Anuncio

Colapsar

Tienda oficial Aviacion Argentina!

Ver más
Ver menos

SAIA 90, el caza que no fue

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • SAIA 90, el caza que no fue

    SAIA 90, el caza que no fue



    Por Julio Gutiérrez


    Aunque poco promocionado, fue presentado como uno de los planes más ambiciosos jamás encarados por la FAMA ( fuerza aerea argentina ), el SAIA 90 era el escalón final al desarrollo del Pampa, y aunque que no llegó a ver la luz, fue, sin duda, el último gran desafío tecnológico en materia aeronáutica de nuestro país.

    Recientemente, a mediados del 2003, los senadores Gerardo R. Morales y Lylia M. Arancio de Beller, de la comisón de Defensa Nacional de la Cámara Alta, declararon durante un pedido de informes:

    "...En la década del 80 comienza el desarrollo del proyecto IA63 Pampa, como un paso intermedio para construir en el futuro el avión de caza argentino para el año 2000..."
    Ese futuro avión de caza argentino no era otra cosa que el SAIA 90.



    Encarado entonces a principios de la década de los '80, la FAA vislumbraba la necesidad de encontrar un caza multirrol capaz de reemplazar a su flota de Mirage III/V/Finger.

    El Estado Mayor de la Fuerza Aérea había estado analizado distintas opciones para obtener cazas, como ser la de adquirir unidades en el extranjero, lo cual implicaba un alto nivel de dependencia, sumado al fresco recuerdo de las restricciones para obtener cazas por esta vía, debido al conflicto de Malvinas, este se inclinaba por el diseño, desarrollo y producción de un modelo nacional con asistencia de Dornier.

    Fases del proyecto

    A mediados de 1980 la FMA y Dornier tenían una fluida relación, producto del desarrollo conjunto del IA.63 Pampa, ambas contemplaban un acuerdo de cooperación en la producción de aviones, este acuerdo llamaba a ambas partes a establecer una oficina en común en la ciudad de Córdoba, en el término de un año, la producción, marketing y servicios de soporte asociados.

    El desarrollo de un entrenador fue el primer paso de tres en la estrategia de FMA, elaborada luego del desarrollo del IA.58 Pucará a mediados de los '60, los pasos de esta estrategia contemplaban: Nro.1, el Pampa, Nro.2, un avión de transporte liviano y Nro.3, un avión de combate, según declaró el jefe de proyectos de entonces de la Fuerza Aérea Argentina, Comodoro Arturo Herberto Ay a la Revista 'Aviation Week & Space Tecnology' (Agosto de 1987).

    A tal efecto el fabricante alemán entregó algunos bocetos de su oficina de diseño (anteproyecto), el que contemplaba aspectos genéricos para un avión de combate, que luego la Fuerza Aérea debía adaptar a sus propios requerimientos.

    El estudio de los alemanes preveía algunos análisis que permitían formular esos requerimientos básicos como ser: combate aéreo bajo condiciones operativas imaginarias, y características de las armas probables que este portaría. De esta forma pudo definirse el llamado de 'campo de lucha aérea'.



    Desempeño en combate

    Tomando como referencia al conflicto en Vietnam, los combates se realizaban a cotas inferiores a los 8000 mts en razón de que la mayoría de los aviones incursores que volaban dentro de ese nivel procuraban neutralizar la amenaza de SAM. Aunque en ambos bandos contaban con aviones de Mach 2, los combates se libraban a velocidades de entre Mach 0.5 y 0.9, superando pocas veces la velocidad supersónica.

    Es probable que a esos regímenes se lograran la mejor velocidad de viraje y seguramente los pilotos encontraran en esos rangos un elevado rendimiento de su avión.

    Estos parámetros fueron tomados en cuenta en el diseño del avión para lograr elevados valores de Mach, por lo que logra una curva más ensanchada del régimen de viraje sostenido (ver esquema debajo), pero los valores máximos se conservan en la región transónica, en este aspecto se toma en cuenta también los factores de carga determinados por el piloto, que puede definir el régimen de viraje instantáneo.


