Resultados 1 al 10 de 10
  1. #1
    LAM
    Guest

    Predeterminado La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    La Policía Federal devolvió en las últimas horas cerca de 1500 chalecos antibalas que presentaban serias deficiencias de protección y que podían causar serios traumatismos o incluso poner en riesgo la vida de sus agentes, confirmaron fuentes de esa fuerza a LA NACION, que en su edición de anteayer había revelado esos problemas.

    La fuerza adoptó esa decisión tras recibir los resultados del tercer peritaje balístico que el Laboratorio de Armamentos de la Escuela Técnica del Ejército completó, con pésimos resultados, sobre cuatro de esos chalecos, a pesar de los intereses del Ministerio de Seguridad, que conducen Nilda Garré y Sergio Berni.

    El costo para el Estado por esos 1500 chalecos fallidos asciende al menos a $ 3 millones, tras una operatoria que incluyó la importación del insumo básico para su confección como "material bélico secreto" gracias al aporte del Ministerio de Industria, para así reducir los controles aduaneros y evitar impuestos.

    Ahora, con los chalecos otra vez en poder de la Sastrería Militar, se intentará un nuevo peritaje, el cuarto. Los primeros dos peritajes, en agosto y septiembre, arrojaron traumas balísticos -el impacto del proyectil sobre el chaleco- excesivos. También expusieron problemas en su confección, al incluirse insertos removibles prohibidos por las normas vigentes y telas no cotejadas al ser testeado el prototipo, según informó LA NACION en sus últimas dos ediciones.

    Trauma excesivo

    El tercer y definitivo peritaje resultó incluso peor que los dos primeros. Arrojó un trauma balístico de 44,4 milímetros, según confirmaron ayer fuentes al tanto de los resultados. Quedó así por encima del límite de 25 mm trazado por las fuerzas de seguridad (Policía Federal, Gendarmería y Prefectura) para las compras de chalecos en las últimas dos licitaciones (la 31

    06 y 43/08) y del máximo fijado por el Registro Nacional de Armas (Renar), con 44 milímetros.

    Filmado y con al menos un emisario de la Policía Federal presente durante la tercera prueba, el Laboratorio de Armamentos determinó entonces que los chalecos resultaban "no aptos" para su utilización por los agentes, a pesar de los esfuerzos desplegados por el Ministerio de Seguridad durante los últimos seis meses para colocarlos en la fuerza.

    Los chalecos retornaron así a las instalaciones de la Sastrería Militar, que los fabricó junto con cooperativas coordinadas desde el Ministerio de Desarrollo Social, que lidera Alicia Kirchner. Ahora deberán evaluar si se consigue de algún modo mejorar sus niveles de protección balística.

    Con el material de la firma estadounidense Dyneema ya en el país, los ministerios de Desarrollo Social y de Seguridad colaboraron con la Sastrería Militar para la fabricación de los chalecos, que registraron problemas desde sus primeros pasos, como reveló LA NACION anteayer.

    En julio, el secretario de Economía Social, Carlos Cipolla, que depende de Alicia Kirchner, consultó al Renar los pasos a seguir por la adopción de los "insertos removibles" y nuevas telas en los chalecos que fabricaba la Sastrería Militar junto con las cooperativas, según consta en el trámite 007-2012-0001032-000.

    Al tanto de los posibles problemas de protección balística, sus impulsores buscaron sortear las mayores exigencias de la norma vigente del Renar desde 2011, conocida como MA.01-A1. Apelaron para eso al prototipo de un chaleco JAF3 aprobado en 2005 según la norma más laxa del Renar de 2001, la MA.01.

    Sin embargo, los resultados de los primeros dos peritajes balísticos, según tres expertos y un ex alto funcionario del Renar consultados por LA NACION, vedaban la distribución de los chalecos entre los policías. Uno de ellos fue aún más contundente: "Es doblemente criminal".

    Con esos antecedentes, el tercer peritaje se completó el jueves pasado sobre cuatro chalecos. Los aportó la policía entre los que había recibido de la Sastrería Militar para verificar su calidad. Y los resultados fueron contundentes: "El trauma verificado era superior al permitido", detalló uno de los informantes. "Por eso -añadió- se los dictaminó «no aptos»."

