Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Noticias Aeroespaciales

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • COMISIÓN NACIONAL DE ACTIVIDADES ESPACIALES

    LICITACIÓN PÚBLICA INTERNACIONAL N° 18/2017 Expediente N° 356/17 CAF

    CIRCULAR N° 1 MODIFICATORIA

    OBJETO: COMPONENTES DEL SUBSISTEMA DE PROPULSIÓN DEL SATÉLITE SABIA-MAR 1.

    Clase: Etapa Única Internacional Modalidad: Sin Modalidad DESCRIPCIÓN Circular N° 1 Modificatoria: Por medio de la presente Circular se prorroga el acto de apertura de Ofertas correspondiente al presente procedimiento de selección y en virtud de la consulta recibida, se realiza la aclaración. Para obtener el detalle de la aclaración realizada, los interesados deberán ingresar al Sitio Web de CONAE: http://www.conae.gov.ar/index.php/espanol/licitaciones o directamente solicitarlas a la Unidad de Abastecimiento de la CONAE (Av. Paseo Colón 751, C1063ACH, Cap. Fed. / Tel 4331-0074, E-mail: u_abaste@conae.gov.ar). Demás cláusulas y condiciones del pliego permanecen sin modificaciones. El Pliego de Bases y Condiciones Generales y Particulares de este procedimiento podrá ser obtenido con el fin de presentarse a cotizar o consultado en el sitio Web de la Oficina Nacional de Contrataciones, www.argentinacompra.gov.ar, ingresando al acceso directo “Contrataciones Vigentes”, o en el sitio Web de la CONAE www.conae.gov.ar, ingresando a “Licitaciones”.

    e. 13/10/2017 N° 76609/17 v. 13/10/2017

    Fecha de publicación 13/10/2017

    Fuente: https://www.boletinoficial.gob.ar/#!...12373/20171013

    Comentario


    • Para aclarar:
      SABIAMAR

      El proyecto Sabia-Mar (Satélite Argentino Brasileño para Información del Mar) es un programa de cooperación entre la CONAE, la Agencia Espacial Brasileña (AEB) y el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil, con aplicaciones prioritarias en la observación del mar y costas.

      La Misión SABIA-Mar (Constelación de dos Satélites Argentino-Brasileños para Información del Mar) es un proyecto de cooperación entre la CONAE y la Agencia Espacial Brasileña (AEB), en el marco del Acuerdo de Integración y Coordinación Bilateral Argentina-Brasil.

      SABIA-Mar está concebido como una misión de Observación de la Tierra con aplicaciones prioritarias en el estudio del mar y costas, siendo una fuente de datos importante para estudios del color del mar a nivel regional y un aporte significativo a nivel internacional.

      Considerando la importancia que la misión tiene para la comunidad argentina, la distribución inicial de roles se modificó y la CONAE tomó la responsabilidad completa del satélite SABIA-Mar 1, mientras que la AEB es responsable del SABIA-Mar 2.

      Las necesidades específicas de la Argentina se satisfacen con el satélite SABIA-Mar 1. A partir de la órbita seleccionada se obtiene, con una sola plataforma, una revisita de dos días tanto en el escenario regional (sobre las costas nacionales) como en el escenario global, con una resolución espacial de 200 m y 800 m respectivamente. Una vez que el SABIA-Mar 2 esté en órbita, y ya con la constelación completa operativa se mejorará el tiempo de revista a un día, tanto para el escenario global como el regional costero.

      Argentina ha finalizado la revisión preliminar de diseño (PDR) en abril de 2016 y la puesta en órbita del SABIA-Mar 1 está prevista para el año 2020.

      Fuentne: http://www.conae.gov.ar/index.php/es...roduccion-sace

      Comentario


      • Paz será el primer satélite que dote a España de capacidad propia de observación

        FLY NEWS - por Sira March — 22 Noviembre, 2017

        El satélite Paz será lanzado el próximo mes de enero desde Vandenberg. Este satélite compartirá órbita con dos satélites alemanes que posicionados de manera estratégica reducirán el lapso de órbitas alrededor de la Tierra, aumentando así la capacidad de adquisición de imágenes para la obtención de información y aumento en la eficacia de varias aplicaciones relacionadas con tareas civiles de vigilancia, defensa y seguridad.


