Resultados 1 al 5 de 5
Like Tree1Likes
  • 1 Post By prudi68

Tema: Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?

  1. #1
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,212

    Predeterminado Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?

    Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?

    Biocontención. Los inicios.

    A partir de 1940, al tiempo que se potenciaba la fabricación y uso de bioarmas de guerra, se empezó a generar la preocupación y necesidad de construir instalaciones que permitiesen el trabajo seguro con agentes biológicos patógenos para los usuarios, de forma que su manipulación redujese, minimizase o en su caso eliminase, la posibilidad del contagio y por tanto se preservase la integridad y salud de los investigadores y técnicos implicados directa o indirectamente en los proyectos.

    Como consecuencia de esta inquietud y de la consciencia de su necesidad, en 1943 Hubert Kaempf, Jr., soldado del ejército de los Estados Unidos, diseña y construye el primer prototipo de instalación de nivel 3 de biocontención, Este prototipo se desarrolla bajo la dirección del Dr. Arnold G. Wedum, Director de Higiene y Seguridad Industrial en el Laboratorio de Defensa de Armas Biológicas de Camp Detrick en Frederick, Maryland (más tarde llamado Fort Detrick, MD).

    Conocido como "María La Negra" o "Fort Doom", (Fuerte del día final), consistía en un edificio rectangular de madera cubierto de tela asfáltica. En su exterior se ubicaba una caldera y un incinerador.

    Dentro del recinto de María La Negra, siempre había un soldado armado de ronda y otro soldado en la torre de guardia, cada uno equipado con una ametralladora Thompson. Los científicos mantenían una pistola calibre 45 cargada a su lado o en la mesa de trabajo.

    El trabajador de mantenimiento contratado Alex Bryant, relata un percance de seguridad que sufrió en la Navidad de 1945. Un día al abandonar la instalación, Bryant recogió su bolsa de viaje y firmó a la salida, pero olvidó entregar su pase. A su regreso cuando fue a recoger su tarjeta de seguridad fue detenido y llevado a la oficina de seguridad. Se consideró una violación de la seguridad y Bryant fue interrogado por varias horas. Se le preguntó sobre las personas que conoció durante su licencia y lo que podría haber hecho con su pase. Fue puesto en libertad con una advertencia severa, pero podría haber sido juzgado en consejo de guerra.

    A cada empleado del laboratorio soldado o civil, se le hacía firmar un documento a la entrada por lo que el gobierno de los Estados Unidos adquiría todos los derechos sobre sus restos si muriesen en acto de servicio o como consecuencia de una enfermedad adquirida en el laboratorio.

    El 9 de marzo de 1943, se crearon los laboratorios de Guerra Biológica del Ejército de los Estados Unidos (USBWL), responsable de la investigación pionera en biocontención, descontaminación, esterilización por gas, y purificación de agentes.

    El primer Director Científico fue la Dra. Ira L. Baldwin, profesora de Bacteriología de la Universidad de Wisconsin. Se negó a permitir cualquier relajación de las normas de seguridad. El Dr. Clendenin, quien por aquella época desarrollaba líneas de investigación en las instalaciones, escribió: "La seguridad inflexible irrita a los científicos, que sienten que los procedimientos requeridos retrasan sus proyectos de investigación".

    Entre las medidas de biocontención y bioseguridad que propuso la Dra. Baldwin, se estableció la separación del efluente biocontaminado procedente de los laboratorios de los sistemas convencionales de alcantarillado. La compañía H.K. Ferguson, diseñó un sistema de vapor para la esterilización.

    Existen evidencias documentales del fallecimiento de varios hombres en acto de servicio en Fort Detrick: el 25 de noviembre 1951, el microbiólogo William Allen Boyles y el 5 de julio de 1958, el electricista ingeniero de instalaciones Joel Eugene Willard, murieron de ántrax pulmonar; en 1964, Albert Nickel, un cuidador de animales, murió después de ser mordido por un animal infectado con el virus Machupo.

    La NASA aplicó la experiencia de Fort Detrick para la construcción de su nuevo espacio en el laboratorio de Houston, Texas. Gracias a los prototipos utilizados en Fort Detrick, fueron diseñados sistemas de ventilación más eficientes, capuchas de laboratorio, las primeras cabinas de seguridad para manipulación de agentes biológicos con tratamiento del aire y los primeros `biowaste´.

    Cabinas de Seguridad Biológica para biocontener aerosoles (el "Ocho-Ball").

