Nuevo rechazo del belicismo en Malvinas

Por: Edgardo Aguilera


El estado de militarización de las islas Malvinas "merece ser denunciado".

La frase que ya había lanzado la Presidente en su discurso del 32º aniversario de la recuperación de las Malvinas, retornó ayer en boca del ministro Agustín Rossi. El titular de Defensa cerró ayer en la Escuela de Defensa Nacional, la jornada de debate y reflexión"América Latina, zona de paz. Malvinas y la desmilitarización del Atlántico Sur". En tres horas de debate un panel monocolor de funcionarios del Gobierno nacional y legisladores del oficialismo afirmaron la consigna contra el esquema bélico que el Reino Unido mantiene desplegado en las islas.

Afilado, Rossi con una seguidilla de actos de conmemoración malvinera; el 1 de mayo estuvo en El Palomar donde se recordó el bautismo de fuego de la Fuerza Aérea; un día después, en la Armada, homenajeó a los marinos muertos tras el ataque al crucero ARA Belgrano, insistió ayer en que Gran Bretaña incumple resoluciones de la ONU, además del colonialismo en Malvinas y la explotación ilegal de los recursos, "se ve en el estado de militarización de las islas. Hay equipamiento que no se convalida en la zona sur (en relación con el Atlántico y Latinoamérica) que es de paz. Lo que más preocupa es la decisión de Gran Bretaña de consolidar el archipiélago como una zonaestratégicamente militarizada". Una voz castrense de alto rango había instalado con anterioridad ese elemento esencial de información (EEI, en la jerga de las agencias de inteligencia). Fue el brigadier general Mario Callejo, jefe de la Fuerza Aérea Argentina y veterano quien cumplió misiones en Mirage M-5 Dagger, dijo en su discurso del 1 de mayo pasado: "Hoy Malvinas vive una realidad con base en un enclave armado, con personal militar más numeroso que la misma población" , y añadió: "Cuenta con armamento nuclear que provoca un grave desequilibrio dentro de la región del Atlántico Sur".

Daniel Filmus, acompañante en el panel, reforzó la postura. Trajo a referencia el documento de 42 páginas elaborado por el Ministerio de Defensa uruguayo que habla del conflicto Malvinas como un problema para ese país.

Filmus agregó que "los países latinoamericanos y africanos han definido al Atlántico Sur como una zona de paz y entienden la presencia de la base británica en Malvinas como una provocación para toda la región, además de condenar la presencia de bases militares de potencias extrarregionales". En el debate también participaron los diputados nacionales oficialistas Guillermo Carmona (FpV, Mendoza), presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores; Verónica González (FpV, Tierra del Fuego) y Alberto Ciampini (FpV, Neuquén).

Nuevo rechazo del belicismo en Malvinas - Ambito.com