Fábrica de Rusia ensamblará aparatos voladores sin piloto en base al S-100 austriaco



Rostov del Don, 8 de julio, RIA Novosti.
La compañía rusa Gorizont, fabricante de radares de navegación para barcos y equipos para observación, comenzó a ensamblar sistemas aéreos no tripulados (UAS = Unmanned Air System) basados en el helicóptero S-100 de la empresa austriaca Schiebel, informó un portavoz de Gorizont.
“Fabricamos sistemas construidos a partir de la aeronave no tripulada S-100”, señaló el portavoz, al tiempo que subrayó que todos los sistemas electrónicos con los que se equipan los nuevos UAS, están fabricados por Schiebel.
El proyecto arrancó en diciembre pasado, y en estos momentos la compañía rusa, con sede en Rostov del Don en el sur del país, realiza pruebas a las instalaciones donde se ensamblarán las aeronaves.
Según afirmó el representante de Gorizont, hasta ahora “en Rusia no había UAS que tuviesen certificado de navegabilidad”.
Se prevé que los principales compradores de la aeronave serán los servicios de guardacostas y fronteras y empresas del sector energético.
El presidente de Gorizont, Vitali Mazin, expresó anteriormente el deseo de exportar nuevos UAS a países de América Latina.
El S-100 es un helicóptero de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) no necesita pistas ni sistemas de aterrizaje, puede emplazarse a bordo de barcos, plataformas marinas o instalaciones acuáticas, y es capaz de realizar misiones diversas.