    LA NACION contactó al Ministerio de Seguridad el viernes y ayer, pero sus voceros no respondieron las llamadas ni los correos electrónicos enviados..

    La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas - 16.10.2012 - lanacion.com *

  2. #2
    Usuario registrado Avatar de luchocastro
    Fecha de ingreso
    29 Dec, 11
    Ubicación
    Bahía Blanca
    Mensajes
    297

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    Esta niticia es anterior a la devolución de los chalecos, los mismos no cumplian ninguna de las normas requeridas e igual fueron entregados a la PFA.

    Fuente: LA Nacion - Desarrollo y Defensa



    Los chalecos, "material bélico secreto"
    Por Hugo Alconada Mon - LA NACION (Twitter: @halconada)

    El material clave para fabricar los polémicos chalecos antibalas que el Ministerio de Seguridad comenzó a entregar a la Policía Federal ingresó en el país como material bélico secreto, lo que redujo los controles aduaneros y evitó además el pago de impuestos, según reconstruyó LA NACION durante las últimas semanas.

    La operatoria incluyó la participación de los ministerios de Seguridad, Industria, Justicia y Desarrollo Social, que convocó a cooperativas para que colaboren con la Sastrería Militar en la confección de los chalecos, que enfrentaron serios problemas cuando el Laboratorio de Armamentos del Ejército los sometió a, por lo menos, tres peritajes balísticos.

    De aquellos ministerios, fue Desarrollo Social, que lidera Alicia Kirchner, el que asumió un rol protagónico para reducir los potenciales planteos e impugnaciones contra los chalecos antibalas. Lo hizo su secretario de Economía Social, Carlos Cipolla, según consta en un reporte del Registro Nacional de Armas (Renar), el órgano oficial de contralor, del que LA NACION obtuvo una copia.

    Así, pese a los elevados "traumas" o niveles de impacto que mostraron esos chalecos durante los testeos del Laboratorio de Armamentos, Seguridad comenzó a repartir los primeros 1900 chalecos entre los agentes de la Policía Federal durante las últimas cinco semanas, según reveló LA NACION en su edición de ayer.

    El material para los chalecos fue comprado a mediados de este año por el Ejército a la empresa norteamericana Dyneema, y entró en el país tras la intervención del Ministerio de Industria. Luego pasó a la Sastrería Militar, y las cooperativas se encargaron de los forros exteriores e interiores de los chalecos.

    La utilización de la vía excepcional del "material bélico" para evitar los controles e impuestos sobre ese material se basó en el decreto ley 732/1972, promulgado por el entonces presidente de facto Alejandro Agustín Lanusse, y que acumula ya 28 reformas y prórrogas que lo mantienen en vigor. La última la dictó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en junio de este año, con otro decreto, el 968/2012.

    Tras la intervención de las cooperativas coordinadas por Desarrollo Social, la Sastrería Militar vendió los primeros chalecos al Ministerio de Seguridad, que conducen Nilda Garré y Sergio Berni, a un precio de 2000,30 pesos por unidad.

    Esos chalecos evidenciaron fallas en sus niveles de protección balística, tal como reveló LA NACION. La Sastrería Militar apeló entonces al modelo JAF3, homologado en 2005, para acogerse a los parámetros menores fijados por la anterior norma del Renar, la MA-01, en vigor desde 2001 y derogada en 2011. Con ese modelo también acumuló observaciones del Laboratorio de Armamentos.

    Diferencias con el prototipo

    Uno de los problemas básicos que se presentaron con aquel prototipo autorizado en 2005 al tratar de utilizarlo ahora es que había sido aprobado con un forro exterior mimetizado en distintos tonos de verde, ya que estaba previsto para tropas del Ejército, no para agentes de la Policía Federal. Aunque parezca una cuestión menor, modificar ese forro también está prohibido por las normas del Renar, que disponen de manera explícita que los chalecos a ser fabricados deben corresponder de manera total con el prototipo testeado.

    Más relevante aún, los chalecos fabricados durante las últimas semanas por la Sastrería Militar con el aporte de las cooperativas no cuentan con un panel completo en forma de "T" invertida, sino que incluyen un panel central e insertos laterales. Eso también está prohibido de forma taxativa e inequívoca por el Renar.

