Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	yug.jpg
Visitas:	1
Size:	115,0 KB
ID:	625731
    Un combatiente (imagen referencial)© Foto: pixabay.com

    Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN: el choque que aterrorizaba a EEUU

    16:28 28.01.2017URL corto
    Argelio García

    Durante 3 meses Yugoslavia, un pequeño país, resiste el ataque de 1200 aviones de la OTAN con una fuerza 228 veces superior, sin apenas sufrir pérdidas. Por eso, muchos en las redes se preguntan: ¿Qué hubiera pasado si Rusia peleara junto a Yugoslavia?

    En 1999 la OTAN, lanza un ataque ilegal contra Yugoslavia. Rusia en aquel momento se encuentra débil, y no puede luchar en un enfrentamiento directo contra la OTAN, pero mediante una intervención indirecta, puede garantizar una victoria de Yugoslavia de la siguiente manera:

    1. La Madre Rusia

    Los ataques aéreos de la OTAN se hacían desde la base de Aviano, en Italia. Yugoslavia, no tenía misiles ni flota, que pudiera responder a esos ataques.

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	yug1.jpg
Visitas:	1
Size:	37,7 KB
ID:	625732
    Bombardeo de Yugoslavia por la OTAN en 1999
    © AP Photo/ Jerome Delay

    En cambio, Rusia disponía de muchas armas para impactar a la OTAN en su propio territorio. Armas muy baratas, eficaces y de uso sencillo que hasta reclutas poco entrenados podían manejar.

    La primera de estas armas, es el misil SCUD, usado por los iraquíes en la Guerra del Golfo. Hecho por los soviéticos, tenía un alcance de 500 Km y un margen de error de 70 metros, con una potente cabeza explosiva. De manejo muy fácil, podía alcanzar con tranquilidad las bases de la OTAN en Italia, y devolverles el daño que estaban haciendo.

    Otra arma, es el Iskander-E, un sistema de misiles balísticos, con un alcance de hasta 500 Km, casi indetectable por los radares (vuela a ras del suelo). Tiene mucha más potencia y precisión que el SCUD. Un impacto de Iskander podría haber hecho pedazos la base de Aviano, con gran parte de las tropas y aviones estacionados allí.

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	yug3.jpg
Visitas:	1
Size:	82,8 KB
ID:	625733
    © Foto: Pixabay

    Por último, el misil ICBM RT-23. Este legendario cohete, tiene un alcance de 10.000 Km, y se dispara desde un contenedor o tren en movimiento, portando cabezas nucleares. Dos o tres cohetes de este tipo que Rusia enviará a Yugoslavia crearía una disuasión nuclear tan fuerte, que se hubiera parado el conflicto inmediatamente.

    Uno se podría preguntar: Hay muchos países entre Rusia y Yugoslavia, ¿como podían transportar esas armas?

    Pues de muchas maneras: A través de grandes camiones (se pueden transportar en contenedores ocultos con facilidad), vía marítima (submarinos stealth que pueden acercarse a la costas sin ser vistos) o incluso transporte aéreo a través de los bombarderos TU-160.

    2. Valor Serbio


    Las tropas de Serbia gozaban de un gran prestigio en el mundo. Son soldados hábiles y astutos y lo demostraron en esta guerra. Un sólo piloto serbio, en el primer día de la guerra, luchó contra 24 aviones de la OTAN a la vez, aguantando 2 minutos sin ser derribado, imagínense la habilidad del comandante del caza.

    Otro ejemplo, es el de un soldado antiaéreo serbio, equipado con un arma de los años 60, derribó a un avión de ataque invisible F-117A, un éxito que, a día de hoy, no ha sido superado.

    Y no sólo eran hábiles en combate, mediante el empleo de la técnica conocida como Maskirovka (engaño militar), creaban puentes falsos y tanques de goma, de un realismo tan grande que los pilotos de la OTAN los confundían con objetivos de combate, casi el 100% de las veces.

    Aparte, escondían sus depósitos de munición y misiles en profundos silos subterráneos, que no podían ser atacados por los aviones.

    Esto hacía que, las tropas serbias tuvieran escasas bajas. Esta capacidad defensiva combinada con las armas rusas hubiera sido un cóctel letal, ocasionando grandes daños a la OTAN.

    3. Cobardía Anglosajona

    Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	yug2.jpg
Visitas:	1
Size:	66,0 KB
ID:	625734
    Protesta frente a la embajada de EEUU contra las acciones de la OTAN en Yugoslavia (1999)
    © Sputnik/ Vladímir Fedorenko

    Temiendo la habilidad de las tropas serbias, el comandante Wesley Clark, general jefe de la OTAN, sólo lanzaba ataques aéreos que tenían escasos resultados, provocando su furia, al no poder cumplir sus planes.

    Decidió entonces, atacar a los civiles indefensos en colegios, hospitales, cadenas de televisión, campos de cultivo etc… causando grandes bajas entre mujeres y niños.

    El comandante Michael Short se jactaba de la destrucción de los depósitos de agua potable, el gas ¡¡e incluso las neveras serbias!! Comentaba esto en el periódico New York Times, ya que, no podía con los soldados serbios, la matanza de civiles era algo necesario según su manera de pensar.

    Imagínense que Serbia hubiese tenido armas para responder aparte del apoyo diplomático ruso. Con soldados de esta categoría, probablemente la OTAN se hubiese retirado al momento.

