Warning: session_start(): open(/home/admin/tmp/sess_3ak1e2q9ora3qbo76iqr63ckkr, O_RDWR) failed: No space left on device (28) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: /home/admin/tmp) in /home/admin/web/aviacionargentina.net/public_html/foros/includes/vb5/frontend/controller/page.php on line 56 El renacer nuclear de la Argentina - AviacionArgentina.net

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

El renacer nuclear de la Argentina

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #31
    Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

    Buenas tardes.

    Por lo que tengo entendido el prototipo del Carem se va a construir en el predio de Atucha, pero no va a constituír ni ser parte de la central Atucha III. Esta central va a tener otra tecnología, la que se estaría definiendo entre las propuestas de los canadienses, los franceses, los norteamericanos y los rusos.

    Saludos.


    Sobre Cerro Solo:
    Diario El CHUBUT

    Trelew / Rawson
    La Comisión de Energía Atómica destina más equipos y tecnología al proyecto Cerro Solo

    04/11/2010 | Equipos de perforación trabajando día y noche, profesionales y operarios realizando un constante seguimiento, análisis de las muestras que se obtienen y un inusual sentido de pertenencia a su lugar de trabajo, forman parte del escenario que se vive cada día en el yacimiento Cerro Solo, ubicado a 70 kilómetros de Paso de Indios, en plena meseta chubutense.

    Allí trabajan en épocas de campaña unos 30 empleados de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) a quienes, este año, se sumó una docena de trabajadores de la empresa privada «Fundaciones Especiales» que opera una de las máquinas de perforación.
    EL CHUBUT estuvo en el lugar conociendo el trabajo que se realiza y los alcances del proyecto de exploración de una de las dos reservas de uranio más grandes de la Argentina. Proyecto que a partir del impulso político que le dio el Gobierno nacional avanza con la definición entre 2011 y 2012 del estudio de impacto ambiental, del de prefactibilidad económica y de diseño de la planta de explotación.

    PROFESIONALES EN SU CASA
    «Hubo un tiempo en el que no nos daban presupuesto pero igual veníamos al campamento y hacíamos cosas, la verdad es que no sé por qué seguíamos haciéndolo...; bueno sí sé, porque la Comisión es mi casa». Hugo «Gaucho» Palumbo nació en Tartagal, es técnico en minas y si bien hace unos años trabaja en la CNEA en Mendoza, vivió otros tantos en Trelew viajando al campamento Los Adobes, en el yacimiento. Actualmente es inspector de obra y también es uno de los responsables de hacer el estudio de prefactibilidad económica del proyecto.
    Este salteño especializado en minas, integra un nutrido grupo de técnicos, geólogos, ingenieros con edades que superan los 50 años y, en algunos casos, los 60. Experimentados hombres de la minería que trabajan a la par de otro grupo de jóvenes profesionales, cuyas edades oscilan entre los 25 y los 30 años y que recién dan sus primeros pasos en la actividad.
    «Hay veces que te aburre hacer todos los días lo mismo; yo hace poco tuve varios días de distracción cuando me fui con mi scintillómetro (equipo que mide la radiactividad) y el GPS a caminar 8 kilómetros por día a campo abierto midiendo radiación», comentaba uno de los jóvenes geólogos después de revisar con su lupa el contenido de la última muestra de roca triturada extraída a 87 metros de profundidad.

    PERFORACION DIARIA
    Una docena de empleados de la CNEA trabaja diariamente con el equipo de cutting (del inglés: de corte) que demanda entre 4 y 5 días para perforar los 90 metros de profundidad que, en promedio tiene cada pozo, y la posterior restitución del lugar. «Más de 100 gramos de uranio por tonelada de roca es considerada una zona de interés», explica Hernán Oddino, cordobés, otro joven profesional responsable de Control Geológico.
    Actualmente en Cerro Solo hay dos máquinas trabajando en perforación, una mediante el sistema denominado de rotopercusión, que extrae muestras de roca molida, y otra con diamantina, que es la que opera las 24 horas la empresa privada y permite obtener la muestra que se conoce como testigo y que consiste en un tubo de unos tres metros que se extrae en las mismas condiciones en las que se encontraba bajo tierra.
    Las autoridades de la Regional Patagonia de la CNEA prevén que al cierre de la campaña 2010 van a tener 10.000 metros más perforados, que se sumarán a los 65.000 que había a principios de este año.

    MUESTRAS Y PERFILAJE
    La muestra de roca molida que contiene uranio y que se extrae en cada pozo atraviesa un proceso de secado y archivo que tiene a su cargo Jorge Escudero, un catamarqueño que está próximo a jubilarse, después de dedicar 39 años de su vida a la minería. «Mi viejo era minero y murió por causa de la inhalación de sílice, se le cerraron los pulmones por trabajar en las minas; yo lo ayudaba y me dediqué a esto», cuenta este hombre que cada día guarda con detenimiento las distintas muestras en bolsas y cajas identificadas que luego se archivan o se envían al laboratorio en Mendoza.
    Complementando la tarea, dos muchachos realizan el estudio de perfilaje, que consiste en introducir una sonda electrónica dentro de cada pozo y procesar mediante un software especial la información que de allí obtienen.
    Trabajo constante y complementario realiza el personal de la CNEA en la meseta chubutense. Aseguran que es la desinformación generalizada la que mantiene el mito de que el uranio y la minería son perjudiciales y guardan la esperanza de que, en algún momento, Chubut modifique su legislación y permita la explotación del yacimiento de uranio al que dedican sus días.