    Al tanto de algunas de esas limitaciones, el 18 de julio pasado, el secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, Carlos Cipolla, consultó al Renar si los nuevos chalecos debían obtener un nuevo certificado por la adopción de "insertos removibles". Le respondieron que no, siempre que no se alterara "la placa balística", según consta en la copia que obtuvo LA NACION.

    Cipolla también consultó si habría problemas con las nuevas telas, y también le dijeron que no, pero sólo si las reemplazaba con otras "de mayor calidad o resistencia", según la norma más reciente del Renar.

    Así las cosas, el chaleco sería fabricado según la norma vieja y derogada por el organismo -para eludir ciertas exigencias-, pero las telas se acomodarían a la nueva norma. Esto significa que dejaría de fabricarse el modelo 2005 y pasaría a desarrollarse un híbrido nuevo.

    Aun así, las diferencias de fabricación entre los modelos de 2005 y los nuevos también fueron expuestas por los tres responsables del Laboratorio de Armamentos que los analizaron y emitieron el informe "Arm 82", el 18 de septiembre pasado, cuya copia obtuvo LA NACION.

    "Comparada la muestra testigo con el chaleco ensayado, la cantidad de capas de panel balístico corresponde con la muestra testigo, no así su configuración, ya que posee dos insertos no removibles, distinta funda exterior y distintas costuras en el panel balístico", determinaron los técnicos. Sólo con eso, según tres expertos y un ex calificado funcionario del área consultados por LA NACION, los chalecos deberían ser rechazados en el acto. Sin embargo, fueron entregaron a la Policía Federal.

    Pruebas que revelan riesgos

    Los testeos mostraron una absorción menor a impactos:

    - Primer ensayo. En agosto, el prototipo mostró un trauma por encima del máximo de 44 mm previsto, lo que podría resultar aun en lesiones mortales.

    -Segundo ensayo. El 18 de septiembre, se probó el modelo JAF3, de 2005, que era para el Ejército.

    - Objeciones. Registró niveles de trauma mayores al límite fijado, además de menor área de cobertura.

    Comentario:
    Lo interesante seria saber con cuantas capas de Kevlar están confeccionados los chalecos. Como mínimo, requieren seis (6) para el calibre 5,56 x45 mm, según pruebas de impacto del U.S. Army... y si tienen menos ahí comienzan los problemas. Además, la placas de refuerzo encarecen el chaleco, así como dificultan el libre movimiento y la respiración. Todo un tema... Sastrería Militar esta bien en claro, y ellos fabrican lo que le ordenan.
    Jorge Elías

  3. #3
    Curioso
    Guest

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    yo pregunto: quien es el idiota responsable de la importacion de material belico secreto INSERVIBLE?

    Saludos

  4. #4
    Usuario registrado Avatar de IAPampaNG
    Fecha de ingreso
    14 Apr, 12
    Ubicación
    En la Llanura Pampeana
    Mensajes
    1,163

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    El material belico "secreto" es la misma chapa del Fiat 600 de mi amigo jaj
    Aunque me cueste,
    Aunque me duela,
    Aunque reviente,
    Aunque me muera.

  5. #5
    LAM
    Guest

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    Es parte del Plan de reduccion de delitos!!

  6. #6
    Curioso
    Guest

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    es que es inentendible-
    Tiene que haber, para estos casos, un vista en origen que despache la mercaderia en conformidad con lo que se compró como prototipo-

    No confiar en que te manden lo que compraste-

    No se entiende salvo por la sarta de inutiles que no saben deprocedimientos para estos casos.

    Una vez que está acá FUISTE, no hay forma de mandarselo de vuelta ó que te devuelvan nada-

    Todo a perdida

    Saludos

  7. #7
    LAM
    Guest

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    Además es jugar con la vida de la gente que nos debe proteger.
    Eso es politica de seguridad!

