Página 2 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo
Resultados 11 al 20 de 40
Like Tree44Likes

Tema: Proyecto Pampa Azul

  1. #11
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,734

    Predeterminado La Presidenta presentó proyecto para investigación del Atlántico Sur

    La Presidenta presentó proyecto para investigación del Atlántico



    En teleconferencia con Mar del Plata, la presidenta Cristina Fernández presentó la iniciativa "Pampa Azul", un plan de investigación científica a largo plazo en el Atlántico sur que buscará profundizar el conocimiento con vistas a la conservación y el manejo de los recursos naturales.

    El proyecto científico "Pampa Azul", que se propone investigar el Atlántico Sur durante los próximos 10 años, fue presentado ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en videoconferencia con Mar del Plata desde el buque oceanográfico ARA Puerto Deseado.

    "Es el primer proyecto estratégico sobre el mar continental" argentino, que antes sólo se miraba "para la pesca o para la playa" y en el que ahora "se realizan proyectos de investigación", destacó la Presidenta. Cristina dijo que es "un proyecto ambicioso, estratégico, que debe ser una política de Estado ya que debe ser continuada por todos los gobiernos, porque en el mar Argentino está nuestra riqueza alimentaria".

    La mandataria dio a conocer la iniciativa desde Casa de Gobierno, en comunicación con el intendente Gustavo Pulti, y titulares de organismos nacionales de investigación científica, entre ellos Roberto Salvarezza, titular del Conicet.

    Se trata de una "iniciativa estratégica" que permitirá profundizar el conocimiento científico como fundamento para la conservación y manejo de los recursos naturales marítimos, explicó el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva.

    Pampa Azul, destacaron, "promoverá innovaciones tecnológicas aplicables a la explotación sustentable de los recursos naturales y al desarrollo de las industrias vinculadas al mar, fortaleciendo la conciencia marítima de la sociedad argentina y respaldando con información y presencia científica la soberanía de nuestro país en el área del Atlántico Sur".

    La iniciativa prevé una línea de trabajo de 10 años y delinea campañas interdisciplinarias en cinco áreas definidas como prioritarias, utilizando plataformas tradicionales como buques oceanográficos y vehículos submarinos tripulados a distancia.

    También contempla el desarrollo tecnológico en sensores remotos y otros métodos para monitoreo ambiental, gestión y protección de recursos mediante registros automáticos in situ y satelitales, y de las capacidades para generar y mantener bases de datos con registros continuos y públicos.

    Si bien el océano global ha sufrido un calentamiento significativo que lleva al aumento del nivel del mar y contribuye a modificar el patrón de vientos y la precipitación, el sector austral de la plataforma continental presenta un leve enfriamiento, cuyas causas y consecuencias sobre el ecosistema aún son desconocidas.

    Dada la importancia de la región, la cartera de Ciencia consideró "urgente iniciar estudios que conduzcan a mejorar la comprensión de los cambios ambientales y su impacto sobre las especies marinas y el clima regional", como así también sobre la producción y diversidad biológica.

    El Gabinete Científico Tecnológico (Gactec) coordina la iniciativa Pampa Azul, de la que participan además las carteras de Relaciones Exteriores; Agricultura, Ganadería y Pesca; Turismo, Seguridad y Defensa, y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

    El proyecto incorpora al plan nacional "Argentina Innovadora 2020" una serie de iniciativas para promover la investigación y el desarrollo tecnológico en áreas relacionadas a la exploración y uso del mar, con 35 núcleos socioproductivos estratégicos identificados.

    Pulti: "Sostener el recurso"

    En este marco, el intendente Pulti señaló que "es un tema trascendente e importante, no sólo porque hay una cantidad de científicos marplatenses participando de distintas disciplinas, sino que esta iniciativa "Pampa Azul" supone investigar, acopiar información científica sobre cosas que nos importan directamente para el trabajo de nuestros vecinos en los barrios. Me refiero -por ejemplo- a la sustentabilidad biológica, es decir, al cuidado del recurso para que podamos seguir pescando y trabajando con estrategias que sostengan el recurso. Todos recuerdan hace unos años atrás lo peligroso que fue para el trabajo marplatense que se terminara el recurso. Este programa contempla,entre muchas otras cosas, esto".

    "Además -continuó Pulti- contempla otros aspectos como las investigaciones geológicas y la posibilidad de encontrar explotaciones de hidrocarburos en el mar. Son cosas que a Mar del Plata, como capital de los intereses marítimos del país, le importan directamente". "Es un programa muy importante que nos atañe a todos, a los marplatenses en particular y también a todos los argentinos", concluyó el jefe comunal.

