Warning: session_start(): open(/home/admin/tmp/sess_vcqupsfq50r414d6gvm3ni66o6, O_RDWR) failed: No space left on device (28) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: /home/admin/tmp) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 El renacer nuclear de la Argentina - AviacionArgentina.net

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

El renacer nuclear de la Argentina

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • El renacer nuclear de la Argentina

    El renacer nuclear de la Argentina




    Imagen: elargentino.com

    La posición de la Argentina en la cumbre Nuclear Mundial celebrada en Washington consistió en acompañar las medidas de seguridad que prevengan posibles ataques terroristas a las instalaciones nucleares, pero que estas medidas preventivas no sean pretexto para impedir el avance y la autonomía del desarrollo nuclear pacífico. Es que la Argentina tiene una larga historia en este campo.
    El origen de la actividad nuclear en la Argentina en la década del ’50 no podía haber despertado más fantasías. En una isla paradisíaca, la Huemul, en el lago Nahuel Huapi, el austríaco Ronald Richter experimentó como un alquimista solitario con sus máquinas e instrumentos la secreta posibilidad de la fusión nuclear. Algo que aún hoy, seis décadas después, es un objetivo no alcanzado.


    Sede: CNEA Imagen: cnea.gov.ar

    Luego de aquella aventura, la nuclear se volvió una empresa colectiva organizada, con instituciones, grupos de investigación, industriales. Hoy como ayer la actividad nuclear es factor de independencia económica.


    Atucha 1 Imagen: cnea.gov.ar

    La Argentina domina esta tecnología desde sus albores. Desde el RA1 inaugurado en 1958, todos los reactores de investigación argentinos fueron proyectados y construidos en el país. Los reactores de investigación son instrumentos complejos usados para formar ingenieros, físicos y químicos nucleares, testear materiales, fabricar radioisótopos, sustancias químicas radioactivas de uso médico e industrial.

    Embalse Imagen: cnea.gov.ar


    En los ’80, días antes de que asumiera Raúl Alfonsín, la Cnea anunció al mundo que el país disponía de tecnología para enriquecer uranio. Fue el primer país emergente que logró dominar la totalidad de ese ciclo de combustible.

    Reactor nuclear vendido a Egipto Imagen: cnea.gov.ar


    Es que cuando nuestro país emprendió el camino nuclear no lo hizo comprando paquetes tecnológicos llave en mano, sino con la decisión política de desarrollar su infraestructura con la máxima autonomía posible. Se trata de desarrollos que van desde la minería de uranio –prospección, explotación, extracción–, la producción –concentración y purificación– de dióxido de uranio, la fabricación de vainas de zircaloy, la producción de agua pesada para los reactores, la operación de las centrales y la gestión de los residuos radiactivos.

    Reactor Nuclear vendido a Peru Imagen: cnea.gov.ar


    Con una historia a hombros de gigantes como José Balseiro, Jorge Sábato y Franco Varotto, esta actividad científico-tecnológica es una política de Estado que mira el porvenir: en noviembre pasado se aprobó prácticamente por unanimidad la primera Ley Nuclear de la democracia que apunta a permitir la construcción de la cuarta central Atucha III de 1.500 megavatios de potencia, la extensión de vida por otros 30 años de la eficiente Central Nuclear de Embalse y el desarrollo del prototipo del primer reactor de diseño argentino, el Carem.


    Atucha 1 Imagen: minplan.gov.ar

    Poder nuclear. Diez gramos de uranio produce tanta energía como una tonelada de carbón. En términos simples, toda central nuclear funciona como una cacerola. La fisión nuclear genera un inmenso calor que calienta el agua y produce vapor para rotar una turbina, su rotación impulsa un generador que convierte el movimiento mecánico de rotación en electricidad, como el dínamo de una bicicleta. Esa electricidad es transmitida a los usuarios. Detrás de esos artefactos está la teoría física atómica y la fórmula científica que es un ícono de la cultura universal: E=MC2.
    La producción nuclear de energía eléctrica se desarrolla dentro del cuadrilátero de política energética, cooperación internacional, aceptación pública y medio ambiente. Algunas ventajas que siempre se destacan de la energía atómica: competitiva frente a las fluctuaciones de los hidrocarburos –petróleo y gas–, constante porque trabaja las 24 horas, todos los días del año –a diferencia de la hidráulica y la solar–, limpia, porque evita la emisión de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera.


    Embalse Imagen: static.panoramio.com

    Aquí, allí y en todas partes el aumento del precio del petróleo, el incremento de la demanda de electricidad y la dependencia energética a los países productores de combustibles fósiles ha propiciado la vuelta a lo nuclear. Energívoro, en los últimos 15 años el mundo consumió más energía que en toda la historia.


