Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 21
Like Tree4Likes

Tema: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

  1. #1
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    ¿Puede convertirse el Ártico en un campo de batalla?

    El calentamiento global ha dejado expuesto un nuevo campo de batalla: El Ártico.
    Este extenso territorio en su mayoría mar, desde tiempos remotos se encuentra en gran parte cubierto por campos de hielos permanentes durante todo el año y durante la época invernal se ecuentra totalmente cubierto por ellos. Sin embargo a tenido un gran cambio en su geografía a partir del calentamiento global que ha hecho retroceder estos campos de hielo y que en época estival llega a reducirce en gran medida. Esto no sólo deja abierta rutas marítimas si no también deja al descubierto importante reservas minerales del lecho marino. Esto le da una imortancia estratégia mucho mayor de la que a tenido hasta ahora y una codicia en aumento de muchos países desarrollados en especial de EEUU y Rusia.

    No hay que olvidar que este territorio no fue olvidado durante la Guerra Fría y tanto USA como la URSS se prepararon para combatir en este ostil territorio y desplegaron sigilosas fuerzas en él.

    Abro este tema para su discución e información sobre la evolución de este foco de conflicto a nivel mundial.

    Saludos a todos los foristas
    Última edición por DarwinII; 25/02/2015 a las 19:19

  2. #2
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    Rusia podría defender con armas sus intereses en Ártico, dice ministro de Defensa

    Las autoridades rusas están dispuestas a dar una respuesta armada para proteger sus intereses en el Ártico, declaró el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

    "La permanente presencia militar en el Ártico y la posibilidad de defender los intereses de Estado con armas forma parte de la política de seguridad nacional", indicó en una reunión en el Ministerio de Defensa.

    Agregó que para "garantizar la seguridad de la navegación por la Ruta Marítima del Norte y responder a las eventuales amenazas en la región del Ártico se incrementará el grupo de tropas en la península de Chukotka".

    El ministro comunicó que el año pasado el Ministerio trasformó en Chukotka cuatro brigadas de defensa áeroespacial en divisiones antiaéreas, formó dentro de unidades de tropas comunes regimientos de defensa química, radiactiva y biológica y desplegó radares. Las tropas desplegadas en la península recibieron cazas modernos Su-30SM y Su-35, helicópteros Ka-52 y otro armamento moderno.

    Shoigú subrayó que "los países desarrollados que no tienen salida directa a las regiones árticas toman medidas políticas, militares y económicas para obtener acceso a esa zona", mientras que los países árticos tratan de ampliar su territorio nacional apoderándose de una parte de la plataforma continental.

    "No es un secreto que el Ártico poco a poco se está convirtiendo en uno de los centros mundiales de producción de hidrocarburos y en un nudo de transporte a nivel mundial", precisó el ministro.

    Según la ley internacional, los países del Ártico (Rusia, EEUU, Dinamarca, Canadá y Noruega) tienen derecho a la soberanía de las plataformas continentales hasta 200 millas náuticas de la costa.

    Fte: mundo.sputniknews.com

  3. #3
    Usuario registrado Avatar de Rusomagno
    Fecha de ingreso
    22 Sep, 11
    Ubicación
    Buenos Aires, Argentina, Argentina
    Mensajes
    1,966

    Predeterminado

    Si se agita el avispero ruso sera porque usa/Inglaterra mas la otan estaran metiendo sus narices donde no deben, como siempre

  4. #4
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    Rusia puso en alerta de combate a la Flota del mar del Norte

    Moscú - 17/03/2015 - Rusia puso el lunes en alerta de combate a la Flota del mar del Norte, a ciertas unidades de la circunscripción militar Oeste y a las tropas aerotransportadas, informó hoy el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu.

    La decisión, dijo Shoigu, citado por las agencias locales, fue adoptada por el presidente ruso, Vladímir Putin, para verificar la capacidad combativa de las fuerzas de la Flota del mar del Norte y evaluar las posibilidades de incrementarlas con unidades emplazadas en las regiones centrales del país.

    "Los nuevos retos y amenazas a la seguridad militar exigen aumentar las capacidades combativas de las Fuerzas Armadas", dijo el titular de Defensa.

    Los ejercicios militares, que comenzaron a las 8 horas de Moscú, se prologarán hasta el próximo sábado.

