Resultados 1 al 10 de 10
  1. #1
    Usuario registrado Avatar de fokker dr1
    Fecha de ingreso
    26 Aug, 08
    Ubicación
    En el aire, con mi Fokker
    Mensajes
    462

    Predeterminado Ases de la Primera Guerra Mundial

    WERNER VOSS (1897-1917)

    Werner Voss fue otro de los grandes ases de la fuerza aérea alemana de la Primera Guerra Mundial. Tuvo un total de 48 victorias en su haber. Nació el 13 de Abril de 1897 en Krefeld, Alemania del noroeste. Ingresó al ejército, fuerza de caballería, en Noviembre de 1914, con apenas 17 años. Destinado al frente del este, fue rápidamente promocionado y obtuvo la Cruz de Hierro.
    A pesar de esta promoción, Voss se cansó de la guerra de caballería y solicitó su transferencia a la Escuela de Entrenamiento de Vuelo del Servicio Aéreo Alemán en Agosto de 1915.
    Después de haber concluído su entrenamiento, Voss sirvió como instructor hasta Febrero de 1916. Por haber actuado también como observador recibió su certificado de piloto en Mayo de 1916. Cuatro meses después fue ascendido a teniente.


    Es asignado temporariamente a la Jasta 2. Su acumulación de victorias aseguran una asignación permanente a esa escuadrilla, donde permanece hasta Mayo de 1917, sumando 28 victorias (hasta ese momento) y habiendo obtenido la cruz "Pour le Mérite" (o "Blue Max").
    Es transferido a la Jasta 5; luego a la Jasta 29 (por apenas cinco días); de allí a la Jasta 14 y finalmente a la Jasta 10, habiendo obtenido 48 victorias hasta ese momento.
    Werner Voss era un individuo introvertido, con pocos amigos, que prefería pasar su tiempo a solas con su motocicleta. En tierra era una persona retraída. En el aire, Voss era un piloto de una destreza excepcional con un sentido extremo de la acrobacia: casi en cualquier situación maniobraba rápidamente para colocarse en la mejor posición de tiro. También, demostraba tener una extraordinaria puntería disparando las ametralladoras de su avión. Sin embargo, nunca disparaba a matar. Voss le disparaba al motor del avión adversario, en la esperanza de que el piloto enemigo pudiera efectuar un aterrizaje forzoso y así salvar su vida.
    A comienzos de Septiembre de 1917, Werner Voss es nombrado comandante de la Jasta 10. Pero la jefatura no era algo para él. Detestaba esa responsabilidad. Como así también, las misiones en grupo y planificadas. Toda vez que podía, salía a volar sus patrullas solitarias.




    El 23 de Septiembre de 1917 Werner Voss salió a volar, solo. Sería su última patrulla. Próximo a Poelcapelle se topó con el Vuelo B del Escuadrón 56 británico: siete aviones S.E.5a liderados por el as James McCudden. La superioridad de siete contra uno no intimidó a Voss quien, durante diez minutos combatió solo contra los siete pilotos británicos, hasta que comenzó a volar irregularmente: por una falla en su propulsor o porque recibe una bala que lo hiere de gravedad. Ese momento es aprovechado por Arthur Rhys-Davids quien se colocó a la cola del Fokker y le disparó una larga ráfaga.
    Después de terminado el combate, James McCudden comentó lo siguiente sobre ese duelo aéreo: "Nunca olvidaré mi admiración por ese piloto alemán, que combatió solo contra siete de nosotros durante diez minutos. Lo ví realizar una zambullida violenta y luego observé al triplano chocar contra la tierra y desaparecer en mil fragmentos, literalmente convertido en polvo".
    Dijo, además: "Su vuelo en combate fue hermoso, su coraje magnífico, y, en mi opinión, fue el más bravo piloto alemán con el que tuve el privilegio de combatir".





    La muerte de Werner Voss fue también el final del último cazador solitario quien perdió la vida en una de las más espectaculares batallas aéreas de la Primera Guerra Mundial.


    Un gran abrazo,
    fokker dr1



    fuente: creación personal

    ¡Las Islas Malvinas fueron, son y serán Argentinas!

