Resultados 1 al 10 de 10
Like Tree18Likes
  • 9 Post By LAM
  • 2 Post By LAM
  • 1 Post By facundo1978
  • 1 Post By rodnoc
  • 3 Post By LAM
  • 2 Post By LAM

Tema: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

  1. #1
    LAM
    Guest

    Predeterminado Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    Buques Pesqueros extranjeros capturados por los Guardacostas Clase “Halcón” de la PNA (1985 – 2013)

    Por Mariano Agostini

    A MODO DE INTRODUCCIÓN

    Fiel al lema de su bicentenario “Protección de las aguas y el comercio desde 1810” la Prefectura Naval Argentina (PNA) ejerce la vigilancia y el control policial de las aguas jurisdiccionales argentinas, con especial celo en la Zona Económica Exclusiva (ZEE) que se extiende entre las 12 y las 200 millas náuticas contadas desde las correspondientes líneas base de la costa. Es allí, donde se concentran importantes recursos de la Nación provenientes de las grandes riquezas naturales que se encuentran en sus aguas, lecho y subsuelo.


    El GC-24 "Mantilla" en su último y exitoso operativo, escolta al potero chino "Fu Yuan Yu 873", apresado el pasado 17.06.2013 por hacer capturas sin autorización dentro de las 200 millas de la ZEE.

    Uno de los recursos más codiciados es el ictícola, constantemente amenazado por la incursión de buques pesqueros extranjeros que ingresan sin autorización a la ZEE en procura de capturar en forma ilegal distintas especies marinas.

    A fin de ejercer de manera efectiva el control policial en la ZEE, la PNA cuenta con medios de superficie y aéreos idóneos que permiten realizar las tareas de prevención y represión de los buques infractores.
    Entre los medios de superficie se destacan los 5 (cinco) Patrulleros de Alta Mar (PAM) Clase B-119 “Halcón” adquiridos en España a principios de los años ’80, clasificados como Guardacostas y denominados Tipo 24 (por el número identificatorio de la primera unidad en entrar en servicio, el GC-24) o simplemente como “los españoles” en la jerga coloquial prefecturiana.


    Uno de los procedimientos de captura de buques más importante de los últimos tiempos fue el realizado por el guardacostas GC-26 Thompson, cuando aprehendió a los pesqueros chinos Lu Rong Yu 6177 y Lu Rong Yu 6178 capturando calamar dentro de la ZEE.

    CAPTURAS DE BUQUES EXTRANJEROS (1985 – 2013)

    En el marco de las atribuciones que tiene Prefectura en el ejercicio de la policía auxiliar en materia de control pesquero, conferidas por la Ley Nacional de Pesca (Ley 17.500 hasta diciembre de 1997 cuando fue reemplazada por la Ley 24.922), durante el período 1985 – 2013 (*) los Guardacostas “Halcón” han apresado un total de 68 (sesenta y ocho) buques extranjeros por pesca ilegal en la ZEE.

    A continuación se publican las capturas efectuadas por cada unidad, con el detalle del nombre del buque apresado, su bandera y la fecha de realización del procedimiento.

    GC-24 "Mantilla"

    En servicio en la PNA desde diciembre de 1982.
    Total capturas realizadas (1985 - 2003) (*): 21






    "Marcas de captura" en el puente del GC-24 "Mantilla"

    GC-25 "Azopardo"

    En servicio en la PNA desde abril de 1983.
    Total capturas realizadas (1985 - 2003) (*): 7





    GC-26 "Thompson"

    En servicio en la PNA desde junio de 1983.
    Total capturas realizadas (1985 - 2003) (*): 10





    GC-27 "Prefecto Fique"


    En servicio en la PNA desde julio de 1983.
    Total capturas realizadas (1985 - 2003) (*): 12






    "Marcas de captura" en el puente del GC-27 "Fique"

    GC-28 "Prefecto Derbes"

    En servicio en la PNA desde noviembre de 1983.
    Total capturas realizadas (1985 - 2003) (*): 18





    (*) Hasta el mes de julio de 2013, mes en que este post se publica.

    Tabla y gráfico resumen de capturas efectuadas por los buques guardacostas Clase "Halcón" de la Prefectura Naval Argentina:



    Fuente: patrullerasargentinas.blogspot

  2. #2
    LAM
    Guest

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    PROCEDIMIENTO DE CAPTURA

    Por Mariano Agostini


    Antes de proceder a la captura del buque infractor se sigue un procedimiento establecido que consiste en:

    * Verificar posición exacta del buque (latitud y longitud)
    * Identificar al buque.
    * Establecer contacto radial, visual, verbal (uso de bocina) y ordenar su detención (por todos los medios disponibles)
    * Proceder a su abordaje para registro y verificación una vez detenido.
    * Conducir y escoltar al buque infractor al puerto más cercano donde se instruye el sumario correspondiente y se elevan las actuaciones al juzgado interviniente.
    * En caso de no colaboración o huida, proceder a ejecutar disparos intimidatorios al mar por delante de su proa, mientras se lo sigue exhortando por otros medios a detener su marcha.
    * Como medida de última instancia –agotados todos los recursos posibles para obligar su detención- efectuar disparos directos al buque, tratando de dañar su sistema de dirección / propulsión, pero evitando causar heridas o daños a los tripulantes.