    En dicho gráfico se comparan las velocidades máximas de giro sostenido de tres tipos de aviones diferentes, entrenador, ataque y superioridad aérea (notar los tres modelos tomados en cuenta por FAMA, IA-63, AMX y SAIA90), suponiendo que los aviones vuelan a una altitud ISA de 3000 mts; transportan munición para el cañón y dos AIM-9L; con depósitos internos con 50% de combustible, se observa la envolvente del proyecto de Dornier-FAMA era considerablemente más amplia y se extiende a toda la región transónica.

    En el siguiente gráfico se hace la misma comparación pero a nivel del mar, tomando un factor de carga de 9G y las mismas características del ejemplo anterior. Se aprecia claramente el angostamiento de las envolventes en los tres casos; aunque la del SAIA 90 sigue siendo superior en casi todos los aspectos.




    ACA (Avión de Combate Argentino)


    Según este análisis los márgenes de diseño del avión deberían ser: velocidad de giro sostenida de Mach 0.9 a 6000m de altura; gran capacidad de aceleración entre Mach 0.9 a 1.5 a 9000 m: alta desaceleración, independiente de la velocidad relativa; razonable autonomía de combate con depósitos integrales; y mínimas siluetas de radar e IR (Stealth) El armamento concebido posibilitaba el alistamiento de variadas configuraciones y básicamente incluía:

    - Cañón Mauser de 27mm con 150 cartuchos.
    - 2 AAM infrarojos (tipo AIM-9L)
    - 4 AMRAAM semiempotrados debajo del fuselaje.
    - Hasta 5 ton de armamento aire-tierra




    La aviónica

    Radar de a bordo en modo aire-aire de debía poder detectar blancos de 5m2 a una distancia de 90km sin que pueda ser detectado por las CME enemigas, y además debía tener capacidad para hacer el seguimiento múltiple de 6 blancos que podrían ser identificados con un IFF asociado. Para el modo ataque, aire-tierra, era conveniente un radar capaz de captar el perfil de la tierra.

    Configuración

    Aunque era deseable lograr una combinación de las ventajas que ofrece un ala delta muy cargada y de poco peso; la capacidad de viraje a régimen transónico/subsónico de una flechada con pequeño alargamiento, la estabilidad de un ala delta sin plano de cola y el carácter STOL de un ala de flecha variable, era imposible reunir todas estas cualidades en un ala.




    La solución de compromiso encontrada para el modelo, era la prolongación del borde de ataque de las alas que generaba un vórtice de alta energía (apex) y mejoraba notablemente el rendimiento aerodinámico en grandes ángulos de incidencia. Otra característica del diseño era la estabilidad longitudinal artificial, que permitía equlibrar al avión mediante la aplicación de fuerzas positivas sobre los planos de cola.



    De esta forma se configuró un ala recta con grandes ángulos de flecha en los bordes de ataque y fuga, prolongaciones en la unión ala-fuselaje y una doble deriva situada delante de los estabilizadores, que guardan cierta semejanza al F/A-18C Hornet.

    Motores: 2 turbofan de 5600kg de empuje (posiblemente GE F-404)
    Velocidad máxima estimada de Mach 2
    Peso (vacío): 7.800kg

    El peso calculado para la aeronave era razonablemente bajo, logrado mediante la utilización de materiales compuestos. La experiencia de Dornier en estos materiales era amplia (Alpha Jet y Do 228). En la propuesta para este avión sugería la utilización en el ala del 65% de plásticos reforzados con fibras de carbono (PRFC), 20% de aluminio y el resto en materiales varios como el titanio, el fuselaje delantero tendría un 60% de PRFC, el central 18% y el trasero el 10%, completándose con otros materiales empleados en el ala, y el empenaje horizontal tendría un 55% de PRFC, mientras que el vertical llevaría un 70%, los mismos materiales se usarían para las toberas de admisión y el tren de aterrizaje. (aeroespacio 1982/83)




    Plazos del proyecto


    La FAMA estimaba en unos 12 a 15 años hasta cristalizarlo desde el momento en se aprobaban las especificaciones, que para 1987 habían sido elevadas. En ese lapso, el avión estaría disponible para relevar a la flota de cazas existentes.
    El primer vuelo del prototipo estaba previsto para 1989 y las entregas dos años más tarde.

