Resultados 1 al 3 de 3
Like Tree6Likes
  • 6 Post By

Tema: La Fuerza Aérea en su laberinto Argentina

  1. #1
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    21 Aug, 12
    Mensajes
    57

    Predeterminado La Fuerza Aérea en su laberinto Argentina

    La Fuerza Aérea en su laberinto


    .
    En declaraciones en Radio el Mundo, el Ministro de Defensa, Dr. Julio Martínez, dio por tierra con la llamada “Novela del Caza”, como muchos apodaron a la usina de rumores, a las posibilidades que en estos últimos tiempos la Fuerza Aérea Argentina o FAA, consiguiera un reemplazo urgente para los Mirage dados de baja. La dura situación de la institución se vio agravado por la salida del servicio del sistema de armas Douglas A-AR, por razones de final de su vida útil, unido a la falta de disponibilidad de apoyo logístico, aceleró el proceso de salida de servicio. Décadas de falta de inversión, han tenido como corolario que la FAA solo opere aviones de ataque liviano, los Pucará, en medio de una polémica por su modernización, el eterno programa Pampa: los aviones de entrenamiento T-27 Tucano, que solo opera un puñado de unidades; algunos helicópteros; y la aviación de transporte reducida a la mínima expresión. En síntesis, la FAA no cuenta con capacidad alguna para la defensa del espacio aéreo.

    A todas luces la Institución que sorprendió al mundo en la Gesta de 1982 por su profesionalismo, moral y capacidad, hoy atraviesa la crisis más severa de toda su historia. Curiosamente no es consecuencia de una derrota militar, sino de una clase política que con una visión casi infantil de la realidad, ha negado sistemáticamente recursos a la Defensa Nacional, muchas veces por motivaciones ideológicas difícilmente de entender desde el sentido común. Ejemplo de ello, mientras Argentina desmantelaba sus industrias de defensa y sus fuerzas armadas, los países de la región, particularmente Brasil y Chile hacían lo contrario. Hasta Bolivia con recursos muy modestos realiza ingentes esfuerzos para potenciar sus capacidades defensivas. Incluso se ha dotado exitosamente de un sistema de entrenamiento básico para los futuros pilotos de la FAB. Mientras que la Argentina, con recursos muchos mas importantes, todavía sigue con soluciones provisionales.

    La Frontera Norte, entre el discurso y los hechos.

    Desde mediados de los 90 en los medios especializados y de comunicación masiva se habla de las constantes violaciones al espacio aéreo de aeronaves generalmente ligadas al tráfico de drogas. Esto motivó el despliegue de medios de la FAA para realizar acciones disuasivas, de escaso efecto, dado que en esos momentos el país no tenia la llamada “Ley de derribos” a diferencia de sus vecinos, que si la estaban implementando.

    En esos años se hablaba del Plan de Radarización, como también de la modernización del sistema Pucará y una evolución del avión Pampa, que abarcaba la posibilidad de instalar un radar para dotarlo de capacidad aire aire. Las idas y venidas, la falta de recursos, dejaron todo en la nada hasta hace unos años, donde la gestión anterior gestó el plan Escudo Norte, que incluyó nuevamente el despliegue de medios aéreos limitados en su accionar, no solo por no estar vigente la ley de derribos, sino por su grado de antigüedad. A pesar de un presupuesto nacional en constante expansión, el sector defensa no se vio beneficiado, y dentro de este sector, la FAA. La situación se tornó tan crítica que afectó al sistema de adiestramiento básico, que con la salida de os veteranos Mentor, no había un reemplazo adecuado. Así en el marco de un contrato de alquiler, por medio de FADEA, se adquirieron un lote de aviones Grob 120, que no tuvieron el resultado esperado, agregándose que por falta de pago, la disponibilidad fue limitada, con sus consecuencias en la formación de pilotos de combate.

