Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Marinha do Brasil

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Caza AF-1 (N-1004) fue entregue a Embraer Defensa y Seguridad para ser modernizado





    El 28 de marzo el caza AF-1 (N-1004) se posó en la Embraer Defensa y Seguridad, en Gavião Peixoto, para ser modernizada. El vuelo fue realizado con el acompañamiento del caza modernizado AF-1B (N-1008).

    El caza, una versión monoplaza, será la última en modernizarse, teniendo su entrega prevista para noviembre de 2020, cuando entonces el Escuadrón VF-1 tendrá 6 cazas modernizadas (4 monoplaces y 2 biplaces).

    Las nuevas aeronaves modernizadas, propician a los pilotos de la Marina, tener una mayor conciencia situacional y familiaridad con la operación de sistemas de una aeronave moderna, condición imprescindible en el escenario de combate actual.




    Fuente:

    https://www.defesaaereanaval.com.br/...er-modernizado
    Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 09/04/2019, 17:36.

    Comentario



    • LAAD 2019: ICN y la asociación con la Marina de Brasil para el desarrollo de su primer Submarino Nuclear


      Yo destaco:

      Brasil ya tiene 100% de tecnología nacional para construir submarinos convencionales y 80% nucleares.




      E.M.Pinto

      Durante la LAAD 2019 que se realiza hasta el viernes 05/04 en el Río Centro, Daniel Fernandes Mendonça el asesor de Relaciones Institucionales de ICN, concedió informaciones sobre los trabajos del Programa de Desarrollo de Submarinos (Prosub) para que el mismo siga su rumbo religiosamente dentro del cronograma previsto.

      Mendonça afirmó que en un futuro próximo la ICN alterará su estatuto lo que permitiría una nueva constitución y una nueva perspectiva de proyectos y negocios.

      Según él, el modelo se basa en la experiencia de éxito alcanzada por Embraer, empresa creada como estatal, que hoy posee capital abierto y participa de diversos proyectos de aviación comercial y militar dentro y fuera de Brasil.

      Él todavía afirmó

      "Somos capaces de producir submarinos con 100% de tecnología nacional.
      La transferencia de tecnología adquirida con el S40 Riachuelo, ya fue concluida, y en el caso del submarino nuclear SN Álvaro Alberto, con conclusión prevista para 2029, ya dominamos cerca del 80% ",



      Esta aleta estatutaria permitirá que a largo plazo podamos vislumbrar negociaciones de submarinos fabricados por la industria naval brasileña con otros países y también permitir que la compañía hoy restringida a Prosub participe de proyectos para embarcaciones de superficie, tanto militares y civiles.



      Mendonça informó que tras el lanzamiento del S40 Riachuelo al mar, en diciembre del año pasado, ICN sigue trabajando no sólo en las pruebas con el submarino, para entregarlo al inicio de las operaciones por parte de la Marina en 2020, pero también para la construcción de los demás tres modelos convencionales del modelo SBR previstos en el Prosub que son el S41 Humaitá, el S42 Tonelero, y el S43 Angostura.

      Por el cronograma actual de la Marina, los tres submarinos convencionales deberán ser concluidos en septiembre de 2020, en diciembre de 2021 y en diciembre de 2022, respectivamente. Los trabajos de desarrollo del reactor nuclear, ítem no incluido en el contrato con el Naval Group, siguen su curso en el Centro Tecnológico de la Marina, en São Paulo el cual está previsto para su conclusión en 2023.


      En el momento, el SN-1 Álvaro Alberto tendrá 100 m de longitud y seis kton de desplazamiento, además de autonomía ilimitada y capaz de operar a una profundidad de hasta 300m y una tripulación de hasta 100 integrantes.

      Fuente:
      http://www.planobrazil.com/laad-2019...arino-nuclear/
      Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 11/04/2019, 10:50.

      Comentario


      • Submarino nuclear: Amazul y Marina se preparan para iniciar el proyecto detallado







        Por David de Souza

        El plan de construir el primer submarino con propulsión nuclear de Brasil se acerca a avanzar de nuevo.

        El emprendimiento está más cerca de entrar en la llamada "fase C", etapa de desarrollo del proyecto detallado de la unidad.

        Tanto la Dirección General del Desarrollo Nuclear y Tecnológico de la Marina como la estatal Amazul se están preparando para iniciar este nuevo ciclo a partir del comienzo del próximo año. "Es una fase de detalle y requiere mucho servicio de ingeniería, para luego partimos para la construcción, que es la cuarta etapa.

        Esta fase de proyecto detallado tiene una duración estimada de dos años ", declaró el presidente de Amazul, Ney Zanella dos Santos.

        El ejecutivo también lista algunos otros planes de la compañía para el sector nuclear, como la participación en proyectos de ingeniería en la extensión de vida útil de Angra 1 y en la reanudación de las obras de Angra 3.

        Además, como se sabe, Amazul inauguró recientemente su nueva sede, en São Paulo, donde se pueden desarrollar actividades ligadas a las Industrias Nucleares de Brasil (INB). "Ellos están necesitando una unidad de pruebas y entrenamientos. Y estamos disponibles para ello, principalmente en un sector tan delicado en Brasil, que es la parte complicada de licenciamiento ", reveló Zanella.