    Los sumarios se realizan en las dependencias de la PNA situadas en el puerto de arribo del buque infractor y su escolta, el guardacostas aprehensor. A continuación un cuadro que muestra donde se asentaron los sumarios de las 68 capturas realizadas por los Guardacostas “Halcón” de la PNA.




    bicación geográfica de las dependencias de la PNA donde se inician los sumarios y zona de las 200 millas de la ZEE donde se realizan los patrullajes. La zona adyacente a la misma es donde se ubican la mayor parte de pesqueros extranjeros que incursionan en aguas jurisdiccionales argentinas.

    DATOS ESTADÍSTICOS

    En la siguiente tabla se agrupan los buques por bandera, estableciéndose un ranking de países infractores encabezado por Corea, Taiwán y España que representan el 51,5% de los buques apresados. Casualmente – o no tanto – estos mismos tres países son los principales destinatarios de las licencias de pesca otorgadas por el Fisheries Department (Departamento de Pesca) del Falkland Islands Government (Gobierno Colonial británico de las Islas Malvinas), concentrando 164 permisos sobre los 231 existentes (lo que representa el 71% de las licencias otorgadas) (*)(**)

    (*) Datos oficiales del Fisheries Department correspondientes a 2012.
    (**) Se omiten para este ranking los buques que operan con bandera "Falklands Island" por no ser un país soberano, sino por revestir el caracter de colonia británica (son 57 las licencias que operan bajo esta bandera representando el 24,67% del total).



    Es habitual que en los procedimientos de identificación de los buques infractores los mismos sean portadores de la “licencia de pesca kelper” y que, operando al borde de las 200 millas ante la presencia de los buques guardacostas argentinos, pongan rumbo de escape a toda máquina hacia el Este en procura de las “zona segura” kelper: la Falkland Islands Interim Conservation and Management Zone (FICZ).



    INTERPRETANDO LOS NÚMEROS

    Si se toman los datos estadísticos duros, que señalan que un período de 29 años (que abarca desde 1985 a junio de 2003) se realizaron sólo 68 capturas de buques extranjeros infractores de la Ley de Pesca, a un promedio de 2,34 capturas por año, se podría inferir que las tareas de Vigilancia y Control llevadas a cabo por la Prefectura Naval son ineficientes o por el contrario, que dada su presencia, no son demasiados los buques extranjeros que sin autorización se atreven a incursionar en las 200 millas de la ZEE.

    Ambas conclusiones pueden resultar erróneas por apresuradas. Se sabe que nuestra plataforma continental es el hábitat natural de codiciadas especies marinas (Calamar Illex, Calamar Loligo, Merluza común, Polaca, Hoki, Nototenia) que fluctúan y se mueven en forma permanente. Estos movimientos son seguidos de cerca por muchos buques extranjeros apostados “a partir de la milla 201” que se ven "tentados" a incursionar con sus artes de pesca dentro de la ZEE, con el fin de procurarse una captura certera y abundante. Como se mencionó anteriormente unos 231 buques pesqueros se mueven en aguas de Malvinas bajo protección y licencia kelper (algunos de los cuales ingresan furtivamente a la ZEE) y otros 300 operan en el límite de las 200 millas haciendo “su juego” (ingresando a la ZEE cuando lo creen conveniente pero no más allá de algunas millas, para llegado el caso poder escapar de los guardacostas argentinos). Por lo tanto una de las conclusiones mencionadas (la de la no incursión de muchos buques en la ZEE) se cae por la evidencia acumulada a través de informes, estadísticas, exploraciones, fotografías, etc.

    En cuanto a la otra conclusión: la supuesta “ineficiencia” de los controles, hay que tener en cuenta una serie de factores, que no son responsabilidad directa de la Prefectura Naval Argentina como ser:
    - Bajo presupuesto que limita las horas de navegación para patrullaje y vigilancia (ídem para los medios aéreos que permiten a detección)
    - Numero de guardacostas de alta mar disponibles (sólo 5) para un litoral marítimo de amplia extensión.
    - Carencia o limitación en el uso de poder de fuego disuasorio efectivo (armamento limitado al uso de calibres policiales: 9mm / 7,62mm)
    - Posicionamiento expectante de los buques infractores en el límite de la ZEE que posibilita una rápida evasión hacia aguas internacionales.
    - Cobertura, apoyo y trasmisiones de alerta temprana entre los propios buques infractores.
    - Períodos de inactividad (I) por mantenimiento y reparación de buques.
    - Períodos de inactividad (II) por falta de voluntad política o por órdenes del poder político ante ciertas coyunturas (reuniones y acuerdos internacionales que pueden verse afectados por incidentes de apresamiento)

    El cuadro al pie muestra la captura año por año de buques extranjeros que pescaban ilegalmente en la ZEE por parte de los Guardacostas “Halcón” de la PNA. Resaltado en color verde el año 1988 durante el cual se efectuó la mayor cantidad de aprehensiones (11 buques, 16,2% del total del período abordado) y en color salmón los años 1999, 2008, 2009 y 2011 donde sorprendentemente no se produjo captura alguna.