    Shoigu indicó que entre las tareas que deben cumplir las tropas que fueron puestas en alerta de combate está el refuerzo de la agrupación de tropas en las islas de Nueva Zembla y Tierra de Francisco José y la reagrupación de fuerzas especiales a grandes distancias.

    Los ejercicios incluyen acciones de defensa de la frontera marítima y del espacio aéreo, el despliegue de sistemas logísticos, así como la destrucción de una agrupación naval "enemiga".

  5. #5
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    Una nueva guerra fría se cierne sobre el Ártico

    La cooperación y la rivalidad han coexistido en proporciones variables en el Círculo Polar Ártico, la región que puede convertirse en la mayor fuente de petróleo y gas del planeta y en la que Rusia tiene el grueso de sus reservas de hidrocarburos (explotables y potenciales), además de 20.000 kilómetros de frontera marítima.

    En 2007, el político Artur Chilingárov colocó en el lecho marino del Polo Norte una bandera rusa fabricada con titanio. Moscú ratificaba así sus reivindicaciones sobre una zona submarina reclamada en 2001, a partir de la Convención Internacional de Derecho del Mar de la ONU (1982). Tras la anexión de Crimea, que supone una violación de tratados internacionales firmados por Rusia, el gesto teatral de Chilingárov ha adquirido un nuevo significado y la desconfianza está ganando terreno a la cooperación de la que ha sido modelo el Consejo del Ártico, la organización que integra a los ocho Estados ribereños (Rusia, Canadá, Dinamarca, Noruega, Suecia, Islandia, Finlandia y EE UU), cinco de ellos miembros de la OTAN.

    Desde 2008, las compañías Rosneft y Gazprom, controladas por el Estado ruso, tienen el monopolio de la explotación de hidrocarburos en el Ártico y son socios obligados para todo proyecto en la zona. El 9 de agosto de 2014, Igor Sechin, jefe de la petrolera rusa Rosneft, y Glenn Waller, director de la norteamericana ExxonMobil en Rusia, eran optimistas sobre los planes comunes que forjaron en 2011. Aquel día, en el mar de Kara, Sechin y Waller inauguraban la perforación petrolera submarina más septentrional de Rusia. Desde Sochi, en el mar Negro, el presidente Vladímir Putin dio la señal de inicio y elogió la cooperación internacional como motor del “éxito comercial”. Se trataba del “acontecimiento más importante del año para la industria del petróleo y el gas”, en palabras de Sechin, y el pozo recién perforado se bautizó con el nombre de Pobeda (victoria) por ser una “victoria común” de Rusia con un grupo de “amigos y socios” internacionales. Pobeda dio su primer crudo, pero a fines de septiembre, debido a las sanciones norteamericanas, ExxonMobil tuvo que sellar el pozo y abandonar sus proyectos en Rusia.

    Rosneft se propuso seguir sola, pero las sanciones occidentales obstaculizan los proyectos rusos en el Ártico, al restringir la venta de tecnología para la perforación submarina y limitar el acceso al capital. Los políticos y analistas rusos están divididos entre quienes creen que hay que forzar la explotación del Ártico para cuando los precios del petróleo suban, y los que recomiendan concentrarse en Siberia Occidental, donde existe ya infraestructura de explotación y transporte.

    Moscú restablece la cadena de bases que la URSS tenía en el Ártico y construye nuevas


    La explotación del Ártico es la locomotora de las regiones septentrionales, que estimula el desarrollo de la producción innovadora y la infraestructura de transporte, incluido el Corredor Marítimo del Norte y no debe interrumpirse, escribía el diario Rossískaia Gazeta. Para el Kremlin, el Ártico es una zona de interés estratégico que por primera vez ha sido incorporada de forma explícita a la nueva concepción de la doctrina militar de Rusia, firmada por Putin el pasado diciembre. Con matices, Moscú ha retomado la política de la URSS en el Ártico, tras la decadencia de los noventa, lo que se traduce en una militarización, adaptada a la nueva época, y una industrialización, en gran parte por definir.