    Buscando socios

    A mediados de 1980 FAMA, ya enfrentaba serias dificultades financieras, con un déficit de U$S 50 millones anuales y estaba en la búsqueda de socios para encarar diversos negocios que le permitieran sobrevivir cediendo el 49% de su propiedad.

    Era evidente que la fábrica no podía encarar por sí sola el proyecto y mantuvo diversos contactos, tales como Aermacchi-Aeritalia, McDonnell Douglas y Fairchild, con la intención de atraer un socio con quien compartir el proyecto.

    Aunque la intención de la Fuerza Aérea era sumar a McDonnell Douglas, con quien mantenían negociaciones por una posible licencia de fabricación del A-4M Skyhawk II junto con otra de asientos eyectables para el entrenador IA.63 Pampa, pero los norteamericanos desistieron de asumir el riesgo, ya que en aviones de caza, su oferta estaba cubierta.

    Otra posibilidad fue explorada entonces con Aeritalia-Aermacchi, pero los problemas financieros que atravesaba el país hicieron finalmente naufragar al proyecto.



    Conclusión

    Huelga decirlo, pero los beneficios para el país, en materia tecnológica que este desafío representaba, como ser la obtención de maquinarias y tecnologías, y en lo referente a estructuras y materiales compuestos, tales como las fibras de carbono y el titanio, hubieran servido de base industrial al proyecto y a FAMA.

    La raquítica realidad de hoy día contrasta notoriamente con lo ocurrido hace no más de 15 años en materia de industria aeronáutica.

    Autor: Julio Gutiérrez ®
    Gráficos: Fernando Mendive
    Todos los derechos reservados de aviacionargentina.net
    Nota anteriormente publicada en Hangar Digital
    Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 27/08/2011, 21:32.
    Julio Gutièrrez
    Administrador del Foro
    Aviacionargentina.net

  • #2
    Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

    esto es como mirar el gol de Maradona a los Ingleses, maravillas que fuimos capaces de hacer en otros tiempos y que ahora somos solo capaces de imaginar. Un lagrimón se me escapa por la mejilla.
    Maravilloso informe

    Comentario


    • #3
      Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

      Qué distintas hubieran sido las cosas si hubiera seguido en pie esto... Por lo menos el gol a los ingleses fué algo que sí pasó... esto quedó en la nada.

      Comentario


      • #4
        Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

        Cuando escribí este artículo, hace 10 años más o menos, le dije a Gabriel Miranda Naón (el webmaster de Hangar Digital y Zonamilitar de entonces) que quería escribir una nota sobre el proyectado avión de caza de última generación SAIA 90 y que le parecía de publicarlo en Hangar Digital, me dijo "dale para adelante nomás"

        En esa época, FMA estaba concesionada a Lockheed Martin, y era sólo un taller de mantenimiento, no teníamos fábrica de aviones, hoy 10 años después, se recuperó la ex FMA como fábrica y tienen algún plan de fabricación como el Pampa. Dentro de 10 años habrá que ver hasta donde habremos llegado por este camino.
        Editado por última vez por Pisciano; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/3-pisciano en 27/08/2011, 16:44.
        Julio Gutièrrez
        Administrador del Foro
        Aviacionargentina.net

        Comentario


        • #5
          Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

          Originalmente publicado por Pisciano Ver Mensaje
          SAIA 90, el caza que no fue



          Por Julio Gutiérrez


          Aunque poco promocionado, fue presentado como uno de los planes más ambiciosos jamás encarados por la FAMA ( fuerza aerea argentina ), el SAIA 90 era el escalón final al desarrollo del Pampa, y aunque que no llegó a ver la luz, fue, sin duda, el último gran desafío tecnológico en materia aeronáutica de nuestro país.

