Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 11
Like Tree10Likes

Tema: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

  1. #1
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    23,103

    Predeterminado 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    Tensión en la Antártida

    Historia. Hace más de 60 años, un conflicto entre fuerzas británicas, argentinas y chilenas estuvo a punto de quebrar la paz del continente blanco

    POR OMAR GIMENEZ


    GUERRA SILENCIOSA. Una campaña nazi en la Antártida desató el avance británico en 1943.

    Primero de febrero de 1952: militares argentinos del Destacamento Naval Esperanza, en la Antártida, evitan mediante fuego de ametralladora el desembarco de una fuerza británica que, a bordo del buque John Biscoe y desoyendo sus advertencias, buscaba reconstruir una base destruida por un incendio en 1948. El 15 de febrero de 1953, infantes de marina británicos armados con ametralladoras, rifles y gas lacrimógeno desembarcan en la Isla Decepción, destruyen instalaciones chilenas y el refugio argentino “Teniente Cándido de Lasala” expulsando a sus ocupantes. Estos hechos, silenciados en su momento por las cancillerías –lo que llevó a los historiadores antárticos a referirse a ellos como a “la guerra silenciosa de la Antártida”– fueron picos de la tensión entre fuerzas británicas, argentinas y chilenas registrada en el continente blanco entre 1939 y 1958.

    Para el historiador Pablo Fontana, que puso la lupa en los primeros diez años de ese período, el detonante de esas tensiones fue la campaña antártica emprendida en 1939 por el Tercer Reich con el objetivo de obtener aceite de ballena. Fontana, que es licenciado en historia por la UBA y actualmente prepara un libro sobre este momento de la historia antártica, postula que Gran Bretaña utilizó como excusa esa campaña y hechos posteriores, como la captura de la flota ballenera noruega por el corsario alemán Pinguin, en 1941, para desplegar flota en la zona e instalar bases que sustentaran futuros reclamos de soberanía. Y afirma que lo hizo con un objetivo imperial frente al avance argentino en la región: la mayor presencia británica en la Antártida, sobre el final de la Segunda Guerra y el principio de la posguerra, coincidió con un momento en que Alemania estaba en fuerte retroceso primero y definitivamente vencida después, mientras que la acción de corsarios del Tercer Reich que interceptaban balleneros de otros países se desarrollaba a cientos de kilómetros del lugar donde se desplegó la iniciativa de Gran Bretaña, que coincidió con aquellos sitios donde se habían establecido puestos argentinos.

    Fontana expuso recientemente sus investigaciones en el XIII° Encuentro de Historiadores Antárticos Latinoamericanos en Ushuaia organizado por el Museo Marítimo de esa ciudad y la Comisión Antártica de Tierra del Fuego. Entre los aspecto más novedosos de su trabajo destaca el peso que atribuye a las acciones del Tercer Reich en la Antártida como detonante del período de conflicto. Y el postulado según el cual la Operación Tabarin, una acción militar británica de carácter secreto entre 1943 y 1945, no tuvo como objetivo (como oficialmente se sostuvo) defenderse de los alemanes, sino evitar la presencia argentina en la Antártida.

    Aquella campaña del nazismo obedecía a un doble propósito: geoestratégico y económico. Alemania, que había perdido sus colonias en la Primera Guerra Mundial y con ellas sus principales fuentes de grasas animales, consumía en los años 30 la mitad de la producción mundial de aceite de ballena. En 1935, a dos años de la asunción del gobierno nacionalsocialista, se creó una flota ballenera que en 1936 zarpaba desde Hamburgo hacia la Antártida logrando economizar el 30% del consumo de margarina y el 8% de grasas.

    La campaña de 1938/39, ya en medio de un clima de guerra, apuntó a sentar las bases para la obtención de un territorio antártico alemán donde poder obtener ballenas sin pagar impuestos y contar con un punto de gran importancia geopolítica. El interés se centraría en el Territorio de la Reina Maud, despertando las quejas inmediatas de Noruega, Gran Bretaña y Australia, desoídas por los alemanes. El estallido de la guerra obligó a cancelar la siguiente parte del plan, de instalar una base alemana permanente en la Antártida. Con todo, durante la Segunda Guerra distintos barcos alemanes concretaron misiones en la Antártida. Entre ellos, los corsarios: buques mercantes transformados en interceptores artillados de balleneros de otras naciones.