    En 1952 fue construido el llamado "Edificio 470" conocido como "La Torre Anthrax", creado como una planta piloto para el cultivo de grandes cantidades de agentes biológicos como Bacillus anthracis. En él se fabricaron 5.000 bombas de ántrax.

    En 1970, la confianza en que la antigüedad de las instalaciones incorrectamente mantenidas durante años se convirtieran en un riesgo potencial, la actividad investigadora cesó. A pesar de que el edificio 470 sufrió tres descontaminaciones con productos químicos especiales, no se pudo certificar el 100% de limpieza. Esporas de ántrax se encontraban depositadas en las grietas del hormigón, superficies y huecos, a lo que se unía la presencia de miles de palomas, que como posibles vectores de transmisión, se posaban en sus vigas y en las torres de refrigeración del aire acondicionado.

    Desde 1971, las instalaciones pertenecen al USAMRIID. Dispone de más de 10.000 pies cuadrados de Nivel de Bioseguridad 4 (BL4) y 50.000 metros cuadrados de Bioseguridad Nivel 3 (BL3) donde trabajan 500 médicos, veterinarios, microbiólogos, patólogos, químicos, biólogos moleculares, fisiólogos y farmacólogos, siendo laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud y colaborador con los CDC en Atlanta, (Georgia).

    Es el laboratorio de contención más grande en los EE.UU. Además, dispone de una sala especial BL4 para atención médica de pacientes que puedan haber sido accidentalmente expuestos a agentes infecciosos en el laboratorio, o que hayan adquirido una enfermedad muy peligrosa en una zona endémica.

    En los 80 y los 90, Jakob Segal, afirmó que en Fort Detrick el Gobierno de los Estados Unidos había creado el VIH y el Dr. Boyd Graves demandó al Gobierno de los Estados Unidos por haber usado un virus etnoespecífico de los nazis, adquirido a través de la "Operación Paperclip".

    Los ataques con ántrax en el 2001, se realizaron con una cepa derivada de la conocida "Cepa Ames" que fue desarrollada por USAMRIID.

    Una instalación que jugó un papel crucial en los programas de bioarmas de EE.UU. en la Guerra Fría, es el Centro de Enfermedad Animal de la isla de Plum Island que se encuentra bajo el control del Departamento de Agricultura de EE.UU.

    Según el Dr. Mark Sanborne, "padrino espiritual" de Plum Island, el doctor Erich Traub conocido científico nazi pasó los años previos a la guerra relacionado con la Instalación. El investigador Michael Christopher Carroll en su publicación Lab 257, afirma que al estallar la guerra, Traub volvió a Alemania y fue jefe de la instalación secreta de guerra biológica de los nazis "Insel Riems", ubicada en una isla en el Mar Báltico. El Dr. Traub que dependía directamente de Heinrich Himmler, probó pulverizaciones de gérmenes y virus sobre la Unión Soviética ocupada.


    España. Origen y presente


    En España, se tomó realmente conciencia de la necesidad de crear espacios biocontenidos para trabajar de forma segura con agentes biológicos en 1987, cuando se empezó a construir el Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Tecnología Agraria y Alimentaria, por entonces perteneciente al Ministerio de Agricultura.

    Con anterioridad, existieron varios intentos de crear este tipo de instalaciones pero sin que el concepto de espacio bioseguro estuviera realmente presente.

    La decisión de la creación de una instalación que cumpliese con todas las medidas de biocontención existentes hasta la fecha, homologables por la comunidad internacional y que permitiese albergar, manejar y experimentar con agentes biológicos patógenos de Alto Riesgo, tiene un origen claro.

    La pasada presencia de peste porcina africana (PPA) en el territorio nacional, supuso un quebranto económico para el país y la transmisión hacia la comunidad internacional de que España ocupaba un segundo escalón en el control de la sanidad animal.

    La PPA penetra en Europa en 1957 a través del aeropuerto de Lisboa, gracias a un "catering" procedente de África. En 1960 traspasa la frontera con España y vía Badajoz llega a Madrid y posteriormente con gran rapidez, avanza por todo el territorio nacional para saltar a Francia, Italia y varios países del centro de Europa. En España queda asentada de forma endémica durante 30 años.

    En aquella época coinciden en un laboratorio de la calle Embajadores de Madrid, un grupo de científicos que han marcado el actual éxito de la sanidad animal española; el profesor Sánchez Botija y el Profesor José Manuel Sánchez-Vizcaíno, quien entra a trabajar en un laboratorio de EEUU con el fin de conocer nuevos métodos de diagnóstico virológico. Al tiempo que desarrolla su trabajo científico, conoce y comprende la necesidad de trabajar en ambientes biocontenidos.