          Recientemente, a mediados del 2003, los senadores Gerardo R. Morales y Lylia M. Arancio de Beller, de la comisón de Defensa Nacional de la Cámara Alta, declararon durante un pedido de informes:

          "...En la década del 80 comienza el desarrollo del proyecto IA63 Pampa, como un paso intermedio para construir en el futuro el avión de caza argentino para el año 2000..."
          Ese futuro avión de caza argentino no era otra cosa que el SAIA 90.



          Encarado entonces a principios de la década de los '80, la FAA vislumbraba la necesidad de encontrar un caza multirrol capaz de reemplazar a su flota de Mirage III/V/Finger.

          El Estado Mayor de la Fuerza Aérea había estado analizado distintas opciones para obtener cazas, como ser la de adquirir unidades en el extranjero, lo cual implicaba un alto nivel de dependencia, sumado al fresco recuerdo de las restricciones para obtener cazas por esta vía, debido al conflicto de Malvinas, este se inclinaba por el diseño, desarrollo y producción de un modelo nacional con asistencia de Dornier.

          Fases del proyecto

          A mediados de 1980 la FMA y Dornier tenían una fluida relación, producto del desarrollo conjunto del IA.63 Pampa, ambas contemplaban un acuerdo de cooperación en la producción de aviones, este acuerdo llamaba a ambas partes a establecer una oficina en común en la ciudad de Córdoba, en el término de un año, la producción, marketing y servicios de soporte asociados.

          El desarrollo de un entrenador fue el primer paso de tres en la estrategia de FMA, elaborada luego del desarrollo del IA.58 Pucará a mediados de los '60, los pasos de esta estrategia contemplaban: Nro.1, el Pampa, Nro.2, un avión de transporte liviano y Nro.3, un avión de combate, según declaró el jefe de proyectos de entonces de la Fuerza Aérea Argentina, Comodoro Arturo Herberto Ay a la Revista 'Aviation Week & Space Tecnology' (Agosto de 1987).

          A tal efecto el fabricante alemán entregó algunos bocetos de su oficina de diseño (anteproyecto), el que contemplaba aspectos genéricos para un avión de combate, que luego la Fuerza Aérea debía adaptar a sus propios requerimientos.

          El estudio de los alemanes preveía algunos análisis que permitían formular esos requerimientos básicos como ser: combate aéreo bajo condiciones operativas imaginarias, y características de las armas probables que este portaría. De esta forma pudo definirse el llamado de 'campo de lucha aérea'.



          Desempeño en combate

          Tomando como referencia al conflicto en Vietnam, los combates se realizaban a cotas inferiores a los 8000 mts en razón de que la mayoría de los aviones incursores que volaban dentro de ese nivel procuraban neutralizar la amenaza de SAM. Aunque en ambos bandos contaban con aviones de Mach 2, los combates se libraban a velocidades de entre Mach 0.5 y 0.9, superando pocas veces la velocidad supersónica.

          Es probable que a esos regímenes se lograran la mejor velocidad de viraje y seguramente los pilotos encontraran en esos rangos un elevado rendimiento de su avión.

          Estos parámetros fueron tomados en cuenta en el diseño del avión para lograr elevados valores de Mach, por lo que logra una curva más ensanchada del régimen de viraje sostenido (ver esquema debajo), pero los valores máximos se conservan en la región transónica, en este aspecto se toma en cuenta también los factores de carga determinados por el piloto, que puede definir el régimen de viraje instantáneo.