    El agua, el aire y el suelo

    El agua del campamento y del lugar no se puede tomar. En gran parte de la meseta el agua presenta niveles de distintos minerales que superan los autorizados por la Organización Mundial de la Salud para consumo humano. «En casi todos los análisis que hicimos los resultados dan que el agua es sólo apta para consumo animal, y siempre le avisamos a los pobladores de cada lugar, y en varios casos nos dicen que sus padres y sus abuelos tomaron siempre de esos pozos y nunca tuvieron problemas», explica el geólogo Hernán Oddino.
    Un estudio hidrogeológico que integrará el informe de impacto ambiental va a brindar a la CNEA mayores datos para definir el proyecto. También el estudio de evaluación de reservas que se está concluyendo y al que le sigue el estudio del particulado atmosférico proveerá información precisa sobre qué es lo que hay actualmente en el aire de la zona y qué tipo de partículas volarían (si se habilita la explotación en Chubut) al dinamitarse el suelo para abrir la mina a cielo abierto, explicó la jefa de la Gerencia de Exploración Regional Patagonia, Nilda Marveggio.

    Un río de la era Mesozoica

    De más de 90 millones de años se calcula que son los sedimentos del «paleocauce» en el que se encontraron importantes cantidades de uranio. Se trata de un río que atravesaba la meseta de Chubut en el período Cretácico, dentro de la era Mesozoica, y sus sedimentos conformaron la formación conocida como Los Adobes.
    Una afloración del mismo fue descubierta en los años ’70 y hacia fines de esa década se explotó la mina conocida con ese nombre extrayéndose de la misma 120 toneladas de dióxido de uranio, mineral que luego fue procesado y destinado a abastecer la entonces flamante central de energía Atucha. El lugar fue restituido en el marco del programa nacional de restitución ambiental de la minería del uranio Pramu. No así la cantera Cerro Cóndor, de donde se extrajeron 57 toneladas de uranio.

    Comentario


    • #32
      Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

      Muy buena nota Nicol- gracias!
      Saludos

      Comentario


      • #33
        Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

        Originalmente publicado por julio_xxviii
        Si bien, me siento como argentino más que feliz por nuestros progresos en energía nuclear, el haber sido vanguardia en sudamérica en la materia y haber tenido muchisimos exponentes en ella y actualmente gran cantidad de ingenieros formados en nuestro Instituto Balseiro que trabajan en importante empresas en el mundo; Atucha II para mi fue agridulce. Por quñe digo esto? Por que tras investigar y charlar con gente que conoce, llegamos a la conclusion que fue una central que nació vieja y me lleva a pensar que fue un símbolo de corrupción.

        Los invito a leer esta nota del año 05/06, poniendo enfasis en el siguiente párrafo:

        El Gobierno dice que terminará la central Atucha II en cuatro años

        Caminar por los pasillos de los 18 galpones donde están acumuladas las piezas del reactor es como recorrer un extraño museo. Llaman la atención los amarillentos carteles que identifican los componentes que se acumulan en los metros y metros de estanterías. Sorprende la calefacción usada para evitar que la humedad dañe las piezas (llaves hidráulicas, circuitos electrónicos, más allá un teléfono típico de los '80). Asombran las piezas envasadas al vacío en bolsas de aluminio. En esos galpones se acumulan las partes más chicas que compondrán la central. Las más grandes, están en depósitos al aire libre: unas descubiertas (más oxidadas, es claro); otras en las "tolderías mapuches", como llaman los técnicos a montañas tapadas por plásticos negros que el viento sacude; otras en contenedores que el tiempo deterioró tanto que están reparados con la misma membrana que en una casa se usaría para tapar goteras. Son hectáreas y hectáreas cubiertas de piezas. "Entre lo que ya está instalado en la obra y lo que se acumula en estos depósitos, tenemos ya el 93% de los componentes de la central", asegura Eduardo Messi, presidente de NASA (Nucleoeléctrica Argentina SA), la estatal propietaria de Atucha II y desde hace 10 días, cuando Néstor Kirchner firmó el decreto que puso en marcha la finalización de la central, respon sable de su terminación.

        "El 80 % de la obra ya está hecho", agrega Messi, señalando hacia los gigantescos edificios donde estarán el reactor y el generador. Al acercarse, las moles de hormigón muestran alguna cornisa con plantas que el tiempo hizo crecer, también telarañas, pero sobre todo un cuidado casi artesanal, con más amor que recursos. "El contrato para la construcción se firmó en 1980, se trabajó con fuerza hasta 1994 y después se pararon las obras", dice Rubén Semmoloni, gerente general de la empresa.


