Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

Noticias Aeroespaciales Argentinas

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

    Y aún hoy hay gente que piensa que hay que comprar todo en el exterior a tranquera cerrada. !!!!!

    Comentario


    • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

      Tolhuin y Río Grande son evaluadas para la estación satelital




      Publicado por: Ramón Strusiat 20 abril, 2016


      Expertos de la CONAE están evaluando a Tolhuin y Río Grande para la instalación del campo de antenas satelitales que servirá de infraestructura para la comunicación y bajada de información y datos de estos ingenios espaciales. Junto a la Facultad Regional Río Grande de la Universidad Tecnológica Nacional, propician generar un centro tecnológico espacial en Tierra del Fuego. En un inicio serán tres las antenas a instalar.
      Los ingenieros Leonardo Comes y Marcelo González Fircoli, Jefe de División de Estaciones Terrenas y Jefe de Ingeniería de Estaciones Terrenas de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales –CONAE-, respectivamente, junto al Decano de la Facultad Regional Río Grande de la Universidad Tecnológica Nacional, ingeniero Mario Félix Ferreyra, fueron entrevistados en el programa ‘Buscando el Equilibrio’ que se emite por FM Universidad (93.5 MHZ).
      Los primeros pertenecen al Centro Espacial ‘Teófilo Tabanera’ de la CONAE y se encuentran en Tierra del Fuego estudiando el emplazamiento donde se van a instalar las tres antenas satelitales.
      El ingeniero Ferreyra comentó que “ellos están trabajando en la provincia para la instalación de un campo de antenas para seguir los satélites vinculados al sistema de datos e informaciones pertinentes”.
      El Decano de la FRRG agregó que “los ingenieros están trabajando muy especialmente en un proyecto que la CONAE está desarrollando para tener los propios satélites argentinos con su propio lanzador que es el proyecto Tronador II”.
      En tanto el ingeniero Leonardo Comes detalló que “la CONAE tiene en este momento dos proyectos principales en desarrollo y uno de ellos, como dijo el ingeniero Mario Ferreyra, es que la Argentina tenga un lanzador propio con el proyecto Tronador II, es una tecnología que no la teníamos en el país y se está desarrollando actualmente, al margen de que los satélites argentinos han sido desarrollados en gran parte en nuestro país”.
      Agregó que “el otro proyecto principal en relación a los satélites que trabajamos es el SAOCOM que va a ser la próxima misión argentina e involucra al proyecto específico por el cual estamos acá en Tierra del Fuego y es el establecimiento de una estación terrena satelital para dar servicios a lanzadores y a satélites”.
      Al ser consultado sobre la factibilidad del lugar para esta estación satelital, contó que “son inversiones muy grandes y a largo plazo; hemos estado haciendo un análisis exhaustivo desde hace un año y medio aproximadamente, viniendo a las tres localidades, Ushuaia, Tolhuin y Río Grande, por las características geográficas y climáticas que hemos estado analizando y de este estudio se desprende que los lugares más aptos para esta estación serían Tolhuin y Río Grande. Son las dos posibilidades que estamos evaluando en este momento”, confió.
      En referencia al proyecto espacial argentino el entrevistado dijo que “si bien es la CONAE el que lo lleva adelante, intervienen agencias de otros países. Por ejemplo, la CONAE es miembro del Charter Internacional de Emergencias que es muy utilizado en catástrofes, inundaciones, etcétera, donde hay agencias como la NASA de Estados Unidos, la ESA de Europa, la JAXA de Japón y otras organizaciones de este tipo de todo el mundo que están trabajando en conjunto y de hecho en Tierra del Fuego vamos a poder bajar y procesar imágenes, tanto de los satélites argentinos como de terceros países en cooperación con la CONAE”.
      El campo de antenas satelitales en Tierra del Fuego “sería el más austral del mundo porque aquí estamos hablando de satélites de órbita baja a diferencia de los satélites geoestacionarios ubicados en el Ecuador y en posición fija respecto de la Tierra”.
      En cambio, “estos satélites de órbita baja están girando todo el tiempo alrededor del planeta y van hacia los polos. Entonces, las estaciones que están ubicadas más cerca de los polos tienen mejor visibilidad y es por ello que Tierra del Fuego es una posición estratégica por que estamos muy cerca del Polo Sur y podemos contar con mucha mejor visibilidad”.

      Aspiran a crear un centro de tecnología aeroespacial fueguino


      El ingeniero Comes confió que esperan sentar las bases para un centro tecnológico satelital fueguino. “Es un tema geopolítico y de soberanía; en un principio vamos a estar bajando imágenes pero después vamos a necesitar una capacidad profesional, porque no es solo bajar imágenes sino qué hacer con esas imágenes y entonces es ahí donde ya empezamos a hablar de las aplicaciones específicas que requieren desarrollarse para lo cual se requiere gente especializada”,
      En este sentido agregó que “por ejemplo la Misión SAOCOM que es un radar de apertura sintética, que por ahí suena complejo pero que básicamente se trata de tener un mapa de humedad de nuestro territorio, lo cual –entre distintas cuestiones- va a contribuir tanto al estudio del tema de inundaciones y asimismo sobre un mar tan extenso como el argentino, los derrames de hidrocarburos y otras muchas cuestiones más”.
      Añadió que “son todas aplicaciones específicas que se van derivando de una imagen adquirida para lo cual hace falta tener una capacidad profesional que debe desarrollarse y esto a futuro va a involucrar tener esa capacidad”.
      El Jefe de División de Estaciones Terrenas de esta comisión nacional graficó que “desde la CONAE siempre decimos que lanzamos para arriba para mirar hacia abajo –a diferencia de los satélites geoestacionarios que se utilizan para las telecomunicaciones (telefonía y televisión)- porque lo que queremos es tener toda esta información que es vital para el país. En este caso Argentina es el octavo país en extensión territorial en el mundo y es fundamental por lo tanto contar con satélites que velen sobre su territorio”.
      Agregó que “el poder monitorear nuestra geografía, tener información de diversa índole relacionada con distintas facetas de la realidad, desde una inundación hasta la disposición de los sembradíos y cosechas, que son datos esenciales para la toma de decisiones del Estado argentino y por eso se desprende que no tener tecnología satelital es más caro que no tenerla”, argumentó.