    Por su parte, Roberto Salvarezza, presidente del Conicet explicó que "desde el Conicet, quiero destacar la importancia de este proyecto en base a la articulación. Aquí se suman cinco ministerios con un programa que tiene el objetivo de agregar conocimiento a la soberanía. Me parece que la comunidad científica ha madurado en estos últimos 10 años en los cuales se ha invertido de manera sin precedente y es posible tener respuesta como la que tenemos hoy. El país define un área estratégica y el sistema científico puede dar respuesta inmediatamente, como ha sucedido en el caso de la soberanía energética con el caso de YPF donde la comunidad científica pudo aportar conocimiento a las necesidades del país".

    Además, una de las investigadoras, Mirta Lewis, señaló que "fue una posibilidad de transferir a la Presidenta y a toda la sociedad sobre en qué hemos trabajado los científicos en el último año cuando nos propusieron desarrollar un proyecto que tuvieran que ver con áreas prioritarias de investigación. A través de ello, se buscaron áreas donde los fenómenos oceanográficos sean relevantes para biodiversidad y de esa manera, generar conocimiento en esos lugares".

    Por último, José Luís Esteves, también investigador del Conicet, manifestó que "cuando la estructura política da respuestas al sector científico, los científicos nos sentimos agradecidos. Hay que tener en cuenta que el avance tecnológico es tan importante, no sólo en ciencia, en cualquier ámbito del conocimiento".

    La Presidenta presentó proyecto para investigación del Atlántico
    Última edición por Pisciano; 22/04/2014 a las 11:24
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  2. #12
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,734

    Predeterminado Re: La Presidenta presentó proyecto para investigación del Atlántico Sur

    INICIATIVA “PAMPA AZUL”

    CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN PRODUCTIVA EN EL ATLÁNTICO SUR


    Contexto General

    Los espacios marítimos argentinos figuran entre los más extensos del Hemisferio Sur y constituyen una de las regiones más fértiles de los océanos mundiales. Debido ala importancia económica de sus recursos biológicos y geológicos, y a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, la presencia activa del Estado en el área es un factor crítico para fortalecer la posición de nuestro país. En un marco de largo plazo, la consistencia de las políticas nacionales en esta región contribuirá a determinar la futura configuración geopolítica del Atlántico Sur y a la presencia de nuestro país en la Antártida.

    Por otra parte, el conocimiento sobre la dinámica del mar y de los efectos antrópicos y climáticos sobre la misma resulta crítico para establecer políticas de conservación y uso sustentable de los recursos naturales. El cambio climático afecta factores tales como la circulación, la temperatura y la acidez delas aguas marinas, lo que incide prácticamente en todos los aspectos del funcionamiento oceánico, las especies y los servicios ecosistémicos. La escasa información disponible impide estimar la vulnerabilidad de los sistemas marinos ante este proceso y, en consecuencia, anticipar los efectos concomitantes para las especies afectadas.

    La meta general subyacente de la iniciativa “Pampa Azul” es fortalecer la presencia en la Plataforma Continental y los demás espacios marítimos bajo jurisdicción nacional con el fin de consolidar el dominio efectivo sobre nuestros recursos naturales y brindar apoyo científico a la política exterior argentina en el Atlántico Sur.Las metas específicas intentan generar productos científicos de excelencia comenzando por las áreas más productivas del Mar Argentino. La iniciativa abarcará actividades e hitos específicos en tres niveles complementarios: a) actividades de prospección, investigación y conservación; b) actividades de innovación tecnológica para los sectores productivos vinculados al mar;c) actividades de divulgación dirigidas al público nacional e internacional.

    Las áreas mejor investigadas se refieren a estudios de ecología marina, fisiología y reproducción de determinadas especies, mientras que disciplinas como la oceanografía física, la química y la geología marinas han recibido menos atención y presentan importantes áreas de vacancia. La conservación de los ambientes marinos y especies dependientes también se encuentra en estado inicial y requiere mayor impulso. Por otra parte, debido fundamentalmente a restricciones de infraestructura operacional (en particular, de barcos de investigación adecuados), las actividades de investigación en los frentes oceánicos han sido limitadas. Otro aspecto deficitario es la dispersión de la información disponible. Las distintas instituciones vinculadas al mar cuentan con bases de datos que en muchos casos resumen décadas de investigación, pero la gestión de las mismas no se halla unificada y son de difícil acceso.



    Metas científicas

    - Generar insumos científicos para la adopción de políticas de conservación y uso sustentable de los recursos biológicos.
    - Avanzar en el conocimiento geológico del Mar Argentino, incluyendo el relevamiento de cuencas petrolíferas.
    - Desarrollar capacidades para modelar/predecir escenarios futuros en el contexto del cambio climático global.
    - Desarrollar capacidades para detectar y responder a eventos oceánicos de carácter extraordinario mediante la recolección de datos en tiempo real.

