Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 49
Like Tree50Likes

Tema: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

  1. #1
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,731

    Predeterminado Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?
    septiembre 6, 2014

    General Heriberto Justo Auel


    FF.AA. y Estado Nacional.

    “La soberanía es una noción caduca en el caso de los Estados faltos de poder para sustentarla”.


    La Argentina en emergencia

    La presente realidad situacional argentina nos releva de tener que demostrar que nuestra querida Patria Argentina, desde hace décadas, o mejor dicho, desde hace demasiadas décadas, carece de una Gran Política y de su respectiva Gran Estrategia. Ello nos coloca en emergencia. Pero lo que más alarma al sector social intuitivo o bien pensante es que, abierta ya la porfía para ocupar el “sillón de Rivadavia” en el 2015, no se descubre en los numerosos discursos preelectorales una sola propuesta global de naturaleza POLÍTICA, que plantee sacarnos de la crisis-decadencia que abarcó casi todo el siglo XX y continúa en el siglo XXI, agravándose. (2)

    ¿Seguiremos transitando nuestras reiteradas y cíclicas emergencias, a partir del 2015? ¿Es posible -sin disgregación nacional- una nueva etapa de mera administración de éste prolongado drama argentino? Las etapas se repiten, apelando los sucesivos gobiernos a toda variante de gurúes salvadores, a punto tal que se nos ve -desde el exterior- como laboratorio de cuanta extraña o extemporánea teoría existe en el mundo, ya fuere en lo social, en lo ideológico, jurídico o económico-financiero.

    Tuvimos en el pasado exitosos Estadistas y Estrategas. Muy pocos, por cierto. Fueron aquellos que construyeron con muy escasos recursos la Independencia Nacional, la Constitución, el Estado y a la que -luego de la Revolución de 1880- hemos llamado “Primera Argentina Agropecuaria” (2), que nos colocó a la cabeza de Iberoamérica en PBI, como “granero del mundo” y como promesa de convertirnos en una gran potencia en el siglo XX. Ello da cuenta de la enorme potencialidad que siempre ha tenido y aun retiene el país. ¿Volverán a surgir hombres sapientes, entre los que viven en el aturdimiento y confusión de la sobrevivencia social?

    Aquel impulso inicial, expansivo, del siglo XIX, no solamente se detuvo. Su rápido éxito económico y su lenta e incompleta redistribución, trajo el consecuente cuestionamiento social, el debilitamiento de la identidad, la ideologización y el extravío. Aquél exitoso proyecto no se dinamizó, por el contrario, se estratificó, se hizo contractivo. El activista “cuestionador”, sin propuestas, reemplazó al audaz dirigente Político. El país quedó en manos de ideólogos e improvisados. Cuando se intentó actualizar al proyecto “alberdiano”, para ingresar a la industrialización y a la urbanización ordenada, integrando a la totalidad del espacio argentino, el sordo conflicto social se agravó y, a partir de 1959, se hizo “revolucionario”. (3)

    Las víctimas centrales de esta constante caída que se aceleró desde 1983, fueron la Gran Política y la Gran Estrategia, hoy ausentes e ignoradas. Su espacio fue ocupado hasta hoy por una narrativa -llamada “relato”- emergente de una pequeña política discursiva e ideologizada, burocrática y sin rumbo que solo intenta retener el poder, sostenida por sucesivas falacias -mitos y utopías- que chocan -irremediablemente- cada vez con más frecuencia, con una cruel realidad (4).

    Los Estadistas y Estrategas -que hoy no aparecen- fueron reemplazados por “fubistas”, jóvenes militantes de los centros de estudiantes o adultos-mayores con discursos de vanguardistas adolescentes, necesariamente corruptos y corruptores. El egoísmo individualista, la envidia y la deshonestidad cierran las posibilidades de la solidaridad, la armonía, el éxito del conjunto, el trabajo en equipo, la institucionalidad. Pero, si desde los sangrientos años de la guerra civil que acompañó a la Guerra de la Triple Alianza, surgió la “Primera Argentina Agropecuaria” conducida por el Tte. Gral. Roca, bien podría ocurrir -luego de las guerras que la Argentina peleó en la segunda mitad del siglo XX y de sus consecuentes derrotas político-estratégicas- que nuestro país vuelva a tener la posibilidad de alcanzar, en breve lapso, “La Segunda Argentina Postindustrial”. (5)

    Las FF AA y el Estado Nacional

    El Poder ha sido y es el factor determinante de la posición relativa de un Estado Nacional en el concierto internacional global en el que nos encontramos. Como síntesis de las capacidades espirituales y materiales de un pueblo, el Poder indica el rango relativo de un Estado. Cline (6) ideó una fórmula sinóptica, para calibrarlo: PODER = Población + Territorio + Economía + FFAA x Calidad de Gobierno + Voluntad Nacional + Diplomacia + Tecnología.

    La responsabilidad de la Política -como ciencia y arte- es la de obtención y aplicación de ese Poder, mientras que la responsabilidad de la Estrategia es la maniobra, la acción para alcanzar los objetivos que le fija la Política, soslayando o superando los conflictos. Si hay un Estadista, hay una Gran Política. Consecuentemente habrá objetivos políticos y a estos le corresponderá una Gran Estrategia. La Gran Política somete a los medios que emplea la Gran Estrategia, pero estos condicionan a aquella. Por ello se adunan. Un continuo ciclo de realimentación se produce entre ambas. Para su desarrollo cuentan con un instrumento jurídico-institucional: el Estado Nación.

    Hechas estas conceptualizaciones, vamos a avanzar sobre el tema que da título a estos renglones. En publicaciones anteriores ya hemos respondido a ese interrogante. En esta nos centraremos en la insoslayable recuperación del Estado y del rol constitucional de las FFAA.