      “En un principio vamos a instalar tres antenas satelitales”


      Por su parte el ingeniero Marcelo González Fircoli explicó que “los satélites argentinos se desarrollan en general en Bariloche por parte del INVAP por pedido de la CONAE y los últimos fueron lanzados al espacio desde la Base Aérea de Vanderberg Estados Unidos (California). Alguna de las piezas de estos satélites son de fabricación nacional y otras piezas son importadas”.
      En relación a las antenas que se van a instalar en Tierra del Fuego, González Fircoli detalló que “en primera instancia una de las antenas va a tener 13 metros de diámetro en su plato o parábola y la altura desde este plato al piso, serían de unos 15 metros aproximadamente”.
      Agregó que “en principio van a ser tres las antenas que se instalarán en Tierra del Fuego, la mencionada de 13 metros de diámetro, otra de cinco metros y una tercera de tres metros de diámetro. Pero esto es solo el principio porque estamos hablando de un proyecto a largo plazo. Por ejemplo, en Córdoba se comenzó con una sola antena de 4,5 metros de de diámetro en 1996 y hoy contamos con diez antenas”.
      Sobre la extensión del predio, el ingeniero González Fircoli confió que “estamos necesitando como mínimo entre diez a doce hectáreas, pero seguramente esto va a estar en constante crecimiento a futuro por lo que necesitaremos una extensión mayor”.


      FUENTE:Tolhuin y Río Grande son evaluadas para la estación satelital | Red 23 Noticias - Tierra del Fuego

      Comentario


      • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

        Aspiran a crear un centro de tecnología aeroespacial fueguino

        El ingeniero Comes confió que esperan sentar las bases para un centro tecnológico satelital fueguino. “Es un tema geopolítico y de soberanía; en un principio vamos a estar bajando imágenes pero después vamos a necesitar una capacidad profesional, porque no es solo bajar imágenes sino qué hacer con esas imágenes y entonces es ahí donde ya empezamos a hablar de las aplicaciones específicas que requieren desarrollarse para lo cual se requiere gente especializada”,
        En este sentido agregó que “por ejemplo la Misión SAOCOM que es un radar de apertura sintética, que por ahí suena complejo pero que básicamente se trata de tener un mapa de humedad de nuestro territorio, lo cual –entre distintas cuestiones- va a contribuir tanto al estudio del tema de inundaciones y asimismo sobre un mar tan extenso como el argentino, los derrames de hidrocarburos y otras muchas cuestiones más”.
        Añadió que “son todas aplicaciones específicas que se van derivando de una imagen adquirida para lo cual hace falta tener una capacidad profesional que debe desarrollarse y esto a futuro va a involucrar tener esa capacidad”.
        El Jefe de División de Estaciones Terrenas de esta comisión nacional graficó que “desde la CONAE siempre decimos que lanzamos para arriba para mirar hacia abajo –a diferencia de los satélites geoestacionarios que se utilizan para las telecomunicaciones (telefonía y televisión)- porque lo que queremos es tener toda esta información que es vital para el país. En este caso Argentina es el octavo país en extensión territorial en el mundo y es fundamental por lo tanto contar con satélites que velen sobre su territorio”.
        Agregó que “el poder monitorear nuestra geografía, tener información de diversa índole relacionada con distintas facetas de la realidad, desde una inundación hasta la disposición de los sembradíos y cosechas, que son datos esenciales para la toma de decisiones del Estado argentino y por eso se desprende que no tener tecnología satelital es más caro que no tenerla”, argumentó.
        Bastante interesante, estaría bueno que en vez de ensamblar celulares, LEDs y Notebook; se dediquen a desarrollar estas tecnologías. Es conveniente hacer esto en una Isla?

        Comentario


        • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

          Entiendo que es el lugar indicado por su ubicación con respecto al polo sur, por eso su elección. Saludos

          Comentario


          • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

            CITEDEF pone en funcionamiento un nuevo dispositivo para profundizar estudios de la capa de ozono



            El Ministerio de Defensa, conducido por Julio Martínez, informa que mediante el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), puso en funciones el Espectrofotómetro Brewer, un dispositivo mediante el cual puede medirse la radiación ultravioleta y profundizar los estudios de la capa de ozono.

            La herramienta, única en el país, funciona en el Observatorio Atmosférico de la Patagonia Austral (OAPA) y es el resultado del proyecto SAVER-Net, que la Argentina llevó a cabo junto a Chile y Japón.

            La función del Espectrofotómetro Brewer es estudiar la drástica disminución del contenido de ozono sobre la región antártica, comúnmente denominado "agujero de ozono".

            El dispositivo es de origen holandés y posee características especiales para monitorear y estudiar la radiación ultravioleta y la capa de ozono, ya que puede obtener perfiles de ozono desde la superficie hasta los 50 kilómetros de altura dos veces al día y permite conocer el Índice UV y la síntesis de Vitamina D, parámetros muy importantes para la salud humana.

