Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 48
Like Tree32Likes

Tema: Un caza nacional

  1. #1
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,964

    Predeterminado Un caza nacional

    Un caza nacional


    Por Julio Gutérrez

    En 1947, la Argentina al igual de los países triunfantes de la SGM utilizó a los científicos alemanes para colaborar en el desarrollo de su industria aeronáutica, llegando a construir su propio avión de combate de última generación, siendo el segundo país en el mundo, fuera de los que no participaron en la SGM y luego de Suecia, en construir su propio jet de combate, el IAe.27 Pulqui I, para dimensionar este logro, sería como fabricar hoy en día un caza de quinta generación. Hoy Suecia posee una avanzada base industrial y tecnológica aeronáutica que le permite tener autonomía en materia de Defensa, nuestro país, al contrario, retrocedió hasta tener que mendigar por el mundo por repuestos de aviones de museo.

    El gobierno de entonces promovió el desarrollo tecnológico e industrial aeronáutico, el Plan Quinquenal Aeronáutico de 1947 a 1951 tenía por finalidad cubrir todas las necesidades de material de vuelo: aviones de entrenamiento, de enlace, de transporte, de caza y de bombardeo.

    El diseño del Pulqui I no incorporaba los adelantos en aerodinamia de los aviones jet de ésa época como las alas en flecha, lo que originaba que sus prestaciones estuvieran por debajo de las performance esperadas por la Fuerza Aérea de disponer un avión de 850 Km/H de velocidad y el Pulqui I alcanzaba los 720, además, a partir de los 600 km/h su comportamiento era inestable. Tuvo las mismas dificultades que cualquier prototipo en sus primeras fases de prueba porque no siempre los aviones se comportan tal cual uno imagina en el tablero de dibujo. De ese primer jet se planteó dotarlo de un motor más potente y alas en flecha para alcanzar las performances esperadas, lo que derivó en un nuevo diseño, el IA.33 Pulqui II y a cargo de otro equipo de diseño encabezado por Kurt Tank.



    El Pulqui II fue presentado al Gral Perón en Aeroparque, el 8 de Febrero de 1951 durante el cual anunció su construcción dentro del denominado Plan Quinquenal Aeronáutico, que tenía prevista una serie de 180 aviones. Meses más tarde se perdieron 2 aparatos durante vuelos de prueba que resultaron fatales. Paralelamente el gobierno creaba el IAME (Industria Aeronáutica y Mecánicas del Estado) que ampliaba la base industrial aeronáutica a autos, motos, lanchas y motores, con el objetivo de sustituir las importaciones y equilibrar la balanza de pagos. Con cierta similitud a la política industrial actual.

    El siguiente prototipo absorbía cambios en el diseño para subsanar defectos de los anteriores, pero recién volaría en agosto de 1954, empezando a ralentizarse todo el proceso y un año después se produce la Revolución Libertadora y Perón es derrocado. El Lider del Proyecto, Kurt Tank es presionado para abandonar el país y finalmente junto con 14 ingenieros se va en febrero de 1956.

    El gobierno de la Revolución Libertadora desarticuló el equipo de trabajo que llevaba adelante el Pulqui II y todo el entorno del proyecto (simpatizantes del peronismo en la FAA, pilotos de caza y del Instituto Aerotécnico) y comenzó a desentenderse del proyecto. Sin embargo en noviembre de 1956 se realizó un vuelo de demostración ante la plana mayor de la Fuerza Aérea, pero durante el aterrizaje el avión tuvo un accidente quedando inutilizado y con su piloto a salvo, pero el proyecto quedó interrumpido.

    Dos años más tarde ya en el gobierno de Arturo Frondizi, promotor de una política desarrollista retomó el proyecto y a duras penas consiguieron el presupuesto para construir el quinto y último prototipo que voló en setiembre de 1959, pero a esa altura la Fuerza Aérea ya había enviado a un grupo de pilotos y mecánicos a EEUU a adiestrarse en los F-86 Sabre que pronto recibirían ya que para entonces persistía la idea de disponer a corto plazo de un caza y el apoyo el proyecto de caza nacional había disminuido en la Fuerza Aérea, finalmente el abandono del proyecto se produce con el arribo del último lote de los 28 F-86 Sabre adquiridos, en 1960.

    El Pulqui II fue el último avión de caza de diseño autóctono a reacción de la Argentina. Nunca más se desarrolló otro avión comparable a los mejores cazas de la época.