        También, si pueden prestar atención en los paratextos, arriba se lee:

        "UN PROYECTO POR EL QUE YA SE PAGARON US$ 3.300 MILLONES Y PARA EL QUE FALTAN US$ 500 MILLONES MAS"

        Cabe tambien destacar lo siguiente:

        "Desde 2006, cuando el ex presidente Néstor Kirchner lanzó el plan nuclear argentino, el Estado lleva invertidos en Atucha II $ 10.200 millones (unos U$S 2400 millones), financiados en buena medida por la ANSES, a los que se suman a los U$S 2000 millones que ya se habían gastado en los 24 años anteriores (ver p. 3)."


        Fuente: Atucha II se reactiva y ya se planea Atucha III - Taringa!

        Osea que, al año 2006 se habian invertido ya 3.300 millones de dólares y faltaban 500 dólares más. Y luego se dice que se invirtio en el gobierno de NK 10.200 millones. Y se contradicen las inversiones anteriores diciendo que solo se habian invertido 2000 millones.

        Suponemos entonces, que se han invertido 10.200 millones de dolares en Atucha II que produce tan solo 745 MW con tecnología de los 80', no me cierran los numeros ya que Brasil construira la central Nuclear Angra III que producira aprox. 1400 MW con tan solo 5.800 millones de dolares.

        Para ampliar: Brasil construirá cinco centrales nucleares

        Saludos.

        Buenas tardes.

        Suponiendo que los datos citados sean correctos, si no entendí mal, la cuenta sería:
        - Gastados antes del 2006 -> U$S 3300 millones
        - Gastados desde el 2006 a la fecha -> U$S 2400 millones

        TOTAL -> U$S 5700 millones


        Saludos.

        Comentario


        • #34
          Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

          Originalmente publicado por julio_xxviii
          Estas en lo correcto, si bien veo que fui confuso con las cifras, estamos pagando una central obsoleta practicamente lo que se paga por una central moderna. Era mi punto a marcar, gracias por la correción.

          Julio:

          Es una forma de verlo; otra podría ser que si no se invertían los U$S 2400 millones los U$S 3300 millones anteriores iban definitivamente a la basura.

          Ahora, sobre las cifras, buscando algunas notas más serias que las citadas, encontré esta otra:
          Ponen en marcha Atucha II, la tercera central nuclear | EconomÃ*a y polÃ*tica | Cronista Comercial

          Saludos.

          Comentario


          • #35
            Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

            Originalmente publicado por julio_xxviii
            Si obviamente, personalmente, hubiese estudiado la opcion de vender las partes que ya se tenian adquiridas a paises que precisaran repuestos y encarar una nueva obra de un reactor más moderno. Yo soy un partidario de la energía nuclear responsable y como puse al principio de mi primer post, estoy feliz pero es ciertamente un poco agridulce. La central brasileña a construirse teoricamente por 100 dolares más duplicaria los megavatios producidos por la nuestra, quizas se tendrían que haber pensando otras opciones. Pero bueno, ya tenemos obra hecha y casi en marcha y nuevos proyectos en carpeta.
            Hola, lo que también tendrías que ponderar es que se recuperaron o capacitaron mucha gente con oficios variados relacionados con esta industria, como ser los soldadores de acero inoxidable. Eso tampoco es gratis.
            Y comparando con Angra III, todavía no esta hecha y esta el anio que viene se va a amortizar muy pronto.

            Saludos

            Comentario


            • #36
              Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

              Originalmente publicado por julio_xxviii
              Supongamos que el precio se altera en 1000 o 2000 dolares más como mucho, por dar un numero que se me viene a la cabeza, se duplican los megavatios netos que serian producidos, a comparación de Atucha II. Creo yo que aqui hay claramente una diferencia. Estamos pagando en cierta forma el precio de haber tenido olvidada esta parte de la industria de nuestro país.

              Ahora me surgio una pequeña duda que quizas me ayudas a depurarla, dentro de los 10.200 pesos invertidos.. ¿se contempla la formación de aquellos soldadores y demases personas que precisaban formación en oficios?
              Si el gasto es total, por supuesto que incluye la capacitación. Además, si conseguís el video de la Presidenta, ella habla de mas de 1 millón de horas trabajadas. Es como un montón de horas de entrenamiento.

              Saludos

              Comentario


              • #37
                Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                Buen día.

                Les dejo una noticia sobre el Carem.

                Saludos.