          En dicho gráfico se comparan las velocidades máximas de giro sostenido de tres tipos de aviones diferentes, entrenador, ataque y superioridad aérea (notar los tres modelos tomados en cuenta por FAMA, IA-63, AMX y SAIA90), suponiendo que los aviones vuelan a una altitud ISA de 3000 mts; transportan munición para el cañón y dos AIM-9L; con depósitos internos con 50% de combustible, se observa la envolvente del proyecto de Dornier-FAMA era considerablemente más amplia y se extiende a toda la región transónica.

          En el siguiente gráfico se hace la misma comparación pero a nivel del mar, tomando un factor de carga de 9G y las mismas características del ejemplo anterior. Se aprecia claramente el angostamiento de las envolventes en los tres casos; aunque la del SAIA 90 sigue siendo superior en casi todos los aspectos.




          ACA (Avión de Combate Argentino)


          Según este análisis los márgenes de diseño del avión deberían ser: velocidad de giro sostenida de Mach 0.9 a 6000m de altura; gran capacidad de aceleración entre Mach 0.9 a 1.5 a 9000 m: alta desaceleración, independiente de la velocidad relativa; razonable autonomía de combate con depósitos integrales; y mínimas siluetas de radar e IR (Stealth) El armamento concebido posibilitaba el alistamiento de variadas configuraciones y básicamente incluía:

          - Cañón Mauser de 27mm con 150 cartuchos.
          - 2 AAM infrarojos (tipo AIM-9L)
          - 4 AMRAAM semiempotrados debajo del fuselaje.
          - Hasta 5 ton de armamento aire-tierra




          La aviónica

          Radar de a bordo en modo aire-aire de debía poder detectar blancos de 5m2 a una distancia de 90km sin que pueda ser detectado por las CME enemigas, y además debía tener capacidad para hacer el seguimiento múltiple de 6 blancos que podrían ser identificados con un IFF asociado. Para el modo ataque, aire-tierra, era conveniente un radar capaz de captar el perfil de la tierra.

          Configuración

          Aunque era deseable lograr una combinación de las ventajas que ofrece un ala delta muy cargada y de poco peso; la capacidad de viraje a régimen transónico/subsónico de una flechada con pequeño alargamiento, la estabilidad de un ala delta sin plano de cola y el carácter STOL de un ala de flecha variable, era imposible reunir todas estas cualidades en un ala.




          La solución de compromiso encontrada para el modelo, era la prolongación del borde de ataque de las alas que generaba un vórtice de alta energía (apex) y mejoraba notablemente el rendimiento aerodinámico en grandes ángulos de incidencia. Otra característica del diseño era la estabilidad longitudinal artificial, que permitía equlibrar al avión mediante la aplicación de fuerzas positivas sobre los planos de cola.



          De esta forma se configuró un ala recta con grandes ángulos de flecha en los bordes de ataque y fuga, prolongaciones en la unión ala-fuselaje y una doble deriva situada delante de los estabilizadores, que guardan cierta semejanza al F/A-18C Hornet.

          Motores: 2 turbofan de 5600kg de empuje (posiblemente GE F-404)
          Velocidad máxima estimada de Mach 2
          Peso (vacío): 7.800kg

          El peso calculado para la aeronave era razonablemente bajo, logrado mediante la utilización de materiales compuestos. La experiencia de Dornier en estos materiales era amplia (Alpha Jet y Do 228). En la propuesta para este avión sugería la utilización en el ala del 65% de plásticos reforzados con fibras de carbono (PRFC), 20% de aluminio y el resto en materiales varios como el titanio, el fuselaje delantero tendría un 60% de PRFC, el central 18% y el trasero el 10%, completándose con otros materiales empleados en el ala, y el empenaje horizontal tendría un 55% de PRFC, mientras que el vertical llevaría un 70%, los mismos materiales se usarían para las toberas de admisión y el tren de aterrizaje. (aeroespacio 1982/83)




          Plazos del proyecto


          La FAMA estimaba en unos 12 a 15 años hasta cristalizarlo desde el momento en se aprobaban las especificaciones, que para 1987 habían sido elevadas. En ese lapso, el avión estaría disponible para relevar a la flota de cazas existentes.
          El primer vuelo del prototipo estaba previsto para 1989 y las entregas dos años más tarde.