    Pueblos abandonados por sus habitantes, submarinos nucleares convertidos en peligrosos focos de radiación, equipo militar corroído por el óxido, muelles erosionados por el mar y pistas de aterrizaje inutilizables, son la herencia de los noventa que Putin quiere superar y también el escenario de algunas impresionantes muestras de la cinematografía rusa actual. “La región tiene gran importancia estratégica para los Estados poseedores de una flota de submarinos nucleares. Desde las posiciones submarinas en el noreste del mar de Barents se pueden alcanzar la mayoría de los blancos importantes en el mundo, porque por aquí pasa la trayectoria más corta para los misiles balísticos en cualquier hemisferio de la tierra”, señala una monografía del Instituto Ruso de Investigaciones Estratégicas.

    Rusia ha creado un nuevo mando militar para mejorar la coordinación y alcance en el Ártico y proyecta una nueva agrupación de 6.000 soldados con dos brigadas de infantería motorizadas. Moscú restablece la cadena de bases que la URSS tenía en el Ártico, la zona geográfica más cercana a EE UU, pero también construye bases nuevas, una de ellas en el archipiélago de Novosibirsk (al norte de Siberia Oriental) y otra en la isla de Wrangler, una reserva natural protegida por la Unesco. La pista de aterrizaje del archipiélago de Nóvaia Zemliá ha sido renovada para poder recibir cazas de nueva generación, además de nuevos sistemas de defensa antiaéreos, y el Servicio Federal de Seguridad incrementa el número de guardafronteras.

    En marzo, Rusia realizó unas maniobras militares para comprobar la capacidad de combate de la flota del Norte y movilizó a cerca de 40.000 soldados, 41 buques y 15 submarinos, según la agencia Ria-Novosti. El ministro de Defensa, Serguei Shoigú, dijo entonces que los “nuevos desafíos y amenazas militares requieren un incremento de las capacidades de las Fuerzas Armadas”. Esta semana, el Parlamento ruso ha debatido sobre la necesidad de promover legislación sistemática sobre la zona de intereses estratégicos en el Ártico. En él, Viacheslav Shtyrov, presidente del consejo de expertos del Ártico y la Antártica, dijo que existe “una gran posibilidad de que el Ártico ruso sea la primera línea de defensa en caso de un conflicto militar global, porque esa es la dirección más probable de un ataque con misiles nucleares del adversario”.

    Por Pilar Bonet (El País / España)

  6. #6
    halconcito
    Guest

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    Los españoles últimamente vienen hablando mucho de Rusia... Por qué será? Necesitan algo que Putín tiene?
    Zanetta Juan F likes this.

  7. #7
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    Cómo Rusia quiere dominar el Ártico

    (BBC - 25 de mayo) De camino a una base científica del Polo Norte, el viceprimer ministro de Rusia, Dmitry Rogozin, decidió hacer una escala en el archipiélago noruego de Svalbard.

    Y unos días después escribió desafiante en su cuenta de la red social Twitter: "El Ártico es una Meca rusa".

    Aquello, más que una provocación, fue una declaración de principios.

    Como también lo fue el hecho de que años antes, en 2007, el conocido explorador polar y también vicepresidente de la Cámara de Diputados rusa, Artur Chilingárov, colocara en el lecho marino del Polo Norte una cápsula de titanio con una bandera rusa.

    "Plantar una bandera en el fondo del Ártico fue una clara muestra simbólica de que Rusia lo estaba reclamando", le dice a BBC Mundo Daniel Añorve, profesor de la Universidad de Guanajuato, México, y autor, entre otros trabajos, de "La estrategia integral de Rusia en el Ártico como eje central de su reposicionamiento internacional".

    Fue más bien la ratificación de una reivindicación que venía de 2001, en base a la Convención Internacional de Derecho del Mar de Naciones Unidas (1982).

    De acuerdo a este convenio, a los países limítrofes (Canadá, Dinamarca por Groenlandia, Noruega, Rusia, Estados Unidos, Suecia, Finlandia e Islandia) les pertenecen los recursos naturales del fondo marino y su subsuelo situados a hasta 322 kilómetros (200 millas) de su territorio.

    Y pueden además solicitar una ampliación hasta los 563 kilómetros (350 millas), siempre que prueben que esa extensión forma parte de su plataforma continental.

    Así que, por las dos acciones mencionadas, y por una estrategia que se puso sobre papel en 2008 y ahora parece estar implementando, el doctor en ciencias políticas y experto en geopolítica de Rusia está convencido de que Moscú busca la supremacía en el Ártico.