    Embalse: Imagen: cnea.gov.ar

    Un ejemplo, Italia, considerada el emblema de los países antinucleares, ya no posterga su retorno a esta energía. Es que se volvió una isla que compra electricidad a los vecinos nucleares, por ejemplo, Francia. El país de los perfumes y la alta costura es también el más nuclear del mundo, allí 8 de cada 10 lámparas de luz son alimentadas por nucleoelectricidad.

    Según datos del Organismo Internacional de Energía Atómica (Oiea), el 15 por ciento de la electricidad que consume el mundo es nuclear, la producen 440 reactores. La energía nuclear es sinónimo de desarrollo. Mientras en la Unión Europea el 35 por ciento de la energía que se produce es nuclear, en América latina el panorama es el opuesto, sólo el 2,5 por ciento es nuclear. Sólo Argentina, Brasil y México tienen nucleoelectricidad.


    Atucha II Imagen: ttn.gov.ar

    La Argentina cuenta hoy con dos centrales nucleares que suministran un 7 por ciento de electricidad. Atucha I, de origen alemán, en 1974 fue la primera central latinoamericana, puesta en marcha en tiempo récord. La Central de Embalse, en Córdoba, construida en 1984, de tipo Candu, batió récords de eficiencia con un factor de disponibilidad del 87% por ciento. Produce allí el cobalto 60, un radioisótopo que se usa para irradiar y preservar alimentos, esterilizar insumos quirúrgicos y tratar enfermedades tumorales. La Argentina, a través de Dioxitek, es el tercer productor y exportador mundial de fuentes de cobalto 60.

    Atucha II será la máquina térmica más grande del país. Durante los ’90 fue un monumento al abandono. Olvidada en el medio de un baldío de pastizales altos, frente al Paraná, ese caudaloso río que –como la tecnología–, no detiene su marcha.

    Atucha 2 Imagen: baraderohoy.com


    Trunca, la central era un mecano disperso. Sus componentes –85 mil piezas, de unas 40 mil toneladas– se almacenaron en carpas especialmente acondicionadas para evitar la corrosión, para hibernar, resistir. Eran tiempos en que las carpas fueron sinónimo de resistencia política. La carpa blanca docente frente al Congreso, es la más emblemática de todas.


    Atucha II Imagen: skyscraperpage.com

    Hoy Atucha II es un hormiguero con cientos de cascos verdes, azules, blancos, amarillos, que se mueven de un lado a otro. A cargo de la empresa estatal Nucleoeléctrica Argentina (N.A.S.A.) trabajan 5.200 personas. Es una mezcla de veteranos recuperados con jóvenes que recuperaron el sentido de futuro.


    Atucha II Imagen: cooptl.com.ar

    Cargada de simbolismos, Atucha II es tanto un emblema de reconstrucción, como un ejemplo de lo que no hay que hacer: ninguna obra puede tardar 30 años en terminarse.


    Atucha II Imagen: skyscraperpage.com

    Estrategia de dos patas. La Argentina nuclear se sostiene sobre dos patas. Una se hunde hasta la rodilla en el sistema científico tecnológico con la formación de recursos humanos de alto nivel y los proyectos de investigación y desarrollo. La otra se apoya en sectores industriales, con la producción de radioisótopos para la salud pública, la fabricación de combustible nuclear y la provisión de nucleoelectricidad. Casi el 80 por ciento de los fondos asignados al sector nuclear fueron destinados a proyectos referidos a la generación nucleoeléctrica.

    Nuestro país ha liderado por décadas el espacio nuclear regional, formando a científicos de países vecinos en investigación y protección radiológica. Pero así como los científicos nucleares argentinos son reconocidos en todo el mundo, la mayor parte de la sociedad desconoce la existencia de este tesoro atómico, que, cuando se conoce, es irremediablemente motivo de orgullo. Sucede que en el sector nuclear son más que discretos a la hora de dar a conocer su trabajo. A diferencia de otros, hacen mucho y hablan poco. Tal vez sean inercias de décadas pasadas, en las que el sector tuvo que resistir en silencio.

    Nunca es suficiente la cantidad de especialistas en el campo nuclear. No obstante, el andamiaje necesario para la formación de recursos humanos es uno de los méritos de la Cnea. Mediante acuerdos con universidades, la Cnea creó institutos universitarios, radicados en sus centros atómicos. En 1955 se creó en acuerdo con la Universidad Nacional de Cuyo el Instituto Balseiro en Bariloche, un centro de excelencia donde se forman ingenieros y físicos nucleares de toda América latina. Desde 1993 en acuerdo con la Universidad Nacional de San Martín, el Instituto Tecnológico Jorge Sábato diseñó carreras en ciencias de materiales. Y desde el 2004 el Instituto Dan Beninson ofrece maestrías en reactores nucleares y radioquímica. En Mendoza funciona la Escuela de Medicina Nuclear y Radiodiagnóstico.