    Sin embargo, este proceso no significó la clausura definitiva de la idea de construir un caza de origen nacional, el proceso puede reabrirse en el transcurso del tiempo en tanto exista un acuerdo general con la idea de un proyecto nacional de construcción de un caza autóctono, semejante a la existente en la década del 50.


    Las lecciones del Pulqui


    Una serie de dificultades enfrentó el grupo de desarrollo que tuvo a su cargo el Pulqui II y que afectaron el desarrollo de un caza autóctono de última generación, identificando los principales como:

    1- La crisis económica de 1948 cuando Gran Bretaña suspendió la convertibilidad de la libra esterlina provocando una crisis en la balanza de pagos de la Argentina

    2- La baja de las materias primas (commodities) que exportaba la Argentina.

    3- La sequía entre 1950 y 1952

    4- La imposibilidad de vender la producción de Argentina a los países que se beneficiaban con fondos del plan Marshall dado que EEUU no les permitía que utilicen esos fondos para comprar a nuestro país. Un castigo por no haberse sumado a los aliados.

    5- La pérdida del apoyo interno al proyecto por parte de la Fuerza Aérea. Por entonces ya se podían conseguir aviones con las mismas características del Pulqui II y además para incorporar un nuevo avión había que viajar al exterior, algo muy deseado en la FAA ya que forma parte de una deformada cultura interna muy arraigada en la fuerza aérea.

    6- Presión de las empresas fabricantes que querían colocar sus aviones en el mercado argentino

    7- Presión de la Fuerza Aérea por renovar el material aéreo a corto plazo

    8- Desarrollo del avión en plazos inciertos, mientras que en el resto de los países los cazas evolucionaban al tiempo que el Pulqui II seguía en etapa de prototipo.

    9- Sin el equipo de ingenieros alemanes se percibía como un esfuerzo mayor al que podían encarar el equipo de ingenieros argentinos

    10- La normas a las que eran sometidas las pruebas del prototipo eran casi artesanales, puestas de manifiesto cuando se tuvo la oportunidad de enviar a un piloto de pruebas al Centro de Ensayos de Vuelo de la Armée de l’Air donde se encontraron con minuciosos procedimientos todos documentados y estrictas normas de control.


    Este cúmulo de causas condujo al fracaso del proyecto. El avión enfrentó las mismas dificultades durante su desarrollo que el de sus contemporáneos de otros países, pero fueron factores externos y diversos como los mencionados los que terminaron por desbaratar el proyecto.

    La cultura del fracaso en la argentina, donde todo aquello que no obtiene un éxito rotundo y completo, es considerado un fracaso, y por lo tanto debe ser destruido sin reparar que el camino del éxito contiene fracasos y éxitos parciales, conduce a la percepción que cualquier intento por desarrollos nacionales estén condenados de antemano. Esta cultura argentina relacionada con la industria aeronáutica se desarrolló desde el abandono del proyecto Pulqui II, que auto-limita y genera desconfianza en nuestras propias capacidades para enfrentar esta clase de desafíos como es el desarrollo de tecnologías en condiciones desfavorables y de escasez de recursos humanos y materiales como debieron enfrentar quienes hoy dominan la tecnología aeronáutica, porque no nos olvidemos que Rusia, China, Inglaterra y Francia estaban en la completa ruina económica, financiera, bajo los escombros y con millones de muertos al final de la segunda guerra mundial, no obstante enfrentaron estos desafíos porque existía una conciencia nacional y confianza en lograrlo.



    Esta enseñanza del Pulqui nos debe servir para una futura estrategia de desarrollo de un caza nacional.

    En aquel entonces no había materiales e insumos necesarios, parte del plan de fabricación constaba de la instalación de una planta de motores, aunque se construyeron motores bajo licencia que se hacían a partir de elementos importados. Además los reactores eran de un modelo diferente al que fue planificado. También estaba en los planes una planta de aluminio para aleaciones especiales, trenes de aterrizaje, neumáticos, electrónica, etc que requerían de la creación de una red de proveedores.

    Un caza nacional en el siglo 21

    Desde aquel sueño de lograr la soberanía tecnológica de nuestra aviación, no se volvió a intentar hacer otro caza nacional, más allá de algunas intenciones que no pasaron de un tablero de dibujo.

    También vale recordar que mientras se hacían planes de desarrollo del Pulqui II a largo plazo, la Fuerza Aérea iria renovando su flota de aviones de combate mediante la incorporación de 100 Gloster Meteor. Entre el caza definitivo Pulqui II a fabricarse en Córdoba y la baja de la flota de cazas de ese momento, el Gloster Meteor sería el avión intermedio que cubríria el hueco hasta la llegada de ese avión definitivo. Si lo traspolamos a la época actual, entre la baja de la flota de aviones Mirage y la llegada de un caza definitivo, el Pampa cubriría ese vacío.

