Resultados 1 al 3 de 3
  1. #1
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,546

    Predeterminado Hipotesis de conflicto en el ciberespacio

    Nombre:  wpid-explosion-estelar.jpg
Visitas: 628
Tamaño: 22.2 KB

    Hipotesis de conflicto en el ciberespacio.

    Cuando años atrás China destruyó un satélite propio en el espacio, EEUU, Japón, Corea del Sur, Australia y otros países calificaron el acto de agresión peligrosa.

    Las Fuerzas Armadas chinas se habían limitado a utilizar un misil chino para destruir un satélite de su nacionalidad y propiedad, próximo a finalizar su período de vida útil.

    Es que China mostraba con ese acto su capacidad de derribar satélites estadounidenses que pasaran por encima de su territorio.

    La situación respecto al espacio es paradojal. Tanto el gobierno chino como el ruso -y en esto actúan coordinadamente- reclaman el uso no militar del espacio, mientras que EEUU opta por no responder.

    La razón es clara: la supremacía militar a nivel mundial de los EEUU no sólo se basa en que teniendo sólo 20% del PBI mundial concentra el 43% del gato militar total, sino que a raíz de ello tiene una clara primacía en el control del espacio a través de satélites sobre las dos potencias militares que le siguen a gran distancia, que son Rusia y China.

    EEUU organizó ya en la década pasada un comando militar para defenderse de las agresiones al ciberespacio -entendido éste como el espacio metafórico donde se “aloja” Internet- y está construyendo una gran instalación para procesar toda la información proveniente de sus satélites, que le permiten interceptar las comunicaciones telefónicas de los celulares en todo el mundo, el tráfico de Internet y el de las redes sociales. Procesar adecuadamente esta enorme masa de información seguramente será un recurso militar clave para ganar contiendas en la década que se inicia.

    Pero al mismo tiempo, los sistemas con los cuales EEUU domina el ciberespacio son cada vez más vulnerables y tanto Beijing como Moscú han mostrado hasta el presente trabajar activamente en las capacidades para vulnerarlos. A ello se agrega que el ciberespacio permite también a actores no estatales desarrollar iniciativas para atacar estados poderosos. Esto ha generado el concepto de ciberterrorismo, el que no tiene por qué estar reducido a los estados y sus aliados.

    La capacidad del daño generado por ataques cibernéticos puede ser enorme e incluso podrían producir un colapso mundial. Tal sería el caso si una serie de satélites de comunicaciones claves se vieran neutralizados o desarticulados o si se borrara la base de datos del sistema financiero.

    Hay quienes piensan que el sistema de suministro eléctrico puede ser el área más vulnerable a este tipo de ataques, ya que cualquier economía del siglo XXI colapsa sin él.

    En los EEUU se ha revelado recientemente la existencia de los super virus Flame y Stuxnet, que habrían sido desarrollados por este país e Israel para destruir el programa nuclear de Irán. El primero de ellos puede hacerse cargo de los periféricos de una computadora, grabar conversaciones de Skype, tomar fotografías y transmitir información a través de Bluetooth a cualquier dispositivo cercano.

    La cuestión es que Internet fue en su origen una red de comunicaciones segura del Pentágono -gran parte de los adelantos científicos del mundo en la historia fueron originados por necesidades militares- que después se hizo de uso civil y se universalizó. ¿No podría suceder lo mismo con estos virus con alto poder de información y destrucción desarrollados con fines militares?

    Esto también plantea un debate sobre la regulación o no del ciberespacio y las nuevas tecnologías, a lo que se opone la industria del sector con argumentos similares a los que la actividad financiera utiliza para resistir el control y la supervisión.

    El mundo cibernético también presenta amplias posibilidades para el llamado conflicto asimétrico, que permite a un actor con poca fuerza desarrollar acciones de alto efecto sobre las grandes potencias, las que tienen el dominio del ciberespacio.

    El replanteo de la doctrina militar de los EEUU que ha impuesto Obama parece tener tres ejes: 1) la prioridad del Asia como escenario de conflicto potencial respecto al Cercano y Medio Oriente; 2) la limitación de las guerras y su sustitución por operaciones letales reducidas, como la realizada para terminar con Ben Laden y las que se hacen hoy en Afganistán con los aviones sin piloto; 3) la prioridad puesta en la guerra cibernética en su doble faz: la ofensiva, que incluye un uso más intenso del ciberespacio como fuente de datos para la inteligencia, y la defensiva, centrada en el desarrollo de los antivirus para reducir la vulnerabilidad de los sistemas propios.

    Pero cabe recordar que hace veinte años el reconocido futurólogo Alvin Toffler publicó el libro Las Guerras del Siglo XXI, tras trabajar en los planes de modernización del Ejército estadounidense, en el que preveía la sustitución de los hombres por la tecnología de acuerdo a la experiencia de la primera guerra del golfo, a la que le siguieron las de Irak y Afganistán, dos guerra en las cuales los hombres el terreno fueron el recurso más escaso y necesario y el suicida el arma más letal.