    Algo más que soja. La Argentina ha demostrado que además de su carne o sus jugadores de fútbol es un proveedor nuclear confiable. La primera exportación de tecnología nuclear fue una serie de elementos combustibles que compró Alemania en 1958. En los ’80 la construcción de un centro nuclear en Perú –el Cnip– fue el más importante proyecto de cooperación nuclear sur-sur. También Argelia optó –entre ofertas de las principales firmas del mercado mundial– por comprarle a la barilochense Invap su primer reactor experimental –el NUR–, con el objetivo de desalinizar agua de mar y favorecer la agricultura en el desierto.


    Atucha II Rotor de alta presión desde distintos ángulos en el edificio de la turbina
    Imagen: urgente24.com

    Desde 2002 la Cnea produce en su Centro Atómico Ezeiza molibdeno 99, un elemento radiactivo esencial en medicina nuclear, para el diagnóstico por imágenes y que se exporta a Brasil y países de la región.

    La esfera que resguarda al reactor, luego su tapa
    Imagen: urgente24.com

    En 2005 la exportación más grande de la historia de la Argentina fue el reactor que también Invap vendió a Australia, el Opal, construido para la Ansto, (Agencia de Ciencia y Tecnología Nuclear de Australia). Alta tecnología al precio más conveniente, sería un lema posible.

    Por Ignacio Jawtuschenko
    Periodista

    Fuente: elargentino.com


    Central Nuclear Atucha II – CNA II
    Imagen de la Central Nuclear Atucha II – CNA II

    Central Nuclear Atucha II


    Atucha II es una central nucleoeléctrica de una potencia de 745 MWe que va a aportar 692 MW eléctricos netos al sistema interconectado nacional.

    Se encuentra ubicada sobre la margen derecha del Río Paraná, en la localidad de Lima, Partido de Zárate, a 115km de la Ciudad de Buenos Aires, adyacente a la central nuclear Atucha I, aprovechando gran parte de su infraestructura. Atucha II se integrará al parque de generación nuclear del sistema eléctrico argentino, en adición a Atucha I (357 MWe) y Embalse (648 MWe).

    Estará aportando energía al país en 2010 y cuando entre en funcionamiento comercial el turbogrupo de Atucha II pasará a ser la máquina de mayor potencia unitaria del sistema interconectado nacional, posición que ahora ocupa la de la Central Nuclear de Embalse.

    Atucha II es una central nuclear moderna, similar a las últimas centrales construidas en Alemania, así como a las de Trillo en España y Angra II en Brasil. Desde el punto de vista del diseño y construcción cuenta con sistemas de seguridad actualizados, que incluyen el concepto de defensa en profundidad con barreras sucesivas, esfera de contención, separación física entre sistemas de seguridad y programa de vigilancia en servicio, entre otros conceptos. Cabe destacar también que Atucha II se está construyendo de acuerdo con la licencia de construcción, las normas y el programa de inspección oportunamente dispuesto por la Autoridad Regulatoria Nuclear Argentina (ARN).

    Para continuar las tareas de finalización de Atucha II Nucleoeléctrica Argentina SA ha formulado un detallado plan de trabajos que incluye todas las actividades de ingeniería, construcción y montaje pertinentes. Los materiales y equipos necesarios se encuentran ya almacenados en la obra.

    El cronograma del Proyecto comprende una Fase I de 12 meses de duración para el Relanzamiento del Proyecto (Organización, Recuperación de Infraestructura, Ingeniería y Contratos), una Fase II de 26 meses para las actividades de Construcción y Montaje y una Fase III de 14 meses para la puesta en marcha de la Central.

    Las tareas remanentes de diseño serán ejecutadas por Nucleoeléctrica Argentina SA en asociación con los recursos científicos y tecnológicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica. Asimismo, se contará con la asistencia y colaboración de entidades internacionales como el Organismo Internacional de Energía Atómica, entidad de la cual la República Argentina es parte y con quien la Comisión Nacional de Energía Atómica ha acordado ya -y puesto en vigencia- un programa de asistencia técnica para Atucha II. También se contará con el aporte de otras entidades y empresas tecnológicas internacionales.

    El agua pesada y los elementos combustibles necesarios para la Central serán producidos en el país y en todas las actividades de construcción y suministro correspondientes al completamiento de la Central tendrán la máxima intervención posible los proveedores y contratistas locales, política que es pilar básico de la gestión del Gobierno Nacional.