    En 1980, transmite con entusiasmo y convicción los conocimientos adquiridos en bioseguridad y biocontención al Ministerio de Agricultura Español, contagiando la necesidad de crear una Instalación similar a las ya existentes en EEUU (Plum Island), Alemania (Tübingen), Holanda (Lelystad) ó Reino Unido (Pirbright), con el fin de poder estudiar cualquier agente patógeno en condiciones seguras tanto para el usuario, las poblaciones humanas y animales cercanas y el medioambiente.

    En 1987, se desarrolla el proyecto de construcción del "Centro de Investigación de Sanidad Animal (CISA)", una de las mayores y mejores instalaciones biocontenidas de nivel 3 existentes en Europa.

    En poco tiempo, el CISA se convierte en un referente internacional de primer nivel, gracias al trabajo y dedicación de Sánchez-Vizcaíno y sus colaboradores, entre los que cabe destacar a la Dra. Marisa Arias que actualmente continúa su labor científica en el Centro con igual tesón.

    La instalación con 11.000 m2 en contención biológica, permite albergar agentes biológicos patógenos zoonóticos y no zoonóticos de los Grupos 2, 3 OMS y 4 OIE, teniendo como premisa principal en su concepción, el establecimiento y puesta en práctica de las denominadas barreras de contención.

    De entre ellas, destacan las que se centran en los mecanismos técnicos y arquitectónicos que permiten la obtención de una biocontención integral. Su diseño funcional, la existencia de duchas de descontaminación, el establecimiento de una presión negativa "indoor" que permite un gradiente diferencial unidireccional controlado, la filtración absoluta del aire, el tratamiento termoquímico de los efluentes previo a su vertido y la existencia de exclusas de transferencia de doble frontera y sistemas térmicos "in situ" para la destrucción segura de los residuos sólidos biocontaminados, marcan un antes y un después en la biocontención española.

    Gracias a una excelente y efectiva transmisión de una cultura preventiva en bioseguridad liderada por el Profesor Sánchez-Vizcaíno y potenciada por su Servicio de Bioseguridad, entre los años 2002 y la actualidad, se enraíza en el parque científico español la necesidad de trabajar en ambientes biocontenidos como herramienta de seguridad y empiezan a proliferar instalaciones de mayor o menor envergadura destinadas a labores de investigación, experimentación, diagnóstico y producción.

    Pero no todo es satisfactorio. Determinadas decisiones políticas, la escasez de dinero para afrontar proyectos serios y firmes, la inocencia o el desconocimiento que permite aceptar proyectos insuficientemente estudiados, unidos a la falta de rigor (en ocasiones) de empresas "especializadas" que hacen prevalecer el beneficio frente a la seguridad, hacen que en la actualidad puedan contabilizarse más de 40 instalaciones o laboratorios en el territorio nacional, no todas correctas ni bioseguras.

    Desafortunadamente, el Gobierno Español no dispone de una herramienta ejecutiva especializada que permita cualificar este cada vez mayor número de instalaciones que se generan en su territorio, y que en muchos casos se autodenominan inadecuadamente de nivel 3 ó 4 de Contención Biológica, e inician su actividad sin ser conscientes de que albergar agentes biológicos de alto riesgo sin las medidas de control necesarias, las convierten en un foco primario de inseguridad con posibles consecuencias fatales para el estatus sanitario del país y su actividad política y económica.

    Ante esta ausencia, corresponde a los responsables de este tipo de instalaciones desarrollar en proyecto y en la práctica aquellas medidas de biocontención que sean garantes de seguridad y llevar a cabo un seguimiento estricto de las actividades científicas a desarrollar y un eficaz mantenimiento.

    En consecuencia, los inicios y la actualidad de la biocontención han estado y están marcados por aciertos y errores, por un notable uso del claroscuro basado en fuertes contrastes, unos iluminados y otros ensombrecidos para destacar las fortalezas, pero más evidentemente las debilidades.

    Esperemos que el avance de la biocontención nos sitúe en un punto más cercano a los flamencos e italianos del "cinquecento", y lejos del tenebrismo barroco de Caravaggio, Rembrant, o José de Ribera, no utilizando la luz en la composición para destacar sólo un objeto específico, poner de manifiesto nuestra "bioinsensatez".