    Metas de política exterior

    - Afianzar la presencia argentina en el Atlántico Sur en el contexto de la disputa de soberanía con el Reino Unido.
    - Proveer insumos científicos para fundamentar el accionar de nuestro país en acuerdos internacionales y apoyar las iniciativas nacionales en materia de cooperación técnica.
    - Articular las actividades científicas desarrolladas por buques extranjeros con los programas nacionales de investigación en la Zona Económica Exclusiva Argentina.

    Metas de desarrollo tecnológico

    - Promover programas de cooperación científico-tecnológica para el establecimiento de polos tecnológicos en ciudades del litoral marino.
    - Fomentar los desarrollos tecnológicos en áreas vinculadas a la investigación del mar (drones, boyas automatizadas, ROVs, tecnología satelital).

    Areas focales prioritarias

    - Frente del Talud Continental (“Agujero Azul”)
    - Banco Namuncurá-Burdwood
    - Golfo de San Jorge
    - Islas sub-antárticas (Georgias del Sur y Sandwich del Sur)
    - Estuarios bonaerenses y patagónicos

    Instancias de coordinación de Pampa Azul

    La instancia de coordinación a nivel de las políticas sectoriales del Gobierno Nacional se vehiculizará a través de un Comité de Coordinación Interministerial conformado por los Ministerios de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva, de Relaciones Exteriores y Culto, Agricultura, Ganadería y Pesca, de Turismo, de Defensa y de Seguridad y por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. El monitoreo del Plan de Acción será realizado por un Consejo Asesor Científico que centralizará la actividad de grupos de trabajo creados para encarar aspectos específicos. El Consejo Asesor del Programa Pampa Azul tendrá la misión de integrar los esfuerzos de investigación en función de los objetivos estratégicos. Asimismo, en el marco de la iniciativa se desarrollarán instancias de coordinación interprovinciales e interinstitucionales.

    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  3. #13
    Usuario registrado Avatar de FENCER
    Fecha de ingreso
    22 Sep, 10
    Mensajes
    1,315

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    Argentina, ante todo, debe aprender a depender de Argentina, intereses comunes los hay con toda latinoamerica y podes firmar pactos y alianzas con todos segun la nesecidad de cada uno y nuestra conveniencia (productos manofacturados), por lo demas solo confio en Peru que tubo las pelotas de aportar con material cuando mas los nesecitabamos y eso, me consta....

  4. #14
    Usuario registrado Avatar de FENCER
    Fecha de ingreso
    22 Sep, 10
    Mensajes
    1,315

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    estos del INIDEP ya navegan??? Ya que hablamos de investigacion de cuenca....

    Clic en la imagen para ver su versión completa. 

Nombre: q55n.jpg 
Visitas: 90 
Tamaño: 77.8 KB 
ID: 17818

  5. #15
    Guest
    Fecha de ingreso
    22 Mar, 12
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    1,329

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    Cita Iniciado por BND Ver mensaje
    También hay que incluir al Uruguay.

    Brasil, Uruguay y Argentina deberían, aunque en principio sea en forma mas que simbólica, patrullar desde Recife hasta Ushuaia para ir creando una conciencia de unidad, me imagino un buque brasilero partiendo desde Recife haciendo escala en Uruguay y llegando a Ushuaia, lo mismo un patrullero argentino llegando a Recife, con tripulación mixta u oficiales de enlace en los buques.
    BND, Uruguay dejo de ser un socio fiable para proyectos conjuntos ...vendió su alma al diablo...digo a UK.....voto a la dupla Brasil/Arg. esto, si a nuestros decadentes políticos les gusta la idea por supuesto...

  6. #16
    Guest
    Fecha de ingreso
    22 Mar, 12
    Ubicación
    ESPAÑA
    Mensajes
    1,329

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    Cita Iniciado por FENCER Ver mensaje
    Argentina, ante todo, debe aprender a depender de Argentina, intereses comunes los hay con toda latinoamerica y podes firmar pactos y alianzas con todos segun la nesecidad de cada uno y nuestra conveniencia (productos manofacturados), por lo demas solo confio en Peru que tubo las pelotas de aportar con material cuando mas los nesecitabamos y eso, me consta....
    Comparto¡¡ entonces, en vez de un dúo ...un TRIÓ junto con Brasil, una buena idea...

