Resultados 1 al 1 de 1
  1. #1
    Corresponsal Avatar de cordobes
    Fecha de ingreso
    15 Sep, 10
    Mensajes
    647

    Predeterminado Aviazione Nazionale Repubblicana (1943-1945)

    AERONÁUTICA NAZIONALE REPUBBLICANA (1943 – 1945)

    En la mayoría de las obras o relatos que leemos sobre campañas militares relacionados con la Segunda Guerra Mundial, los principales actores, dada su calidad militar y su número son casi siempre los mismos, Werhmacht, Waffen SS, R.A.F., Royal Navy, U.S.A.A.F., U.S. Navy, Marina Imperial Japonesa, V-VS soviética, etc…., pero como también sabemos hubo muchas otras fuerzas no menos valientes, en todos los teatros que fueron tapados por el manto de la derrota y del tiempo…. .
    Con la salvedad de que el tema ideológico aquí no importa, proponemos rescatar brevemente de ese olvido una de estas fuerzas : La Aeronáutica Nazionale Repubblicana, de la Italia fascista entre 1943 y 1945.

    Italia entra en la Guerra

    La Reggia Aeronáutica Italiana, como parte integrante de las Fuerzas Armadas de la Italia fascista entró en guerra contra los aliados el 10 de Junio de 1940. A partir de allí los escuadrones aéreos italianos (Gruppos) comenzaron a entrar en acción en diversos lugares siendo el frente alpino ítalo-francés y el Mediterráneo los primeros lugares donde se entró en combate. El curso de la guerra llevó a la Reggia Aeronáutica al Norte de Africa, a los cielos de Gran Bretaña, los Balcanes y hasta en la Unión Soviética, se encontraron aviones con los característicos “fascios” en las alas.




    Su actuación fue casi siempre relegada a un segundo plano por su aliada la Luftwaffe alemana, y en ciertas ocasiones hasta deslucida o poco eficaz.
    Su principal problema fue de que los modelos en servicio, eran de inferiores prestaciones técnicas (motores de menor potencia y armamento ligero) que los que tenían los británicos o los norteamericanos. Al comienzo de las hostilidades los cazas eran en su mayoría los Macchi MC.200 “Saeta” y Fiat G.50 “Freccia” y aún restaban en vuelo numerosos Gruppos con el biplano Fiat CR.42 “Falco”, que carecían de radio o que su armamento se reducía a tan solo a dos ametralladoras, cuando los oponentes tenían una combinación de ametralladoras y cañones, motores más potentes y mayores techos de servicio, como por ejemplo los cazas británicos Hawker Hurricane o el superior Supermarine Spitfire o los P-51, P-38 y P-47 norteamericanos.
    Con nuevos motores alemanes de mejores prestaciones (el Daimler-Benz 603, fabricado bajo licencia en Italia, por Alfa-Romeo), los diseños mejoraron y así aparecieron cazas muy buenos como los Macchi MC. 202 “Folgore”, el MC. 205 “Veltro”, el Fiat G.55 “Centauro” o el Reggiane Re.2005 “Saggitario”, pero en cantidades insuficientes y fuera de tiempo para torcer el rumbo de los acontecimientos bélicos.
    El parque de bombarderos se componía principalmente de SIAI-Marchetti SM.79 “Sparviero” (este también fue profusamente utilizado como avión torpedero), los Fiat BR.20 “Cicogne” y los veloces Cant Z.1007 “Alcione”.
    También existían algunos (pocos) Gruppo equipados con los viejos SM.81 “Pipristello” o los Caproni Ca.133 y posteriormente unos pocas Squadriglias se equiparon con el más potente y más pesado SM. 84.
    Recién poco tiempo antes de la rendición apareció el cuatrimotor Piaggio P.108 de bombardeo de largo alcance, pero su participación fue prácticamente ínfima.
    Perdida África del Norte para las fuerzas del Eje, con el dominio del Mediterráneo por parte de las fuerzas aeronavales norteamericanas y británicas, fue invadida Sicilia y posteriormente el sur de la península. Mussolini fue destituído y el nuevo Gobierno italiano se rindió a los aliados el 8 de Septiembre de 1943.






