaciones para continuar su proyecto de investigación y desarrollo de aeronaves en el país. El proyecto “Dirigible del Ejército de Brasil" se hizo oficial en 1997 y nació cuando el Ejército tomó la iniciativa de profundizar en la investigación sobre el uso de estas aeronaves para llevar a cabo sus operaciones de logística estratégica, manteniendo sus destacamentos a lo largo de la frontera, especialmente en la Amazonía.

En 2004, el Ejército coordinó la creación de una Sociedad de Propósito Específico (SPE) en un memorando de entendimiento que firmaron, además del propio Ejército, varias empresas, incluida la Sociedad Bertolini. El proyecto evolucionó, y el 1 de junio de 2005, se formalizó la constitución de la empresa, que tuvo su primera instalación paulista en Barueri. A partir del 5 de octubre de 2010 la empresa trasladó su sede a la ciudad de São Carlos.

Actualmente, además de los proyectos ya desarrollados por ADB, incluyendo dos modelos de aeronaves no tripuladas, la ADB-1 (cuatro metros de largo y la disponibilidad para 2 kg de carga útil) y la ADB-2 (16m de largo y 20 kg de carga), se están realizando programas de nacionalización de dirigibles de los Estados Unidos como el Skybus (localmente denominado ADB-3-3) y aeronaves de la familia ADB-AX, para empleo, sobre todo en tareas de seguridad pública, defensa y telecomunicaciones. En la actualidad, las prioridades del grupo afrontan la investigación y desarrollo de una plataforma aérea con capacidad de hasta 30 toneladas de carga para satisfacer tareas de inspección, mantenimiento, construcción de líneas de transmisión eléctrica, y acceso a regiones con déficit de infraestructura logística.

A nivel estatal, se evalúa a los dirigibles para tareas de defensa, seguridad pública,vigilancia fronteriza , comunicaciones y ambientales. En lo que a seguridad pública se refiere, los dirigibles y aerostatos pueden servir como plataforma para la instalación de cámaras y sensores utilizados para la recopilación de datos para la seguridad pública, con costos reducidos cuando comparados a los medios actuales. Además, los dirigibles son plataformas de excelente relación costo-beneficio para realizar la recopilación estratégica de datos, como por ejemplo en la prospección de minerales, inspección de líneas de transmisión eléctrica y conductos. En el control de fronteras, los aerostatos pueden ser utilizados como plataforma de bajo costo y trabajo continuo para el monitoreo de fronteras.

El primer dirigible Airship será entregado antes de 18 meses a la firma Eletronorte para transportar personal y equipamiento pesado dentro de la región amazónica. Estos proyectos fueron también presentados a la Nasa, al gobierno de Alaska y al Departamento de Estado estadounidense. En Brasil, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Amazonas compró en 2013, un dirigible suizo marca Swissteps, modelo Falcon SF7000GC.

Originalmente el Ejército y también la Marina de Brasil pensaban en un dirigible pesado, del cual deberían destinarse 26 unidades para cubrir la Amazonia. A su vez, desde 1996, el Centro de Pesquisas Renato Archer (CenPRA),del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, trabajó en Campinas en el proyecto Aurora (Autonomous Unmanned RemOte monitoring Robotic Airship),sistema de dirigibles remotamente piloteados, que fueron demostrados la 2a. Compañía de Comunicaciones Blindadas del Ejército, con capacidad de cargas de hasta 25 kilogramos, junto a la empresa Ômega Aerosystem y a la Escuela de Ingeniería Aeronáutica de la Universidad de Sao Carlos.

Cualquiera de estos dirigibles podría integrarse e interactuar con el futuro Centro Nacional de Investigaciones y Monitoreos Satelitales, acordado en 2004 entre el Ejército Brasileño y la Empresa Brasileña de Pesquisas Agropecuarias (EMBRAPA)

Fuente: defensa.com

El fabricante de dirigibles Airship inaugura sus nuevas instalaciones con proyectos para el Ejército Brasileño