    CENTRAL NUCLEAR ATUCHA II (CNA II)
    Tipo de reacto: Recipiente de presión
    Potencia Térmica: 2.175 MWt
    Potencia Eléctrica bruta/neta: 745/692 MWe
    Moderador y refrigerante : Agua Pesada (D2O)
    Combustible : Uranio natural
    Generador de Vapor: Dos, verticales, tubos en "U" Incolloy 800
    Turbina: Una etapa de alta presión, dos etapas de baja presión. Velocidad: 1.500 rpm
    Generador Eléctrico: Cuatro polos, tensión de generación 21 kV, 50 Hz



    Central Nuclear Atucha I, CNA I

    Opera comercialmente desde el 24 de junio de 1974 y fue la primera central nuclear instalada en Latinoamérica. Está ubicada sobre el río Paraná de las Palmas en la Provincia de Buenos Aires, a 100 km de la ciudad de Buenos Aires y su diseñador y constructor principal fue la empresa SIEMENS.

    Atucha I pertenece al tipo de centrales nucleares conocidas como PHWR, subgrupo "vasija de presión", esto es, posee un reactor presurizado con agua pesada. Emplea como combustible en sus 252 canales, uranio natural o levemente enriquecido al 0,85% de uranio 235. Sus 357 Mwe de potencia bruta, le han permitido entregar al mercado eléctrico desde el inicio de su operación comercial hasta el 31 de diciembre de 1999, 55.450.000 MWeh . Su Factor de Carga promedio hasta dicha fecha es del 70% y el de disponibilidad del 75%.

    CENTRAL NUCLEAR ATUCHA I (CNA I)
    Tipo de reactor: Recipiente de presión: SIEMENS
    Potencia Térmica: 1.179 MWt
    Potencia Eléctrica bruta: 357 Mwe
    Moderador y refrigerante: Agua Pesada (D2O)
    Combustible: Uranio natural o uranio levemente enriquecido (0.85%)
    Generador de Vapor: Dos verticales, tubos en "U" Incolloy 800
    Turbina: Una etapa de alta presión, tres etapas de baja presión.
    Velocidad :3.000 rpm
    Generador Eléctrico_ Dos polos tensión 21 Kv, 50 Hz



    Central Nuclear Embalse (CNE)

    La Central Nuclear Embalse opera comercialmente desde el 20 de enero de 1984. Se encuentra ubicada sobre la costa sur del embalse del río Tercero, en las cercanías de la localidad de Embalse en la Provincia de Córdoba. El diseñador y constructor principal fue un consorcio integrado por las empresas Atomic Energy of Canada Limited (AECL) de Canadá e Italimpianti de Italia.

    Embalse pertenece al tipo de centrales nucleares conocidas como PHWR, subgrupo “tubos de presión”, esto es, sus canales de combustible se encuentran presurizados con agua pesada, y emplea como combustible en sus 380 canales, uranio natural (0,72% de uranio 235).

    Sus 648 Mwe de potencia bruta le han permitido suministrar al mercado eléctrico desde el inicio de la operación hasta el 31 de diciembre de 1999, más de 76.000.000 de Mweh. Alimenta las principales líneas de tensión a Córdoba, Noroeste Argentino, Cuyo y Rosario-Buenos Aires. Provee la energía equivalente al consumo de tres millones de habitantes durante un año.

    Su Factor de Carga promedio hasta dicha fecha, es del 84%, y el de Disponibilidad del 87,4%, habiendo alcanzado durante el año 1999 un Factor de Carga del 98%. Esto le ha valido situarse en dicho año, como la primera en performance dentro de las centrales CANDU y novena entre aproximadamente 434 centrales nucleares en el mundo. Un subproducto de la generación de la Central Nuclear Embalse, es el radioisótopo Cobalto-60 utilizado en medicina y en la industria. Centrales similares existen en países como Canadá, Corea del Sur, India, Rumania, Pakistán y China.

    CENTRAL NUCLEAR EMBALSE (CNE)
    Tipo de reactor: Tubos de presión (CANDU)
    Potencia Térmica: 2.109 MWt
    Potencia Eléctrica bruta: 648 Mwe
    Moderador y refrigerante: Agua Pesada (D2O)
    Combustible: Uranio natural
    Generador de Vapor : Cuatro verticales, tubos en "U" Incolloy 800
    Turbina: Una etapa de alta presión ,tres etapas de baja presión. Velocidad:1.500 rpm
    Generador Eléctrico: Cuatro polos tensión 22 Kv, 50 Hz

    Fuente: Informes Institucionales
    Editado por última vez por elperro; https://www.aviacionargentina.net/foros en 18/04/2010, 16:29.

  • #2
    Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

    Muy bien informe. Como se dice en alguna parte de él, no solo exportamos buena carne y jugadores ... Lástima que esto no "vende" tanto y no sale en en los medios generalmente.

    Hay que fomentar este tipo de noticias u información. Funciona como un feedback, retroalimenta, incentiva y te dá ganas de ir para adelante, avanzar y no quedarte en la queja, la decidia y la critica desafortunada.