        Fuente y materia completa:

        https://www.naval.com.br/blog/2019/0...eto-detalhado/
        Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 12/04/2019, 12:03.

        Comentario


        • Hola,

          He intentado traducir sólo los aspectos más relevantes del texto de la Política Naval de Brasil.

          Llamo la atención sobre algunos aspectos del texto:

          - El apoyo a la industria de defensa nacional, buscando autonomía en campos sensibles de defensa y construcción naval.

          - La constatación de que los países avanzados NO transfieren tecnologías sensibles, las cuales necesitan ser desarrolladas localmente.

          - La posición de Brasil en cuanto a la Antartica (que me parece difiere de la visión Argentina en cuanto a la cuestión de soberanía) de uso pacífico y para investigaciones de toda humanidad.


          Política Naval de la Marina de Brasil

          El nuevo documento Política Naval de la Marina de Brasil tiene el propósito de orientar la planificación estratégica de la Marina, a partir del establecimiento de los Objetivos Navales de más alto nivel, teniendo en vista el alcance de la Visión de Futuro de la Fuerza Naval.



          La Política Naval orienta la planificación estratégica de la MB, cuyo cumplimiento impone la disponibilidad de fuerzas navales aptas para actuar en consonancia con la magnitud político-estratégica y económica de Brasil en el escenario internacional.

          El documento se dividió en cuatro secciones principales: Contexto de la política naval; Concepción de la Política Naval; Objetivos Navales y Mapa Estratégico de la Marina.

          MENSAJE DEL COMANDANTE DE LA MARINA


          El mar siempre estuvo presente en la Historia de Brasil.
          Por el mar fuimos descubiertos y nos hicimos Estado.

          A partir del mar y de los ríos, consolidamos nuestra independencia y fijamos nuestras fronteras, lo que garantiza, hasta los días actuales, la integridad de nuestro territorio.


          También fue en los mares que defendemos la Patria de las más graves agresiones a la soberanía nacional.
          En suma, nuestro País continental guarda relación inseparable con los espacios oceánicos y ribereños, tanto por su origen, como por disponer de inmensas riquezas que, seguramente, serán cada vez más importantes para nuestra supervivencia y prosperidad.
          Brasil, debido a la situación socioeconómica, extensión territorial, espacios oceánicos y sus Líneas de Comunicación Marítimas (LCM) de interés, actúan en la comunidad nternacional como actor global.

          Poseedor de inmensos recursos naturales, incluso en el lecho y en el subsuelo marino bajo jurisdicción brasileña, y de una capacidad tecnológica e industrial en proceso de avance, el País tiene elevado potencial para ampliar su proyección internacional, que puede propiciar eventuales conflictos de intereses.

          El dimensionamiento de la Marina de Brasil (MB) debe guardar compatibilidad con la importancia de la inserción político-estratégica del país en el escenario internacional, en vista de su grandeza económica e influencia regional, la cual debe ser igualmente percibida y ratificada por la sociedad.

          Así, la MB debe poseer Poder Naval creíble, que incorpore múltiples capacidades operativas y que sea flexible en su configuración, de modo que la Fuerza pueda ser moderna, apresurada y motivada, con alto grado de independencia tecnología.

          La Política Naval tiene el propósito de establecer los Objetivos Navales, que deben ser alcanzados por la MB, orienta su planificación estratégica, siendo formulada en un ambiente donde están presentes factores que, al influenciar su concepción, serán determinantes para una coherencia con la realidad.

          Almirante de Escuadra ILQUES BARBOSA JUNIOR



















          1. Introducción


          Brasil tiene un papel destacado en el mundo, siendo el quinto mayor país en extensión territorial, estando entre los diez más poblados y con una de las las mayores economías del planeta.
          Dotado de una amplia gama de recursos naturales, como el agua dulce y las tierras cultivables, y de capacidad tecnológica e industrial avanzada, el País tiene un elevado potencial para ampliar su proyección internacional, lo que, eventualmente, puede despertar conflictos de intereses.

          Así, desde el punto de tiempo de paz, es imprescindible que Brasil disponga de Fuerzas Armadas modernas, equipadas y capacitadas para garantizar su soberanía e intereses
          estratégicos, y que respaldan su política exterior y posicionamientos en los foros internacionales.

          De acuerdo con los objetivos y directrices establecidos en la Política Nacional
          de Defensa (PND) y en la Estrategia Nacional de Defensa (END), documentos de
          alto nivel que condicionan la preparación y el empleo de las Fuerzas Armadas,
          a la Marina de Brasil (MB) el empleo del Poder Naval.




          2. Contexto de la Política Naval Brasileña

          2.1 Fundamentos

          La PND observa los principios constitucionales que rigen las relaciones internacionales del Estado brasileño, así como la proyección del país en el concierto de las naciones y la ampliación de su inserción en procesos decisorios
          Internacional.

          La PND también establece como área de interés prioritario, sin
          desconsiderar los intereses nacionales en otras partes del mundo, el entorno estratégico brasileño, que incluye América del Sur, el Atlántico Sur, los países de la costa occidental africana y la Antártica.

