Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • #31
    Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

    La Comisión de Energía Nuclear Brasileña distingue a la CNEA



    La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) fue distinguida con el premio institucional Otacilio Cunha, que cada año entrega la Comissão Nacional de Energia Nuclear de Brasil (CNEN), en reconocimiento de la cooperación bilateral y su contribución al desarrollo del programa nuclear brasileño.

    La distinción –denominada Otacilio Cunha en homenaje a uno de los padres del desarrollo nuclear brasileño y primer presidente de la CNEN- fue entregada a la presidenta de la CNEA, licenciada Norma Boero.

    La cooperación con el país vecino fue retomada en 2008, con una Declaración Conjunta firmada por la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva. A partir de ese momento, la CNEA fue instruida por el Ministerio de Planificación para comenzar a trabajar en la formación de la Comisión Binacional de Energía Nuclear (COBEN).

    Ese mismo año, los presidentes de la CNEA y de la CNEN iniciaron la tarea de identificar proyectos concretos de cooperación bilateral, incluyendo la identificación de capacidades mutuas necesarias en materia de recursos humanos y tecnológicos. En ese marco, se avanzó sobre un Proyecto de Nuevo Reactor de Investigación Multipropósito.

    En noviembre de 2009, Cristina Fernández de Kirchner y Lula Da Silva firmaron el acuerdo para que la Argentina pueda proveer al país hermano el suministro del radioisótopo Molibdeno 99 (Mo99) para usos medicinales. Desde entonces, nuestro país satisface el 30% (2 millones de dosis) de las necesidades brasileñas de este indispensable elemento utilizado para el diagnóstico y tratamiento contra el cáncer.
    "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

    Comentario


    • #32
      Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

      La ARN otorgó a la CNEA la licencia de construcción del Reactor nuclear RA-10



      La Autoridad Regulatoria Nuclear otorgó a la CNEA la licencia de construcción del Reactor RA-10, un proyecto para incrementar la producción de radioisótopos, concretar ensayos de materiales y para investigación y desarrollo

      La CNEA ya desarrolló el Estudio de Emplazamiento, el Estudio de Impacto Ambiental y el Informe Preliminar de Seguridad; a partir del cual la Autoridad Regulatoria Nuclear le otorgó la Licencia de Construcción. También definió el plantel necesario para operar la instalación y elaboró un plan de capacitación para la operación de nuevas instalaciones nucleares.

      El RA-10 implica un desafío para nuestro país en materia de ciencia y tecnología, que derivará directamente en beneficios para la población, como consecuencia directa del compromiso nacional en el desarrollo tecnológico-nuclear al servicio de la sociedad. Con este proyecto, Argentina busca ampliar sus actuales capacidades de producción de radioisótopos (que actualmente genera el reactor RA-3, ubicado en el Centro Atómico Ezeiza), mediante instalaciones que además de garantizar el autoabastecimiento a nivel nacional puedan proveer hasta el 10% del mercado mundial.

      Con este Reactor Nuclear Multipropósito el país podrá abordar la creciente demanda de radioisótopos, garantizando la capacidad de producción y asegurando el suministro ininterrumpido. Por otro lado el contexto internacional y la estratégica alianza con Brasil se presenta como una oportunidad única de consolidar una posición de liderazgo en la provisión de radioisótopos para aplicaciones médicas, brindando la posibilidad de ampliar la integración regional y los lazos Sur Sur planteados por el Gobierno Nacional.

      Además en línea con las metas fijadas por el el Ministerio de Planificación, el proyecto está diagramado para optimizar las capacidades operativas del sector industrial argentino. Por ello se plantea que su construcción se realice en más de un 80% con empresas nacionales.

      Las instalaciones del proyecto también serán utilizadas para desarrollar capacidades de investigación en ciencias básicas y aplicaciones tecnológicas basadas en el uso de técnicas neutrónicas avanzadas que contribuyan a la conformación de un polo regional.

      Para concretar su desarrollo la CNEA conformó un equipo matriarcialmente que articula las diferentes etapas del proyecto con expertos de 12 sectores del organismo (140 personas). La institución lleva adelante la ingeniería propiamente “nuclear” del proyecto: elementos combustibles y placas de control, el sistema de protección y la instrumentación nuclear. Además ya acordó dos convenios con la empresa rionegrina INVAP para las etapas de ingeniería básica y de detalle.

      Fuente: CNEA
      "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

      Comentario


      • #33
        Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

        Dioxitek ya tiene la licencia ambiental para construir su planta en Formosa



        El subsecretario de Recursos, Naturales, Ordenamiento y Calidad Ambiental de la provincia de Formosa, Hugo Eduardo Bay, confirmó que fue concedida la licencia ambiental para la construcción de la Nueva Planta Procesadora de Dióxido de Uranio (NPU).

        Además, aclaró que “antes de iniciar sus operaciones, la planta deberá cumplir con otros requisitos que surgen del estudio de impacto ambiental y de las normas exigidas por la asociación regulatoria de la actividad nuclear”.

        La autorización otorgada fue suscripta por el ministro de la Producción y Ambiente formoseño, Raúl Quintana, luego de una audiencia pública ampliamente participativa y un posterior y exhaustivo análisis no solo por parte del órgano estatal correspondiente, sino también por una comisión evaluadora más amplia constituida por científicos expertos en la materia.

        Por otra parte, Bay subrayó que se trata de un proyecto estratégico que demandará una significativa inversión y que generará más de un millar de puestos de trabajo. Asimismo, destacó que se tratará de la planta más moderna de Sudamérica, única con sus características de la Argentina ya que solamente Brasil encara emprendimientos de este tipo.

        La nueva planta –que estará ubicada a 16 kilómetros de la ciudad capital- empleará recursos humanos totalmente formoseños que se forman en Ciencias Exactas; Tecnología, Energía y Ambiente; Electromecánica; Electrónica y Construcciones en la Escuela Provincial de Educación Técnica Número 1 de la ciudad formoseña, más conocida como la ex-Escuela Industrial.

        Fuente: U238
        "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

        Comentario


        • #34
          Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

          jueves, 27 de noviembre de 2014

          La CNEA trabaja en el desarrollo de un Escáner Neutrónico



          El RA-10, actualmente en proceso de construcción por especialistas de la CNEA será un reactor multipropósito. La idea es que no sólo sirva para la fabricación de radioisótopos, sino que también incorpore haces de neutrones para utilizarlos en investigación y desarrollo. Algunos de esos haces podrán ser usados en ensayos no destructivos para analizar la calidad de muchos componentes metalmecánicos y mejorar así sus procesos de producción.

          El proceso de fabricación de componentes metalmecánicos introduce tensiones residuales “invisibles” que pueden afectar el comportamiento mecánico de las piezas. El conocimiento de estas tensiones residuales permite realizar diseños y piezas más seguros y procesos de producción más eficientes.

          Mientras que en nuestro país estas tensiones “invisibles” se miden en forma destructiva (lo que implica destruir la pieza que se quiere estudiar), en el exterior existen precisas técnicas no destructivas con instrumentos que utilizan un haz de neutrones. Por eso, la idea de un grupo de especialistas de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) es instalar un escáner neutrónico que permita realizar este tipo de mediciones en el reactor RA-10, un reactor multipropósito que está siendo desarrollado actualmente por ese organismo.