    En cuanto a la aviación de combate, la edad de los Mirage, motivó una serie de estudios para su reemplazo. Dado las escasez de fondos, se buscó una solución de segunda mano, apareciendo la posibilidad de adquirir un lote de Mirage F1, ofrecidos por España, que en un primer momento pareció que el contrato iba a cerrarse y luego, por razones políticas no llegó a buen puerto. Luego vino un ofrecimiento en firme de Israel por un lote de aviones Kfir modernizados, con una interesante propuesta en materia de sistemas de armas, que no tenia las limitaciones que impuso Estados Unidos, cuando la Argentina se interesó en F 16 A/B. Otra vez cuestiones políticas, presuntos lobby a favor de otros proveedores dieron por tierra que los Kfir volaran los cielos argentinos.

    La actual gestión, siguiendo los pasos de la anterior, sostuvo la prioridad de incrementar la vigilancia y control de la Frontera Norte, por la creciente presencia de organizaciones criminales ligadas al narcotráfico a un nivel alarmante como lo señalaron sectores de la Justicia Federal. El Plan de Radarización continuó en marcha, y en el marco del decreto de emergencia de seguridad, la FAA solo pudo desplegar un puñado de vetustos Tucano, poniendo en evidencia la situación crítica de la institución.

    Sin ninguna duda la vigencia de la llamada “ley derribo” no tiene sentido, sino se cuenta con aviones interceptores que llegado el caso, actúen en casos de violación del espacio aéreo, unido a constantes contratiempos en la radarización, dado que autoridades provinciales habían asumido la responsabilidad de construir las estaciones de radar, algo que por su sensibilidad deberia estar en manos de la propia fuerza, capacidad perdida, según fuentes de la propia institución que no cuenta con medios adecuados para su Grupo de Construcciones.

    El Ministerio tuvo marchas y contramarchas por la modernización del avión Pucará, con resistencias dentro de la propia fuerza, agregándose presiones del exterior para que Argentina se inclinara por el Super Tucano, presión que se incrementó cuando fue anunciado la compra de un lote de Raytheon Texan II, una versión evolucionada del reconocido avión Pilatos PC9 de origen suizo. Una vez más razones de presupuesto, limitaron en apariencia la compra de 24 a 12 unidades, con su impacto en las compensaciones industriales.

    Las razones esgrimidas por parte del Ministro, para adquirir los Texan II, son la necesidad de contar con medios para apoyar el esfuerzo de control del espacio aéreo en el Norte. El amplio espacio a cubrir, pone en evidencia que el número de aeronaves es insuficiente y se agrega problemas logísticos al convivir con aviones de prestaciones similares, los Tucano, cuya situación precisa de manera urgente un reemplazo o modernización.

    La compra de un lote de Texan II, ni siquiera es un paliativo a la necesidad de controlar el espacio aéreo en el Norte. Es preciso contar con radares de diversos tipos, sistemas de comunicaciones seguras, radares aerotransportados y aviones interceptores. En el caso de estos últimos deben contar con una serie de capacidades para dar rápidas respuestas. El Pampa, cuenta con una velocidad que le permitirá alcanzar objetivos en menos tiempo que un turbohélice. Tengamos en cuenta las distancias a cubrir en el Norte del nuestro país.

    La magnitud del espacio a cubrir y los recursos disponibles, impulsa la necesidad de crear Zonas de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) en los espacios fronterizos, en las cuales las aeronaves que pretendan atravesarlas, cumplir con una serie de condiciones. Desconocemos si esto se ha implementado o pretende ponerse en práctica.

    En este contexto, en la cual las autoridades implican a la FAA en operaciones que impactan de alguna manera en la seguridad interior, encontramos la competencia del Ministerio de Seguridad, que apoya la expansión de determinadas capacidades de las Fuerzas de Seguridad, incluso mostró interés en dotar de aviones Texan II a la Gendarmería, sobre la base de una peculiar lectura de la ley de seguridad interior. En nuestro país encontramos una situación curiosa, mientras la flota aérea militar envejece, los cuerpos de seguridad se dotan de medios aéreos modernos, que desde el punto de vista económico y logístico, será un dolor de cabeza por los modelos en servicio y los costos operativos.

