Turquía entra en el UAV de EADS Talarion, en el que trabajan España, Alemania y Francia



12/05/2011.- Aviación Digital
Turquía se incorporará al programa de desarrollo del avión no tripulado (UAV) Talarion de EADS, en el que ya trabajan España, Alemania y Francia, gracias a un acuerdo firmado en Estambul entre Turkish Aerospace Industries (TAI) y Cassidian, la división de Defensa del consorcio europeo.

El acuerdo de intenciones, que establecerá una "estrecha colaboración" en el programa Talarion, se rublicó durante una ceremonia oficial en el marco de la Feria Internacional de la Industria de Defensa (IDEF) que se celebra en la localidad turca.
El acuerdo supone que TAI participará en el desarrollo del fuselaje y de la cola de la aeronave y que podrá participar en el programa con un peso de hasta el 25% de la carga de trabajo necesaria.

El acuerdo se formalizó en presencia del subsecretario de Industria de Defensa de Turquía, Murad Bayar, y el viceministro de Defensa alemán, Thomas Kossendery. Según indica Cassidian en una nota de prensa, Turquía "siempre ha respaldado" el programa Talarion "con significativas inversiones" y con la integración de "prestigiosas empresas de la industria turca", entre ellas TAI.
Talarion es el programa europeo para la nueva generación de sistemas aéreos no tripulados de media altitud y largo alcance, que tiene por objetivo satisfacer los requisitos iniciales de Francia, Alemania y España. Podrá utilizarse para distintas misiones de seguridad y vigilancia, como lucha contra la piratería, control de drogas, protección de fronteras y gestión de crisis naturales y ecológicas.
EADS espera que el vuelo inaugural de su prototipo tenga lugar en 2014. Para ello, Cassidian ha creado una plataforma para ingenieros franceses, españoles, turcos y alemanes, así como para los proveedores principales.

Problema de financiación

"Con este compromiso industrial, creemos firmemente que los clientes potenciales decidirán apoyar este producto único", subrayó el consejero delegado de Cassidian Air Systems, Bernhard Gerwert.
Según los planes iniciales de EADS, el programa exigía una financiación cercana a los 3.000 millones de euros. Para la fase de diseño y desarrollo, el grupo quería que España, Francia y Alemania aportaran 1.500 millones en conjunto.
En plena crisis financiera y con unos presupuestos de Defensa restrictivos, la empresa europea se ha visto obligada a proponer un nuevo esquema de financiación.
Ahora el grupo pretende centrarse en fabricar un prototipo que costaría unos 300 millones de euros aportados por los países impulsores del proyecto (100 millones por parte de cada uno) a pagar en tres anualidades. El desarrollo del avión podría continuar hasta 2019, con desembolsos extra de entre 30 y 60 millones por cada Gobierno.