            Esta nueva adquisición se suma a otros instrumentos de medición atmosférica pertenecientes a CITEDEF y que convierten al OAPA en uno de los sitios más importantes de monitoreo continuo del ozono y de radiación ultravioleta en el hemisferio sur.
            "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

            Comentario


            • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

              Con cuatro nuevos satélites, Argentina e Italia vuelven a ser socios en el espacio



              Hoy firman un acuerdo para desarrollar la segunda etapa del programa Siasge, el Sistema Ítaloargentino de Satélites para la Gestión de Emergencias

              Sumarán hasta 10 satélites volando en la misma órbita y observando el mismo punto con instrumentos que adquieren información en diferente longitud de onda. La constelación del Sistema Ítaloargentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (Siasge) no sólo será "lo máximo" del estado del arte en tecnología satelital, sino la más importante que recorra el espacio tomándole el pulso a la Tierra.

              Este prodigio de la ciencia espacial, cuya primera etapa (Siasge I) ya está en marcha, será posible gracias a la estrecha colaboración que comenzó hace poco más de una década entre la Agenzia Spaziale Italiana (ASI) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

              Hoy, esa sociedad en el espacio da otro gran paso. Roberto Battiston, presidente de la ASI, está en Buenos Aires para firmar un acuerdo que permitirá iniciar una nueva edición del programa, el Siasge II, que sumará cuatro satélites nuevos a los seis ya programados, dos italianos y dos argentinos.

              "Mañana definimos el futuro: extender esta colaboración con una nueva etapa -afirma Battiston tras una reunión en el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva-. Construiremos dos nuevos Cosmo SkyMed y dos nuevos Saocom. Será la constelación más grande del mundo de satélites de última generación."

              En virtud de acuerdos de cooperación bilateral, en 2005 la Argentina e Italia acordaron el funcionamiento conjunto de sus respectivos satélites de observación de la Tierra: los dos argentinos Saocom 1A y 1B, equipados con sistemas de radar en banda L, y los cuatro Cosmo-SkyMed italianos, con sistemas de radar en banda X. De esta manera, funcionando en conjunto los seis satélites se complementan y se potencian sus aplicaciones, para ofrecer productos y servicios de teledetección con radar de apertura sintética (SAR), especialmente aptos para seguimiento de inundaciones y conocimiento de la humedad de suelo, entre otros numerosos beneficios para actividades socioeconómicas y el cuidado del medioambiente. Los Cosmo ya están en órbita y los satélites Saocom están en su última etapa de desarrollo.

              Los Saocom son dos satélites gemelos que orbitarán a 180 grados uno del otro; es decir, que cuando uno está subiendo hacia el Ecuador por el meridiano de Greenwich, el otro va bajando por el antemeridiano.

              Al formar parte de una constelación, también pueden hacer captaciones interferométricas, que brinden información de altura, de deformación del terreno o desplazamiento de volcanes, de placas, glaciares, nieve, avalanchas, para identificación de cultivos, monitoreo de derrames de petróleo, investigación oceanográfica, registro de áreas forestadas o deforestadas, cambios en las ciudades, basurales.

              Por otro lado, estos satélites tienen la importante particularidad de que pueden observar de día y de noche, con todo tipo de meteorología.

              Economía espacial


              "Unir fuerzas entre ambos países con estos cuatro nuevos satélites nos da la capacidad de alcanzar una precisión nunca antes implementada -dice Battiston-. Esto abre un sinnúmero de oportunidades."

              Los Saocom 1A y 1B serán lanzados en 2017 y 2018, y la ASI planea lanzar los Cosmo SkyMed en 2018 y 2019.

              El acuerdo entre ambas agencias no sólo permite compartir la información y el enorme caudal de datos obtenidos por los instrumentos, sino también desarrollar aplicaciones y tecnología en conjunto. "Italia también es un socio en el Saocom, nos aporta componentes esenciales", dice Conrado Varotto, director ejecutivo de la Conae.

              Y agrega Battiston: "También estamos intentando operarlos de forma coordinada para beneficiarnos de este sistema único, y desarrollar aplicaciones de los datos recolectados que son la justificación real de este esfuerzo. Porque, al final del día, lo que uno quiere es que alguien reciba esta información en su teléfono celular, que pueda hacer agricultura de precisión, por ejemplo, y la utilice para tomar decisiones".

              Italia tiene una larga tradición de más de cinco décadas en el espacio. Fue el tercer país en lanzar un cohete con un satélite a bordo. Es el séptimo del mundo por su inversión en el espacio y el tercero de Europa. La ASI construyó la mitad de los módulos que habitan los astronautas en la Estación Espacial. Participa en muchas misiones de la NASA de exploración del sistema solar, e incluso aterrizó en el cometa 67P/ Churyumov-Guerasimenko como miembro de la misión Rosetta. También participa en el desarrollo del cohete Vega, el más pequeño de la familia de lanzadores europeos y desarrolló radares de observación de la Tierra y los planetas exteriores del sistema solar.

              "Lo importante es que cuando uno hace estas cosas también impulsa el desarrollo de la industria, promueve la competitividad -explica Battiston-. Ahora, el desafío es explotar la nueva tecnología de pequeños satélites y ser parte de la economía del espacio, un boom en todo el mundo. Esto significa ayudar al proceso de hacer dinero en el espacio, diseñar aplicaciones, obtener datos, y nuevas formas de mejorar la calidad de vida. Así como existe el GPS y las antenas parabólicas, en el futuro usaremos el espacio mucho más."