                Comienzan a construir la primera central nuclear 100% argentina - 15.11.2011 - lanacion.com Â*

                Martes 15 de noviembre de 2011 | Publicado en edición impresa

                El Carem / Un proyecto que tiene 27 años
                Comienzan a construir la primera central nuclear 100% argentina

                Más pequeña, representa un nuevo concepto en generación de energía nucleoeléctrica

                Por Daniel Arias | Para LA NACION

                Vista aérea del terreno donde ya comenzaron a construirse los cimientos de la minicentral. Foto: Emiliano Lasalvia

                En Lima, provincia de Buenos Aires, al lado de las centrales nucleoeléctricas Atucha I y II, ya se construyen los cimientos de una unidad mucho más pequeña pero conceptualmente mucho más avanzada: el prototipo de una minicentral nuclear llamada Carem 25. Se calcula que estará terminada en 2014 y podría entrar en línea en 2015.

                Carem es el acrónimo de "Central Argentina de Elementos Modulares". Es una unidad chica, capaz de acoplarse modularmente en conjuntos mayores que compartan servicios, como quien le suma pilas a una lamparita. Es una solución ideal para países con grandes territorios (la Argentina es el noveno del planeta) que necesitan "oasis eléctricos" en sitios alejados de las líneas de alta tensión, especialmente en desiertos o islas.

                Por su seguridad "inherente", el Carem debería estar al menos 20 veces menos expuesto a accidentes del núcleo que sus equivalentes grandes de última generación, porque el núcleo se refrigera solo, sin bombas, por convección. Además, este primer prototipo tendrá un 70% de componentes nacionales y un 100% de ingeniería local.

                Entre los años 80 y 90, la Argentina se convirtió en un respetado exportador de pequeños reactores "de investigación", término genérico que incluye desde laboratorios de nuevos materiales hasta unidades escuela para formar ingenieros, químicos y físicos nucleares, y fábricas de radioisótopos de uso médico. Los reactores hacen de todo excepto generar electricidad. Pero si los reactores cuestan entre 200 y 300 millones de dólares, las centrales salen miles de millones por unidad. Hay 432 operando, se están construyendo 44, y Yukiya Amano, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, dice que en 2030 habrá entre 190 y 350 más.

                El Carem sería una muy pequeña puerta de entrada a este Coliseo. Pero para un gladiador que "se las trae". Su construcción es un milagro de tercer grado, porque desde su presentación en congresos, en 1984, la idea debió soportar la indiferencia, la hostilidad y el escepticismo.

                A diferencia de las otras tres centrales, que pueden iluminar a casi 7 millones de argentinos, el pequeño Carem 25 abastecerá a sólo 100.000. No vino a resolver la crisis energética, sino que está pensado para ser el "showroom" de un concepto que se está poniendo de moda: las minicentrales nucleares con "seguridad inherente", que hoy están en el centro de interés. Rusia ya construyó una flotante, el barco Lermontov, de 100 megavatios, para dar potencia a costas remotas. Y planea otras once más.

                Debido a su simplicidad minimalista, el Carem fue despertando fanatismos. En su tránsito de la CNEA a Invap, y de regreso a la CNEA, el proyecto fue reclutando una guardia pretoriana de ingenieros, físicos y decisores que, a lo largo de 27 años, contra viento y marea, apostaron y aportaron a esta idea no sólo miles de horas/hombre de diseños y rediseños, sino de construcción y testeo de modelos físicos de todos sus combustibles, sistemas y subsistemas.

                Hasta se construyó un prototipo del prototipo, un minúsculo reactor nuclear (el RA-8) en Pilcaniyeu, Río Negro, únicamente para ensayar los combustibles del futuro Carem.

                Con la excavación de los cimientos y el presupuesto de 2012 ya aprobados, ahora los problemas son otros. Para la presidenta de la CNEA, la doctora Norma Boero, vienen de dos tipos: por una parte, hoy los elencos de la Comisión se componen de sexagenarios que saben mucho y de treintañeros brillantes, pero poco acostumbrados a trabajar en equipo.

                Por otro lado, hay multinacionales que ofrecen fortunas por llevarse la tecnología del Carem a casa. (Entre otras, en 2001, la compañía Hitachi vino a ver si se llevaba el proyecto.) "Si afuera apostaron a que no lo hacíamos, no los culpo. Pero se van a dar una sorpresa", gruñe, feliz, Francisco Boado Magan, gerente de proyecto.

                En dos años, Boado pasó de dirigir 11 personas a 150 especialistas, a los que se suman otros 150 expertos de otras gerencias. Hoy se lo ve vigilante, en medio de la polvareda de obra, con sus enormes brazos en jarras, entre un ir y venir de camiones, topadoras y grúas.

                El segundo Carem, a construirse en Formosa, tal vez llegue a los 150 megavatios (el consumo de 600.000 argentinos) y arroje luz sobre cuál será la potencia ideal para la fabricación en serie. La filosofía de seguridad pasiva (el núcleo se refrigera solo, sin bombas de agua) impone límites de tamaño que habrá que investigar.

                El Carem no es una joya de la abuela: es de los nietos. Como dijo un prócer de la CNEA, Carlos Aráoz, "el negocio nuclear es de tecnología. No pasa por iluminar lamparitas, sino empresas y cerebros".