          En función de su representatividad política y económica en el mundo, Brasil también concede prioridad a la relación con los países poseedores de las mayores competencias tecnológicas, buscando el estrechamiento de relaciones, con el fin de incrementar su capacidad de Defensa.

          2.2 El medio ambiente nacional

          Brasil, por tradición, valoriza y promueve la convivencia armónica entre los países y defiende las relaciones internacionales cuya gobernanza se basa en valores, instituciones y normas internacionales. La historia, sin embargo, demuestra que las relaciones de fuerza desempeñan un papel relevante en las las interacciones estatales.
          En un ambiente complejo, Brasil anhela una inserción aún mayor en el escenario internacional, con el fin de lograr una mejor representatividad en las decisiones en
          foros de alcance regional, interregional y global.

          En función de la relevancia del país, su ascenso requiere acciones en el sentido de garantizar los intereses nacionales en el entorno internacional, el contexto que el Poder Militar puede ser más actuante.

          La población brasileña, por su parte, tras un largo período libre de conflictos externos, no posee la percepción sobre las actuales amenazas, teniendo en vista su complejidad, carácter difuso y mutante. Por otra parte, la historia demuestra que, incluso en los períodos anteriores a los dos grandes conflictos mundiales, la población y los dirigentes no percibían las amenazas a nuestro país.

          No se imaginaban ni preveían que Brasil sería instado a participar de esas guerras, sufriendo ataques a su soberanía en las Aguas Jurisdiccionales (AJB), además de tener que actuar en otros campos de batalla, lejos de nuestro continente. En esas ocasiones, el ambiente de falta de la percepción de amenazas reinante en Brasil, dificultó y retrasó la adecuada
          prontitud de los aparatos militares.

          Para proteger a su pueblo y su patrimonio, así como para tener respaldo para defender los intereses nacionales, Brasil debe estar preparado para enfrentar amenazas que vengan a poner en riesgo sus objetivos. El eventual enfrentamiento de esos antagonismos debe ocurrir de forma soberana, de acuerdo con los principios y fundamentos constitucionales y las normas del
          Derecho internacional.

          Por su parte, la natural vocación marítima brasileña es respaldada por su extenso litoral, hidrovías, por la magnitud de su comercio marítimo y por la incontestable importancia estratégica y económica del Atlántico Sur, el cual acoge la "Amazonia Azul", área que incorpora elevado potencial de energía recursos vivos y no vivos, como las mayores reservas de petróleo y gas natural de Brasil.

          Los océanos también son importantes acondicionadores climáticos, además de servir de cuna para cables submarinos, cuyo tráfico de datos es responsable de prácticamente toda la comunicación del país con el mundo.
          Desde el punto de vista de la Marina de Brasil, sin descuidar las demás regiones brasileñas, se debe tener especial atención a las áreas del litoral donde se concentran los poderes político y económico, y la mayor parte de la población brasileña, además del Atlántico Sur y de la Amazonia .
          La MB debe buscar más inversiones en Ciencia, Tecnología e Innovación, en la calificación del capital humano y en la infraestructura (transporte, energía, comunicación, etc.). Los cuellos de botella existentes en esa área pueden impactar negativamente el desarrollo del país y crear dificultades para la garantía de la soberanía nacional.

          La existencia de una matriz energética diversificada y una infraestructura
          adecuada, incluidas las hidrovías, puertos y terminales, contribuye decisivamente
          para la unidad nacional y la integración territorial, permitiendo
          desarrollo, el acceso a puntos estratégicos del territorio y la
          con una movilización y logística para la Defensa Nacional.

          La seguridad y la defensa del espacio cibernético brasileño también requieren
          atención especial, por ser esenciales para garantizar el funcionamiento de los sistemas de información, de mando y control, y de comunicaciones de interés nacional.

          2.3 El entorno internacional

          En consecuencia de la globalización, los Estados son más interdependientes, y las asociaciones político-económicas entre naciones son formadas o fortalecidas en busca de mayor influencia internacional y de apoyo a los respectivos intereses nacionales.

          La configuración internacional, caracterizada por asimetrías de poder, genera tensiones e inestabilidades, contribuyendo al surgimiento de grupos insurgentes y de organizaciones terroristas o criminales que tienden a incrementar la guerra irregular y la posibilidad del uso de artefactos nucleares, biológicos, químicos, radiológicos o explosivos. Aunque la aparición de conflictos generalizados entre Estados ha reducido, son frecuentes
          aquellos de carácter étnico y religioso, exacerbando los nacionalismos y
          fragmentando los Estados, escenario propicio para combinaciones de distintos conceptos de guerra.
          La expansión mundial de las actividades humanas, derivada de los crecimientos económico y poblacional, ha resultado en la ampliación de la demanda por recursos naturales.

          De esta forma, las disputas por áreas marítimas, por fuentes de agua dulce, de alimentos, de recursos minerales, de biodiversidad y de energía no pueden descuidarse.

          Tales cuestiones pueden llevar a injerencias en asuntos internos oa controversias sobre espacios sujetos a la soberanía de los Estados, configurando posibles cuadros de conflictos.