          Tensiones internas o residuales

          “Las fuerzas que actúan dentro de un objeto en ausencia de cargas externas se llaman tensiones internas o residuales. Son fuerzas similares a las que existen cuando tenemos un resorte comprimido mediante una traba. Al quitar la traba, el resorte manifiesta esta fuerza, liberando en forma repentina la energía asociada”, explicó el doctor Javier Santisteban, del Departamento de Física de Neutrones del Centro Atómico Bariloche (CAB).

          “Estas tensiones residuales —continuó Santisteban— pueden estar presentes en un componente o material sin que nosotros seamos conscientes de ello. Por este motivo, las tensiones residuales influyen en el comportamiento de los componentes mecánicos y pueden afectar su estabilidad estructural, dimensional y su capacidad de resistencia a la fractura”.

          Para aclarar un poco el panorama, el especialista ejemplificó: “Imaginemos una fisura que aparece en un componente. Si el material a ambos lados de la fisura está siendo traccionado, la fisura se abrirá y propagará; pero si está en compresión, la fisura tenderá a cerrarse y detenerse. Por esto, un estado de tensión residual de tracción reduce la vida útil de un componente mecánico”.

          Las tensiones residuales internas limitan, en consecuencia, la capacidad de carga y la seguridad de los componentes mecánicos y pueden ser contrarrestadas sólo si existe un control que permita la medición de tensiones residuales de forma cuantitativa. El ideal es poder determinar estas tensiones dentro de un componente sin tener que destruirlo o afectarlo.

          Santisteban, que además es investigador independiente del CONICET y profesor adjunto en el Instituto Balseiro, explicó que las tensiones residuales aparecen luego de procesos en los que las distintas partes de un objeto se deforman en forma desigual. “Esto puede ocurrir, por ejemplo, al calentarlo o enfriarlo, si aparecen grandes diferencias de temperatura en una distancia muy pequeña (como puede ocurrir al realizar una soldadura). También pueden aparecer al deformarlo mecánicamente, con algunas zonas que se deforman notablemente más que otras debido a una concentración de la carga aplicada. Los procesos de manufactura utilizados en la industria metalmecánica (laminados, estampados, maquinado, soldado, etc.) irremediablemente introducen tensiones residuales. Por esto, los componentes más sensibles son usualmente tratados térmicamente con el objeto de relajar estas tensiones y optimizar sus propiedades mecánicas”, amplió el especialista del CAB.

          En síntesis, el conocimiento de las tensiones residuales permite mejorar la calidad de los componentes industriales y perfeccionar los criterios de diseño en muchas aplicaciones. Por ello, existe en la actualidad una gran demanda científica e industrial por mediciones de tensiones internas confiables y de alta calidad.

          Hacia inspecciones menos destructivas

          Las técnicas más utilizadas para la determinación de tensiones internas son destructivas y, generalmente, es necesario el corte o la perforación del componente a estudiar. Otra técnica muy utilizada se basa en la difracción de rayos X, pero debido a su baja penetración sólo puede medir las tensiones en la superficie del objeto.

          Según el doctor Santisteban, el Escáner Neutrónico de Deformación (Neutron Strain Scanner) es actualmente el único instrumento capaz de realizar un mapeo tridimensional del campo de tensiones en el interior de un objeto en forma no destructiva. Con el equipamiento adecuado, es posible incluso medir las tensiones en un componente cuando se encuentre en condiciones de carga y temperatura similares a las que sufriría en operación.

          “Un escáner neutrónico —amplió el doctor del CAB— es un instrumento que permite investigar un pequeño volumen en el interior de un objeto, inspeccionándolo con un pequeño haz de neutrones (aproximadamente 2×2 mm2 de sección). Permite mapear tridimensionalmente las tensiones internas dentro del objeto y así obtener información específica acerca de su microestructura, tal como las fases cristalinas que lo componen, la densidad de dislocaciones, o la textura cristalográfica”.

          Además de resultar útil para inspeccionar componentes metalmecánicos, el conocimiento de estas propiedades a través de un escáner neutrónico podría servir para asegurar la calidad de componentes importantes de los reactores nucleares, como los tubos de presión de las centrales tipo CANDU. “Además, por su carácter no destructivo, estos equipos también son muy utilizados por los investigadores dedicados al estudio y a la conservación de bienes culturales”, agregó Santisteban.

          Un escáner neutrónico en un reactor de investigación

          En el Departamento de Física de Neutrones también se está desarrollando un escáner neutrónico con el objeto de instalarlo en el futuro RA-10. En forma paralela, un primer prototipo a menor escala de este equipo está siendo desarrollado en forma conjunta por el Departamento de Física de Neutrones y el Departamento de Física de Reactores y Radiaciones del CAB, con el objetivo de instalarlo en el Reactor RA-6.

          “Si bien la tecnología básica del prototipo y el equipo propuesto son similares, el flujo de neutrones disponible en el RA-6 es muchas veces menor que el del futuro RA-10, por lo que la capacidad de inspeccionar el interior de un objeto será mucho más limitada en este caso. Debido al menor flujo, el tiempo necesario para realizar una medición también será mucho mayor en el prototipo”, aclaró Santisteban. “El desarrollo de este prototipo permitirá optimizar las tecnologías de construcción e instalación y, fundamentalmente, iniciar la formación de investigadores y potenciales usuarios en esta novedosa técnica”, aseguró.

          Para poder afrontar estos desarrollos, el Departamento de Física de Neutrones del CAB se ha especializado durante varias décadas en la utilización de haces de neutrones en diversos tipos de aplicaciones. El mismo doctor Santisteban, de hecho, ha diseñado y trabajado como responsable de un Escáner Neutrónico de Deformación en Inglaterra (Rutherford-Appleton Laboratory) durante varios años.

          Pero, ¿por qué un reactor de investigación debería incorporar un equipamiento de este tipo? “En nuestro país, los usuarios de estas técnicas neutrónicas realizan en forma más o menos habitual experimentos en haces disponibles en fuentes de neutrones en el exterior”, responde el profesor del IB. “Los experimentos realizados son principalmente de índole científico, ya que el acceso gratuito a este tipo de instrumentos es otorgado sólo sobre esa base. Por otro lado, los tiempos involucrados en la logística de tales experimentos son largos (aproximadamente 1 año y medio), lo que dificulta su uso para aplicaciones industriales. Existen algunas fuentes de neutrones a las que se puede acceder rápidamente en forma comercial, pero los costos involucrados son muy grandes: aproximadamente 20000 dólares por día por el uso del haz. La decisión de la CNEA de proveer a nuestro país de un reactor nuclear de última generación (el RA-10), junto con el desarrollo de instrumentos como un escáner neutrónico le abrirá a la industria nacional el acceso a herramientas que hasta este momento se encontraban disponibles sólo en países del primer mundo (Estados Unidos, Japón, Alemania, Australia, Reino Unido, etc.)”, concluyó el especialista.

          Reactores nucleares y haces de neutrones

          Los neutrones naturalmente forman parte de los núcleos de los átomos. Estos se liberan mediante reacciones nucleares que ocurren en el interior de un reactor nuclear. Por esto, los reactores nucleares pueden considerarse como “fábricas de neutrones”.

          Estos neutrones libres tienen varios usos, entre los que destacan:

          * En las centrales de potencia, se los utiliza para producir más reacciones nucleares en forma controlada y aprovechar la energía que se libera en las mismas para producir electricidad (por ejemplo, en Atucha y Embalse).