    No cabe duda que las necesidades de la defensa del espacio aéreo en el frontera norte, no se ve acompañado de los recursos necesarios.

    El futuro caza ¿una quimera?

    La usina de rumores continua, ahora en algún medio se habló que el futuro caza vendrá en 2018, lo que no han tenido en cuenta que en 2017, hay elecciones y sin ninguna duda, los planes de gobierno estarán sujetos a la suerte que tenga la presente gestión en dichas elecciones. A ello cabe agregar que la oposición tiene poco interés en la temática de defensa. Hasta ahora ningún líder opositor se ha manifestado por la dura realidad de las FFAA y la FAA en particular. Existe una posibilidad que es la adquisición de un LIFT, el KAI T 50 Golden Eagle, como desde el propio Ministerio y la FAA, confirmaron sobre dicha posibilidad. Dicho avión es definido como un LIFT o Lead-in fighter training. Los aviones de combate de cuarta generación, tienen características y cambios tecnológicos que precisan cambios en determinados patrones de entrenamiento. Ello dio origen al desarrollo de los LIFT, pero para muchos especialistas, por el costo de adquisición – promedio de US$ 25 millones – dejan de ser considerados cazas ligeros, concepto que abarca aeronaves de bajo coste.

    El costo de adquirir estos aviones, sobre la base de algunos especialistas de la Fuerza Aérea, sería conveniente optar por adquirir un sistema de armas de combate “de verdad”.

    El concepto de caza ligero/entrenador avanzado de velocidad subsónica, es un concepto que puede ser de utilidad para misiones de patrulla, reconocimiento, ataque liviano y combate aire aire de corto alcance. Esto lo convierte en una herramienta apta para actuar en el marco de operativos de disuasión contra los vuelos ilegales en el Norte de nuestro país. Un debate que los responsables de la Defensa deben hacer, en atención a los siempre limitados recursos.

    La adquisición del futuro caza, deberá estar sujeto a una serie de factores, en primer lugar la existencia de una política de defensa que prevea escenarios de conflictos futuros, recursos adecuados y las alianzas políticas que tenga el país, que deberán ser confiables, especialmente en situaciones de crisis, garantizando el sostén logístico de los medios adquiridos.

    Política de Defensa Nacional: concepto clave en la solución de la crisis de la FAA

    El concepto Defensa Nacional abarca varios aspectos y no se limita a lo militar, las constantes idas y venidas, han tenido serias consecuencias en materia de industrias estratégicas, que en más de un caso han desaparecido, programas tecnológicos, infraestructura, etc.

    El primer paso para una política de defensa nacional, deberá ser la cuestión de los recursos asignados al área. El actual Presidente de la Nación, en reiteradas ocasiones se mostró admirador del “modelo chileno”, sería bueno que tomara nota de cómo funciona la Ley Reservada del Cobre. En el caso argentino, un canon moderado sobre exportaciones mineras, los recursos de la enajenación de bienes de defensa y lo obtenido del sistema de aeropuertos, además de los recursos obtenidos por la Ley Federal de Pesca (que fija un mecanismo de financiamiento para medios de vigilancia y patrulla maritima) podrían generar recursos.

    El segundo paso, sería fijar las prioridades más urgentes del sector defensa, que termine con el proceso de degradación de capacidades y medios, para lograr en el corto plazo cierto grado de operatividad.

    En el marco de la Política de Defensa, deberá tener en cuenta el concepto de Poder Aéreo y sus implicancias para la FAA. A nuestro juicio el Poder Aéreo exige una dimensión estratégica, inteligencia (tanto para evaluar objetivos como para dar respuestas adecuadas ante eventuales actos hostiles), oportunidad y dominio del tiempo, empleo de sistemas de armas de precisión, y operar en más de un teatro de operaciones. Todos estos conceptos deben estar de acuerdo a los recursos nacionales, los objetivos a preservar y los escenarios de crisis posible que puede enfrentar la nación.