    En el proceso de formación del Estado-Nación las FFAA ocupan un lugar central. Luego, con el transcurso del tiempo, pasan de ser su columna vertebral a transformarse en el brazo armado que permite el desarrollo de una potente sociedad civil, el soporte de su Política Exterior y la promoción de la Economía, en particular de la ciencia y tecnología. Constituyen el “núcleo duro” del Estado-Nación, su “razón de fuerza y fuerza de su razón”. Norberto Bobbio ilumina aun más a éste proceso de mutación, recordando el antiguo adagio latino “civitas filia temporis”, que podemos traducir como “las instituciones son hijas de su época”.

    Así se dio en nuestra querida Patria Argentina y se continúa dando. Desde 1983, cuando la decadencia dirigencial -citada en el punto anterior- decidió dar continuidad al proceso “revolucionario” -iniciado en 1959-. La etapa que se iniciaba -posguerra del Atlántico Sur- permitía la eliminación de las FF AA, acción que se ejecutó -subrepticiamente- a través del “jus post bellum” (1), (7) y (8) cuyo pivote fue el Decreto 158/83. Simultáneamente éste proceso degradó al resto de la Instituciones del Estado, en particular a la Justicia, e iniciamos así el camino hacia el “Estado Fallido”. Es allí donde nos encontramos los argentinos en el año 2014. Vale la pena profundizar a continuación -conceptualmente- la relación FFAA–Estado Nación.

    Perspectiva histórica del papel de las FF AA en la construcción del Estado. (9)

    El poder militar se nos presenta como previo, originario o germinal, del poder político. En los pueblos primitivos la guerra era “estacional”, entre cosechas. Cuando hubo excedentes, aparecieron los ejércitos organizados, permanentes, y los militares. El Gral. Alonso Baquer nos recuerda que los nombres de los pueblos muchas veces derivaron del armamento que utilizaban. Así los anglos lo hacen de flecha (angl); los romanos de lanza (robar); los germanos también de lanza (gari); los cántabros de hacha (cant) y, para más señas, arma viene de brazo (arm). Atenas y Roma crearon, en sus respectivos tiempos, las condiciones filosóficas y jurídicas que iniciaron la diferenciación entre el poder político y el militar.

    En el período feudal ambos poderes volverán a identificarse. Con la Guerra de los Cien Años desaparece la organización feudal y los soberanos organizan ejércitos mixtos, de súbditos y mercenarios. Con el Renacimiento surge el Estado-Nación -Maquiavelo y Bodino- y los ejércitos profesionales dependientes de la Corona. Ambos poderes vuelven a diferenciarse y ello se consolida a fines del siglo XVI. A partir del XVII desaparecen los ejércitos “particulares” de la nobleza. Los ejércitos de esa época aseguraban el orden interno y el externo. Hasta fines del siglo XVIII las ideas de FF AA y Estado fueron yuxtapuestas. El poder de los Estados era prácticamente el poder de sus FF AA. La interacción entre sociedad y FF AA, se hizo bascular. En éste siglo los militares reforzaron su identidad y su capital humano era aprovechado por el Estado.

    A partir de Napoleón se crea un “orden civil”, que toma como modelo al “orden militar”, excluyendo su régimen disciplinario. Surge el servicio militar obligatorio que tuvo específica incidencia en el sufragio universal, al quedar la sociedad implicada en la defensa nacional. A principios del siglo XIX, al tecnificarse la función militar, la burguesía ingresó a las academias militares y heredó los antiguos valores de la nobleza. A su vez y a partir de la Revolución Francesa, se inició un lento proceso de distanciamiento conceptual entre Estado y FF AA. Es un tiempo de grandes transformaciones y las FF AA debieron asumir a menudo funciones políticas. La creación de la policía dejó a las FF AA exclusivas responsabilidades estratégicas. Las funciones que fue asumiendo el Estado, cada vez más complejas, trajeron como consecuencia el surgimiento de ramas civiles que compartieron, con el poder militar, la moderna organización del Estado (6).

    Con el siglo XX llegaron las grandes transformaciones internacionales, con un ritmo en progresiva aceleración. Convergieron distintos idearios y el sistema de valores heredado se relativizó. Surgen así fracturas sociales y nuestras dirigencias se desorientan.(8) Por ello iniciamos el siglo XXI somatizando la consecuente crisis-decadencia de la sociedad, del Estado y de las FF AA.

    El problema no resuelto de la Argentina, no es el de sus FF AA, que son espejo de la sociedad, sino de la dirigencia en su conjunto, que no se ha desarrollado a la altura de las exigencias de éste tiempo. Allí emergen claramente las graves falencias formadoras de nuestro sistema educativo, en particular de nuestras universidades e institutos superiores.

    Hay argentinos que ya han perdido la Fe en el futuro de nuestro país. Han agotado su Esperanza. Quienes creemos que la resurrección argentina es posible -si se diesen ciertas condiciones (2)- sabemos que para que ello se viabilice es imprescindible la recuperación del Estado Nación y de sus Instituciones centrales. Así como ocurrió en la Historia Universal cuando surgió la idea de Estado-Nación, la recuperación de éste deberá iniciarse por su “núcleo duro”: las FF AA.

    La función de las FF AA en el siglo XXI (9)

    El tránsito de las FF AA occidentales -y dentro de ellas las argentinas- al transformarse desde la posición de “columna vertebral” -que dio origen al Estado-Nación argentino- en su posterior “brazo armado”, fue largo y difícil, con avances favorables y muchos y dolorosos retrocesos, en el ámbito de una prolongada y sangrienta guerra civil (3). Desde 1959 esta guerra se hizo “revolucionaria” y las carencias del cuasi-Estado impidieron que la victoria en combate frente al terrorismo, se consagrara en el nivel político-estratégico. Es el momento -diciembre de 1983- en el que las consecuencias de la larga Guerra Civil Revolucionaria se combinan con las de la breve Guerra del Atlántico Sur, dando lugar a la “alianza objetiva” de nuestros actuales enemigos: el terrorismo revolucionario leninista y los ingleses (3).