                Comentario


                • #38
                  Respuesta: El renacer nuclear de la Argentina

                  buenisima noticia...que estaran haciendo con el motor del sub? empezaran algun dia?
                  Saludos

                  Comentario


                  • #39
                    Re: El renacer nuclear de la Argentina

                    La energía de Atucha

                    La central nuclear Atucha II comenzará a producir energía en junio de 2013. El Ministerio de Planificación Federal informó ayer que las tareas para la puesta en marcha “avanzan firmemente”. Ayer comenzó la carga de agua desmineralizada para la prueba de presión de los sistemas del circuito primario del reactor y del moderador. Esas tareas concluyen a fines de noviembre. Atucha II comenzó a construirse hace 31 años. Las obras empezaron en 1981 y se paralizaron en 1994, en medio de un intento de privatización del sector nuclear nacional. En 2006, como parte del Plan Nuclear Argentino, el proyecto se reanudó. Cuando concluya el proceso de puesta en marcha, la planta agregará una potencia de 745 megavatios al sistema interconectado. Para terminar Atucha II se realizó una inversión superior a los 11 mil millones de pesos. Las tareas de finalización estuvieron a cargo de Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA).

                    Fuente:
                    Página/12 :: Economía :: La energía de Atucha II
                    "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

                    Comentario


                    • #40
                      Re: El renacer nuclear de la Argentina

                      El peor error de la energia nuclear en este pais es que todo esta cerca de la zona mas poblada
                      Aunque me cueste,
                      Aunque me duela,
                      Aunque reviente,
                      Aunque me muera.

                      Comentario


                      • #41
                        Re: El renacer nuclear de la Argentina

                        Originalmente publicado por IAPampaNG Ver Mensaje
                        El peor error de la energia nuclear en este pais es que todo esta cerca de la zona mas poblada
                        el otro día pase por Lima, tenia ganas de bajar hasta la Central y ver como estaba despues del aguacero que cayo...había mucha agua alrededor, San Pedro, el rio reco, todo lleno de agua mal-

                        Como no tenia la camara encima no fuí...si alguien tiene noticias se agradece-

                        Saludos

                        Comentario


                        • #42
                          Re: El renacer nuclear de la Argentina

                          En junio del año próximo entrará en funcionamiento Atucha II

                          Atucha II arranca en Junio!!

                          "En junio Atucha II estará cargando al Sistema Interconectado Nacional (SIN) los 700 MW para los cuales fue diseñada esta central que estuvo parada desde 1996, que reinició el ex presidente Néstor Kirchner en 2003 y que la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) puso en marcha su turbina en septiembre de 2011", precisó De Vido.
                          Desde 2003 a la fecha se llevan invertidos en la terminación de esta central 13.000 millones de pesos, y el ministro estimó que "hasta junio se invertirán entre 1.200/1.300 millones más".
                          De Vido, junto con los secretarios de Energía, Daniel Cameron, y de Coordinación, Roberto Baratta, estuvo presente durante la carga del primer elemento combustible del reactor, de un total de 541 que se despacharan de manera manual durante los próximos 45.
                          "Cuando entre en servicio Atucha II vamos a volver al 10% que aportó históricamente en el pico al Servicio Interconectado Nacional (SIN) el sector nuclear e inmediatamente vamos a ponernos a trabajar en la cuarta central nuclear, ya tenemos varios elementos de evaluación", dijo el ministro.
                          Allí el funcionario también adelantó "hemos calificado empresas para la cuarta central nuclear que se hará acá en Lima, en el partido de Zárate", donde se encuentran las centrales Atucha I y Atucha II.
                          De esta forma, De Vido precisó cuál sería la ubicación de la nueva central y dejó entrever que la tecnología a utilizar, que aún no está definida, podría ser la Candu, que es la que tiene la central de Embalse (Córdoba).
                          "Avanzamos fuerte en la renovación de vida de Embalse, los técnicos argentinos dominan lo que es el ciclo del Candu con mucho ´expertis´ y tal vez sea la tecnología que para esta cuarta central aporte la mayor cantidad de materiales y de técnicos locales. Eso lo vamos a tener muy en cuenta, pero todavía no está totalmente definida", dijo el ministro.
                          Contiguo a la Central Atucha II se construye el reactor nuclear de potencia Carem que se podrá usar como laboratorio de investigación y de entrenamiento para operadores de grandes centrales nucleares.
                          El Carem es de fabricación 100 por ciento nacional y De Vido dijo que ya están listos los pliegos para licitar la construcción de la vasija, que es el recipiente que contiene al nucleo del reactor.
                          Hoy se comenzó a cargar en el interior del reactor de Atucha II, el primero de los 451 elementos combustibles que constituyen el primer núcleo de la Central. Estas piezas han sido producidas íntegramente en el país y contienen 85 toneladas de uranio, informo José Luis Antúnez, responsable de la parte nuclear.
                          Cada elemento combustible producido en el país está compuesto por 37 barras de un material denominado zircaloy, una aleación de zirconio, y cada barra contiene pastillas de uranio natural.
                          La columna de cada elemento combustible tiene 5.30 metros de longitud y un cuerpo de relleno de acero inoxidable de 4.16 metros y pesa 255 kilogramos.
                          A esto se suma un cuerpo de cierre de 0.50 metros y 30 kilogramos aproximadamente. Esto hace un peso total de 539 kilogramos y una longitud de 9,76 metros por cada elemento combustible.
                          Este paso estratégico en la operación de la Central Nuclear Atucha II se suma a otras fases como la carga de agua desmineralizada para la prueba de presión de los sistemas del circuito primario del reactor y del moderador que se inició en octubre.
                          Esta tarea consistió en presurizar las cañerías y, por medio de las bombas principales, hacer circular 500.000 litros de agua para probar su hermeticidad. Se trata del sistema de cañerías más importante de la central ya que es el encargado de transportar el calor generado en el reactor hacia la turbina.
                          Entre febrero y abril de 2013 se hará una prueba de la central en caliente con vapor de origen no nuclear, que incluirá la sincronización con la red nacional.
                          Por último, se retirará el total del agua liviana del sistema, se procederá a su secado, y se cargará con 600 toneladas de agua pesada producida en la planta de Arroyito, provincia de Neuquén.
                          Editado por última vez por Curioso; https://www.aviacionargentina.net/foros en 15/12/2012, 17:55.