    Slds

  8. #8
    Usuario registrado Avatar de pepemagnus
    Fecha de ingreso
    03 Dec, 10
    Ubicación
    La Rioja, Argentina, Argentina
    Mensajes
    500

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    Cita Iniciado por Curioso Ver mensaje
    yo pregunto: quien es el idiota responsable de la importacion de material belico secreto INSERVIBLE?

    Saludos
    Ojo ahi que ver bien que se compro como material secreto antes de decir inservible, si fue la tela si seria acorde tu comentario ahora si compro hilado o la materia prima para hacer el hilado, el defecto pudo ser realizado por la fabrica o la empresa que produjo ese hilado y/o tejio esa tela.
    El kevlar es un material dificil de trabajar y en el pais casi no existe experiencia para su produccion.
    El pájaro no teme, aunque se estremezca la rama sobre la que está posado, porque sabe que tiene alas.

  9. #9
    LAM
    Guest

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    La Policía Federal aún tiene en uso 400 de los chalecos deficientes

    Por Hugo Alconada Mon - LA NACION (Twitter: @halconada)

    Mientras altos funcionarios de los ministerios de Seguridad y de Defensa definen los pasos a seguir, por lo menos 400 agentes de la Policía Federal usan chalecos antibalas que no les ofrecen la mínima protección balística necesaria, según confirmaron fuentes al tanto de las deliberaciones a LA NACION , que también obtuvo copias del último peritaje que realizó el Ejército.

    Tal como reveló este diario anteayer, la cúpula de la Policía Federal ya ordenó la devolución de 1500 chalecos antibalas a la Sastrería Militar, que los fabricó junto a cooperativas de trabajo convocadas por el Ministerio de Desarrollo Social, que encabeza Alicia Kirchner, como parte de una compra que debía llegar a las 5000 unidades.

    El lote entregado inicialmente alcanzaba los 1900. El resto continúa en manos de los policías destinados a los recorridos por los barrios en patrulleros. El tercer y definitivo peritaje sobre esos chalecos, efectuado por el Laboratorio de Armamentos de la Escuela Superior Técnica del Ejército el jueves 11 de este mes, determinó que el trauma de un impacto de bala .44 milímetros supera el tope máximo fijado por la normativa vigente del Registro Nacional de Armas (Renar).

    Más aún: ese peritaje determinó que los chalecos no sólo no son aptos según la normativa vigente desde 2011, sino que tampoco lo son si se aplica la anterior y más laxa normativa del Renar aprobada en 2001, a la que recurrió el Gobierno para obtener la aprobación previa requerida para su distribución.

    Los funcionarios involucrados, sin embargo, chocaron con otra luz roja. El informe "ARM 95" del Laboratorio del Ejército determinó que la muestra testeada de cuatro chalecos "no cumple balísticamente con las exigencias como blindaje antibala para el nivel RB3".

    Sometidas cada unidad a un disparo en el frente y otro en la espalda con balas de calibres 22 y 44 en condiciones secas y húmedas, todos los traumas verificados en los ocho impactos superaron el límite de 25 milímetros fijado por la Policía Federal en sus últimas dos licitaciones, de 2006 y 2008.

    Uno de los impactos llegó a los 44,4 mm, incluso por encima del tope máximo del Renar, que en su normativa vigente -que no se siguió en esta prueba- ordena también someterlos a testeo tras mantenerlos una hora bajo agua, lo que genera traumas aún más elevados.

    Otros 600 en espera

    Con esos resultados en sus manos, sin embargo, dos colaboradores del número dos de Seguridad, Sergio Berni, se reunieron el lunes con un par de Defensa y delegados de la Federal, la Gendarmería y la Prefectura. Evaluaron si convenía requerir una cuarta prueba sobre los mismos chalecos para ver si, de algún modo, superaban el filtro.

    Detrás de esa eventual cuarta prueba hay otros 600 chalecos antibalas de la Sastrería Militar y las cooperativas, que podrían distribuirse de inmediato entre los policías, según dijeron a LA NACION fuentes al tanto de las deliberaciones.

    Las cooperativas involucradas en la fabricación y costura de los forros exteriores de los polémicos chalecos, en tanto, continúan en las sombras. Pero incluirían a tres aledañas al barrio Ejército de los Andes, conocido como "Fuerte Apache", en Ciudadela. LA NACION fue hasta su domicilio legal, pero el local se encontraba vacío.