  7. #17
    Usuario registrado Avatar de Vita brevis
    Fecha de ingreso
    27 Jun, 09
    Ubicación
    Rosario
    Mensajes
    404

    Predeterminado La Pampa Azul

    Contrariamente al autor de la nota, a mí la metáfora de Pampa Azul para nuestro mar no me disgusta. Sí creo que el artículo vale la pena, como una forma de ver la riqueza pesquera para demostrar la necesidad - y acaso sustentar con su producto- las demandas de una Armada y Prefectura verdaderamente efectivas.
    Me quedo con una frase del final. "pibe, los peces no votan..."

    El artículo:


    Cristina del mar…

    Por: Fernando Morales

    Y finalmente llegó el día; los marinos y todos aquellos relacionados con la actividad marítima, tuvimos nuestro minuto de gloria; sin cadena nacional pero con la adecuada difusión por medio de la cadena “oficiosa”, la Presidente nos ilustró sobre los últimos descubrimientos que el modelo acaba de producir en materia naval.

    Millones de argentinos por fin se enteraron que tenemos 2.800.000 kmts2 de mar continental, que tenemos enormes riquezas pesqueras que son salvajemente depredadas por pesqueros ilegales que transitan por el límite de la milla 200 de nuestra zona económica exclusiva y que por falta de un adecuado control arrasan con nuestros recursos ictícolas. También descubrimos ayer que la pesca no solo es una actividad económica importante; es también generadora de puestos de trabajo calificados, tanto a bordo de los buques factoría como en tierra firme, y una fabulosa herramienta para nutrir a un mundo demandante de alimentos.

    En el particular lenguaje presidencial, se nos explicó que el mar está lleno de “pescados”, cuando en realidad los que deambulan libres por nuestras aguas son peces. Pero tampoco es cuestión de quedarse en los detalles menores, ahora que por fin gozaremos de los beneficios de la década ganada también en alta mar.

    El anuncio del proyecto “Pampa Azul” pareció cuando menos ambicioso. Vaya uno a saber por qué lo llamaron “Pampa” teniendo tantas referencias marinas para denominarlo, pero bueno, estamos en pleno descubrimiento.

    La presidente anunció, entre otras cosas, que la Armada Argentina y la Prefectura Naval desarrollarán tareas de investigación ictícola; algo así como lo que viene haciendo desde hace años el INIDEP (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), organismo que, por si nadie se enteró en la calle Balcarce, depende del PEN. Asimismo la Prefectura Naval ya viene realizando investigaciones científicas tanto en la Antártida, como en nuestro mar continental y en nuestros ríos. La Armada, por su parte, ha tenido un papel protagónico en el relevamiento de nuestra plataforma continental a la luz de los requerimientos establecidos por la ONU para dar sustento a nuestro reclamo de extender nuestra plataforma hasta las 350 millas marinas contadas a partir de la línea de más bajas mareas.

    Oportuno es acotar que el INIDEP estudia el comportamiento de las distintas especies, las migraciones de los cardúmenes, las variaciones de stock disponible para cada una de ellas y todos los aspectos a tener en cuenta para que luego las autoridades de la Subsecretaría de Pesca y el Consejo Federal Pesquero establezcan los cupos de pesca que se otorgan a las distintas empresas del rubro; intentando de esta manera que la actividad pesquera sea sustentable.

    Al menos en teoría, la cuestión pesquera nacional está más o menos organizada. Todas las provincias con litoral marítimo tienen un asiento en el ya nombrado consejo federal , tenemos buena mano de obra y férreos controles sobre las empresas armadoras que pescan legalmente. Venimos un poco (bastante) flojos no obstante en materia de herramientas de control y vigilancia sobre todo ese enorme mar argentino al que se refirió la jefa de Estado y, obviamente, todo el andamiaje legal existente se vuelve nulo frente a la ambición pesquera de quienes no están dispuestos a someterse a nuestras reglas de juego.

    Es por ello que, al margen de los siempre coloridos y multifacéticos anuncios presidenciales, en los que se llega a mezclar la pesca de la merluza con lo mal que estábamos hace diez años y la edad de los analistas políticos televisivos no alineados, sería bueno recordar que, si hemos decidido prestar atención a nuestro mar y sus riquezas, más que inventar planes, hace falta comprar barcos; la soberanía en alta mar no se consolida con los “pibes para la liberación”; no se le puede hacer un piquete a un pesquero ilegal y menos que menos culpar por su actividad a la corpo. Sería más fácil claro; pero….. en este tema y mal que les pese a los redactores del modelo hace falta echar mano a las famosas “efectividades conducentes”.