                          Comentario


                          • #43
                            Re: El renacer nuclear de la Argentina

                            ECONOMIA › ENTREVISTA A JOSE LUIS ANTUNEZ, PRESIDENTE DE LA ESTATAL NUCLEOELECTRICA
                            El hombre que logró terminar Atucha II

                            En diálogo con Página/12, Antúnez detalla las dificultades que tuvieron que resolver para finalizar una obra que estuvo paralizada durante doce años y explica los beneficios que supondrá la puesta en funcionamiento de la tercera central nuclear.

                            Por Fernando Krakowiak

                            El contrato para la construcción de Atucha II se firmó en mayo de 1980. La obra debía terminar en 1987, pero durante el transcurso de esa década la energía nuclear fue dejada paulatinamente de lado y el proyecto se retrasó. En la década del ’90, la actividad ingresó en una etapa aún más crítica cuando el entonces presidente Carlos Menem redujo drásticamente el presupuesto de la Comisión Nacional de Energía Atómica, mientras intentaba privatizar las centrales existentes. La construcción de Atucha II quedó interrumpida en 1994 y recién se retomó en octubre de 2006, ya como parte del Plan Nuclear Argentino, que está llevando adelante el gobierno para diversificar la matriz energética. José Luis Antúnez, presidente de la estatal Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA), fue designado al frente del proyecto en esta nueva etapa que concluirá a mediados de año cuando finalmente Atucha II comience a funcionar. En diálogo con Páginal12, el funcionario contó los desafíos que supuso terminar una obra.

                            –¿Cuáles fueron las principales dificultades que encontró cuando se hizo cargo?

                            –Encontré un proyecto abandonado en unas condiciones muy particulares. El diseñador original del reactor, Kraftwerk Union (KWU), había desaparecido, las obras civiles habían avanzado, pero en las electromecánicas no se había hecho prácticamente nada y había 40 mil toneladas de materiales almacenados. Un grupo pequeño de personal de NASA, con un sacrificio inmenso que espero que le sea siempre reconocido, se ocupó de conservar en perfecto estado esas 40 mil toneladas de materiales que estaban en 85 depósitos distribuidos por el predio. Hicieron el mantenimiento sistemático y conservaron también en buen estado los 126 mil documentos de ingeniería que se habían realizado para el proyecto en la etapa anterior.

                            –¿Hay otro caso en el mundo donde se haya tenido que terminar un reactor sin el asesoramiento del diseñador original?

                            –Un caso idéntico no conocemos. Luego de la desaparición de KWU, la filial de Siemens, quedó otro reactor inconcluso en Irán, pero el caso es distinto porque le encargaron la terminación a otro proveedor, la corporación rusa Rosatom. En nuestro caso, no ha habido un nuevo proveedor, es el propio cliente quien terminó la central.

                            –¿Cómo lo hicieron?

                            –Estaba claro que ninguna empresa de ingeniería y construcción de la Argentina podía hacerse cargo de terminar este proyecto. La única manera de encomendarlo a una empresa era a una del exterior, pero el decreto 1085/06 que dio lugar a la recuperación de la construcción de Atucha II dispuso que se maximizara el uso de los recursos nacionales y eso es lo que hemos hecho. Junto con las autoridades nacionales, tomamos la decisión de recurrir al talento argentino. Creamos una unidad de gestión en NASA que se encarga de ingeniería y construcción de centrales. Para lo cual hicimos una mezcla de las dos vertientes posibles. Buscamos recuperar a todos aquellos profesionales que hubieran estado involucrados en las etapas anteriores del proyecto y además incorporamos a un gran número de jóvenes profesionales dispuestos a absorber el conocimiento para que al terminar Atucha II pudiésemos decir que Argentina está nuevamente en condiciones de seguir diseñando y construyendo centrales nucleares, talento que habíamos adquirido al terminar Embalse en 1984 y que perdimos en el período de parálisis.