    Gonzalo Pascual Álvarez es presidente de la Asociación Española de Bioseguridad (AEBioS) y jefe de Bioseguridad y Biocontención en el Centro de Investigación de Sanidad Animal.


    Fuente: Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?
    Última edición por prudi68; 16/11/2013 a las 07:01
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

  2. #2
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,212

    Predeterminado Re: Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?

    Fragmento de la película Epidemia (Outbreak 1995) donde se ve el portal de ingreso a USAMRIID y se describen brevemente los 4 niveles de seguridad:

    Bioseguridad Nivel 1
    Riesgo biológico mínimo. Estudio de agentes de bajo riesgo infeccioso: Pneumococcus, Salmonella.

    Bioseguridad Nivel 2
    Riesgo biológico moderado . Estudio de agentes de moderado riesgo infeccioso: Hepatitis, Enfermedad de Lyme, Influenza.

    Bioseguridad Nivel 3
    Riesgo biológico alto. Estudio de agentes de alto riesgo infeccioso: Anthrax, Typhus, HIV

    Bioseguridad Nivel 4
    Riesgo biológico extremo . Estudio de agentes de altísimo riesgo infeccioso: Ebola, Lassa, Hantavirus. No se conocen vacunas ni tratamiento

    … solo a fines de ilustración...

    Saludos


    Guillep likes this.
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

  3. #3
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,212

    Predeterminado Re: Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?

    Unos 86 científicos, expuestos al ántrax en un laboratorio del Gobierno de EE UU
    Un total de 75 afectados están siendo tratados para evitar la infección
    Los posibles afectados no siguieron los procedimientos adecuados para desactivar el germen




    Estados Unidos ha elevado a 86 el número de científicos e integrantes del Centro de Control y Prevención de enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés) que podrían haber sido afectados por un brote descontrolado de ántrax declarado esta semana como un fallo de seguridad. El Centro había informado previamente de al menos 75 afectados en el incidente, que están siendo sometidos a un tratamiento de 60 días con antibióticos y la vacuna contra el carbunco o ántrax maligno.

    La posible exposición se produjo cuando investigadores de un laboratorio de bioseguridad de alto nivel de la agencia en Atlanta no siguieron los procedimientos apropiados para desactivar el germen. Los científicos trasladaron las muestras, que contenían la bacteria viva, a laboratorios de los CDC con estándares de seguridad menores y que no estaban equipados para manipular sustancias contaminadas con ántrax.

    El doctor Paul Meechan, director de la oficina de seguridad de los CDC, ha explicado que la agencia descubrió la posible exposición el pasado 13 de junio e inmediatamente se puso en contacto con los trabajadores ante el peligro de que hubieran manipulado sin saberlo sustancias contaminadas con la bacteria.

    Ningún empleado ha mostrado síntomas que indiquen que ha contraído la enfermedad de ántrax maligno", ha informado Meechan. El experto ha añadido que el periodo normal de incubación puede durar entre cinco y siete días, pero se han documentado casos en que la enfermedad se presenta 60 días después de la exposición.

    Según Meechan, hasta siete investigadores podrían haber tenido contacto directo con la bacteria viva del carbunco. Por ello, la agencia ha puesto en marcha medidas preventivas extensas para asegurarse de que todos los empleados que hayan pasado por cualquiera de los laboratorios en riesgo reciben tratamiento (antibióticos y la vacuna contra el carbunco o ántrax maligno).

    El FBI investiga los hechos

    El FBI está trabajando con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en la investigación para aclarar el posible caso de exposición al ántrax de los científicos de Atlanta. Sin embargo, el portavoz de la organización, Paul Bresson, ha avanzado que por el momento no han encontrado evidencias del suceso.

    La preocupación por el manejo de patógenos dentro de los laboratorios del Gobierno de Estados Unidos ha aumentado desde que en 2008 el FBI identificó a Bruce Ivins, un investigador de ántrax del Ejército estadounidense, como el principal sospechoso de una serie de ataques con cartas que contenían esta bacteria en 2001.

    El ántrax por inhalación se reproduce en dos etapas. En la primera, los síntomas se asemejan a un resfriado o la gripe, mientras que en la segunda etapa el germen causa fiebre, dificultad respiratoria severa y shock. Alrededor del 90% de las personas que se encuentran en esta fase muere, aunque se someta a tratamiento.


    ¿Qué es el ántrax?