          América del Sur, el Atlántico Sur, la Antártida y los países africanos lindeiros al Atlántico Sur tienen importantes reservas de recursos naturales escasos alrededor del mundo.

          Tal escenario puede provocar la ocurrencia de conflictos, en los que prevalezca el uso de la fuerza o sea necesario su respaldo para la imposición de sanciones políticas y económicas. En el Atlántico Sur, potencias externas han incrementado su actuación y presencia, incluso, con la posesión de territorios en la región. Así, las expresiones del El Poder Nacional debe estar adecuadamente capacitados para, cuando sea necesario, defender los intereses nacionales.

          En el ámbito regional, el período sin conflictos graves y la convergencia de intereses contribuye al incremento de la cooperación entre los países sudamericanos, lo que promueve la consolidación de la confianza mutua y la ejecución de proyectos de defensa, con miras al desarrollo de
          capacidades tecnológicas e industriales, además de estrategias para la solución de problemas comunes.


          La demanda por ayuda humanitaria y por operaciones de paz tiende a aumentar, de modo que el país pueda ser estimulado a ampliar su participación en estos tipos de misión. Además del aumento de su influencia política global, la participación en las operaciones internacionales permitirá
          Brasil estrechar lazos de cooperación por intermedio de las Fuerzas Armadas y
          de las agencias participantes de las misiones.


          En cuanto a sistemas de información, de mando y control, y de
          las comunicaciones, los accesos no deseados serán cada vez más frecuentes, por medio de acciones en el ambiente cibernético, incluso con eventuales bloqueos
          del flujo de informaciones de interés nacional, capaces de exponer o paralizar actividades vitales para el funcionamiento de las instituciones nacionales. aquellos los accesos pueden afectar o incluso inviabilizar operaciones navales, cara a cara
          de la dificultad o de la imposibilidad de ejercer acciones de mando, control e inteligencia.

          Los cambios climáticos también pueden acarrear graves consecuencias
          ambientales, sociales, económicas y políticas, exigiendo mayor capacidad estatal de actuar.

          La actuación de las Fuerzas Armadas puede ser necesaria para asegurar los intereses del Estado y la integridad física y psicológica de los nacionales los brasileños se llenaron en representaciones diplomáticas y empresas en el exterior,
          amenazadas por eventuales inestabilidades políticas y sociales.
          Ante esta coyuntura, es imprescindible que Brasil se mantenga
          capaz de ejercer plenamente su soberanía y capacidad disuasoria, lo que demanda acciones alineadas e indivisibles de todos los sectores gobierno.

          3. Concepción de la Política
          Naval Brasileña





          Los diversos sectores de la Marina de Brasil deberán contribuir a la consecución de los Objetivos Navales. Para alcanzarlos, deben ser observados los siguientes supuestos básicos:

          • Mantener la Fuerza adecuadamente motivada, preparada y equipada, para de capacitarla para cumplir su misión constitucional y proveer la adecuada
          capacidad de disuasión;

          • Buscar la regularidad presupuestaria-financiera, indispensable al pleno el cumplimiento de la misión y la continuidad de los proyectos estratégicos;

          • Valorar los mecanismos existentes de construcción de confianza
          mutua, así como la participación en coaliciones multilaterales, de forma
          contribuir a la seguridad marítima del Atlántico Sur ya la protección de las líneas de comunicación marítimas de interés nacional, incluso en otros espacios marítimos;

          • Incrementar el empleo de recursos en investigación y desarrollo, incluyendo asociaciones con la academia, y la capacidad de atraer y mantener los recursos humanos necesarios, dando prioridad a las inversiones en
          ciencia, tecnología e innovación relativas a los productos de defensa de aplicación naval y / o dual, visando la autonomía tecnológica del país;

          • Sin perjuicio de la disuasión, privilegiar la cooperación naval en el marco internacional y la interacción con los países sudamericanos, con el fin de encontrar soluciones integradas para cuestiones de interés común;

          • Actuar bajo la égida de organismos internacionales, buscando la legitimidad y al respaldo jurídico internacional, de acuerdo con compromisos asumidos por el país en convenciones, tratados y acuerdos internacionales, siempre respetando los principios constitucionales;

          • Participar en organismos internacionales, proyectando cada vez más al país en el concierto de las naciones;
          • Participar en operaciones internacionales para contribuir a la estabilidad mundial y el bienestar de los pueblos;

          • Defender la exploración de la Antártica únicamente con fines de investigación científica, teniendo como premisas la preservación del medio ambiente y la mantenimiento del continente como patrimonio de la humanidad;

          • Apoyar iniciativas para la eliminación total de armas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares, de conformidad con el Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares, resaltando el derecho al desarrollo y al uso de esas armas
          tecnologías para fines pacíficos;

          • Desarrollar la mentalidad marítima con el fin de sensibilizar a la sociedad brasileña acerca de la importancia estratégica de las cuestiones que involucra amenazas a la soberanía, los intereses nacionales y la integridad territorial del país;