    4. La OTAN detenida

    Con datos objetivos, si Rusia hubiese equipado a Yugoslavia con 500 misiles SCUD, 2 o 3 cohetes RT-23 y 8 o 9 equipos de misiles Iskander-E, que podían transportarse de manera oculta para no comprometer a Rusia diplomáticamente, Yugoslavia podría haber golpeado el territorio enemigo y hubiera infligido tantas bajas a EEUU y la OTAN que, probablemente, con el apoyo diplomático de Rusia y también China, se podía haber evitado la guerra, o al menos, llegar a un acuerdo para que Yugoslavia no fuera desmembrada como ocurrió.

    5. El nacimiento de un nuevo mundo

    Con una derrota de la OTAN o un acuerdo de paz entre las partes, se hubiese evitado la Segunda Guerra de Irak (ya que la OTAN tendría menos ganas de intervenir en otros países) y todo los conflictos actuales en Oriente Medio.

    Además, las Revoluciones de Colores que azotaron gran parte de los países de Europa del Este, no hubiesen ocurrido porque la firme respuesta de Rusia y Yugoslavia, hubiera garantizado un nuevo orden internacional, donde se respetaría la soberanía de los Estados.

    Viviríamos en mundo diferente, donde no hubiesen ocurrido las desgracias que vivimos hoy en día, con Oriente Medio ensangrentado, el terrorismo islamista campando a sus anchas y Europa abocada a una crisis estructural.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    http://https://mundo.sputniknews.com...goslavia-otan/

    Un particular punto de vista de una guerra de la que fuimos parte, aunque poco se conozca sobre la misma, combatiendo a las ordenes de la OTAN, sin el paraguas de Naciones Unidas. Fíjense las consecuencias que pudieran haber arrojado la intervención de Rusia en la misma para la Argentina, hubieramos sido sus enemigos, pudiendo ser objetivo de replicas????

    Espero les resulte interesante, saludos Jalil.-
    Editado por última vez por jalil; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/7314-jalil en 30/01/2017, 21:39.

  • #2
    Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

    Repercusiones de la época...

    Clarín.com » Edición Domingo 04.04.1999 » El Mundo » No a la guerra en Yugoslavia

    REACCIONES EN NUESTRO PAIS
    No a la guerra en Yugoslavia


    Neven Govorcin, presidente de la Sociedad Mutual Yugoslavia Nas Dom (Nuestra Tierra), dijo ayer a Clarín, que esa entidad se manifiesta en contra de todo tipo de guerra y en contra de la separación de lo que fue la ex Yugoslavia, porque sabíamos que el desmembramiento iba a causar una tragedia. Croata llegado a la Argentina en 1945 de la mano de su madre, el hombre, de 48 años, aclaró que a tono personal no defiende a los gobiernos de ninguna nación. Con 121 años de existencia, Nas Dom es la más antigua asociación de los llamados eslavos del sur que viven en la Argentina. Por ello se entiende que todavía agrupe a serbios, croatas, bosnios y eslovenos, a diferencia de las asociaciones separadas que luego integraron los croatas que llegaron al país tras la caída de la Alemania nazi.Govorcin contó que el país albergó alguna vez a unos 300.000 yugoslavos y sus descendientes. Explicó que la guerra en los Balcanes de principios de esta década, así como el conflicto por Kosovo no dispararon a estas tierras más que alguno u otro inmigrante aislado.Serbia ciento por ciento, Dobrosava Arcic llegó a la Argentina hace 25 años a la búsqueda de su ex marido, un comerciante serbio. Hoy está casada con Juan Carlos Perez, de origen español ciento por ciento. Con la fotocopia del símbolo del tiro al blanco que los serbios llevan hoy en el pecho en desafío a los ataque de la OTAN, Dobrosava dijo que lo que está sucediendo es tremendo, y que lo insólito es que los albaneses que llegaron a Kosovo hace 600 años en busca de trabajo y prosperidad hoy quieran hacer propia la tierra de los yugoslavos. ¿Una salida a los ataques de la Alianza Atlántica. No lo puedo decir. Es una guerra de 20 contra 1. Nos atacan las potencias y el pueblo estará unido, con nuestro presidente en el corazón.

    No a la guerra en Yugoslavia

    Comentario


    • #3
      Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

      Mundo | 1999/07/19 00:00
      GOLPE DE MANO

      La espectacular jugada rusa al tomarse el aeropuerto de Pristina demuestra el poder de los generales en la política de Moscú.

      GOLPE DE MANO, Sección Mundo, edición 894, Jul 19 1999

      GOLPE DE MANO

      El honor de Rusia fue puesto en alto. Esa era la frase de moda en Moscú la semana
      pasada luego de que 200 paracaidistas ubicados en Bosnia le 'madrugaron' a la Otan, al ocupar el aeropuerto de Pristina, que iba a ser la base aérea de la Fuerza Internacional de Paz en el Kosovo.


      La operación, digna de la Segunda Guerra Mundial, logró su objetivo. Si los rusos no la hubieran realizado los norteamericanos los hubiesen borrado del Kosovo, pues una cosa es no dejarlos entrar y otra es sacarlos ahora, cuando ya están allí.

      Sin embargo ni siquiera los paracaidistas, que atravesaron Yugoslavia como héroes, escaparon a las contradicciones de un país degradado de potencia mundial: a los pocos días los 200 soldados se quedaban sin agua, mientras que sus antiguos satélites, Hungría, Bulgaria y Rumania, negaban el espacio aéreo a los aviones que debían traer los refuerzos desde Rusia.