    LA NACION intentó anteayer consultar otra vez al Ministerio de Seguridad, que no contestó las llamadas ni los correos electrónicos enviados.

    El caso ya motivó reacciones. Ayer, la Red Argentina para el Desarme expresó "su preocupación por las revelaciones periodísticas que dan cuenta de gestiones poco claras entre el Renar y otras dependencias del Estado" para aprobar los chalecos. "Normas claras y de cumplimiento irrestricto, sin excepciones, exhaustiva atención y eficiencia en el control deben ser los ejes de una política de Estado en la materia", sostuvieron.

    Las claves de la última prueba


    Detalles del informe del Laboratorio de Armamentos



    ESPECIFICACIONES

    Munición y material: El 11 de este mes se probaron cuatro chalecos modelo JAF3 para el nivel RB3 (dos de talle L y dos de talle S), con norma Renar MA.01

    RESULTADOS

    Trauma mayor: El peor resultado se registró con una bala de calibre 44; el trauma en el chaleco fue de 44,4 mm., cuando la PFA exigía que fuera de 25 mm

    desarrolloydefensa.blogspot

  10. #10
    JLV
    JLV está desconectado
    Usuario registrado Avatar de JLV
    Fecha de ingreso
    30 Apr, 13
    Ubicación
    Belgrano - CABA (pero con mi corazon en Bernal Partido de Quilmes)
    Mensajes
    1,854

    Predeterminado Re: La Policía Federal devolvió 1500 chalecos antibalas

    Detectan nuevos problemas con los chalecos antibalas que fabrican para la Policía Federal

    Por Hugo Alconada Mon | LA NACION
    Twitter: @halconada |
    Comentá0
    inShare

    Más notas para entender este tema
    Una compra que arrastra tres operaciones fallidas


    No funcionó al primer intento. Al segundo, las balas perforaron los chalecos antibalas que el Ministerio de Seguridad pretendía darles a los efectivos de la Policía Federal. Al tercero, la Aduana decomisó los reemplazos que importó desde Brasil. Y, ahora, en su cuarto intento, no le fue mejor. Completó más de 80 pruebas con materiales traídos de Estados Unidos, vía Uruguay, pero cosechó malos resultados en 70 ensayos, según confirmaron a LA NACION tres fuentes al tanto de lo ocurrido durante las últimas semanas.

    El nuevo traspié del equipo que rodea al secretario de Seguridad, Sergio Berni, provocó ya otro golpe de timón. Se reducirán los estándares de calidad que se pretendían para los chalecos, que pasarán del nivel RB3, para uso militar y grupos especiales de las fuerzas de seguridad, al nivel RB2, el usual entre los policías.

    La decisión se adoptó el lunes 1° de este mes, durante una reunión celebrada en el ministerio a la luz de los pésimos resultados cosechados por los chalecos en las pruebas que completó, de manera sigilosa, la Escuela Técnica del Ejército Argentino durante varias semanas.

    Desde el Ministerio de Seguridad dieron su versión sobre los chalecos en danza ante la consulta de LA NACION: "En estos momentos hay 5000 efectivos menos en la calle porque no tienen sus chalecos antibalas y los que tenían están vencidos por problemas heredados de años con los proveedores. Todas las suspicacias no tienen sustento real. Sólo responden a internas de algunos sectores que intentaron hacer negocios con los chalecos y no les fue bien".

    Los problemas con los chalecos comenzaron años atrás, pero se extienden hasta hoy. Incluyó una fallida compra en Israel y otros 1900 chalecos que fabricó la Sastrería Militar, pero que no superaron los análisis del Ejército. Por eso, la Federal debió devolver los primeros 1500 que ya se habían entregado (ver aparte).

    El tropiezo resultó un dolor de cabeza para varias áreas del Gobierno, además del Ministerio de Seguridad. Entre ellas, los ministerios de Industria, Defensa y Desarrollo Social, que bajo control de Alicia Kirchner había aportado las cooperativas a cargo de confeccionar las fundas.