          • Sistematizar las actividades relacionadas con la protección marítima, la seguridad de la navegación, la salvaguardia de la vida humana en el mar y la preservación ambiental para demostrar la necesidad de inversiones capaces de atender las demandas del sector marítimo nacional;

          • Implementar iniciativas que valoren el capital humano de MB, con enfoque en la capacitación, en la oportunidad de crecimiento profesional, en autorrealización y en la construcción de un ambiente de trabajo favorable a la
          mantenimiento de la motivación en niveles elevados;

          • Contribuir al mantenimiento del Atlántico Sur como zona de paz y cooperación;

          • Actuar junto a segmentos de los poderes Ejecutivo y Legislativo, a fin de moldear un marco legal favorable al cumplimiento de la misión, con foco en la gestión y la racionalización de los recursos;

          • Priorizar el desarrollo de la aplicación naval de la tecnología nuclear,dando amplia divulgación de los propósitos del Programa de Desarrollo de Submarinos (PROSUB) y del Programa Nuclear de la Marina (PNM) y sus
          beneficios para la sociedad, así como fomentar las asociaciones cooperativas con otros órganos relacionados con el tema nuclear;

          • Promover y estimular los pedidos de construcción de medios con el fin de mantener el nivel de actividad y desarrollo de la industria naval brasileña.

          • Intensificar la actuación de la MB para llevar la presencia del Estado brasileño a las localidades más remotas, de modo a mitigar las dificultades de la población carente y reducir las influencias de entidades exógenas;

          • Mantener las actividades logísticas y de gestión del programa
          Antártico Brasileño, en apoyo a las investigaciones científicas, con el propósito de consolidar la posición del país en la toma de decisiones sobre el futuro de la Antártica; y

          • Valorar la planificación a largo plazo y, bajo criterio de análisis técnico-financiero, priorizar los programas / proyectos estratégicos de la Marina destinados a la capacitación del Poder Naval, adoptando la prospectiva de obtención / mantenimiento de medios bajo la óptica de la Gestión del Ciclo de vida *.

          4. Objetivos Navales


          Los Objetivos Navales consubstancian la Política Naval y son los objetivos de más alto nivel establecidos por la MB, que orientarán la Planificación Estratégico de la Institución, a fin de viabilizar el alcance de su visión de futuro para 2039:
          4.1 Contribuir a la Defensa de la Patria
          La Defensa de la Patria incluye la preservación de la integridad territorial y la
          necesidad creciente de protección de los recursos en las Aguas Jurisdiccionales
          Brasil (AJB); de las líneas de comunicación marítima; y de los demás objetivos e intereses nacionales, en el país y en el exterior, de conformidad Constitución Federal y del Derecho Internacional.

          El Poder Naval debe poseer suficiente capacidad y credibilidad para disuadir eventuales fuerzas adversas de conducir acciones hostiles en las AJB.

          La acción de presencia de unidades navales en el Atlántico Sur, donde se inserta la "Amazonia Azul", y en los ríos de las cuencas Amazónica y Paraguay-Paraná
          será un factor esencial para el fortalecimiento de esta disuasión. Así, la Fuerza debe estar preparada, tanto para actuar en una crisis interestatal, como para fiscalizar y reprimir la actuación de grupos adversos practicando actividades
          ilegales en las AJB.




          4.2 Proponer la seguridad marítima

          El desarrollo de la economía y la intensificación del transporte de cargas y personas en las principales líneas de comunicación marítimas e hidrovías requieren un esfuerzo cada vez mayor de MB, que ejerce las atribuciones de la Autoridad Marítima brasileña.
          El esfuerzo integrador de la Marina para la coordinación de los diversos actores involucrados, buscando el fortalecimiento
          del Poder Marítimo, a través de la implantación de un sistema integrado de el monitoreo de las AJB, con el uso de la detección remota, contribuirá para el aumento de la seguridad marítima.

          Cabe resaltar que el dimensionamiento de medios de la Fuerza destinados a las actividades relacionadas con la seguridad marítima debe siempre considerar su la aplicabilidad primaria en la Defensa de la Patria.

          Las políticas interministeriales que se refieren a los asuntos del mar deben reformularse para fomentar y orientar la mentalidad marítima y el desarrollo de las actividades marítimas en Brasil, de forma integrada y armónica, a fin de promover la investigación científico-tecnológica en el campo
          marino y la utilización permanente, sostenible y plena del mar y de las aguas interiores.


          La MB debe actuar de forma a liderar foros de debates y decisiones, con carácter interministerial, sobre la Política Marítima Nacional, con el fin de establecer una Estrategia Marítima Nacional que también contemple los aspectos
          relacionados con la seguridad marítima.

          También se debe considerar como premisa que los recursos financieros necesarios para la consecución de esta
          iniciativa sean externos al presupuesto de la Marina.

          4.3 Contribuir a la garantía de los poderes constitucionales y de la ley y orden

          La coyuntura de la seguridad pública nacional impone la actuación de las Fuerzas Armadas en áreas urbanas, en comunidades dominadas por facciones
          criminales y densamente pobladas.