    La acción de pinzas de ésta síntesis, cuyo paradigma queda personificado en Horacio Verbitsky -terrorista revolucionario y agente británico-, destruyó la autoestima y los presupuestos de las FF AA, quebró la confianza en nuestro sistema judicial, licuó las instituciones y destruyó la ética política. Surgió -en consecuencia- la inseguridad estratégica y pública -hoy incardinadas-, la corrupción generalizada, la pobreza, la indigencia y el “default” del Estado-Nación.

    ¿Hemos llegado a una situación suficientemente grave como para que el soberano la asuma, tal como es y no como le dicen que es? ¿Habrá -esta vez- una reacción positiva frente a la escasez, la necesidad, la podredumbre moral y el miedo? ¿Surgirá el relevo dirigencial con la capacidad imprescindible para conducirnos al renacimiento de la Argentina? (4).

    Confiemos en que todos estos interrogantes tendrán respuestas positivas y que seremos capaces del enorme esfuerzo para recuperar a las FF AA y así lograr al Estado-Nación necesario. Cabe entonces preguntarnos: ¿qué tipo FF AA necesitamos recuperar, en el 2015?

    Hace doce años ya tratábamos éste tema (10), con la esperanza de que los nuevos gobiernos que advenían reaccionarían ante la gravedad que tomaba el rumbo emprendido en el año 1983. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. Se profundizó ese rumbo auto-destructivo, en manos de un pequeño grupo social irreductible, altamente ideologizado, que hasta hoy ha prevalecido sobre una gran mayoría “anestesiada”. Esta parálisis social es consecuencia absoluta de la hábil explotación -conducida desde el exterior- de las derrotas estratégicas argentinas en la segunda mitad del siglo XX.

    Nuestra sociedad, confundida, con una gran ansiedad frente al futuro, carente de claros liderazgos políticos que la represente y de partidos políticos con propuestas que convoquen a un esfuerzo esperanzado, deambula sin destino. Reina un progresivo y administrado caos que entrega al país a mafias complejas y encubiertas, como santuario para sus operaciones. Es la “pseudo-revolución mimetizada” que exige que no haya FF AA y que las Instituciones continúen siendo vaciadas. En consecuencia, el “Estado fallido” está -en el año 2014-, a la vuelta de la esquina.

    Decíamos, en el mencionado artículo del año 2002 (10):

    La seguridad estratégica de nuestra nación está en “grave riesgo” debido a que “nuestros gobernantes intentan manejar conflictos del siglo XXI con conceptos del siglo XIX” y no existe una adecuación, en lo que a conceptualización funcional estratégica se refiere, a fin de prever y abarcar de un modo integral la realidad que nos toca vivir. El cimiento actual de la seguridad estratégica nacional, en cualquier lugar del mundo, es el entendimiento de la naturaleza de los conflictos, la inteligencia estratégica oportuna, entendida ésta como el elemento crítico del poder militar, núcleo duro del Estado. Esa información procesada y las previsiones consecuentes, son los elementos centrales para la posibilidad de lograr la confiabilidad, la credibilidad y la atracción de inversiones económicas internacionales, imprescindibles para un desarrollo económico “sustentable”. Nuestro diagnóstico político-defensivo debe centrarse en dos áreas que tienen implicancias muy profundas para la Seguridad del Estado y la competitividad nacional:

    las reales amenazas y los hechos estratégicos ya presentes y
    la naturaleza de la guerra y de la paz, en el umbral del Siglo XXI.

    Para que podamos tener una idea de la estratificación conceptual de nuestros dirigentes y de la consecuente desorganización del Estado, digamos que la última “reforma estructural” de las FF AA argentinas data de la gestión del Ministro de Guerra y Marina Cnel. Pablo Richeri -1900/1904-, durante la segunda presidencia del Gral. Roca. Todas las reformas posteriores fueron simples cambios sistémicos, que se hicieron por copia de los vencedores internacionales de moda. No surgieron como “necesidades” de un plan estratégico propio, como en su momento lo hizo el Cnel. Richeri.

    El intento de seguir la huella de aquel Ministro, ensayada por el Tte. Gral. Fernández Torres -1883/1985-, quedó trunco, a partir de su inesperado relevo. Con posterioridad surgieron las dos leyes de Seguridad Nacional -1988 y 1991- actualmente vigentes, que constituyen la base de la destrucción institucional de las FF.AA. -como complementarias de Decreto 158/83- (8). He allí la “acción de pinzas” que hemos citado y la causa central de la actual y total indefensión e inseguridad pública, que aflige a los argentinos.

    No tenemos dudas que “la democracia es el triunfo y pleno desarrollo de la sociedad civil”, pero el “control civil subjetivo” (11) de las FF AA, que es un objetivo expreso en los países adscriptos a UNASUR, es exactamente lo contrario. Es la negación de la democracia y la descomposición “revolucionaria” de la sociedad republicana. Esta imposición, de un minoritario sector político neo marxista, dogmático y extemporáneo que se apoderó del poder político a través de procedimientos erráticos, está llevando a algunos países de la región a un desastre socio-económico que llegará, inevitablemente, a la violencia. Se cumple en ellos lo que Lenin señalaba a sus seguidores: “…es condición indispensable, para que una revolución prospere, que el Ejército deje de ser leal a la clase dominante…” y nosotros podríamos agregar: o bien es necesario destruir a las FF AA. En nuestro caso, ambas “condiciones” se están cumpliendo. La “pseudo-revolución” necesita FF AA del gobierno y no de la República.

    Con la vista puesta en el futuro, en la restauración institucional de las FF AA para lograr el pleno restablecimiento del Estado Constitucional necesario -como instrumento jurídico de la Gran Política y de la Gran Estrategia- es conveniente reflexionar sobre lo expresado recientemente por Bada Panillo, refiriéndose a las FF AA europeas: …“De hecho ya ha comenzado este proceso de evolución con los Ejércitos profesionales, con los soldados mercenarios y los ataques a distancia, con armas cada vez más sofisticadas. Es un proceso en el que los ciudadanos, la sociedad civil, se alejan de la muralla, se retiran de la defensa y recuperan a la guerra como espectáculo de pantalla. Si no fuera por el terrorismo que nos busca el cuerpo y trae el conflicto a pie de calle, en las democracias occidentales hay quienes piensan que podríamos vivir en Paz” (12).