      Eso puso momentáneamente al batallón en una situación precaria, rodeado por los combatientes del Ejercito de Liberación del Kosovo. De esta manera el éxito de los generales amenaza volverse contra ellos: sacando ventaja de las debilidades rusas el Pentágono insiste en no dar a Moscú ningún sector independiente en el Kosovo y en someter sus fuerzas al comando único de la
      Alianza. El plan secreto (El blitzkrieg ruso) expuso las graves divergencias entre las fuerzas armadas y los civiles del gobierno y arrojó dudas sobre quién toma las decisiones militares del país. Los generales, que ya habían expresado su descontento con el acuerdo logrado por el enviado especial Viktor Chernomyrdin para terminar el bombardeo a Yugoslavia, decidieron preparar una sorpresa.

      Bajo máximo secreto un grupo de 20 oficiales preparó un plan cuya filosofía era: "Actuar rápido y decididamente, usando las lecciones de la Segunda Guerra Mundial, pues los triunfadores nunca son juzgados", según declaraciones de uno de los
      autores del plan. Mientras que en el edificio de la Plaza Smolensk, sede de la diplomacia rusa, se perdían horas negociando con el norteamericano Strobe Talbott, el plan se concretaba: al desplazamiento de los 200 paracaidistas desde Bosnia deberían seguir miles de soldados desde las bases de Pskov, Riazan e Ivanov. A las 11 de la mañana del viernes, faltando 30 minutos para el inicio de la operación, el jefe del estado mayor Anatoli Kvashnin llamó al presidente Boris Yeltsin y le informó del plan. A Yeltsin le pareció bueno y solo después de esto, según el diario Kommersant Daily, Kvashnin informó al ministro de Defensa.

      Manteniendo en la desinformación completa al ministro de Relaciones Exteriores, al primer ministro y a Chernomyrdin, los tanques rusos entraron a Yugoslavia con las letras 'KFOR' pintadas a mano, para asombro de la Otan, que no daba crédito a sus ojos. Madeleine Albright, William Cohen, los más altos funcionarios norteamericanos, llamaban a Moscú, desde donde recibían respuestas tranquilizadoras, que negaban cualquier movimiento de tropas, diciendo que era un error, que sería corregido, que esto y que lo otro, hasta que los paracaidistas entraron a Pristina para bloquear el aeropuerto.

      En todo caso la movida de los generales dejó ver el grado de descontento entre los altos mandos de las fuerzas armadas con respecto a la política frente a Yugoslavia, y más en general con respecto a la calamitosa situación del Ejército y a su cada vez más desventajosa ubicación frente a los avances rampantes de la Otan.

      La enorme simpatía que la acción produjo entre la población refleja, al mismo tiempo, uno de los cambios más importantes y profundos de la década que termina en Rusia: hace 10 años, cuando caía el Muro de Berlín, el pueblo soviético estaba lleno de ilusiones en la democracia, el capitalismo, el mercado y el Occidente.

      Al terminar el siglo la gente cree cada vez menos en el futuro luminoso que se le prometía. El bombardeo a Yugoslavia ayudó, como ninguna otra cosa, a acelerar el desencanto popular (ver encuesta).La cuestión es que, si la ubicación de las fuerzas rusas en Kosovo se resuelve desfavorablemente para Moscú, los militares acusarán nuevamente a los políticos de traición.

      Quizás, por ahora, el asunto no pase a mayores, pero como reza el dicho, cuando el río suena, es porque piedras lleva.


      El 'asalto a Pristina' provocó una nueva polémica en el país. SEMANA entrevistó a Constantin Natanovich Borovoi, diputado independiente del ala liberal-centrista, que jugó un importante papel para poner fin a la guerra de
      Chechenia y cuya posición difiere de la de sus colegas comunistas y nacionalistas.

      SEMANA: ¿Por qué Rusia tomó esta medida, que agudiza la confrontación con la Otan, luego de haber jugado un rol tan
      importante en la terminación de la guerra?Constantin Natanovich Borovoi: Bajo el gobierno de Yevguenni
      Primakov la política exterior rusa estaba dirigida contra la Otan. Antes del comienzo de los bombardeos los
      militares rusos dieron garantía a Milosevic de que iban a apoyarlo. De esta manera el conflicto fue
      provocado por Rusia, que no dejó de apoyar a Milosevic. Solo la fuerte acción de la Otan impidió que le
      dieran armas. La última acción es una acción de ocupación. Los militares confunden el rol de una fuerza de
      paz con una ocupación militar. Rusia se comporta como en Checoslovaquia, Hungría, Alemania y
      Afganistán. Son rezagos de la mentalidad soviética. Es una provocación militar que solo puede llevar a
      Rusia al aislamiento.

      SEMANA: ¿Qué consecuencias tendrá esto en las relaciones con el FMI?
      C.N.B.: Espero que el FMI no financie estas políticas. Rusia debe demostrar que es un Estado democrático.
      De otra manera la ayuda del FMI puede ser un apoyo a las peores posiciones. El FMI debe actuar igual
      que con Milosevic. Ninguna concesión o el barbarismo que Rusia está demostrando continuará."Una decisión
      normal"Boris Gromov, el general que comandó hace 10 años al Ejército Rojo en su retirada de Afganistán,
      actual diputado de la Duma, refleja la opinión de las fuerzas armadas sobre la acción de los paracaidistas.