    Nace la Republica Social Italiana (R.S.I.)

    Al conocerse la noticia de la rendición la mayoría de las tropas italianas en todos los frentes (miles de hombres en los Balcanes, en Francia, en Grecia, en Rusia y en la propia patria) quedaron libradas a su propio destino. Las unidades de la Aviación no corrieron distinta suerte.
    En Italia muchas unidades volvieron sus armas contra los antiguos aliados (alemanes) que mediante una brillante operación ocuparon militarmente la parte norte de la península. Las tropas que estaban en frentes lejanos se convirtieron en prisioneros y enviados a campos de concentración en Alemania. En la misma Italia algunas unidades se desbandaron totalmente otras se pasaron a los aliados espontáneamente y la minoría quedó junto a los alemanes.
    Por aquellos días se ejecutó una operación de rescate del líder fascista, Benito Mussolini, confinado en los Apeninos, por parte de tropas de elite alemanas de las SS comandadas por Otto Skorzeny.
    El objetivo era restaurar un Gobierno fascista en el territorio dominado por la Werhmacht, y liderado por el viejo aliado de Hitler en Italia.
    El nuevo Gobierno nombra al Mariscal Rodolfo Graziani como líder supremo militar y este se abocó a poner en pie la nueva maquinaria militar fascista. Las nuevas fuerzas de tierra, mar y aire reclutaron unos 400.000 hombres (la mayoría de ellos de manera forzosa), y se equiparon con armamentos de origen alemán e italiano.
    Se dio la circunstancia (feliz para los fascistas) de que la mayoría de los complejos industriales militares se encontraban en el extremo norte de Italia, en Turín, Milán y en las regiones cercanas.

    La Aeronáutica Nazionale Republicana (A.N.R.)

    Aviación de Combate

    Al igual que el resto de las nuevas fuerzas fascistas, tuvieron primero que superar el problema de la negativa germana a proveerles de armamentos, con un régimen de unidades autónomas de los mandos alemanes. Así los comandantes alemanes pretendían la incorporación de estas tropas en las orgánicas de la Wehrmacht, Luftwaffe, Waffen SS o en la Kriegsmarine, como simples combatientes alemanes.
    Hubo discusiones ríspidas entre los jerarcas fascistas y los mandos alemanes en Italia (Kesselring, Rommel y Richtofen) acerca de otorgarle esta independencia operativa a las nuevas unidades italianas.
    El nombrado comandante de la Aviación Ernesto Botto, consiguió finalmente que Wolfram Von Richtofen, Comandante de la Luftwaffe en Italia, comenzara con la entrega de los aviones que estaban bajo la custodia teutona, recién a fines de 1943 (casi tres meses después del armisticio del 8/09/43).
    Se estima que tan solo unos 29 Fiat G.55 “Centauro” y otros 30 Macchi MC. 205 “Veltro” estaban en condiciones operativas en el norte del país.
    Así la primera unidad creada fue la Squadriglia “Montefusco” equipada con los MC. 205, en Noviembre de 1943, con base en Piamonte, con el objetivo de reforzar la defensa aérea del complejo industrial del norte italiano.
    Para Diciembre de 1943/ Enero de 1944, y con aviones de nueva producción y otros más cedidos por los alemanes, se pusieron en pie el 1° Gruppo Caccia (con tres Squadriglia 1° “Asso di Bastoni”, 2° “Vespa Incacchiatta” y 3° “Arciere”), basadas en la región de Údine, también con los Macchi MC.205 y el posteriormente famoso 2° Gruppo Caccia (con la 4° Squadriglia “Gigi Tre Osei”, la 5° “Diavolo Rossi” y la 6° “Gamba di Ferro”), basadas en Milán-Varese, con los excelentes Fiat G.55. La función principal de estas unidades era la defensa aérea de las ciudades italianas y colaborar con los Gruppen de Messerschmitt Bf. 109G-6 del JG (Jagdgeschwader) 77, para cerrarles el paso a los B-17 “Flying Fortress” y a los B-24 “Liberator” de las 9° y 15° Fuerzas Aéreas de la U.S.A.A.F. que pulverizaban las ciudades e industrias del sur de Alemania y Austria.