          Este complejo entorno operativo exige una cuidadosa capacitación del personal y la elaboración de normas de
          compromisos específicos

          4.4 Cooperación con el desarrollo nacional

          El área de tecnología de defensa es altamente sigilosa y ningún país transferirá voluntariamente conocimientos tecnológicos sensibles.

          La MB desempeña un papel importante en la promoción del desarrollo tecnológico indispensable para la industria brasileña. La inversión y el incentivo para el desarrollo de tecnologías de empleo dual, que puedan ser incorporadas a la industria brasileña, contribuirán significativamente a
          desarrollo nacional.

          El dominio de la tecnología del ciclo del combustible y de la construcción de reactores nucleares, atendiendo a los criterios de calidad para la garantía de la seguridad nuclear de estas instalaciones, son grandes contribuciones Marinha al País, pues el esfuerzo tecnológico realizado tiene enorme potencial
          de expansión para el sector industrial nacional.

          Además, la actuación de la Marina en las actividades logísticas y de gestión del Programa Antártico Brasileño, en apoyo a investigaciones científicas relevantes para el país, es imprescindible para consolidar la posición nacional en la toma de decisiones sobre el futuro de la Antártica.

          Los programas estratégicos de la Marina deben privilegiar el desarrollo de la Base Industrial de Defensa (BID), incluyendo su sostenibilidad en el tiempo, por medio de la deseada regularidad de demanda de servicios.

          En cuanto al aspecto social, el Poder Naval debe ser empleado para llevar la presencia del Estado brasileño a las localidades más remotas, contribuyendo
          para mitigar las dificultades de la población carente, por medio de acciones de asistencia médica y social.

          4.5 Apoyar la política exterior

          Brasil, por su tradición de defensa del diálogo y de la convivencia armoniosa entre los pueblos, contribuye a la paz mundial. En consecuencia, la Marina de Brasil debe estar preparada para atender a posibles demandas de
          participación en operaciones de paz y humanitarias, bajo la égida de las Naciones Unidas o otros organismos multilaterales, en consonancia con los principios y las prioridades de la política exterior y de Defensa de Brasil.

          El país se inserta en el contexto internacional como un actor global, con responsabilidades primordialmente sobre su entorno estratégico de interés.

          En consecuencia de este potencial político estratégico, la MB puede ser demandada a colaborar con la protección marítima del Atlántico Sur.

          interacción de las fuerzas navales con intereses comunes en esta área es un importante factor para mantenerlo como una zona de paz, libre de perturbaciones político-estratégicas y de amenazas irregulares.

          Así, la búsqueda de un ambiente de cooperación con las marinas amigas y órganos de seguridad de los países vecinos y lindeiros al Atlántico Sur es la postura estratégica a ser adoptada.




          4.6 Mejorar la gestión de las personas

          La Fuerza debe estar constituida por personal poseedor de sólida formación moral, creencia en los valores de la Institución, elevada capacidad profesional
          y consciente de su credibilidad ante la sociedad.

          La valorización del personal, el apoyo sanitario y la asistencia social son factores que contribuyen a mantener la motivación del ser humano en niveles alta.

          La gestión de las personas es el conjunto de políticas, prácticas y técnicas definidas con el objetivo de orientar y administrar los comportamientos internos y potenciar la contribución de los recursos humanos que componen la institución u organización.

          En la MB, la gestión de personas abarca una gama de actividades, como: análisis y descripción de cargos; determinación de necesidades; elaboración de planes de carrera; contratación; la selección; formación; desarrollo de competencias; gestión de las carreras; evaluación del desempeño; recuperación;

          el reconocimiento; meritocracia, etc.
          Así, la gestión de las personas tiene el propósito de proveer a la Marina de personal militar y civil dotado de la competencia necesaria para el cumplimiento de la misión y el alcance de la visión de futuro.

          Adicionalmente, se debe buscar el perfeccionamiento de la gestión del Sistema de Salud de la Marina, fomentar la higiene del personal y ampliar acciones que promuevan la protección social y la calidad de vida del personal militar y civil.

          4.7 Modernizar la Fuerza Naval




          Una Marina moderna es aquella que dispone de medios y sistemas tecnológicamente actualizados, para la conducción de las tareas del Poder Naval, en los ambientes de la guerra naval y en el ciberespacio.

          La Fuerza debe poseer confiabilidad y credibilidad que le aseguren la adecuada capacidad de disuasión, dotadas de sistemas y medios tripulados por personal con alto grado de capacitación, poseedor de las competencias
          necesarias para hacer frente a los eventuales conflictos del siglo XXI.

          Los programas estratégicos de MB deben adoptar la perspectiva de obtención / mantenimiento de medios bajo la óptica de la Gestión del Ciclo de Vida, teniendo en cuenta los costes totales, desde la concepción del proyecto hasta el desfase del medio, incluso para las compras de oportunidad.

          La independencia tecnológica nacional debe considerarse un desafío prioritario a ser superado gradualmente, con miras a la reducción de la dependencia del exterior en lo que se refiere a los medios y sistemas militares.

          4.8 Obtención de capacidad operativa plena

          La obtención de la capacidad operativa plena se refiere al alto nivel de preparación y prontitud, en cuanto a personal, material, doctrina, organización y entrenamiento.