    A estos ciudadanos occidentales que cita Bada, los hemos llamado “pacifistas-progresistas” (8), directos responsables de hacernos vivir aquí sobre nubes de falacias que nos llevan a la actual situación de cruel inseguridad nacional. Nuestro hombre de a pie vive totalmente desinformado de la naturaleza de los conflictos emergentes de la posguerra fría. Los ministerios del ramo carecen de una mínima política de comunicación al respecto y cuando se expresan, mienten, no sabemos si por ignorancia, por conveniencias o por ambas razones (8). Pero han prohibido a sus funcionarios referirse a los nuevos riesgos y amenazas estratégicas posguerra fría.

    Hemos ingresado -en la presente globalización planetaria- a una nueva etapa de la civilización: la del Conocimiento. A ese hecho estructural, tectónico, se suma la construcción de un nuevo mapa geopolítico mundial, en la posguerra fría. Quienes no asumen estos cambios, viven ajenos a la dinámica realidad presente. Son extemporáneos. Si vamos a asumir la responsabilidad imperiosa de recuperar -en el 2015- un futuro para nuestra querida Patria, necesitamos reconstruir nuestro Estado y no podremos lograrlo sin el restablecimiento institucional de las FF AA. Pero, aclaremos, de las FF AA que exige éste tiempo y la naturaleza de los desafíos estratégicos presentes y futuros para retener la PAZ, o prevalecer en la guerra (13).

    Algunas pautas para la reestructuración de las FF AA argentinas (10)

    Además de los conflictos “históricos” no resueltos, existen cuatro nuevos actores principales de agresión y violencia en la región:

    Parias Socioculturales;
    Terroristas de la Información;
    Terroristas Asociados al Crimen Organizado y
    Delincuentes Económicos y Financieros.

    Nuestros Sistemas de Defensa e Inteligencia Estratégica no están capacitados, equipados, ni organizados para detectar y controlar estos actores, hechos y amenazas. Nos encontramos con que los conceptos de “crisis”, de “conflicto” y de “guerra” se están expandiendo hacia direcciones diluidas. En primer lugar, ya no podremos ver la guerra simplemente como los ejércitos de un Estado-Nación o grupo de Estados-Naciones combatiendo entre sí, aunque ello es lo que prescribe nuestra reciente Reglamentación de la Ley de Defensa Nacional.

    Los Estados nacionales ya no son los únicos que detentan el monopolio de la fuerza en el momento de ir a la guerra. Una variedad de entidades pueden librar hoy una guerra, algo que ya han hecho en otros períodos de la historia: corporaciones, grupos religiosos, organizaciones terroristas, tribus, bandas guerrilleras, carteles del narcotráfico y otros sindicatos y clanes del crimen. Lo estamos observando en el Gran Medio Oriente, epicentro de la guerra mundial en acto.

    Los ejércitos de la “civilización del conocimiento” diferirán de los de la “civilización industrial”. En primer lugar serán más flexibles y versátiles, para enfrentar las “asimetrías”. Serán más reducidos, aunque con mayores capacidades. Se les equipará con tecnología moderna, serán altamente adiestrados y hábilmente conducidos, emplearán una doctrina muy dinámica y una organización muy fluida y pre-desplegada, para operar en tiempo real.

    Aun así, en la “civilización del conocimiento” seguirán siendo el corazón y la voluntad humana los que determinen la victoria en el combate. Siempre habrá “un soldado” que, como integrante de un grupo tendrá que avanzar, conducir, navegar o volar hacia adelante, con la posibilidad de morir o ser herido. El valor, la dedicación desinteresada, la camaradería y el liderazgo no disminuyen al cambiar la tecnología, las organizaciones o los conceptos. Y ello exige una gran autoestima institucional.

    Así también, mientras el ser humano continúe dedicándose a producir, distribuir, financiar, vender y utilizar sus bienes, los soldados y los ejércitos continuarán siendo la garantía final y la seguridad estratégica que ampare a los ideales e intereses vitales de una Nación.

    Finalmente, las verdaderas causas de las guerras permanecerán constantes: Las personas -ya sean líderes políticos de una Nación o Estado o líderes de otras organizaciones- iniciarán guerras por miedo, odio, avaricia, ambición, venganza o por causa de otras emociones e ideas completamente humanas. Los pueblos irán a la guerra cuando perciban que pueden alcanzar sus objetivos al recurrir a la fuerza, cuando no les quede otra alternativa o cuando el honor, el orgullo, los principios o “los dioses”, así lo requieran.

    Por lo tanto la Humanidad continuará enfrentando la necesidad de darle fin a las guerras. No existe una solución puramente tecnológica para la guerra. Ésta, en último análisis, nunca podrá separarse de su dimensión social, política y esencialmente antropológica. Aunque la conducción y naturaleza formal de la guerra en la “era de la información” ha cambiado sustancialmente, las causales intrínsecas de la guerra permanecen relativamente constantes.

    Nuestros modelos -en donde existen- de Políticas de Defensa, son legados de la Guerra Fría, enfatizan las amenazas y los mecanismos de fuerzas “previsibles”. Su meta era el equilibrio disuasivo, porque era defensiva su actitud. Los futuros modelos deberán contemplar la oportunidad y la evolución dinámica del medio hostil que nos rodea. Deberán ser ágiles, adaptables, versátiles y flexibles, porque necesitarán fluidez para hacer frente a una complejidad cambiante e “imponderable”.

    Las naciones avanzadas se enfrentan tanto a potenciales competidores de primer rango -vale decir, globales- como a competidores de segundo nivel, con importante capacidad de armamento convencional. También a aquellos de segundo nivel, que no son Estados. El famoso libro del Profesor Samuel Huntington, “El Choque de las Civilizaciones”, es de gran importancia para nuestra reflexión. Muchas civilizaciones -¿o culturas?- pueden chocar en términos épicos. Los choques actuales se observan entre estados seculares y organizaciones criminales complejas. Hoy en día, como diría Trotsky, “no tenemos ni guerra ni paz en las culturas –civilizaciones- ni entre culturas –civilizaciones-”. Chocan formas organizacionales legítimas y legales y organizaciones humanas ilegítimas e ilegales. Se trata de guerras civiles autodestructivas y anárquicas cuyos hechos e indicios -en la región- rondan hace años.