          * En los reactores de producción de radioisótopos, estos neutrones se utilizan para transformar algunos elementos en otros, que usualmente emiten radiación (radioisótopos) y que se utilizan principalmente para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades (por ejemplo, el RA-3).

          * En los reactores para testeo de materiales, los neutrones se utilizan para conocer cómo responderán los materiales con los que se construyen los reactores nucleares y los combustibles que los hacen funcionar, tras largos tiempos de operación (RA-1, RA-3, RA-10).

          * En los reactores de investigación, los neutrones son utilizados para realizar una amplia variedad de estudios científicos (RA-6, RA-10). En algunos casos, se introduce una pequeña muestra con impurezas químicas desconocidas dentro del reactor, y se analiza la radiación que emite dicha muestra al retirarla del reactor.

          Esto permite conocer con mucha precisión cuáles son esas impurezas y cuánto hay de cada una. En otros casos, los neutrones que se producen en el reactor son extraídos por conductos y conformados en forma de haces de neutrones. Estos haces son dirigidos hacia el material u objeto que se desea estudiar, y los neutrones transmitidos o dispersados por este son registrados por detectores de neutrones. Como los neutrones no tienen carga eléctrica, estos haces de neutrones son muy penetrantes, es decir, penetran y permiten investigar el interior de un objeto. Utilizar haces de neutrones tiene tres ventajas principales:

          1) Se pueden estudiar casi todo tipo de muestras y objetos en forma no destructiva (es decir, sin cortarlo o sacarle un pedacito).

          2) Se puede, además, obtener una variedad enorme de información acerca del objeto investigado (qué átomos la componen, qué estructuras forman, cómo se mueven, qué propiedades magnéticas poseen, etc.).

          3) Permite estudiar cómo responden los materiales cuando se los calienta, se les aplican fuerzas externas, campos magnéticos o eléctricos, o se los somete a ambientes corrosivos. Todo esto se realiza con el objeto de reproducir las condiciones en las que se encuentra un material cuando está operando dentro de una máquina o dispositivo. A largo plazo, esto permite diseñar y construir máquinas más eficientes y seguras.

          Por esta gran versatilidad de los haces de neutrones, muchos países han construido reactores nucleares principalmente dedicados a la producción de haces de neutrones. Ejemplo de ello es el OPAL, diseñado y construido por INVAP para la Australian Nuclear Science and Technology Organization.

          Fuente e imagen: Haces de neutrones para mejorar los productos de la industria metalmecánica argentina | U-238 | Tecnología Nuclear para el desarrollo

          Extraído de FDA.

          Saludos.
          Guille.
          "Para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada..."

          Comentario


          • #35
            Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

            Una noticia muy prometedora para Aceros Zapla:

            Nota del 21/11/2014
            Aceros Zapla se perfila como proveedora de acero para la Comisión Nacional de Energía Atómica.

            El Director Provincial de la Agencia de Comercialización, dependiente del Ministerio de Producción, Alfredo Simón, junto a profesionales pertenecientes a la División Ingeniería en Plantas de la Gerencia de Producción de Materias Primas de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) recorrieron la planta de Aceros Zapla S.A.

            Los ingenieros Damián Cardozo y Adrián Marcelo Avato acompañados de su equipo técnico, analizaron la potencialidad de Zapla como posible proveedora de aceros para las distintas actividades que desarrolla la CNEA en las plantas del país.

            Los profesionales de CNEA pudieron constatar la fabricación nacional de aceros especiales de alta gama que se producen en la planta siderúrgica de Palpalá.

            En este sentido, destacaron que la firma Aceros Zapla "se posiciona en la vanguardia" para la fabricación de todo tipo de aceros, con la ventaja de tener hornos eléctricos, desgasificación y colada continua de palanquillas, por lo que el resultado final son productos de altísima calidad.

            Precisaron que la laminación de los trenes fino y mediano con tecnología de punta y el tratamiento térmico adecuado permiten ofrecer a sus clientes nacionales e internacionales todo tipo de barras, perfiles y alambrones en hierros de construcción y aceros especiales.

            En el momento de la recorrida por la planta se realizaba la colada continua de acero especial 15B-41 y el laminado en el tren fino de barras para los palieres solicitados por la firma Saab Scania para la fabricación de camiones.

            En la visita a planta los miembros de la CNEA fueron acompañados por los profesionales de la empresa siderúrgica, Waldo Barro, Jefe de Calidad; y el Carlos Pantaleón, Jefe de Laminación; quienes explicaron todos los detalles y la tecnología aplicada para la fabricación de aceros.

            En este recorrido, los miembros de la CNEA constataron que la empresa siderúrgica jujeña se constituye en una boutique en la producción de aceros. “Estamos sorprendidos y sentimos un gran orgullo de que una planta de esa envergadura este en plena producción en el país”, manifestaron.

            Fuente: Aceros Zapla se perfila como proveedora de acero para la Comisión Nacional de Energía Atómica
            "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

            Comentario


            • #36
              Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

              miércoles 24 de diciembre de 2014

              La Argentina volvió a enriquecer uranio


              Es un material estratégico para el desarrollo autónomo y la soberanía energética. Será usado en los reactores de potencia, que generan electricidad, y los experimentales. También multiplica las posibilidades de exportación de tecnología nuclear.




              Por Ignacio Jawtuschenko


              La planta tecnológica de Pilcaniyeu que la Comisión Nacional de Energía Atómica opera en Río Negro está en pleno funcionamiento y logró enriquecer levemente algunas decenas de kilos de hexafloruro de uranio (UF6). Este hito del desarrollo nuclear ubica a la Argentina entre los once países del mundo con pleno dominio de esta tecnología. Anticipado por Página/12 el pasado 29 de junio, fue confirmado durante la reunión anual de la Asociación Argentina de Tecnología Nuclear celebrada en el Palacio San Martín de la Cancillería.

              El uranio enriquecido es un material estratégico para el desarrollo autónomo y la soberanía energética. El país da un paso fundamental para dejar de depender de terceros para la importación de “uranio levemente enriquecido” para sus reactores de potencia de agua liviana (que generan electricidad) y los experimentales (utilizados para investigación científica y medicina nuclear). Y también multiplica las posibilidades de exportación de tecnología nuclear argentina, ya que además de exportar reactores, el país puede asegurar el flujo de combustible que éstos requieren.

              El ingeniero Daniel Brasnarof, gerente de diseños de Pilcaniyeu, detalló a este diario que en la planta ubicada a 60 kilómetros de Bariloche se logró enriquecer uranio al 0,8 por ciento. “Hemos reunido dos generaciones, la de los veteranos reincorporados que traen su experiencia previa y los jóvenes investigadores, entre todos pudieron recuperarse las capacidades”, explica Brasnarof. Hoy trabajan allí 157 profesionales y técnicos.

              Hace 30 años, Pilcaniyeu ya había sido noticia mundial. En noviembre de 1983, en el ocaso de la última dictadura cívico-militar, el titular de la CNEA, el almirante Carlos Castro Madero, anunció que junto a la empresa Invap obtuvieron uranio enriquecido en aquellas instalaciones por entonces secretas. Durante los gobiernos de Raúl Alfonsín y Carlos Menem la planta fue paralizada. Tras doce años de abandono, desde 2007, Pilcaniyeu recibió inversiones por cerca de 120 millones de pesos y fue reinaugurada por la presidenta Cristina Kirchner en 2010.