    Debemos consignar que las unidades y pilotos italianos tuvieron muchísimo trabajo y un gran desgaste en combate contra las unidades norteamericanas, por lo que las plantillas de las Squadriglia estaban siempre incompletas debido a la escasez de aviones y las bajas de combate. Esto motivó el enorme retraso para poner en pie el 3° Gruppo Caccia “Francesco Baracca”, el cual no aparecería hasta fines de 1944.
    Para mediados de 1944, con la destrucción del complejo Macchi, se complicó de sobremanera el empleo de los “Veltro”. El constante desgaste de hombres y máquinas motivó el retiro de la unidad a Alemania para Junio de ese año, para adiestrarse y reequiparse con los Messerschmitt Bf. 109G.
    Por esa misma época, la Squadriglia Autónoma “Montefusco” realizó la transición a los Fiat G.55.
    El 2° Gruppo Caccia se trasladó con sus “Centauro” a la zona de Parma – Pavia, quedando como la única unidad de combate, en el norte de Italia, ya que los Gruppen de la Luftwaffe también estaban haciendo la transición hacia los nuevos Bf. 109G-14 y Bf. 109K.
    Por ese entonces hubieron de sortear una especie de “golpe de estado” llevado a cabo por una iniciativa personal de Richtofen (Comandante de la Luftflotte II), en la cual se quiso incorporar los cuadros y toda la orgánica de la A.N.R. como una simple “Legión Italiana” dentro de la Luftwaffe.
    Se notificó al personal italiano e inmediatamente tropas alemanas rodearon los campos aéreos de los fascistas para proceder (compulsivamente) con esta incorporación. Las operaciones se suspendieron. Se llegó en algunos casos a inutilizar o incendiar aparatos para evitar esta confiscación de parte de los alemanes. El desenlace de esta situación tensa, se solucionó con una serie de llamados telefónicos del “Duce” a Hitler y a Goering, pidiendo la revocación de la estúpida medida, y pidiendo la separación de Richtofen del frente italiano. En unos días todo volvió a la normalidad, pero el daño material y moral estaba hecho. Así les pagaban los alemanes a quienes, por querer mantener el honor de una alianza temprana en momentos más felices, apostaban ya por la peor carta, en una guerra que se sabía ya perdida.
    La A.N.R. comenzó las operaciones con los nuevos Messerschmitt Bf. 109G, en Noviembre/ Diciembre del 44’, en las Squadriglias del 1° Gruppo Caccia y en la “Montefusco” (que ahora quedaba adscripta a este Gruppo), dando cuenta de numerosos bombarderos norteamericanos y británicos, como así también cazas, en las incursiones de éstos sobre el norte italiano y en sus rutas de navegación hacia Alemania y Austria. También se ejecutaban misiones de apoyo aéreo a las unidades terrestres italianas en su lucha contra partisanos y contra las tropas del V Ejército aliado y el VIII Ejército británico, para lo cual algunas Squadriglias se equiparon con la versión Bf. 109K.




    Ya para 1945, el 3° Gruppo de Caccia (en formación) entró en combate, desde su base en Vicenza, también equipado con los Messerschmitt. En Febrero el caza alemán ya equipaba también al 2° Gruppo, el cual había dejado sus “Centauro”, ahora basado en el sector de Brescia – Verona.
    Las últimas misiones operacionales se ejecutaron entre Marzo y Abril de 1945, con el hundimiento del frente sobre la Línea “Gótica”, contra las formaciones de bombarderos y cazas aliados y apoyo de las tropas italianas y alemanas en su lucha contra partisanos y contra las milicias yugoslavas que operaban en la frontera, hasta la rendición de la R.S.I. .
    Se calcula que la A.N.R. empleó entre 1943 y 1945, unos 300 Messerschmitt Bf.109G6, G10 y G14 / Bf. 109K / Bf.109S, así como unos 160 Fiat G.55 “Centauro” y 100 Macchi MC. 205 “Veltro”.