    Es que como dice Churchill en sus memorias de la Segunda Guerra, el problema de los estados mayores es que se preparan para la guerra que viene corrigiendo los errores de la pasada y eso no sirve porque la nueva siempre es diferente.

    Nueva Mayoría.

  2. #2
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    15 Dec, 12
    Mensajes
    2,017

    Predeterminado Re: Hipotesis de conflicto en el ciberespacio

    La NASA invierte en naves espaciales nucleares

    La NASA terminó de producir un primer lote de putonio destinado a suministrar energía a sondas espaciales. El plutonio irradia de forma natural calor, que puede ser convertido en electricidad mediante un dispositivo llamado radioisótopo generador termoeléctrico.
    20/03/2013| 12:18 comentá(1)printmailA+A-
    Ampliar


    CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - El Departamento de Energía de USA ha producido su primer lote de plutonio no destinado a armamento (que se utiliza para proporcionar entergía a sondas espaciales), desde la parada de un reactor nuclear destinado a este fin hace 25 años, ha anunciado la NASA.

    La agencia espacial de USA compraba plutonio-238 a Rusia después de los problemas de seguridad que llevaron al Departamento de Energía a cerrar su reactor en Savannah River, en Carolina del Sur, a finales de 1980.

    La línea de suministro de Rusia terminó en 2010, dejando a la NASA con una pequeña cantidad de plutonio para las sondas espaciales que vuelan misiones que son poco adecuadas para la energía solar

    El plutonio irradia de forma natural calor, que puede ser convertido en electricidad mediante un dispositivo llamado radioisótopo generador termoeléctrico.

    La NASA ha estado empleando sondas de propulsión nuclear desde los años setenta. Las misiones en curso que utilizan dichas sondas incluyen el Mars rover Curiosity, la nave espacial Cassini que orbita Saturno, las sondas New Horizons con destino Plutón y los dos sondas Voyager (en la imagen), que están saliendo del sistema solar.

    "El nuevo plutonio es muy importante para nosotros", dijo Jim Green, director de la división de Ciencia Planetaria de la NASA, durante una sesión informativa en la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria en Houston.

    En asociación con la NASA, el Departamento de Energía irradió el metal radiactivo neptunio-237 con neutrones en el Oak Ridge National Laboratory en Tennessee durante aproximadamente un mes y produjo con éxito una pequeña cantidad de plutonio.

    "Esto es sólo una prueba", dijo Green, quien agregó que un informe del Departamento de Energía de los planes de producción y los costos debería estar terminado antes de fin de año. La NASA está buscando una producción aproximada de entre 1,5 a 2 kilos de plutonio-238 por año.

    El plutonio recién hecho tiene la ventaja añadida de revivir más plutonio que se ha deteriorado más allá del punto de ser viable para las sondas de espacio profundo.

    "Cuando agreguemos el nuevo material a nuestro plutonio antiguo, que tiene más de 20 años de edad, en algunos casos, nos permitirá obtener la densidad de energía adecuada", dijo Green.

    La NASA también ha estado trabajando en un generador de energía de más eficiente, llamado generador de radioisótopos Advanced Stirling, que puede producir cuatro veces más energía eléctrica por kilogramo de plutonio-238. Green dijo que dos generadores de este tipo están cumpliendo los plazos para su terminación en 2016. De momento, no se han asignado a una misión específica.


    Urgente24 | Portada

  3. #3
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,238

    Predeterminado Re: Hipotesis de conflicto en el ciberespacio

    Hackers: ¿pueden causar un desastre nuclear?


    ¿Pueden los hackers provocar una catástrofe nuclear? Esta sencilla pregunta es un tema tabú para los grandes organismos que velan por nuestra seguridad, como el Centro de Seguridad Nuclear (CSN) o el Centro Nacional de Protección de Infraestructuras Críticas (CNPIC). En ambos, la respuesta que han proporcionado a Ateneadigital.es ha sido la misma: "se trata de un tema delicado sobre el que no vamos a pronunciarnos. No es necesario causar alarma social".

    La protección de infraestructuras como las centrales nucleares o los sistemas de control de los lanzadores de misiles con cabeza nuclear, en países como EEUU, Francia e Inglaterra, es uno de los aspectos en los que más medios se invierten, ya que las consecuencias de un hipotético ataque podrían ser devastadoras. Y, aunque sea de forma muy remota y por muchas medidas que se tomen el riesgo existe como aseguran los expertos en privado.