    En el gráfico siguiente el desglose de capturas se realizó por períodos presidenciales a fin de establecer la gestión y la eficiencia de los controles en cada uno de ellos. Como la duración de los períodos no es homogénea y a fin de establecer parámetros comparables, se obtuvo el ratio promedio de captura por año. De esta forma se observa que durante la Presidencia del Dr. Alfonsín se produjo el mayor número de capturas por año: 3,8 (casi 4 buques por año), mientras que el índice más bajo se da en el período Presidencial de la Dra. Fernández de Kirchner (aún en vigencia, dado que culminará en 2015) con 0,8 (no llega a 1 buque capturado por año).

    No es un dato menor que durante su primer mandato (2007-2011) sólo se produjo la aprehensión de un solo buque (0,25 / año) y que el ratio promedio se incrementa gracias a las 4 capturas producidas en el breve lapso sólo 6 meses (24 de diciembre 2012 – 01 de julio de 2013). Esto muestra claramente cómo la decisión política de la conducción de la fuerza influye decisivamente en los resultados operacionales. Es imposible no relacionar este fuerte impulso en el accionar de la vigilancia marítima y sus consecuentes resultados positivos, con la asunción del Prefecto General Luis Alberto Heiler como Prefecto Nacional producida el 4 de octubre de 2012 (*). Sin lugar a dudas Heiler decidió hacer “borrón y cuenta nueva” para dejar atrás la imagen de una fuerza en crisis y mostrar una institución cohesionada, presente, activa, profesional y eficiente. Basta hacer un simple repaso del accionar de la fuerza en estos primeros 9 meses de su gestión donde Prefectura pasó de ser noticia por problemas internos a ser noticia por importantes procedimientos antidroga y por la captura de buques extranjeros pescando ilegalmente en aguas de la ZEE.

    (*) Asumió en reemplazo del Prefecto General Oscar Arce, luego de una inédita crisis institucional de la fuerza surgida de una mala liquidación de sueldos, producto de un mal endémico e histórico: las cifras no remunerativas, y el accionar judicial de los uniformados que con la obtención de amparos buscaron asegurar el monto de sus salarios.



    patrullerasargentinas.blogspot
    Zambi and facundo1978 like this.

  3. #3
    Banned
    Fecha de ingreso
    17 Oct, 12
    Ubicación
    Rosario
    Mensajes
    4,897

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    LAM

    Excelentes articulos, hay una foto mía cedida a Mariano (Me hago propaganda yo mismo ja)

    Esto me llamo la atención

    - Períodos de inactividad (II) por falta de voluntad política o por órdenes del poder político ante ciertas coyunturas (reuniones y acuerdos internacionales que pueden verse afectados por incidentes de apresamiento)

    Ahora con la modernización de los patrulleros Mantilla va a afectar la operatividad de estos 5 barcos, las nuevas compras/incautaciones de barco podrán compensar esto?

    Vamos a ver en el futuro

    Saludos
    LAM likes this.

  4. #4
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    15 Dec, 12
    Mensajes
    2,017

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    Ex-ce-len-tes articulos, LAM. Gracias por compartirlos.

    En mi opinión PNA debiera tener no 5 sino al menos 10 GC de este tipo, o sea incorporar 5 más con todos los adelantos tecnológicos. sdos.

  5. #5
    RA-Rosario
    Guest

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    - Muy bueno el informe LAM, muestra otra faceta más de como se entregan nuestras riquezas por decisión política.-

  6. #6
    Guest
    Fecha de ingreso
    22 Mar, 12
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    1,329

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    Cuantos de ellos son recuperables y/o reutilizables para nuestra PNA o ARA ???, se que algunos ya se transformaron y adaptaron ??

  7. #7
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    15 Dec, 12
    Mensajes
    2,017

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    Estimado GUARANI 2, primero tienen que dejarlos abandonados, o no pagar la multa, y después vemos. Con el sólo hecho de la captura, no quedan para nosotros. sdos
    GUARANI 2 likes this.

  8. #8
    LAM
    Guest

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    Cita Iniciado por GUARANI 2 Ver mensaje
    Cuantos de ellos son recuperables y/o reutilizables para nuestra PNA o ARA ???, se que algunos ya se transformaron y adaptaron ??
    La utilizacion de los buques capturados, no ha sido solamente una idea argentina. Francia y creo que España tambien lo ha hecho.
    Por el momento ya se han convertido tres:

    - GC-13 “Delfín” ex buque ballenero “R-1”
    - GC-185 “Correa Falcón” ex "315 Sun Hae” de bandera de Corea del Sur.
    - GC-186 “Mariano Moreno” ex pesquero tangonero “Martes Santo”






    Aca tene´s mas informacion
    De buque potero coreano a guardacostas de PNA

  9. #9
    LAM
    Guest

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    Para darle continuidad a este topic, traigo este articulo que si bien no son capturas realizadas por PNA, sino por buques del ARA, contribuyen al trabajo de nuestras FFSS y FFAA por custodiar y preservar nuestros recusrsos.