  2. #2
    Usuario registrado Avatar de fokker dr1
    Fecha de ingreso
    26 Aug, 08
    Ubicación
    En el aire, con mi Fokker
    Mensajes
    462

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    El color de la pintura del "Kaiser Willy", es decir, el avión Fokker DR1 del teniente Werner Voss, es tema de controversia. Pueden ver a continuación los que podrían haber sido los diferentes camuflajes del triplano:





    Un abrazo,
    fokker dr1

    ¡Las Islas Malvinas fueron, son y serán Argentinas!

  3. #3
    Usuario registrado Avatar de fokker dr1
    Fecha de ingreso
    26 Aug, 08
    Ubicación
    En el aire, con mi Fokker
    Mensajes
    462

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    FRANCESCO BARACCA (1888-1918):

    Francesco Baracca nació en el año 1888. De joven expresó habilidades con instrumentos de música.



    Pero después, y no obstante la oposición de sus padres, Francesco abrazó la carrera militar incorporándose al arma de Caballería. Muy pronto se sintió atraído por los primeros aviones y, en 1912, es enviado a Francia para realizar el curso de piloto militar.



    En el momento en que Italia entra en la Primera Guerra Mundial, Baracca ya era un experimentado piloto de combate. Integraba la Escuadrilla 70.



    El 17 de Abril de 1916 obtiene su primera victoria. El 25 de Noviembre se adjudica la quinta. Esto lo convierte en un as. Y es en esta época que Baracca hizo pintar en el fuselaje de su avión el "cavallino rampante" en honor del arma de la cual provenía. En efecto, su escuadrón "Battaglione Aviatori" estaba enrolado en un regimiento de caballería. Las fuerzas aéreas estaban en sus primeras épocas y no tenían aún independencia administrativa.





    Con referencia al motivo de la elección de un "cavallino rampante" como emblema se han elaborado distintas hipótesis: algunos sostienen que la elección se debió al hecho de que su familia se dedicaba a la cría de caballos en su finca de Lugo di Romagna. Otros argumentan que Baracca copió el diseño del caballo de un piloto alemán que llevaba el escudo de la ciudad de Stuttgart en su avión. Como dato significativo, el fabricante de autos Porsche (de Stuttgart) tomó prestado el logo del caballo del escudo de la ciudad.
    Actualmente, el "cavallino rampante" es aún usado por el 4º y 9º Stormo de la Regia Aeronautica:








    En el mes de Mayo de 1917 obtiene su décima victoria y es trasladado a la Escuadrilla 91, la cual contaba con los aviones Spad S VII y que pronto fue conocida como "Escuadrilla de Ases".
    El 15 de Junio de 1918 obtiene su trigésimo cuarta victoria. Y es la última. El 19 de Junio la escuadrilla realiza una misión de ataque a fuerzas en tierra. Baracca es derribado y muerto. Tenía 30 años.


    El 17 de Junio de 1923 Enzo Ferrari ganó una carrera en el circuito Savio de Ravena. Allí conoció a la condesa Paolina Biancoli, madre de Baracca. La condesa le pidió a Ferrari que usara en sus coches el caballo que había sido el emblema de su hijo, sugiriendo que le traería buena suerte.



    En esa época, Enzo ferrari corría para Alfa Romeo que ya tenía logo. Recién en 1932, el cavallino rampante se convirtió en el emblema de la escudería. Ferrari conservó el caballo de color negro tal como estaba pintado en el avión de Baracca, pero le agregó un fondo amarillo porque era el color representativo de Módena, su ciudad natal.



    Cabe agregar que el "cavallino rampante" no siempre identificó a la marca Ferrari. De hecho, Fabio Taglioni lo usó en sus motocicletas Ducatti. Su padre había sido uno de los compañeros de Baracca en la Escuadrilla 91. Más tarde Ducatti abandonó el logo del caballo. Se ha dicho que fue un acuerdo privado entre las dos marcas. No obstante, y hasta el presente, a las motocicletas Ducatti se las conoce como las "Ferrari de dos ruedas".



    Un saludo especial,
    fokker dr1



    fuente: creación personal

    ¡Las Islas Malvinas fueron, son y serán Argentinas!

  4. #4
    Usuario registrado Avatar de jet_jet
    Fecha de ingreso
    05 Jun, 08
    Mensajes
    6,786

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    Muy buena Info DR.1. Felicitaciones!

