Alemania Occidental estaba dispuesta a comprar la reunificación del país en los años 60, pagándole a la Unión Soviética "2.000 millones de dólares anuales durante diez años", indicó el semanario Spiegel.

El "plan Erhard", nombre del jefe de gobierno de la República Federal (RFA), Ludwig Erhard (1963-1966), preveía la entrega de "2.000 millones de dólares anuales durante diez años" a Moscú para obtener la reunificación, según un miembro de la cancillería de aquella época.

Estados Unidos debía presentar dicho plan, el cual figura en documentos desclasificados de la CIA, a la URSS, dirigida en aquel entonces por Nikita Kruschev (1953-1964), indicó el semanario.

Washington consideró que este plan, que nunca fue adoptado, no era "realista".

Tras haber sido dividida en cuatro zonas de ocupación por los Aliados (Estados Unidos, Unión Soviética, Francia y Gran Bretaña) al terminarse la Segunda Guerra Mundial, Alemania permaneció dividida en dos países a partir de 1949.

La reunificación tuvo lugar en 1990, tras la caída del Muro de Berlín en noviembre de 1989.



Ambitoweb