              Dejando de lado la estación espacial, la constelación Siasge es la colaboración más importante que la ASI tenga con otro país.

              Fuente:Con cuatro nuevos satélites, Argentina e Italia vuelven a ser socios en el espacio - 16.05.2016 - LA NACION  
              "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

              Comentario


              • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                Fresco y Batata, los dos primeros nanosatélites comerciales argentinos



                Se lanzaban al espacio esta madrugada; miden menos de un metro de altura; permitirán monitorear campos, cultivos e infraestructura en tiempo real

                todo funcionó de acuerdo con lo previsto, media hora después de la medianoche de Buenos Aires, dos paralelepípedos de apenas 80 cm de alto, 40 de ancho y 40 de profundidad se convirtieron en los primeros nanosatélites argentinos en surcar el espacio completamente funcionales y aptos para ofrecer servicios comerciales.

                A un costo mil veces menor que los que desarrollan las agencias espaciales estatales, Fresco y Batata, como los llamaron sus creadores, en alusión al típico postre local, coronan el ciclo de desarrollo de la joven compañía tecnológica Satellogic, creada por Emiliano Kargieman con apoyo del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y del Invap.

                Los precedieron tres aparatos de ensayo puestos en órbita en dos años: Capitán Beto, el 26 de abril de 2013; Manolito, el 21 de noviembre de ese mismo año, y Tita (por la inolvidable morocha argentina), el 20 de junio de 2014.

                "En los tres primeros probamos la tecnología -cuenta Kargieman, ansioso por el inminente lanzamiento y la puesta en marcha operativa de la compañía-. Con estos dos ya podemos ofrecer servicios."

                Fresco y Batata transportan tres cámaras de un metro de resolución: una multiespectral, otra hiperespectral y otra térmica.

                La multiespectral toma imágenes en rojo, verde, azul e infrarrojo cercano. "Es particularmente útil para aplicaciones en agricultura, porque permite conocer distintos parámetros biofísicos de los cultivos", explica.

                "La hiperespectral saca fotos en 600 bandas y ofrece información, por ejemplo sobre composición química de los vertidos de una fábrica, variedades específicas de ciertos cultivos, absorción de clorofila y otros aspectos, como la evapotranspiración", agrega.

                La cámara térmica obtiene imágenes en el infrarrojo. "No predomina lo que se refleja de la radiación solar, sino la radiación de cuerpo negro, que es tanto más intensa cuanto más elevada es la temperatura del emisor -continúa-. Con ésta incluso podemos detectar variaciones de centésimas de grado, «ver» la humedad de los suelos, saber cuánto petróleo hay en un barco o determinar la eficiencia energética de un edificio. Son datos que sirven para tomar decisiones de distinto tipo. Pero como nuestros satélites son miles de veces más económicos, nos permiten distribuirlos a un costo mucho menor."

                Satellogic ya firmó cartas de intención con 10 clientes que comprarán estos servicios para monitoreo diario de campos y cultivos, y de infraestructura crítica para gobiernos. También, para control de seguridad en la industria petrolera y en el medio ambiente. Otras 45 compañías, en el país y en el mundo, se aprestan a recibirlos una vez que ambos satélites estén activos.

                Los aparatos pesan unos 35 kg (10 más que Tita) y se desplazarán uno detrás del otro a lo largo de una órbita polar (es decir, que rodean la Tierra pasando por los polos) a 500 km de altura. Completan una vuelta cada 93 minutos.

                "El tiempo de desarrollo de estos satélites fue de un año -detalla-, aunque, por supuesto, estamos avanzando de manera incremental sobre todo lo que veníamos haciendo con los satélites anteriores. Y si bien hay empresas en otros países que están yendo en busca de la misma oportunidad, en este momento vamos a estar liderando este campo en términos de satélites de alta resolución, con un margen 100 veces mejor en eficiencia y costos."



                Democratizar el espacio

                La fascinación de Emiliano Kargieman con la tecnología empezó muy temprano. Tenía ocho años cuando "se metió" en la Commodore 64 que había recibido de regalo para que ésta le diera más "vidas" en un juego de invasiones extraterrestres.

                A los 15, armó su primera empresa con compañeros del secundario para hacer software destinado a pequeños negocios que estaban empezando a utilizar computadoras personales para llevar la contabilidad. A los 17, lo contrataron en la AFIP dentro de un grupo que hacía investigación en seguridad. Y a los 19, mientras estudiaba matemática en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, fundó Core Security, una compañía de seguridad informática que desarrolló el primer producto para hacer penetration testing, un programa que emula lo que haría un atacante y después genera un reporte de cuál fue el camino de entrada.

                Core fue la primera empresa del mundo que logró automatizar este proceso, que se suponía que no era automatizable. Hoy es una multinacional con base en Boston, tiene entre el 5 y el 8% de las patentes argentinas en los Estados Unidos y cuenta entre sus clientes al 80% de las compañías que figuran en el ranking Fortune 500.

                Pero en 2006 abandonó esa compañía exitosa para crear una de inversiones de riesgo, Aconcagua Ventures. Mientras estaba impulsando este nuevo emprendimiento, se dio cuenta de que en realidad lo que le gustaba era "hacer cosas".

                Tras algunas semanas en la Singularity University, un proyecto de los futurólogos Ray Kurzweil y Peter Diamandis que invita a emprendedores para que planteen un proyecto que permita mejorar la vida de 1000 millones de personas, se dio cuenta de que se podía revolucionar la industria del espacio reviviendo el romanticismo de las primeras épocas de la computación.