    Tras esos dos primeros intentos fallidos, el Gobierno lo intentó una vez más. Pero la tercera no fue la vencida, con una polémica importación de otros 1500 chalecos desde Brasil. Arribaron el 15 de marzo pasado con documentos que consignaban que era para la misión de paz de las Naciones Unidas (ONU) en Haití, por lo que la Aduana los decomisó y se inició una investigación penal por presunto contrabando agravado de mercaderías por $ 11,5 millones, a cargo del juez federal Claudio Bonadio.
    Nuevo inconveniente

    Tras el tropiezo con Haití y Brasil, el Gobierno volvió a la carga. Su cuarto intento lo hizo con insumos traídos desde Estados Unidos -al parecer, de la firma Honeywell-, importados a través de Uruguay por la firma Multi Axial, del empresario argentino Alberto Atorrasagasti.

    Ya en la Argentina el material se envió a la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán, del Ministerio de Defensa, en la provincia de Santa Fe. Allí se fabricaron los prototipos de los chalecos que luego testeó -y rechazó- la Escuela Técnica del Ejército.

    Cada prueba y contraprueba fallida, sin embargo, consumen dinero de las arcas públicas y tiempo, el factor que más preocupa a la Federal. En particular, porque debe sustituir miles de chalecos antibalas que se encuentran vencidos o están por vencer y colocan a sus agentes sin la protección necesaria en las calles.

    "Los chalecos se desgastan por el uso, por la lluvia, por la transpiración y por el simple paso del tiempo, por eso se establece que hay que reemplazarlos cada cinco años", explicó un segundo informante, que estimó en 40.000 los chalecos que deberían reemplazarse en el corto plazo.

    Dada esa urgencia, ahora el ministerio volvió sobre sus pasos, ya que hasta ahora impulsaba que todos los policías recibieran chalecos con el nivel RB3 de protección. Es decir, con mayor protección, para uso militar o por grupos de elite de las fuerzas de seguridad, pero mucho más costosos y pesados, por lo que no se utilizan más que por períodos reducidos de tiempo, inviables para el servicio de calle de la policía.

    El RB2, por el contrario, es el chaleco antibalas de uso habitual por los agentes de policía, tanto en la Argentina como en otros países. Pero por algún motivo -y hasta la contraorden del lunes pasado- el equipo de Berni lo había descartado.

    Ya con el nivel RB2 se retomaron las pruebas para verificar si los chalecos superan los controles de laboratorio. Los primeros testeos dan bien. Pero postergaron una semana más la revisión definitiva. "Van a seguir probando hasta que se apruebe -indicó un tercer informante-, y luego pedirán su homologación formal."

    El cuarto intento oficial para proveer chalecos antibalas a la Federal podría ser, al fin, el de la vencida.
    Un reloj que corre para los uniformados

    El Gobierno admite que 5000 agentes quedaron sin chalecos

    1. Desde Israel
    En noviembre de 2011, la entonces ministra de Seguridad, Nilda Garré, anunció que comprarían 33.000 chalecos a Israel; la operación se cayó rodeada de denuncias por sobreprecios y pruebas deficientes

    2. Las cooperativas
    En 2012, Fabricaciones Militares entregó 1900 chalecos con fundas provistas por cooperativas del Ministerio de Desarrollo Social; la Policía Federal los devolvió porque registraban traumas elevados

    3. Brasil, ONU y Haití
    En marzo de este año aterrizó un avión proveniente de Brasil con 1500 chalecos que, según los documentos, eran para la ONU en Haití; la Aduana los decomisó y la Justicia abrió una investigación penal

    4. Desde Uruguay
    Semanas atrás comenzó el cuarto intento del Ministerio de Seguridad de proveer los chalecos; esta vez, con insumos de EE.UU. importados desde Uruguay; pero también registraron problemas en las pruebas

    Fuente
    San Martin: "Hace más ruido un sólo hombre gritando que cien mil que están callados"
    "Mi sable nunca saldrá de la vaina por opiniones políticas."
    Por algo siempre San Martin tendra mi respeto y el sentirme orgulloso de este gran hombre.
    General S. Patton: “El objetivo de la guerra no es morir por tu país. Sino asegurarse de que el otro bastardo muera por el suyo”
    V de Vendetta: "El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo".

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30