    Pesca ilegal: incidentes de pesqueros soviéticos y búlgaros con buques de la Armada Argentina (1977)

    Por Mariano Agostini, editor del blog patrullerasargentinas.blogspot


    A fines del mes de septiembre / principios de octubre de 1977 tuvo lugar en el Mar Argentino una serie de incidentes entre pesqueros extranjeros y buques de la Armada Argentina dentro de las 200 millas de aguas jurisdiccionales nacionales. Como resultado de estos sucesos fueron apresados 7 (siete) buques pesqueros de arrastre / factoría con bandera de la Unión Soviética (U.R.S.S.) y 2 (dos) pesqueros de arrastre / factoría de bandera de Bulgaria, siendo elevadas por Cancillería las correspondientes protestas formales a los respectivos gobiernos. Fue un hecho excepcional con pocos antecedentes, que delataba el creciente interés de países extranjeros por los abundantes y ricos recursos ictícolas del Atlántico Sur. Aquí en resumen de esos hechos acaecidos hace ya 35 años atrás.


    Esta cuadro muestra los nombres de los pesqueros capturados en los incidentes relatados, su bandera y la fecha de su aprehensión.

    El Contexto


    A comienzos de la década del ´60 comienza a advertirse en el litoral marítimo la presencia cada vez más frecuente de buques pesqueros de flotas extranjeras en el Atlántico Sur, especialmente de la U.R.S.S., Polonia, Alemania Democrática (RDA) y Japón. Esta actividad de captura por parte de buques extranjeros se realizaba con pocas restricciones ya que en ese entonces el Mar Territorial Argentino abarcaba solo la zona comprendida hasta 3 millas náuticas contadas desde la costa (poco más de 5,5 km). Se calcula que más de 200 pesqueros operaban anualmente en el Atlántico Sur y que incluso muchos de ellos ni siquiera respetaban el límite de las 3 millas.

    Esta actividad de pesqueros rusos y de los países de Europa del Este se incrementa todavía más con la construcción del importante y moderno puerto pesquero en La Habana, Cuba, financiado por la Unión Soviética. Su construcción comienza en 1963 y se extiende por tres años, sirviendo, una vez concluida las obras, de base logística y de operaciones de la flota pesquera soviética en el Atlántico. Ya en diciembre de 1966 el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina eleva una protesta formal al Embajador soviético por la presencia cada vez más frecuente de pesqueros soviéticos en aguas argentinas.

    Ese fue uno de los motivos que lleva a que el 29 de diciembre de 1966 se sancione y promulgue la Ley 17.094 por la cual se extendía la soberanía nacional sobre el Mar Argentino hasta una distancia de 200 millas náuticas de la costa, medidas desde la línea de las más bajas mareas (Con excepción de los Golfos San Matías, Nuevo y San Jorge, en que la medición se efectuaba desde la línea que une los cabos que forman sus bocas de acceso). Esta ley es publicada en el Boletín Oficial del 10 de enero de 1967 entrenado inmediatamente en vigencia. Se extienden de todas formas permisos temporales de pesca (de tres meses renovables en un principio) a buques extranjeros contra pago de una tasa, para realizar capturas entre las 12 y las 200 millas, otorgándose unos 40 a pesqueros soviéticos durante el primer trimestre de 1967. Pero tiempo después, hacia fines de 1967, el Gobierno Argentino anunció mayores regulaciones, con licencias y tasas estipuladas por tipo de buque pesquero (de arrastre, congelador, procesador-factoría, etc.) y mayores controles. Negándose los soviéticos a aceptar las nuevas condiciones retiran su flota más allá de las 200 millas.


    Tabla de capturas de pesqueros soviéticos en el Atlántico Sur entre los años 1965 y 1976. (Fuente: Marine Fisheries Review)

    En junio de 1968 sin embargo dos (2) pesqueros de arrastre soviéticos fueron descubiertos dentro de las 200 millas e interceptados por buques de la Armada Argentina. Tras no acatar la voz de alto, se efectúan disparos intimidatorios y finalmente los pesqueros deponen su actitud y son conducidos a puerto. Esta muestra de firmeza hizo que por un tiempo no se produjeran nuevas incursiones y que gran parte de la flota soviética se dirigiera a aguas uruguayas y brasileñas con menores restricciones operativas, pero al disponer también estos países latinoamericanos, poco tiempo después, la extensión de sus aguas territoriales a 200 millas, esta solución resultó de muy corto plazo.