    Gruppo Aerosiluranti “Buscaglia”/ “Faggioni”

    En Octubre de 1943, se forma en la Base Aérea de Gorizia, el Gruppo Aerosiluranti (aerotorpedero) “Buscaglia”, equipado con aviones Savoia-Marchetti SM.79 “Sparviero”. Este Gruppo, dirigido por el Capitán Carlo Faggioni, pronto tendría ocasión de probar su poderío en el Teatro del Mediterráneo.
    El desembarco de tropas del V Ejército Aliado en Anzio, motivó un fuerte contraataque de las fuerzas alemanas sobre la cabecera de playa, frenando el avance y poniendo en jaque los efectivos aeronavales y terrestres de los británicos y norteamericanos.
    Para Marzo de 1944, el Gruppo “Buscaglia” comenzó a realizar ataques a la flota de desembarco, ocasionando pérdidas fuertes sobre todo en los cargueros, en un esfuerzo por cortar los suministros de las tropas que combatían en la playa. Sin embargo, también los italianos sufrieron gran cantidad de derribos, tanto por la artillería antiaérea, como por los cazas aliados, que tenían un dominio absoluto del espacio aéreo. Aún así, el Gruppo se convirtió en una prioridad en la guerra aérea para los aliados. La base de Gorizia sufrió fuertes ataques y bombardeos con la intención de eliminar esta unidad. Golpeadas, las Squadriglias se mudaron a la base de Lonato Pozzolo.
    En Abril se sucedieron una serie de ataques que volvieron a causar fuertes pérdidas a los aliados, en los cuales los “Aerosiluranti” echaron a pique numerosos buques más, entre ellos un petrolero, un cazatorpedero y otros transportes. En estos ataques el Gruppo vuelve a quedar diezmado, perdiendo entre el numeroso personal, a su comandante, el Capitán Faggioni.
    En Junio de 1944, bajo la comandancia de Mariano Marini, un destacamento de aviones queda basado en Istres (Francia), y desde allí atacan sorpresivamente la Base Naval de Gibraltar. Resultan averiados y hundidos algunos buques de menor importancia de la Royal Navy y a su vez, varios de los atacantes, no pudieron volver a casa. Sin embargo, se consiguió un logro propagandístico muy importante, que sin dudas elevó la moral de los combatientes de la A.N.R.
    Ya para el mes de Julio de 1944, la unidad es renombrada Gruppo Aerosiluranti “Faggioni”.
    Hacia fines de ese año continúan los combates y las bajas. En una de estas misiones cae el Comandante Marini. Las bases que utiliza el Gruppo, son continuamente descubiertas y atacadas por los aliados, sin embargo, el Gruppo “Faggioni” (ahora comandado por Irnenio Bertuzzi) se las ingenia y logra raids de ataques navales sobre Bengazi (Libia), Malta, y en el Mediterráneo Oriental, utilizando ocasionalmente, las bases aéreas alemanas en Creta. También se atacan las bases utilizadas por los británicos en Bari y en Rimini.
    El desgaste se hace sentir y las últimas operaciones de reconocimiento y ataque tienen lugar a principios de 1945, ya con muy pocos aviones y tripulaciones disponibles.
    A lo largo de su existencia, el Gruppo Aerosiluranti “Faggioni” utilizó unos 80 SM.79 “Sparviero”. Sus éxitos fueron resonantes, pero sus bajas también fueron duras de digerir : se perdieron 59 aparatos y 86 hombres de sus tripulaciones cayeron en combate.