              “Enriquecer uranio es en realidad separar las moléculas livianas de las pesadas”, explica Brasnarof. “El proceso utilizado en Pilcaniyeu es un camino que ya había sido hecho. La técnica es la de difusión gaseosa que consiste en hacer pasar una molécula de hexafloruro de uranio por una especie de colador que separa las moléculas pesadas (U238) de la livianas (U235), que es el más adecuado para producir energía”. Al uranio para ser utilizado en reactores de potencia se lo lleva a una concentración isotópica que puede estar entre el 0,85 y 5 por ciento para el U235.

              Simultáneamente, en el Centro Atómico Bariloche buscan nuevos caminos para enriquecer uranio. En el marco del proyecto Lasie (Laboratorio Argentino para Separación Isotópica para Enriquecimiento por Láser) en el laboratorio del ingeniero Fabián Bonetto, mediante un método innovador de vaporización metálica asistido por láser (Silvar), se enriqueció también en el orden del 2 al 4 por ciento de uranio 235, pero todavía en pequeñas cantidades, utilizando menos de un gramo de uranio natural.

              El físico Alberto Lamagna, responsable del proyecto, señaló que “este experimento forma parte de cuatro métodos distintos de punta que se realizarán a partir de ahora, con el fin de dominar esta tecnología estratégica y analizar cuál es la más apta para llevarla a escala industrial”.

              Estos experimentos –tanto el de Pilcaniyeu como el del Centro Atómico Bariloche– están sometidos a un estricto control internacional y fueron informados a los organismos de salvaguardias Abacc y OIEA, por intermedio de la Autoridad Regulatoria Nacional. En un escenario internacional cruzado por fuertes competencias, las potencias poseedoras de esta tecnología buscan mantener su posición dominante y tienden a establecer restricciones en el número de países proveedores de uranio enriquecido.

              Al respecto, Gustavo Ainchil, director de Seguridad Internacional, Asuntos Nucleares y Espaciales (Digan) de la Cancillería, advirtió sobre las asimetrías del sistema y señaló que “las restricciones van a ser cada vez más complicadas y sólo van a poder participar los países que tengan la capacidad. Es por ello que resultan fundamentales el mantenimiento del ritmo de crecimiento y los logros que nos va a permitir continuar”.

              También Norma Boero, presidenta de la CNEA, destacó que la Argentina “es ejemplo en el desarrollo de esta tecnología para fines pacíficos como la salud pública y la generación de energía”.

              “El 2014 es el año de oro del sector nuclear argentino”, consideró Boero, “contar con varios kilos de uranio enriquecido no es un deseo de futuro, es una realidad de hoy, como la puesta en marcha de Atucha II, la extensión de vida de la central de Embalse, la producción de agua pesada, el inicio de la construcción de los reactores Carem y RA10, la red de medicina nuclear, la nueva planta de dióxido de uranio en Formosa y la reactivación del complejo minero de San Rafael en Mendoza”.


              FUENTE:Página/12 :: Ciencia :: La Argentina volvió a enriquecer uranio

              Comentario


              • #37
                Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                GRAN NOTICIA!
                Feliz Navidad

                Comentario


                • #38
                  Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                  La CNEA finalizó la laminación de los tubos de presión para Embalse

                  En el marco del proyecto de extensión de vida de la Central Nuclear Embalse, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) finalizó la laminación de más de 400 tubos de presión, que reemplazarán a los que actualmente están instalados en el núcleo de la central.

                  Para ello, la Planta Piloto de Fabricación de Aleaciones Especiales (PPFAE) de la CNEA fue certificada como proveedor de materiales de calidad nuclear. De esta manera, durante todo el proceso de laminación, se logró que todos los tubos sortearan las estrictas pruebas a las que fueron sometidos.

                  Es la primera vez que este proceso de laminación de tubos de presión se realiza fuera de Canadá, país proveedor de la tecnología CANDU, por lo que Argentina sustituye importaciones y se instala así como un proveedor alternativo de este producto a nivel nacional e internacional.

                  Los estudios de envejecimiento de componentes y de factibilidad para la extensión de vida de la Central Nuclear Embalse, que comenzaron en 2007, determinaron la necesidad de reemplazar muchos de sus componentes. Entre ellos, los tubos de presión, pieza fundamental de los reactores de tecnología CANDU.

                  Los tubos de presión son los canales donde se inserta el combustible. Son componentes de unos 6 metros de longitud, un diámetro de 112.5 mm y un espesor que ronda los 4,3 mm.

                  Cada tubo de presión se fabrica a partir de un tubo extrudado provisto por una empresa norteamericana, que fabrica el lingote de la aleación Zr-2.5Nb (circonio -2.5% niobio), lo forja, luego lo mecaniza y finalmente lo extruda en caliente.

                  En la Planta Piloto de Fabricación de Aleaciones Especiales, la CNEA realiza un proceso de laminación en frío. Esto es, deformar el tubo hasta alcanzar las dimensiones finales esperadas para ser colocados en la central. En otras palabras, sería como “amasar” el cilindro desde su interior y su exterior de manera tal que se alargue su longitud, se reduzca en diámetro y en espesor.

                  Durante el proceso de fabricación de los tubos de presión se realizan dos laminaciones en frío. En cada una de esas etapas se realiza un acondicionamiento superficial (pulido externo y bruñido interno) a través de dos empresas asociadas a la CNEA: CONUAR S.A. y FAE S.A.

                  Para finalizar el proceso, se realiza un tratamiento térmico de autoclave bajo atmósfera de agua a 400 grados de temperatura durante 24 horas. Esta operación relaja las tensiones del material producidas por la laminación en frío. Además, genera una capa de óxido protector en las superficies interna y externa.

                  Luego de las revisiones finales y el mapeo de tolerancias dimensionales, el tubo queda terminado y listo para ser instalado en el reactor.
                  "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                  Comentario


                  • #39
                    Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                    Especulando un poco y uniendo la notica anterior junto con la de Acero Zapla: ¿Será que buscan lograr producir lingotes de aleación Zr-2.5NB para producir tubos a presión?
                    "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                    Comentario


                    • #40
                      Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                      Construyen un acelerador para combatir el cáncer



                      Científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica están montando un acelerador de partículas que puede matar tumores difusos e infiltrantes minimizando efectos adversos. Esta nueva tecnología puede instalarse en hospitales y reducir costos frente a terapias con reactores nucleares.

                      Por Gaspar Grieco (Agencia CTyS)
                      En muchas oportunidades, la energía nuclear es víctima de la mala prensa, pero su potencia es muy utilizada, entre otras cosas, para combatir a uno de los enemigos más temidos: el cáncer. Prueba de ello son la conocida radioterapia, que puede eliminar tumores con radiación gamma, y los reactores nucleares, utilizados para combatir células tumorales diseminadas. Para elevar aún más su eficacia y abaratar costos, científicos argentinos construyen una nueva herramienta.

                      La terapia por captura neutrónica en boro se ha aplicado hasta hoy mediante reactores nucleares y puede eliminar células tumorales dispersas en un tejido pero, además de ser muy costosos, generan una gran cantidad de radiación, por lo que deben ubicarse en sitios adecuados especialmente. Para superar estos obstáculos, los científicos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) desarrollan un acelerador de partículas que puede utilizarse para el mismo fin, pero implica una tecnología mucho más sencilla y puede ser instalado en un hospital.