    Los pesqueros soviéticos continuaron sin embargo operando en aguas del Atlántico Sur pero su nivel de actividad (como lo demuestran las estadísticas de capturas -ver tabla-) fue decreciendo notoriamente comparando la de los años 70 con respecto a la década anterior.

    Primer incidente. Jueves 21 de septiembre de 1977

    A mediados de septiembre de 1977 surgen informes de prensa, realizados en base a relatos de pescadores y hombres de la marina mercante, que dan cuenta de frecuentes avistamientos de buques pesqueros extranjeros realizando sus actividades de captura frente a las costas patagónicas.

    Esto alerta a las autoridades nacionales que disponen el inmediato patrullaje y vigilancia de la zona por aire y por mar. El 21 de septiembre, un avión de exploración de la Aviación Naval descubre un grupo de 9 (nueve) pesqueros extranjeros operando 130 millas al este de Cabo Dos Bahías. Seguidamente se da el alerta a los buques de la Flota de Mar destacándose a la zona a los destructores ARA “Rosales” (D-22), ARA “Seguí” (D-25), ARA “Py” (D-27) y ARA “Piedrabuena” (D-29).

    Aunque los pesqueros descubiertos no enarbolan bandera alguna en sus mástiles, son identificados rápida y positivamente como soviéticos por sus rojas chimeneas contra las que se recorta claramente el símbolo amarillo de la hoz y el martillo.


    Detalle del esquema aplicado sobre la chimenea de los buques pesqueros soviéticos de la época (Fuente: nwilsonphoto.com / Autor: Nicholas Wilson)

    Al acercarse a los pesqueros rusos, se ordena mediante señales desde los destructores argentinos que paren sus máquinas para proceder a su registro. Al rehusarse y continuar su navegación, comienzan a realizarse disparos de advertencia desde unos 600 metros de distancia. Se inicia de este modo la persecución de los buques infractores, lográndose finalmente el apresamiento de cuatro (4) de ellos (cinco lograron evadirse) identificados como: “Bussol”, “Apatit”, “Teodor Nette” y “Magnit”.


    El pesquero soviético "Bussol" varado en una playa previo a su desguace en 2005. (Fuente: shipspotting.com / Autor: Zahan)


    El pesquero soviético "Apatit" tal como lucía cuando operaba con bandera de la U.R.S.S. (Fuente: shipspotting.com / Autor: Capt. Jan Melchers)


    El pesquero soviético "Magnit" otro de los infractores capturados el 21/07/77. (Fuente: shipspotting.com / Autor: Malcom Cranfield)

    La tarea de las dotaciones de presa de los destructores no resulta fácil por dos motivos: el agitado estado del mar y la nula colaboración de los pescadores soviéticos en el momento de realizar los abordajes. Los pesqueros capturados son escoltados por los destructores hasta las inmediaciones de Puerto Madryn, adonde arriban el 22 de septiembre pero, los Capitanes soviéticos se niegan a ingresar a puerto y fondean en el Golfo Nuevo a 2 km de la costa. También se niegan a comparecer ante las autoridades de la Prefectura Naval, pero poco después deponen su actitud gracias a las gestiones del Cónsul de la U.R.S.S. en la Argentina, Kostatin Bejinsky, que también los convence de amarrar en puerto, cosa que hacen efectiva el domingo 24 de septiembre.

    El Gobierno argentino, a través del Capitán de Navío Gualter Allara, subsecretario de Relaciones Exteriores, entrega una nota de protesta al Ministro Guennady Sazhenev, encargado de Negocios de la Unión Soviética en Argentina, donde se hace saber “la sorpresa y el desagrado por la actividades de los pesqueros soviéticos que implican la inobservancia de las disposiciones en materia de soberanía sobre los espacios marinos y el régimen de pesca”. Asimismo se insta al Gobierno soviético a “adoptar las medidas necesarias para que en el futuro se evite la repetición de episodios de esta índole”.

    El Cónsul de la Unión Soviética en Buenos Aires, Constantin Berjvnski, rápido de reflejos contesta que su gobierno “no ha tenido participación alguna en el incidente provocado por los pesqueros de mi país” y que dado que “los barcos pertenecen a 2 compañías, las autoridades de éstas son responsables por la actitud de sus tripulaciones”.

    Tras las actuaciones correspondientes se procede al decomiso de la mercadería en poder de los buques capturados que asciende a 2.252 toneladas de pescado y 85 toneladas de harina de pescado (ver desglose entre pesqueros en cuadro al pie)


    (Fuente: Marine Fisheries Review)

    Segundo incidente. Martes 26 de septiembre de 1977

    Apenas cinco días después del primer episodio, y cerca de la misma zona, el destructor ARA “Rosales” (D-22) descubre e intercepta al pesquero de bandera soviética “Nerey”. Esta vez la captura se desarrolla sin demasiados sobresaltos siendo el pesquero escoltado hasta Puerto Madryn donde estaban amarrados los buques infractores capturados el 21 de septiembre.