      SEMANA: ¿Qué sintió cuando los paracaidistas llegaron al Kosovo, lo sorprendió?
      Boris Gromov: Honestamente esperaba que esto sucediera mucho antes. Por primera vez en muchos años se
      tomó una decisión normal. Más exitosa aún, porque la Otan desde el príncipio ignoró totalmente a Rusia. Pero
      el asunto es que Rusia no debe perder sus amigos de los Balcanes.
      SEMANA: ¿Usted cree que Rusia, que debe pedir créditos externos, puede darse el lujo de actuar así en
      relación con la Otan?
      B.G.: No creo que sea ningún lujo. Rusia actuó basándose en la defensa de sus intereses en los Balcanes.
      Las relaciones con la Alianza Atlántica se dañaron no desde el comienzo del bombardeo a Yugoslavia sino
      desde antes, cuando la Otan decidió ampliarse hacia el Este. Rusia debería seguir el ejemplo de Estados
      Unidos y de la Otan sobre cómo hay que defender los intereses propios a cualquier precio y en cualquier
      punto del planeta.

      SEMANA: ¿Qué opina de la acción de la Otan en Yugoslavia?
      B.G.: Yo creo que la Otan no logró ni uno solo de sus objetivos. Milosevic continúa en su lugar, el sistema
      de comando de las fuerzas armadas de Yugoslavia no fue destruido, el sistema de defensa antiaéreo está
      entero y funciona y no pudo defender a los albaneses del Kosovo. La historia del arte militar demuestra que
      es imposible conseguir los resultados con ataques aéreos.
      SEMANA: ¿Era inevitable que Milosevic entregara Kosovo?
      B.G.: En general la Otan se equivocó al empezar con los bombardeos. Yo pensé que iban a empezar con la
      operación terrestre, pero no militar, sino, acordando con Milosevic disponer fuerzas de paz de la Otan en
      Kosovo pero bajo la égida de las Naciones Unidas. Todo hubiera sido distinto. Hoy, al no lograr un resultado
      positivo con los bombardeos, en todo caso tienen que mandar las tropas.Aunque legalmente Milosevic no
      entregó el Kosovo, él es culpable de todo lo que sucede en Yugoslavia, de su disgregación, de lo que pasó
      en Bosnia, y es personalmente culpable por lo que sucedió en Kosovo porque fue su iniciativa suprimir
      los derechos de la provincia y con eso empezó todo.

      http://http://www.semana.com/mundo/a...e-mano/39974-3
      Editado por última vez por jalil; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/7314-jalil en 30/01/2017, 22:25.

      Comentario


      • #4
        Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

        No conocía el caso de los paracaidistas rusos.

        Qué diferente sería hoy en día. Imposible bombardear Serbia, porque le darían muchos s-300 y hasta s-400.
        Blog:
        El Tablero de Cronos

        Comentario


        • #5
          Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

          -En Yugoslavia la OTAN tuvo total posesión de los cielos, aeronave Yugoslava que
          quería presentar batalla era derribada la JRV para el quinto día de operaciones había
          desaparecido, al tener la OTAN supremacía en el aire nada en tierra se movía y el que
          lo hacia era inmediatamente destruido y sistema SAM que se encendía de inmediato
          era silenciado por los HARM

          -Comparados con el numero de misiones que se realizaron las perdidas de la OTAN
          fueron exiguas, un F-16, un F-117 y un M-2000N


          -Las operaciones contra Yugoslavia fue la primera vez en la historia que una
          guerra se gano desde el aire sin que las fuerzas terrestres pongan pie en el
          territorio del oponente.



          Saludosss
          Roberto

          Comentario


          • #6
            Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

            Estimados, gracias por participar. Hay una anécdota muy fuerte sobre un inglés que no obedeció las ordenes de su superior de tomar el aeropuerto de Pristina, bajo la excusa de no iniciar la tercera guerra mundial.-

            Esta claro de la absoluta supremacía aérea de la OTAN, pero también de la fuerza que significaba Rusia, por eso la operación del aeropuerto de Pristina abrió un nuevo escenario que concluyó en la segunda guerra Chehchena, Osetia del Sur, Moldavia, Ucrania, etc.

            Las fuerzas no tienen que ser equilibradas, porque en ese escenario Rusia pierde, sino simplemente hacer saber al oponente que se está dispuesto ha usarlas, haciendo del conflicto una excusa para subir un escalón en la respuesta posible frente a la agresión en los intereses geopolíticos de una potencia nuclear.-

            En lo personal me encantó como Rusia rompió el molde, estudiamos ese caso en sus distintos matices y cierto es que hubiera podido conducir a una confrontación sin precedentes entre la OTAN y Rusia, del cual seguramente tomaron nota EE.UU y sus aliados.-