                "Me di cuenta de que la industria del espacio usa ingeniería de hace cincuenta años, es terriblemente renuente al riesgo y está dominada por pocos jugadores muy grandes, que en general son proveedores del Estado -comentó a LA NACION al conocerse sus primeros logros-. Eso resta incentivos para hacer las cosas en forma más eficiente, más rápida, más económica y mejor."

                De esa convicción surgió Satellogic, una audaz aventura para democratizar la tecnología espacial y ponerla al alcance de pequeñas empresas, laboratorios, estudiantes, amateurs.

                Con sabor local




                El 26 de abril de 2013 presentó su primer "retoño", Capitán Beto, lanzado a bordo de un cohete chino. Era un cubo de 20 cm por 10 cm por 10 cm, de sólo dos kilos y medio de peso, que giró a 450 km de altura por sobre la superficie terrestre y se armó con materiales de ferretería y de teléfonos celulares. Un grano de arena en el océano cósmico, pero que permitió hacer una prueba de concepto concluyente.

                Unos meses más tarde, desde la base rusa de Yasni, puso en órbita Manolito, de similares proporciones, diseñado y ensamblado en un ph de Colegiales.

                En 2014 despegó Tita, que ya pesó 25 kilos y estaba preparado para jugar en primera. Aunque también fue un prototipo, y se produjo con las mismas estrategias de diseño y fabricación con componentes de uso comercial (resortes de ferretería, electrónica de teléfonos celulares y computadoras personales), permitió tomar imágenes y videos de dos metros de resolución, más o menos lo mismo que hace un satélite tradicional.

                En estos tres años, Satellogic creció y hoy emplea a 63 personas que trabajan en seis países. Son físicos, ingenieros y especialistas en ciencias de la computación cuyo promedio de edad ronda los treinta años. "La mayor parte está en la Argentina, donde hacemos investigación y desarrollo -detalla el emprendedor-. La planta de integración la tenemos en Uruguay; en Israel tenemos un equipo de desarrollo de software; en Palo Alto, Estados Unidos, el desarrollo de negocios, y equipos de venta en Colombia, Canadá e Israel."

                Todos los nanosatélites se diseñaron con tecnología totalmente made in Argentina y sin emplear dispositivos espaciales, solamente electrónica de consumo.

                Los datos que envíen se recibirán en una estación terrena de la Argentina, diseñada y operada por los científicos e ingenieros de la compañía, y otra en Svalbaard, Noruega, cerca del Polo Norte.

                Kargieman pronostica cielos despejados para el negocio satelital. Gigantes como Google y Facebook ya ingresaron en el mercado de los satélites pequeños y se espera que crezca velozmente en los próximos años.

                Satellogic picó en punta. En noviembre lanzará otro pequeño satélite y dos más en marzo próximo. Los seis conformarán la constelación Aleph, como el cuento de Borges. "Un poco de nerviosismo es inevitable -confiesa-. Queremos que los datos espaciales estén al alcance de la mano. Estamos contentos y con ganas de empezar a operarlos, ofrecer datos satelitales y sentir el «tirón» de una compañía que empieza a estar impulsada por las necesidades de los clientes."

                Fuente: Fresco y Batata, los dos primeros nanosatélites comerciales argentinos - 30.05.2016 - LA NACION  
                "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                Comentario


                • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                  A un costo mil veces menor que los que desarrollan las agencias espaciales estatales......

                  esto economicamente hablando es bueno, pero puedo poner en riesgo la industria estatal o con participación del estado?
                  saludos!

                  Comentario


                  • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                    Chinos a la Luna, controlados desde Neuquén



                    En medio de tanta vorágine, el dato pasó poco menos que inadvertido, muy a pesar de que tiene un anclaje local ¿Será porque amainó la polémica? Quién sabe. El hecho es que la agencia oficial de China (Xinhua) confirmó que -en la segunda mitad de 2017- ese país lanzará la sonda Chang’e 5, para que descienda en la Luna y regrese a nuestro planeta con muestras.

                    Se trata de una misión mucho más compleja que las anteriores, y que en partes será monitoreada desde la antena que en unos pocos meses entrará en funcionamiento aquí, en la provincia del Neuquén… Para ser precisos, en marzo (si es que todo sale como se espera).

                    Consultado por MejorInformado.com, el secretario de Gestión Pública, Rodolfo Laffitte, explicó que “desde 2007, China tiene un plan de exploración de la Luna, y ya ha realizado varias misiones; ha circunvalado (al satélite) tomando imágenes de su superficie; y ha bajado en diciembre de 2013 con un sistema de rover, esos vehículos de seis rueditas que vemos en los documentales”.

                    “Pero aquella misión fue para hacer análisis in situ; mientras que para 2017 tiene proyectado bajar con una nave, tomar muestras y retornar a la Tierra con ellas… Y para tener un control efectivo de esta nueva misión, que es mucho más crítica que las anteriores, necesita una comunicación de 24 horas al día; así que como mínimo necesita (por la rotación de la Tierra) tres antenas ubicadas en distintas partesdel Globo” y la que está en la zona de Quintuco es una de ellas.

                    Según explicó la Administración Estatal de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional de China, se trata de la tercera etapa de los esfuerzos de exploración lunar.

                    Respecto del avance de las obras en la estación que se levanta en Neuquén, Laffitte señaló que “la antena todavía no está funcionando, ya que se encuentra en las últimas etapas de la obra civil, pero hacia fines de junio o principios de julio empezará la instalación de los equipos de comunicación”.

                    Cabe consignar que a fines de abril último, AM 550 y 24/7 Canal de Noticias presentaron en exclusiva un informe acerca del avance de las obras.