    El ántrax o carbunco es una infección provocada por una bacteria llamada Bacillus anthracis. Esta bacteria fabrica esporas que normalmente viven en la tierra, pero que pueden entrar en contacto con las persona a través de la inhalación o la ingesta. Exponerse a estas esporas no significa contraer la enfermedad. Sin embargo, si se tiene y no se trata puede provocar la muerte.

    En 2001, cinco personas fallecieron y otras 17 resultaron infectadas cuando Bruce Ivins, un científico que trabajaba en el laboratorio de biodefensa del Ejército en Fort Detrick (Maryland) envió cartas por correo que contenían esporas de la enfermedad a el Capitolio, diversas estafetas de correos y oficinas de medios de comunicación en Florida y Nueva York.


    Unos 86 científicos, expuestos al ántrax en un laboratorio del Gobierno de EE UU | Sociedad | EL PAÍS
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

  4. #4
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,212

    Predeterminado Re: Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?


    Lejía y un robot para limpiar la habitación de Miguel Pajares

    La empresa que desinfectó el ántrax de Washington y ayudó tras el Katrina desinfectará el hospital Carlos III, que no volverá a ser centro de referencia de enfermedades tropicales



    La habitación en la que el religioso Miguel Pajares pasó los últimos cinco días de su vida infectado de ébola, en el hospital público madrileño Carlos III, será desinfectada por un equipo del centro médico con lejía y después por un robot de la misma empresa norteamericana que limpió el ántrax del edificio central de correos de Washington en 2001 y ayudó contra posibles contagios tras el azote del huracán Katrina a Nueva Orleans en 2005. El centro hospitalario no ha facilitado el coste de esta operación.

    Primero el personal del centro desinfectará con lejía y bombonas de gas todas las instalaciones y quemará el material usado por el religioso de la Orden de San Juan de Dios y por Juliana Bonoha Bohè, la religiosa repatriada con el misionero que sigue en observación en el hospital, a la espera de los resultados de una tercera prueba que descarte definitivamente su contagio. Una portavoz del hospital de La Paz ha indicado que los resultados se conocerán el jueves y que, si sale negativo, darán de alta a la religiosa. Si fuera positiva “habrá que dejarla encerrada”, señaló el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez.

    El hospital Carlos III, que hasta finales de 2012 era centro de referencia de enfermedades tropicales, seguirá tras este episodio su transformación como centro de media estancia, según confirmó ayer el consejero, que indicó que sigue adelante el “plan de sostenibilidad” aprobado por la Comunidad de Madrid y “en breve se adjudicarán las obras y se harán las remodelaciones”. La Unidad de Atención de Enfermos Infecciosos se mantendrá en La Paz, pese a las protestas que han arreciado estos días entre los sindicatos y personal médico con el traslado del infectado por ébola.

    Rodríguez ha explicado este miércoles que todas las instalaciones del hospital que han estado en contacto con los religioso serán “desinfectados con lejía”, un producto “muy sensible” al ébola y también con bombonas de gas (hipoclorito sódico). Se quemarán las ropas y el material usado en el traslado, excepto las ambulancias que ya han sido desinfectadas, según las explicaciones del consejero recogidas por la agencia Efe.

    Una vez retirados los materiales, empieza un proceso de biodescontaminación encargado a la empresa estadounidense que .desinfectó en 2001 el edificio central de correos de Washington al que llegó una carta con ántrax remitida a un senador y en las labores de desinfección tras el azote del huracán Katrina a Nueva Orleans en 2005. Los técnicos de la empresa, la filial Steris Iberia, sellarán la habitación de Pajares y dejarán en el centro del habitáculo un robot “similar a un carro grande de la compra”, explica Miguel Ángel Valdeolivas, responsable de negocio de la empresa.

    La máquina, cuyo nombre técnico es VHP ARD, se controla desde el exterior de la habitación con un ordenador. Expulsa peróxido de hidrógeno, un vapor seco que “en cinco o seis horas elimina todo tipo de microorganismos”, explica Julián Pons, ingeniero de la firma. Es la primera vez que la empresa, una filial de la firma estadounidense con más de 30 años en España, se hace cargo de erradicar restos del virus del ébola, aunque trabajan de forma asidua con hospitales, farmacéuticas o empresas armamentísticas.

    El peróxido “no es tóxico, se descompone en oxígeno y agua y no presenta ninguna limitación ambiental”, según Pons, que añade: “Evidentemente es un elemento peligroso porque si mata microorganismos puede hacer lo mismo con organismos superiores. Por eso tenemos controladas todas las connotaciones de seguridad”. Tras el paso de esta máquina, el espacio quedaría disponible para su uso ya sin material de protección. Los técnicos de la empresa, en principio, no entrarán en la habitación de la religiosa a la espera de que se descarte su infección.