    Una Armada con barcos viejos, mal equipados y que, lanzados a una campaña de verdad en alta mar, muy probablemente deban ser remolcados de regreso a puerto por los propios barcos a los que fueron a controlar, no puede garantizar por ahora un control efectivo de nuestro mar y sus recursos. Una fuerza de seguridad especializada como la Prefectura Naval Argentina no puede seguir siendo desperdiciada en controles vehiculares en la General Paz o en el gran Buenos Aires. La formación de nuestros marinos mercantes (algunos de ellos futuros pescadores) no puede seguir siendo ignorada en los presupuestos nacionales y llevada al estado de abandono en el que actualmente se encuentra, librada totalmente a la buena voluntad de empresas y gremios marítimos que intentan hacer lo que el Estado Nacional no hace.

    Por estos días, un subsecretario de Estado con algún escaso apoyo parlamentario ha lanzado a rodar un proyecto de ley de fomento de la Marina Mercante y la Industria Naval. Mientras sus propios superiores jerárquicos del Ministerio del Interior y Transportes lo miran con recelo, el grueso de los destinatarios de la norma legal descreen de que en algún momento llegue a convertirse en ley. En épocas de vacas flacas, el problema para los dirigentes no son los peces, ni los barcos, ni los astilleros. Para fomentar cualquier aspecto de la actividad naval hacen falta cientos de millones de ausentes dólares; los que -de existir- podrían transformarse en generosos subsidios terrestres con el consecuente acopio de votos para el angustiante 2015.

    “Pampa Azul”, lindo nombre para un tango; desafortunada combinación de palabras para referir a una iniciativa marítima. Una vez más vuelven a mis oídos lo que un actual ministro me dijo hace mucho tiempo: “Pibe… los peces no votan”. Tal vez el reciente anuncio apunte a los “pescados”, que sí lo hacen.


    Cristina del mar… ~ Fernando Morales ~ Infobae.com
    DarwinII likes this.
    Derecho ande el sol se esconde, tierra adentro hay que tirar; algún día hemos de llegar. Después sabremos adonde.
    José Hernández.

  8. #18
    Colaborador Avatar de DragoDrayson
    Fecha de ingreso
    01 Aug, 09
    Mensajes
    12,848

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    Hola Vita brevis! junte los temas así lo tratamos en un solo lugar.

    Un abrazo
    "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

  9. #19
    Colaborador Avatar de DragoDrayson
    Fecha de ingreso
    01 Aug, 09
    Mensajes
    12,848

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    Proyecto Pampa Azul: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos”



    La frase pertenece a Ricardo Sahade, biólogo y coordinador científico de una de las primeras misiones de Pampa Azul, el proyecto a largo plazo que Argentina puso en marcha para conocer en profundidad su espacio marítimo. Durante los próximos 10 años, distintas embarcaciones viajarán para estudiar el mar en 5 áreas estratégicas. Llevarán instrumentos sofisticados como vehículos operados a control remoto, que permiten tomar muestras sin agredir a los ecosistemas marinos.

    Ricardo Sahade, biólogo de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), fue el coordinador científico de una de las primeras misiones de Pampa Azul, realizada en febrero. El área de estudio elegida fue el banco Burdwood-Namuncurá, una enorme montaña submarina ubicada al sur de las Islas Malvinas. Sahade estudia los organismos que viven en las profundidades (bentónicos), como los corales, estrellas de mar, esponjas y erizos. En su oficina de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNC, el especialista comparte detalles de su experiencia con Argentina Investiga.

    -Desde el punto de vista científico, ¿por qué es importante investigar el mar?
    -El 75% de nuestro planeta está conformado por mares que, entre otras, cumplen la función de regular el sistema climático de la Tierra. Además, los océanos son sistemas tridimensionales desde el punto de vista biológico: por un lado están los organismos bentónicos, que viven en el fondo y no se mueven; por el otro, están los pelágicos, que habitan en la columna de agua, aunque suben y bajan pero sin estacionarse en el fondo; y finalmente está la profundidad, que constituye una dimensión aparte. Si tenemos en cuenta esta clasificación, los sistemas oceánicos constituyen el 95% de los que se pueden encontrar en toda la Tierra.

    -¿Cuánto desconocemos el mundo marino?
    -Es vastísimo lo que ignoramos. Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos. De los ambientes terrestres se conocen, en términos generales, casi todas las estructuras químicas; pero cada vez que se sacan especies del mar en general son desconocidas, nuevas e impredecibles.

    -Como por ejemplo los organismos bentónicos…
    -Claro, porque no se pueden mover del fondo y es difícil llegar a ellos, extraer muestras. Esto nos lleva a una visión limitada, por ejemplo en los documentales, donde se muestran fondos de mares tranquilos y armoniosos, cuando en realidad allí se están desatando guerras químicas.