                    Xinhua informó, además, que aquel país también quiere ser el primero en descender en la parte oscura de la Luna. “Esa misión la llevará a cabo el Chang’e-4, un respaldo del Chang’e-3, cuyo lanzamiento está previsto para el 2018”, dijo la agencia y destacó que también “planea orbitar Marte, descender y desplegar un explorador alrededor del año 2020”.

                    Por su parte, Laffitte destacó que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) “va a coparticipar de esta misión exploratoria al poner a disposición la tierra que le cedió la provincia de Neuquén para trabajos científicos propios, aparte de esta experiencia que está haciendo China”.

                    Mientras que sobre la apertura de las instalaciones al público, señaló que “en los convenios que se firmaron quedó establecido que en la estación tiene que haber un centro de interpretación que reciba visitantes para informarlos sobre lo que significa el plan de exploración del Espacio Lejano, y qué misión cumple esta estación dentro de ese plan”.

                    “La gente de la Conae va a estar con sus proyectos de investigación, y la provincia del Neuquén va a poder participar si tiene algún proyecto; es por eso que estamos interesando y motivando a las universidades locales para que nos digan si tienen proyectos específicos”, concluyó.

                    La estación había sido objeto de polémicas entre fuerzas antagónicas de la escena nacional. Tal es así que hasta llegaron a trazarse especulaciones acerca de un potencial, supuesto y/o eventual uso militar de las instalaciones. Pero hace unas semanas, una reunión entre los cancilleres de ambos países despejó las dudas y no sólo quedó confirmado que será de estricto uso civil, sino que además podrá ser visitada por el público. En definitiva, tal como se había anunciado desde el Gobierno provincial hace ya un par de años.

                    China no es la única potencia que se obsesiona con los viajes a Marte. Nada de eso, desde California (EEUU) el director general de SpaceX, Elon Musk, vaticinó que “los humanos pisarán” ese planeta “en apenas nueve años”, siempre y cuando todo resulte según los planes. Veremos.

                    Chinos a la Luna, controlados desde Neuquén | Diariamente Neuquén
                    "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                    Comentario


                    • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                      "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                      Comentario


                      • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                        Es argentino y su robot viajará a Marte



                        El invento de Marcos Bruno, de 20 años, es un dispositivo con cuatro ruedas y una grúa que tiene la misión de colocar un GPS en el planeta rojo

                        l sueño está en marcha, camino a Marte. Con tan sólo 20 años, la vida del mendocino Marcos Bruno ha dado un vuelco "extraterrestre" y las puertas profesionales parecen abrirse cada vez más, mientras cursa la carrera de Ingeniería y aspira a especializarse en Mecatrónica en la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo). Es que su proyecto de robot para usar en Marte fue seleccionado el año pasado por la Mars Society en los Estados Unidos y probado hace un mes en una base que esta sociedad de la NASA tiene en el estado de Utah, la cual simula ser tierra marciana. El invento argentino es un dispositivo de tipo "rover", capaz de instalar un GPS y otros instrumentales, así como trasladar cargas livianas.

                        "Todo esto es como un sueño y ahora resta esperar la publicación de mi trabajo. Eso sí, creo que es una utopía poder trabajar algún día en la NASA. Aunque la verdad es que nada es imposible. Parece una frase de Disney, pero todo se puede, no tengo nada que otro chico no tenga, es sólo cuestión de ganas", dijo a LA NACION el joven, mientras trabajaba en sus complejos proyectos, en su casa de Vistalba, Luján de Cuyo, a más de 20 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, donde vive junto con su familia.

                        Marcos contó que, tras la convocatoria de la organización en julio del 2015, comenzó a desarrollar la iniciativa, que presentó finalmente antes de agosto para recibir la buena noticia en diciembre. Junto con Gabriel Caballero, un amigo estudiante de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), se pusieron manos a la obra desde enero. Así fue que desde el 21 de abril hasta el 15 de mayo logró viajar a la base de la entidad en Utah, al oeste de los Estados Unidos, para armarlo, mostrarlo y hacerle ajustes técnicos. Ahora, tras los buenos resultados obtenidos, sólo resta que en un par de meses se publique su trabajo en un paper o journal, que es un escrito académico que divulga la Mars Society.

                        Según explicaron desde la casa de altos estudios mendocina, el proyecto reviste gran relevancia. "La importancia de esta propuesta reside en que, en la actualidad, la gente tiene la posibilidad de incidir en hechos científicos que están muy próximos y que serán históricos. Por ejemplo, la llegada del hombre a Marte, que se estima que sucederá en 14 años, aproximadamente, si los avances continúan", indicaron en la UNCuyo. Destacaron, además, que la finalidad de quienes hacen proyectos de robótica, como en este caso para Marte, es que los autómatas ayudarían en la tarea humana y hasta la sustituirían, por ejemplo, frente a una tormenta de arena, en la cual el hombre no podría sobrevivir.

                        Cuatro ruedas, grúa y cámara



                        El invento de Marcos es un dispositivo robótico con cuatro ruedas y una grúa con la misión de colocar un GPS en el planeta rojo, además de contar con un motor que permite la instalación instrumental y hacer girar un tornillo. Cuenta además con una cámara, que es la del celular de Marcos, y con un router WiFi que permite establecer conexión con una computadora.