    Precisamente esta amenaza, entre otras muchas, ha llevado a países como el Reino Unido a anunciar la creación de su primer ciberejército para mejorar su Seguridad Nacional. Se trata de una nueva fuerza a la que el Gobierno destinará un presupuesto inicial de más de 900 millones de dólares, según ha explicado recientemente el secretario de Defensa, Philip Hammond. "Los hackers no pueden hacerse con el control de los misiles nucleares pero sí pueden hacer un daño devastador a las infraestructuras críticas del país", ha explicado el presidente del Instituto de Investigación de la Seguridad Cibernética, Peter Warren, al diario digital Rusia Today.

    El tema no deja indiferente a ningún experto en seguridad. Sólo en Estados Unidos, hay 65 centrales nucleares con 104 reactores en los que de forma puntual se han vivido incidentes, siempre 'físicos', aunque ninguno de importancia y menos de origen cibernético.
    La razón es que se trata, con probabilidad, del sector que más medidas de seguridad de todo tipo ha adoptado comenzando por su inaccesibilidad desde cualquier red externa. A pesar de ello, cada año se conoce, al menor, un ciberataque contra una infraestructura considerada de máxima seguridad.


    Uno de los últimos de los que se tiene constancia se ha produjo, en agosto de 2012, contra la compañía estatal de Arabia Saudí, Aramco, una de las petroleras más grandes del mundo, en el que resultaron infectados 30.000 de sus ordenadores considerados ciberseguros. La cuestión es bastante sencilla: crear ciberarmas resulta mucho más fácil y barato que desarrollar las defensas necesarias para hacerlas frente.

    En España todos los esfuerzos que se acometen para proteger, por ejemplo, las centrales nucleares se llevan en el máximo secreto. Pero no es un tema que pase inadvertido. A mediados de este mismo año el Congreso de los Diputados requirió al Consejo de Seguridad Nuclear información sobre las medidas adoptadas para evitar un "11-S" en dichas instalaciones. De esta forma, se pidieron datos sobre sus "sistemas de control del espacio aéreo" y de lo que pueda ocurrir en sus proximidades".

    Además, el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) considera el sector nuclear uno de los prioritarios para tener aprobado, como tarde en 2014, un plan sectorial específico que permita prever cualquier ciberataque y tomar lo antes posible las medidas oportunas.

    La alerta ha llegado a tal punto que multinacionales de seguridad como Symantec o Kaspersky han desarrollado sistemas de protección específicos para infraestructuras críticas. En el caso de la segunda, la compañía ya dio a conocer a finales de 2012 que trabaja en un sistema operativo de máxima seguridad para las redes informáticas utilizadas en infraestructuras como centrales nucleares.

    En los últimos cuatro años, el número de amenazas cibernéticas se ha multiplicado de manera exponencial. Además, también ha variado su naturaleza pasando de ser ataques convencionales a otros muy sofisticados, persistentes y con objetivos muy concretos dando lugar a las llamadas Amenazas Persistentes y Avanzadas (APT), como la que supuso el mencionado virus Stuxnet en la central nuclear iraní que consiguió inutilizar sus sistemas y retrotraer su tecnología a su estado varios años atrás. El virus, introducido, al parecer, por un USB, confirmó que ninguna infraestructura está a salvo de ciberataques, incluso no esté conectada a Internet.

    En Europa, la Comisión Europea, con fondos de la dirección General de Interior, ha puesto en marcha el proyecto llamado Scada Lab (Supervisory Control and Data Acquisition Lab). Se trata de un programa en el que participan Italia, Reino Unido, Hungría y España y que tiene como objetivo desarrollar un laboratorio que permita realizar simulaciones de posibles ciberataques contra Infraestructuras Críticas. Para evaluarlo utilizará la arquitectura de los sistemas informáticos Scada, que son los empleados para el control de instalaciones industriales complejas como oleoductos, plataformas petrolíferas, centrales eléctricas y, por supuesto, centrales nucleares. Un sistema que hasta ahora, se consideraba seguro. pero que ha comenzado a mostrarse muy vulnerable debido a su conexión con sistemas informáticos convencionales para abaratar costes, sin olvidar el factor humano al que todos los expertos consideran el gran talón de Aquiles de la ciberseguridad, como ha demostrado el caso Snowden.

    España participa en el Scada Lab representada por el Inteco, líder del proyecto, junto con el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), el Ministerio del Interior la Asociación Empresarial Innovadora para la Seguridad de las Redes y los Sistemas de Información, y la compañía Telvent.

    El gran debate de los analistas en Seguridad y Defensa es si los estados podrían responder con armamento convencional en caso de un ataque cibernético que pusiera en peligro su integridad nacional. Una pregunta a la que responde en el manual redactado por el 'laboratorio de ideas' de la OTAN, el instituto de Tallín, que considera que en estos casos 'sería aceptable'.

    Fuente: Hackers: ¿pueden causar un desastre nuclear?
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30