    El Estado Nación, algunas empresas y variadas bandas, están compitiendo por el control de diversos recursos. Es preocupante que el Crimen Organizado Transnacional actual acumule más poder, dinero y computadoras que la mayoría de las empresas y que la mayoría de las empresas tengan más poder, dinero y computadoras que muchos Estados, especialmente en el área de predominio elegido.

    Esto está aumentando el caos político y la confusión conceptual referida a la Seguridad Nacional, debido a que se amplía y fragmenta el campo de batalla sobre las sociedades, se agrava la situación económica-social -a veces tratada perversamente por el Estado- y en nuestro caso debemos agregar que se ha legislado para que estas desgracias lleguen. La pseudo-revolución así lo exige. Si no se recuperan las FF AA de la República, la disgregación nacional es un hecho, por carencia de Estado.

    Como conclusión, podemos afirmar que:

    Pueblos Jóvenes + Dirigencias Corruptas + Estados Débiles = Excelentes “objetivos” para los “nuevos actores agresores”.

    Citas:

    (1) Luis Santiago Sanz. “Crisis, control y manejo”. Ed. Del Candil. 2005.

    (2) Heriberto J. Auel. “La Segunda Argentina en la Unión Sudamericana”. 2006. IIEEBA

    (3) Heriberto J. Auel. “La larga guerra civil argentina y el actual estado de guerra civil revolucionario”. 2014. IIEEBA

    (4) Mario A. Cadenas Madariaga. “Por dónde empezar”. 2014. www.ieeba.com

    (5) Mario A. Cadenas Madariaga. “El falso encanto de los moderados”. 2014. IIEEBA

    (6) Ray S. Cline. “World power assessment. A calculus of strategic drift”. Ed. Georgetown University Center for Strategic and International Studies. 1975.

    (7) Heriberto J. Auel. “El Narcoterrorismo, el Estado Nacional, la Democracia y las FFAA”. 2014. IIEEBA

    (8) Heriberto J. Auel. “¿Confusión, ignorancia o propósitos ocultos…?” 2014. IIEEBA

    (9) Federico A. Fernández Montesinos. “Las FF AA en la construcción del Estado”. IEEE - Instituto Español de Estudios Estratégicos

    (10) Heriberto J. Auel. “La guerra en la civilización del conocimiento”. 2002. IIEEBA

    (11) Heriberto J. Auel. “Relaciones Cívico Militares, la necesaria Reconstrucción del Estado y de la imprescindible Seguridad Nacional- Regional y Continental”. 2013. IIEEBA

    (12) José Bada Panillo. “Más allá de una cultura del miedo y del odio, de la guerra preventiva y del terrorismo”. Mira Ed. Zaragoza. 2000.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  2. #2
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    04 Jan, 09
    Mensajes
    2,270

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    cuando alguien escribe y cita a BOBBIO(marxista)ultra estudiado en la UBA estamos en problemas

    La nota es parcial... marcadamente antiperonista...perdon 100% gorila.

    Porque aun cree en laseuda democracia europeista impuesta a lafuerza en el tratado de asunción, ahi empieza laentrega no en el decretito.

    No hay autocritica del EA en esa nota... es obvio... el gral es de caballeria.

    Rescato algunas ideas...

    Sin FFAA no hay estado.

    Un abrazo
    Lucho1980 and MORPHEUS like this.

  3. #3
    Administrador Avatar de Pisciano
    Fecha de ingreso
    03 Jun, 08
    Mensajes
    22,731

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    Esta parte tambien es para tener en cuenta

    El tránsito de las FF AA occidentales -y dentro de ellas las argentinas- al transformarse desde la posición de “columna vertebral” -que dio origen al Estado-Nación argentino- en su posterior “brazo armado”, fue largo y difícil, con avances favorables y muchos y dolorosos retrocesos, en el ámbito de una prolongada y sangrienta guerra civil (3). Desde 1959 esta guerra se hizo “revolucionaria” y las carencias del cuasi-Estado impidieron que la victoria en combate frente al terrorismo, se consagrara en el nivel político-estratégico. Es el momento -diciembre de 1983- en el que las consecuencias de la larga Guerra Civil Revolucionaria se combinan con las de la breve Guerra del Atlántico Sur, dando lugar a la “alianza objetiva” de nuestros actuales enemigos: el terrorismo revolucionario leninista y los ingleses (3).

    La acción de pinzas de ésta síntesis, cuyo paradigma queda personificado en Horacio Verbitsky -terrorista revolucionario y agente británico-, destruyó la autoestima y los presupuestos de las FF AA, quebró la confianza en nuestro sistema judicial, licuó las instituciones y destruyó la ética política. Surgió -en consecuencia- la inseguridad estratégica y pública -hoy incardinadas-, la corrupción generalizada, la pobreza, la indigencia y el “default” del Estado-Nación.
    Vertbisky, a quien le decían "el ministro sin cartera" porque era el Ministro de Defensa paralelo, actuó en tándem con Garré y ellos convencieron a NK de aplicar la defensa defensiva que claramente favorecía los intereses militares de Inglaterra. Poco tiempo después se supo que una sobrina de Vertbisky, ciudadana inglesa (hija del agregado de prensa de embajada británica en la Argentina ¿que relación sanguinea o parental tiene "el perro" con un miembro de la embajada inglesa?) fue nombrada funcionaria en el MinDef en la secretaria de DDHH, que seleccionaba los legajos del personal. Todos los VGM más destacados fueron pasados a retiro o encarcelados bajo su gestión, incluyendo quien fue el que comando la ocupación de Malvinas, el almirante Buser quien murió en la cárcel, en lugar de haber ocupado un sitial de honor.