    -Una expresión más bien futurista…
    -Pero no tiene nada de futurista. Como las especies bentónicas -corales, estrellas de mar, esponjas, erizos, etcétera- están quietas son presas fáciles o pueden ser atacadas para ocupar su espacio. Para evitarlo, los bentónicos emiten productos químicos llamados metabolitos secundarios, que dan un sabor feo y evitan que otros organismos se les peguen o crezcan encima de ellos. Entre los que producen estas “armas químicas” están los pepinos o las esponjas, y de su eficacia dependen muchas de las especies que están viviendo allí. Por otro lado, estos metabolitos tienen una gran actividad biológica: se usan como antivirales, anticancerígenos y antibacterianos.

    -¿Y qué sucede con el Mar Argentino?
    -En general, el Atlántico Sur es una de las zonas más desconocidas. De Europa y las costas este y oeste de Estados Unidos, el conocimiento es enorme. Tiene que ver con los esfuerzos de muestreos puestos por las instituciones científicas.

    -¿Cuán costoso es investigar los océanos?
    -Explorar y estudiar en profundidad ambientes marinos requiere de muchos recursos. Primero debemos tener en cuenta los distintos espacios: los ambientes costeros; los inter-mareales (la franja que queda sumergida cuando la marea baja se retira); y luego está el sublitoral, que son zonas siempre sumergidas pero con relativa escasa profundidad. A ellos se los puede estudiar sin muchos recursos. Pero para indagar mar adentro, la cuestión cambia significativamente: se necesitan embarcaciones y sofisticados equipos de muestreo. Es decir, hacen falta muchos recursos económicos y también profesionales formados. Además de todo esto, es indispensable tener un plan.

    -¿Cómo evalúa el plan Pampa Azul que lanzó Argentina?
    -Implica que por primera vez tenemos un plan interdisciplinario, integrador y abarcativo para conocer y estudiar diferentes ecosistemas dentro del Mar Argentino. Está planeado para desarrollarse en 10 años y con un fuerte respaldo financiero. Es una decisión política. Considero que Pampa Azul está fijando una política de Estado en lo que se refiere a estudiar nuestro mar.

    -¿Qué se hizo antes?
    -Hubo trabajos muy valiosos de institutos y universidades, sobre todo de las provincias patagónicas, que trabajan en Biología o Ecología Marina desde hace mucho tiempo. Pero nunca hubo un programa nacional integral a largo plazo.

    -Usted ya comenzó a trabajar en el banco Namuncurá, una de las cinco áreas en las que se centrará el plan. ¿Qué le llama la atención de esta zona?
    -Es un lugar muy especial, pero se sabe muy poco de él. En sus cercanías hay hasta tres mil metros de profundidad, y en toda la superficie se llega hasta los diez mil metros. Los bancos son montañas, pero debajo del agua. Y su pico termina unos cien metros antes de llegar a la superficie. En general, su importancia biológica y científica es enorme porque son ambientes de mucha producción de energía. Para que suceda esto, en el mar hacen falta tres cosas: por un lado fitoplancton, es decir los organismos acuáticos -algas y protistas- que sirven como fuentes de oxígeno y alimentación a otras especies; luz solar; y nutrientes, como por ejemplo, nitrógeno, fósforo, potasio o hierro.

    En el mar estos nutrientes están mayormente disponibles en las áreas costeras, por las rocas, la cercanía al ambiente terrestre y por la escasa profundidad. Esta dinámica hace que lo que se produce y muere sea procesado y esté disponible en la zona donde hay luz. Por lo tanto, estos ambientes se reciclan y generan mucha energía. Pero a grandes profundidades, ese reciclado no es tan eficiente. Desde el punto de vista de la producción energética, se las puede considerar zonas desérticas.

    Pero en el caso de este banco, hay corrientes marinas cargadas de nutrientes provenientes de la Antártida que chocan con esta gran montaña, los nutrientes comienzan a subir y a estar disponibles en las zonas donde hay luz. Se generan ecosistemas muy ricos, que son sustento de alimentación de muchas especies. Son lugares espectaculares porque podemos ver gaviotas, ballenas, delfines, pingüinos, una gran variedad de peces... También en los fondos hay una gran riqueza de la flora y la fauna bentónica.

    -¿Arrecifes de coral?
    -Hay muchas posibilidades de que existan. Los arrecifes más conocidos son los de aguas tropicales, pero se encontraron últimamente varios en aguas frías. Y el banco Namuncurá es un excelente lugar para albergar un arrecife frío. Sería uno de los pocos del Atlántico Sur. Los arrecifes son zonas de mucha diversidad y abundancia, porque los corales que los generan edifican una estructura en el fondo del mar donde pueden vivir muchas especies.