    Este incidente motivó una segunda nota de protesta del Gobierno argentino al de la Unión Soviética, que es entregada por Cancillería al encargado de Negocios de la U.R.S.S., Guennady Sazheney. En la misma se solicita nuevamente de forma enfática que “cesen las operaciones de los buques pesqueros cuyas actividades infringen la legislación argentina sobre los espacios marítimos y sobre el régimen de pesca”.


    El pesquero "Nerey" con el esquema de la Federación Rusa tras la disolución de la U.R.S.S. (Fuente: fotoflite.com)

    Tercer incidente. 01 de octubre de 1977

    Poco después de la medianoche del 1º de octubre, 170 millas mar adentro, frente a la costa de Comodoro Rivadavia, buques de la Armada Argentina detectan la presencia de al menos 19 (diecinueve) buques pesqueros extranjeros operando en infracción dentro de las aguas jurisdiccionales nacionales.

    De forma inmediata se imparte a los pesqueros en infracción la orden de detener sus máquinas para posibilitar el abordaje de las dotaciones de presa y registro de los navíos de guerra argentinos.

    Un pesquero de bandera soviética, el “Frans Hals” obedece rápidamente la orden emitida desde el crucero ARA “General Belgrano” (C-4) y detiene sus máquinas en forma casi inmediata. El resto de los "pesqueros de la flotilla" hace caso omiso a la orden de detención impartida y pone proa hacia aguas abiertas buscando escapar de los destructores argentinos que inician su persecución en procura de interceptarlos.


    El "Frans Hals" encallado en la playa de Biarritz durante una tormenta en 1996 (Fuente: shipspotting.com / Autor: Pasteca)

    El pesquero soviético “Prokopyevsk” intenta evadirse, pero luego de efectuarse los primeros disparos de advertencia, detiene su marcha siendo interceptado por el destructor ARA “Seguí” (D-25).


    El "Prokopyevsk" fotografiado desde el ARA "Seguí" (D-25) durante la captura del 1º de octubre de 1977 (Fuente: ZM / Colaborador MMWA)

    También buscan evitar su captura 2 (dos) pesqueros de bandera búlgara, el “Aurelia” y el “Ofelia”. Inmediatamente se dispone su interceptación saliendo en persecución los destructores ARA “Piedrabuena” (D-29) y ARA “Py” (D-27). Al persistir los pesqueros búlgaros con su actitud evasiva se comienzan a efectuar disparos intimidatorios delante de sus proas.


    El pesquero búlgaro "Ofelia" ya tenía antecedentes de violación de aguas jurisdiccionales. Esta foto de 1976 lo muestra cuando fue sorprendido en aguas de los EE.UU. por la US Coast Guard (Fuente: Marines Fisheries Review)

    La falta de respuesta satisfactoria a dichos disparos, hace que el ARA “Piedrabuena” (D-29) realice (previa autorización del Comandante en Jefe de la Fuerza) fuego directo sobre el pesquero búlgaro “Aurelia”, que recibe tres impactos a la altura de la proa y detiene finalmente sus máquinas. Misma acción se realiza desde el ARA “Py” (D-27) sobre el otro pesquero evasor búlgaro, el “Ofelia”, con idéntico resultado final, su aprehensión por parte del buque argentino.

    A diferencia de lo ocurrido en incidentes anteriores, en éste se producen lamentablemente víctimas y heridos. A causa de los impactos de artillería sobre el “Aurelia” uno de sus tripulantes, identificado como Néstor Ivanov Tulev resulta gravemente herido en sus miembros inferiores, debiendo ser evacuado de emergencia por un helicóptero de la Armada Argentina. Trasladado inmediatamente al portaaviones ARA “25 de Mayo” (V-2) es sometido a una intervención quirúrgica de urgencia para intentar evitar la amputación de su muy comprometido miembro inferior derecho. Se presentan también otros heridos entre la tripulación del pesquero búlgaro pero de menor consideración. Por su parte (3) tres suboficiales de la Armada Argentina que formaban parte de la dotación de presa enviada desde el ARA “Seguí” (D-25) para abordar y registrar al pesquero soviético “Prokopyevsk”, caen al mar desde la lancha que los transportaba (La misma da una vuelta campana tras un fuerte impacto con la banda de babor del pesquero producto del intenso oleaje en la zona. Otras fuentes indican que la razón fue un movimiento repentino del pesquero soviético que no llegó a advertirse a tiempo). A pesar de que se organiza de inmediato una búsqueda intensiva, no se logra dar con sus cuerpos. La Armada Argentina informará luego que los tres desaparecidos son: Cabo Carlos González (Operaciones), Cabo Ponciano González (Artillero) y Cabo José Burak (Maquinista).


    Los fallecidos de la Armada Argentina: CPOP Carlos González, CPAR Ponciano González, CPMQ José Burak (Fuente: ZM / Colaborador MWAA)

    El “Frans Hals”, el “Prokopyevsk” y el “Ofelia” (con algunas averías que dificultan su navegación) arriban escoltados por los destructores argentinos a Puerto Madryn al día siguiente. El “Aurelia” que se lleva la peor parte y resulta con daños importantes queda al garete por lo que debe que ser remolcado hasta puerto por el aviso ARA “Francisco de Gurruchaga” (A-3).