    Comentario


    • #3
      Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

      Felicitaciones Perro, excelente informe. Como dice Fito Páez en Vengo a Ofrecer mi Corazón: "¿quién dijo que todo está perdido?" Ojalá que el país siga adelante, avanzando y desarrollando tecnologías propias y que nunca más abandone ese camino. Noticias como esta y la de los radares de INVAP me llenan de esperanza. Saludos.-
      "Imposible, absolutamente imposible, vencer al enemigo extranjero si antes no puede eliminarse al enemigo interior, su fiel servidor. Sin ello, luchando solamente contra uno de los escollos, serán sobrepasados por el otro invenciblemente" - Demóstenes - Siglo III A.C.

      Comentario


      • #4
        Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

        Gracias amigos. Es bueno ver que hay cosas que se hacen bien y tienen continuidad en el tiempo.

        Comentario


        • #5
          Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

          Que buen informe. un orgullo Nacional.
          Adjunto dos videos de avances de construccion de atucha II a septiembre de 2009 y del carem que pueden ser interesantes.
          Para los que quieran visitar Atucha II, el COPIME( consejo profesional de ingenieros mecanicos y electricistas), realiza visitas guiadas.




          El condor esta de vuelta. Con sus alas desplegadas.
          Argentina de Pie y Adelante!

          Comentario


          • #6
            Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

            Excelente info amigo, muy bueno.

            Comentario


            • #7
              Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

              Falto el de atucha, va de nuevo
              El condor esta de vuelta. Con sus alas desplegadas.
              Argentina de Pie y Adelante!

              Comentario


              • #8
                Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                Reportaje en CNEA al Ing.Jinchuk jefe de relciones internacionales de CNEA , muy esclarecedor.

                El condor esta de vuelta. Con sus alas desplegadas.
                Argentina de Pie y Adelante!

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                  Exelente informe elperro . Con esto se desarrolla más aún el país y aumenta su productividad.

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                    Muy bueno Perro,en el diario Miradas al Sur que tiene relación con tu fuente fueron mas allá,dice que se compraron dos elicopteros militares pero que Rusia está interesado en la provision de Barcos y Aviones.

                    Comentario


                    • #11
                      Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                      No debemos ovidarnos del Almirante Castro Madero que durante muchos años lideró la CNEA.
                      Saludos

                      Comentario


                      • #12
                        Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                        Gracias amigos por los comentarios. Muy buenos los videos oscarlivy.

                        Comentario


                        • #13
                          Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                          Reactor Carem: 1.300 millones de pesos para su construcción


                          El asentamiento del reactor prototípico tendrá efecto en un predio ubicado aguas arriba de la central atómica de Atucha I, en la localidad de Lima. El reactor estaría operando en 2014.


                          La presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) confirmó en el Centro Atómico Ezeiza que la construcción de un prototipo del reactor Carem ya cuenta con una partida presupuestaria específica de $1.300 millones aprobada por el Estado nacional.

                          A diferencia de Atucha I y II, cuya paternidad tecnológica fue del holding industrial alemán Siemens o de Embalse, cuyo diseño tuvo origen en la actividad de la estatal Atomic Energy of Canada Limited (AECL), ahora en vías de privatizarse, el proyecto de un reactor de potencia de diseño nacional configura una instalación especialmente planificada por la CNEA para países que buscan hacer sus primeras incursiones en el desarrollo nuclear.

                          El Carem consiste en un equipamiento modular de pequeña magnitud y, por ende, bajo costo de construcción, capaz de facilitar a una comunidad sin experiencia en generación nucleoeléctrica la capacitación de sus elencos profesionales con los mayores márgenes de seguridad.

                          El proyecto Carem fue impulsado por la CNEA, pero la validación tecnológica de sus principales elementos componentes se concibió y construyó en el INVAP.

                          La titular de la CNEA, Norma Boero, precisó que el 70% del presupuesto asignado para la construcción de un prototipo de 25 MW tendrá por destino a órdenes de trabajo y servicios cuya contratación se licitará entre proveedores de la industria nacional, mientras que el 30% restante sería absorbido por los costos de montaje del reactor.

                          Parte de la estructura del futuro edificio del reactor es resultado de la reutilización física de instalaciones de una ex planta experimental de producción de agua pesada por el método de ácido sulfúrico, que se desmanteló y que está readaptándose para sus nuevos fines.

                          Compartiendo equipamientos con el Laboratorio de Termohidráulica de la CNEA, el INVAP oportunamente construyó un conjunto crítico o reactor de potencia cero designado con el código identificatorio RA-8, en el cual se ensayaron los combustibles nucleares.

                          La idea del Carem –alentada en la década del ’80 durante la gestión en la CNEA de Carlos Castro Madero– tuvo originariamente por objetivo su eventual utilización como planta impulsora de un submarino nuclear.