          Buscando socios

          A mediados de 1980 FAMA, ya enfrentaba serias dificultades financieras, con un déficit de U$S 50 millones anuales y estaba en la búsqueda de socios para encarar diversos negocios que le permitieran sobrevivir cediendo el 49% de su propiedad.

          Era evidente que la fábrica no podía encarar por sí sola el proyecto y mantuvo diversos contactos, tales como Aermacchi-Aeritalia, McDonnell Douglas y Fairchild, con la intención de atraer un socio con quien compartir el proyecto.

          Aunque la intención de la Fuerza Aérea era sumar a McDonnell Douglas, con quien mantenían negociaciones por una posible licencia de fabricación del A-4M Skyhawk II junto con otra de asientos eyectables para el entrenador IA.63 Pampa, pero los norteamericanos desistieron de asumir el riesgo, ya que en aviones de caza, su oferta estaba cubierta.

          Otra posibilidad fue explorada entonces con Aeritalia-Aermacchi, pero los problemas financieros que atravesaba el país hicieron finalmente naufragar al proyecto.



          Conclusión

          Huelga decirlo, pero los beneficios para el país, en materia tecnológica que este desafío representaba, como ser la obtención de maquinarias y tecnologías, y en lo referente a estructuras y materiales compuestos, tales como las fibras de carbono y el titanio, hubieran servido de base industrial al proyecto y a FAMA.

          La raquítica realidad de hoy día contrasta notoriamente con lo ocurrido hace no más de 15 años en materia de industria aeronáutica.

          Autor: Julio Gutiérrez ®
          Gráficos: Fernando Mendive
          Todos los derechos reservados de aviacionargentina.net
          Excelente Julio, Excelente, muy buen informe, ahora bien, leyendo sobre este bicho que iba a ser nacional y teniendo en cuentas las carencias que hoy tenemos en la FAA me dan ganas de llorar como un chico a pesar de que tengo 30 años.-

          Que bueno hubiese sido contatar con este Sda, creo que apartir de estos todos nos chuparian un huevo, adios embargos, adios propuestas de F1, F-16 block 15 y las demas porquerias que nos quieren enchufar y si le sumamos la tarea que hoy hace INVAP y CITIDEF estamos mas que listos, seriamos la envidia del barrio.

          saludos.
          En Defensa de la Patria Solo Dios Juzgara Nuestras Acciones...

          Comentario


          • #6
            Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

            Julio impresionante el articulo. Impecable.

            Quedó algo de esto en algun lugar de la hoy Fadea?

            Slds

            Comentario


            • #7
              Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

              Solo fue un proyecto embrionario y nunca pasó de un estudio preliminar. FMA buscaba un socio para poder encararlo y que tuviera el expertise necesario para llevar adelante, algo que nunca había hecho como un caza tipo F-16 o F18 o algunos de los que ya estaban en ese momento. Al principio Dornier brindó un diseño básico (el que muestran los gráficos). También le propusieron a McDonnel cuando trataban de conseguir la licencia de fabricación del A-4M, pero el proyecto arrancó casi al final del gobierno militar y con la llegada de la democracia, lo vieron como algo faraónico y los presupuestos de Defensa, que en ese momento eran del 4.5% del PBI empezaban a reducirse drásticamente y no había presupuesto para un proyecto así, que de por sí ya era muy jugado en cuanto a la tecnología.
              Julio Gutièrrez
              Administrador del Foro
              Aviacionargentina.net

              Comentario


              • #8
                Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                hay una foto de una presunta maqueta, lo expuse aqui (no me acuerdo donde) sin respuesta, no saldra de la manga este proyecto de nuevo como el SNN???igual este ultimo estaba mas avanzado, es que la Fuerza Aerea es la hermanita pobre de las tres armas, de hecho llego tarde al rearme de los 70 y despues compro cualquier cosa como los M-IIICJ que no duraron nada.
                Muy buena nota, muchas gracias!