                      El investigador Superior de CNEA-CONICET, físico y responsable del proyecto, Andrés Kreiner, explicó a la Agencia CTyS que “no es posible instalar un reactor en un hospital porque es muy complejo y tiene un inventario permanente de radioactividad. Un acelerador, en cambio, deja de producir radioactividad cuando se apaga y además, es muchísimo más sencillo, más barato y más fácil de licenciar”.

                      Hoy, en todo el mundo, sólo existe un acelerador de partículas funcionando para este tratamiento en Japón, pero se trata de un dispositivo construido con otra finalidad y que fue adaptado no siendo la maquina apropiada. Además de la Argentina, el Reino Unido, Japon, Israel, Italia y Rusia se encuentran generando prototipos para este tipo de procedimiento.

                      La particularidad de esta terapia es que puede ser utilizada en tumores muy agresivos como melanomas y otros tumores infiltrantes, minimizando los efectos adversos a los tejidos sanos. “Hubo ensayos clínicos para curar estos melanomas en Argentina y dieron muy buenos resultados. El control local es muy bueno, pero como estas son enfermedades que se diseminan, sólo pueden controlarse si se atienden a tiempo”, advierte el físico.



                      Acelerando una cura

                      Por medio de esta poderosa herramienta terapéutica pueden eliminarse todas las células tumorales que afectan a un tejido, ¿pero cómo funciona? La respuesta no es sencilla. En primer lugar, es necesario suministrar por vía intravenosa al paciente un medicamento que contenga el elemento Boro10 (el isótopo de masa 10 del Boro), para luego exponerlo a los neutrones producidos por el acelerador de partículas. Sí, es necesario explicar.

                      “El Boro 10 es un elemento químico que existe en la naturaleza y no es tóxico ni radioactivo. Se puede inyectar y al paciente no le pasa nada. El Boro se inyecta con una droga que tiene la particularidad de ser absorbida selectivamente por las células tumorales. Esta droga se llama borofenilalanina”, detalla el investigador.

                      Por otro lado, el acelerador de partículas es el encargado de producir los neutrones que generarán la reacción nuclear que destruye al tumor. La máquina acelera haces de protones y deuterones con carga eléctrica (proyectiles) y los conduce por un tubo hasta hacerlos chocar contra un blanco. De esta manera, se producen los neutrones por medio de una reacción nuclear, que serán moderados antes de ingresar al paciente.

                      Una vez que el paciente es colocado frente al tubo de salida del acelerador de partículas, los neutrones ingresan a su organismo y el Boro 10, que ya está dentro del tumor, entra en acción. Este es uno de los pocos elementos con una gran capacidad de capturar neutrones, entonces, actúa como una especie de imán que atrae a todos los neutrones al interior de las células afectadas, donde se produce la reacción nuclear .

                      Cuando el Boro10 captura al neutrón, se libera una partícula alfa y una de litio7 dentro de cada célula tumoral. “Estas son partículas altamente ionizantes que destruyen el ADN de los tumores, que ya no pueden reproducirse. Además, estas tienen una energía tal que se frenan dentro de la propia célula, por lo que no producen ningún efecto en el tejido sano circundante”, subraya el doctor Kreiner.

                      Por el momento, el prototipo fabricado por el equipo de investigación de la CNEA está siendo probado con resultados satisfactorios. Emplazado en el Centro Atómico Constituyentes, es una de las pruebas del potencial nuclear argentino. “Argentina está en el pelotón de los países más avanzados en la terapia por captura neutrónica en boro”, concluye el doctor Kreiner.

                      Fuente: Agencia CTyS
                      "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                      Comentario


                      • #41
                        Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                        La Pampa: intensión por explotar el uranio en la provincia

                        La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) considera a La Pampa como un área prioritaria para la búsqueda de uranio y material radiactivo con vistas a aprovisionar a las centrales nucleares en funcionamiento y aquellas a construirse.

                        El territorio pampeano tiene una potencialidad uranífera importante, pero aún hay que estudiar en qué cantidad y si es comercialmente explotable. Para ello, se realizarán una serie de estudios, desde carteo geológico, hasta geoquímica, estudio de imágenes satelitales ópticas y de radar, que van a contribuir a incrementar el grado de conocimiento.

                        Uno de los “cateos” pedidos por la CNEA se denomina Lucas y se ubica al oeste de la provincia pampeana, colindante con Mendoza y en cercanías de las áreas petroleras más recientes de la zona. Este cateo está en su primera etapa de desarrollo: revisión de información y análisis de muestras del subsuelo, principalmente aquellas tomadas de las perforaciones petroleras cercanas.

                        La búsqueda de minerales radiactivos se haría en cuatro ambientes geológicos: Cuenca Neuquina, afloramientos del ciclo magmático Choi Yoi, Bloque del Chadileuvú y la proyección en el territorio de Sierras Pampeanas. Todos ellos están ubicados en la franja oeste del territorio provincial, aunque algunas manifestaciones del ciclo magmático Choi Yoi -al que corresponden las sierras de Lihué Calel- y pequeños afloramientos de Sierras Pampeanas se encuentran en una posición más central.
                        "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                        Comentario


                        • #42
                          Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                          PIECRI: una planta estratégica para el ciclo del combustible



                          La creación de la Planta Industrial de Elementos Combustibles (PIECRI) forma parte de un proyecto integral que incluye la creación del RA-10 y de la Planta de Producción de Radioisótopos de Fisión (PPRF). Con capacidad de producción de 150 elementos combustibles y 9 mil “plaquitas planas”, la PIECRI podrá satisfacer la demanda del RA-10 y del PPRF y, también, generar un saldo de producción para exportación.

                          Si bien los reactores de potencia como Embalse o Atucha I y II son los que suelen llevar mayor atención, desde finales de 2011 que Argentina se ha embarcado en un proyecto integral de notable magnitud tecnológica: en el Centro Atómico Ezeiza, la CNEA ejecuta un programa a gran escala que tendrá en el corazón del plan estratégico la construcción y puesta en marcha de un nuevo reactor de investigación en el país, el RA-10. A apenas metros de distancia, dentro del esquema del ciclo, una planta industrial lo proveerá de elementos combustibles, mientras que otra fábrica anexa tomará de él los productos irradiados y los convertirá finalmente en radioisótopos de utilidad para la Argentina y el mundo. Al respecto, señalan, la cercanía al aeropuerto internacional no es ninguna coincidencia milagrosa.

                          En el Centro Atómico Constituyentes, a metros del gasómetro que se alza sobre la avenida General Paz, la planta Elementos Combustibles para Reactores de Investigación (ECRI) trabaja en lo que será su aporte personal al plan macro: el diseño, construcción y puesta en marcha de su propia versión industrial, la PIECRI, que será la encargada de fabricar a escala los elementos combustibles que demande de manera continua su futuro vecino nuclear, el RA-10. ¿El objetivo? Conservar la autonomía nacional de los combustibles, al incrementar el nivel de producción a tiempo con la puesta en marcha de un nuevo consumidor serial de uranio enriquecido al 20%.

                          En rigor, tanto la PIECRI como el RA-10 y la Planta de Producción de Radioisótopos de Fisión (PPRF, el tercer componente del proyecto) no existen aún, más que en lo que respecta a un “render virtual” o una ingeniería conceptual. Según consta en el cronograma, la fase de diseño está próxima a concluir, pero la obra civil tiene aún curso preliminar o nulo y la proyección de calendario para la puesta en marcha se estima para los años 2018-2019.