                          Cabe destacar que la semana anterior la ministra de Defensa nacional, Nilda Garré, no descartó que el Carem pueda ser utilizado en un submarino de propulsión nuclear que apuntará a sustituir al ARA “Santa Fe” perdido en la ex base ballenera de Gritviken de las islas Georgias, que tras el conflicto del Atlántico Sur el Reino Unido pasó a utilizar como lugar de asentamiento de una instalación científica que en realidad encubre una base militar destinada a asegurarse el control de esas islas.

                          El Carem en algún momento llegó a interesar en 1989 al gobierno de Turquía, pero luego la negociación quedó en la nada, como todo lo concerniente a un sector nuclear que durante el agonizante gobierno de Raúl Alfonsín sucumbía en la hiperinflación.

                          Tras el relanzamiento a pleno en agosto de 2006 del Plan Nuclear, resuelto por el gobierno del ex presidente Néstor Kirchner, en un primer momento en el ámbito de la CNEA se creó una gerencia específica a cargo del desarrollo del proyecto Carem, cuya dirección se confió al coronel José Heriberto Boado Magan.

                          Tras haberse suscrito ya el respectivo contrato de obra entre la CNEA y la estatal nucleoeléctrica Argentina, tendrá por cometido, tal como aconteció con la prosecución de los trabajos de montaje de Atucha II, con la responsabilidad ejecutiva de la ejecución del prototipo del Carem, que se erige aguas arriba del emplazamiento físico de Atucha I.

                          En el acto del 60º aniversario de creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica la titular de ese organismo especificó que está próxima la firma con el gobierno de Formosa de dos contratos inherentes al Carem.

                          Uno de ellos atañe al control y seguimiento de la construcción de un proyecto de reactor de un potencial de 150 MW y el restante contrato al licenciamiento que exigirá el manejo de esa instalación que, además de contar con las facilidades de una abundante provisión de agua del río Paraná, contará con la facilidad de movimiento de su futura producción de energía que le posibilitará la línea de alta tensión NOA-NEA, que está en avanzada etapa de construcción.

                          Fuente: Argentina - Reactor Carem: 1.300 millones de pesos para su construcción

                          Reactor CAREM

                          Central Argentina de Elementos Modulares


                          Por José M. Iriarte Muñoz
                          Física de Reactores - Instituto Balseiro
                          S.C. Bariloche - Febrero de 2007

                          El CAREM fue pensado como reactor de baja y media potencia basado en conceptos innovadores que definen a los reactores de IV generación. Puede decirse que se trata de una evolución en los PWR Avanzados. Un CAREM es de diseño compacto, más simples que sus antecesores, con mecanismos de seguridad pasivos. Está pensado para dos versiones: con refrigeración por convección natural hasta 150MWe y con convección forzada hasta los 350MWe.

                          Es ideal para oasis energéticos, desalinización de agua o producción de hidrógeno. Fue inspirado en un viejo reactor para propulsión marina llamado Otto Han, pero el CAREM es un nuevo diseño hecho en la Argentina. Se caracteriza por usar muchos materiales y tecnología nuclear probados. Un primer prototipo de 27MWe (llamado CAREM-25) esta siendo construido, pensado luego para constituir un excelente producto de exportación a países en desarrollo. Emplea como combustible uranio enriquecido al 3.4% y 1.8%, y como moderador y refrigerante utiliza agua liviana

                          Características técnicas

                          Origen

                          CAREM saca provecho de muchas ventajas comprobadas en la práctica de los PWR (Figura 1). Por ejemplo el trabajar a 120atm de presión permite manejar agua del primario a casi 400ºC en fase líquida y sin turbulencias, consiguiendo eficiencias del orden del 33%. El uso del agua es ventajoso dado que no es incendiaria y se conocen muy bien sus propiedades.

                          El uso de dos circuitos acoplados de refrigeración logra en los PWR que las turbinas trabajen con vapor limpio aunque haya una caída del rendimiento por culpa de esta doble etapa.

                          Un aspecto relacionado a la seguridad de los PWR es el confinamiento redundante de los combustibles de UO2 que se encuentran dentro de pastillas cerámicas, a su vez dentro de vainas de zircaloy, todo el núcleo dentro de un recipiente de presión (RP), seguido de la isla nuclear y un edificio de hormigón.

                          Este tipo de reactores funciona desde hace más de 4 décadas y la seguridad reposa con confianza en sistemas de barras de control y enclavamiento, inyección de boro o gadolinio, bombas auxiliares para los circuitos de refrigeración, además de poseer generadores de emergencia para las mismas y circuitos auxiliares para el caso de LOCA (accidente de pérdida de liquido refrigerante).



                          Reactor Integrado

                          CAREM busca integrar muchas partes de las recién mencionadas a favor de simplificaciones y mejoras en la seguridad (Figura 2).

                          Los casos concretos son la integración de los generadores de vapor dentro del RP, haciendo que el primario no cuente con cañerías de gran porte exteriores al RP, eliminación de un presurizador (que se integra en el domo del RP donde se presenta equilibrio bifásico) y de bombas en el primario para el diseño con circulación natural. Los mecanismos de control se integraron al recipiente de presión reformulados en sistemas hidráulicos.