                Comentario


                • #9
                  Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                  Damram, se parece a este proyecto Alemán, anterior al TKF o primer TKF, el inicio de lo que ahora es el EFA. Se llamaba Northrop-Dornier ND-102



                  Julio Gutièrrez
                  Administrador del Foro
                  Aviacionargentina.net

                  Comentario


                  • #10
                    Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                    En esa época, FMA estaba concesionada a Lockheed Martin, y era sólo un taller de mantenimiento, no teníamos fábrica de aviones, hoy 10 años después, se recuperó la ex FMA como fábrica y tienen algún plan de fabricación como el Pampa. Dentro de 10 años habrá que ver hasta donde habremos llegado por este camino.
                    Que importante es esto que se escribio, lo que tiene que existir es continuidad en esta empresa. Veremos que sucede dentro de 10 años...

                    Comentario


                    • #11
                      Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                      El saia-ac-90 parece ser un derivado del pampa y pampa avanzado pero supersonico.
                      una buena idea seria que fadea retome el desarrollo de estos dos derivados del pampa a partir del ia-63 pampa 2 para remplazar a los a-4.

                      SAIA - AC - 90
                      En 1980 comienza un proyecto de avanzada: avión de combate para la década del '90, con proyección al siglo XXI. Fue planeada una producción real a partir de la entrega de las primeras series de entrenadores I.A.63. En el cronograma preliminar para definir el desarrollo y la producción, se dejó abierta la posibilidad de unirse a empresas extranjeras como subcontratistas. El SAIA-AC-90 debía ser impulsado por una turbina PRATT & WHITNEY E-100 PW-100. Se buscaba lograr 1600 Km/h. No se llegaron a construir. SAIA significaba Sistema de Armas Integrado Argentino.



                      pampa avanzado



                      pampa entrenamiento


                      fuenteCrónicas y testimonios
                      Editado por última vez por chr; https://www.aviacionargentina.net/foros/member/2204-chr en 09/03/2012, 00:01.

                      Comentario


                      • #12
                        Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                        muy pero muy bueno el informe!!!!! es triste ver como se pueden hacer tantas cosas y no se hace nada, ojala que cuando terminen los primeros 10 pampas los restantes 30 sean algunos de estos!!!!!!, pero como se dijo mas arriba hay que esperar, la buena noticia es que por lo menos la fabrica nuevamente es nuestra!!!! saludos!

                        Comentario


                        • #13
                          Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                          EL IA.63 avanzado sería factible (siempre y cuando pongan el dinero), pero el AC-90 que muestran ahí, ya se me hace bastante complejo (a pesar de que comparte el empenaje del Pampa). Pero el IA.63 puede ser, no ahora.
                          Julio Gutièrrez
                          Administrador del Foro
                          Aviacionargentina.net

                          Comentario


                          • #14
                            Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                            Yo creo que el IA 63 bien podria ser el hjermanito argentino del Mirage f1 que si ven sus lineas son iguales a los planos del Pampa avanzado, con respecto del saia prodria reflotarse si se diese una genuina alianza con brasil no?
                            " Los pueblos que han descuidado la preparación de sus fuerzas armadas han pagado caro su error, desapareciendo de la historia o cayendo en la más abyecta servidumbre. De ellos, la historia se ocupa de recordar su excesivo mercantilismo o los arqueologos para explorar sus ruinas, descubriendo bellas muestras de una grandiosa civilización pretérita, que no supo cultivar las aptitudes guerreras de sus pueblos"
                            Teniente Gerenal J.D Perón

                            Comentario


                            • #15
                              Respuesta: SAIA 90, el caza que no fue

                              muy buen informe!! Con respecto a nosotros es como estar en el tunel del tiempo, pero al reves. Cuando nuestros genios politicos se daran cuenta, de que sin defensa no va haber pais para gobernar.
                              Hay Patria mia...!!!

                              Comentario

                              Trabajando...
                              X