    Las oportunidades del deshielo

    Sin embargo, la investigadora Ekaterina Klimenko, del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) de Suecia, y autora de Russia's Evolving Arctic Strategy (La estrategia en evolución de Rusia en el Ártico), aunque también reconoce los movimientos y cambios de doctrina con respecto al Ártico, prefiere no hablar de búsqueda de supremacía.

    Y explica a BBC Mundo por qué: "Rusia es ya una superpotencia en la región. Además de la capacidad militar que históricamente ha tenido en el Ártico, de los cuatro millones de habitantes de la región ártica, un millón son ciudadanos rusos".

    ¿Pero por qué interesa tanto el Ártico al Kremlin?

    La región tiene, aproximadamente, una superficie 40 veces mayor que España, aunque al no tratarse de un continente propiamente dicho su extensión no está definida.

    Está delimitada por el Círculo Polar Ártico y comprende el océano Glacial Ártico y las áreas de tierra que lo circundan, pertenecientes a Groenlandia, Eurasia y América del Norte.

    El área presenta importantes oportunidades económicas como consecuencia del proceso de pérdida de masa helada, algo que parece imparable. El volumen de hielo marino está diminuyendo a un ritmo del 12% cada 10 años.

    La capa helada alcanzó su máxima amplitud de este año el 25 de febrero, 14,54 kilómetros cuadrados. Y se trata de la menor extensión desde que se monitorea el dato.

    Con el imparable deshielo, por tanto, cada vez parece más factible el acceso a una ingente cantidad de recursos naturales.

    Además de depósitos minerales con oro, platino y diamantes, bancos de peces y fauna de importante valor comercial, la Inspección Geológica de Estados Unidos calcula que contiene el 30% de las reservas mundiales no descubiertas de gas natural y el 13% de las de petróleo.

    Y ahí radica principalmente el interés de Moscú, en la energía.

    Economía basada en la energía

    "La de Rusia es una economía basada en la energía", confirma Klimenko. Y es en el área donde tiene el grueso de sus reservas de hidrocarburos, además de 20.000 kilómetros de frontera marítima.

    "Los energéticos, tanto el petróleo como el gas natural, son pilares de la economía rusa postsoviética", concuerda Añorve. Pero no sólo eso, añade.

    "También son un instrumento de negociación y chantaje político mucho más poderoso que las armas nucleares".

    El propio Rogozin, el que describiera el Ártico como la Meca rusa, ya había advertido en 2012 que los intereses del país en la región serían reforzados.

    "Si no hacemos esto, vamos a perder la batalla por los recursos", dijo entonces.

    Aunque la de los recursos energéticos no es la única razón.

    Klimenko también subraya el factor histórico: "Durante la Guerra Fría, el Ártico fue un punto estratégico para sus fuerzas".

    Y como consecuencia, hace alusión al simbolismo de la región: "Tanto para el gobierno como para la gente el Ártico muestra que Rusia sigue siendo fuerte, que tiene un gran poder".

    Pero más allá de lo simbólico, existen otros intereses tan prácticos como el de la energía.

    El deshielo también dejaría abiertas de manera permanente dos rutas: la del noroeste y la del noreste.

    La segunda, también llamada ruta de mar del Norte, une los océanos Atlántico y Pacífico a través de las costas del norte de Rusia. Y ofrece, en principio, un camino más barato, rápido y seguro que los corredores comerciales actuales.

    Y los motivos militares y de defensa no son menos importantes. "La región tiene gran importancia estratégica para los estados poseedores de una flota de submarinos nucleares", señala una monografía del Instituto Ruso de Investigaciones Estratégicas.

    "Desde las posiciones submarinas en el noreste del mar de Barents se pueden alcanzar la mayoría de los blancos importantes en el mundo, porque por aquí pasa la trayectoria más corta para los misiles balísticos en cualquier hemisferio de la tierra", añade

    Y en una sesión parlamentaria de principios de abril, Vicheslav Shtyrov, presidente del consejo de expertos del Ártico y la Antártica, dijo que existe "una gran posibilidad de que el Ártico ruso sea la primera línea de defensa en caso de un conflicto militar global, porque esa es la dirección más probable de una ataque con misiles nucleares del adversario".