                          Figura 1. Esquema del funcionamiento de un reactor clásico tipo PWR


                          Figura 2. Esquema del funcionamiento de un reactor integrado tipo CAREM


                          Las consecuencias son muy favorables y permiten denominar al CAREM como un reactor de IV Generación. Esta categoría conceptual de reactores tiene como metas fundamentales mejorar seguridad nuclear, aumentar resistencia de la proliferación, reducir al mínimo la utilización del recurso inútil y natural, y disminuir el coste a la estructura y dirección de tales plantas. Cabe señalar el incremento de la seguridad por depender principalmente de sistemas pasivos, los menores requisitos radiológicos por no haber caños del sistema primario emitiendo gammas dispersos por la planta y la autorregulación de la presión por la coexistencia de fases líquida y gaseosa del agua en el domo del RP. De esta manera el reactor se regula a sí mismo, es estable termo-hidráulicamente dada la inercia térmica que infiere el gran volumen de agua en movimiento, que regula pasivamente su caudal según las variaciones de potencia del núcleo. Esa misma cantidad importante de agua protege al material del RP (Figura 3) del daño por radiación neutrónica. El reactor se atendería sin asistencia de operarios ni provisión eléctrica externa las primeras 48hs posteriores a un incidente.

                          Un CAREM prototipo de 27MWe (100MWth) está pensado para funcionar a 122.5atm con un caudal nominal de 410Kg/s en el primario y una temperatura de 326ºC.


                          Figura 3. Recipiente de presión, un desafío mecánico

                          Núcleo

                          Posee un diámetro equivalente de 131cm y consiste en 61 elementos combustibles (EC) en una configuración hexagonal de 108 tubos de zircaloy cada uno (Figura 4). Es para destacar que usa 3,812.5 Kg de uranio enriquecido al 3.4% y 1.8%, y algunas barras poseen veneno quemable (gadolinio). Esto, que puede pensarse como un auto que viaja con el freno aplicado en cierta medida, conduce a tener un núcleo poco propenso a las “rampas de potencia” y conseguir mejores tasas de quemado que los combustibles de los HPWR. Los EC tienen una longitud activa de 1.4m y se recambian desde el centro del núcleo hacia el exterior, teniendo un ciclo donde se retiran el 50% de los elementos cada 330 días de operación a potencia plena. El reactor debe parar durante un mes cada año para estos recambios.

                          Existen 18 tubos guías para control, unos para instrumentación y varios para el sistema de enclavamiento.
                          Es un núcleo con baja pérdida de carga y puede apagarse en menos de un minuto, según afirman sus diseñadores.


                          Figura 4. Detalle de de un elemento combustible en el núcleo del reactor

                          Seguridad

                          CAREM fue concebido bajo la condición de diseño de falla sin riesgo, o sea que el reactor tiende a apagarse en caso de cualquier tipo de falla, por ej. tras la detección de una válvula que falla. Una filosofía que impregna al CAREM es la idea de defensa en profundidad, señalada cuando se hablaba de la redundante contención del combustible en los PWR sumado ahora a la integración del circuito principal de refrigeración al mismo RP. Esto reduce al mínimo las posibilidades de un LOCA. Todos los sistemas de seguridad están duplicados y actúan solos e inevitablemente ante un evento por sus características de funcionamiento pasivo. Se destaca la presencia de barras de extinción con cadmio y un mecanismo de emergencia para la inyección de boro.

                          Cuenta con circuitos de remoción de calor residual del núcleo (que también funcionan por convección natural), válvulas de alivio y supresión de presión y la posibilidad de inyectar agua de emergencia desde un depósito siempre a la misma presión que el RP.


                          Figura 5. Ejemplo de intercambiador de calor y la ubicación en el RP

                          Figura 6. Circuito secundario

                          Otros detalles

                          Cuenta con 12 módulos de generadores de vapor (GV), ubicados dentro del RP (Figura 5). El sistema secundario (Figura 6) recolecta el vapor trabajando a 47 atm y 290ºC. Los GV fueron los elementos que más variaron desde los primeros diseños del CAREM allá por la década de los 80. Los actuales responden a un diseño muy empleado en submarinos rusos. Constituyen un aspecto crítico de los CAREM.