    Una vez en Madryn se dispone la custodia de todos los buques capturados, amadrinando a ellos una embarcación de la Armada Argentina y ubicando otra en la zona de acceso al puerto. También se destaca personal armado a los pesqueros y en los muelles de atraque para controlar el movimiento de las dotaciones. Como "nota de color" cabe destacar que entre las tripulaciones soviéticas y búlgaras se contaban varias mujeres, llegando en algunos casos a ser el 10% de la dotación de los pesqueros (algo habitual en los buques de estas procedencias).


    Mapa que muestra las zonas donde se llevaron a cabo las capturas relatadas (Fuente: Marine Fisheries Review)

    Este nuevo incidente motiva la tercer nota de protesta dirigida al Gobierno de la Unión Soviética y la primera destinada al Gobierno de Bulgaria. Son citados a comparecer a Cancillería los representantes diplomáticos de los países en cuestión, el encargado de Negocios de la U.R.S.S., Guennady Sazhenev, y el embajador de Bulgaria, Christo Georguiev, que reciben en mano del secretario de Relaciones Exteriores, Capitán de Navío Gualter Allara, sendas notas de protesta.

    En la misiva enviada a los soviéticos se recalca que era la tercera oportunidad en la que se protestaba por incursiones de pesqueros de la U.R.S.S. sin autorización en aguas jurisdiccionales y se deja asentada la “más formal y enérgica protesta” del Gobierno Argentino, reiterándose “la necesidad de que el Gobierno de la U.R.S.S. tome las medidas pertinentes para que los buques de su bandera no violen la jurisdicción ni exploten indebidamente los recursos naturales del Estado argentino, hechos que podrían derivar en consecuencias lamentables y no deseadas”. Por su parte la nota enviada al Gobierno búlgaro señala “la sorpresa y desagrado” por la presencia de pesqueros de ese país en el mar de jurisdicción argentina y condena la “actitud de desacato de los mismos a la intimación por parte de las unidades de la Armada Argentina de detenerse para proceder a su visita y registro como es práctica internacional”. Del mismo modo que con los soviéticos se requiere a Bulgaria la adopción de medidas tendientes a evitar en el futuro hechos como el sucedido.

    Toda la mercancía encontrada en las bodegas de los 9 pesqueros (7 soviéticos y 2 búlgaros) es decomisada (no se precisan la composición ni tonelaje de la mercancía de los últimos 5 buques capturados). Gran parte de la misma es adquirida por la empresa española Bajamar S.A. que irónicamente la transporta a su país en un buque soviético. Si bien no se registra comunicación oficial sobre la multa impuesta a los armadores de lo buques involucrados en estos incidentes, la ley argentina contemplaba en ese entonces cargos de hasta u$s 100.000. Se cree que las multas fueron saldadas (o tal vez se llegó a algún tipo de acuerdo) ya que entre el 9 y el 23 de noviembre los buques soviéticos son reabastecidos y abandonan Puerto Madryn. Entretanto los dos pesqueros búlgaros zarpan recién el 1 de diciembre, luego de ser sometidos a las reparaciones necesarias en sus cascos para permitir su navegación segura.

    Los buques pesqueros extranjeros capturados y las embarcaciones de la Armada Argentina protagonistas de los hechos relatados









    ¿Influyeron cuestiones políticas internas en el desarrollo de estos sucesos?

    Este interrogante surge de comentarios de los medios soviéticos de la época (sobre todo los cables de la agencia noticiosa oficial soviética Tass) a los que puede tildarse de parcialidad, pero cobra cierta fuerza si se toman en cuenta también ciertos detalles que emanan de las crónicas de prensa argentina de esos días.

    Lo que no deja lugar a dudas es que la presencia de buques extranjeros en el Atlántico Sur era real (aunque fue significativamente menor que en el período 1966-1970), y que en reiteradas ocasiones éstos habían traspaso el límite de las aguas jurisdiccionales en procura de una mejor y mayor faena. Si bien de los partes e informaciones oficiales, dados por válidos por medios extranjeros independientes, surge que estos incidentes ocurrieron dentro de las 200 millas, los soviéticos siempre alegaron que no había tenido lugar tal violación de las aguas jurisdiccionales y que todas las acciones se desarrollaron fuera de ese límite, siendo una acción provocada y fraguada por los argentinos.

    Quienes sostienen la postura de que estos incidentes tuvieron como origen las pujas de poder internas del Gobierno militar, señalan que todo fue pergeñado por el Almirante Emilio Massera (miembro de la Junta Militar en representación de la Armada Argentina) a fin provocar la ruptura (o al menos el daño) de las relaciones diplomáticas (y sobre todo comerciales) con la U.R.S.S. que en esos momentos se intensificaban.