            Saludos, Jalil

            Comentario


            • #7
              Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

              Fue el momento…Era en ese momento o nunca…
              La actual Rusia aún no existía y en Moscú, sede central de la URSS, los dinosaurios comunistas se retorcían camino a la parálisis que anunciaba su muerte y que se extendió por todo sus dominios…fue en 1989. Desde mucho antes y ya principios de los 80, se fue inyectando desde los servicios de inteligencia occidentales, el virus que originaría la epidemia desde adentro…
              Lituania, Letonia, Estonia, Ucrania, Moldavia, Georgia…Pero no hubieran sido efectivos estos movimientos desde afuera, si antes no le quitaban la “caparazón al gigante”, Rumania, Bulgaria, Polonia, Checoslovaquia, Yugoslavia…En todos estos países fue fácil dar vuelta la tortilla porque sus gobiernos comunistas, eran una verdadera peste que mantenían en la miseria, el aislamiento y en atraso a la población (los casos de Rumania y Bulgaria fueron los mas notorios)… Pero Yugoslavia era distinta, era pujante, industrializada, políticamente independiente tanto de Rusia como de EE.UU… Y ese fue su peor pecado: el ser el rebelde del grupo…
              Como digo mas arriba, era el momento justo con la URSS destrozada e inmovilizada, con todas sus fuerzas desmovilizadas en un verdadero caos que no se sabía muy en donde iba a terminar, incluso con el antecedente en 1991 del golpe de estado fallido, llevado adelante por los comunistas en Moscú…tratando de volver a retomar el poder perdido, pero por la fuerza…
              Fueron 10 años de desconcierto, de desorden interno, de parálisis, donde todos las FF.AA rusas no sabían muy bien que eran en realidad, si soviéticas o rusas…
              Hay que recordar que Yogoslavia era una federación de 6 repúblicas
              En Diciembre de 1990 el 80 % de Eslovenia vota en un referéndum la separación de Yogoslavia... Esa fue la primera estocada, la segunda en marzo de 1991, el 90% de los croatas, también convoca un referéndum por la separación de Yogoslavia…, en setiembre fueron los macedonios…
              Mira si estaba todo preparado de antemano y desde afuera, que en mayo de 1992 Eslovenia y Croacia son admitidas como naciones independientes en la ONU (servicio express)

              Comentario


              • #8
                Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                Originalmente publicado por Litio71 Ver Mensaje
                -En Yugoslavia la OTAN tuvo total posesión de los cielos, aeronave Yugoslava que
                quería presentar batalla era derribada la JRV para el quinto día de operaciones había
                desaparecido, al tener la OTAN supremacía en el aire nada en tierra se movía y el que
                lo hacia era inmediatamente destruido y sistema SAM que se encendía de inmediato
                era silenciado por los HARM

                -Comparados con el numero de misiones que se realizaron las perdidas de la OTAN
                fueron exiguas, un F-16, un F-117 y un M-2000N


                -Las operaciones contra Yugoslavia fue la primera vez en la historia que una
                guerra se gano desde el aire sin que las fuerzas terrestres pongan pie en el
                territorio del oponente.



                Saludosss
                Roberto
                Aunque el derribo del f-117 fue muy simbólico y se sigue recordando hoy en día.

                La Otan no usó tropas de tierra, pero existía una guerrilla albanokosovar. La usaron como excusa de que había "un pueblo diferenciado" en kosovo.
                Blog:
                El Tablero de Cronos

                Comentario


                • #9
                  Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                  Kosovo...Un limbo jurídico internacional ...
                  Muchas promesas hace 10 años, pero hoy la realidad muestra a ese territorio y sus gentes olvidadas, mucha hambre, sin trabajo, sin industrias, sin futuro, con sus fronteras cerradas a "cal y canto"..¿cual será su futuro? se la devolverán a Servia? La integrarán a Albania (su gran sueño)??

                  Comentario


                  • #10
                    Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                    Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
                    Kosovo...Un limbo jurídico internacional ...
                    Muchas promesas hace 10 años, pero hoy la realidad muestra a ese territorio y sus gentes olvidadas, mucha hambre, sin trabajo, sin industrias, sin futuro, con sus fronteras cerradas a "cal y canto"..¿cual será su futuro? se la devolverán a Servia? La integrarán a Albania (su gran sueño)??
                    Ya les gustaría ser olvidados, al menos por algunos que siempre que intentan salir del pozo que entre ellos mismos y sus supuestos "amigos" cavaron, vuelven una y otra vez a arrojarles a las profundidades. Estados Unidos y sus adláteres les prometieron a las germinales autoridades kosovares el oro y el moro durante el conflicto. El problema es que se encontraron con que pese a las presiones tanto internas como externas por reconocer e integrarlo en la UE, varios miembros y vecinos les mandaron en su día a freir monas, y continúan haciéndolo hoy, sin visos de cambio en el horizonte.

                    El problema de Kosovo es la forma en que EEUU y sus mamporreros tramaron y perjeñaron la secesión forzosa de esa parte del territorio Serbio, sin tener en cuenta que más allá de los ideales o pretensiones de cada uno, los intereses de terceros solo les abocarían al aislamiento y la pariatización de la entidad recién alumbrada, en una Europa cuya principal entidad política y económica no les iba a poder reconocer e integrar en ningún plazo definible. Lo que lógicamente resultó en un aislamiento político y socioeconómico que no hace más que emperorar los problemas de un territorio que ya arrancó con la devastación lógica de un conflicto bélico y étnico.

                    Pese a EEUU, RU y demás, Kosovo se encontró con cinco vecinos continentales en la UE que sistemáticamente vetan los intentos de adhesión a la UE. Uno de ellos además, se fue al otro extremo para impulsar y forzar el reconocimiento de Serbia como país candidato a la adhesión a la UE y se aseguró de que en la carta de requisitos para el proceso que se remitió a Belgrado, se excluyera específicamente el reconocimiento de Kosovo como estado independiente como requisito necesario a pesar de las pretensiones de otros socios. Precisamente para evitar que un eventual reconocimiento forzado del "fait-accompli" por parte Serbia para lograr su propia entrada en la UE, pudiera habilitar a Kosovo en sus propias aspiraciones.