    Las otras unidades

    Desde su creación, y puesta en servicio, la A.N.R., tenía como parte de su orgánica, la formación de unidades de Bombardeo. Hacia fines de 1943, cuando se ponían en pie y se entrenaban las tripulaciones para entrar en combate, se creó, junto con los Aerosiluranti, el Gruppo de Bombardeo “Ettore Mutti”, el cual estaba siendo equipado con los SM.79 “Sparviero” y los Cant Z. 1007 “Alcione”. Pero antes de entrar en servicio operativo sobre el frente, se decidió disolver dicho Gruppo, para evitar el mal trago moral que significaría para las tripulaciones, asumir misiones de bombardeo sobre las ciudades y sus compatriotas del sur, aunque ya estuviesen ocupadas y aliados con los norteamericanos y los británicos.
    Por otra parte, el comando de la Luftflotte II, miraba con cierto recelo y desconfianza la creación de unidades italianas, para incursionar profundamente sobre territorio aliado, ya que creían que esto les facilitaría el escape (deserción) para muchas tripulaciones y aviones.
    Finalmente estas tripulaciones fueron distribuídas entre las restantes unidades y los aviones fueron a parar al Gruppo Aerosiluranti, mientras que algunos fueron hacia los recién creados Grupos de Transporte.
    Las unidades de Transporte tuvieron también su capítulo de no tanta gloria, pero si de esfuerzo, y sacrificio. Para los primeros meses de 1944, con una flota extensa de SM.81 “Pipristello” y SM.82 “Canguru” que habían sido requisado por los alemanes, se crean dos unidades de transporte, que una vez completados sus cuadros, en bases situadas en el Norte de Italia, parten hacia el Frente Oriental, y toman servicio con los aviones acondicionados ya para tareas de transporte de tropas y abastecimientos.
    En Mayo de 1944, comienza a operar el 1° Gruppo de Transporte “Enzo Trabucchi”, adscripto a un ala de transporte (Transportgeschwader) de la Luftwaffe (1° Gruppe / TG 110). Tomaron parte de misiones de abastecimiento de las líneas del Frente sobre Ucrania y Bielorrusia. Posteriormente redoblaron sus esfuerzos para cuando la Ofensiva Soviética de Verano del 44’ hundió el Frente alemán. Los transportes italianos comenzaron tareas de evacuación de personal en condiciones extremas sobre el Báltico y Polonia, la mayoría de las veces sin cobertura aérea. En la parte final del 44’ llega el 2° Gruppo “Felicino Terraciano” (2° Gruppe / TG 110), pero la violencia del empuje soviético arrasa el frente y se lleva por delante las divisiones alemanas. Los Gruppo pierden la mayoría de sus aviones en evacuaciones apresuradas de los campos ante el avance incontenible del Ejército Rojo, y las bajas en combate. Finalmente son disueltos ante la falta de medios aéreos y regresan a Italia entre Enero y Febrero de 1945. El personal (pilotos, mecánicos y personal de seguridad) que había luchado en el Frente Oriental, forma el Batallón Paracaidista “Azzurro” de la A.N.R. y termina sus días luchando contra los partisanos italianos al norte del Lago Garda en las cercanías de Como, sobre la frontera suiza, hasta su capitulación en Abril de 1945.




    Otras unidades que se pusieron en pie y lograron servir en la A.N.R., fueron el Gruppo di Transporto (Autónomo) “De Camillis”, adscripto a la orgánica de la Luftflotte II alemana en Italia y el Gruppo di Transporto Velivoli (G.T.V.), que era una suerte de unidad de transporte VIP (de hecho tenía dos SM.84, para uso del Duce y sus jerarcas) y de tareas como evacuación sanitaria o transporte de unidades especiales, entre otras misiones. Estas unidades volaban una multitud de modelos sueltos como los mencionados SM. 81, SM. 82, SM. 84, Cant Z.1007, Caproni Ca. 135 o trimotores Fiat G.12 / G.18.
    Finalmente existió el R.A.C. o “Reparto Aerei de Collegamento”, dedicado a tareas de entrenamiento, transporte ligero, observación, enlace, correo, inserción de fuerzas especiales, rescate, etc…, volando un número importante de aviones ligeros.