    -Son como pequeñas ciudades en el fondo del mar…
    -Exactamente, son estructuras impresionantes. Las construyen los pólipos, unos organismos muy chicos con esqueleto de carbonato de calcio, un compuesto muy duro. Cuando se muere uno, otro crece arriba y forma una nueva casa, así sucesivamente. Luego de cientos o miles de años, se forman estructuras gigantescas de esa roca, que se llama calcita.

    -Luego de estos 10 años, ¿en qué podremos traducir este conocimiento acumulado?
    -Juntaremos mucho conocimiento, va a ser impresionante. En principio, podremos responder una pregunta básica: ¿qué tenemos? Conociendo los recursos, podremos planificar qué se puede explotar, hasta qué punto y qué es necesario conservar. Ahora, lo que se desconoce siempre es mucho, algo propio de la ciencia. Cuando respondés a una pregunta se abren por lo menos dos más. El desconocimiento jamás se achica, es como correr detrás de un arco iris.

    -¿Por qué eligió investigar el mar y no ambientes terrestres?
    -Imaginaba estar en el mar, vivir bajo el agua buceando. Miraba los documentales, a Jack Cousteau, y decía “quiero hacer eso”, estar en un barco, en un bote, involucrarme en el ambiente. Era mi fantasía. Incluso cuando comencé a estudiar, la diferencia entre estar en tierra o en el agua era total. Y por eso elegí Biología Marina. Luego te das cuenta de que lo único que cambia es la técnica, el muestreo en este caso, que te lleva un par de semanas al año. El resto estás en la oficina. Al fin y al cabo, la biología es una sola.

    Un banco de historias


    Desde el punto de vista geológico, el banco Namuncurá -bautizado por los británicos como “Burdwood”- es la continuación de la Cordillera de los Andes. Cuando se dividieron los continentes hace más de 200 millones de años, parte de lo que hoy es América del Sur se partió y formó lo que en la actualidad son las islas de los Estados: islas Aurora (Rocas Cormorán y Negra), Georgias del Sur, Sandwich, Orcadas y Shetland. Y también se formó el banco Namuncurá, pero este no llegó a la superficie, por eso no es considerado una isla.

    Ubicado a unos cien kilómetros al sur de las Malvinas, el banco tuvo un rol importante en la historia reciente de la Argentina. Durante la llamada crisis del canal de Beagle, entre Chile y Argentina en 1978, la flota argentina se posicionó en esta zona, ya que sus aguas menos profundas le permitían esquivar el ataque de submarinos. En las cercanías del banco, también fue hundido el crucero General Belgrano de la Armada Argentina, en 1982, durante la Guerra de las Malvinas.

    Un tercio del oriente del banco Namuncurá y algunas pequeñas zonas del norte fueron incluidos por el Reino Unido, atributo no aceptado por la Argentina. Desde el año pasado, el Congreso de la Nación declaró al banco Namuncurá-Burdwood como área protegida.

    Sobre Pampa Azul

    Pampa Azul se implementará durante 10 años y coordinará misiones en cinco áreas estratégicas de nuestro espacio marítimo, el cual alcanza los 2,8 millones de kilómetros cuadrados. Además del Banco Namuncurá se trabajará en el “agujero azul” del talud continental, el punto donde el mar se vuelve más profundo (en los mapas del colegio se visualiza claramente porque es cuando se pasa del celeste al azul). El talud donde se recogerán muestras es una pendiente muy abrupta, que pasa de algunos cientos de metros de profundidad a varios miles.

    En el Golfo de San Jorge, ubicado en la provincia de Chubut, se estudiarán ecosistemas de aguas menos profundas cercanos a las costas. Otra área será el estuario del Río de la Plata, donde se juntan las aguas del río y el Océano Atlántico. El estuario es uno de los más grandes ecosistemas del mundo y, al mismo tiempo, un lugar muy especial desde el punto de vista científico, dado que no es completamente de aguas dulces ni de aguas saladas. La última zona serán las aguas marinas cercanas a la Antártida y que incluyen las islas Georgias del Sur y Sándwich del Sur.

    Durante las misiones, se utilizan buques oceanográficos y vehículos submarinos controlados a distancia, sensores remotos para el monitoreo ambiental, registros automáticos en las zonas e imágenes satelitales. También se generarán bases de datos con información recogida que será de acceso público.

    Las misiones comenzaron en febrero de 2014. Hubo viajes a las cinco zonas en los buques Puerto Deseado, Coriolis II y otras plataformas. Con el desarrollo de este plan, la Argentina podrá conocer las fuentes de alimentos disponibles en sus aguas, para su explotación y su conservación. Hay muchos indicios de que en varias de las zonas abordadas por las campañas científicas, entre ellas el banco Namuncurá, hay cuencas petrolíferas y gasíferas. Además, se podrá comprender en profundidad el rol que está jugando en la regulación del clima y su nivel de captura de gases de efecto invernadero, entre otros aspectos.

