Los Ejércitos de América potencian su atención en los desastres y el cuidado de los recursos

Altos mandos de ejércitos de América coincidieron en Buenos Aires en que han potenciado en los últimos años sus esfuerzos para atender desastres naturales, participar en misiones de paz y cuidar los recursos naturales, cuya escasez puede desatar un "conflicto" en el futuro.

"El hecho de que no haya amenazas aparentes en la región hace que intervengamos más en hechos actuales, que demandan misiones de paz u operativos para la atención de desastres", explicó el Jefe del Ejército de Chile, Óscar Izurieta, en la XXVIII reunión de Comandantes de los Ejércitos Americanos, en la capital argentina.

Para el Jefe del Ejército de Brasil, Enzo Martins, las fuerzas pueden cumplir "roles protagónicos" en situaciones de desastres porque "son fuerzas organizadas que están acostumbradas a actuar en situaciones difíciles".

"Además, los problemas climáticos pueden conllevar a desastres y nosotros debemos estar listos para atender esas cuestiones", advirtió el Jefe del Ejército de Ecuador, Fausto Vázquez, en el marco de la reunión de la que participan 14 comandantes de fuerzas miembros de la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA).

"Los hombres han sido un poco depredadores de la naturaleza y por eso buscamos utilizar las potencialidades de los ejércitos para cuidar el medio ambiente", agregó el Jefe del Ejército de Perú, Otto Guibovich, durante un alto en el encuentro que comenzó el lunes y se extenderá hasta hoy.

Los ejércitos también deben cuidar los recursos básicos, como el agua o la energía, cuya creciente escasez puede desatar en "el mediano plazo conflictos y rivalidades difíciles de superar, porque resultan elementos básicos para el funcionamiento de los países", indicó el chileno Izurieta.

Pero más allá de que se hayan volcado en fines pacíficos en los últimos tiempos, como las misiones humanitarias o la atención de desastres, los comandantes coincidieron en que los ejércitos no deben perder su espíritu de defensa.

"Los ejércitos nunca deben perder su razón de ser que es combatir. Uno puede estar sin ninguna amenaza a la vista pero no debe perderse el espíritu de ejército porque una operación de paz puede convertirse mañana en una operación de baja o hasta de alta intensidad", precisó Izurieta.

"En Brasil, por ejemplo, acaba de ser aprobada una estrategia nacional en defensa, que era necesaria porque no la tenía. No es necesario fortalecer un ejército por potenciales conflictos, sino porque todos los países necesitan tener un plan" de estas características, sostuvo el brasileño Enzo Martins.

Los comandantes se negaron a opinar sobre las tensiones que enfrenta la región, como la desatada por el acuerdo entre Colombia y EE.UU. para el uso de bases militares, o las maltrechas relaciones entre Venezuela y Colombia, agravadas días atrás por el hallazgo de varios colombianos asesinados en el estado venezolano de Táchira.

"Son cuestiones políticas que están sobre nosotros", argumentaron en el contexto de la reunión que se desarrolla en un hotel porteño.

De la cita participan jefes de los Ejércitos de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, El Salvador, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. Argentina ocupa por dos años la titularidad de la CEA, integrada por 20 países miembros y cinco observadores.

De la reunión fue excluido Honduras, país al que el Gobierno de Cristina Fernández decidió no convocar por "la participación protagónica" del Ejército "en el golpe de Estado verificado el 28 de junio pasado contra el presidente constitucional Manuel Zelaya", indicó el Ministerio de Defensa argentino en agosto pasado.


AGENCIA EFE




Mobius