    Cabe preguntarse cuàl serà el “caza definitivo”, si será comprado en el exterior o si saldrà de la planta en Córdoba. En 1947 existía una conciencia nacional por desarrollar un caza autóctono y su fracaso años después hizo que esa conciencia nacional desaparezca, hasta nuestros dìas ¿serà posible recuperarla?

    Según altas fuentes de la fuerza aérea, la inversión a realizar para adquirir un caza de última generación en el exterior, la cifra a invertir sería cercana a los 3000 millones de dólares para remplazar la flota actual de aviones Mirage de más de 40 años de antigüedad, a eso hay que agregarle otra cifra cercana para remplazar a la flota del A-4AR estimando su baja para la próxima década y cuyo diseño data de la década del 60, mientras la Armada todavía mantiene, con mucha restricción, una escuadrilla de cazabombarderos con una antigüedad de 33 años. En definitiva y debido a la obsolescencia del parque de aviones de combate de nuestras FFAA, deberá preveer una importante inversión cercana a los 6000/8000 millones de dólares en los próximos 15 años o de lo contrario desaparecerán los aviones de combate de nuestras FFAA, una cifra extremadamente grande como para dejar afuera a la industria aeronáutica argentina y que desequilibraría en mucho la balanza de pagos externa.

    Nuestro país inició una carrera junto a países que hoy dominan la tecnología aeronáutica y en especial de aviones de combate de última generación como por ejemplo Suecia. Para recuperar el camino perdido en todos estos años, más de medio siglo, no alcanza solo con tener deseos y voluntad política, sino que lo podremos recuperar mediante la capacidad de investigación y desarrollo de todos los dominios, el desarrollo de grandes programas de investigación, un programa de cooptación de ingenieros argentinos que trabajan en las fábricas aeronáuticas más importantes del mundo, debemos tener el objetivo estratégico de participar en programas aeronáuticos internacionales, tanto en forma directa como proveedor bajo la modalidad “off-set” para compras de material aeronáutico en el exterior. La reactivación del proyecto IA-63 Pampa debe servir de punto de partida, desarrollar un cluster tecnológico o red de proveedores de insumos y aeropartes en cercanías de la fábrica, montar una planta de motores y todos los componentes que conforman una plataforma aérea.

    a) Desarrollo de grandes programas de investigación
    b) programa de transferencia de tecnología
    c) Participación en programas aeronáuticos internacionales
    d) Montar una planta de motores
    e) Desarrollo de una red de proveedores locales
    f) Condiciones econòmico- financieras que acompañen al proyecto


    Nuestros vacíos históricos desde el abandono de este proyecto provocó nuestra involución incluso como nación, porque si tenemos en cuenta que Suecia fue contemporáneo con nuestro país en el desarrollo de aviones a reacción y vemos donde está o nuestro vecino Brasil que en aquella época no tenía siquiera industria aeronáutica, la Argentina tiene mucho terreno por recuperar.



    Desarrollo de grandes programas de investigación

    Existen planes en marcha para promover el conocimiento y la tecnología aplicada a la industria para la defensa con todas las empresas y organismos del estado y privados tales como INVAP, Nostromo, CITEDEF, IUA, CONAE, CNEA, etc por el cual el estado ejercerá el control del manejo de los puntos críticos de la tecnología. La historia reciente del conflicto por Malvinas muestra que la puesta a punto del material, códigos fuente o equipos de última tecnología no tuvimos el acceso a nuestra disposición o lo en algunos casos llegaron a fallar en medio del conflicto.
    Con el liderazgo de INVAP se lleva adelante el proyecto Sistema Aéreo Robótico Argentino (SARA) que pretende generar UAV clases II y III para el MinDef y el MinSeg. La empresa INVAP es la indicada para liderar la meta de alcanzar la soberanía tecnológica y este proyecto tiene una “hoja de ruta tecnológica" que serán el camino para las tecnologías que se desarrollarán. La carga útil a portar por los UAV , navegación, aviònica y la propulsión seràn estas "tecnologías sensibles".