    Numerosas instituciones del sistema científico nacional están involucradas en el proyecto Pampa Azul, desde centros e institutos de investigación del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), pasando por distintas universidades nacionales, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep), entre otros.

    Andrés Fernández
    comunicacion@rectorado.unc.edu.ar
    Lucas Gianre
    Prosecretaría de Comunicación Institucional
    Universidad Nacional de Córdoba

    Fuente: Proyecto Pampa Azul: “Conocemos mejor la superficie de Marte que el fondo de los océanos” | Argentina Investiga
    "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

  10. #20
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    25 Aug, 14
    Mensajes
    907

    Predeterminado Re: Proyecto Pampa Azul

    Proyecto “Pampa Azul”: 12 chubutenses se especializarán en Ciencias del Mar en Canadá

    Fueron seleccionados en las convocatorias del Programa de Nación BEC.AR que apuntan a la formación de investigadores científicos en recursos oceánicos.

    A través de las gestiones realizadas por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Provincia, 12 profesionales chubutenses serán becados para especializarse en la Universidad de Quebec y el Instituto de Ciencias del Mar de Rimouski en Canadá (UQAR – ISMER).

    El programa BEC.AR lanzó este año dos convocatorias referidas a los recursos oceánicos a desarrollarse en la Universidad de Quebec; por un lado, para la Maestría en Ciencias del Mar para profesionales argentinos con una duración de 12 meses (con posibilidad de extensión a 24 meses); y por otro, para el Curso Corto de Especialización en Ciencias del Mar en la UQAR – ISMER con una extensión de hasta cuatro meses.

    La cantidad de becas que se otorgaron para el primer caso fue de cinco, mientras que para el segundo de ocho, de las cuales doce serán ocupadas por profesionales de esta provincia.

    En base a los objetivos propuestos para la convocatoria del programa BEC.AR, sumados a la iniciativa nacional “Pampa Azul” (que pretende la realización de investigaciones científicas en el mar argentino a través de actividades de exploración, conservación y de innovación tecnológica para los sectores productivos vinculados al mar), es que la Secretaría de Ciencia del Chubut promueve la capacitación de profesionales en las Ciencias del Mar con el fin de fomentar la investigación en el Golfo San Jorge y agregar valor al Mar Argentino.

    Eje estratégico productivo

    Al respecto, el secretario de Ciencia chubutense, Santiago Miguelez, manifestó estar “sumamente complacido porque profesionales de nuestra provincia puedan especializarse en lo que resulta un eje estratégico productivo, no sólo de Chubut sino de toda la Nación ya que, como se sabe, tenemos toda una iniciativa nacional que apuesta a conocer y desarrollar nuestros recursos marinos, llamada Pampa Azul”.

    “En la primera convocatoria referida a Ciencias del Mar viajaron a Canadá a principios de año dos investigadoras de la provincia. En esta segunda convocatoria son doce los que tendrán esa posibilidad”, dijo el funcionario y remarcó que “si seguimos así tendremos en poco tiempo un gran potencial, no sólo en los recursos oceánicos sino también en recursos humanos que sabrán muy bien qué hacer con ese recurso”.

    Las convocatorias en Ciencias del Mar cerraron el 25 de marzo de 2015 y mostraron un número elevado de inscriptos de Chubut, de los que se seleccionaron para la Maestría los siguientes candidatos: Andreana Cadaillón, Gonzalo Bravo, Mariana Del Santo Vidal y María Belén Reartes; mientras que para las Estancias Cortas de Especialización fueron elegidos Noelia Sánchez Carnero, Mónica Gil, Marta Commendatore, Gabriela Williams, Américo Torres, Érica Giarratano, Rosmari López y Elena Eder.

    BEC.AR

    BEC.AR es un programa de becas para el perfeccionamiento de profesionales argentinos en áreas de ciencia, tecnología e innovación productiva. Es financiado por un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo y su ejecución depende de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación.

    El programa tiene como objetivo contribuir al desarrollo científico-tecnológico argentino a través de la formación en el exterior de profesionales en áreas de relevancia estratégica para el desarrollo sustentable del país, velando por la equidad de género y distribución geográfica.

    BEC.AR cumple esta meta mediante el otorgamiento de Becas de formación en el exterior en Ciencia y Tecnología a través de Maestrías, Cursos de Especialización, Apoyo a estancias cortas para Empresas e Instituciones de CTI y estancias cortas de Doctorado. (Crónica de CRV)

Página 2 de 4 PrimerPrimer 1234 ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30