  5. #5
    Usuario registrado Avatar de fokker dr1
    Fecha de ingreso
    26 Aug, 08
    Ubicación
    En el aire, con mi Fokker
    Mensajes
    462

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    Cita Iniciado por Jet_Jet Ver mensaje
    Muy buena Info DR.1. Felicitaciones!
    Gracias por tus palabras.

    fokker dr1

    ¡Las Islas Malvinas fueron, son y serán Argentinas!

  6. #6
    Banned
    Fecha de ingreso
    05 Jun, 08
    Mensajes
    1,611

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    Cita Iniciado por fokker dr1 Ver mensaje
    WERNER VOSS (1897-1917)

    Werner Voss fue otro de los grandes ases de la fuerza aérea alemana de la Primera Guerra Mundial. Tuvo un total de 48 victorias en su haber. Nació el 13 de Abril de 1897 en Krefeld, Alemania del noroeste. ...................

    ................ habiendo obtenido 48 victorias hasta ese momento.




    ".[/i]







    Un gran abrazo,
    fokker dr1



    fuente: creación personal
    Hoy en canal de historia he visto un documental de este gigante. Vere si puedo colgarlo en el futuro, esta muy bién hecho por ordenador, la batalla de este haz alemán.

    En una de las más épicas acciones de la guerra, el 23 de septiembre de 1917, Voss entró en solitario combate contra ocho aviones de de los escuadrones 56 y 60 de la Real Fuerza Aérea Británica. Esta patrulla incluía a varios de los más distinguidos ases de la Real Fuerza Aérea Británica, como James McCudden, Richard Maybery, Arthur Rhys-Davids, Keith Muspratt y Reginald Hoidge. Voss, siguiendo uno de los principios de la Dicta Boelcke agresivamente entró en combate en vez de huir, aprovechando la superior maniobrabilidad de su triplano Fokker Dr.I para continuamente ganarle la espalda a sus adversarios

    Al respecto y por lo que dice el documental, la batalla comienza cuando una escuadrilla de 6 aviones britanicos a mayor altitud observa, como Voss derriba mucho mas abajo 2de los suyos.

    Luego se abalanzan sobre el (escuadrilla de 6 aviones) y como dices hizo diana en todos ellos pero sin derribarlos (los seis). Fue herido de muerte cuando persiguiendo a uno y estando detras de su cola no aprecio que por el lateral derecho se aproximaba otro quien escupió su descarga impactando en el habitáculo del aviador. Luego el aparato de Voss queda horizontal sin movimiento y le embisten y este no maniobra signo de que había sido alcanzado y o que estaba herido. Mas tarde cae en picado sobre una granja.

    Cabe destacar que tuvo dos oportunidades para escapar pero no lo hizo y retono al combate. Fue asistido en un momento por otro avión alemán un caza biplano Albatros que fue derribado por los ingleses.

    Que grande quede emocionado con el relato del documental. Algunos piensan que estaba muy entusiasmado en alcanzar al barón rojo que en esos momento lo aventajaba por uno o dos derribos.

    Un saludo
    Última edición por FENIX; 24/11/2008 a las 21:07

  7. #7
    Usuario registrado Avatar de calquin24
    Fecha de ingreso
    10 May, 09
    Ubicación
    Volando sobre los Andes.
    Mensajes
    98

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    Un pequeño extracto del libro "Cielo Hostil" de Alexander McKee en donde describe un par de combates del Baron Rojo.


    Combates aéreos del Barón Rojo.


    A finales de 1916, aunque los aviones con motor trasero empezaban ya a resultar prehistóricos, seguían produciéndose en Inglaterra a pleno ritmo. En su día, no cabe la menor duda de que fueron la más fácil solución para resolver el problema de conseguir que una ametralladora disparase, con un campo de tiro relativamente suficiente, a través de la hélice, pero a finales de 1916 ya no lo era... El 23 de noviembre de ese año iba a demostrarlo von Richthofen.

    Aquel día, el as alemán fue atacado por un D. H. 2, expertamente tripulado y que comenzó la batalla con ventaja de altitud. Von Richthofen lo vio venir y viró bruscamente cuando el piloto británico abría fuego, pero como el D. H. 2 le siguió, se produjo una sucesión sin fin de virajes a derecha e izquierda con el inglés pegado a la cola del Albatros y decidido a inscribirlo en su lista de victorias. Aunque muy rápido el D. H. 2 en la maniobra, von Richthofen comprobó que su Albatros aún lo era más y que podía burlar al avión británico, por lo que decidió elevarse para obligar al D. H. 2 a hacerlo también.