        Satélite Paz en las instalaciones de Airbus DS. Foto: Fly News

        Con Paz, España accede al exclusivo club de países europeos con capacidades propias de observación. Después de casi 10 años desde su construcción, el satélite Paz ya tiene fecha de lanzamiento. Será a comienzos de 2018, en un lapso entre el 30 de enero y el 5 de febrero, cuando el satélite sea puesto en órbita desde la Base aérea de Vandenverg (California, EE.UU.) a bordo de un lanzador Falcon 9, de la empresa privada Space-X.

        En un encuentro con prensa en las instalaciones de Barajas de Airbus Defence and Space, contratista principal del satélite, que pondrá rumbo a los EEUU la próxima semana, José Guillamón, director comercial de Airbus DS ha calificado este proyecto como un caso de éxito del trabajo en conjunto del sector espacial y de la industria espacial española”.

        La industria espacial española ha estado profundamente involucrada en el desarrollo de este programa. De hecho, Ángel Panduro, CEO de Hisdesat, empresa propietaria y operadora del satélite ha destacado durante el encuentro que “Paz será el primer satélite que se ponga en órbita y dote a España con capacidades propias de observación sin que nuestro país necesite de colaboraciones europeas como sucede hasta ahora”.

        De esta manera, Panduro ha afirmado que“España se convierte en líder en este mercado y se suma al ‘club’ junto con Alemania e Italia” de los únicos países que ofrecen actualmente este servicio con una tecnología y funcionalidad similar a Paz.

        Angel Panduro, CEO de Hisdesat; empresa propietaria y operador del satélite Paz

        Panduro adelantó que Paz complementará a un segundo satélite de observación, Ingenio, que España pondrá en órbita en los próximos años. Así mismo, el CEO de Hisdesat ha querido aclarar el “error entre satélite de observación y espíacomo se ha publicado en algunos medios de comunicación. “Dos términos – según ha comentado Panduro – diferentes y con el de espía no me siento identificado”.

        Se espera que cuando Paz esté en órbita ofrezca soluciones tanto gubernamentales como comerciales mediante diferentes aplicaciones. Por el momento, el satélite cuenta con algoritmos programados que ayudarán en aplicaciones relacionadas con la defensa y seguridad o tareas civiles de vigilancia. Por ejemplo, Paz podría ayudar a detectar irregularidades en el terreno, como hundimientos en el terreno de las vías del AVE, lo que podría evitar futuros descarrilamientos; mediciones volcanográficas o detección de manchas de petróleo en el mar, entre otras.

        El satélite será operado durante un mes desde Alemania y posteriormente desde la Base del INTA en Torrejón de Ardoz, donde se seguirán generando durante la vida útil del satélite, aproximadamente cinco años y medio prorrogable a siete, nuevos algortimos y aplicaciones relacionadas con el control de los recursos naturales, la evaluación de catástrofes naturales, l monitorización del medio ambiente, la planificación del territorio e infraestructuras, gestión de crisis y riesgos, cartografía de alta resolución, control de fronteras, vigilancia marítima, generación de modelos de deformación de la Tierra o intervención en crisis humanitarias.

        Este satélite de 1400 kg, mide 5 metros de largo y tiene un diámetro de 2,4 metros. Volará a 514 kilómetros de altura a una velocidad de 7 km por segundo y dará 15 vueltas a la Tierra en 24h; en cada órbita empleará una hora y media y necesitará de 7 minutos para ejecutar una orden. Paz dotará a la Tierra de un máximo de 100 imágenes por día.