    Todo esto, aunque parezca mentira, ocurrió sin que los grandes medios hayan hecho siquiera una mención, apenas algunos blogs o medios de baja circulación fueron quienes se animaron a mencionarlo. Los actos de traición a la patria no tienen castigo en la Argentina.

    Los ingleses se encargaron de aplicar el castigo ejemplar a quienes se infligieron una derrota indigna como fue la ocupación de Malvinas, sin que ellos hayan derramado una gota de sangre, que para los ingleses es una humillación. Lamentablemente realizado con agentes locales.
    Última edición por Pisciano; 12/09/2014 a las 09:15
    Lucho1980, ferdyj77 and RCTAN8 like this.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  4. #4
    Banned
    Fecha de ingreso
    23 Oct, 12
    Mensajes
    334

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    Cita Iniciado por Pisciano Ver mensaje
    Esta parte tambien es para tener en cuenta



    Vertbisky, a quien le decían "el ministro sin cartera" porque era el Ministro de Defensa paralelo, actuó en tándem con Garré y ellos convencieron a NK de aplicar la defensa defensiva que claramente favorecía los intereses militares de Inglaterra. Poco tiempo después se supo que una sobrina de Vertbisky, ciudadana inglesa (hija del agregado de prensa de embajada británica en la Argentina ¿que relación sanguinea o parental tiene "el perro" con un miembro de la embajada inglesa?) fue nombrada funcionaria en el MinDef en la secretaria de DDHH, que seleccionaba los legajos del personal. Todos los VGM más destacados fueron pasados a retiro o encarcelados bajo su gestión, incluyendo quien fue el que comando la ocupación de Malvinas, el almirante Buser quien murió en la cárcel, en lugar de haber ocupado un sitial de honor.

    Todo esto, aunque parezca mentira, ocurrió sin que los grandes medios hayan hecho siquiera una mención, apenas algunos blogs o medios de baja circulación fueron quienes se animaron a mencionarlo. Los actos de traición a la patria no tienen castigo en la Argentina.

    Los ingleses se encargaron de aplicar el castigo ejemplar a quienes se infligieron una derrota indigna como fue la ocupación de Malvinas, sin que ellos hayan derramado una gota de sangre, que para los ingleses es una humillación. Lamentablemente realizado con agentes locales.
    O sea que el problema se reduce al "perro" Vertbisky? Buser en un podio? se ve que no conoce toda su biografía.
    Coincido con ñandu, cero autocrítica para las FF.AA, que gobernaron en buena parte del siglo XX.

    Para cosas como esta, prefiero leerlo a Baufre o Losurdo
    ñandu33 likes this.

  5. #5
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    04 Jan, 09
    Mensajes
    2,270

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    El problema se reduce a MALVINAS y la entrega posterior desde la llegada de la democracia.

    LAfigura del Perro es funcional a laTrilateral, el SIPRI, Oxford y los radicales comprometidos con el Eliseo.

    Por eso también la influencia de las privatizadas en la del TURCO casi TODAS era "EUROPEAS".... hasta los franceses tenían el negoción del espacio radio electrico.

    Sumale que casitodas las fuerzas estan compuestas con demasiado armamento europeo...

    EL PERRO es el representante de la FORD: en la página del CELS lo publicitan directamente.

    Garré responde al perro, el perro responde a CIA y MI6.

    Hace rato que estamos en el horno.

    NO SE PARA QUE TENEMOS GRUPOS DE FRANCO TIRADOS O TIRADORES DESTACADOS SI NO SE USAN.

    Hasta no derogar formalmente el Tratado de Madrid y el TRATADO DE ASUNCION estamos hasta las bolas

    Un abrazo

  6. #6
    Banned
    Fecha de ingreso
    16 Oct, 08
    Ubicación
    CABA
    Mensajes
    3,367

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    separemos la paja del trigo...los militares que murieron en la cárcel fue por decisión de la justicia, no se puede cambiar todo según el cristal con que se mire, yo no estoy contento con este administración pero tampoco voy a caer en la sedición.
    Parte de la decadencia operativa actual de las ff.aa no solo es por pocos o nulas adiciones sino por temas burocráticos de larga data, una cosa es la"defensa no provocativa" y otra lo que se esgrime acá, dos cosas muy distintas, la unidad, reciprocidad y conjuntes entre las distintas armas sigue siendo una materia pendiente.

  7. #7
    Colaborador Avatar de DragoDrayson
    Fecha de ingreso
    01 Aug, 09
    Mensajes
    12,842

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    Cita Iniciado por ñandu33 Ver mensaje
    El problema se reduce a MALVINAS y la entrega posterior desde la llegada de la democracia.

    LAfigura del Perro es funcional a laTrilateral, el SIPRI, Oxford y los radicales comprometidos con el Eliseo.

    Por eso también la influencia de las privatizadas en la del TURCO casi TODAS era "EUROPEAS".... hasta los franceses tenían el negoción del espacio radio electrico.

    Sumale que casitodas las fuerzas estan compuestas con demasiado armamento europeo...

    EL PERRO es el representante de la FORD: en la página del CELS lo publicitan directamente.

    Garré responde al perro, el perro responde a CIA y MI6.

    Hace rato que estamos en el horno.

    NO SE PARA QUE TENEMOS GRUPOS DE FRANCO TIRADOS O TIRADORES DESTACADOS SI NO SE USAN.