    Von Richtofen contra Hawker.

    Después de la primera ráfaga del D. H. 2, no había vuelto a oírse ni un solo disparo, pero los aparatos estaban tan cerca que von Richthofen, al mirar una vez hacia atrás, pudo ver que el piloto del D. H. 2 le saludaba con la mano. Imperceptiblemente para el piloto británico, el combate se había desplazado hacia el Oeste, detrás de las líneas alemanas, descendiendo desde unos 3.000 metros a escasamente 1.000. A menos que el piloto británico hiciese algo extraordinario, no podría ya regresar a sus líneas.
    El D. H. 2 se elevó en un rizo y su piloto estuvo momentáneamente en posición de disparar una ráfaga hacia el aparato de las cruces negras. Apenas les separaba unos cien metros, pero el británico, corto de combustible, picó y puso proa a su base, manejando con tal habilidad la palanca de mandos, que hacía de su D. H. un blanco difícil e impreciso. No obstante, von Richthofen logró con su rápido Albatros acercarse a su presa como quiso, y, al llegar a las trincheras de primera línea, abrió un fuego continuo que el piloto británico no pudo evitar. El D. H. 2 se estrelló con tal violencia a unos ciento cincuenta metros de la «tierra de nadie», que hubo que desenterrar su parte anterior para poder ofrecerle su ametralladora como trofeo a von Richthofen, viéndose entonces que el piloto británico había muerto de un balazo en la cabeza; era el comandante Hawker, un V. C. (1), el aviador de mayor renombre en el R. F. C. por aquella época. Quizá Hawker, si se hubiera visto pilotando un avión tan moderno como el de von Richthofen, habría podido escapar a su adversario y tal vez hasta poner prematuro final a la fulgurante carrera del alemán. No fue así, pero el 7 de marzo de 1917, otro aviador británico estuvo a punto de conseguirlo.


    Un Royal Aircraft Factory F.E.8

    En aquella ocasión los alemanes se hallaban en inferioridad numérica de casi uno contra dos —nueve F. E. 8 contra cinco Albatros—, pero von Richthofen viró en redondo y les hizo frente, aunque sintiéndose, como confesó más tarde, «un poco nervioso a medida que iba disminuyendo la distancia que nos separaba del enemigo». Para von Richthofen, sentir el hormigueo del nerviosismo era una buena señal, parecida a la excitación del actor antes de que se alce el telón, pues, según él, cierto nerviosismo revela estar en buena forma (Los pilotos agotados y «quemados» no suelen sentirlo y son la presa más propicia a dejarse batir.) Los cinco aviones conducidos por el Albatros pintado de rojo, se dirigieron en línea recta hacia la formación británica, que apretó sus filas para recibirlos.

  8. #8
    Usuario registrado Avatar de calquin24
    Fecha de ingreso
    10 May, 09
    Ubicación
    Volando sobre los Andes.
    Mensajes
    98

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    «Si poseer espíritu de agresividad es siempre lo principal en cualquier acción bélica, en el combate aéreo aún tiene mayor importancia», escribió luego Richthofen, y, acto seguido: «pero el enemigo tenía en aquella ocasión la misma idea, y en seguida me di cuenta de ello.» El piloto de uno de los F. E. —sería una excepción— regresó rápidamente a la base. « ¡Estás perdido!», pensó Richthofen, y, exultante, se lanzó picando hacia él. El piloto británico, le disparó nerviosamente una ráfaga desde lejos, y las blancas serpentinas de las nuevas balas trazadoras rodearon al Albatros, aunque sin alcanzarlo. Von Richthofen se tomó la cosa con calma, verificó sus armas y, acercándose a unos cien metros, apuntó para asestarle el tiro de gracia. Disparó diez ráfagas, pero de repente notó una gran explosión, un mareante olor a gasolina, y el motor del Albatros empezó a fallar. Von Richthofen cortó contacto rápidamente y planeó, dejando tras sí una fina estela de humo semejante a las que tantas veces había visto surgir en sus enemigos antes de incendiarse. En aquel momento, von Richthofen vio que caía sobre él algo como un meteorito, y aunque supuso que se trataba de un avión, no pudo distinguir si era inglés o alemán. Pero eran F. E.; uno de los ocho F. E. que llovían en aquel momento.
    De los nueve que iniciaron el combate, cuatro fueron derribados allí mismo; cuatro, incluyendo al que luchó con Richthofen, se vieron obligados a efectuar aterrizajes de emergencia, y el noveno, herido el piloto, se prendió fuego, aunque consiguió aterrizar en una 1 pradera.