                          De acuerdo al testimonio del jefe del proyecto PIECRI, el ingeniero mecánico de la UTN Leonardo Mamberto, el objetivo es comenzar ya a fines de este año con las tareas iniciales de construcción que tienen que ver con el desmalezado de la zona, el movimiento del suelo y los caminos de obrador dentro del Centro Atómico Ezeiza. La planta PIECRI, que funcionará con 65 operarios y estima un emplazamiento cubierto de más de 3.000 metros cuadrados, se ubicará a unos 800 metros del reactor.

                          “El sitio es un lugar ideal para actividades de tecnología nuclear. En el predio ya existe una planta de fabricación de elementos combustibles (para reactores de potencia), por lo que otra instalación del estilo es compatible con la realidad local del Centro Atómico”, dice Mamberto. Y explica: “No sólo asociado a los costos, sino también a lo que hace a los movimientos de material radioactivo por el país. Al estar dentro de un mismo lugar, se evita la salida y es más fácil de controlar a fin de los requisitos de la autoridad regulatoria y los organismos internacionales. Además, como esta planta va a tener también una función de ventas al exterior, la ubicación estratégica favorece un muy bajo recorrido de kilómetros hasta llegar a los puntos de exportación”.

                          No obstante, la condición de “multipropósito” con la que se etiqueta la funcionalidad del nuevo reactor, el trabajo del RA-10 —en conjunto con sus instalaciones “satélite”— recaerá principalmente en la investigación y producción de radiofármacos para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, con el objeto de consolidar la oferta regional del radioisótopo por excelencia: el Molibdeno-99.

                          En esencia, en Argentina existen actualmente dos reactores del estilo en operación: (RA-3 Ezeiza) y RA-6 (de docencia, en Bariloche). Desde componentes para la medicina nuclear hasta innovaciones de utilidad en la industria y el agro, los reactores de investigación aprovechan radiaciones y productos de la fisión para un sinnúmero de aplicaciones. En rigor, los usos van desde la generación de radioisótopos para usos médicos hasta dopado de silicio, fuentes frías de neutrones para ensayos de materiales, testeos de nuevos componentes para centrales de potencia y la determinación de límites asociados a la protección radiológica.

                          Frente al decaimiento operativo del RA-3, el proyecto del RA-10 asoma como una solución oportuna para aumentar la producción nacional de radioisótopos de interés global. Se estima que la capacidad proyectada se multiplicará por diez con la llegada del reactor. En todos los casos, no obstante, será la PIECRI la que de curso al inicio de la cadena con la fabricación a escala tanto de elementos combustibles para el funcionamiento del reactor como de blancos de irradiación o “plaquitas planas”, el precursor de los radioisótopos que opera a bajo enriquecimiento y del cual Argentina pregona autoría en la invención.

                          ¿Pero cómo será exactamente el esquema integral de operaciones? “Las tres instalaciones están íntimamente relacionadas y son mutuamente dependientes. La PIECRI le proveerá los combustibles al RA-10 para su funcionamiento, al tiempo que también lo abastecerá de blancos de irradiación para que luego, irradiados, estos sean cedidos a la PPRF para la producción final de radioisótopos de interés para la medicina y la industria”, resume Mamberto.

                          Al mismo tiempo, el ingeniero profundiza en la cadena de producción integral: “La plaquita plana que se produce en la PIECRI se introduce en la presferia del núcleo del RA-10, donde permanece por una semana. Luego, sale irradiada y entra a la planta de fisión, donde a través de celdas se hace la extracción y purificación de radioisótopos como el Mo-99. Una vez concluida esa fase, se lleva a contenedores, para ser luego enviados a través de un sistema de transporte de material radioactivo a los distintos lugares de interés como pueden ser centros de salud que trabajan con medicina nuclear”.

                          Según se detalla en el proyecto, la oferta-demanda de elementos para reactores de investigación se cuantifica de la siguiente manera: la ECRI, en el Centro Constituyentes, tiene capacidad para producir 60 elementos combustibles al año o su equivalente en blancos de irradiación (unos 3.600, para la producción de radioisótopos). Tanto el RA-3 como el RA-6 requieren de una provisión anual de 22 combustibles, en mayor parte suministrados por CONUAR, ya que la ECRI está abocada a la fabricación de plaquitas planas para mercados nacional e internacional.

                          Hacia el futuro, con la puesta en marcha del flamante RA-10, el requerimiento de insumos nacionales dará un salto significativo: tendrá un consumo aproximado de 40 elementos combustibles por año e incrementará a su vez en casi un 500% la fabricación requerida de plaquitas planas o blancos de irradiación, a más de 4000. Frente a una demanda potencialmente abrumadora, la respuesta oportuna de la CNEA por el lado de la oferta llegará en forma de PIECRI. Con una capacidad potencial de 150 elementos combustibles anuales o su equivalente de 9 mil plaquitas planas, la nueva planta industrial saldaría cómodamente los pedidos e incluso aseguraría un remanente atractivo para la colocación en el extranjero.

                          En ese sentido, la beta de exportación para radioisótopos y blancos de irradiación fue oportunamente considerada en la elaboración del proyecto integral. El gerente de Ciclo de Combustible Nuclear de la CNEA, el físico Daniel Marchi, señala que el plan fortalece enormemente la potencialidad de Argentina de consolidarse en la producción, tanto en mercado local como regional. En tanto, aclara que la PIECRI es “condición necesaria para mantener (la fabricación) dentro de un esquema autónomo de autosuficiencia. Además, la posibilidad de tener una planta industrial de esas dimensiones generaría nuevos desafíos, como presentaciones para licitaciones internacionales con requerimientos de producción mucho mayor a los niveles actuales. De la mano de la escala, entonces, la PIECRI facultaría al país a presentarse con mayores posibilidades a los diversos negocios internacionales”.

                          Según cifras globales, existen alrededor de 230 reactores de investigación en el mundo, con una demanda agregada de combustibles al año que busca ser correspondida por una oferta equivalente de elementos. Al mismo tiempo, de acuerdo con los datos del estudio de mercado de la CNEA para 2013, la demanda del radioisótopo Mo-99/Tc-99m para uso en la medicina nuclear está proyectada al alza: habrá pasado de 40 a casi 60 millones de dosis anuales de 2002 al próximo 2016.

                          Respecto de los elementos combustibles, el estudio hace énfasis en la potencialidad de entrar en un mercado cuasi monopólico donde los clientes verían con buenos ojos la aparición de un segundo proveedor internacional. De acuerdo al testimonio de Marchi, muchos de los reactores de investigación hacen uso de una tecnología similar al MTR, que es el tipo que se fabrica en el país, por lo que Argentina estaría entonces en condición de abastecerlos. Al mismo tiempo, dentro de los fabricantes, Estados Unidos y China sólo lo hacen para su plaza doméstica, mientras que Rusia maneja una técnica diferente que lo releva como competidor natural. Por último, es precisamente Francia el principal proveedor a nivel mundial y la potencia a la cual el país busca arrebatar en los próximos años alguna que otra cuota de mercado.

                          En lo que refiere al comercio internacional de los blancos de irradiación, en cambio, Marchi explica la oportunidad de negocio: “Desde hace tiempo que el mundo tiende a abandonar el uso de blancos de alto enriquecimiento por razones de no proliferación, ya que implican el manejo de uranio al 90%. En ese sentido, la potencialidad es grande, ya que nosotros somos el primero de los países del mundo en desarrollar una tecnología de blancos que permiten producir igual cantidad de radioisótopos con un uranio con un nivel de enriquecimiento sensiblemente menor (20%). Desde el punto de vista de seguridad política, el consumidor se muestra más confiable ante el mercado nuclear al demostrar intención de uso pacífico de la energía nuclear y no con fines bélicos”.

