Informes de los medios de comunicación estatales chinos indican que Beijing está preparado para invadir una isla en el Mar de China Meridional "ilegalmente ocupada" por el aliado de EE.UU., Filipinas, avivando las preocupaciones de que la tensión que llena la región pudiera explotar.

Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: la-proxima-guerra-china-preparada-para-invadir-una-isla-filipina.jpg 
Visitas: 849 
Tamaño: 64.3 KB 
ID: 15285

El artículo apareció originalmente en qianzhan.com bajo el título 'Importante movimiento repentino de tropas chinas este año para recuperar la isla de Zhongye por la fuerza", y fue traducido por el China Daily Mail.

Basándose en el apoyo de EE.UU., Filipinas es tan arrogante como para anunciar el Año Nuevo que va a aumentar su fuerza naval y a desplegar la fuerza aérea en la isla de Zhongye, una isla china que ha ocupado ilegalmente durante años.

Será un insulto intolerable para China

Según los expertos, la marina china ha elaborado un plan detallado de combate para apoderarse de la isla y la batalla estará restringida al Mar del Sur de China.

El informe continúa afirmando que la "batalla" no incluirá una invasión china de los territorios filipinos, aunque las Filipinas, sin duda, verán el ataque de Beijing a la isla de Zhongye como precisamente eso, ya que ha sido ocupada por las tropas filipinas durante más de 40 años.

"Por supuesto, las afirmaciones de que "la batalla va a ser restringida" no son más que burlas y si China lanza una ofensiva aquí, sospechamos que la ya seca y quebradiza situación en el Mar del Sur (y el Este) de China podría escalar rápidamente", informa Zero Hedge.

El informe llega cuando todavía es reciente el anuncio de Japón de que va a "nacionalizar" alrededor de 280 islas de la región en disputa, el último tiro en el arco en un ojo por ojo acumulativo que los expertos han advertido que anuncia el comienzo de una nueva guerra fría.

El último acto de agresión de China llega después de meses de una postura militar y de una retórica belicosa.

En octubre, China envió un barco de vigilancia a las aguas de Hawai por primera vez en una acción sin precedentes que fue descrita como una represalia de provocación a la presencia naval de EE.UU. en el Mar Oriental de China.

Un extenso editorial que apareció en los medios de comunicación estatales de China el mes pasado, explicó cómo el proceso de reforma actual del ejército chino era parte de un movimiento por parte del presidente Xi Jinping para preparar al Ejército Popular de Liberación para la guerra en respuesta a la agresión de EE.UU. en la región de Asia Pacífico, acontecimientos que han llevado a "cambios importantes" en la situación de seguridad nacional de China.

La estridente retórica acerca de la capacidad de Pekín para atacar las bases militares de Estados Unidos en el Pacífico Occidental, así como la publicación de un mapa que muestra la ubicación de las principales ciudades de Estados Unidos y la forma en que se verían afectadas por un ataque nuclear lanzado desde la fuerza de submarinos estratégicos del PLA también ha sorprendido.

A raíz de la discusión en los medios estatales acerca de los planes para convertir la luna en una "estrella de la muerte" al mas puro estilo de Star Wars, desde la que el PLA podría lanzar misiles contra cualquier objetivo en la Tierra, con una pantalla para promover el "Conejo de Jade", el moon rover de China también incluyó una fotografía de fondo de una nube nuclear sobre Europa.