                            –¿Ustedes solos terminaron la obra?

                            –Hubo cuatro áreas que las reservamos para que la hiciera NASA por sí misma: los montajes del reactor, del sistema de combustibles, del sistema eléctrico y de instrumentos y el de los sistemas de ventilación y aire acondicionado. El resto lo dividimos en paquetes adecuados al tipo de empresas que pudimos conseguir. Hicimos un gran proceso de capacitación y formación de empresas argentinas y estamos muy conformes porque vamos a terminar Atucha II dejando para el futuro cuatro empresas con calificación nuclear argentina en montaje y cerca de veinte con calificación para obras civiles y montajes en centrales nucleares fuera del área nuclear. Lo que hicimos fue replicar el modelo de Embalse. En aquella época no existía NASA, era la Comisión Nacional de Energía Atómica, con capacidad de ingeniería y construcción, rodeada de empresas nacionales.

                            –¿En qué plazo preveían terminar la obra?

                            –Es muy difícil establecer un plazo para una obra abandonada, pero pensábamos en aquel momento que entre 2010 y 2011 la íbamos a tener.

                            –¿Por qué se atrasaron?

                            –Yo siempre digo que no hay la menor duda de que Atucha II está atrasada porque el proyecto debió haber sido terminado en 1987. Ahora bien, si lo que me pregunta es si acertamos nuestra estimación original de plazo, la respuesta es no. Es algo más del tiempo que pensábamos porque a medida que uno afronta las realidades del proyecto, se encuentra con nuevos desafíos. Hemos tenido que cambiar diseños, rehacer cosas. Es el curso normal de retomar una obra que había estado detenida tanto tiempo.

                            –El ministro De Vido dijo que desde que se retomó la obra se invirtieron 13 mil millones de pesos y que este año van a desembolsar otros 1300 millones. Son cerca de 3000 millones de dólares y en 2006 se proyectaba un gasto de 700 millones de dólares, ¿a qué se debió el incremento?

                            –Uno de los factores que llevó a incrementar el presupuesto ha sido la recuperación del poder adquisitivo del salario en la Argentina. De ese monto que menciona, más del 90 por ciento son salarios, materiales y equipos comprados en el país. Entonces, cuando se hace la cuenta en dólares, tiene que contemplar que en 2005 con un dólar se compraban más de dos horas de salario de la construcción promedio y hoy con ese mismo dólar se compran unos 14 minutos. Los costos internos medidos en dólares han subido. Esta es la explicación central.

                            –¿Qué es lo que falta para que Atucha II comience a funcionar?

                            –En diciembre comenzamos a cargar los elementos combustibles y hace unos días completamos la prueba de presión del sistema primario y la primera prueba en caliente de la central. Ahora estamos inspeccionando el circuito del reactor. Luego seguimos con la carga de combustibles y mientras tanto preparamos la segunda prueba en caliente, que va a ocurrir entre marzo y abril. Vamos a generar vapor, no de origen nuclear, sino utilizando las bombas principales de circulación y con ese vapor vamos a entrar la turbina en servicio. Si esa prueba es exitosa, drenamos todos los circuitos nucleares, secamos al vacío e introducimos el agua pesada. A partir de ese momento, vamos a estar en condiciones de realizar la primera criticidad del reactor. A mediados de año, Atucha II comenzará a aportar electricidad al Sistema Interconectado Nacional.

                            –¿Cuánta energía va a aportar?

                            –Va a sumar 700 megavatios de potencia a la red, cerca del 4 por ciento de la energía que consume el país. Esto le daría al sector nuclear, con las otras dos centrales, alrededor del 10 por ciento de la energía inyectada al sistema. Todavía estaremos lejos del promedio mundial que está en torno del 15 por ciento.

                            –¿Qué ventajas tiene la energía nuclear?

                            –Atucha II es equivalente a 3000 toneladas diarias de gasoil o 3 millones de metros cúbicos de gas o 12 mil toneladas de carbón diarias. Sólo de carbón es un Panamax cada 4 días, el barco carguero tradicional que es de 50 mil toneladas. Cualquiera de esas alternativas, usted las reemplaza por el elemento combustible nuestro que pesa 180 kilos. Además, el combustible para las centrales nucleares es producido en el país. Y no siempre el combustible para las centrales térmicas es nacional. A veces hay que importarlo.

                            –¿Y en términos ambientales?