                    Por desgracia para los ciudadanos del autodenominado estado Kosovar, el nacimiento de su proto-estado fue malogrado desde el origen, y las consecuencias del aislamiento político-económico que sufren, perdurarán en el tiempo. Y elllos bien lo saben, lo que cada vez es más evidente en el exodo masivo y permanente de los más jóvenes, que se vive desde hace años.

                    Si algo, Kosovo es uno de los más tangibles ejemplos de la pernicia del conflicto político entre potencias y de las políticas intervencionistas de Estados Unidos y sus mamporreros, en Europa.

                    No solo no solucionaron nada con la secesión de Kosovo, sino que engendraron una suerte de país "getto" de pobreza extrema, sin espectativa alguna de prosperidad o progreso en pleno corazón del viejo continente.

                    Comentario


                    • #11
                      Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                      Leerlos fue un desburre bárbaro. Gracias!
                      "... si Ud. es capaz de temblar de indignacion cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es lo mas importante."

                      Comentario


                      • #12
                        Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                        Originalmente publicado por Litio71 Ver Mensaje
                        .....
                        -Comparados con el numero de misiones que se realizaron las perdidas de la OTAN
                        fueron exiguas, un F-16, un F-117 y un M-2000N
                        ......

                        Saludosss
                        Roberto
                        Estimado Roberto

                        Si bien es en el marco de las Guerras Yugoeslavas, el M-2000 Frances que usted menciona fue derribado puntualmente en la Operación Deny Flight (1993-1995) en el conflicto con Bosnia-Herzegovina

                        Pero en la Operación Fuerza Aliada de 1999 entre las Bajas de la OTAN no hubo M-2000 y fueron mas de tres aeronaves:

                        2 AH-64 Apache
                        1 AV-8B Harrier II (estrellado)
                        1 F-117
                        1 F-16
                        21 UAV EE.UU
                        7 UAV Alemanes
                        5 UAV Franceses
                        14 UAV Ingleses

                        Ahora si Hablamos de la guerra de Bosnia 1992-1995, tenemos que sumar a esa lista otro F-16; un F/A-18C; un CH-53E y el M-2000

                        Video: https://www.youtube.com/watch?v=vOMYE2VFlyI

                        Saludos
                        "Los soldados de la patria no conocen el lujo, sino la gloria".
                        Libertador de Sudamérica y Padre de la Patria Don José Francisco de San Martín y Matorras
                        (25/02/1778-17/08/1850)

                        Comentario


                        • #13
                          Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                          Originalmente publicado por Jhr cronos Ver Mensaje
                          Aunque el derribo del f-117 fue muy simbólico y se sigue recordando hoy en día.

                          .....o.
                          Estimado Jhr Cronos

                          Hace 3 años en Mar del Plata (15 años post evento) vi a un joven con una remera con un "Sorry we didn't know it's invisible" + imagen de un F-117

                          Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	258071.jpg
Visitas:	1
Size:	36,2 KB
ID:	619321Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	12816806_215531548817972_1431735124_n.jpg
Visitas:	1
Size:	44,8 KB
ID:	619322

                          Entrevista con Zoltan Dani el comandante de la Bateria SAM: https://www.youtube.com/watch?v=IbjdEjhHeXg

                          Saludos
                          "Los soldados de la patria no conocen el lujo, sino la gloria".
                          Libertador de Sudamérica y Padre de la Patria Don José Francisco de San Martín y Matorras
                          (25/02/1778-17/08/1850)

                          Comentario


                          • #14
                            Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                            Originalmente publicado por Teodofredo Ver Mensaje
                            Kosovo...Un limbo jurídico internacional ...
                            Muchas promesas hace 10 años, pero hoy la realidad muestra a ese territorio y sus gentes olvidadas, mucha hambre, sin trabajo, sin industrias, sin futuro, con sus fronteras cerradas a "cal y canto"..¿cual será su futuro? se la devolverán a Servia? La integrarán a Albania (su gran sueño)??
                            Y agrego, una de las mayores bases de la OTAN en su Territorio. Contrasentido, la primera colonia de la OTAN en el corazón de Europa Oriental._..

                            Saludos, Jalil

                            Comentario


                            • #15
                              Re: Rusia y Yugoslavia vs. la OTAN

                              Décimo aniversario de la retirada del contigente ruso en Kosovo
                              6 de mayo de 2013 Víctor Litovkin, Rusia Hoy

                              Tras la resolución, antes del 1 de agosto del mismo año casi 1.000 soldados rusos y oficiales abandonaron los Balcanes. La decisión de Vladímir Putin respecto a la retirada de los pacificadores rusos generó mucha controversia.
                              s

                              Putin mantiene un alto índice de aprobación a un año de las presidenciales
                              Shinzo Abe aspira a firmar personalmente el tratado de paz con Putin
                              Putin, el FSB y el ejército, lo que más confianza inspira a los rusos

                              Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	serbia_eu_kosovo_468.jpg
Visitas:	1
Size:	18,1 KB
ID:	619346
                              vladimir putin, kosovo
                              Dibujo de Dan Potoski.


                              En la base de Ugljevik, situada en Bosnia-Herzegovina, había 320 pacificadores del distrito militar de Leningrado y en la provincia de Kosovo se encontraban acantonados 650 soldados del distrito militar de Moscú y de las tropas aerotransportadas. Estaban repartidos en tres zonas principales: en la municipalidad de Kosovska-Kamenica, que controlaban los norteamericanos, en la municipalidad de Srebrenica, donde predominaban los franceses, y la municipalidad de Mališevo, donde ostentaban el mando los alemanes, así como en el aeródromo principal de Kosovo, en Slatina, situado a 15 km de la capital, Pristina.

