Operación Inimaginable

Ante la amenaza de que los soviéticos no se detuvieran en Berlín y prosiguieran su avance y ocuparan toda Europa, en esos momentos los efectivos soviéticos duplicaban al de los aliados Churchil concibió la Operación Inimaginable, una alianza anglo-alemana o aliada para destruir la URSS
El objetivo de Gran Bretaña era ver una Alemania destruida, pero, por otra parte deseaban que Rusia quedara más débil, ante el temor de que apareciera un nuevo rival en Europa.

El 1 de abril Stalin convoco a su generales y les ordenó que la conquista de Berlín debería ser para mediados de ese mes. El 12 de ese mes muere Rooselvelt, a quien Stalin veía como garante de los acuerdos y de que no se produjera un ataque por la espalda por parte de los aliados.

Había otra razón para apurar el ataque y es el conocimiento de Stalin de la “Operación Inimaginable” urgida en el Cuartel Británico de Planificación Unificada. Allí comienzan los preparativos para las hostilidades con la Unión Soviética.

El plan suponía que “es posible lograr la eliminación de Rusia, solamente en el caso de A) ocupación de áreas extensas de Rusia, lo que reduciría el potencial militar del país hasta el punto de que una resistencia sería imposible”


Posible frente luego de la Batalla de Berlín y contraataques de las fuerzas alemanas y aliadas


La operación consistía en un ataque sin previa declaración de guerra. El 1 de julio de 1945, 47 divisiones británicas y estadounidenses deberían asestar un golpe demoledor al ejército soviético, el ataque sería respaldado por 12 divisiones alemanas.

La operación fue descartada posiblemente al constatar que luego de la Batalla de Berlín el ejército soviético no había quedado tan maltrecho como se pensaba o por otro motivo que nadie conoce.

Video sobre la Batalla de Berlín y la "Operación Inimaginable"

LA BATALLA DE BERLÍN: LA ÚLTIMA SANGRE - YouTube