    Acá se va a aplicar el know how desarrollado en tecnología de radares. También el desarrollo de propulsores, que al principio serán importados, mientras las Pymes locales, ya ingresadas al programa, desarrollan un propulsor local. Lo mismo con el piloto automático y el radar de apertura sintética. En el caso de las cámaras, una pequeña empresa Cordobesa que hoy en día se encuentra trabajando en conjunto con INVAP, desarrollando una cámara giroestabilizada (tipo FLIR) para la Policía Federal desarrollará una cámara con destino a los UAV nacionales. Esta cámara, dispone de un telémetro laser importado, el que a su vez será sustituido por uno nacional que el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), ya comenzó a desarrollar.



    INVAP además ha decidido incursionar en el negocio de las modernizaciones de aeronaves y se encuentra trabajando en el desarrollo de aviónica. En el futuro aspira a desarrollar de radares para aviones de combate y UCAV (a largo plazo, 10 o más años) tal como lo marca la “hoja de ruta” tecnológica del proyecto SARA.


    Programa de transferencia de tecnología

    La instrumentación del off-set y transferencia de tecnología es la herramienta para obtener la transferencia de tecnología y de recursos humanos de alta calificación con expertise en el desarrollo de tecnologías inherentes a un avión de combate. Esta herramienta es la más frecuente cuando se realizan compras al exterior, ya que nuestras FFAA ya no pueden comprar “cajas cerradas” y deben tener acceso a la tecnología que se les vende y también debe incluir la asistencia técnica. Pero además deberemos contar con recursos humanos propios y los ingenieros aeronáuticos argentinos que trabajan por el mundo en las empresas fabricantes más importantes en el mundo como Boeing, Lockheed, Embraer, EADS, etc, tal como a finales de la SGM fueron cooptados los ingenieros alemanes.

    Desde el año 2010 el Ministerio de Ciencia y Tecnología y la Dirección Nacional de Migraciones inició un programa para orientar a los investigadores argentinos que regresen al país con sus familias extranjeras (esposa y/o hijos nacidos en el exterior) y respecto de la regularización de la situación migratoria en el país. Esta medida está destinada a la repatriación de científicos, llamado RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior) sirve también para promover la cooperación científica y las estadías cortas de científicos extranjeros en el país. A través de este programa ya se han repatriado cerca de 800 científicos argentinos en el exterior.
    Este programa puede hacerse extensivo a los ingenieros aeronáuticos argentinos en el exterior y atraer a aquellos que trabajen en las más importantes fábricas aeronáuticas


    Participación en programas aeronáuticos internacionales

    La cooperación industrial con fábricas de otros países es una oportunidad que puede responder a este objetivo. En este sentido el acuerdo entre FAdeA y Embraer, para de calificar como proveedor de aeropartes para la fábrica brasileña en el programa de desarrollo de un avión de transporte militar KC-390 le permite a la fábrica incorporar maquinaria de nueva tecnología, materiales compuestos y adaptar las normas de fabricación a estándares internacionales.


    Montar una planta de motores

    El Pulqui I estaba propulsado por un Rolls Royce Derwent V de 1587 kg de empuje, el mismo que propulsaba al Gloster Meteor, para el Pulqui II se preveía instalar un motor más potente, el Rolls Royce Nene II de 2200 kg de empuje. Se llegó a montar una fábrica de motores bajo licencia utilizando conjuntos de piezas importadas pero no del modelo que se necesitaba para el Pulqui. No se fabricaron motores a reacción que eran necesarios, ya que Rolls Royce no cedía su licencia de fabricación.



    En muchos casos pueden asociarse con empresas del mercado de la aviación y que potencialmente se encargarán en de diseñar y desarrollar equipos y sistemas principales ( aviónica, radares, equipos hidráulicos, metalúrgicas y empresas de laminados, materiales compuestos, tren de aterrizaje, etc.), luego la integración de todas estas que serán los pilares del programa y al mismo tiempo generarán sus propios proveedores, en una red que conformará una gran cadena de valor asociado.


    Condiciones econòmico- financieras que acompañen al proyecto


    Para que el proyecto sea sustentable, además de apoyo desde la política, debe sobrevivir a un entorno por lo general desfavorable, de escases de recursos. Las condiciones imperantes en nuestro tiempo, dista mucho de las condiciones existentes en 1948, que debieron enfrentar el equipo de desarrollo del Pulqui II, desde el punto de vista económico, la situación Argentina es mucho más favorable, a futuro está estimado que la suba de los comodities seguirán en alza a largo plazo como hasta ahora.