    Hasta no derogar formalmente el Tratado de Madrid y el TRATADO DE ASUNCION estamos hasta las bolas

    Un abrazo
    Con la posible salida de Rossi del Ministerio: el perro volvería a tener más presencia con el posible sucesor?
    "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

  8. #8
    Colaborador Avatar de RCTAN8
    Fecha de ingreso
    14 Feb, 14
    Ubicación
    Buenos Aires - Argentina
    Mensajes
    1,210

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    El Gral Heriberto J. Auel es, sin duda alguna, uno de los generales más prestigiosos y sus textos son de consulta permanente para todo aquel que quiera opinar sobre la Defensa Nacional, las FFAA y la relación de estas con la Política. Se puede o no estar de acuerdo lo vertido por HJA pero debo destacar que la visión que intenta trasmitirnos sobre la evolución de la decadencia de las FFAA en lo particular y de la Defensa Nacional en general y de la relación de la política, o mejor dicho, de los políticos con los temas de esta última son, en mi opinión, extremadamente interesantes. Destaco algunos párrafos con los que me encuentro totalmente identificados:

    La presente realidad situacional argentina nos releva de tener que demostrar que nuestra querida Patria Argentina, desde hace décadas, o mejor dicho, desde hace demasiadas décadas, carece de una Gran Política y de su respectiva Gran Estrategia. Ello nos coloca en emergencia. Pero lo que más alarma al sector social intuitivo o bien pensante es que, abierta ya la porfía para ocupar el “sillón de Rivadavia” en el 2015, no se descubre en los numerosos discursos preelectorales una sola propuesta global de naturaleza POLÍTICA, que plantee sacarnos de la crisis-decadencia que abarcó casi todo el siglo XX y continúa en el siglo XXI, agravándose. (2)
    La seguridad estratégica de nuestra nación está en “grave riesgo” debido a que “nuestros gobernantes intentan manejar conflictos del siglo XXI con conceptos del siglo XIX” y no existe una adecuación, en lo que a conceptualización funcional estratégica se refiere, a fin de prever y abarcar de un modo integral la realidad que nos toca vivir. El cimiento actual de la seguridad estratégica nacional, en cualquier lugar del mundo, es el entendimiento de la naturaleza de los conflictos, la inteligencia estratégica oportuna, entendida ésta como el elemento crítico del poder militar, núcleo duro del Estado. Esa información procesada y las previsiones consecuentes, son los elementos centrales para la posibilidad de lograr la confiabilidad, la credibilidad y la atracción de inversiones económicas internacionales, imprescindibles para un desarrollo económico “sustentable”. Nuestro diagnóstico político-defensivo debe centrarse en dos áreas que tienen implicancias muy profundas para la Seguridad del Estado y la competitividad nacional: las reales amenazas y los hechos estratégicos ya presentes y la naturaleza de la guerra y de la paz, en el umbral del Siglo XXI.
    Sin duda alguna, ha faltado y falta pensamiento estratégico en nuestra dirigencia política y, tan preocupante como lo primero, es que también ha faltado y falta en la militar. Sin embargo creo que ha sido la dirigencia militar la que, dificultando el acceso a los civiles a la formación en todo lo relacionado a la Defensa Nacional, es la gran culpable de que los políticos carezcan por completo de interés o formación en la materia. A esta preocupante realidad se suman las ideologías que aportan su cuota de confusión.

    Para los políticos pareciera que los conceptos básicos del "Pensamiento Estratégico" y de la Estrategia puden ser interpretados y moldeados de acuerdo a sus caprichos políticos y gobernantes, estos últimos, se encuentran generalmente inmersos en el baño de coyuntura e inmediatez que les propone el populismo. Para ellos importan las consecuencias inmediatas de las acciones de gobierno y los "efectos ulteriores", aquellos que repercuten en el mediano y lago plazo, no se consideran en lo más mínimo. No se consideran a la Inteligencia Estratégica como una herramienta esencial de gobierno, por lo que los escenarios futuros que utilizan son solo expresiones de deseos, propios del voluntarismo y sin demasiado asidero con lo posible, menos aún con lo probable.

    No poseer una verdadera Icia Estratégica lleva a carecer de "hipótesis de conflicto" lo que resulta haciendo imposible una planificación estratégica. Sin ella todo es fruto de la ideología y la improvisación, nada del análisis riguroso. En este contexto es imposible que un dirigente político aprecie la importancia de las FFAA porque en realidad no llega a apreciar la importancia de la Defensa Nacional. Además, carecer de "pensamiento estratégico", les impide considerar escenarios y situaciones estratégicas más allá de las coyunturales profundizando la "ceguera estratégica".

    Las ideologías y cierto infantilismo en materia de relaciones internacionales hace que los políticos inviertan la ecuación "capacidades - intenciones" dándole más importancia a lo segundo, las intenciones, que a lo primero. No entienden que las intenciones varían en instantes, mientras que las capacidades se mantienen por años. Confiar en que un Estado "amigo" mantendrá las intenciones en el tiempo, aún a costa de sus intereses, ha sido la tumba de más de uno cuando al variar inesperadamente las primeras el agresor hace uso de sus capacidades.

    La solución a nuestros problemas comienza por educar a políticos y civiles en general en el verdadero significado e importancia de la Defensa Nacional incluyendo materias, tanto en el nivel secundario como en el universitario, enfocadas a formar dirigentes "líderes", con vocación por la anticipación y no dirigentes que a lo sumo respaldan sus decisiones anclándolas en el pasado o en encuestas de opinión.
    Última edición por RCTAN8; 12/09/2014 a las 12:45
    RCTAN8
    "Vis pacem, para bellum"
    "Proeliis parta sunt, ferro et viribus, sed bella parta caput"
    (Las batallas se ganan con espadas y fuerza, pero las guerras se ganan con la cabeza, Publio Cornelio Escipión)

  9. #9
    Usuario registrado Avatar de Jagdverband 44
    Fecha de ingreso
    19 Jun, 10
    Mensajes
    1,302

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    Cita Iniciado por ñandu33 Ver mensaje
    cuando alguien escribe y cita a BOBBIO(marxista)ultra estudiado en la UBA estamos en problemas

    La nota es parcial... marcadamente antiperonista...perdon 100% gorila.

    Porque aun cree en laseuda democracia europeista impuesta a lafuerza en el tratado de asunción, ahi empieza laentrega no en el decretito.

    No hay autocritica del EA en esa nota... es obvio... el gral es de caballeria.

    Rescato algunas ideas...

    Sin FFAA no hay estado.