    Militarización en marcha


    Por ello, el Kremlin creó un nuevo mando militar para mejorar la coordinación y el alcance en el Ártico. Una doctrina que fue anunciada por el propio Putin en diciembre del año pasado.

    Con ella se incluyó la región por primera vez en la esfera de influencia de Rusia.

    Entre otras medidas, proyecta una nueva agrupación de 6.000 soldados con dos brigadas de infantería motorizada para la zona.

    También restablecerá las bases que la Unión Soviética tenía en el Ártico y está construyendo otras nuevas, en el archipiélago de Novosibirsk, al norte de Siberia Oriental, y en la isla de Wrangel.

    Además, la pista de aterrizaje del archipiélago Novaya Zemlya fue renovada para poder recibir cazas de nueva generación y para que se instalen en ella nuevos sistemas de defensas antiaéreos.

    Pero, ¿cómo ven el resto de países árticos estos movimientos de Moscú?

    A principios de mayo, y como consecuencia del viaje de Rogozin al Ártico, Dinamarca, Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia firmaron una declaración conjunta que sostenía que "la conducta de Rusia representa el más grande desafío para la seguridad europea".

    Y llamaban a aumentar la cooperación.

    Ante esto, Añarve no entiende por qué Occidente ve "con tanta sorpresa" el reclamo ruso.

    "En ocasiones sobredimensionamos el joven bully de la política internacional, Rusia. No es menos cierto que Canadá y Estados Unidos tienen sus propios diferendos sobre el estatus de la región", añade.

    El primero de ellos, Canadá, informó en marzo que destinará US$3.400 millones para cinco buques de patrullaje en la región.

    Y algo similar anunció Noruega, otro de los países árticos, ese mismo mes. Dijo que asignaría US$1.000 millones a la actualización de sus fuerzas militares en la zona.

    ¿Crimea, un precedente?

    ¿Y qué tiene que ver una crisis geográficamente lejana, la de Ucrania, en esta percepción?

    ¿Es mucho decir que Occidente teme que la anexión de Crimea sea un precedente de actuación para el Ártico?

    ¿Está la desconfianza ganando terreno a la cooperación en la que ha sido modélica hasta ahora el Consejo del Ártico, la organización que integra a los ocho estados del litoral, cinco de ellos miembros de la OTAN?

    "Sí, es mucho decir", dice tajante Klimenko. "Rusia cumple con el derecho internacional en lo referente a la región", aclara.

    "Además, Ucrania y el Ártico no tienen nada que ver, son regiones muy distintas y Rusia no puede actuar de la misma manera en ambas", añade.

    "La política de Moscú para el Ártico no ha cambiado. Existe sobre papel desde 2008 y ahora se está implementando".

    Sin embargo, reconoce que lo que antes de la crisis de Ucrania se veía como una modernización de equipos militares se mira ahora con sospecha.

    Y hay otro agente que entró en el juego: China.

    "Su reciente patrullaje de rompehielos en el Ártico nos permite entender que la lucha por los recursos de la región no se limita a los estados costeros", indica Añarve.

    De hecho, Klimenko señala la existencia de proyectos conjuntos del gigante asiático y los rusos y subraya que una colaboración en esa línea en el Ártico sería más que deseable.

    "China tiene la tecnología, además de una situación financiera que le permitiría hacer una inversión sin necesitar un reembolso inmediato", asegura. "Y Rusia, por su parte, tiene los rompehielos, la experiencia en la zona, la industria".

    Sea entre quienes sea, la experta cree que la colaboración será indispensable para la explotación del área ártica.

    "Puede que las buenas relaciones en el Ártico dependan de cómo se desarrollen las cosas en otro lugar del mundo", dice, volviendo a la crisis de Ucrania.

    "Cuando termine la crisis será más probable que la cooperación entre países vuelva a ser la que era", señala. "Pero cuándo ocurrirá eso no es fácil de decir".

  8. #8
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    El ejercicio militar sorpresa con el que Rusia responde a las maniobras de la OTAN en el Ártico

    Las fuerzas armadas rusas comenzaron un enorme ejercicio militar con cerca de 250 aviones y 12.000 efectivos, indicó el Ministerio de Defensa de ese país.

    El ministerio describió las maniobras de cuatro días como "una masiva inspección sorpresa", para revisar la preparación para combate.