    Según el ex presidente del Banco Central Mario Blejer, con políticas claras a largo plazo, la Argentina “podría ser la Arabia Saudita de la alimentación”, porque –según calculó– la demanda de ese sector a nivel mundial crecerá 20% durante la próxima década. “El factor clave de la agroindustria es el tema de la seguridad alimentaria global. Se habla mucho de largo plazo y en este campo es donde la Argentina puede jugar un rol fundamental. La minería presenta un futuro promisorio en la Argentina, sumado a la extensas reservas de Litio y el hallazgo de yacimientos de petróleo no convencional (el tercero más grande del mundo).

    Lo que sí se requiere es de una mayor organización y acuerdo entre todo el arco político, para evitar antagonismos como en aquellos años, este proyecto requerirá de varios períodos de gobierno y de sustentabilidad. Hoy ya no existe más el “partido militar” como aquella época, un proyecto así debe contar con el consenso mayoritario de los partidos políticos, aunque en buena medida, cuando se reestatizó la ex FMA, contó con el voto unánime de las dos cámaras, apoyando en todos los casos el desarrollo aeronáutico, tanto el oficialismo como la oposición.

    La integración de estas tecnologías y el apoyo desde el arco político puede darle a nuestra industria aeronáutica el auge que tuvo en 1947 y que nos llevó a liderar en la región y en el mundo la tecnología aeronáutica.



    Fuentes consultadas: "Desarrollos tecnlógico en países perisféricos a partir de la cooptación de RRHH calificados. Aviones a reacción en la Argentina" de Alberto Lalouf, Libra Blanco de la Defensa, Presentación del Plan Nacional de UAV - Proyecto SARA.
    Última edición por Pisciano; 28/06/2015 a las 18:06
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  2. #2
    Usuario registrado Avatar de bicho
    Fecha de ingreso
    21 Dec, 11
    Ubicación
    Moreno
    Mensajes
    1,231

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Muy bueno, muy bueno... 100% de acuerdo.

    Lastima que la mentalidad derrotista de la gente no va a cambiar, ni cambiando el gobierno.
    Sucede que hay mucha gente desesperanzada por tantos años de desidia, de que le digan que lo de afuera es bello e inteligente, que lo autóctono es una basura y que nunca podra exportarse ni a la esquina.
    Entre los Obtusos, los desesperanzados y los Cipayos... queda poca gente.

    Ojala cambiemos todos para bien.
    Última edición por bicho; 28/10/2012 a las 20:56
    Saludos
    Bicho
    "Confiar en que en cualquier momento podriamos contar con materiales de otra procedencia que no sea la propia, significa conspirar contra la seguridad de la Patria"

    General D Manuel N. Savio

    la verdad es que nunca es facil ganar una guerra... sabias palabras

  3. #3
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    21 Nov, 09
    Ubicación
    C.A.B.A-ARGENTINA
    Mensajes
    30

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Julio:
    Este escrito lo pondría en la piedra fundamental del proyecto.
    Del caza nacional y de muchos otros proyectos a futuro.
    Muy bueno.
    Saludos.
    Guillermo

  4. #4
    Usuario registrado Avatar de IAPampaNG
    Fecha de ingreso
    14 Apr, 12
    Ubicación
    En la Llanura Pampeana
    Mensajes
    1,163

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Muy buen informe, de verdad te lo digo, te pasaste

    En cuanto al tema en si, ojala se de una politica clara. Creo que les vendieron los yacimientos de litio a los chilenos (osea que perdimos un monton de $$$ para dentro de algunos años), pero se quiere investigar la provincia de BS AS para buscar petroleo (encontraron en algunas zonas) y minerales. Osea que se decida el gobierno, o busca mas zonas para extraer minerales o sigue regalando todo a los de afuera.
    Y de eso hay muchos ejemplos. Por ejemplo el Cicare CH14 que solo quedo como adorno en Tecnopolis y se lo considero el proyecto mas importante en tema de helicopteros en Latinoamerica y se lo anuncio al prototipo como si hubieran hecho algo como fue el Pulqui en su epoca.
    Lo que si se ve mucho empeño del gobierno es en materia de coheteria (espacial especialmete) y eso le dara a la Argentina un lugar entre un selecto grupo de paises.
    Seguramente en FAdeA van a querer fabricar algun avion ruso o chino bajo licencia y del mismo modo que el Pampero (el heli chino), osea, primero ensamblarlo y de a poco ir poniendole cada vez mas cosas argentinas.