                            –Hay que medirlo en función del ahorro de dióxido de carbono entregado a la atmósfera. Hay que hacer la cuenta de cuántas toneladas de dióxido de carbono produce cada una de estas centrales térmicas, comparada con cero, que es lo que emite una central nuclear. La central nuclear tiene el problema de los residuos, pero pueden ser dispuestos en forma responsable de manera tal que no hagan daño. Lo que ha dejado el uso de Atucha I, con sus casi 40 años de operación, está almacenado allí. No hay una sola pieza que haya sido arrojada al terreno.

                            –Sin embargo, mucha gente le tiene miedo a la energía nuclear.

                            –La gente se asusta de Chernobyl y de Fukushima. Accidentes hay, pero algunos parecen tener más publicidad que otros. Si leo en los diarios de 2011 para acá y viniera de Marte, tendría la impresión que los 19 mil muertos que tuvo Japón fueron por Fukushima, pero ni uno solo fue por la central. Los muertos fueron por los terremotos, el tsunami, los incendios de las refinerías. A veces se enfatiza un poco la información en forma sesgada, aunque hay que reconocer que la radiación tiene un problema y es que no se ve y la gente tiende a temer lo invisible. El humo de un neumático incendiado se ve y no genera tanto miedo, aunque pocas cosas son más agresivas para los bronquios.

                            Fuente: Página/12 :: Economía :: El hombre que logró terminar Atucha II
                            "No importa que un gato sea negro o gris, lo importante es que cace ratones" Deng Xiao-ping.

                            Comentario


                            • #44
                              Re: El renacer nuclear de la Argentina

                              NACIONAL - ECONOMÍA
                              Atucha II funcionará a máxima potencia a fines de 2013

                              Sábado 10:53 La central Atucha II funcionará máxima potencia a fines de este año dado que ya terminó de cargar combustibles al rector, según confirmó el presidente de Nucleoeléctrica Argentina (NASA), José Luis Antúnez.

                              "A mediados de año la central nuclear Atucha II comenzaría a generar energía y en dos tres meses más alcanzaría su máxima potencia", señaló Antúnez, tras una recorrida de inspección en la planta, junto con el ministro de Planificación, Julio De Vido.

                              Además, explicó que "los elementos combustibles se almacenan y se traslada bajo normas internacionales" y destacó que "fueron fabricados totalmente en el país", por la empresa Conuar.

                              En los próximos días comenzarán las tareas para una segunda prueba en caliente con vapor de origen no nuclear, que incluirá la sincronización con la red nacional.

                              La potencia de la central Atucha II es de 745 MW (megavatios) y funcionará a base de uranio natural y agua pesada. La central misma está ubicada sobre el margen derecho del río Paraná a la altura de la localidad de Lima, en el partido bonaerense de Zárate, distante a 115 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

                              diariodesanrafael.com.ar - accidentes seguros pymes pyme Resources and Information.

                              Comentario


                              • #45
                                Re: El renacer nuclear de la Argentina

                                Presentaron avances del RA-10





                                La CNEA presentó los avances del Proyecto RA-10, el reactor nuclear de investigación multipropósito cuya ejecución comenzó en 2010 en el marco de la implementación del Plan Nuclear Argentino lanzado en 2006.

                                Frente a una concurrida audiencia formada por profesionales y técnicos de distintas áreas vinculado, el Responsable del Proyecto RA-10, Herman Blaumann, describió los tramos alcanzados hasta el momento, en que se han superado las etapas de planificación y estructuración inicial.

                                Durante su exposición, Blaumann destacó la gestión de calidad en todo el proceso, para el cual se desarrolló un manual específico con los sectores involucrados, teniendo en cuenta el marco impuesto por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) y la norma ISO 14000 de gestión ambiental.

                                También hizo hincapié en aspectos relacionados con el sistema de gestión del proyecto, los objetivos de diseño, el avance de la ingeniería, el proceso de licenciamiento, los estudios relacionados con el sitio y las características generales de la instalación y sus posiciones de irradiación.

                                Cabe destacar que Argentina construirá en colaboración con Brasil, que construirá un reactor de similares características, tomando como base la experiencia exitosa del reactor OPAL que nuestro país vendió a Australia.

                                Una apuesta para al futuro del sector

                                En la actualidad, la Argentina produce en CNEA el 5% del Molibdeno-99 (un radioisótopo de uso médico) que se consume en todo el mundo. Para esto, se vale del reactor de investigación RA-3 que funciona en el Centro Atómico Ezeiza desde 1967.

                                Con el reactor nuclear de investigación RA-10, se busca incrementar la producción de radioisótopos para sostener la demanda futura a nivel local y regional, consolidar las capacidades nacionales relacionadas con la producción de combustible nuclear y ofrecer al sistema científico- tecnológico nuevas capacidades basadas en técnicas neutrónicas.

                                Este proyecto prevé una instalación capaz de superar en producción al RA-3, capitalizando la experiencia con la que nuestro país cuenta en la construcción de este tipo de instalaciones, para lograr un salto cualitativo en el desarrollo de aspectos vinculados a la salud, a la tecnología nuclear y a la ciencia de los argentinos.


                                14 de Marzo de 2013


                                fuente:CNEA

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X