    De los cinco pilotos alemanes, uno resultó herido por una bala; su nombre era Lübbert, más conocido como el Recogebalas, aunque aquella vez la había recogido con su cuerpo en vez de hacerlo con el avión. Von Richthofen consiguió efectuar un buen aterrizaje forzoso con los dos depósitos de gasolina acribillados. Estaba disponiéndose a salir del cockpit, cuando un oficial de Ingenieros corrió hacia el sin aliento.



    — ¿No le ha ocurrido nada? —le preguntó—. He visto todo el combate y estoy muy impresionado... Era horrible, ¡Dios mío!

    Von Richthofen le contestó que estaba perfectamente bien, y se presentó; pero el. de Ingenieros estaba tan nervioso que no entendió el apellido; le dijo que tenía un coche a su disposición y que podía llevarlo hasta el pueblo más próximo. Ya en el coche, rodando por la carretera, el de Ingenieros le preguntó de repente:

    —Pero, 'i santo Dios!, ¿dónde está su compañero?

    De momento, Richthofen se quedó extrañado por la pregunta; pero como el de Ingenieros seguía mirando a todas partes en una rara búsqueda, comprendió qué le quería decir.

    —Es que vuelo siempre yo solo —le contestó por fin.

    El de Ingenieros puso cara de asombro, y la conversación languideció hasta que llegaron a unos barracones de tropa, donde el de Ingenieros volvió a insistir en que von Richthofen debía tumbarse en un sofá, aunque fuera por unos minutos, con objeto de reponerse de la impresión nerviosa.
    —No se preocupe usted; no es mi primer combate... —protestó von Richthofen; pero su protesta no tuvo efecto, porque, probablemente, creyeron que era usual en el inventario de frases hechas de un piloto de caza.
    Al cabo de un rato, el de Ingenieros hizo la pregunta —la sempiterna pregunta— que suelen hacer cuantos no han combatido en el aire.

    —¿Ha abatido usted alguna vez un avión? —Sí; más de uno...

    —¿De veras? ¿Dos quizá?

    —No; dos, no... Veinticuatro.

    —No, hombre —dijo el de Ingenieros, sonriendo—. No era eso lo que yo quería decir. Al preguntarle que si ha abatido usted un aeroplano, no me refiero a que haya disparado contra un avión, sino que lo haya derribado, ¿comprende?

    —Claro que comprendo... A eso precisamente es a lo que yo llamo también abatir un avión.

    El de Ingenieros no supo qué responder. Aquel piloto tan joven debía de estar mintiendo descaradamente; pero aunque no fuera muy elegante su actitud, la educación debía imperar siempre entre oficiales, y le invitó a cenar en su mess. Allí, una vez se hubo quitado von Richthofen el grasiento chaquetón de cuero que llevaba, apareció en guerrera. Mientras se excusaba por lo poco correcto de su atuendo, el de Ingenieros vio brillar en el cuello de la guerrera de Richthofen la Cruz de la Orden Pour le Mérate. El efecto que leprodujo fue como un amanecer. Pensó que tal vez no había oído bien el apellido, y, cuando logró salir de su confusión, le invitó ostras y champagne.



    Saludos

  9. #9
    Usuario registrado Avatar de jet_jet
    Fecha de ingreso
    05 Jun, 08
    Mensajes
    6,786

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    Muy buen material Calquin!!!
    "Nuc minerva, postea palas"

  10. #10
    Corresponsal
    Fecha de ingreso
    18 Feb, 09
    Mensajes
    227

    Predeterminado Respuesta: Ases de la Primera Guerra Mundial

    En la pagina theaerodrome.com estan los listados de los ases de la primera guerra, entre los que estan de los ases argentinos de la raf. El año pasado se publico el libro que narra la historia de thomas colvill jones, el primer as argentino con 11 derribos

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30