    Lo que si tenemos que hacer es un plan tecnologico del gobierno que no dure 4 años y se comienze de nuevo. Lo primero que haria seria intentar hacer un motor trabajando en base a la Labala, para aunque sea ponerlo en UAVs grandes y a largo plazo poder hacer un motor no para un caza, aunque sea para un avion de transporte o un bombardero.

    Dejando de lado el futuro y mirando la actualidad, para mi FAdeA podria (repito para mi) intentar hacer un avion con motor y tecnologia rusa o china que podria ser un reemplazo a los A4 de la FAA y del COAN (fuera de servicio hace años), mientras que los Pampa podrian ir al COAN en reemplazo de los Aermachi.
    Congreve likes this.
    Aunque me cueste,
    Aunque me duela,
    Aunque reviente,
    Aunque me muera.

  5. #5
    Usuario registrado Avatar de Raven
    Fecha de ingreso
    02 Oct, 10
    Ubicación
    Mendoza
    Mensajes
    830

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Excelente informe Julio, te has pasado.

    Tengo la firme convicción de que si se quiere, se puede hacer mucho. No solo por la industria aeronáutica argentina, sino por toda la industria. Esperemos que hayan muchos, sobre todo gente que tenga poder de decisión, que piensen de esta manera. Por mi parte nunca voy a dejar de pensar así.

    Gastar 6000 millones en el exterior... es una locura. Qué bien estarían invertidos en la industria de defensa nacional.
    bicho likes this.

  6. #6
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,964

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Aunque la idea es riesgosa, tendrìa que ser encarado como proyecto a largo plazo y derivado de las tecnologìas que se generen del proyecto SARA que se espera que evolucione en 10 a 15 años.

    La integraciòn tendrìa que ser màs o menos asì:

    FAdeA se encargarìa del diseño del aparato en su conjunto, construir bajo licencia o un proyecto llave en mano, fabricaciòn y venta.

    Crear una empresa nacional o una divisiòn de FAdeA que se ocupe de fabricar la planta motriz.

    Una empresa local del polo tecnològico que se haga responsable de los dispositivos que van montados al casco del piloto para presentar la información.

    INVAP Defensa sea la responsable del HUD y las pantallas multifunción. Esta a su vez podrà subcontratar a otras pymes del polo tecnològico para proveer de insumos.

    INVAP la encargada del RADAR, FLIR, computadora de misiòn y el sistema IFF.
    Última edición por Pisciano; 29/10/2012 a las 13:38
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  7. #7
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    23 Sep, 12
    Mensajes
    96

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Muy buen post Pisciano. Igualmente, cualquier proyecto de caza nacional (con motores y avionica propios) debe ser visto como un proyecto a muy largo plazo. Por eso creo que sería más conveniente, para paliar las necesidades actuales, la fabricación bajo licencia y con transferencia de tecnologia, de algún caza existente, y recien a partir de ahi, avanzar en el caza nacional.

  8. #8
    Banned
    Fecha de ingreso
    12 Oct, 10
    Mensajes
    566

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Justamente lo que no hay es tiempo, ya empezaron los nietos de los que destruyeron el Pulqui II.

  9. #9
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    17,341

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Muy importante aporte Julio, muy bueno lo tuyo y muy esclarecedor.
    En este tema es muy importante el comprender las distintas áreas que intervienen en el desarrollo y producción de un avión (I+D). Al entender esto podemos entender que esta gran “sociedad” de distintos sectores (científicos, industriales y comerciales) deben ponerse detrás del proyecto. En la que no puede faltar la colaboración de las universidades, sobre todo en un importante aporte en los niveles primarios de ensayos y pruebas de laboratorio. Además estas instituciones por el tipo de trabajos a realizar en los estudios, pueden aportar muchísima gente especializada (en la mayoría de los casos científicos, profesores, ingenieros, químicos e incluso alumnos en etapas avanzadas.
    Como FAdeA no puede hacerse cargo de la inmensa tarea de llevar adelante este proceso de gestación, convendría que el Ministerio de Defensa se convirtiera en el gestor y en el responsable de la “unión” de todos los eslabones.
    BATALLON601 and Homo like this.

  10. #10
    Usuario registrado Avatar de Jagdverband 44
    Fecha de ingreso
    19 Jun, 10
    Mensajes
    1,310

    Predeterminado Re: Un caza nacional

    Muy buen ensayo Pisciano, lo único que se me ocurre que habría que intercalar como paso intermedio es la fabricación bajo licencia de algún con transferencia de tecnología porque sino el salto es muy grande para hacerlo en muy poco tiempo, digo por si este proyecto apunta la reemplazo de nuestras aves actuales.

Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30