          Los sistemas de apoyo de la Marina deben estar orientados a
          el apresto de la Fuerza, que deberá contar con medios navales, aeronaves y de infantes de marina en condiciones de trabajo, contribuyendo a la capacidad de pronta respuesta del país.

          4.9 Desarrollar la capacidad cibernética

          Es fundamental que el Poder Naval esté preparado para los conflictos en el ciberespacio, siendo necesaria la integración de las fuerzas navales con los sectores
          de guerra cibernética de la MB y de las demás Fuerzas, en operaciones conjuntas.

          Además, las acciones de defensa cibernética deberán actuar en tres vertientes:

          la protección de los activos de Tecnología de la Información y Comunicaciones (TIC) críticos de la MB y, en particular, de las fuerzas navales en operación; la
          explotación cibernética para la obtención de datos de los sistemas digitales y conocimientos de inteligencia de las fuerzas adversas; y el ataque cibernético, con el fin de degradar, corromper o neutralizar los sistemas y activos de TIC de los
          agentes adversos, en apoyo a las acciones de guerra naval.

          4.10 Mejorar las inteligencias estratégicas y operativas

          Las inteligencias estratégica y operacional, en conjunto con las acciones de inteligencia cibernética, son fundamentales en cualquier forma de empleo del Poder Naval, sea en la Defensa de la Patria o en la seguridad
          marítima, contra amenazas externas o en la represión de actividades ilícitas.

          Los conocimientos operativos generados por los sistemas de inteligencia serán esenciales para el éxito de las operaciones de garantía de los poderes constitucionales, de garantía de la ley y del orden, de paz y de evacuación de no
          combatientes, entre otras.

          4.11 Ampliar la conciencia situacional marítima de las áreas de interés

          La implantación de un sistema de monitoreo continuo y el control de las AJB, el Sistema de Gestión de la Amazonía Azul (SisGAAz), priorizando dos áreas marítimas que merecen atención especial de monitoreo y fiscalización: la franja que va de Santos (SP) a Vitória (ES) y el área adyacente a la desembocadura del río Amazonas, integrando datos obtenidos de diversas fuentes de detección remota, incluso por satélites, proporcionará a la Fuerza el grado de conciencia situacional marítima necesario para planificar /
          realizar operaciones navales, con el fin de defender los intereses nacionales.

          El Poder Naval también debe ser capaz de proveer el monitoreo continuo de las principales vías fluviales navegables del territorio nacional, con el fin de acompañar el tráfico acuático y aumentar el grado de conocimiento situacional en los ríos.

          4.12 Perfeccionar la gestión presupuestaria, financiera y administrativa

          La gestión de recursos presupuestarios y financieros abarca tanto la eficiencia de la ejecución financiera, como la obtención de recursos, considerando la interacción con otros sectores gubernamentales y organizaciones privadas en
          el sentido de promover fuentes alternativas.
          Se debe buscar la excelencia de la gestión administrativa, con el objetivo de viabilizar la ejecución de los demás Objetivos Navales.

          5. Mapa Estratégico de la Marina

          El Mapa Estratégico de la Marina representa un recurso sencillo y eficaz y desempeña el papel de instrumento visual de la orientación de alto nivel, para que la Marina, en el cumplimiento de su misión, busque alcanzar su visión de
          futuro en el horizonte de veinte años (2020-2039).

          Se compone de los Objetivos Navales, que se distribuyen en perspectivas interconectadas, en las que las inferiores contribuyen, en general, con el la atención de las superiores. Esta distribución tiene el propósito de transmitir,
          de modo objetivo, la forma en que la Marina procesa los recursos a ella se pretende.

          La misión de la Fuerza, que refleja los propósitos de la existencia de la MB, conformedispuesto en la Constitución Federal y leyes complementarias, es "Preparar
          y emplear el Poder Naval, a fin de contribuir a la defensa de la Patria;para la garantía de los poderes constitucionales y, por iniciativa de cualquier de éstos, de la ley y del orden; para el cumplimiento de las atribuciones subsidiarias
          previstas en la Ley; y para el apoyo a la política exterior ".

          La visión de futuro es la expresión que traduce la situación futura deseada para la Armada. Se establece sobre los fines de la Institución y corresponde a la dirección suprema que la organización busca alcanzar.

          Es consecuencia de la imagen que la la organización tiene de sí misma y de su futuro.

          La visión de futuro de la Marina es "La Marina de Brasil será una Fuerza moderna, presentada y motivada, con alto grado de independencia tecnológica, de dimensión compatible con la estatura político-estratégica de Brasil en el escenario internacional, capaz de contribuir a la defensa de la Patria y la
          salvaguardia de los intereses nacionales, en el mar y en las aguas interiores, en sintonía con los anhelos de la sociedad.

          Moderna por disponer de medios y sistemas tecnológicamente actualizados,

          para la conducción de las tareas del Poder Naval, en los ambientes de la guerra
          naval (submarino, superficie, aéreo y anfibio) y en el espacio cibernético.

          Prestada se refiere al alto nivel de preparación y prontitud, en lo que personal, material, doctrina, organización y adiestramiento, contando con
          medios en condición de trabajo pronto, contribuyendo con la capacidad de la pronta respuesta del país.