    Las campañas alemanas, el estallido de la guerra y el accionar de los corsarios nazis provocaron una fuerte avanzada británica en sus reclamos territoriales, que iba a colisionar con los reclamos de soberanía del gobierno argentino, con presencia en la zona desde 1904, y también con los del gobierno chileno.

    Las primeras diferencias entre argentinos y británicos se basaron en cuestiones cartográficas. A partir de estas disputas, los argentinos reforzaron sus reclamos a través de ex- pediciones a los sectores en discusión: en 1942 la campaña antártica incluyó el jalonamiento de puntos en conflicto con objetos como banderas, faros, balizas y material de estudio. Todos estos elementos fueron retirados un año más tarde por fuerzas británicas que los reemplazaron por otros similares, pero propios. En la siguiente campaña antártica argentina, los buques serían escoltados a distancia prudencial por naves británicas que los tuvieron “a tiro de cañón” durante toda su travesía. A pesar de eso, retiraron elementos ingleses y colocaron en su lugar otros argentinos.

    Según Fontana, “alarmado por las actividades argentinas, el gobierno británico respondió con la operación Tabarin (1943/1945), una acción militar secreta que consistió en el patrullaje de la península Antártica y de las islas adyacentes además de la instalación de cuatro bases permanentes en la región”. La operación fue llevada a cabo por el almirantazgo bajo la orden de la Colonial Office con el argumento de evitar la utilización de puertos antárticos por parte de buques alemanes. Sin embargo, apunta el autor, buscaba cumplir el requisito legal de ‘ocupación efectiva’, el cual sería útil si la disputa con los argentinos se sometía a arbitraje.

    Con el fin de la guerra las tensiones llegaron a su punto máximo. La Operación Tabarin continuó bajo el nombre de “Falkland Islands Dependencies Survey” y se produjo el mayor despliegue militar de toda la historia antártica.

    La emisión de sellos postales británicos con la península Antártica bajo el título de Falkland Islands Dependencies y la consiguiente protesta de la cancillería argentina; la instalación de bases de ambos países en puntos estratégicamente sensibles para el otro y el episodio del barco argentino Fournier –que presentó conflictos de asentamiento con los británicos– fueron algunos de los hechos que generaron tensión. La decisión de Perón de reforzar la presencia militar en la zona en 1947/48 llevó al gobierno británico a “discutir la posibilidad de expulsar a las dotaciones argentinas utilizando a las fuerzas armadas, mientras el Departamento de Estado estadounidense temía que estallara un conflicto armado entre los tres países implicados”, dice Fontana.

    En 1948, Perón envió a la flota de mar a la Antártida mientras los cancilleres argentino y chileno mandaban notas a los servicios diplomáticos británicos en las que consideraban ilegítima la soberanía británica en el sector antártico de ambos países.

    La firma de un acuerdo naval entre los tres gobiernos en pugna, en el que se proponían no enviar a la zona en discusión naves mayores a una fragata ni hacer demostraciones navales al sur del paralelo ‘60, contribuyó a bajar la tensión. Esa tregua antártica, renovable anualmente, posibilitó una tensa convivencia.

    Sólo la firma del Tratado Antártico, en 1959, terminaría definitivamente con el mayor período de tensiones entre argentinos, británicos y chilenos en la historia del continente blanco.