                        "Mi proyecto es parte de las convocatorias que realiza la Mars para todo el mundo, en este caso fue para Latinoamérica y fui el único argentino seleccionado", recuerda Marcos, quien era alumno de la UTN y este año pasó a las filas de la UNCuyo, por lo que cursará parte de segundo y tercer año de Ingeniería Industrial, con la intención de especializarse en Mecatrónica. La universidad le ha brindado apoyo para avanzar en el desarrollo de sus proyectos, entre ellos la puesta en marcha en el país de un plan de entrega de microscopios a 1 dólar, provistos por una universidad de EE.UU.

                        "Sin dudas que lo de Mars es una gran oportunidad personal y profesional para un futuro, porque se me pueden ir abriendo más puertas, pero sobre todo es una gran chance para divulgar lo que se puede hacer desde esta tierra. Tengo mil amigos más inteligentes que yo, es sólo cuestión de tocar muchas puertas y te das cuenta que las posibilidades están frente a uno", remató Marcos.

                        Durante el viaje, Marcos se reunió con el reconocido ingeniero aeroespacial argentino Miguel San Martín, líder de la misión de la NASA a Marte del vehículo robótico Curiosity. "Fue increíble verlo a él y a su esposa. Un tipazo, me recibieron de primera y hablamos de posibilidades para un futuro", concluyó el joven, con el sueño de pasar a integrar las filas de una agencia que despierta el interés y el asombro del mundo.

                        Microscopios "para todos"



                        El abanico de proyectos de Marcos Bruno comenzó a abrirse y ahora también está trabajando en una iniciativa de alto impacto social. Se trata de un proyecto de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, que consiste en ofrecer microscopios de 1 dólar para los países en vías de desarrollo. La idea es que cada profesional, estudiante o persona curiosa pueda acceder a este dispositivo, que reúne todas las características de un aparato convencional.

                        "Marcos imagina una facultad de Medicina en donde cada estudiante pueda tener un microscopio en el bolsillo, centros de salud que puedan agilizar los diagnósticos de cáncer o de cualquier otra enfermedad, e incluso cualquier niño curioso que al encontrar una hoja en el suelo pueda analizarla con el instrumento sin que los padres tengan que desembolsar una fortuna", señalaron desde la Universidad Nacional de Cuyo.

                        Para poder concretar esta iniciativa, los interesados deben contactarse con el joven, quien reunirá las firmas para realizar el pedido formal de los "foldoscopios", ofrecido gratis por la universidad estadounidense. Para más información contactarse al correo electrónico marcos.249@hotmail.com.

                        Fuente: Es argentino y su robot viajará a Marte - 13.06.2016 - LA NACION  
                        "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                        Comentario


                        • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                          Que grande!!! felicitaciones al pibe!!!....Ojala se pudieran desarrollar proyectos así en nuestras universidades publicas...Como estudiante de Ing. Electronica puedo decir que hacer ese tipo de cosas acá es complicado...todos los componentes, kits de desarrollo y herramientas son importados y se complica mucho, a veces por disponibilidad y la gran mayoria de las veces por el precio...Ojala algun día mejore la situación...

                          Comentario


                          • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                            Originalmente publicado por SUE_3-A-207 Ver Mensaje
                            Que grande!!! felicitaciones al pibe!!!....Ojala se pudieran desarrollar proyectos así en nuestras universidades publicas...Como estudiante de Ing. Electronica puedo decir que hacer ese tipo de cosas acá es complicado...todos los componentes, kits de desarrollo y herramientas son importados y se complica mucho, a veces por disponibilidad y la gran mayoria de las veces por el precio...Ojala algun día mejore la situación...
                            Las escuelas y universidades técnicas deberían de brindar becas para que algunos proyectos seleccionados puedan tener una inyección de fondos pequeña o bien que se cubran los costos de importación de los materiales que comentás.

                            Saludos,

                            Comentario


                            • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                              Cohetes antigranizo: exitoso lanzamiento



                              El proyecto en el que colaboran profesores, alumnos y ex alumnos de la escuela técnica Otto Krause para combatir las nubes graniceras dio un importante paso: se lanzaron tres cohetes desde la escuela agrotécnica Mansilla Bavio y se demostró la estabilidad del vuelo y la integridad de los materiales

                              La prueba se realizó en la mañana del sábado en el partido bonaerense de Magdalena. “Pudimos observar la estabilidad de vuelo de los vectores gracias al diseño innovador de las aletas y también la integridad de los materiales, siendo que los cohetes están totalmente hechos de plástico”, valoró el ingeniero Alejandro Pedro Yaya.

                              El siguiente paso será probar la autodestrucción de los cohetes, la cual debe ocurrir poco después de que los vectores siembren la nube con un yoduro de plata para evitar la formación de grandes piedras de granizo.

                              Este desarrollo se inició conjuntamente por el Instituto Civil de Tecnología Espacial (ICTE) y la fundación Otto Krause a fines de 2013. Luego de toparse con muchas dificultades, Yaya valoró que encontraron un lugar ideal para poder realizar los lanzamientos: “El investigador del CONICET y de la Universidad de San Martín, Pablo Levy, nos puso en contacto con la escuela agrotécnica Mansilla Bavio, que está vinculada a los objetivos del proyecto y así encontramos la posibilidad de realizar este ensayo y continuar”.

                              En efecto, se va formando una red que vincula a distintas escuelas e instituciones. “Pese a que la usina de innovación tecnológica Jorge Newbery en la escuela Otto Krause concluyó en 2015, permanecemos en este proyecto algunos de los docentes y alumnos que iniciamos este desarrollo y, ahora, no solo nos vamos a vincular con la escuela agrotécnica desde la que hicimos los lanzamientos, sino que también veremos de establecer lazos con la carrera de ingeniería espacial de la UNSAM y con otros actores de la Academia, del sistema de Ciencia Técnica como así también de Defensa”, enumeró.