    Las pruebas comenzaron el mismo día en que la OTAN y algunos de sus países miembros también iniciaron un ejercicio de entrenamiento en el Ártico.

    Las acciones de Rusia en Ucrania, y sus incursiones en el espacio aéreo occidental, han llevado a un incremento de tensiones con Occidente.

    Según informes de las agencias de noticias rusas Interfax y Tass, la inspección del grupo de aviación y fuerzas de defensa aérea en el distrito militar central involucra casi 700 armas y piezas de equipo militar.

    Pruebas de misiles


    Durante el ejercicio, se espera que los aviones de largo alcance de Rusia lleven a cabo disparos con misiles de crucero contra blancos de práctica en la república de Komi.

    La corresponsal de la BBC en Moscú, Caroline Wyatt, afirma que estos ejercicios se llevan a cabo como preparación de un conjunto de maniobras más amplias, conocidas como Centro-2015, que tendrán lugar en los próximos meses.

    Cuando en una entrevista en la TV se le preguntó al viceprimer ministro Dmitry Rogozin sobre la autoafirmación de Rusia, éste bromeó: "Los tanques no necesitan visas".

    El franco funcionario, quien está en las "listas negras" de la Unión Europea y EE.UU. como parte de las sanciones impuestas a Rusia por la anexión de Crimea el año pasado, tiene limitadas sus opciones de viaje.

    Rusia ha sido severamente criticada en meses recientes por el incremento en su actividad aérea en los países nórdicos, la cual ha incluido varias violaciones del espacio aéreo.

    El ejercicio de entrenamiento de dos semanas de la OTAN –el llamado Ejercicio de Desafío Ártico–, que comenzó el mismo día que las pruebas rusas, tendráa lugar en el norte de Noruega, Suecia y Finlandia.

    En este participarán 115 aviones de combate y 3.600 soldados de nueve países.

    Las maniobras también involucrarán a soldados y aviones de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia y Holanda –todos miembros de la OTAN– y Suiza, que es neutral.

    Este es el segundo ejercicio de este tipo. El primero fue llevado a cabo en 2013.

    Los ministros de Defensa de Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca, junto con el canciller de Islandia, firmaron una declaración conjunta en abril en la cual califican a la agresión militar rusa como "el mayor desafío a la seguridad europea".

  9. #9
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    888

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    Las 5 armas que Rusia podría usar en una guerra en el Ártico

    (RT.com) - Rusia dispondría de la posición militar más sólida en el caso de que estallase una guerra en el Ártico, recuerda el analista Robert Farley en la publicación estadounidense 'The Nacional Interest'.

    Durante la última década, los países ribereños del Ártico se han encontrado con un nuevo gran problema de seguridad. El derretimiento del hielo del Ártico ha abierto rutas de navegación y las oportunidades para la explotación de recursos submarinos, pero también ha intensificado la lucha por estos recursos, explica el analista en temas militares de la revista estadounidense 'The National Interest' Robert Farley.

    No es de extrañar que Rusia haya equipado sus fuerzas militares para las operaciones árticas mejor que cualquier otro país. Durante la Guerra Fría, la Unión Soviética se preparó muy bien para desplegar una guerra a través del Ártico tanto en el aire y en el mar, apunta Farley. Estas son las cinco armas más potentes con que cuenta Rusia para defender sus intereses en el océano Ártico.

    Rompehielos

    El único medio capaz de asegurar el acceso al Ártico es el rompehielos y Rusia mantiene la flota más fuerte del mundo. El calentamiento global no elimina el hielo ártico, sino que hace el movimiento del este más fluido y menos predecible.

    Tanto buques civiles como militares requerirán el apoyo de los rompehielos para proceder con sus tareas habituales. Los rompehielos garantizan el acceso militar ruso al Ártico con una certeza única. Esto le da a Rusia una gran libertad en la planificación de su estrategia de acceso militar y a los recursos en la región polar.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: 97a642739aeec23f0f72a44dbf44c862.jpg 
Visitas: 89 
Tamaño: 71.8 KB 
ID: 26786
    Alexei Danichev

    Submarinos de ataque

    A veces la mejor manera de navegar a través de hielo es evitarlo por completo. Las armadas estadounidense, británica y soviética acumularon una amplia experiencia en la navegación en el Ártico durante la Guerra Fría en este sentido.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: SUB.jpg 
Visitas: 285 
Tamaño: 110.7 KB 
ID: 26787
    Wikipedia

    La Flota del Norte rusa, normalmente encargada de operaciones árticas, cuenta actualmente con el mayor número de submarinos de ataque de las cuatro flotas rusas.