                          Hasta la fecha, la inversión en la planta PIECRI, el eslabón inicial del proyecto, requiere recursos presupuestarios por un total de 110 millones de pesos. No obstante, aclaran, es más que probable se contemplen nuevas inyecciones de capital en el futuro a medida que avancen tanto la ingeniería civil como, finalmente, la puesta en marcha del establecimiento, allá por 2019

                          Fuente: PIECRI: una planta estratégica para el ciclo del combustible - U-238 | Tecnología Nuclear para el desarrollo
                          "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                          Comentario


                          • #43
                            Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                            Desarrollan celdas de combustible más eficientes



                            La investigadora Adriana Serquis, que en 2014 recibió el Premio L'Oréal-Unesco para Mujeres en la Ciencia por su trabajo en “Técnicas avanzadas de Caracterización de Materiales para Energías Limpias”, dialogó con Mi Club Tecnológico sobre el potencial del trabajo que realiza su equipo

                            El uso racional de la energía eléctrica lleva a maximizar el aprovechamiento de los recursos naturales que en la actualidad comienzan a escasear en todo el mundo. La población y el consumo crece a gran velocidad generando la saturación de las líneas de distribución y los riesgos de desabastecimiento eléctrico, por tal motivo se estimula el uso racional de la energía y la utilización de energías renovables.

                            Con ese abordaje, la doctora en física Adriana Serquis se desempeña en el Centro Atómico Bariloche de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CAB-CNEA). Desde allí asegura: “Hace varios años que trabajamos en distintas líneas de investigación. El foco está puesto en optimizar diferentes tipos de materiales para que los dispositivos conocidos como celdas de combustible conviertan el hidrógeno y el oxígeno. De ese modo pueden utilizarse como energía eléctrica”.

                            Las celdas de combustible de óxido sólido (SOFC) son dispositivos electroquímicos capaces de transformar energía química en eléctrica con un alto rendimiento y una amplia versatilidad de combustibles. Funcionan como una batería que trabaja en forma continua siempre que se suministre el combustible (que puede ser hidrógeno, y en ese caso sólo genera agua, o puede ser algún hidrocarburo como el gas natural).

                            El equipo que lidera Serquis trabaja con el propósito que las celdas de combustible conviertan energía química en eléctrica. “La eficiencia de conversión de estos dispositivos, que trabajan con hidrógeno o gas natural, es la mayor que se haya logrado”, asegura. Y detalla: “Se trata de celdas planas que tienen tres elementos: un cátodo, un ánodo (los electrodos) y un electrolito. El proyecto intenta caracterizar los materiales y su envejecimiento; es decir, probar la viabilidad de estas celdas de ser usadas cinco o diez años sin degradarse, algo que es bastante difícil”.

                            “Es un proyecto a largo plazo -afirma Serquis- continuamos investigando sobre celdas de combustible, ya que cualquier tipo de investigación conlleva muchos años consolidarla y conseguir el equipamiento necesario para transferirlo a la industria. Son períodos muy largos y la difusión es fundamental, por eso participamos de ferias de ciencia. Trabajamos en dar a conocer nuestra labor a la sociedad y fortalecer los mecanismos de caracterización”.

                            Acerca de su aplicación, declara: “Existen prototipos en muchos lugares del mundo: viviendas, estacionamientos, lanchas. Estas son aplicaciones a nivel experimental, todavía no existe un uso masivo y eso tiene que ver con el factor socioeconómico: para lograr la escala masiva es necesario el incentivo ya que por ahora los costos son más altos que en la energía convencional”.

                            Desde el punto de vista ambiental también sería muy beneficioso implementar este tipo de energía. “Los dispositivos son altamente eficientes y ofrecen una tecnología limpia, no contaminante. De esa manera mejoran la eficiencia de los sistemas eléctricos”, asegura Serquis.

                            Asimismo, detalla su trabajo en relación a la nanotecnología: “Contamos con un equipo para caracterizar partículas muy pequeñas. Trabajamos en el orden de los nanómetros, varias técnicas de la química nos han permitido trabajar un poco mejor este tipo de tamaños que nos facilitan la optimización. Es necesario seguir innovando, siempre estamos en contacto con gente del exterior”.

                            Fuente: DESARROLLAN CELDAS DE COMBUSTIBLE MÁS EFICIENTES - Mi Club TecnologicoMi Club Tecnologico
                            "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                            Comentario


                            • #44
                              Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                              Una de esas noticias que uno siempre quiere encontrar, un nuevo aniversario del Instituo Balseiro, "hacedor de futuro", orgullo de los argentinos.
                              Que la disfruten, Jalil.-

                              Balseiro: el legado de un centro educativo donde nace el futuro

                              Celebró 60 años con un emotivo reencuentro de sus ex alumnos


                              Haga clic en la imagen para ver una versión más grande

Nombre:	balseiro.jpg
Visitas:	1
Size:	35,9 KB
ID:	610424

                              SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Fueron tres días de charlas científicas, pero también de fervorosos reencuentros, abrazos, orgullo y emoción a flor de piel. Con el marco del cielo resplandeciente, el césped verde esmeralda, los bosques de pinos, la silueta de las montañas nevadas y el camino bordeado de flores frente al lago Nahuel Huapi, 300 de los 1000 alumnos que pasaron por el Instituto Balseiro volvieron a las aulas que los vieron crecer para celebrar los 60 años de uno de los centros educativos más prestigiosos del país y del mundo.

                              Entre sus egresados se encuentran algunas de las figuras que están haciendo historia en la primera línea de la ciencia internacional, como Juan Martín Maldacena. Su nombre apareció en The New York Times en 1998, cuando tenía apenas 30 años, por la conmoción que causó al presentar un atajo científico que vincula dos teorías matemáticamente irreconciliables. Y hace tres años recibió el millonario premio Yuri Milner junto con personalidades como Alan Guth, del MIT, que propuso la teoría inflacionaria del universo, y Edward Witten, considerado por algunos el mayor físico viviente. "Se me eriza la piel", confesó el físico, guitarrista y divulgador de la ciencia Alberto Rojo.

                              Entre exclamaciones, risas y abrazos, Rojo, que hoy trabaja en la Universidad de Oakland, en los Estados Unidos, no daba abasto para saludar a ex compañeros y profesores antes de entrar a la antigua biblioteca, en la que se realizaron las sesiones plenarias.


                              "Queremos agradecer a todos, y especialmente a los que llegaron desde distintas partes del mundo cubriendo sus pasajes y estadías -dijo Karen Hallberg, jefa del grupo de Teoría de la Materia Condensada-. El instituto lo hace su gente, más de 1000 egresados en estos 60 años. Impresiona el nivel de excelencia y de compromiso que tiene cada uno de ellos. La enorme variedad de temas en los que se destacan y el nivel en el que se desempeñan."

                              "Estoy muy emocionado. Demasiado", reconoció el nanotecnólogo Hernán Pastoriza, docente e investigador del instituto, que lideró el desarrollo de un "microviscosímetro" para diagnosticar con una sola gota de sangre patologías que dificultan la circulación en niños recién nacidos.