    Tensión en la Antártida
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  2. #2
    Guest
    Fecha de ingreso
    22 Mar, 12
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    1,329

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    Creo que la guerra por el sector antártico no termino nunca y sigue en las sombras hasta nuestros días, la Operacion Highjump en el 47 es prueba fiel de ello, ya que se la esconde en el mayor de los secretos.....alguien vio algún libro famoso o pelicula yanqui sobre esa operación en la zona y su "extraño fracaso" ??? seguro que no, también apunto que en el año 1938 se produjo la famosa Expedición Antártica Alemana, que culminó en la toma de un extraordinario territorio, que recibió el nombre de "Neuschwabenland" ("Nueva Suabia"), inspirado en el nombre del propio barco nodriza "Schwabenland",en este barco se llevaba muchos científicos que no solo buscaban aceite de ballena, también realizaron experimentos científicos apuntando a nuevos descubrimientos que servirían para fines estratégicos....

    Sumemos que la ocupación de Malvinas apunta a reclamar a través de su proyección, el territorio antártico hoy ocupado por Argentina, inclusive los ingleses ya le pusieron nombre ingles a esta zona y la nombran como propia

    Que pasara en unos años cuando caduque el Tratado Antártico y se debe negociar uno nuevo ??? UK intentara sacar a la Argentina del nuevo tratado reclamando como propia la zona que ocupamos y seguramente lo apoyaran USA y otros, eso ya lo sabemos... así que la cosa vuelve a tomar impulso de a poco y con perfil bajo... el desenlace no lo sabemos, pero lo presentimos.......

    Esta es una causa mas, por la que debemos mantener una presencia militar constante en nuestra zona Sur "casualmente" abandonada a su suerte tras la firma del Tratado de Madrid, siempre digo, que las casualidades no existen , existen CAUSALIDADES, y si los gobiernos de turno no toman debida nota del tema ( que no interesa para ganar votos...) podemos sufrir las consecuencias en un futuro no muy lejano

  3. #3
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,628

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    La garra de los británicos es un buen motivo para la cooperación entre Chile y Argentina por el sector Antártico, el principio de acuerdo en que ambos apoyan mutuamente el reclamo del otro en cuanto no interfiera con el propio reclamo, es un punto de partida.

    Por supuesto que los británicos siguen una politica coherente desde siempre, no es el caso nuestro. Y tal vez detrás de ellos sigan los EEUU. Tambien las relaciones entre chilenos y británicos siempre han sido muy buenas.

    Pero, cuando se trata de intereses económicos tal vez muy importantes, no sé si las buenas relaciones pasen a un segundo plano.

  4. #4
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    23,103

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    Este incidente tambièn se lo conoce como la Quinta invasiòn inglesa
    Lucho1980 likes this.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  5. #5
    BND
    BND está desconectado
    Colaborador Avatar de BND
    Fecha de ingreso
    15 Jan, 10
    Ubicación
    Villa Luro
    Mensajes
    6,628

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    En Enero de 1952 arribó a la Bahía Esperanza el Buque Oceanográfico Ingles HMS “John Biscoe” al mando del Capitán de Navío William Johnston, fondeando frente a Destacamento Naval argentino “Esperanza” recientemente fundado y en plena operación.

    Finalizada la maniobra y sin ningún tipo de comunicación, procedieron a desembarcar materiales y equipos.

    El Jefe del Destacamento Argentino Guardiamarina Paradelo recibió de su jefe directo, el Comandante de la Fuerza Naval Antártica Argentina, Capitán de Fragata Díaz, la orden de resistir el desembarco haciendo uso de todas las herramientas que disponía.

    El Guardiamarina Paradelo presentó una protesta ante los mandos ingleses y como estos la desestimaron y continuaron el desembarco recibió finalmente la orden de repelerlos por el fuego, lo que acatado por Paradelo y sus marineros, abrieron fuego de ametralladoras, los Ingleses se retiraron de la zona abandonando todo el material desembarcado.

    Tiempo después les fue devuelto a los invasores todo lo abandonado. Los incidentes en la Antártida seguirían repitiéndose y la Argentina anunció una progresiva ocupación de esa región.


    Irizar.org

  6. #6
    Usuario registrado Avatar de cvillada
    Fecha de ingreso
    07 Jul, 08
    Mensajes
    251

    Predeterminado 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàr...

    El problema es que los sectores antárticos argentino y chileno se solapan. Ambos países deberían llegar a un acuerdo antes de lograr hacer un frente común contra UK.