    Cazas-interceptores MiG-31, Foxhound (según la clasificación de la OTAN)

    Aunque desapareciera el hielo marino, las condiciones del Ártico hacen difícil llevar a cabo operaciones de transporte, lo que hace aumentar la importancia de las aeronaves con base en tierra. Operando desde bases a lo largo de la ribera del Ártico, los interceptores MiG-31, de sorprendente velocidad y autonomía y potentes radares, pueden cubrir un gran espacio aéreo.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: MIG.jpg 
Visitas: 74 
Tamaño: 41.3 KB 
ID: 26788
    Pavel Lisitsyn

    Los MiG-31, al igual que su predecesor, el MiG-25, fueron diseñados para cazar y derribar bombarderos estadounidenses. El Foxhound tiene una velocidad de 2,83 Mach en altura, con un radio de combate de unos 900 kilómetros.

    Rusia opera alrededor de 200 MiG-31, entre la Armada y la Fuerza Aérea, y ha tomado medidas para reactivar y mejorar la infraestructura de apoyo a sus bases aéreas árticas y actualizar su flota de MiG-31.

    Bombarderos estratégicos Tu-95 Bear

    El Tu-95 es uno de los aviones de combate más antiguo aún en funcionamiento. Al igual que el B-52, su análogo estadounidense, las aeronaves vuelan en un entorno estratégico muy distinto del que sus ingenieros idearon en la década de los 50.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: Tupolev_Tu-95_Marina.jpg 
Visitas: 59 
Tamaño: 442.2 KB 
ID: 26790

    Sin embargo, al igual que el B-52, el Tu-95 ha demostrado tener un fuselaje muy flexible, y sus variantes han operado siempre en una configuración de patrulla marítima. El Tu-95 (y su variante marítima, el Tu-142) se sienten como en casa surcando los fríos y tristes cielos del Ártico, donde las bases en tierra se encuentran lejos y las operaciones de portaaviones son poco viables.

    En su versión clásica los Tu-95 son capaces de portar armas antibuque y misiles de crucero aire-superficie. Su variante de patrulla marítima, el Tu-142, puede realizar operaciones antisubmarinas. Con un radio de combate mayor de 3.000 millas, los Tu-95 pueden operar mucho más allá del alcance de cazas embarcadas. Al igual que EE.UU. con sus B-52, Rusia espera que los Bear puedan continuar en servicio durante varias décadas más, proporcionando la posibilidad de realizar operaciones en alta mar.

    Fuerzas especiales

    El océano Ártico carece de grandes masas de tierra y centros de población importantes. En estas condiciones, las numerosas tropas 'convencionales', con sus masas de infantería y vehículos blindados, tienen poca utilidad. En cambio, las unidades que combinan movilidad y capacidad letal tendrán ventaja.

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: FFEE.jpg 
Visitas: 160 
Tamaño: 81.6 KB 
ID: 26789
    topwar.ru

    Las fuerzas especiales rusas se llevan preparando para la guerra en el Ártico desde hace años. Durante la Guerra Fría, los comandos del llamado 'spetsnaz' se entrenaban atacando las instalaciones de la OTAN en Noruega, las Islas Feroe, Islandia y otros lugares. En los últimos años, Rusia ha intensificado la formación de tropas especiales destinadas para combatir en las condiciones del Ártico.

    Los submarinos, aviones y buques de superficie pueden transportar estos comandos, los cuales que pueden capturar y mantener zonas de difícil acceso, llevar a cabo operaciones de reconocimiento e interrumpir las comunicaciones. Las fuerzas especiales también pueden ayudar en misiones de búsqueda y rescate de los trabajadores civiles y equipos en regiones inaccesibles.

  10. #10
    Banned
    Fecha de ingreso
    16 Oct, 08
    Ubicación
    CABA
    Mensajes
    3,367

    Predeterminado Re: El Artico: ¿nuevo campo de batalla?

    vos te referis al oro del 36??? no lo devuelven ni con Largo Caballero gobernando...

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30