                              Igual conmoción experimentaba el ingeniero nuclear Gustavo Sánchez Sarmiento, de la promoción 1973: "Hace 45 años entré precisamente en este salón como estudiante -recordó-. Acá enfrente teníamos las sesiones de videoclub los viernes a la noche".

                              Y Edgardo Lito Bisogni, que egresó en la primera promoción (1958), no podía contener las lágrimas cada vez que retrocedía hacia esos días en que en Bariloche vivían unas 10.000 personas, el terreno era un páramo, pero ellos disponían de alojamiento, comida y ¡hasta servicio de lavandería! para que pudieran dedicarse por completo a estudiar. "Cuando me presenté a la entrevista con Maiztegui, mis amigos me dijeron: «¿Vos estás loco? Esto es para hijos de diputados» -contó-. Balseiro fue mi profesor. Para nosotros, era un ídolo."

                              El instituto fue creado por un convenio entre la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Universidad de Cuyo. Se inauguró el 1° de agosto de 1955 y desde entonces 15 estudiantes de todo el país son seleccionados anualmente para cada una de las carreras que dicta (Física, Ingeniería Nuclear, Física Médica, Ingeniería Mecánica y Telecomunicaciones). Los aspirantes deben atravesar una prueba escrita de física y matemática y una entrevista personal. Todos reciben una beca y pueden optar por vivir dentro del campus del Centro Atómico Bariloche, pero además se forman trabajando codo a codo con científicos que exploran las fronteras de la ciencia actual en laboratorios equipados con instrumentos de punta.

                              Aquí se graduaron físicos e ingenieros que desarrollaron en el país la tecnología de enriquecimiento de uranio, de los reactores de investigación, de la producción de radiofármacos, de satélites científicos y de comunicaciones, de radares para el control de tráfico aéreo y meteorológicos, y de aviones y drones.

                              Sus investigadores teóricos exploran temas que están en las fronteras del conocimiento. Como la doctora Hallberg, que desarrolla complejos algoritmos para construir modelos del comportamiento de los átomos. O Alex Fainstein, de la promoción 86, que junto con su equipo investiga un tema tan abstruso como la "optomecánica en cavidades" o, en otras palabras, intenta "mover cosas con luz". O Marcela Carena, egresada hace treinta años y llegada ahora desde el Fermilab, de Chicago, donde vive con su marido (Carlos Wagner, también del Balseiro, que trabaja en el laboratorio Argonne). Carena estudia la física relacionada con el bosón de Higgs y desarrolla modelos que intentan explicar la materia oscura y la asimetría entre materia y antimateria.

                              Alfredo Caro, doctor en Física de la promoción 19 (casado con Magdalena Serrano, también egresada del Balseiro), fue alumno, profesor y director del instituto, además de director del Centro Atómico. Residente desde hace años en los Estados Unidos, donde trabajó en los laboratorios Lawrence Livermore y Los Alamos, es hoy director de programa de la National Science Foundation (NSF). "En 39 años volvimos tres veces y nos fuimos dos -destacó-. En todas partes encontramos gente del instituto. En la NSF, somos tres: Carmen Allende, Diana Farkas y yo. Para nosotros, nuestra vida empezó aquí, donde aprendimos muchas cosas, pero especialmente el compromiso y la ética del científico."

                              Tulio Calderón -foto- , ingeniero de larga tradición en Invap y hoy gerente general de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), instó a "resolver nuestros propios problemas".


                              "Se puede -subrayó-. Lo hicimos hace más de treinta años con el plan nuclear. Hoy, las TICS (tecnologías de la información y la comunicación) emplean a 100.000 personas en el país. La red que tenemos es notable: casi no hay área de la industria argentina en la que no haya alguien del Balseiro. Es un lugar donde no sólo están los recursos humanos, sino también los negocios del futuro."

                              Para Carlos Balseiro, hijo del primer director del instituto, que llegó como estudiante en 1970, después de pasar su infancia en los laboratorios, la excelencia de los egresados se debe, en gran parte, a que se brinda una enseñanza individualizada. "A lo largo del semestre, uno conoce a cada estudiante, y muy rápido se incorporan a los laboratorios y se establece un vínculo personal entre profesores y alumnos", destacó.

                              "Balseiro se atrevió a soñar y eso es lo que tenemos que transmitirles a los jóvenes -subrayó Norma Boero, presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica-. Hay que soñar porque los sueños se cumplen." Y Jorge Barón, egresado y vicerrector de la Universidad de Cuyo, coincidió porque "en los próximos 60 años los investigadores tendrán que trabajar en temas que todavía no existen".

                              Tal vez por eso, a lo largo del encuentro se repitió esa frase de George Bernard Shaw que debe de haber inspirado a Balseiro y que tan bien sintetiza el espíritu de fraternidad de esta institución única: "Hay quienes ven el mundo como es y se preguntan ¿por qué?; otros que sueñan mundos impensados y se preguntan ¿por qué no?".

                              http://http://www.lanacion.com.ar/18...nace-el-futuro
                              Argentinos conscientes y cansados de la penosa realidad que vive hoy nuestra Nación. Nos organizamos contra la vieja entrega, la degradación social, la ausencia del estado y la indiferencia de la mayoría de la gente. Formamos un Movimiento decidido a recuperar la Soberanía en todos los ámbitos de nuestra sociedad. En total oposición al Sistema, con ferviente patriotismo y valores nacionales.

                              Comentario


                              • #45
                                Re: Noticias Comisión Nacional de Energía Atómica

                                RA-6 Para todo el mundo



                                El reactor de investigación de la CNEA en Bariloche transmitirá experimentos de forma virtual para capacitar alumnos de otras instituciones científicas de la región que no cuentan con estas complejas tecnologías

                                El reactor de investigación RA-6 –ubicado en el Centro Atómico Bariloche de la CNEA- comenzará a funcionar como un nodo fundamental del proyecto Reactor Laboratorio por Internet (Internet Reactor Laboratory, IRL) impulsado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

                                El objetivo de esta iniciativa es facilitar el acceso a experimentos virtuales de forma remota a estudiantes de otras instituciones de la región que no cuentan con una infraestructura de reactores de investigación.

                                De esta manera, se busca maximizar la enseñanza académica de la energía nuclear y la física, contribuyendo a la capacitación y el entrenamiento de ingenieros y operadores nucleares de la región de América Latina.

                                En 2016 se realizarán en este reactor seis experimentos virtuales con universidades invitadas, en los cuales los alumnos tendrán la posibilidad de interactuar. Por ejemplo, se podrá experimentar sobre diversos procedimientos como arranques y paradas, que se podrán efectuar en colaboración entre el operador del reactor y estudiantes.

                                Algunas de las instituciones que participarán del proyecto IRL en América Latina son la Escuela Politécnica Nacional de Ecuador, la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad Mayor de San Andrés de Bolivia, el Instituto Superior de Tecnologías y Ciencias Aplicadas de Cuba; además de la Universidad del País Vasco y la Universidad Politécnica de Madrid, ambas de España.

                                El RA-6 fue inaugurado en 1982 con el fin de satisfacer las necesidades de formación de la carrera de Ingeniería Nuclear del Instituto Balseiro y completar el desarrollo argentino de este tipo de reactores nucleares. Desde entonces, ha funcionado como unidad docente formado a centenares de profesionales argentinos y extranjeros en sus carreras de físicos, ingenieros, radioquímicos nucleares, reactoristas y expertos en materiales.

                                Fuente: CNEA
                                "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X