                              Me acuerdo de cuando, en junio de 1999, junto con los soldados de la 98ª División Aerotransportada, volé de Ivánovo a este aeródromo en el angosto y oscuro fuselaje de un avión de transporte militar Il-76. Allí me encontraba yo, sentado en un asiento estrecho, frío y metálico entre dos sargentos del 217º regimiento de la guardia de esta división y pensaba en cómo nos recibirían en Kosovo los serbios y albaneses locales… Las cosas no fueron sencillas.

                              Al bajar por la rampa de la aeronave hacia el hormigón del aeródromo, las primeras palabras que oí fueron las que gritó un oficial:

                              -¡No vayan por la hierba! ¡Puede haber minas!

                              Resultó que los estadounidenses y los soldados de la OTAN, que habían bombardeado el aeródromo para que no despegaran de él los cazas serbios encargados de interceptar los aviones de la coalición, no se habían limitado a sembrar Slatina de bombas sino también de minas. Pero de tal manera que no dañaran la pista de aterrizaje que luego pensaban utilizar para su aviación.

                              Estos planes fueron frustrados por una marcha, sin precedentes por su audacia y rapidez, del batallón de paracaidistas rusos, capitaneados por el coronel Serguéi Pávlov, a lo largo de 600 kilómetros, en carros blindados, por caminos montañosos de los Balcanes, en riguroso secreto y de manera inesperada desde Bosnia-Herzegovina, a través de toda Serbia y Kosovo, hacia el aeródromo de Pristina y Slatina.

                              Dicen que cuando Wesley Clark, el general de tres estrellas estadounidense que, como Comandante Supremo de la OTAN durante la Guerra de Kosovo, dirigió el bombardeo sobre Belgrado, fue informado de que los rusos habían adelantado a las fuerzas de la coalición internacional y ocupado el aeródromo de Slatina, al principio no daba crédito a lo que oía.

                              -¡Los paracaidistas rusos no pueden estar allí! –exclamó el general. Y luego, cuando le entregaron las fotografías aéreas que lo probaban, palideció de la furia y dio orden al general británico Jackson, que comandaba entonces las tropas de KFOR, de atacar a los rusos. Jackson se negó a acatar la orden y respondió al americano:

                              -¡No necesito una Tercera Guerra Mundial, general!


                              Decisión polémica


                              Al cabo de cuatro años de esta marcha sin parangón, que fue un shock para el mando de la OTAN y demostró a todo el mundo que, a pesar de las dificultades, el ejército ruso seguía estando vivo, era poderoso y capaz de maniobrar, nuestros pacificadores tuvieron que abandonar Kosovo.

                              En primer lugar, en palabras de Vladímir Putin, para que los países occidentales no pudieran escudarse en la bandera rusa a fin de escindir la provincia de Kosovo de Serbia.

                              En una conversación con el general Andréi Nikoláiev, el entonces presidente del Comité de defensa de la Duma estatal, me confesó:

                              -La decisión tomada ha sido la correcta. Rusia no puede permitirse que, amparándose en su bandera, se continúe despojando a Serbia de sus territorios ancestrales, se permita la albanización de Kosovo, la opresión y el aplastamiento de la población serbia, el aumento descontrolado de la criminalidad y el terrorismo.

                              El entonces secretario general de la OTAN, Lord George Robertson, me expresó durante su visita a Moscú en mayo de 2003 su “cálida y sincera gratitud al contingente militar ruso en los Balcanes por todo lo que había hecho por la paz y la estabilidad en esa zona en conflicto”.

                              El papel del ejército ruso

                              Sobre el papel que desempeñaron los pacificadores rusos en los Balcanes se lleva hablando y discutiendo más de una década, y probablemente seguirá siendo así durante mucho tiempo. Su estancia en esta zona se convirtió en un hecho histórico. Y, como todo hecho histórico ambiguo, exige un análisis detenido.

                              En los Balcanes, nuestros pacificadores dieron lo mejor de sí, es imposible no reconocerlo. Rusia puede sentirse orgullosa de ellos.

                              ¿Qué supuso la estancia del ejército ruso en el centro de Europa, completamente rodeado, de hecho, por tropas de la OTAN? ¿Qué experiencia adquirieron? ¿Qué conclusiones se pueden extraer? Las respuestas son también demasiado ambiguas.

                              La marcha de 600 kilómetros de junio de 1999 que realizaron doscientos paracaidistas rusos en carros blindados desde Bosnia, a través de Belgrado y de toda Serbia, hasta el aeródromo principal de Kosovo en Slatina se convirtió en uno de las mayores sorpresas militares de finales del siglo pasado.

                              El ejército ruso hizo valer su voz ante los principales estados del mundo, a los que les había faltado tiempo para borrarlo de un plumazo del proceso histórico en Europa. A pesar de todo, las tropas rusas aún son capaces de defender, de manera digna y eficiente, los intereses nacionales.

                              Con qué entusiasmo y esperanza fue recibido el convoy militar ruso por los residentes serbios, que esperaban el apoyo de Rusia y de su ejército en la justa lucha del pueblo yugoslavo contra los extremistas y terroristas musulmanes.