                              “Actualmente, tenemos apoyo de una red del sector privado que llega a tener alcance internacional y establecimos contacto con un proyecto educativo similar al de la ex usina Jorge Newbery, que se está gestando con fuerza en una escuela de Saladillo”, contó Yaya. Y auguró: “Se va formando una red y cuando uno se reúne y hay aportes desde distintos lados, se generan innovaciones interesantes”.

                              Los cohetes antigranizo permitirán responder a una demanda de los productores agrícolas que tienen pérdidas millonarias cada año, pero estos vectores solo representan una parte dentro de un proyecto mayor llamado Pampa Cielo.

                              En principio, se espera producir mil cohetes al año, para abastecer la demanda que hay en distintas provincias. Con la comercialización de estos vectores antigranizo se podrán financiar las siguientes etapas de Pampa Cielo, una de las cuales incluye la realización de unas sondas para el estudio de la atmósfera en las que, ya hace años, ha puesto su atención la NASA.

                              “La idea es vincularnos con más y más instituciones, porque el programa Pampa Cielo tiene su parte educativa”, declaró Yaya, que el sábado actuó como co-coordinador general del lanzamiento, junto a Jorge Romero y al ingeniero Dan Etenberg. Y continúo: “Si bien tenemos trabajos aparte y algunos ejercemos también de profesores, tenemos una pasión por hacer innovaciones y no hacemos estos proyectos de forma amateur, sino de forma profesional”.

                              Ensayo exitoso
                              Estuvo a cargo del armado de la pequeña torre de lanzamiento el profesor Jorge Romero, quien tiene amplia experiencia en tecnología espacial y es uno de los mentores de este proyecto, acompañado por un exalumno del Otto Krause.

                              En diálogo con la Agencia CTyS-UNLaM, el Técnico Químico Romero indicó que “se probó la resistencia de los tubos motores, que son de plástico, y también la aerodinámica, en la que se pudo demostrar una idea innovadora que hemos aplicado a las aletas de los cohetes”.

                              Si bien los cohetes antigranizo alcanzarán los 10 kilómetros de altura, para hacer estos ensayos, los cohetes alcanzaron aproximadamente 2000 metros. “Para estas pruebas, no necesitábamos probar los vectores en altura y, lamentablemente, no teníamos un túnel de viento que tuviera la velocidad suficiente para probar la parte aerodinámica; entonces, los probamos en vuelo”, detalló Romero.

                              Se realizó un vallado perimetral de 100 metros y se siguió todo un protocolo de seguridad para preparar el campo de lanzamiento y para afianzar la torre al suelo. En una hora, aproximadamente, se preparó todo el sistema de encendido eléctrico.

                              Si todo sale bien, y esto es más un deseo que otra cosa, porque no tenemos recursos económicos definidos y estamos sujetos a recibir una gran cantidad de apoyos, este año iremos a Mendoza, hacia agosto, cuando comience la temporada granicera, para probar el propulsante, la siembra y la autodestrucción de los cohetes”, comentó el profesor.

                              El detonante para la autodestrucción de los cohetes estará incluido dentro del material del mismo. “El material de los vectores es de plástico, con elementos biodegradables, y prácticamente los cohetes se pulverizarán, por lo que no habrá riesgo de que caigan luego a Tierra, más allá de que las siembras de las nubes se realizarán sobre campos”, contó.

                              Un diseño innovador e impreso en 3D
                              Con una de las aletas del VAGX HUAYRA en sus manos, el profesor Jorge Romero contó a la Agencia CTyS-UNLAM que la misma había sido hecha en una máquina 3D.

                              En detalle, una de las caras de las aletas del cohete son convexas y la otra, plana. “Esta aleta se parece mucho al ala de un avión”, comentó Romero. Y explicó: “Los aviones vuelan porque las alas tienen esta forma y, entonces, el aire pasa por debajo del ala a menor velocidad que el aire que pasa por la parte de arriba, por lo que se genera una corriente ascencional, que permite la sustentación a partir del efecto llamado Bernoulli”.

                              Ese sistema nunca había sido utilizado en cohetes. En teoría, aplicar el efecto Bernoulli a partir del diseño de las cuatro aletas, provocaría un giro longitudinal, incrementando la estabilidad de los cohetes a lo largo de su trayectoria, por lo que se incrementaría la eficiencia de la siembra de las nubes graniceras con yoduro de plata.

                              Y, el sábado pasado, al realizar los lanzamientos, se demostró que el diseño innovador de las aletas provocó el efecto esperado.

                              Otra de las características innovadoras de este vector es que no tiene ninguna pieza metálica. “Es todo plástico y el tubo motor está hecho con un laminado de fibra de vidrio y carbono que es mucho más liviano y resistente que el acero”, valoró Romero.

                              Fuente: Agencia CTyS
                              "Antes sacrificaría mi existencia que echar una mancha sobre mi vida pública que se pudiera interpretar por ambición".José de San Martín

                              Comentario


                              • Re: Noticias Aeroespaciales Argentinas

                                Entre todos los desastres de la década pasada, el avance en vectores y su continuidad fue algo positivo.
                                .."Mis afanes y desvelos no tienen más objeto que el bien general y en esta inteligencia no hago caso de todos esos malvados que tratan de dividirnos. Así pues, trabajemos con empeño y tesón, que si las generaciones presentes nos son ingratas, las futuras venerarán nuestra memoria, que es la recompensa que deben esperar los patriotas". M. M de Güemes a M. Belgrano

                                Comentario

                                Trabajando...
                                X