    Final

    La Fuerza Aérea se ha transformado en una “fuerza” solo en el papel, el país no cuenta con medios adecuados para defender su espacio aéreo, a ello se une la crisis de la industria creada para apoyar a la FAA. FADEA sigue a la deriva y llena de deudas, en una crisis que pareciera ser eterna.

    El mundo atraviesa grandes cambios políticos, especialmente por el ascenso de líderes no tradicionales y el incremento de rivalidades de potencias emergentes con Estados Unidos. En la región, la idea de crear un sistema de defensa colectivo o de seguridad regional, pareciera haber quedado en la nada. Los desequilibrios se potencian y pareciera que la desconfianza todavía subsiste. Chile ha suscripto un acuerdo de cooperación con el Reino Unido en relación a la Antártida y ha formulado reservas sobre la delimitación de la plataforma continental argentina. El Reino Unido mantiene una postura hostil por la cuestión Malvinas.

    La falta de interés y hasta hostilidad de la administración Trump hacia la región, sin ninguna duda tendrá consecuencias en materia de asistencia militar. Esto debe tenerlo en cuenta los planificadores del Ministerio.

    Es hora de despertar y ver la realidad, tomar acciones concretas, porque el actual estado de cosas terminará con la desaparición de la FAA. ¿Una exageración? No lo creemos en atención a la dura realidad que atraviesa la Institución.

  2. #2
    Colaborador Avatar de Teodofredo
    Fecha de ingreso
    01 Jan, 09
    Ubicación
    Murcia - España
    Mensajes
    18,649

    Predeterminado Re: La Fuerza Aérea en su laberinto Argentina

    Produce desgaste y hasta frustración, leer y releer sobre el tema...Nos queda un camino largo por recorrrer...El cambiar la mentalidad de la población en general...Mucho "lavado de cabeza" durante muchos años y una sensación en general, arraigada en la gente, de que las FF.AA. están allí "pintadas" y simplemente para gastar el dinero del pueblo...
    Si ellos no logran ver el verdadero peligro a que estamos expuestos y los políticos (por conveniencia), no hacen un esfuerzo en explicar y hacer docencia sobre el tema, mucho me temo que estamos "predicando en el desierto"...

  3. #3
    Colaborador
    Fecha de ingreso
    02 Mar, 10
    Mensajes
    4,365

    Predeterminado Re: La Fuerza Aérea en su laberinto Argentina

    Un informe más y van... Quizás lo interesante sea que haya sido publicado en un medio de tirada masiva (no se indica la fuente).

    Tal vez sirva para generar conciencia de que Defensa y Seguridad no es un tema menor para ponerlo a cargo de algún aliado político minoritario en el reparto de Ministerios

    Pero así son los políticos argentinos... ahora el Gobierno designó a la directora de Movilidad en Bicicleta. Listo... ya está... paren que yo me bajo acá!

    Ocurre que la Argentina tiene un delirio (y una tara) por el debate político, y encima con elecciones cada dos años. Se vive entre "la rosca" y la campaña.

    Proliferan los programas (radiales y televisivos) de hablar, hablar y seguir hablando de política. Continuamente discutiendo, debatiendo, contraponiendo pero jamás acordando un modelo de País o de Desarrollo Estratégico

    "Produce desgaste y hasta frustración, leer y releer sobre el tema..."
    Yo agregaría irritación y para ser franco: me tienen repodrido los políticos, los funcionarios y los entrevistadores y periodistas que se quedan en la superficialidad y la banalidad del eterno debate para ver quién gana (las elecciones, el poder) mientras las cosas siguen sin hacerse
    Última edición por Tiburón; 08/07/2017 a las 16:57

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30