                              Rusia no podía defender a Serbia por la vía militar, Moscú y Belgrado no eran aliados en ese ámbito, no habían suscrito ningún tratado de ayuda mutua y, por tanto, Moscú no tenía ninguna posibilidad política y jurídica de enfrentarse a Washington o Bruselas por los bombardeos sobre Yugoslavia. Además, en 1999, entre los dirigentes rusos no hubo nadie que se atreviera a dar un hipotético paso en esta dirección.

                              Cierto, algunos líderes políticos de Rusia calificaron a esa marcha, ya convertida en histórica, de “aventura improvisada de un general que puso a nuestro país al borde de un conflicto militar con la OTAN”.

                              Y aunque sigue sin resolverse el tema de disputa entre los conservadores, los liberales y los nacionalistas del país, no se puede obviar lo principal: después de que los paracaidistas rusos ocuparan el objetivo estratégico más importante de Kosovo, por donde luego se desplegarían las fuerzas pacificadoras de 32 países, es decir, que tomaran lo que se llama la iniciativa estratégica, la entonces cúpula del Kremlin no se comportó con la suficiente determinación.

                              Fue como si en Moscú se asustaran del éxito de su propio ejército. ¿Esperaban con nerviosismo cómo reaccionarían ante esta marcha Bruselas, Londres y París, lo que diría el presidente Clinton? La lentitud en la toma de decisiones resolutivas y de iniciativas de choque le costó caro al Kremlin. Y no sólo a él.

                              La partición de Serbia y la situación en Kosovo


                              En primer lugar, a Belgrado. La iniciativa estratégica se disolvió poco a poco, el control del espacio aéreo serbio lo asumió la OTAN, y el aeródromo de Slatina, “la puerta aérea a Kosovo”, muy pronto pasó a manos de los separatistas albaneses.

                              Así empezó el transporte aéreo regular, tanto militar como de pasajeros y de carga, por toda Europa, en los que Rusia prácticamente no participó ni tuvo influencia alguna en él, aunque su comandancia militar y los controladores aéreos permanecieron en el aeródromo.

                              En Kosovo, a pesar de la presencia de un contingente militar compuesto por 40.000 efectivos procedentes de 32, las fuerzas de seguridad de la ONU, la misión de la OSCE y otras organizaciones internacionales, floreció el narcotráfico, continuaron los robos y los ataques a mano armada contra los civiles de las aldeas y los poblados serbios, los incendios de casas y los expolios, el contrabando de armas y municiones.

                              La decisión de Vladímir Putin respecto a la retirada de los pacificadores rusos generó mucha controversia. Las posturas oscilaban entre las fuertes críticas tanto de los mandos rusos, como de la izquierda nacionalista y los generales ultrapatriotas de la reserva, sin olvidarse de las muchas fuerzas políticas de Kosovo, Serbia y Montenegro, y los apoyos decididos, incluido el de los diputados de la Duma estatal, en su mayoría centristas.

                              Aunque el Ejército de Liberación de Kosovo estaba formalmente disuelto, como si sus armas hubiesen sido entregadas a los almacenes centrales, las formaciones armadas ilegales continuaban presentes en forma de destacamentos para el combate en situaciones extraordinarias y se convirtieron en la columna vertebral de las redes criminales de carácter monoétnico. El sistema judicial no funcionaba. O, mejor dicho, simplemente se tapaba los ojos ante los numerosos crímenes.

                              En esos años estuve más de una vez en Kosovo y los pacificadores rusos contaban bastante a menudo a este reportero de guerra sobre cómo, poniendo en riesgo sus vidas, detenían a contrabandistas, hombres armados de nacionalidad albanesa que atacaban casas serbias, los llevaban a las comisarías de policía locales y al cabo de un tiempo se los encontraban de nuevo en las carreteras, puestos en libertad por el tribunal previo pago de una multa insignificante, a veces incluso ni eso.

                              ¿Cómo se podía combatir la criminalidad en tales condiciones? Es un misterio. Tanto es así que las estructuras burocráticas de la ONU y la OSCE, como el comando de KFOR, preocupados únicamente por su propio bienestar, hicieron todo lo posible para no tomar decisiones de gran calado, “no avivar” las revueltas de la población predominante en la región, daba impresión de que todo allí “se construía sobre la base de los principios de la democracia paneuropea y el derecho humanitario”…

                              Nuestro país, como afirmaba el general Andréi Nikoláiev, presidente del Comité de la Duma para la Defensa, ya no podía apoyar este mito, y además ya no había ninguna necesidad para ello.

                              Sería equivocado afirmar que la estancia del contingente militar ruso en la zona de Kosovo y Bosnia-Herzegovina fracasó en su misión de mantenimiento de paz. Sería injusto y deshonesto.

                              Muchos santuarios ortodoxos de Kosovo y Metojia fueron salvados y protegidos de la profanación por los pacificadores rusos. Defendían de los bandidos las aldeas y casas serbias en las zonas bajo su responsabilidad, pero también las albanesas. Acompañaban a los niños cuando iban y volvían de las escuelas, desminaban los bosques, los campos y los prados, patrullaban las carreteras y brindaron también otro tipo de ayuda humanitaria a los habitantes de la región.

                              Y por el hospital militar ruso en Kosovo Polje, que funcionaba bajo la bandera del Comité Internacional de la Cruz Roja, fueron atendidos varios miles de pacientes, incluidos militares de la OTAN. Con razón estaba considerada la mejor institución médica de KFOR. Pasé unos días en este hospital y vi con mis propios ojos el agradecimiento con el que los lugareños los trataban al personal.

                              http://https://es.rbth.com/opinion/2...n_kosovo_27567

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X