          Motivada por ser constituida de personal poseedor de sólida formación moral, creencia en los valores de la Institución, elevada capacidad profesional y consciente de su credibilidad ante la sociedad.

          La independencia tecnológica debe ser vista como un desafío que debe ser superado gradualmente, con el objetivo de reducir la dependencia del exterior en con respecto a los medios y sistemas militares.

          En vista de la posición geoestratégica preponderante, de la extensión del litoral y del potencial económico de Brasil, es indispensable que su Fuerza Naval guarde compatibilidad con esta dimensión político-estratégica en el contexto
          internacional, respaldando la política exterior y defendiendo los intereses nacionales.

          Fuente:

          https://www.naval.com.br/blog/2019/0...nha-do-brasil/
          Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en 15/04/2019, 16:13.

          Comentario


          • Pre-sal además de Zona Económica Exclusiva se queda para 2020





            El gobierno aplazó para el próximo año la discusión sobre la definición de bloques exploratorios de petróleo y gas en una prometedora área de pre-sal situada más allá de los límites de la Zona Económica Exclusiva (ZEE), de 200 millas náuticas de la costa brasileña.
            El tema no será discutido en la reunión del Consejo Nacional de Política Energética (CNPE) hoy, lo que deja el asunto para 2020.

            Por el calendario del órgano, que reúne a las principales autoridades en el sector energético del país, la próxima reunión ordinaria está prevista sólo para diciembre.

            De acuerdo con cálculos de expertos, esos bloques tienen potencial para ampliar en un 50% el volumen actual de reservas de petróleo de Brasil, actualmente del orden de 13 mil millones de barriles.
            Antes de los descubrimientos en el pre-sal, las reservas brasileñas sumaban 11.400 millones de barriles de petróleo.

            El área donde está localizado ese potencial aún no tiene previsión de ser ofrecida al mercado por el gobierno, por sobrepasar el límite de la ZEE.
            Algunas empresas del sector, sin embargo, entienden que ya hay jurisprudencia en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que Brasil licite esos bloques, cuya explotación y producción pueden acelerar el crecimiento de las reservas del país y generar más recaudación para el gobierno, por medio de bonos y regalías.




            La interpretación hecha por ZAG Consultoria, del geólogo y ex consultor senior de Petrobras Pedro Zalán, con base en un relevamiento sísmico elaborado por la multinacional Spectrum en un área a la altura de la Cuenca de Santos más allá de las 200 millas náuticas, indicó potencial de recursos contingentes de 20 miles de millones de barriles de petróleo "in situ" (total de aceite, aún no certificado, contenido en depósito y no necesariamente recuperable).


            Considerando la media observada en la industria petrolera, de que al menos el 20% de los recursos in situ pueden transformarse en reservas, hay un potencial no garantizado de 4.000 a 6.000 millones de barriles de petróleo.

            De acuerdo con João Correa, principal ejecutivo de Spectrum en Brasil, ZAG Consultoria identificó estructuras muy semejantes a descubrimientos ya consagrados en el pre-sal brasileño.



            El caso es peculiar. La plataforma continental de un país es un término jurídico que involucra el espacio en el mar que el país tiene derecho y exclusividad en el ejercicio de actividad económica, de 200 millas náuticas. Esta es la ZEE. El margen continental de un país es un concepto geológico. Y, en algunos casos, este margen continental supera las 200 millas.

            En esas situaciones, el país puede pleitear ante la ONU el derecho de explotar esa área, mediante el pago de royalties del 5% a la entidad. Brasil presentó sus pleitos en 2004. El caso, sin embargo, aún no ha concluido.

            Zalán y Correa explican que, una vez hecho los comicios, el país ya puede ofertar esas áreas al mercado. La jurisprudencia se debe a que Canadá ya ha hecho un proceso similar. En una de las áreas ofrecidas en aquel país incluso ya hubo descubierta por la noruega Equinor.

            Para Rafael Feldmann, de la oficina R. Feldmann Advogados, a medida que los pleitos brasileños de extensión de la plataforma continental sean aceptados, la asimilación de las nuevas áreas por los órganos reguladores locales, especialmente Ibama y Agencia Nacional del Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP) ), debe ser simple y sin mayores complicaciones.
            Con el aplazamiento de la discusión por el CNPE, es posible que la eventual oferta de bloques en esa área ocurra apenas a partir de 2021. "Las áreas de 2020 [que serán ofertadas en subastas el año que viene] ya fueron predefinidas", dijo otra fuente con conocimiento del tema.

            Un punto favorable al mercado es que, por no estar situada en el "polígono del pre-sal", región definida por ley y donde sólo pueden ser ofertados bloques bajo el régimen de reparto del pre-sal, los bloques localizados más allá de la ZEE pueden ser que se adjudican bajo régimen de concesión, en rondas convencionales de la ANP.

            Fuente:

            https://www.naval.com.br/blog/2019/0...ica-para-2020/
            Editado por última vez por Tutankhamon; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/8549-tutankhamon en Hoy, 15:53.

            Comentario

            Trabajando...
            X