    Lejía y un robot para limpiar la habitación de Miguel Pajares | Sociedad | EL PAÍS
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

  5. #5
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,212

    Predeterminado Re: Biocontención: claroscuro ¿y tenebrismo?

    ¿Cuál es el animal más mortífero para la especie humana?





    "La respuesta depende de cómo uno defina el peligro. Personalmente, tengo una ligera idea sobre ello desde la primera vez que vi Jaws [Tiburón, de Steven Spielberg]. Pero si para definir el potencial aniquilador de un animal se tiene en cuenta cuánta gente muere cada año por su ataque, la respuesta está clara: es el mosquito", aclara Bill Gates.
    "Cuando se trata de matar humanos, el mosquito no tiene parangón". Tan sólo le siguen, y de lejos, las personas, cuya capacidad aniquiladora con los de su propia especie es de sobra cocida.
    Así comienza Bill Gates un post en su blog de la Fundación Bill & Melinda Gates que da cuenta de hasta qué punto este animal aparentemente insignificante puede ser devastador.

    ¿Por qué es tan peligroso?

    "A pesar de su inocente nombre [mosquito: mosca pequeña], este insecto es portador de las enfermedades más letales. La peor de ellas es la malaria, que mata a más de 600.000 personas cada año e incapacita a 200 millones de personas cada día durante días"
    Es una amenaza para la mitad de la población mundial y cada año motiva pérdidas de miles de millones de dólares en productividad, y eso sin tener en cuenta otras de las temibles enfermedades transmitidas por los mosquitos como el dengue, la fiebre amarilla o la encefalitis.
    Hay descritas más de 2.500 especies de mosquitos, que viven en todas las regiones del mundo, salvo la Antártida. Su tasa de éxito en la época de reproducción, la más favorable para su expansión, supera con creces a cualquier otro animal en el mundo, salvo las termitas y las hormigas, cuenta Bill Gates en su blog.
    "Durante la construcción del Canal de Panamá fueron responsables de decenas de miles de muertes", revela el fundador de Microsoft. Y sus perniciosos efectos tienen más vertientes. Determina los patrones de población mundial a gran escala: en muchas zonas endémicas, la malaria hace que grandes masas de poblaciones tiendan a vivir y trasladarse tierra adentro, lejos de la costa, donde el clima es más favorable para su expansión.

    La criatura más mortal no tiene caché
    "Considerando este impacto", prosigue Bill Gates, "lo normal sería que les prestáramos más atención. Los tiburones acaban con la vida de menos de una docena de personas cada año en Estados Unidos, pero se les dedica una media de una semana al año en la televisión. Sin embargo, no hay ningún programa dedicado al mosquito, cuya capacidad mortal es 50.000 veces mayor. O al menos, yo nunca he oído hablar de él", apostilla Bill Gates.
    Para suplir esta carencia, la Fundación Bill y Melinda Gates ha puesto en marcha la campaña promocional La semana del mosquito con el fin de alertar sobre esta "criatura mortal".
    Como parte de la iniciativa, la institución divulga en internet y en los medios de comunicación una serie de documentales sobre la biología de los mecanismos de transmisión de las enfermedades que propaga y da a conocer proyectos de cooperación en los que Bill Gates ha participado personalmente.

    Tus pesadillas con tiburones serán cuentos para dormir

    Los Gates nos cuentan cómo han aprendido de las más inusuales y fascinantes experiencias: las ingeniosas soluciones de un pueblo para evitar la picadura potencialmente mortal; la heroica lucha de científicos y sanitarios al pie del cañón... muchas y distintas aproximaciones para combatir la malaria, en la mayoría de las ocasiones, desconocidas para el gran público.
    Y además, la institución ha producido una película cuyo cartel promocional es digno de la mejor serie B: 'Mosquito: la picadura más minúscula es la más mortal'. "Conseguirá que tus pesadillas con tiburones sean como cuentos infantiles para dormir".
    "No puedo prometer que el Anopheles gambiae sea tan fascinante como el tiburón martillo o el tiburón blanco. Pero quizás te pueda revelar una nueva dimensión de estos maestros alados del caos", concluye Bill Gates.

    ¿Cuál es el animal más mortífero para la especie humana?,Entorno, expansion.com
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30