        Comentario



        • Share on Twitter
          Share via Email
          Share on Whatsapp
          Share on Telegram
          Share on SMSMUNDO Rusia perdió el contacto con un satélite lanzado desde el cosmódromo de Vostochni

          La agencia espacial Roskosmos celebró el despegue del cohete Soyuz, pero luego informó que el dispositivo no llegó a la órbita deseada. No se sabe dónde está
          28 de noviembre de 2017
          La agencia espacial rusa Roskosmos fracasó en el intento de colocar un satélite en órbita y perdió el contacto con el dispostivo, lanzado a través de un cohete desde su nuevo cosmódromo Vostochni.

          PUBLICIDAD

          inRead invented by Teads
          "La última etapa del cohete con el bloque impulsor Fregat y el satélite Meteor-M llegó hasta la órbita intermedia, pero más tarde no se pudo establecer comunicación con el satélite debido a que no llegó a la órbita planeada", indicaron en un comunicado.

          El lanzamiento del segundo cohete Soyuz desde la sede, inaugurada en abril de 2016, fue transmitido en directo por la televisión rusa, a las 14:41 locales (5:41 GMT).

          El Soyuz transportaba un satélite meteorológico Meteor-M y un microsatélite rusos, más de 17 mini o microsatélites de instituciones o empresas de Canadá, los Estados Unidos, Japón, Alemania, Suecia y Noruega.


          "Todas las etapas iniciales del vuelo del cohete se desarrollaron como fue previsto", había señalado Roskosmos.


          El primer lanzamiento de un cohete desde Vostochni tuvo lugar en abril de 2016, en presencia del presidente ruso Vladimir Putin.

          El cosmódromo de Vostochni reemplazará a término la legendaria base de Baikonur en Kazajistán. El tercer lanzamiento está previsto para el 22 de diciembre de 2017.

          (Con información de AFP)
          La agencia espacial Roskosmos celebró el despegue del cohete Soyuz, pero luego informó que el dispositivo no llegó a la órbita deseada. No se sabe dónde está

          Comentario


          • Infobae ​​​ Preocupación por la pronta caída a la Tierra de una estación espacial china fuera de control

            La estructura pesa unas ocho toneladas y está acercándose al planeta desde hace varios meses. Científicos no logran descifrar el lugar ni la fecha precisa de su impacto
            1 de enero de 2018 La estación espacial Tiangong-1
            El año 2017 estuvo repleto de interesantes avistamientos de asteroides y "accidentes" espaciales que le dio a millones de personas una razón para mirar al cielo; pero la mayor amenaza desde el espacio exterior en 2018 podría ser provocada por el hombre, según alertó este lunes el New York Post.

            La estación espacial china Tiangong-1 está cayendo completamente fuera de control desde hace meses, y las agencias espaciales de todo el mundo esperan que se estrelle contra la Tierra a principios de 2018. Lamentablemente, nadie sabe exactamente cuándo o dónde caerá este enorme trozo de basura espacial.

            Tiangong-1, que significa "Palacio Celestial", recibió a varios astronautas chinos durante su breve vida, pero después de que su misión terminara en 2016, la agencia espacial china reveló que había perdido la comunicación con esa nave y que su orbitaje eventualmente llevaría a que caiga en picado hacia la Tierra. La caída que registró la estación en 2016 (Space-Track)

            Los científicos que han estado monitoreando la problemática intentaron pronosticar dónde podría chocar, pero solo han podido reducirlo a un área entre los 43 grados norte y los 43 grados sur. La mayor parte de esa área está cubierta por el océano, pero aún hay una probabilidad de 1 en 10 de que los escombros aterricen en un área poblada, lo que podría dañar a estructuras y/o personas.