    Un abrazo
    La verdad ñandu es que Bobbio podrá ser muchas cosas pero ni de casualidad marxista, es más era uno de los críticos más acerrimos de esa postura ideológica, máxime para alguien que siempre defendió la social democracia y estuvo muy lejos de los extremos. Además creer que nuestra forma de democracia es entreguista es un error, los que son entreguistas son los gobiernos corruptos independientemente del color ideológico que tengan, y es en definitiva -salvo honrrosas excepciones- lo que ha caracterizado a la Argentina en los últimos 70 años. Sin instituciones fuertes, independientes del poder político no hay ni puede haber futuro de nigún tipo, en nuestro país siempre se ataca al síntoma visible - la fiebre- y nunca la causa base. A vos no te gusta el artículo porque tu cercanía al peronismo hace que entre sal en la herida, lo que es inobjetable es que el peronismo guste o no el concepto, es un responsable directo de la debacle argentina como Nación.
    RCTAN8 likes this.

  10. #10
    Usuario registrado
    Fecha de ingreso
    04 Jan, 09
    Mensajes
    2,270

    Predeterminado Re: Los argentinos, ¿cómo salimos de la actual emergencia política y estratégica?

    Cita Iniciado por Jagdverband 44 Ver mensaje
    La verdad ñandu es que Bobbio podrá ser muchas cosas pero ni de casualidad marxista,
    BASTA DE CHAMUYO!!!!

    Perteneció a la Accademia Nazionale dei Lincei y fue miembro correspondiente de la Academia Británica desde 1966.

    En 1935 fue arrestado por el régimen por primera vez, junto con sus amigos del grupo antifascista Giustizia e Libertà. Entre 1942 y 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, fue encarcelado debido a su pertenencia a la resistencia italiana.

    Fue nombrado senador vitalicio de Italia siendo Presidente de la República Sandro Pertini. Fue Doctor honoris causa por las Universidades de París, Buenos Aires, Complutense de Madrid, Bolonia, Chambéry y Carlos III de Madrid.


    Bobbio ha sido llamado un socialista liberal en la tradición de Piero Gobetti y Carlo Rosselli. Participó desde 1942 en el Movimento Liberalsocialista creado por Aldo Capitini y Guido Calogero. En octubre de 1942 se afilió al clandestino Partito d'Azione, por el que llegaría a ser candidato en las elecciones a la Asamblea constituyente italiana de 1946.3 Durante este período Bobbio fue también influido -debido a sus estudios de leyes y economía- tanto por Hans Kelsen como Vilfredo Pareto

    En 1943 Bobbio ingresó a la resistencia antifascista, integrándose en el movimiento Giustizia e Libertà -de inspiración social demócrata- debido a lo cual -en diciembre del mismo- fue encarcelado.

    Después de la guerra, y por mucho tiempo, Bobbio se alejó de la política activa, especialmente después de un fracasado intento de ocupar un escaño en el congreso italiano, a pesar de lo cual continuó participando en diferentes actividades de carácter cultural.

    En 1967 Bobbio participa en la asamblea constituyente del Partido Socialista Unitario. Sus aportaciones mayores a la vida política han tenido lugar en el ámbito ideológico y programático, especialmente su actividad académica en la Universidad de Turín -en la cual llegó a ser fundador de la cátedra de Economía política y decano de la Facultad de Ciencias políticas. Por sus trabajos en estas áreas llegó a ser miembro de la Accademia Nazionale dei Lincei y la Academia Británica. Adicionalmente fue nombrado (en 1979) Profesor Emérito de la Universidad de Turin y Senador por Vida (1984)

    Como senador, Bobbio se registró como independiente en el grupo socialista. En 1996 se inscribió en el Partido Demócratas de Izquierda.

    Esta situación coincidió con un período particularmente inestable y confuso en la vida política italiana, que culminó con el secuestro y muerte de Aldo Moro por las Brigadas Rojas, (1978), el escándalo de la logia Propaganda Due (1981); El asesinato del jefe de la policía militar nacional (Carabinieri) (Carlo Alberto Dalla Chiesa) por la Mafia (1982) y finalmente el colapso y disolución de la Democrazia Cristiana (1991-1994) (ver también: Manos Limpias (Italia))

    Durante este período Bobbio se mostró como un fuerte partidario del principio de legalidad, la limitación y separación de poderes y al mismo tiempo, como socialista, opuesto a lo que percibía como la tendencia autoritaria y antidemocrática de la mayoría de los partidos comunistas. Sin embargo -o quizás, consecuentemente- era un fuerte partidario del compromiso histórico, del reencuentro entre el socialismo

    Tanto en sus enseñanzas como en sus muchas obras, tales como Politica e cultura (Política y cultura, 1955), Da Hobbes a Marx (De Hobbes a Marx, 1965) y Quale socialismo? (¿Qué socialismo?, 1976), Bobbio ha analizado las ventajas y desventajas del liberalismo y del socialismo, tratando de mostrar que quienes defienden ambas ideologías basan sus actividades en el respeto al orden constitucional y en el rechazo a los métodos antidemocráticos, incluyendo, como es obvio, el análisis y la crítica a la corrupción que ha caracterizado la vida política italiana de los últimos años y el terrorismo al que se opuso con energía durante las décadas de los años 1960 y 1970...


    MARXISTA NO SIGNIFICA COMUNISTA

    ERA MAXISTA

    ERA MASON

    ERA PARTISANO ITALIANO

    ERA BOBBIO... un metido en los asuntos argentinos...

    Y ADEMAS BOBBIO ERA AMIGO DE FILIPPI que es profesor mio y pay pal.

    Y EL QUE SABE MAS DE BOBBIO ES FILIPPI que fue su secretario,... ademas bobbio es rescatista de GRAMSCI otro colorado...

    TODOS SON MARXISTAS....

    LARGA EL ROLLO.

    LARGA UBA....

    cacha lo libros!


    Un abrazo

    PD; no m vengas que era facho!!!!
    Última edición por ñandu33; 13/09/2014 a las 03:04

Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Desarrollado por Devonix
Programador PHP Yii Framework

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30