Piden elevación a juicio para dos oficiales de la FAA por el accidente del Learjet T-21



El fiscal federal Gerardo Pollicita solicitó la elevación a juicio de dos oficiales de la Fuerza Aérea en el marco de la causa judicial que se sigue por el accidente ocurrido el 9 de marzo del año 2006 en inmediaciones del aeropuerto internacional de "El Alto" en Bolivia y que se saldó con la destrucción del Gates Learjet 35A matricula T-21 y la muerte de sus 6 tripulantes.

La solicitud recayó sobre Sebastián Segura en ese momento Jefe de Escuadrilla Operativa Learjet de la II Brigada Aérea, y César Eloy Sprenger que en ese momento estaba a cargo del Grupo Aéreo 2.

Entre los argumentos del fiscal para la solicitud se encuentran que Ambos fueron quienes suscribieron el informe que "otorgó factibilidad operativa al vuelo" sumado a que autorizaron la hoja de ruta "con una aeronave que sólo se encontraba certificada para efectuar operaciones de despegue y aterrizaje con altura máxima de hasta 10.000 pies y con una tripulación sin experiencia previa en operaciones con aeródromos situados a esa altura".

Pollicita, quien pidió que ambos acusados vayan a juicio oral y público, tuvo por acreditado que al llegar a Bolivia el día anterior del accidente, "se registraron novedades de desviaciones en la indicación de rumbo en los puestos de piloto y copiloto, así como también se advirtió un olor no muy intenso a cable quemado en la cabina, circunstancia que motivó la suspensión del vuelo de regreso y el envío de personal técnico y materiales para subsanar los desperfectos".

Al día siguiente se hicieron reparaciones y se verificó el normal funcionamiento de la aeronave y los acusados autorizaron el vuelo.

La Junta de Investigación concluyó que luego del despegue, probablemente "por mala operación de los procedimientos en altura, en las válvulas 'bleed air' (Sistema de Presurización), estas se posicionaron en "emergencia", obstruyendo el normal flujo de aire que entra a la cabina, produciendo el ingreso de aire con mucha presión, vapor y humo con alta temperatura y fuerte ruido; esta condición restó empuje a los motores".

Asimismo, la fiscalía tuvo en cuenta que los acusados autorizaron un vuelo para el cual se designó tripulación sin experiencia en operaciones por sobre los 10000 pies de altura.

En ese sentido, se concluyó que tanto el piloto como el copiloto de la aeronave "no tenían experiencia previa en operación de la aeronave en aeródromos ubicados a una altura superior a los 10.000 pies".

El artículo 190 del Código Penal prevé de dos a ocho años," el que a sabiendas ejecutare cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de una nave, construcción flotante o aeronave".

Fuente: Piden juicio para dos argentinos por avión que se estrelló en Bolivia

Extraído de FDA.

Saludos.
Guille.