    El Final

    En Febrero de 1945, el V Ejército aliado y el VIII Ejército británico, lanzan su ofensiva, destinada a quebrar la resistencia de la “Línea Gótica” que componía el frente italiano, en consonancia con la presión sobre el frente Occidental, sobre las Ardenas y la frontera Oeste de Alemania, y con el Frente Oriental donde los Soviéticos descontaban kilómetros para llegar a Berlín. Se trataba del Final.
    Las unidades de la A.N.R., como las del Esercito Nazionale Repubblicano, la Marina Nazionale y la Guardia Nazionale Repubblicana, junto con sus aliados, los alemanes, resistían los embates aliados. Estaban en el límite de sus posibilidades, casi sin combustible, con pocos aviones (debido a la escasez de suministros y las terribles bajas), con sus unidades dispersas y duramente golpeadas por los bombardeos, vivían sus horas finales.
    Ante el retroceso del frente, debieron mudar sus bases, ya soportando ataques de la artillería de los ejércitos terrestres que estaban próximos. Los alemanes peleando duramente contra los partisanos para mantener abiertos los pasos hacia Austria, tanto de sus unidades que combatían en Italia y en los Balcanes, para evacuar la mayor cantidad de personal posible. La Luftwaffe, destruída, se retiraba. Para fines de Abril, es capturado y fusilado Mussolini, y en los días subsiguientes, las unidades de tierra, mar y aire fascistas se entregan prisioneras a los aliados y en algunos casos a los partisanos que se han alzado masivamente, y controlan ya el norte italiano. Muchos de estos son ajusticiados sumaria y precipitadamente, por milicias comunistas principalmente, que buscaban la venganza en la sangre de los rendidos.
    A lo largo de su sangrienta y breve historia, la A.N.R. contó con unos 35000 efectivos, de los cuales 8000 eran del escalafón del aire (pilotos).
    Consiguieron la destrucción de 403 aviones aliados (norteamericanos, británicos, franceses y brasileños), de los cuales 113 fueron adjudicados al 1° Gruppo de Caccia y a la “Montefusco” y otros 114 al 2° Gruppo de Caccia y 2 al 3° Gruppo de Caccia.



    Otros 156 aviones resultaron abatidos por la Artillería Antiaérea (unidades de la Flak de la Luftwaffe, formada por italianos, en el Teatro de Operaciones itálico) y unidades propias en el frente. Se consiguió también la destrucción de otros 18 aeronaves en tierra, en el curso de ataques a bases aliadas. Se reportaron como destrucción “probable” en combates aire-aire, 93 aviones más (45 a cargo del 1° Gruppo y 48 a cargo del 2° Gruppo). Pasaron a la posteridad, como ases de la A.N.R., pilotos como el Cap. Adriano Visconti (26 derribos), Luigi Gorrini (19), Ugo Drago (15) o Ennio Tarántola (12).
    El Gruppo Aerosiluranti, consiguió el hundimiento confirmado de 115000 toneladas de barcos aliados (principalmente buques de transporte). Sus héroes principales fueron los Capitanes Carlo Faggioni, Mariano Marini o Irnenio Bertuzzi o Ottone Sponza, sólo por nombrar algunos.
    Como vimos, se destacó mucho el personal terrestre de combate de la A.N.R., con los efectivos de Artillería Antiaérea, incorporados a las unidades Flak de la Luftwaffe o las tropas Paracaidistas de los Batallones “Azzurro” (formado por pilotos de transporte y personal veterano de los Gruppo di Tansporto que actuaron en el Frente Oriental) y los del X Batallón “Arditti” de la A.N.R. .
    El personal caído en combate fue de 3088 hombres : 359 pilotos, 1265 de personal terrestre (mecánicos, armeros, seguridad), 232 de personal italiano asignado a la Luftwaffe, 644 efectivos de las unidades de “Flak”, 368 de los batallones de Paracaidistas y 220 hombres del Cuerpo de Observadores.
    Una curiosidad : nunca se reportó un combate contra las unidades de la Aviación Cobelligerante Italiana del Sur. Esto se debió, en gran parte, a que esta última efectuó el grueso de sus operaciones sobre el Teatro de Operaciones Balcánico y la A.N.R. rara vez (a excepción de los Aerosiluranti) se aventuraba detrás de las líneas enemigas.



    Esta fue la historia (resumida) de esta arma aérea, en la cual muchos de sus integrantes tomaron partido por esta carta perdedora, solo para mantener en alto el honor de la aviación italiana, que había entrado en la guerra de este lado (del Eje) cuando sonreían las victorias en los campos de batalla.

    Bibliografía :
    - La Historia de la Aviación (Viscontea) - 1974
    - Revista "Defensa"
    - Revistas Aviación (números varios)
    - Foro Segunda Guerra Mundial
    - Exordio (Segunda Guerra Mundial)

    Autor : cordobes
    Aviación Argentina.net
    Última edición por cordobes; 24/06/2011 a las 11:38 Razón: corrección

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30