Un químico estadounidense que investigaba sobre poliuretanos en su pequeño laboratorio decidió proteger su furgoneta con uno de sus productos para evitar la corrosión de la plancha. Pero un día tuvo un accidente, y su furgoneta quedó muy maltrecha. Sin embargo, la zona de carga, la que había recubierto con aquel material, permaneció intacta, sin abolladuras. A partir de entonces, siguió investigando sobre aquella resina, hasta convertirla en Line-x, un material de gran resistencia que hoy en día se aplica para proteger las zonas de carga de los automóviles pero también en aplicaciones para los sectores industrial y militar.

Fuente:A prueba de bombas - Economía - El Periódico

Nombre:  page15_1.jpg
Visitas: 6071
Tamaño: 46.3 KB

Fuente de imagen: Protección

Demostracion de las características del producto realizado por la National Geographic.



Aquí una prueba de la resistencia de esta pintura.



Saludos.