                          El proyecto CAREM cuenta con ensayos realizados en el reactor RA-8 (Pilcaniyeu, Río Negro) (Figura 8) para medición de parámetros de criticidad, distribución de potencia y validación de cadena de cálculo. Se construyó un circuito de alta presión y convección natural para conocer detalles termo-hidráulicos y verificar que la convección natural puede imponerse. También se ensayaron los mecanismos hidráulicos de control


                          Figura 7. Reactor RA-8 en Pilcaniyeu

                          Conclusiones

                          CAREM es reconocido internacionalmente como un reactor que puede ser implementado antes de 2015 y posee un alto grado de desarrollo, teniendo eficiencia superior a los diseños de III generación perteneciendo a la gama de baja y mediana potencia. Posee ya competidores, que si bien están algunas etapas atrás en desarrollo, vienen avanzando con rapidez. Ellos son el IRIS (de Westinhouse, EEUU), SMART (de KAERI, Corea del Sur), IMR (de Mitsubishi, Japón) y PBMR (Sudáfrica).

                          CAREM es innovador e inaugura la IV generación de reactores bajo el concepto de integración y seguridad pasiva. Las reducciones de un posible LOCA es una ventaja importantísima, como así también la ventaja de poder atenderse solo las primeras 48hs tras un incidente. Es un reactor barato por simplificar su funcionamiento y poseer combustibles de alto quemado.

                          Fuente: REACTOR NUCLEAR CAREM :: CIENCIA-TECNOLOGIA ARGENTINA
                          Editado por última vez por elperro; https://www.aviacionargentina.net/foros en 10/06/2010, 01:38.

                          Comentario


                          • #14
                            Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                            A fin de año se inaugura Atucha II, la tercera central nuclear de Argentina

                            Por Ignacio Chausis
                            Su finalización mejorará la matriz energética del país y permitirá que el conocimiento tecnológico se aproveche en nuevas usinas atómicas.

                            El año 2011 puede marcar un antes y un después en lo que respecta al desarrollo de energía local, con la apertura de la central atómica de Atucha II, y la utilización total de la capacidad hidroeléctrica de Yacyretá, tras décadas de retraso y abandono en las obras. En ambos casos se trata de proyectos que diversifican la matriz energética local a través del desarrollo de energías renovables, que aumentan el grado de autonomía del país en cuestiones de energía y reducen la utilización de gas.

                            Las obras para la central nuclear de Atucha II (CNA II), en la localidad de Lima, provincia de Buenos Aires, comenzaron a mediados del año 1981, y seis años después fueron suspendidas tras una decisión política del gobierno de Raúl Alfonsín. Esa medida del gobierno radical tenía como argumento principal la errónea suposición de que la Argentina contaba con inmensas reservas gasíferas, por lo que se privilegió el crecimiento de la generación termoeléctrica.

                            A pesar de que hacia 1994 las obras de Atucha II habían avanzado en un 80%, la administración neoliberal del menemismo le dio la estocada final al proyecto, porque la privatización del sector nuclear implicó la paralización total de la construcción. Las obras recién se retomaron hacia 2006 y como parte esencial del Plan Nuclear Argentino, dispuesto por el ex presidente Néstor Kirchner. En la actualidad trabajan cerca de 5000 técnicos, y las tareas de finalización están a cargo de Nucleoeléctrica Argentina SA, firma que opera las otras dos centrales con las que cuenta el país (Atucha I, al lado de Atucha II y Embalse Río Tercero, en Córdoba).

                            Atucha II es una central de tipo moderna, de características similares a las construidas en Alemania, Brasil y España. Su entrada en funcionamiento está prevista para el último trimestre del corriente año, momento en que se convertirá en la tercera central nuclear del país, y la quinta sudamericana. Cuenta con una potencia neta de 692 megavatios y aportará al mercado eléctrico mayorista unos 5800 GW/h anuales, lo que equivale al 4% de la matriz energética.

                            Se calcula que tal cantidad de energía permitirá satisfacer las necesidades de una población de 5 millones de habitantes, además de ahorrarle al país el consumo 1200 millones de metros cúbicos de gas natural por año (consumo actual). Asimismo, permitirá evitar la emisión a la atmósfera de 3,5 millones de toneladas de CO2 por año.

                            Cabe destacar que tanto el agua pesada como los elementos combustibles necesarios para el funcionamiento de la CNA-II serán producidos en el país. Todas las actividades de construcción y suministro correspondientes a la finalización de la central vienen priorizando la participación de los proveedores y contratistas locales.

                            Asimismo, el gobierno busca avanzar con la construcción de la cuarta central nuclear. Con este fin, el ministro de Infraestructura, Julio de Vido, llevó adelante una ronda de consultas en diciembre pasado con los principales fabricantes de centrales nucleares del mundo, para establecer la tecnología que se utilizará. El funcionario mantuvo contactos con ejecutivos de la francesa Areva; Rosatom, de Rusia, de la CNDC de Corea del Sur, y la estadounidense Westinghouse, consideradas en el mundo como las máximas referentes en la construcción y equipamiento de centrales atómicas.

                            Fuente: ElArgentino.com y desarrolloydefensa.blogspot

                            Comentario


                            • #15
                              Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                              al fin....esta si creo que la van a inaugurar.
                              Saludos

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X