            La estación espacial pesa unas ocho toneladas y, aunque gran parte del material se quemará debido a la fricción con la atmósfera de la Tierra, se espera que miles de kilos de desechos sobrevivan al reingreso. Al no poder controlar dónde o cuándo vuelve a ingresar el aparato, es imposible predecir la ubicación exacta donde aterrizarán los escombros.
            Según una pregunta frecuente sobre el Tiangong-1, el impacto real de los restos podría no ser la parte más peligrosa de su caída hacia la Tierra. Los materiales potencialmente peligrosos, incluida la hidracina, un químico altamente tóxico utilizado en el combustible para cohetes, podrían sobrevivir al regreso al planeta. Si cualquier humano o animal entra en contacto con esa sustancia, podría sufrir unos efectos muy peligrosos.

            Se espera que la nave espacial finalmente caiga a la Tierra en algún momento de marzo, aunque los observadores solo han podido reducir su fecha de descenso a un intervalo de dos semanas, lo que no es particularmente tranquilizador. Cuando finalmente comience a caer, los científicos tendrán muy poco tiempo para predecir el área de impacto, pero pueden estar seguros de que todas las agencias espaciales del planeta la vigilarán de cerca.
            La estructura pesa unas ocho toneladas y está acercándose al planeta desde hace varios meses. Científicos no logran descifrar el lugar ni la fecha precisa de su impacto

            Comentario


            • El transportador de basura y carga de la NASA se convertirá en el nuevo taller espacial de la EEI

              Por Christian Davenport
              2 de enero de 2018La ATK Cygnus aproximándose a la Estación Espacial Internacional en 2016 (Crédito: NASA)
              Quizás no sea la nave espacial más bonita, su forma de barril tiene un objetivo más funcional que de forma. Al igual que un camión, transporta la carga a la Estación Espacial Internacional, que es descargada por astronautas que luego la llenan de basura, convirtiéndola en un enorme depósito de basura espacial. Cuando está lleno, vuelve a caer en la Tierra y es ignominiosamente incinerada en la atmósfera.

              Pero Orbital ATK tiene grandes ambiciones para su nave espacial Cygnus y pronto demostrará lo que puede hacer. La compañía con sede en Dulles (Virginia) tiene previsto lanzar Cygnus a bordo de su cohete Antares desde la coste este de Virginia. En la misión, Cygnus llevará 3,500 kilos de alimentos, ropa y experimentos a la estación orbital, a unos 380 kilómetros sobre la Tierra.

              Pero esta vez, la nave espacial será más que una carga y un transportista de basura; se convertiría en una habitación temporal en la Estación Espacial, dando a los astronautas 27 metros cúbicos adicionales para hacer su trabajo. En este vuelo, el Cygnus estará equipado para que pueda soportar experimentos científicos y otras investigaciones en el laboratorio orbital. La Estación Espacial Internacional

              "Siempre hemos considerado ser parte de la Estación Espacial Internacional, y eso es así desde el punto de vista físico, pero ahora también lo haremos funcionalmente", señala Frank DeMauro, gerente general y vicepresidente de la división de Programas Avanzados de la compañía.

              El paso es parte de un esfuerzo de Orbital ATK para convertir eventualmente a Cygnus en un hábitat que podría ayudar a la NASA a explorar el espacio profundo, incluida la región alrededor de la Luna conocida como "espacio cislunar". La compañía tiene un contrato con la NASA para continuar convirtiendo esa superficie en un hábitat para los astronautas que podría conectarse con la nave espacial Orion de la NASA, dándoles más espacio a los astronautas. (Archivo)
              Cygnus no será el único módulo del sector privado conectado a la estación espacial. Durante meses, el BEAM de Bigelow Aerospace, un hábitat inflable, se ha colocado en la estación como parte de un programa de prueba para ver cómo funciona la tecnología. Bigelow también está desarrollando un hábitat que sería mucho más grande y podría servir como un puesto comercial avanzado en el espacio.

              Además de transportar carga a la estación, Cygnus tendrá 14 pequeños satélites a bordo. Después de servir como espacio temporal, la nave espacial se despegará y volará a unos 50 kilómetros sobre la estación para desplegar los satélites. Entonces, lleno de basura, se sumergirá hacia la Tierra, ardiendo en la atmósfera.

              Comentario

              Trabajando...
              X