    Los medios Excelsior y El Día dan cuenta de la orden de Massera de abrir fuego contra los pesqueros rusos y búlgaros (Fuente: unla.edu.ar)

    Recordemos que en esa época existía un contexto que perjudicaba la colocación de las exportaciones agropecuarias argentinas, producto de grandes restricciones en los mercados de colocación tradicionales (léase Europa Occidental) por la instrumentación de políticas económicas proteccionistas por parte de los gobiernos de los países europeos occidentales (fijación de aranceles a las importaciones). Esto hizo que el Gobierno militar argentino y sobretodo su equipo económico, dejando de lado razonamientos de tipo ideológico, adoptara una actitud pragmática buscando nuevos mercados como los países de Europa del Este y en particular la Unión Soviética. Esta movida, que por supuesto contó con el apoyo de los hombres vinculados a la actividad agropecuaria que veían una solución a sus problemas de colocación de granos, causó cierto resquemor en algunos militares como por ejemplo el Almirante Emilio Massera.

    Otro de los argumentos que apunta en este sentido lo dan los propios medios nacionales, que refieren que ante la desobediencia de los buques pesqueros soviéticos y búlgaros a las órdenes de detención impartidas desde los destructores, el Comandante de la Flota de Mar, Contralmirante Jorge Isaac Anaya (sabiendo las implicancias políticas que podría acarrear realizar fuego directo sobre los buques infractores) solicitó instrucciones a su Comandante en Jefe, el Almirante Massera. Éste desde su despacho en Buenos Aires ordenó seguir las acciones hasta las últimas consecuencias: “Hundirlos y rescatar el mayor número de sobrevivientes” fue la lacónica respuesta que recibió Anaya y dejó a más de un marino estupefacto.

    Es al menos llamativa la presencia de periodistas a bordo de los buques militares argentinos que participaron en los incidentes (entre ellos los del diario Crónica) que fueron testigos privilegiados de las acciones llevadas a cabo. También, entre los miembros del Cuerpo de Cadetes de la Escuela Naval que se encontraba a bordo de las embarcaciones de la Flota de Mar, se encontraba casualmente un cadete, Alejandro Belikow, que hablaba perfectamente el ruso nativo y que fue convocado de forma inmediata por sus superiores para establecer contacto radial con los pesqueros soviéticos en el momento de las acciones de captura.


    Las consecuencias

    Si bien se produjeron roces diplomáticos a raíz de estos hechos, el asunto no pasó a mayores. Los pesqueros soviéticos (que como se dijo anteriormente habían mermado su actividad en el Atlántico Sur con respecto a la década anterior) redujeron aún más su actividad y se limitaron a operar más allá de la milla 201, respetando las aguas jurisdiccionales. Sentó también el precedente de una “nueva política” argentina (más allá de las consideraciones de política interna) en defensa de los recursos ictícolas de las aguas jurisdiccionales que no pasó desapercibida por los pesqueros de otros países que operaban en la región, generando un importante efecto disuasivo. En mayo de 1978, sin embargo, se registro otro incidente con buques pesqueros búlgaros que no pasó a mayores y concluyó con el ARA "Py" (D-27) escoltando a los mismos fuera de las 200 millas.

    Los soviéticos por su parte montaron una base mantenimiento y logística para su Armada en Luanda (República de Angola) en 1977, que serviría además de punto de apoyo para protección de sus pesqueros. De todas formas no se volvieron a registrar incidentes de importancia y los pesqueros de ese origen regresarían con mayor intensidad recién con el fin de la Guerra de Malvinas y el retorno de la democracia y gracias a los “Acuerdos de Pesca” que el Gobierno radical suscribió con la U.R.S.S. (y casualmente con Bulgaria el otro país implicado en los incidentes de 1977) en julio de 1986, y que tuvieron como respuesta no deseada el establecimiento por parte del Gobierno del Reino Unido de una Zona Pesquera Exclusiva (ZEE) de 200 millas en torno a las Islas Malvinas.

    Fuentes consultadas por el autor

    Marine Fisheries Review – April 1978
    argentina-rree.com
    maritime-connector.com
    shipspotting.com
    zonamilitar.com.ar
    rusnavy.com

    The Glasgow Herald, edición 03.10.1977
    The Sidney Morning Herald, edición 03.10.1977

    Unla.edu.ar (recortes periodísticos varios)
    Diario ABC, Madrid, edición del 24.09.1977
    Diario El Día, La Plata, ediciones 25, 26 y 28.09.1977 – 2, 3, 4 y 7.10.1977
    Diario Excelsior, ediciones 23 y 24.09.1977 – 2 y 4.10.1977
    Diario El Sol, ediciones 24.09.1977 y 2.10.1977

  10. #10
    Usuario registrado Avatar de ADP1972
    Fecha de ingreso
    13 Aug, 11
    Ubicación
    LA FLORIDA EE.UU.
    Mensajes
    1,001

    Predeterminado Re: Buques pesqueros capturados por PNA (1985 – 2013)

    muy bueno el informe LAM !!!

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30