    Llegar a un acuerdo implica resignar parte del territorio que hoy consideramos como de soberanía argentina.

    La pregunta es. Estamos dispuestos a ese sacrificio? Acordar con Chile implica aceptar que nos quedaremos con una parte más pequeña de la torta y que todos los mapas de la porción antártica argentina que hemos dibujado hasta ahora carecerán de validez. Por otro lado, no acordar con Chile implica el riesgo de quedarse sin ninguna parte de la torta.

    La posición Chilena es la menos delicada de los tres países. Deberemos pensar muy cuidadosamente cual será nuestra posición.

    Saludos!
    Christian E. Villada
    www.saorbats.com.ar
    Fuerzas armadas iberoamericanas

  7. #7
    Banned
    Fecha de ingreso
    28 Jun, 12
    Ubicación
    Hijo del Viento
    Mensajes
    1,289

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàr...

    Cita Iniciado por cvillada Ver mensaje
    El problema es que los sectores antárticos argentino y chileno se solapan. Ambos países deberían llegar a un acuerdo antes de lograr hacer un frente común contra UK.

    Llegar a un acuerdo implica resignar parte del territorio que hoy consideramos como de soberanía argentina.

    La pregunta es. Estamos dispuestos a ese sacrificio? Acordar con Chile implica aceptar que nos quedaremos con una parte más pequeña de la torta y que todos los mapas de la porción antártica argentina que hemos dibujado hasta ahora carecerán de validez. Por otro lado, no acordar con Chile implica el riesgo de quedarse sin ninguna parte de la torta.

    La posición Chilena es la menos delicada de los tres países. Deberemos pensar muy cuidadosamente cual será nuestra posición.

    Saludos!

    No me parece un buen comienzo afirmar que la parte chilena es la menos delicada, en fin creo que nuestros derechos como nuestra presencia historica en Territorio Antartico Argentino es lo mas importante y no acercarnos a Chile ya que este nos va a querer utilizar como moneda de negociacion con UK y favorecerse entre ellos, desde ningun punto de vista podemos confiar en un traidor.
    GUARANI 2 likes this.

  8. #8
    Usuario registrado Avatar de Aicke
    Fecha de ingreso
    06 Jun, 08
    Mensajes
    2,130

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàr...

    No es necesario que ninguno (Argentina ni Chile) cedan territorio.

    Bien podria haber una "zona binacional" o "soberania compartida" que abarque ALGO de la zona superpuesta entre ambas naciones.

    Nogaciaciones de este tipo podrian ser miles, lo que debe prevalecer es la Soberania Argentina fundada en ser quien realizo asentamientos fijos antes que cualquier otro (1904).

    Primero ambas naciones deben tomar consciencia de la gravedad del caso, ver que separados podriamos perder ambos, aunar volutad politica y crear una mesa de negociacion que respete los intereses de cada nacion y prebalezca la historia de cada uno en el continente blanco.
    Saludos

    "Juremos no dejar las armas de la mano hasta ver el país enteramente libre o morir con ellas como hombres de coraje"
    General D. Jose de San Martín, Mendoza, 1819

  9. #9
    Guest
    Fecha de ingreso
    22 Mar, 12
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    1,329

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    Chile...NUNCA ira contra sus "patrones, socios, amigos"

  10. #10
    Usuario registrado Avatar de prudi68
    Fecha de ingreso
    21 Oct, 12
    Mensajes
    1,251

    Predeterminado Re: 1952: La guerra silenciosa entre Argentina, Chile y Gran Bretaña por la Antàrtida

    Muy buen material, Pisciano.
    El RU controla, a traves de los paises de la Commonwealth, la mayor parte del territorio de la Antartida y aparte, reclama el territorio nuestro y el chileno.
    Estan muy lejos de casa y siguen por aqui.
    Soy de la opinion de arreglar con Chile.
    Otra cosa, Noruega tambien esta muy lejos de casa.

    ¿Es Noruega una hipótesis de conflicto?
    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30